Derechos del Hombre — por Ayn Rand

Archivado en Colectivismo , Derechos , Hombre , Individualismo 88 Comentarios

IMPACT DERECHOS GRUPOEnsayo completo, publicado en La Virtud del Egoísmo y en Capitalismo: el Ideal Desconocido. (1963)

+ + +

Quien quiera defender una sociedad libre – es decir, el capitalismo – ha de reconocer que su fundamento indispensable es el principio de los derechos individuales. Quien quiera apoyar los derechos individuales ha de reconocer que el capitalismo es el único sistema que puede defenderlos y protegerlos. Y quien quiera entender la relación entre la libertad y los objetivos de los intelectuales modernos, puede hacerlo observando cómo el concepto mismo de derechos individuales es evadido, distorsionado, pervertido y raramente discutido, sobre todo por los denominados “conservadores”.

“Derechos” son un concepto moral. Son el concepto que proporciona una transición lógica desde los principios que guían las acciones de un individuo a los principios que guían su relación con otros. Son el concepto que preserva y protege la moralidad individual en un contexto social. Son el vínculo entre el código moral de un hombre y el código legal de una sociedad, entre ética y política. Los derechos individuales son la forma de subordinar la sociedad a la ley moral.

Todo sistema político está basado en algún código de ética. La ética predominante en la historia de la humanidad siempre ha sido alguna variante de la doctrina altruista-colectivista que subordinaba el individuo a una autoridad superior mística o social. Por consiguiente, la mayoría de los sistemas políticos han sido variantes de esa misma tiranía estatista, variantes que difieren sólo en grado, no en su principio básico, y limitadas solamente por detalles accidentales de tradición, caos, luchas sangrientas y colapsos periódicos. Bajo todos estos sistemas, la moralidad fue un código que se aplicaba a la persona pero no a la sociedad. La sociedad estaba al margen de la ley moral y era considerada como su encarnación, su origen o su intérprete exclusivo; el principal objetivo de la ética en la existencia terrenal del hombre consistía en inculcarle a éste la devoción de tener que sacrificarse a su deber social.

Como no existe tal ente como “la sociedad” (puesto que la sociedad es sólo un grupo de hombres individuales), eso significó, en la práctica, que los gobernantes de la sociedad quedaban eximidos de la ley moral. Subordinados solamente a los rituales tradicionales, mantuvieron poder total y exigieron obediencia ciega, bajo el principio implícito de: “Lo bueno es lo que es bueno para la sociedad (o la tribu, la raza, la nación), y los edictos del cacique son su voz en la tierra”.

Eso ha ocurrido de hecho en todos los sistemas estatistas, bajo cualquiera de las variantes de su ética altruista-colectivista, tanto mística como social: “El divino derecho de los reyes” resume la teoría política de la primera; “Vox populi, vox dei” [“la voz del pueblo es la voz de Dios”], la de la segunda. Como prueba tenemos la teocracia de Egipto, en la que el faraón era un dios encarnado; el gobierno ilimitado de la mayoría – la democracia – de Atenas; el estado del bienestar regido por los emperadores de Roma; la Inquisición de finales de la Edad Media; la monarquía absoluta de Francia; el estado del bienestar de la Prusia de Bismarck; las cámaras de gas de la Alemania nazi; el matadero de la Unión Soviética.

Todos esos sistemas políticos han sido expresiones de la ética altruista-colectivista, y su característica común es el hecho que la sociedad estaba por encima de la ley moral, como una omnipotente y soberana adoradora de caprichos. De esa forma, políticamente, todos estos sistemas han sido variantes de una sociedad amoral.

El logro más profundamente revolucionario de los Estados Unidos de América fue subordinar la sociedad a la ley moral.

El principio de los derechos individuales del hombre significó extender la moralidad al sistema social, limitando el poder del Estado, como protección del individuo contra la fuerza bruta del colectivo, como la subordinación del poder al derecho. Los Estados Unidos fueron la primera sociedad moral de la historia.

Todos los sistemas anteriores habían considerado al hombre como un medio sacrificable para los fines de otros, y a la sociedad como un fin en sí misma. Los Estados Unidos consideraron al hombre como un fin en sí mismo y a la sociedad como un medio para la coexistencia pacífica, ordenada y voluntaria entre individuos. Todos los sistemas anteriores habían afirmado que la vida del hombre le pertenece a la sociedad, que la sociedad puede disponer de él como que le plazca, y que cualquier libertad de la que disfrute es suya sólo como un favor, sólo por el permiso de la sociedad, que puede ser revocado en cualquier momento. Los Estados Unidos afirmaron que la vida del hombre es suya por derecho (lo que significa: por principio moral y por su naturaleza), que un derecho es la propiedad de un individuo, que la sociedad como tal no tiene derechos, y que el único objetivo moral del gobierno es proteger los derechos individuales.

Un “derecho” es un principio moral que define y sanciona la libertad de acción de un hombre en un contexto social. Sólo existe un derecho fundamental (todos los demás son sus consecuencias o corolarios): el derecho del hombre a su propia vida. La vida es un proceso de acción auto-sustentada y auto-generada; el derecho a la vida significa el derecho a efectuar acciones de auto-sustentación y auto-generación, o sea: la libertad para tomar todas las medidas requeridas por la naturaleza de un ser racional para mantener, mejorar, realizar y disfrutar de su propia vida. (Ese es el significado del derecho a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad [mencionados en la Constitución USA].)

El concepto de “derecho” se refiere sólo a la acción, específicamente a la libertad de acción. Significa ser libre de compulsión física, coerción o interferencia por parte de otros hombres.

Así, para cada individuo, un derecho es la sanción moral de un positivo, de su libertad de actuar, basada en su propio juicio, de conseguir sus propias metas por su propia elección voluntariasin coacción. En cuanto a sus vecinos, los derechos de él no les imponen ninguna obligación a ellos, excepto de tipo negativo: abstenerse de violar los derechos de él.

El derecho a la vida es la fuente de todos los derechos, y el derecho a la propiedad es su única implementación. Sin derechos de propiedad ningún otro derecho es posible. Dado que el hombre tiene que mantener su vida por su propio esfuerzo, el hombre que no tiene derecho al producto de su esfuerzo no tiene medios para sostener su vida. El hombre que produce mientras otros disponen de lo que produce, es un esclavo.

Tened en cuenta que el derecho a la propiedad es un derecho a la acción, como todos los demás: no es el derecho a un objeto, sino a la acción y a las consecuencias de producir o conseguir ese objeto. No es la garantía de que un hombre vaya a obtener un bien específico, sino sólo una garantía de que será el propietario de ese bien si lo obtiene.

Es el derecho a obtener, guardar, usar y disponer de valores materiales.

El concepto de derechos individuales es tan reciente en la historia humana que la mayoría de los hombres aún no lo han comprendido del todo. De acuerdo a las dos teorías éticas, la mística o la social, unos afirman que los derechos son un regalo de Dios, mientras que los otros dicen que son un regalo de la sociedad. Pero, de hecho, la fuente de los derechos es la naturaleza del hombre.

La Declaración de Independencia determinó que los hombres “han sido dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables”. Da igual que pienses que el hombre es el producto de un Creador o de la naturaleza, la cuestión del origen del hombre no altera el hecho de que él es una entidad de una naturaleza específica – un ser racional – que no puede funcionar con éxito bajo coacción, y que los derechos son una condición necesaria para su forma específica de supervivencia.

“La fuente de los derechos del hombre no es ni la ley divina ni la ley parlamentaria, sino la ley de identidad. A es A, y el Hombre es el Hombre. Derechos son condiciones de existencia requeridas por la naturaleza del hombre para su supervivencia como hombre. Si el hombre ha de vivir en la tierra, es lo correcto que use su mente; es lo correcto que actúe según su propio libre albedrío; es lo correcto que trabaje para conseguir sus valores y que retenga el producto de su trabajo. Si la vida en la tierra es su objetivo, tiene el derecho a vivir como un ser racional: la naturaleza le prohíbe lo irracional”. (La Rebelión de Atlas)

Violar los derechos del hombre significa forzarle a actuar contra su propio juicio, o expropiar sus valores. Básicamente, sólo hay una manera de hacerlo: por la fuerza física. Hay dos violadores potenciales de los derechos del hombre: los criminales y el gobierno. El gran logro de los Estados Unidos fue hacer una distinción entre los dos: prohibiéndole al segundo la versión legalizada de las actividades de los primeros.

La Declaración de Independencia estableció el principio de que “para garantizar estos derechos, los gobiernos son instituidos entre los hombres”. Eso expresó la única justificación válida del gobierno y definió su único objetivo legítimo: proteger los derechos del hombre al protegerlo de la violencia física.

Por lo tanto, la función del gobierno cambió del papel de amo al papel de siervo. El gobierno fue establecido para proteger al hombre de los delincuentes, y la Constitución fue escrita para proteger al hombre del gobierno. La Declaración de Derechos no está dirigida contra ciudadanos privados sino contra el gobierno, como declaración explícita de que los derechos individuales están por encima de cualquier poder público o social.

El resultado fue el modelo de sociedad civilizada que, durante el breve período de unos ciento cincuenta años, América estuvo a punto de lograr. Una sociedad civilizada es aquella en la que el uso de la fuerza física ha sido desterrado de las relaciones humanas; en la que el gobierno, actuando como policía, puede usar la fuerza sólo como represalia y sólo contra quienes inician su uso.

Este fue el significado esencial y la intención de la filosofía política americana, implícita en el principio de los derechos individuales. Pero no fue explícitamente formulada ni totalmente aceptada ni consistentemente practicada.

La contradicción interna de América fue la ética altruista-colectivista. El altruismo es incompatible con la libertad, con el capitalismo y con los derechos individuales. No es posible mezclar la búsqueda de la felicidad con el estatus moral de un animal sacrificable.

Fue el concepto de los derechos individuales el que dio a luz una sociedad libre. Fue con la destrucción de los derechos individuales como la destrucción de la libertad tendría que empezar.

Una tiranía colectivista no se atreve a esclavizar a un país confiscando descaradamente sus valores materiales o morales. Tiene que hacerlo a través de un proceso de corrupción interna. Igual que en la esfera material el saqueo de la riqueza de un país se consigue inflando la moneda, así también hoy se puede observar cómo el proceso de inflación está siendo aplicado a la esfera de los derechos. Ese proceso implica un crecimiento tal de “derechos” recién promulgados, que la gente no se da cuenta del hecho que el significado del concepto ha sido invertido. Igual que el dinero malo desplaza al bueno, estos “derechos de pacotilla” deniegan los derechos de verdad.

Considerad el curioso hecho de que nunca ha habido tal proliferación, en todo el mundo, de dos fenómenos contradictorios: de supuestos nuevos “derechos” y de campos de trabajos forzados.

El “truco” fue cambiar el concepto de derechos del terreno político al económico.

La plataforma del Partido Demócrata de 1960 [N. del T.: no muy diferente a las plataformas de los partidos políticos modernos en todos los países] resume el cambiazo de forma clara y explícita. Declara que una administración demócrata “reafirmará el proyecto de Declaración de Derechos económicos que Franklin Roosevelt grabó en nuestra consciencia nacional hace dieciséis años”.

Mantén presente en todo momento el significado del concepto “derechos” mientras lees la lista que la plataforma propone:

“1. El derecho a un trabajo útil y remunerado en las industrias, tiendas, granjas o minas de la nación.
“2. El derecho a ganar lo suficiente para proporcionar una alimentación, vestido y recreación adecuados.
“3. El derecho de todo agricultor a producir y vender sus productos a un precio que le dé a él ya su familia una vida digna.
“4. El derecho de todo hombre de negocios, grande y pequeño, a comerciar en un ambiente sin competencia desleal y sin el dominio de monopolios dentro y fuera del país.
“5. El derecho de toda familia a una vivienda decente.
“6. El derecho a la atención médica adecuada y a la oportunidad de alcanzar y gozar de buena salud.
“7. El derecho a la protección adecuada ante los temores económicos de vejez, enfermedad, accidentes y desempleo.
“8. El derecho a una buena educación.

Una única pregunta añadida a cada una de esas ocho cláusulas aclararía el asunto: ¿A costa de quién?

Empleos, comida, ropa, recreación (!), viviendas, atención médica, educación, etc., no crecen en la naturaleza. Son valores hechos por el hombre, son bienes y servicios producidos por hombres. ¿Quién ha de proporcionarlos?

El que unos hombres tengan derecho a los productos del trabajo de otros significa que esos otros están siendo privados de sus derechos y condenados a trabajos forzados.

Cualquier supuesto “derecho” de un hombre que necesite que sean violados los derechos de otro no es ni puede ser un derecho.

Ningún hombre puede tener derecho a imponerle una obligación indeseada, un deber inmerecido o una servidumbre involuntaria a otro hombre. No puede haber tal cosa como “el derecho a esclavizar”.

Un derecho no incluye la materialización de ese derecho por otros hombres; incluye sólo la libertad de conseguir esa materialización con el propio esfuerzo.

Observad, en este contexto, la precisión intelectual de los Padres Fundadores [de los Estados Unidos]: ellos hablaron del derecho a la búsqueda de la felicidad, no del derecho a la felicidad. Significa que un hombre tiene derecho a realizar todas las acciones que considere necesarias para lograr su felicidad; no quiere decir que otros tengan la obligación de hacerle feliz a él.

El derecho a la vida significa que un hombre tiene derecho a mantener su vida a través de su propio trabajo (en cualquier nivel económico, hasta donde su capacidad le lleve); no quiere decir que otros tengan que proporcionarle lo que necesita para vivir.

El derecho a la propiedad significa que un hombre tiene derecho a tomar las medidas económicas necesarias para adquirir propiedad, usarla y disponer de ella; no quiere decir que otros deban proporcionarle esa propiedad.

El derecho a la libertad de expresión significa que un hombre tiene derecho a expresar sus ideas sin temor a represión, interferencia o acción punitiva por parte del gobierno. No significa que otros deban proporcionarle una sala de conferencias, una emisora de radio o una imprenta a través de las cuales pueda exponer sus ideas.

Toda iniciativa que involucre a más de un hombre requiere el consentimiento voluntario de cada uno de los participantes. Cada uno de ellos tiene derecho a tomar sus propias decisiones, pero ninguno de ellos tiene derecho a imponerle su decisión a los otros.

No existe el “derecho a un trabajo”; sólo existe el derecho al libre comercio, es decir: el derecho de un hombre a aceptar un empleo si otro hombre decide contratarlo. No existe el “derecho a una vivienda”, sólo el derecho al libre comercio: el derecho a construir una casa o a comprarla. No existe el “derecho a un salario ´justo´ o a un precio ´justo´” si nadie opta por pagarlo, por contratar a un hombre o comprar su producto. No existen los “derechos de los consumidores” a leche, zapatos, películas o champán si no hay productores que decidan fabricar tales artículos (sólo existe el derecho a fabricar esos productos uno mismo). No hay “derechos” de grupos especiales, no hay “derechos de agricultores, de trabajadores, de empresarios, de trabajadores, de empresarios, de viejos, de jóvenes, de los no nacidos”. Sólo existen los Derechos del Hombre: los derechos que cada hombre posee individualmente y todos los hombres como individuos.

El derecho a la propiedad y el derecho al libre comercio son los únicos “derechos económicos” del hombre (son, en realidad, derechos políticos), y no puede haber tal cosa como una “Declaración de Derechos económicos”. Pero observad cómo los defensores de estos últimos prácticamente han destruido a los primeros.

Recordad que derechos son principios morales que definen y protegen la libertad de acción de un hombre, pero sin imponerles obligaciones a otros hombres. Los ciudadanos privados  no son una amenaza para los derechos o la libertad de sus vecinos. Un ciudadano privado que recurre a la fuerza física y viola así los derechos de otros, es un criminal, y los hombres tienen protección legal contra él.

Criminales y delincuentes son una pequeña minoría en cualquier época o país. Y el daño que le han hecho a la humanidad es infinitamente pequeño comparado con los horrores – el derramamiento de sangre, las guerras, las persecuciones, las confiscaciones, las hambrunas, las esclavitudes, las destrucciones masivas – perpetrados por los gobiernos de la humanidad. Potencialmente, el gobierno es la amenaza más peligrosa contra los derechos del hombre: el gobierno tiene un monopolio legal sobre el uso de la fuerza física contra víctimas legalmente desarmadas. Si no está limitado y restringido por los derechos individuales, el gobierno es el enemigo más mortal de los hombres. La Declaración de Derechos no fue escrita como protección contra acciones privadas, sino contra las medidas gubernamentales.

Ahora observad el proceso a través del cual están destruyendo esa protección.

El proceso consiste en imputarles a ciudadanos privados violaciones específicas que están constitucionalmente prohibidas sólo para el gobierno (y que los particulares no tienen forma de cometer), liberando así al gobierno de toda restricción. El cambiazo es cada vez más evidente en el ámbito de la libertad de expresión. Durante años, los colectivistas han estado difundiendo la noción de que el que un particular se niegue a financiar a un oponente es una violación del derecho del oponente a la libertad de expresión, y lo llaman un acto de “censura”.

Es “censura”, dicen, que un periódico se niegue a contratar o a publicar a escritores cuyas ideas son diametralmente opuestas a sus políticas.

Es “censura”, dicen, que los empresarios se nieguen a hacer publicidad en una revista que los denuncia, los insulta y los calumnia.

Es “censura”, dicen, que un patrocinador de televisión se oponga a un ultraje perpetrado en un programa que él está financiando (como el incidente de Alger Hiss siendo invitado a denunciar al ex-vicepresidente Nixon).

Y luego tenemos a Newton N. Minow, quien declara: “Hay censura de los ratings, de los anunciantes, de los medios de comunicación, de suscriptores que rechazan la programación que se ofrece en sus áreas”. Es el mismo Sr. Minow que está amenazando revocar la licencia de cualquier emisora que no obedezca sus puntos de vista sobre programación, el mismo que afirma que eso no es censura.

Considerad las implicaciones de esta tendencia.

“Censura” es un término que se aplica sólo a la acción gubernamental. Ninguna acción privada es censura. Ningún individuo ni institución privada puede silenciar a un hombre o prohibir una publicación, sólo el gobierno puede hacerlo. La libertad de expresión de los particulares incluye el derecho a no estar de acuerdo con sus antagonistas, a no escucharlos y a no financiarlos.

Pero según las doctrinas como la “Declaración de Derechos económicos”, un individuo no tiene derecho a disponer de sus propios medios materiales según sus propias convicciones, sino que está obligado a darle su dinero indiscriminadamente a cualquier parlanchín o propagandista, y esos sí que tienen “derecho” a la propiedad de ese individuo.

Eso significa que el ser capaz de proporcionar herramientas materiales para expresar ideas priva a un hombre del derecho a tener sus propias ideas. Significa que un editor tiene que publicar libros que considera inútiles, falsos o malvados; que un patrocinador de televisión tiene que financiar a comentaristas que deciden insultar sus convicciones; que el dueño de un periódico está obligado a ceder sus páginas editoriales a cualquier joven gamberro que esté invocando la esclavitud de la prensa. Significa que un grupo de hombres adquiere un “derecho” ilimitado, mientras otro grupo queda reducido a una impotencia irresponsable.

Y como es obviamente imposible darle un trabajo, un micrófono o una columna en el periódico a todo el que lo pida,  ¿quién va a determinar la “distribución” de los “derechos económicos” y elegir quiénes son agraciados, si el derecho de los propietarios a decidir ha sido abolido? Bueno, pues es exactamente eso lo que el Sr. Minow ha indicado sin lugar a dudas.

Y si cometes el error de pensar que esto se aplica sólo a los dueños de las grandes propiedades, mejor sé consciente que la teoría de los “derechos económicos” incluye el “derecho” de cualquier aspirante a escritor – cualquier poeta bohemio, cualquier compositor de ruido, y cualquier artista no objetivo (con enchufe político) – a la ayuda financiera que tú no les diste cuando no fuiste a sus shows. Y si no, ¿qué otra cosa puede significar el proyecto para gastar el dinero de tus impuestos en subvencionar el arte?

Y mientras la gente pide a gritos “derechos económicos”, el concepto de derechos políticos va desapareciendo. Se olvida que el derecho a la libertad de expresión significa libertad para que cada uno exprese sus propias opiniones y asuma las posibles consecuencias, incluyendo el que otros no estén de acuerdo con él, o que se opongan, que asuma el riesgo de impopularidad y falta de apoyo. La función política del “derecho a la libertad de expresión” es proteger a los disidentes y a las minorías impopulares de la supresión por la fuerza, no el garantizarles el apoyo, las ventajas y los beneficios de una popularidad que no se han ganado.

La Declaración de Derechos dice: “El Congreso no hará ninguna ley que coarte la libertad de expresión, o de la prensa ….”. No exige que los ciudadanos privados le den un micrófono al hombre que aboga por su destrucción, o una llave maestra al ladrón que intenta robarles, o un cuchillo al asesino que quiere cortarles es cuello.

Tal es el estado de uno de los asuntos más cruciales hoy: “derechos políticos” vs. “derechos económicos”. Es o lo uno o lo otro. Uno destruye al otro. Pero de hecho no existen “derechos económicos”, ni “derechos colectivos”, ni “derechos de interés público”. El término “derechos individuales” es una redundancia: no existe ningún otro tipo de derechos, y no hay nadie más que los posea.

Quienes defienden el capitalismo laissez-faire son los únicos defensores de los derechos del hombre.

# # #

Fuente:

La Virtud del Egoísmo y Capitalismo: el Ideal Desconocido. (1963)

* * * Traducción: Objetivismo.org * * *

# # #

definitivo ebooks 1

 

Publicado por Omingod   @   29 November 2012 88 Comentarios

88 Comentarios

88 comments

  1. René Arboleda says:

    Espectacular. En realidad mucho depende de una serie de conceptos que los damos como verdaderos y que corresponden a la forma como nos enseñaron y nos educaron, es decir, un falso concepto de ética y moral que los damos como verdaderos por ejemplo. Quién dentro de la cultura tradicional podría pensar acerca del el error y el horror de esta frase: “El hombre que no vive para servir, no sirve para vivir” maxime si se sabe que la autora es una reconocida poeta sudamericana. Por fortuna, si puedes pensar, entonces puedes razonar.

  2. Abraxas says:

    Todo esta filosofía objetivista pudo comenzar con una buena intención. Pero terminó siendo algo sin pies ni cabeza. Según Rand el estado no debe coaxionar al individuo para limitar su libertad en favor de un beneficio social. Y además, ese es un fundamento de lo que es el capitalismo. ¿Pero no es el estado hoy en día una marioneta en manos de los capitalistas? ¿No atentan ellos contra los ciudadanos de a pie coaxionandolos con leyes economicas?

  3. carlos says:

    Lo siento, me he quedado a 2/3, conozco la historia americana y no me cuadra la vision tan idealizada que hace.

    En particular, la guerra de secesion fue provocada por las mismas causas que se rebelaban los plebeyos en Roma: si los esclavos hacen todo el trabajo, ¿de que vivimos los ciudadanos? No querian que en las nuevas colonias del Oeste se permitiera la esclavitud.

    La declaracion de los derechos del hombre fue aprobada por la Asamblea Nacional Constituyente francesa el 26 de agosto de 1789 es uno de los documentos fundamentales de la Revolución francesa…

    En USA la represion policias de los sindicatos y moviemientos obreros fue brutal.

    Me parece que el gran paradigma de USA en esos 150 años a los que hace referencia es la expansion hacia el Oeste, el verse en un pais que no tenia fronteras cambio la psique de los americanos y les hizo ambiciosos en la busqueda de los limites de la naturaleza.

    Entiendo y comparto el razonamiento de que el gobierno tiene que ser el garante de los derechos individuales, pero como economista se que en la dinamica de una economia, una sociedad, hay innumerables problemas comunes que escapan a la esfera individual y que hay que dar respuestas en común.

    El libre mercado es la putrefaccion. El libre mercado permite que la industria polucione rios, aire y terrenos, porque no es parte del precio que paga el consumidor.

    Que yo sepa, en USA la educacion basica es gratuita, apenas hay carreteras de peaje, tiene ejercito y policia, etc… Vaya ejemplo de capitalismo que al final el 45% del producto interior bruto se lo gasta el gobierno…

    Todo esto me huele a manipulacion, ya sea por parte de Rand o de otros.

  4. Julieta says:

    Sumamente interesante e instructivo. No hay bien más preciado que la libertad, cuando quieren limitarla empezamos a ser una sociedad enferma..

  5. Florentino says:

    Miguel, los partícipes del ‘capitalismo’ tendrían poder de coacción. Por un lado se puede hacer uso de una institución para coaccionar, ya sea justo o no, eso no nos quitaría la responsabilidad del uso de ese poder, ya que finalmente sería el individuo quien recurriría a las instancias. Por otro lado, un gran capital puede poner en grandes dificultades, incluso matar, a muchas personas al negarles el acceso a recursos acumulados (acaparación /especulación). Como se ve en los casos de Iraq y el bloqueo, que terminó matando millones.

    Me resulta claro que hay una idealización algo irreal de Estados Unidos en este escrito, como si la sombra del racismo no los siguiera todo este tiempo desde su fundación, las guerras imperialistas, el voto femenino, etc.

  6. Miguel says:

    Definamos nuestros términos, que es gran capital, primero definamos capital, el capital es la riqueza de una persona valorada monetariamnete para un fin productivo o empresarial es decir con ánimo de obtener un lucro en el mercado.

    Gran capital sería entonces, una gran cantidad de riqueza acumulada por una persona o por un grupo de personas que tienen la propiedad del mismo.

    Ahora bien, el sistema político capitalista prohíbe a todo individuo usar la fuerza o sea la violencia para imponer su voluntad a un sujeto violando sus derechos a la vida, la libertad y la propiedad privada.

    Una persona que sea muy rica o sea que haya acumulado un gran capital si lo ha obtenido en el mercado vendiendo un buen producto a aquellos que lo necesitan y pagan por el mismo, no hay ninguna coacción, esa persona comercia libremente con otros.

    La cuestión que mencionas del acceso a los recursos es un equívoco marxista muy grande, la cuestión es ¿ De quíen es la propiedad de esos recursos?, si yo he descubierto o he comprado pacificamente esos recursos yo soy como propietario enteramente libre de decidir que destino les doy, retenerlos, acapararlos o especular con ellos, puesto que soy el propietario.

    Igual que si compro una joya de diamante soy libre de especular sobre el destino que le daré, si se la regalaré a mi esposa, si se la regalaré a mi madre, si la venderé o si directamente la tiraré al cubo de la basura. Especular es medir o calcular el curso de acción a seguir en el futuro de acuerdo con las alternativas que se me presentan ponderando dichas alternativas con mi escala jerárquica de valores, si en mis alternativas no está el uso de la fuerza, la especulación es legítima, nadie tiene derecho a algo que sea propiedad de otro sino en los términos negociados con ese propietario.

    La guerra de Irak fue comenzada por un Estado no por ningún individuo privado, el uso de la fuerza no tiene nada que ver con el proceso de producción capitalista.

    El racismo y la esclavitud no son propias de un sistema capitalista y en ningún momento se ha dicho que Estados Unidos sea un país capitalista, ya no lo es, y en el siglo XIX estuvo cerca de serlo en algunas zonas, pero desde luego en las zonas del Sur esclavistas existía feudalismo no capitalismo.

    Define Guerra imperialista: Que yo sepa el imperalismo es la doctrina que postula guerras de agresión y de conquista de otros países con el fin de influir políticamente allí. Que yo sepa en el siglo XX las Guerras imperialistas las iniciaron países como Alemania, Japón, y posteriormente la Rusia Soviética, ellos eran los que trataban de mediatizar la política de todo el Globo en sus respectivas épocas.

    Ayn Rand de todas formas critica la noción del destino manifiesto o doctrina Monroe y la errática política exterior de Estados Unidos en el siglo XX, si quieres más información lee Capitalismo: El Ideal desconocido.

    El voto femenino objetivismo lo trata de modo similar al voto masculino, ambos son secundarios, para objetivismo el sufragio es una mera cuestión accesoria en política, para Objetivismo prima los principios políticos y morales por los cuales se rige una determinada sociedad, particularmente considera que el único principio moral adecuado para la formación de una sociedad es el respeto de los derechos individuales, y particularmente Ayn Rand menciona a Estados Unidos como el primer país que se fundamentó, aunque ella dice acertadamente que no de forma plena y consistente, en el respeto y protección de esos derechos individuales inalienables, todas las críticas que haces a Estados Unidos o son infundadas como el caso del imperialismo el cual sí práctico consistentemente la Rusia soviética, o bien no tienen nada que ver con el objetivismo y son posturas que rechaza como el rascismo, te recomiendo que te pases por el post de racismo, y que leas las obras principales de Ayn Rand, Capitalismo: El Ideal desconocido, La Virtud del Egoísmo y si no lo has hecho aún lee la novela La…

  7. Florentino says:

    Muy simple: ¿Puede o no una persona con capital hacer uso del capital para realizar coacción? Por supuesto que si, tienen ese poder, lo que refuta tu argumentación inicial: “Los capitalistas no coaccionan a nadie porque no tienen ese poder, quienes tienen el poder de coaccionar, o sea de violentar y obligar a los demás a adoptar conductas que en otro caso no hubieran hecho son los Poderes públicos…”. Esta última afirmación sin duda es falsa, asume que “el capitalista” estará siempre respetando las legislaciones, o que estas siempre serán justas, no tiene sentido.

    El ejemplo de acaparación es perfecto para explicarlo, no creo que deba ampliarlo, que el sistema objetivista defina que eso no es coacción porque el capital se ha logrado siguiendo las reglas, no significa que no haya daño a terceros directamente realizado por esos actos, en este caso la negación del acceso a los recursos por el poder que otorga el tener capital.

    Tu explicación sobre especulación es clara, sin embargo estás diciendo que seguir esas reglas no coaccionan por definición, no por causalidad real.

    En ningún momento dije que habían dicho que EUA era el país con la definición de capitalismo que dijeron.

    “La guerra de Irak fue comenzada por un Estado no por ningún individuo privado, el uso de la fuerza no tiene nada que ver con el proceso de producción capitalista.” Por supuesto que si, se usaron milicia privada como BlackWater los cuales son iniciativa privada, y el gasto público para empresas privadas de armamento.

    Defino imperialismo tal como tú y EUA ha hecho varias mediante sus instituciones de inteligencia, creo que la historia de las ‘repúblicas bananeras’ es suficiente evidencia.

  8. Lector says:

    La escuché muchísimas veces y aún suena ridícula tal argumentación, sobre todo porque lleva implícita una visión basada en el resentimiento con respecto a la realidad. En un sistema capitalista, si no quieres aceptar lo que te ofrece el “capitalista”, no lo aceptas y buscas otra opción. Aún si fueras el más rico de los millonarios, si quisieras pintar tu casa por 1 dólar, nadie lo aceptaría, y te verías limitado por el precio de mercado que tiene dicha tarea… El concepto de acaparación que utilizas parte de la premisa de que el capitalismo es un juego de suma cero. Pero no se te discutirá, dado que partes de apriorismos, y de emociones que definen todo tu sistema de establecimiento de conceptos: “Odio al capitalismo, por lo tanto, el capitalismo es malo”. Objetivismo considera que el colectivismo es peor. Muchísimo peor.

  9. El Anti-Objetivista says:

    TODOS los derechos, desde que se convierten en Ley, son POSITIVOS, pues implican el deber activo de terceros.
    “Gobierno”, “Estado” y “Ley” son antónimos de “derecho negativo”.
    Los derechos de vida, propiedad y libertad, para Ayn Rand y los objetivistas, necesitan de un estado y una fuerza que los garantice y asegure, y que repare sus infracciones. Policías, tribunales y ejército. ¿Y de dónde se saca el dinero para el sueldo de policías, jueces y militares? ¿Adivináis? Del dinero de todos, ¿o acaso propondríais que los pagara Berlusconi de su cartera?

    Ayn Rand y los objetivistas defendéis que sólo pueden existir derechos negativos, y luego, ¿proponéis convertirlos en positivos?

    1. godmino ( User Karma: 0 ) says:

      Está claro que tus preguntas son retóricas, pues te identificas de entrada como “Anti-Objetivista”. Pero OK, responderemos para beneficio de terceros que puedan estar en duda. Aquí tienes de nuevo los párrafos relevantes que pareces no haber captado:

      “”” El concepto de “derecho” se refiere sólo a la acción, específicamente a la libertad de acción. Significa ser libre de compulsión física, coerción o interferencia por parte de otros hombres.
      Así, para cada individuo, un derecho es la sanción moral de un positivo, de su libertad de actuar, basada en su propio juicio, de conseguir sus propias metas por su propia elección voluntaria y sin coacción. En cuanto a sus vecinos, los derechos de él *** no les imponen ninguna obligación a ellos ***, excepto de tipo negativo: abstenerse de violar los derechos de él. “”” (Énfasis añadido)

      y

      “”” Tal es el estado de uno de los asuntos más cruciales hoy: “derechos políticos” vs. “derechos económicos”. Es o lo uno o lo otro. Uno destruye al otro. Pero de hecho no existen “derechos económicos”, ni “derechos colectivos”, ni “derechos de interés público”. El término “derechos individuales” es una redundancia: no existe ningún otro tipo de derechos, y no hay nadie más que los posea. “””

  10. Miguel says:

    Señor Anti- objetivista se equivoca usted de cabo a rabo al hablar de que la Ley transforma los derechos negativos en positivos.

    Primero, los derechos existen independientemente de la voluntad del hombre, es decir, existen sin que ello dependa de un deseo humano.

    Los derechos son los principios morales que derivados de la naturaleza del hombre se refieren a los hechos básicos que le permiten su supervivencia como tal en la realidad, derechos que han de ser respetados por el resto de hombres ya que sin ese respeto uno está yendo contra la vida y contra la realidad de que el hombre existe y de que toda acción presupone un valor a obtener, y todo valor presupone un ser vivo existente, entonces, quien se revela contra la vida y contra el libre ejercicio de la mente está tratando de obtener un valor destruyendo la fuente que los genera y que es la vida del hombre por medio de su mente razonadora.

    Ahora bien, se llaman derechos negativos porque la única condición requerida para su actualización y su mantenimiento es no realizar las acciones que los destruyan, es decir, el resto de personas no pueden realizar las acciones que tiendan a destruirlos, lo que en términos jurídicos se denomina obligación de no hacer o de omitir.

    El derecho a existir o sea el derecho a la vida o mejor dicho el derecho a hacer lo posible por uno mismo para preservar la vida solo puede ser violado si alguien usa la fuerza contra mi, pues bien, es negativo este derecho porque basta con que nadie intente quitarme la vida, es muy sencillo.

    La libertad que es una consecuencia del derecho a la vida, dado que existo y para seguir haciéndolo necesito seguir un curso de acción específico y este como ha demostrado objetivismo requiere la capacidad de poder usar la mente para pensar y ver la realidad, solo puede ser violado si alguien me obliga forzosamente a realizar una conducta que yo no deseo realizar por la fuerza o amenaza de fuerza, por ejemplo, poniéndome una pistola en la sien.

    Como ves otra obligación de no hacer o negativa.

    Y por último el tercer derecho básico, dado que para existir necesito que nadie me arrebate mi vida, derecho a la vida, y dado que para mantener mi vida, necesito poder ver la realidad con mi mente y ello requiere que nadie me someta a un trato de fuerza, derecho a la libertad, la consecuencia que se sigue es que tengo que tener derecho a poder actuar sobre la realidad física y a poder apropiarme de los productos que mantengan mi vida fruto de mi capacidad de libre pensamiento, o sea necesito tener el derecho de apropiarme de lo que he encontrado o he producido, derecho a la propiedad, y este derecho solo puede ser violado nuevamente con una conducta positiva de fuerza llamada robo, entonces, ese derecho para ser preservado basta con que el resto de las personas se abstengan de robarme, obligación negativa de no hacer.

    El Estado lo que hace simplemente, asumiendo que se trata de un Estado justo, es evitar que la gente viole esos derechos realizando las conductas que tienden a destruirlos, y niguna Ley puede intervenir si yo no he violado esos derechos, por tanto, no se convierten en obligaciones positivas, porque a mi el Estado no me impone la obligación de hacer algo, simplemente con no violar los derechos ajenos puedo hacer lo que desee, por ende, no hay derechos positivos para objetivismo solo negativos y el Estado no altera esa naturaleza, por la misma razón que tampoco la altera el hecho de que tu mismo te tomases la justicia por tu mano y tratases de defenderlos, no hay obligaciones positivas ahí.

  11. Miguel says:

    Los derechos positivos o sociales que Objetivismo considera inexistentes y erróneos, son aquellos que para su efectividad se requiere coaccionar a otros individuos para que realicen conductas dirigidas a satisfacer su contenido.

    Por ejemplo, derecho a una pensión de jubilación por parte del Estado, ese derecho no basta para realizarlo el mero vivir y el dejar al resto de personas en paz, sino que requiere que uno fuerce a los demás para tener derecho a ello, hay que cobrarles impuestos coactivos, hay que ponerle regulaciones de seguridad social etc, son derechos que exigen imposición de obligaciones de forma que unos son los que pueden tener ese derecho y otros no, derechos además que son contradictorios con la realidad, ya que en la realidad todos los valores materiales a que se refieren esos pseudoderechos deben ser producidos por alguien, la comida no cae del cielo, tengo que trabajar para obtenerla. Si yo declaro que existe un derecho a satisfacer esa necesidad estoy diciendo en efecto que podría prescindir del hecho objetivo de que tengo que trabajarla, si tengo derecho reconocido por el Estado a comer por el hecho de haber nacido entonces puedo dejar de trabajar; como obviamente eso no es así, si todos dejásemos de producir entonces moriríamos de hambre, no puede haber un derecho que evada la realidad, como no puede hablar nadie de que uno puede volar tirándose desde un barranco y evitar la sanción que merece en la realidad esa conducta, precipitarse al vacío y golpearse las entrañas con el suelo ocasionadole la muerte.

    el Argumento tan burdo que usas Nº 11, es el mismo que si yo dijera, que de donde se va a sacar el dinero para pagarse un ordenador, ¿ de Bill Gates?, o para alimentarse, ¿ de Ronald Mc Donald o de los dueños del Corte Inglés?, o para ropa, ¿ De Amancio Ortega?.

    Obviamente el dinero que uno utiliza para comer procede de su trabajo, asumiendo que uno no es un parásito, pero la policía, el ejército y los tribunales pueden ser pagados por interés propio racional de la gente que desea protección, por el mismo argumento del que desea vestirse, alimentarse, conectarse a una computadora etc, interés propio racional.

  12. El Anti-Objetivista says:

    Señores Godmino y Miguel, no hace la menor falta que me expliquen la diferencia entre derechos positivos y negativos. No tiene misterio.

    Pero creo que estáis evadiendo mi cuestión: el objetivismo propone un Estado que proteja los derechos individuales, es decir, que los convierta en leyes. Así lo decía Ayn Rand y así lo repetís vosotros en esta web. ¿Me equivoco?

    Toda ley requiere de una policía que esté disponible para protegerla y, si se puede, reparar su infracción. Si no, no es ley ni estado. Siempre deberá haber una fuerza, como mínimo, vigilando. Por esa razón, toda ley impone un deber y una obligación. Lo impone, no lo ofrece, porque si hay Estado y ley, esa policía, tribunales y ejército no son opcionales, sino necesarios.
    Por eso los derechos “negativos”, al convertirse en leyes, se convierten en positivos: porque la policía tiene la obligación de proteger mis derechos.

    Y sin ánimo de convenceros de nada, expresaré mi desacuerdo de que los derechos existen al margen de la voluntad del hombre. Me parece una ingenuidad como una catedral. En la selva, fuera de la tribu, no hay más derecho que el de la fuerza: los derechos de un individuo empiezan cuando son reconocidos por otro individuo. Antes no existen. Y si aun así os empeñáis, os diré que dichos derechos no importan, y que ante alguien más fuerte o poderoso se pueden quedar en nada. Exigirlos o reivindicarlos no es una defensa “real” ante nada.

    “La policía, el ejército y los tribunales pueden ser pagados por interés propio racional de la gente que desea protección.”
    Con ésta os habéis coronado, chavales. Entonces los pobres, aunque alguien viole sus derechos, no tienen “derecho” a esa protección de sus derechos.
    Sencillamente magnífico. Yo pensaba que todos éramos iguales ante la ley, pero ahora resulta que la protección contra delitos y crímenes se la compra cada cual.
    Supón que tienes dinero y que un día alguien viola tus “derechos individuales” robándotelo absolutamente todo. ¿Llamarías a la policía para que investigaran y persiguieran al ladrón? ¿Lo harías? ¿Y para qué, si ya no tienes con qué pagarles?

  13. Miguel says:

    ” Pero creo que estáis evadiendo mi cuestión: el objetivismo propone un Estado que proteja los derechos individuales, es decir, que los convierta en leyes. Así lo decía Ayn Rand y así lo repetís vosotros en esta web. ¿Me equivoco?”

    No, no es así, exactamente es que el Estado proteja los derechos individuales sí, pero no los convierte en leyes, simplemente crea un mecanismo para protegerlos llamados leyes, pero esos derechos existen con o sin Estado, son naturales otra cosa es que el Estado pueda y a menudo lo ha hecho, violarlos es decir no reconocerlos o sea evadir la realidad de su existencia, negarse a ver que estos existen, o bien que una agrupación de hombres sin Estado pretendan protegerlos por su cuenta cada uno como le parezca definiendo cuando se han violado o no los derechos.

    Pero en cualquier caso derechos individuales y ley positiva o estatal no se identifican, la ley solo es el mecanismo que permite protegerlos, pero los derechos existen independientemente de que la gente los reconozca o no, es decir, de que la gente admita o evada su existencia.

    ” Toda ley requiere de una policía que esté disponible para protegerla y, si se puede, reparar su infracción. Si no, no es ley ni estado. Siempre deberá haber una fuerza, como mínimo, vigilando. Por esa razón, toda ley impone un deber y una obligación. Lo impone, no lo ofrece, porque si hay Estado y ley, esa policía, tribunales y ejército no son opcionales, sino necesarios.
    Por eso los derechos “negativos”, al convertirse en leyes, se convierten en positivos: porque la policía tiene la obligación de proteger mis derechos.”

    Incurres en una falacia de non sequitur, el hecho de que la ley imponga el deber de no violarlos no nos permite concluir que los derechos sean positivos.

    La positividad y la negatividad vienen del hecho de que en el primer caso para su reconocimiento se realice una acción sin la cual este derecho no existiría, o sea no basta con una mera abstención de intervenir para que el derecho exista. Por ejemplo, el derecho a pensión pública de jubilación para que este exista tiene que haber gente que sea forzada a ejecutar acciones positivas o sea obligaciones de hacer algo para que ese derecho exista para otro. En cambio el derecho a la vida basta con que nadie haga nada en contra mia, o sea impone obligación de no hacer, eso es lo que significa derecho negativo. Una obligación negativa en derecho es una obligación de abstención o de no hacer o de omisión.

    Y si dices que ya se te impone el que no hagas algo es obligarte a hacer algo y es el no hacer algo, o sea al sentido Hegeliano, entonces también decidir no tirarse a un barranco es algo negativo y a la vez positivo, ya que la realidad te exige que si quieres vivir no te tires al barranco y la vida te impone no tirarte al barranco y eso ya es obligación de hacer. O sea no me tiro al barranco pero eso a la vez es una conducta positiva que es la de vivir no tirandome al barranco. Eso es lógica Hegeliana o lo que es lo mismo irracionalidad pura. A es No A y No A es A.

  14. El Anti-Objetivista says:

    Por cierto, la chanza de Bill Gates o Berlusconi no era exigir una policía gratuita, era señalar lo divertido que sería que cualquiera de estos señores “privatizara” la policía.

    Además, ya que Ayn Rand encumbraba EEUU como un país de “cooperación exclusivamente voluntaria”, ¿a qué venía que fuera defensora de la llamada a la fuerza de testigos? “A que un testigo, guardando silencio, interfería con la justicia”. ¿Cómo puedo yo “interferir” en algo quedándome indiferente y lavándome las manos?

  15. Miguel says:

    ” Y sin ánimo de convenceros de nada, expresaré mi desacuerdo de que los derechos existen al margen de la voluntad del hombre. Me parece una ingenuidad como una catedral. En la selva, fuera de la tribu, no hay más derecho que el de la fuerza: los derechos de un individuo empiezan cuando son reconocidos por otro individuo. Antes no existen. Y si aun así os empeñáis, os diré que dichos derechos no importan, y que ante alguien más fuerte o poderoso se pueden quedar en nada. Exigirlos o reivindicarlos no es una defensa “real” ante nada.”

    Que los derechos no existen si no son reconocidos previamente por alguien, es como decir que una montaña no existe si nadie advierte su existencia, por ejemplo, una montaña en un planeta que esté a 5 millones de años luz de la Tierra.

    Eso lo rechaza objetivismo como muestra de epistemología irracional, los objetos existen independientemente de la percepción de ellos por el hombre, ahora bien, para saber si algo existe tenemos que percibirlo, pero el acto de percibirlo no crea el objeto, como pensaba Kant.

    Los derechos existen independietemente de que el hombre sepa de su existencia o no, como ocurría en la prehistoria o en edades pre capitalistas, o bien no quiera admitir su existencia, como ocurre en las dictaduras modernas o los reconozca parcialmente y a veces decida no reconocerlos, como ocurre en todos los países del mundo actualmente que no son dictaduras.

    Confundes capacidad de hacer valer un derecho con su existencia. Los derechos son el conjunto de principios derivados de los hechos de la realidad que permiten a un hombre vivir como tal, ahora bien, el hombre tiene libertad para pensar o no pensar y para respetarlos o no respetarlos, pero los derechos existen, porque para vivir se requiere respetarlos, meramente lo que uno hace es elegir morir o sea desafiar la realidad de su propia existencia al usar la violencia y al legitimirla contra personas inocentes.

    Igual que para vivir se requiere reconocer que no te puedes tirar por un barranco, pero que no obstante puedes elegir morir y tirarte por el barranco, los derechos individuales existen porque son principios que permiten vivir, pero puedes elegir morir y no reconocerlos, pero eso no cambia de que los derechos individuales son lo que son, los principios o ideas que permiten al hombre existir, y es responsabilidad libre del hombre el conocer los medios para poder vivir o bien no conocerlos y morir. Pero confundes existencia de un objeto con percepción y conocimiento del mismo.

  16. Miguel says:

    ” “La policía, el ejército y los tribunales pueden ser pagados por interés propio racional de la gente que desea protección.”
    Con ésta os habéis coronado, chavales. Entonces los pobres, aunque alguien viole sus derechos, no tienen “derecho” a esa protección de sus derechos.
    Sencillamente magnífico. Yo pensaba que todos éramos iguales ante la ley, pero ahora resulta que la protección contra delitos y crímenes se la compra cada cual.
    Supón que tienes dinero y que un día alguien viola tus “derechos individuales” robándotelo absolutamente todo. ¿Llamarías a la policía para que investigaran y persiguieran al ladrón? ¿Lo harías? ¿Y para qué, si ya no tienes con qué pagarles?”

    Nuevamente cometes una serie de falacias donde mezclas cuestiones que son muy diferentes entre sí para confirmar tus previas conclusiones erróneas, lo que se llama ” acuerdo global”.

    Vamos a ver, una cosa es tener un derecho y otra es su protección, ciertamente tu tienes el derecho a existir, a ser libre, a hacer lo que esté en tu mano por la naturaleza de la realidad para producir lo que necesitas para vivir y apropiartelo, propiedad, pero una cosa es eso, y otra es la protección contra la fuerza organizada, una cosa es tener derecho a algo y otra es proteger ese derecho frente a los que deciden no percibir que lo tienes y actuar conforme a esa percepción.

    La Filosofía Objetivista mantiene que la Ley que protege los derechos, protege los derechos de todos, sea que uno pueda pagarlo o no pueda pagarlo, ahora bien, la realidad exige que todos los valores que uno obtenga debe producirlos incluso el valor protección frente a las agresiones ajenas, eso quiere decir que la gente debería producir para mantener su vida y para defenderla, ahora bien, si alguien no puede pagarlo o no quiere pagarlo, se le dirá en una sociedad objetivista en caso de que no quiera pagarlo, muy bien no pagues pero que sepas que si agredes a un ciudadano el Gobierno te responderá, y si te atacan pues ciertamente también se te protegerá porque es interés egoísta y personal de cada uno de los ciudadanos que los criminales sean arrestados aunque agrendan a personas que no paguen por la protección, porque un criminal suelto es peligroso para todos.

    Pero yo no gano nada con que se le alivie el hambre o la sed o la jubilación a otra persona a mi costa, ¿ Qué valor obtengo yo a cambio?

    Y si dices, el hecho de que esa persona hambrienta o sedienta o sin jubilación no ganada, no vaya a matarme, robarme y demás. A eso te contesto que un negativo no es un positivo, la oferta de no matarme o de no robarme no es un valor, la suspensión de una amenaza o un castigo no es un valor, por la misma razón que el hecho de que un animal no me coma no es un valor en la naturaleza, lo que es un valor es que yo pueda mantener mi vida y protegerla, pero la abstención de hacer algo y que eso no conlleve consecuencias negativas para alguien no es un positivo o un valor, aquí no somos hegelianos y la realidad no funciona conforme a la filosofía hegeliana, Luz no es ausencia de oscuridad, no demoler no equivale a construir. Sabemos que no es correcto pensar que los opuestos pueden fusionarse y ser una nueva entidad. La realidad funciona como A es A, y A o No A, pero A no puede fusionarse con No A.

  17. Miguel says:

    O sea las Cosas son lo que son y No son lo que no son. Las cosas no pueden ser lo que son y ser lo que no son, y Las son o no son, pero no puede haber un término medio ni un tercero ajeno a esa elección.

    Son las reglas de la lógica.

    En cuanto a si alguien te roba, sigues teniendo derecho a tu dinero, y la policía debe y perseguirá a los criminales para que recuperes la posesión del mismo. Una cosa es el derecho de propiedad sobre una cosa y otra cosa es que el objeto concreto del cual tienes derecho a poseerlo lo poseas de hecho efectivamente.

    Les podrás pagar cuando recuperes lo robado, y la igualdad ante la Ley en realidad es igualdad de derecho, o sea que todos las personas tienen derecho a hacer valer sus derechos individuales porque todas las personas tienen esos derechos por la naturaleza de ser personas, ahora bien, tu no puedes hacer valer un derecho a costa del derecho ajeno.

    Y aquí voy a hacer una precisión adelantándome a un posible contraargumento: Defenderse de una agresión frente a quien te ha agredido no es hacer valer tu derecho a costa de otro, por la sencilla razón de que ha sido el otro el que previamente ha violado tu derecho, tu simplemente repeles la agresión, yo no me hago más rico matando al ladrón que quiere matarme, en cambio el ladrón si busca un valor, que es matarme a mi para obtener mi propiedad. Yo puedo existir sin el ladrón, pero el ladrón por propia elección y confesión de sus propios actos necesita que yo exista y no puede existir sin mí o a mi costa.

  18. Uhhh.. parece que a alguien le han tocado un nervio sensible.

    Antes de abrir el buzón, uno debe de tener claro el tema que se esta tratando y los argumentos va a aportar, ademas del estilo con el que va a realizar dicha intervención.

    Señor subjetivista, es realmente apasionante el grado de conocimiento que tienes sobre el aspecto normativo de la norma, pero me temo que te has equivocado de post:

    …el articulo no habla sobre los derechos positivos en el sentido normativo como ley frente al derecho natural, sino respecto a la acción que implican dichos derechos sobre el individuo en un contexto social.

    Son negativos en el aspecto que trata sobre la sujeción de actuar de forma negativa que se le impone al individuo en un contexto social, *de no hacer*, frente a los derechos positivos que conllevan una obligación de *recibir*, por ejemplo, recibir atención médica. Para evitar confusión, hablamos de derechos de acción frente a derechos de prestación.

    ——————————————–

    Respecto a tu comentario sobre las funciones del estado, malinterpretas el significado de la frase.

    Parecido a las leyes de propiedad horizontal, un individuo que no puede pagar o no debe pagar unos tribunales no implica que deba abstenerse de usar dicho servicio.

    El tema en cuestión es sobre la forma de financiación del gobierno; un gobierno objetivo, al ser un gobierno en sentido estricto, supondria unos gastos minimos, y por lo tanto, al ejercer unas funciones basicas, mucha gente podria optar voluntariamente a sufragar dichos gastos sin necesidad de notarlo tan siquiera, de la misma forma que adquieren comida o ropa en una empresa. Además, muchos alcaldes, o gobernadores, podrian perfectamente ejercer de la misma forma con la que actua el presidente de una comunidad, trabaja por su propia cuenta, pero cada 6, 7 meses se va turnando el cargo entre la gente del pueblo.

    Tus comentarios están fuera de contexto.

  19. Jan | says:

    Lo que me encanta de Objetivismo es que es una filosofía correctamente estructurada, o sea sin contradicciones, es un todo armonioso entre metafísica, epistemología, ética, política y estética. En este apartado se habla de política, la cual está basada en la ética, la cuál se basa en la metafísica y epistemología; entonces para justificar los derechos individuales, es decir, vivir como hombre, hay que identificar nuestra naturaleza, nuestro medio de adquirir conocimiento y el código moral del ser humano, si es que vivir en este mundo como hombre es tu objetivo. Entonces, te recomiendo revisar introducción a Objetivismo en el que se estructura todo esto.

    Sobre de dónde se obtendrían los recursos te sugiero revisar: http://objetivismo.org/impuestos/

    Pero si como tu nick sugiere, anti objetivismo pareciera que desde un inicio hay una actitud cerrada, si es así es inútil todo argumento. Pero si valoras la razón y la verdad, tomarás en serio esto a pesar de que pueda contradecir tus preciadas creencias, lo cual yo lo he experimentado y no me arrepiento.

  20. Frisco says:

    Florentino, el dinero no es poder de coacción, el dinero es tan solo un medio de intercambio. En un sistema de capitalista (que por cierto nunca ha existido, más bien han existido mutaciones contradictorias que fueron LLAMADAS capitalistas) la Ley sólo tiene un propósito: la defensa del individuo. Aunque un “capitalista” (que tu lo entiendes como alguien millonario, nada más erróneo) intente comprar matones para coaccionar con alguien más, la Ley está expresamente para castigar cualquier intento o uso de la fuerza física.

    Y sí, el principal coaccionador comprobado y nada refutado ni por los enemigos de Ayn Rand, es el Estado. ¿Por qué? Porque el Estado es la única autoridad capacitada para ejercer la fuerza de forma legal. Ahora en capitalismo, el Estado jamás iniciará el uso de la fuerza contra nadie a menos que sea para proteger los derechos de sus ciudadanos. Históricamente en todos los países del mundo, el Estado, por sí mismo, ha iniciado el uso de la fuerza. Es ridícula tu argumentación de que el Estado (los poderes públcios) no coaccionan puesto que TODOS lo aceptan. Los socialistas, por ejemplo,, argumentan que la fuerza estatal es necesaria y buena porque es la única en poder obligar la redistribución de la riqueza para igualar a todos económicamente, a su vez utilizando la fuerza para expropiar propiedades de los individuos y aniquilando la oposición.

    Ahora, me dirijo hacia el señor Anti-Objetivista, los derechos son positivos en el sentido de que están para garantizar la acción de los individuos (propiedad, búsqueda de la felicidad y vida) y negativos en el sentido de que restringen a otros individuos de no permitirles dichas acciones a los demás. No vale de nada insistir en que sólo hablamos de que son o solo positivos o solo negativos porque como ves, en el texto de arriba, escrito por la misma Ayn Rand, se especifica lo que acabo de decir. Y sí, hablamos de un Estado que protege derechos, pero no coacciona porque el Estado previene la coacción: el Estado es un sistema de defensa. Tal como lo decía Frédéric Bastiát, el único instrumento que tiene el Estado es la Ley, el único instrumento de la Ley es la Fuerza, el único uso legítimo de la fuerza es la Justicia. Por lo tanto, el Estado utiliza la fuerza como negativo! no para hacer justicia, sino evitar la injusticia. Es decir, para evitar la violación de los derechos y así legitimar el uso de la fuerza como defensa de la justicia. Y los individuos, ejerciendo sus derechos, lo hacen en forma positiva debido a que estos les garantizan una acción.

    Ahora en cuanto a tu argumento de que esos derechos realmente no existen debido a que en la naturaleza gana el que tenga más fuerza, te equivocas. Primero, el hecho de que los derechos puedan ser violados no significa que no existan ni sean válidos. Y segundo:

    “La fuente de los derechos del hombre no es ni la ley divina ni la ley parlamentaria, sino la ley de identidad. A es A, y el Hombre es el Hombre. Derechos son condiciones de existencia requeridas por la naturaleza del hombre para su supervivencia como hombre. Si el hombre ha de vivir en la tierra, es lo correcto que use su mente; es lo correcto que actúe según su propio libre albedrío; es lo correcto que trabaje para conseguir sus valores y que retenga el producto de su trabajo. Si la vida en la tierra es su objetivo, tiene el derecho a vivir como un ser racional: la naturaleza le prohíbe lo irracional”. (La Rebelión de Atlas)

    Como puedes leer en la porción de texto de Ayn Rand que presento, los derechos existen por la misma naturaleza del hombre: su racionalidad. Entonces, como el hombre es un ser racional, necesita pensar, toda acción productiva del hombre requiere un pensamiento. Si el hombre no produce (ya sea en producir comida o armas para obtener comida, por ejemplo), muere. Por lo tanto, el hombre requiere de su razón para sobrevivir. Entonces, lo correcto sería un sistema en donde todo hombre pueda usar su razón para sobrevivir.

  21. El Anti-Objetivista says:

    Señor AlphaColumbia, por favor, no me llame subjetivista, porque honestamente no lo soy. Y no esoy tocado en un nervio sensible: estoy desconcertado y necesitado de comprensión.

    “Les podrás pagar cuando recuperes lo robado”. Sí, pero a lo mejor no lo recuperan nunca, y lo único que te queda es una deuda por su esfuerzo fútil. (Y creo que eso de “aún tienes derecho a lo que te han robado” es un argumento para que repares el daño tú mismo, sin exigirle un deber a nadie.) Y eso me lleva a un recuento de mis objeciones y vuestras respuestas:
    – Objeción 1: “Convertir mis derechos negativos en una ley implica exigir un deber protector positivo a policías y un pago de impuestos para su salario.”
    – Respuesta 1: “Los policías son sólo trabajadores contratados, no obligados, y su salario lo pagaríamos voluntariamente a cambio de su servicio.”
    – Objeción 2: “En tal caso, aunque todos fuéramos iguales ante la ley, sólo los que pudieran (y quisieran, al loro con los polizones) pagar a la policía dispondrían de su protección.”
    – Respuesta 2: “Aunque sólo algunos pagáramos dicho servicio policial, todo el mundo podría usarlo, sería público, pues a quienes pagamos nos conviene que haya policías para perseguir a todos los criminales.”

    Hasta aquí, no suena mal. No obstante, me parece que cuando habláis de un gobierno, un Estado o una policía, habláis de una “empresa de protección” en un mundo de libre mercado. Y diría que esos “policías” tirarían más a mercenarios.

    Además, si tenemos en cuenta eso de que “el que paga, manda”, y que posiblemente sólo pagarían algunos, ¿no estamos de un gobierno, Estado o policía privatizados y bastante poco democráticos?

    Y sí, asumimos que esta “policía privada de uso público” obedecería los tres Derechos Negativos, pero sólo hasta que el contratante decidiera lo contrario. Insisto, quien paga, manda.

    Y además, los Objetivistas soléis rechazar eso de los “gobiernos en competencia”, pero sigo pensando que estáis describiendo al Estado como una empresa y a sus servicios como una mercancía, y eso abre la puerta a la competencia.

    Hay un gran problema al que necesito que me respondáis: ¿proponéis un seguro contra la corrupción del grupo contratante de una policía privada? ¿A qué autoridad obedecería esta policía aparte del dinero y por qué?

    Y señor Miguel, eso no me convence en absoluto de que los derechos existan. Diría que me estás hablando de necesidades comunes del ser humano para vivir, y eso sí es algo real y tangible, como una montaña. Estamos deacuerdo.
    Pero los tres derechos negativos implican un deber de respeto al vecino, lo cual sería asumir que es anti-natural que los seres humanos predemos unos sobre otros.
    Es más, si asumimos que “A es A”, podríamos aplicarlo al tercer derecho negativo: “libertad” es “libertad” absoluta, y “Libertad” a medias no es “libertad”. La libertad, corrígeme si me equivoco, consiste en decidir y hacer lo que te dicta tu voluntad dentro de tus capacidades. ¿Acaso no incluye eso la libertad de asesinar, robar y esclavizar? ¿Quién dijo que la libertad no puede ser depredadora?

  22. Frisco says:

    “In a fully free society, taxation—or, to be exact, payment for governmental services—would be voluntary. Since the proper services of a government—the police, the armed forces, the law courts—are demonstrably needed by individual citizens and affect their interests directly, the citizens would (and should) be willing to pay for such services, as they pay for insurance.

    The question of how to implement the principle of voluntary government financing—how to determine the best means of applying it in practice—is a very complex one and belongs to the field of the philosophy of law. The task of political philosophy is only to establish the nature of the principle and to demonstrate that it is practicable. The choice of a specific method of implementation is more than premature today—since the principle will be practicable only in a fully free society, a society whose government has been constitutionally reduced to its proper, basic functions.”

    “Any program of voluntary government financing has to be regarded as a goal for a distant future.

    What the advocates of a fully free society have to know, at present, is only the principle by which that goal can be achieved.

    The principle of voluntary government financing rests on the following premises: that the government is not the owner of the citizens’ income and, therefore, cannot hold a blank check on that income—that the nature of the proper governmental services must be constitutionally defined and delimited, leaving the government no power to enlarge the scope of its services at its own arbitrary discretion. Consequently, the principle of voluntary government financing regards the government as the servant, not the ruler, of the citizens—as an agent who must be paid for his services, not as a benefactor whose services are gratuitous, who dispenses something for nothing.”

    Anti-Objetivista, aquí está el rol del gobierno según su sistema de financiamiento privado, por Ayn Rand. Resumiendo lo que quiere decir, es que el principio es correcto y practicable, sin embargo el sistema ni sus procedimientos han sido definidos. Esto es así porque simplemente es muy complicado para desarrollarlo ahora cuando eso ya sería trabajo de las futuras generaciones que logren llegar a una sociedad libre, Ayn Rand lo explica en una porción del texto de arriba:

    “La elección de implementar un método específico [de financiamiento voluntario del gobierno] es más que prematuro el día de hoy –debido a que el principio sólo será practicable en una sociedad completamente libre, en una sociedad cuyo gobierno ha sido reducido constitucionalmente a sus debidas funciones básicas.” (“The choice of a specific method of implementation is more than premature today—since the principle will be practicable only in a fully free society, a society whose government has been constitutionally reduced to its proper, basic functions.”)

  23. Frisco says:

    Y corrijo tu último punto, en cuanto a la libertad. Nadie puede tener, en libertad absoluta, el derecho de matar a otra persona o robar. Esto es así porque el hecho de que yo tenga libertad absoluta y también vos, significaría que ambos tenemos el derecho de que nuestras decisiones sean respetadas, por lo tanto nuestras libertades anulan la posibilidad de anular las libertades de otros tanto como a los otros de anular las nuestras.

    Es exáctamente como puntualizaste pero vos lo entendiste mal. A es A. La libertad es libertad tanto para el individuo 1 como para el individuo 2: inviolables.

  24. El Osito Teddy says:

    “La libertad, corrígeme si me equivoco, consiste en decidir y hacer lo que te dicta tu voluntad dentro de tus capacidades. ¿Acaso no incluye eso la libertad de asesinar, robar y esclavizar?”

    Si dices defender la libertad y esclavizas o asesinas estás cometiendo una contradicción. No estás aplicando A=A. No estás siendo Objetivista.La definición de libertad que manejamos significa, en palabras de Rand “la ausencia de coacción” y eso implica estar en contra de lo que dices.

    Tampoco es ser Objetivista el hedonismo extremo e irracional que planteas. Ayn Rand lo criticó ferozmente y puedes consultarlo en esta Web (busca en el glosario Caprichos, por ej). Para criticar algo primero tienes que conocerlo.

    Llama la atención que la única definición de libertad para ti significa destruir sin control.

    1. godmino ( User Karma: 0 ) says:

      Yo tengo una pregunta más profunda aún para el Sr. “Anti-Objetivista”: ¿Cómo puedes ser “anti”-algo que ni siquiera conoces? Estás diciendo sandeces atacando posiciones que no son Objetivistas. No entiendes conceptos básicos como el de “libertad”. Tus argumentos consisten en plantear situaciones concretas irreales inventadas por ti, no en atacar principios filosóficos. ¿Por qué te haces llamar “anti-Objetivista” si no tienes ni la más remota idea de qué estás hablando?

      No te conocemos, así que vamos a asumir por un momento que seas una persona honesta: Tu tiempo estaría mejor empleado si dedicaras unos días o unas semanas a leer y entender las ideas que defendemos aquí (si te interesan, claro), y luego, una vez que entiendas de qué va la cosa, si de verdad tienes argumentos serios contra nuestra filosofía, nos encantará que vuelvas y los expongas, preferentemente en términos de esenciales, como por ejemplo: Las cosas no son lo que son; o: la razón no es el único método para conocer la realidad; o: el hombre debe vivir sacrificándose a los demás; o: el mejor sistema social es uno en el que unos hombres esclavizan a otros. Si vienes con argumentos válidos de ese tipo — o sea, argumentos *realmente* “anti-Objetivistas” — y nos convences, no creo que haya nadie aquí que no esté de acuerdo en pasarse a tu bando. Mientras no lo hagas, te estás echando demasiadas flores llamándote “anti-Objetivista”: simplemente, es un nombre que no te mereces.

  25. Miguel says:

    No, amigo, la libertad no es libertad en contra de la realidad, la realidad te permite ser libre para buscar tu destrucción, pero el derecho es un concepto político que presupone la existencia de una sociedad, y a su vez la sociedad presupone la existencia de hombres, y a su vez los derechos son valores éticos ya que la ética es necesaria para vivir, y por tanto, sin vida no hay valores, incluido el de libertad, para ser libre hay que estar vivo, por tanto, el concepto vida es precondición del concepto libertad, sin vida no hay libertad, y por tanto es una contradicción reclamar la libertad como valor cuando se ataca a la fuente que la hace posible la vida humana.

    Puedes hacer uso de la libertad para morir pero lo que conseguirás es destruir todos los valores incluyendo esa libertad, por eso eres irracional, quien busca algo contrario a la realidad está buscando sencillamente la muerte.

    A es A significa las cosas son lo que son, y la vida, la libertad y demás son valores, y los valores presuponen seres vivientes que valoren por tanto estás buscando una contradicción al postular la libertad para matar.

    Por otro lado, estás usando la libertad para negar la libertad, o sea le niegas la libertad a otros amparándote en tu libertad, eso es un valor [un concepto] robado.

    A tu pregunta sobre la corrupción te digo que lo mismo y peor ocurre con la corrupción de un Estado que tiene facultad de recaudar impuestos.

    En un Estado libre si tu ves que los agentes son irracionales entonces podrás denunciarlos y serán castigados, en todo caso, en una sociedad libre siempre puedes defenderte tu mismo en caso de urgencia, por ejemplo, si ves que los policías son corruptos.

    En cuanto a lo de quien paga manda, lo mismo te decimos con tu Estado coactivo, a diferencia de que aquí quien paga no manda, es decir, nos obligan a pagar y encima nos violan los derechos.

    En última instancia corresponde a cada hombre racional velar por su propia vida y felicidad y promover que los demás hombres sean racionales para evitar que los criminales tomen el poder, por eso la política es una rama que necesita de la ética y de la teoría del conocimiento o epistemología y de la metafísica u ontología, porque primero están las ideas racionales y luego la sociedad racional, sin ideas buenas asumidas por los individuos que van a relacionarse en sociedad no puede haber sociedad racional alguna.

    Tus objeciones no son válidas en ese aspecto, porque tu formulas la típica pregunta de, ¿ Quién controla al controlador? La respuesta cada hombre racional por sí mismo y los intelectuales racionales que mantengan a la gente alerta, sin ellos es imposible una sociedad racional y humana, la política es solo una rama secundaria de la Filosofía es la última rama y es la que aplica en la práctica los principios elaborados previamente por la ética.

  26. El Anti-Objetivista says:

    Señor Godmino, ya estoy leyendo a Ayn Rand, pero eso no quiere decir que realmente comparta su concepto de libertad. Y también he oído eso de que no puede existir la “libertad de imponer”, sé que es uno de los principios del Objetivismo, pero yo no veo vuestra libertad como una libertad pura, la veo como una libertad comprometida y condicional. Sigo creyendo y afirmando que la libertad pura siempre es depredadora.
    Y, una vez más, os pido educadamente que me demostréis (mediante pruebas sensibles o mediante premisas y una conclusión) que los Derechos Individuales comienzan antes de ser reconocidos y no son fruto de la sociedad.

    Y el problema que os planteo del “pago voluntario de impuestos” viene de este párrafo de “En defensa del anarquismo racional” de George H Smith:

    – El principio de “pago voluntario de impuestos” reduce al concepto de “gobierno” de Rand a una empresa de protección dentro de un libre mercado, la cual, como todos los negocios, debe satisfacer a sus consumidores o cerrar. ¿Qué mecanismo existe para impedirle a un cliente insatisfecho el quedarse con sus dinero en un “gobierno” Randiano, mientras se subscribe a los servicios de otra agencia? ¿Porqué no puede un terrateniente (o un grupo de terratenientes), negarse a pagar por los servicios de su “gobierno Randiano” si los consideran ineficientes, y cambiar de proveedor?
    El derecho a pagar o no pagar por servicios de acuerdo al propio juicio, es una característica del mercado libre y no tiene relación, teórica o histórica, con la institución de gobierno. No hay manera de que un gobierno pueda mantener su poder soberano -su monopolio sobre el uso legítimo de la fuerza- si no posee el poder de gravar obligatoriamente. –

    Basándome en esto, sospecho que el Objetivismo emplea la palabra “gobierno” para exigir algo que no debería llamarse así, y menos aún “policía”, pues es algo completamente privado que deja la puerta totalmente abierta a la “competencia de gobiernos”, cosa que los objetivistas rechazáis, y sin embargo sería una posibilidad implícita en este libre mercado.
    Y creo que un “gobierno” y una “sociedad libre” son bastante antónimos. Gobierno es autoridad, mando y obediencia.

    Decide una cosa. Y esto no es retórica. ¿Qué opináis de la expresión: “mi libertad empieza donde termina la tuya”? No es que yo se partidario de ello, pero tampoco la considero contraria a la realidad.

  27. Sergio says:

    “Pero yo no gano nada con que se le alivie el hambre o la sed o la jubilación a otra persona a mi costa, ¿ Qué valor obtengo yo a cambio?”.

    Al valorarte a ti mismo, necesariamente debes darle un valor a la vida de otro. Y, de la misma manera que no deseas tu propia desgracia, no deberías desear desgracias ajenas.

    En casos en los que la asistencia a otra persona sea necesaria por no poder ser provista motu propio, creo que es moral que el Estado intervenga, por el argumento de que el otro es un ser humano.

    Y no estoy hablando de un Estado del Bienestar como los que hay en Europa…

  28. El Osito Teddy says:

    Estimado Sr Antiobjetivista, se repetirá lo que todavía no entiendes.

    1- NO estás criticando Objetivismo. Lo tuyo es una falacia de hombre de paja.
    2- Un “derecho” que necesite violar el de los demás no puede ser considerado ser llamado “derecho”.

    Primero tienes que entender esto.

  29. Juan Wedel says:

    Don Sergio, – “Al valorarte a ti mismo, necesariamente debes darle un valor a la vida de otro.” – No puedes valorar a otra persona de la misma manera que te valoras a ti, las necesidades de otros no pueden estar por encima de las tuyas, el valor de la vida de los otros se valorará siempre cuando estos representen un verdadero valor hacia ti, ya que los valores no salen de la nada. Lo que Miguel intenta decir es que si no existe un valor o una ganancia para mi ayudar o sacrificarme por alguien no es mi responsabilidad ni la del Estado hacerlo.
    El hecho de que no desee que las desgracias me pasen a mi no justifica que necesariamente tenga que ayudar a los que fueron afectados por esas desgracias.

  30. Miguel says:

    ” Al valorarte a ti mismo, necesariamente debes darle un valor a la vida de otro. Y, de la misma manera que no deseas tu propia desgracia, no deberías desear desgracias ajenas.

    En casos en los que la asistencia a otra persona sea necesaria por no poder ser provista motu propio, creo que es moral que el Estado intervenga, por el argumento de que el otro es un ser humano.”

    Cometes uan serie de falacias, a cada paso más grandes, la primera es que yo valoro la vida humana pero no puedo ponerla aparte y por encima de la mia, es decir, no puedo valorar la vida ajena y sus necesidades si eso va a mermar mis valores, yo podré si lo estimo de mi interés propio y en la medida en que no me suponga un quebranto ayudar a una persona a la que ame o estime, un amigo, una esposa, un padre, una madre etc, pero porque yo valoro a esas personas como de importancia para mi propio bienestar egoísta.

    La ayuda que puedo darle a un desconocido necesariamente tiene que ser mucho menor, ya que esa persona al no ser conocida por mi no me puede ofrecer valores materiales o espirituales a cambio, con lo cual esa ayuda la daré si lo estimo adecuado según mi situación económica.

    Pero es contradictorio que tu me digas que debo valorar la vida humana y por ello se me exige forzosamente que satisfaga las potenciales infinitas necesidades ajenas, porque ya entonces estoy valorando mi vida como un cero o sea no valorándola.

    Segundo, te retratas psicológicamente con el hecho de que el que no quiera yo sufrir desgracias es lo que debe motivarme a dedicarme a aliviar las desgracias ajenas, eso solo revela la visión psicológica de un hombre que se ve a sí mismo como un potencial paria metafísico, o sea como un deshauciado por la realidad que en cualquier momento puede verse en la más absoluta miseria, eso signfica que la felicidad y la búsqueda de valores positivos es excepcional y que debemos dedicarnos a aliviar las desgracias ajenas con el consuelo de que cuando seamos desgraciados seremos compadecidos por alguien, esa visión revela una falta de autoestima muy grande, y revela la visión de un hombre que es un cero intercambiando ceros con otros hombres que son ceros, en una línea interminable de ceros, o sea un no valor perenne.

    En cuanto a que el Estado sea moral que intervenga, no según el código egoísta de la vida, sino según el altruismo, pero yo repugno ese código que solo trae sufrimiento, lo que tienes que hacer es leer La Rebelión de Atlas si no los has hecho y la Virtud del Egoísmo.

  31. Gioli says:

    “El hombre que produce mientras otros disponen de lo que produce, es un esclavo”. No es eso exactamente lo que ocurre en el capitalismo, que el proletariado no es dueño de lo que produce ? si es que lo que produce el obrero no le pertenece a él, sino al capitalista, ni tampoco el obrero es dueño de los medios de producción, no es el capitalismo entonces un creador de esclavos desposeídos ?

  32. Jan says:

    Gioli, no, el capitalismo no crea esclavos desposeídos como voy a demostrar: Cuando un obrero *acepta* trabajar en una fábrica, firma un contrato donde se define el acuerdo. Tal obrero presta sus servicios y se le da un pago en consecuencia, lo cual fue aceptado por ambas partes voluntariamente. No puede el obrero alegar que no es dueño de lo que produce, ya que lo que sea que él produzca es de hecho, por lo que se le contrató y que él aceptó. El es dueño de su paga y es libre de dejar ese empleo siempre que el contrato firmado lo permita (en caso de que el contrato defina un tiempo que durará el acuerdo, como sucede en la mayoría de los casos). Efectivamente, el obrero no es dueño ni de la fábrica, ni del material que se use, ni de nada, ¿Es eso lo que consideras que es un esclavo desposeído? Personalmente prefiero invertir mi tiempo y energía en un autoempleo, ya que soy dueño y con ello tengo las ventajas, pero también los riesgos y responsabilidades; y cuando se pueda, tener un negocio que genere dinero mientras yo estoy en mi otro trabajo. Eso me lo permite un mercado libre (hoy ser empresario es como un castigo por todas las exigencias de papá estado, ya sea impuestos, leyes del salario mínimo, etc.), ¿es lo que consideras un sistema creador de esclavos? ¿Sólo porque alguien tuvo la capacidad de ser suficientemente racional para establecer una empresa, mientra que otros no?

    Además, la frase que citas tiene un contexto específico y se refiere de hecho, a las personas que producen y a las personas que saquean, los que crean valores y los que crean castigos: al hombre de negocios y los burócratas de turno. Es cuando se le obliga a un hombre a prestar sus servicios por la fuerza y se le expropia de los resultados. Es esclavo porque él no tiene la opción de continuar o detenerse, y el obrero que yo di de ejemplo sí tiene esa opción.

  33. Matt says:

    Hola Anti-Objetivista, creo que te equivocas cuando decis que no sos un subjetivista. Esta claro que pensas que no existe una realidad disociada de las ideas humanas. Por eso mismo decis que los derechos existen si y solo si son reconocidos. Lo que estas tratando de decir es que la piedra no es piedra si nadie esta ahi para decir que es una piedra. Estas convencido de que primero tiene que existir la “idea”, eso mi amigo se llama idealismo y tiene sus origenes en Platon, Descartes, Kant, Hegel, Hume y muchos mas.
    Justamente esas ideas son las que no te permiten entender la filosofia objetivista. Cuando Rand afirma “A es A y el hombre es el hombre” justamente a eso se refiere. El hombre existe, al igual que una piedra o cualquier otra cosa. Existe independiente de la conciencia humana, existe como parte de la realidad y, en consecuencia, tiene una identidad especifica. Si negas los derechos individuales estas negando la identidad del hombre, estas diciendo que no es nada hasta que otro hombre aparece en escena, estas diciendo que nada en la existencia tiene una identidad especifica, ni siquiera una simple piedra.
    Si partis de esta base entonces es imposible llegar a un acuerdo.

    Saludos!

  34. Alberto says:

    Hola!

    Me gustaría aportar una buena definición de derecho, con una cita del libro “Perfectopía” (muy bueno realmente, recomendado a todos). Es una cita corta, pero es capaz de resumir en pocas palabras el significado de derecho en sí.

    “Un derecho no es algo que alguien te da, es algo que nadie te puede quitar.”

    Por concretarlo (aunque se que no hace falta :p):

    “Un derecho no es algo que alguien te da (como trabajo, salud o educación), sino algo que nadie te puede quitar (tu vida o tu libertad)”

  35. Person says:

    Yo no diría que es una “definición”, apropiadamente, es demasiado vago y sobreabstracto para que sirva una función definitoria.

    1. Omingod ( User Karma: 0 ) says:

      Totalmente de acuerdo. Una definición se construye a partir de los elementos *esenciales* del concepto que se intenta definir, y ese no es el caso con esa supuesta “definición” de lo que son derechos. Sólo hay que compararla con la definición que da Ayn Rand para ver la diferencia de nivel: “Un *derecho* es un principio moral que define y sanciona la libertad de acción de un hombre en un contexto social.”

      No es que el punto no pueda ser verdadero (si se le añade el contexto necesario para que sea interpretado correctamente), sino que en cualquier caso no es una definición válida.

      Ver http://objetivismo.org/derechos-del-hombre/ y http://objetivismo.org/definiciones/ y enlaces relacionados.

  36. Alberto says:

    Hola!

    Muchas gracias por las respuestas (Sí, tenéis razón, no es una definición como tal) y por los links

    (curiosamente no había leído el post sobre definiciones, muy interesante).

    Quizá en mi defensa podría decir que no me refiria a una “definición” como tal (sino a un “resumen?”

    (sigue sin salirme la palabra apropiada)), pero no importa, me habéis ayudado a aprender :p

    Por cierto, tengo una duda: Más concretamente, ¿De dónde vienen los derechos del hombre?
    Me refiero a que, por lo que he leido hasta ahora de diversas fuentes, provienen de la “naturaleza” racional del hombre (si no es así, corregidme).
    La conexión que he hecho con esto es que , gracias a la naturaleza racional (falta de instinto), el hombre tiene alternativas, por lo atmto valores (parte del discruso de Galt lo explica), y los derechos son usados para “proteger” los valores fundamentales de la vida de un hombre (vida, libertad y búsqueda de la felicidad) (corregidme ambién si me equivoco, pero es la única conexión que he encontrado). Esto también explicaría la falta de derechos de los animales, ya que al no tener alternativas (usan el instinto), no tienen valores que proteger.

    -Alberto

  37. G Truchuelo R ( User Karma: 0 ) says:

    Esa frase no define que es un derecho, simplemente señala ciertas características de los derechos.

    Dice “es algo que..” pero una definición se centraría en definir *ese algo*.

    En cualquier caso, es correcta y literariamente “suena bien”. A propósito de Perfectopía, es un libro de un conocido, León Hernández, es miembro de Students For Liberty y cercano al PLIB. Además presentó su libro este año en liberacción. 🙂

  38. Fernando C. says:

    He terminado de leer La Rebelión de Atlas hace un mes y no puedo dejar de pensar en la novela, soy casi un obsesivo-compulsivo en querer comprender más, he leído muchos artículos de este foro y he comenzado a leer obras de Aristóteles. He quedado en una crisis mental, ya no se como seguir en mi vida, no se como vivir si no es tratando con mis destructores, después de leer la novela se me han olvidado mis propósitos de producción que tanto anhelaba que ya no se como producir para mi bien, no quiero tener que construir la rueda desde cero y vivir en el campo, ¿cómo trabajar sin que me roben impuestos? ¿Como producir cada vez más si entre más lo haga más me robarán? ¿De que sirve entonces toda la tecnología, todos los avances, todas las ideas, todo lo creado si está en manos de destructores y cada vez que quiera intercambiar mi valor por el de otros, tendré que pagarle también a un destructor? ¿Cómo viven ustedes como objetivistas en este mundo de adoradores del cero? Por que no se si sea muy extremista, pero con tener hasta un televisor estoy tratando con los destructores de la vida…

    1. Omingod ( User Karma: 0 ) says:

      Fernando, no creo que estés siendo “muy extremista”, simplemente estás dándote cuenta de forma mucho más consciente de la situación en el mundo, y entendiendo cómo y por qué hemos llegado a este punto. Muchos de los que hemos leído Atlas hemos tenido la misma sensación. Ahora tienes que plantearte cómo disfrutar de la vida: el universo sigue siendo benevolente (a pesar de todos los parásitos humanos y animales que nos rodean) y es cuestión de elegir bien tus valores y luchar por conseguirlos, dentro del contexto que conoces. No es fácil, pero es la única forma de vivir. Y por supuesto, cuanto más leas de Ayn Rand y sobre Objetivismo, mejor entenderás cómo lidiar con el mundo. Como digo, no estás solo, muchos tenemos el mismo problema diario de enfrentar una irracionalidad a todos los niveles, pero vamos adelante con esa lucha para la cual contamos con dos armas invencibles a nuestro favor: la realidad y la razón.

  39. Alberto says:

    Me pasó algo parecido la primera vez que lo leí… Y, sinceramente, sí. Cada vez que tengo que tratar con alguien incapaz de pensar lo más mínimo (por desgracia, está lleno) me pongo de los nervios D:

    ¿Y si hacemos una colecta y nos montamos una ciudadita en algún lugar sin gente? Entre nosotros, y la mayoría de objetivistas del mundo (estoy seguro de que muchos estarían de acuerdo) nos podemos hacer un buen “John Galt” xD

  40. Alberto says:

    La benevolencia del universo es algo metafísicamente dado, la conducta de individuos (muchos o pocos) no es capaz de cambiarlo.

    Y montamos la ciudad objetivista o no? D:

  41. Fernando C. says:

    Gracias! Entonces ¿ustedes compran cosas? Porque ahora con cualquier cosa que compre no puedo dejar de pensar en el IVA que estoy pagando (De hecho, estudio economía y en la Universidad es peor).
    Y si, sería maravilloso apoderarse de las montañas rocallosas y vivir como hombres.
    Saludos

  42. Florentino says:

    Frisco, el dinero, sin duda, tiene poder de coacción ya que, como bien dices es un medio de intercambio y quien tenga poder de intercambio abundante podrá coaccionar, limitando el acceso a recursos necesarios de otros. Tan sencillo como impedir que un grupo de personas adquieran agua porque se es el dueño de los mantos acuíferos.

    Es un falso supuesto tuyo el creer que yo entiendo como alguien ‘capitalista’ solo a millonarios, el error sería asumir que los millonarios no son capitalistas.

    En el objetivismo, se ampara el uso de la fuerza física y por lo tanto, la ley permite el uso de la misma para defensa de propiedad, no tiene sentido decir que el objetivismo no apoya la coacción cuando la está justificando, éticamente o no. Cambiar la definición de coacción para decir que el uso de la fuerza objetivista no lo es, resulta deshonesto realmente.

    En ningún momento dije que el estado no coacciona, otro falso supuesto.

    Con respecto a tu argumentación sobre los socialistas, el capitalista objetivista argumenta el uso de la fuerza pública también, validando la coacción estatal pero bajo la ética que promueve.

    1. Omingod ( User Karma: 0 ) says:

      Florentino, hay muchos errores y demasiadas confusiones en tu argumentación. La mejor forma de responder es indicarte dónde puedes verificar de forma clara y directa lo que dice Objetivismo sobre cada uno de los temas que tocas. Tendrás que hacer el esfuerzo de leerlos para entender.
      Esta filosofía no es algo superficial que se le ocurrió a alguien mientras estaba desayunando un día. Es una filosofía completa, basada en la realidad y la razón, y perfectamente integrada; para rebatir cualquiera de sus principios tienes que rebatirla como un todo. Espero que te sirva y que profundices en ella. Saludos.
      http://objetivismo.org/capitalismo-teoria/
      http://objetivismo.org/codicia/
      http://objetivismo.org/defensa-propia/
      http://objetivismo.org/fuerza/
      http://objetivismo.org/poder-economico-vs-politico/
      http://objetivismo.org/principios-de-una-sociedad-libre-2/

  43. Javier Cuesta says:

    en respuesta a Fernando y su desasosiego.
    Yo he pasado exactamente por esa etapa de rebelarme contra los parasitos y desear escapar a algún sitio donde no pudieran alcanzarme.
    la cuestión es que vivimos en un mundo diseñado por y para los parasitos y no hay donde escapar.
    Por mucho que te rebeles contra sus normas no te queda mas remedio que jugar en su campo. Son como un virus que infecta todo el cuerpo de su huesped. El huesped de los parasitos humanos es el planeta tierra en su conjunto. no hay donde escapar, al menos fisicamente.
    Pero si tienes una via para escapar psicologicamente.
    Comprender en toda su profundidad la filosofía objetivista es la via para escapar a la trama que los parasitos han tejido durante milenios.
    Ten en cuenta que el objetivo último de un ser racional no es evitar ser robado. Eso es una lucha contra la nada, contra un fantasma. es como luchar contra la oscuridad. la oscuridad no existe, solo existe la luz y la oscuridad no es mas que ausencia de luz, como el frio no es mas que ausencia de calor.
    Centrate en el mas importante objetivo moral que tienes y que es ser FELIZ.
    Si te obsesionas con evitar ser robado, malgastarás tu vida luchando contra piojos y chinches y no podrás vencer, son demasiados.
    Si te centras en erradicar de tu mente toda la basura colectivista, altruista con la que nos han amamantado, podrás alcanzar la victoria y tu recompensa será la Felicidad.
    En ese campo, alcanzar la felicidad, los parasitos tienen poco que hacer. Ellos pueden doblegar tu cuerpo mediante el uso de la coacción, amenazas o fuerza, pero no pueden penetrar en tu mente salvo que tu les abras la puerta.
    Desinstala de tu mente el sistema operativo altruista e instala el objetivista, es decir, vive la realidad no MATRIX.
    Un saludo para todos.

  44. Javier Cuesta says:

    En respuesta a Fernando C.
    Por supuesto que compramos cosas. Ayer compré un portatil en el Corte Ingles para mi hija. de otro modo no podrías llevar una vida humana, descenderías al nivel de un hominido cazador-recolector fabricando con tus manos tus propias herramientas.
    Dicho esto el IVA del portatil lo va a pagar la madre de montoro porque dado que no soy un homínido (como él) sé como hacer que ese impuesto extraído por la fuerza me sea revertido.
    Para ello es útil estudiar especialmente economía y filosofía y ver como funciona el mundo.
    lo fundamental es que aprendas a distinguir cuando estas actuando por tu propio bien, es decir, por tu propio interés y cuando lo haces impulsado por una moral kantiana o altruista, es decir, por el interés de los demás.
    Si además consigues espabilar para que sea la madre de montoro la que pague el iva mejor que mejor, pero eso es secundario.
    un saludo.

  45. Fernando C. says:

    Gracias Javier, estaba exactamente en la situación de escapar a algún lugar físico, pero en realidad solo estaba escapando de mi mente, ahora con la ayuda de la misma intentaré que mi vida sea la máxima excelencia que pueda obtener.
    Saludos

  46. Florentino says:

    Omingod, conozco la teoría y no me resulta compleja, es, de hecho, una filosofía sencilla, lo cual no significa que sea falsa en su totalidad.

    El objetivismo me resulta poco certero en varias áreas, como las que mencioné sobre la coacción, que fundamentalmente es argumentar que solo bajo su sistema el hombre sería libre y si no se acepta como tal, se coaccionaría a los demás para su aceptación, mediante la defensa de la propiedad que el mismo objetivismo ha definido, en realidad, no varía mucho con respecto a la coacción de otro tipo. Esto no es una argumentación de mi parte en contra de la defensa personal, en todo caso es mostrar el doble estándar en el que cae y uno de sus puntos ciegos.

    Es decir, que el objetivismo defina que el poder económico no coacciona no quiere decir que así sea, o que argumente de forma similar, aventurada y dogmáticamente, que el capitalismo es el único sistema moral, siendo el concepto de moralidad tan relativo, que queda sin sustento alguno realmente.

    1. Omingod ( User Karma: 0 ) says:

      El poder económico no coacciona ni puede coaccionar porque todas las relaciones entre individuos son voluntarias y para beneficio propio. El capitalismo es el único sistema moral porque es el único sistema social basado en los derechos individuales, en el que cada individuo puede actuar, crear y producir para su propio bien sin coacción ni amenaza de fuerza por parte de otros.

      Obviamente no conoces la teoría (o no la has entendido), pues dices que esas conclusiones son falsas, aventuradas y dogmáticas. Es todo lo contrario, son el resultado inductivo de la observación de los hechos y de la lógica. Y cuando dices que el concepto de moralidad es “relativo” entonces demuestras definitivamente que no has entendido Objetivismo: una de las más importantes y revolucionarias contribuciones de Ayn Rand a la filosofía es mostrar que la moralidad está basada en la realidad, que es “absoluta”.

      Suena a ignorante, insultante y condescendiente tu comentario de que Objetivismo “es una filosofía sencilla, lo cual no significa que sea falsa en su totalidad”, y no espero que cambies tu punto de vista, pero a los lectores que quieran profundizar en estos temas y no hayan leído “La Rebelión de Atlas” les invito a que lean el discurso de Galt, traducido aquí https://larebeliondeatlas.org/2013/08/29/soy-john-galt-quien-habla/

  47. César González says:

    @Florentino, Echa un vistazo a la realidad y luego opina con tus propios pensamientos porque tus argumentos no son tuyos, son de tus libros.
    Quien afirma que los objetivistas aceptamos estas ideas de forma dogmática es porque no conoce para nada esta teoría.

  48. Florentino says:

    Omingod, al contrario, considero que he entendido bien esos puntos que he mencionada del objetivismo. Aunque el objetivismo clame algo y sea congruente dentro de su marco conceptual, no quiere decir que sus premisas sean verdaderas.

    Basar la moralidad en la realidad no quiere decir que la que dicta el objetivismo sea la única, es ineludible una moralidad relativa, esto lo muestra la historia de todas las culturas, aunque haya afirmado lo contrario A. Rand. De ahí mi argumentación de dogmatismo.

    Mi afirmación de la sencillez del objetivismo no tuvo intencionalidad de ofensa, al contrario, para mi es más valiosa una percepción sencilla y verdadera que una pretenciosa.

    “El capitalismo es el único sistema moral porque es el único sistema social basado en los derechos individuales, en el que cada individuo puede actuar, crear y producir para su propio bien sin coacción ni amenaza de fuerza por parte de otros.” Falta incluir: a menos que no se acepte la organización social por propiedad privada, entonces se usará coacción para aplicarla. El punto ciego que menciono, es que no es el único sistema que se base en derechos individuales, el voluntarismo no significa necesariamente capitalismo.

  49. G Truchuelo R ( User Karma: 0 ) says:

    @Florentino, acabo de leer todos tus comentarios, y me gustaría que explicases como se puede “imponer la propiedad privada”, siendo este uno de los derechos triangulares.

    Por otra parte, hablas de los errores de Objetivismo en ciertos aspectos concretos, como el de la política. Ok – pero podrías decir concretamente qué punto es erróneo, y por qué?

    un saludo

  50. Florentino says:

    Cesar González, ¿De qué libros hablas? Aún si mis argumentos fueran influenciados por libros no quitaría la veracidad de los mismos solo por eso. Si tu posición es que un argumento es falso porque ‘no es pensamiento original’, es realmente un argumento muy débil y se autodestruye, porque prácticamente todos hemos tomado ideas de libros directa o indirectamente, y más aún el objetivista que se fundamenta en los escritos de Rand.

    No afirmé que los objetivistas toman el objetivismo dogmáticamente en su totalidad, acoté claramente una de las cosas que considero dogmáticas del objetivismo: el capitalismo es el único sistema moral. Esto es demostrable como falso porque estaría afirmando que no existía moralidad antes del surgimiento del capitalismo como lo definió Rand. De echo afirma que nunca ha existido, porque no ha habido capitalismo como lo describe el objetivismo.

  51. Florentino says:

    Truchuelo, si se definen las formas y métodos para determinar propiedad, aquellos quienes no respeten esas formas serían coaccionados para respetarlas. Eso es la defensa de la propiedad privada: se esta imponiendo por coacción la aceptación de dichas formas. Esto no quiere decir que no tenga cierto valor la defensa personal, como ya indiqué con anterioridad, sino que es dehonesto afirmar que la defensa de la propiedad no es coaccionar, sea cual fuere el método. La apología que hizo Rand sobre el genocidio de los nativos americanos en West Point tiene tintes de ello. Esto lo considero un error del objetivismo.

    La afirmación: “el capitalismo es el único sistema moral”, lo considero otro error fundamental, muchos sistemas de organización social se basan en moralidad, si no es que todos, se crea un sistema de justicia y reglamentación basado en moralidad. Lo que certero sería decir que el capitalismo objetivista es el único sistema compatible con la moralidad de Ayn Rand.

    Aunque no lo considero falso, decir que ‘la existencia existe’, y tomarlo como un pilar filosófico, es un argumento débil, como decir que un círculo es redondo.

    Hay otros más específicos que en su momento analicé cuando leí diversos materiales y entrevistas de Rand, que en este momento no tengo presente, pero los anteriores son de los que más llamaron mi atención.

  52. César González says:

    @Florentino. Me ahorraste muchas líneas de debate con lo que dijiste:” y más aún el objetivista que se fundamenta en los escritos de Rand.”
    Ni yo ni ningún objetivista basamos nuestros argumentos en los escritos de Rand, lo hago por medio de la observación de la realidad, no por medio de opiniones.

    Particularmente mi aprecio por el trabajo de Rand no se basa en que me convenció con sus libros y demás escritos sino porque comparto las ideas que ella se dedicó exponer de una manera tan clara y brillante en ellos.

  53. G Truchuelo R ( User Karma: 0 ) says:

    @Florentino, confundes un concepto clave para poder abordar el tema correctamente: la coacción negativa y la positiva.

    De hecho, atribuyes a Rand una afirmación errónea o sacada fuera de contexto: “la defensa de la propiedad no es coaccionar” – Sí lo es, pero no en el sentido que le das tú.
    Libertad no significa ausencia total de coacción, sino, concretamente, ausencia de coacción positiva dentro de la esfera privada de los derechos de uno mismo.

    Claro que la implementación del derecho a la libertad, la propiedad, y la vida genera imposiciones, pero siempre negativas. En otras palabras, el ejercicio activo de esos derechos por parte de un individuo sólo producen *la obligación de abstenerse de violarlos* sobre todos los demás individuos que conforman la sociedad. De allí que se denominen derechos negativos.

    De esta forma, mi libertad produce, por ejemplo, la obligación por tu parte de abstenerte de esclavizarme o de imponerme un impuesto a mi trabajo – Mi derecho a la vida, genera tu obligación de abstenerte de matarme – Y mi propiedad, genera tu obligación de abstenerte de tomar por la fuerza el producto de mi vida, mi libertad, y mi trabajo – (son los derechos triangulares, procedentes de un único derecho: el derecho a la vida)

    En ningún momento se te “imponen” tus derechos: en caso de tener, eres libre de donar todas tus propiedades, como el PC desde el cual estás escribiendo o tu coche, para vivir como Diojenes el cínico si lo deseas, al igual que eres libre de suicidarte y con ello terminar con tu vida. La única obligación/coacción que ejercen los demás sobre ti es la de abstenerte de violarlos, una obligación negativa, de no hacer – nada más.

    (((Estos derechos son los opuestos a los llamados “derechos positivos” o “derechos artificiales”, es decir, los que generan la obligación sobre los demás de hacer algo, y con ello, violar los derechos de verdad. No son ni siquiera derechos, sino una mala interpretación de la realidad por parte de mentes incapaces de pensar de forma lógica.)

    Un saludo!

  54. G Truchuelo R ( User Karma: 0 ) says:

    @Florentino: Y si, tienes razón respecto a que la afirmación “El capitalismo es el único sistema moral” puede llegar a ser insuficiente fuera de contexto.

    Cuando Rand afirmó eso, obviamente no estaba diciendo que los demás sistemas eran amorales – por supuesto que estaban basados en alguna moral – pero no en una de naturaleza racional-volitiva.

    Ciertamente el Socialismo (por ejemplo), ya sea el Socialismo Nacional de Hitler, el Socialismo Marxista, o cualquier otra variante, es un ideal que está basado ciertamente en un código moral, pero ello no significa que sea una moral de naturaleza humana. La “moral” de esos sistemas es adecuada, por ejemplo, para un hormiguero o una colmena de abejas, donde el fin de cada elemento social es vivir por y para la comunidad, la raza, o la nación.
    Es una “moral” por lo tanto inadecuada para los seres humanos, porque los interpreta como lo que no son: animales de naturaleza irracional y automatizados. (He puesto moral entre comillas porque, de hecho, habría que añadir que la moral es únicamente para aquellos organismos de naturaleza volitiva, pero esto es otro tema)

    Por ello, cuando Rand afirmaba que el Capitalismo es el único sistema económico moral, quería que aclarar que es el único sistema moral *para el ser humano*, en el cual el ser humano puede vivir precisamente como ser humano, y no como un animal de ganado o una planta.

    Un saludo! -G

  55. Florentino says:

    Truchuelo,

    Al contrario, es el objetivismo quien intenta cambiar el sentido de “coacción”, y tratarlo de excluirlo de lo que realmente es: un sistema más de justicia y reglamentación.

    El argumento de que los derechos no son dados es falso, los derechos son inventos definidos y establecidos por nosotros. Aunque se piense que son objetivos, son en realidad subjetivos. Argumentar que no se imponen derechos no tiene sentido, porque si son otorgados a otros, regulados por la reglamentación que sea, quienes no estén de acuerdo con esos derechos, serán coaccionados. Este es el aspecto de deshonestidad que he mencionado, el objetivismo no acepta que es un sistema de legislación más, no demuestra moralidad ni libertad objetiva.

    Con respecto a socialismos, comunismos o anarquismos. “Es una “moral” por lo tanto inadecuada para los seres humanos, porque los interpreta como lo que no son: animales de naturaleza irracional y automatizados. (He puesto moral entre comillas porque, de hecho, habría que añadir que la moral es únicamente para aquellos organismos de naturaleza volitiva, pero esto es otro tema)” – Esto, por supuesto, es una afirmación gratuita, más enfocada a propaganda política que a una crítica real de esas corrientes y sus múltiples variedades.

  56. Florentino says:

    César González. Evadiste la pregunta ¿Cuáles libros?

    Toda persona que se reconozca objetivista se fundamenta en los escritos de Rand, aunque se haya llegado por pensamiento propio a conclusiones similares. Para que alguien se proclame objetivista tiene que coincidir con lo que Ayn Rand dijo y conocerlo, ya que es su filosofía. Sino, no se es objetivista, se es otra cosa.

  57. G Truchuelo R ( User Karma: 0 ) says:

    @Florentino:

    “El argumento de que los derechos no son dados es falso, los derechos son inventos definidos y establecidos por nosotros. Aunque se piense que son objetivos, son en realidad subjetivos.”

    – Por qué?

    “Argumentar que no se imponen derechos no tiene sentido, porque si son otorgados a otros, regulados por la reglamentación que sea, quienes no estén de acuerdo con esos derechos, serán coaccionados.”

    – Pues claaaaaaaaaro. ¿Cuando he dicho yo lo contrario? ¿acaso no has leído mi #61? vuelve a leer mi comentario numero #61 por favor. Está claro que no has entendido la diferencia entre coacción negativa y coacción positiva.

    “Esto, por supuesto, es una afirmación gratuita, más enfocada a propaganda política que a una crítica real de esas corrientes y sus múltiples variedades”

    – Por qué ??

    …Como ves, no dices nada nuevo. Tus comentarios están cargados de rimbombantes palabras que suenan bien y parecen decir algo, pero, siento decirlo, pierdo el tiempo al leerlos ya que no veo absolutamente nada detrás. Te limitas a decir que los derechos son subjetivos, o que mi definición de socialismo es falsa y propaganda política. Pero no dices el por qué, la razón concreta.

    Espero que entiendas que para mi me es exasperante hablar con gente que lo único que hace es repetir lo que lleva escuchando toda su vida sin pararse tan siquiera a dar algún argumento en su favor.

    Te remito a donde te tendría que haber mandado desde un principio, ya que por mucho que hablemos, no conseguirás jamás escapar del paradigma “izquierda-derecha”, “capitalismo-malo”.

    http://objetivismo.org/derechos-del-individuo/
    http://objetivismo.org/socialismo/
    http://objetivismo.org/colectivismo/

  58. Florentino says:

    Truchuelo R :

    Los derechos son subjetivos porque sin persona que los defina no existirían, la definición misma de subjetividad. En caso contrario, deberás tu demostrar que existen derechos aunque la humanidad no existiera.

    La distinción que haces de coacción no tiene nada que ver con mi argumento, tanto lo que defines como positiva o negativa tienen por fin lo mismo, regular la conducta privada. Lo único que esta haciendo el objetivismo es establecer sus límites personales, pero coacción al fin y al cabo. Si se vive en el modelo objetivista y no quieres cumplirlo, serias coaccionado de cualquier forma, no hay diferencia con otros modelos que coaccionan. Y claro, eso no es apología a la injusticia, es solo mostrar que los derechos que propone el objetivismo no son objetivos, son subjetivos.

    Es propaganda gratuita porque asume atributos falsos de los socialismos, erróneamente el objetivismo considera que el socialismo no puede ser voluntario, siendo esto último falso y de ahí la propaganda política. Un socialismo liberal lo demuestra sin problemas, las personas pueden decidir, incluso sin coacción vivir en socialismos y mantener su individualidad.

    Totalmente al contrario, quienes usualmente usan la dicotomía política son usualmente los objetivistas, capitalismo-bueno, socialismo-malo, y de hecho sospecho que te mostré esa faceta tuya e intentas proyectarla en mi.

  59. César González says:

    @Florentino.

    Lo que dices no tiene sentido.

    Te pongo un ejemplo: que yo siga la ley de Newton(ley de la gravitación universal) no significa que sea “Newtoniano”, estoy obligado a seguirlas no porque esté de acuerdo con esa teoría si no porque es un hecho dentro la realidad y si no lo no hiciera no podría comprender las múltiples otras que derivan de esta.
    La razón no pertenece a Rand ni la inventó ella. La razón y todo lo que se deriva de ella: como el egoísmo y el capitalismo son la conclusión a la que se llega mediante la observación e interpretación de la realidad. Nadie lo había hecho como lo hizo ella y por eso su filosofía es algo así como impresionante.

    Ahora, estas debatiendo dentro de una página llamada objetivismo(sabrá dios como llegaste), aquí puedes encontrar mucha información que puede ayudarte a comprender más esta filosofía, te recomiendo que lo hagas, especialmente los tópicos a los que te remitió Trochuelo.

  60. Florentino says:

    César González, Comparar la filosofía de Rand con las leyes naturales es lo que no tiene sentido.

    El capitalismo y el egoísmo no son consecuencia necesarias por la observación de la realidad, son solo un modelo propuesto que nunca se ha demostrado, por eso hay personas que quieren hacer su propia versión en algún lugar remoto, como el fundador de PayPal y algunos foristas aquí.

    La razón no pertenece a Rand, en efecto, pero nuevamente, para poder etiquetar a alguien como objetivista debe conincidir con las ideas de Rand, ya que el objetivismo no es sinónimo de objetividad.

  61. G Truchuelo R ( User Karma: 0 ) says:

    @Florentino:

    1 “Los derechos son subjetivos porque sin persona que los defina no existirían, la definición misma de subjetividad. En caso contrario, deberás tu demostrar que existen derechos aunque la humanidad no existiera”

    – Entonces, ¿Son las matemáticas subjetivas? ¿lo es cualquier concepto creado por el hombre? ¿lo es, por ejemplo, el concepto de velocidad?

    2 Respecto a la coacción, sin enrollarnos más, lo único que se te fuerza, repito, es a respetar los derechos de los demás. Dentro de tu esfera, tu libertad es absoluta – Por ejemplo, solo serás coaccionado si cometes una violación de los derechos de otras personas (matar, robar, esclavizar, etc.) Nada más.

    3 En cuanto a Socialismo, estoy hablando obviamente de la teoría socieconomica del socialismo – no le he atribuido ningún carácter yo mismo, es que es la misma teoría en sí, para llevarla a cabo es necesaria una intromisión del estado en la sociedad civil.

    ..Hablas de socialismo voluntario. Bien, mientras un grupo de personas deseosas de vivir en un sistema de socialismo voluntario no use la fuerza para forzar a los demás, son perfectamente libres de llevar a cabo su plan incluso en el capitalismo mas puro. Pero, has de saber que yo hablaba en el termino político, donde el socialismo, aplicado mediante el estado, necesariamente requiere el uso de la fuerza. (esto no lo digo yo, es la teoría misma, si te he de demostrar ya esto, apaga y vayámonos)

  62. Alberto says:

    Simplemente para reforzar lo que ha dicho Truchuelo, me gustaría citar una frase que leí en algún lado y no recuerdo donde:

    “El capitalismo permite el socialismo, pero el socialismo prohíbe el capitalismo”

    Esto significa que en cualquier país totalmente libre, tú estás en tu pleno derecho a crear una comuna en tu casa. O una empresa dirigida por los trabajadores. O un campo colectivo, o lo que quieras, siempre que no obligues a nadie (ya que eso sería romper sus derechos, delito).

    Mientras que en un sistema socialista, el capitalismo está totalmente prohibido (como cuando en la URSS eliminaron el dinero).

    Y, por cierto, tal “coacción” es voluntaria, ya que la debes aceptar si deseas vivir en sociedad. Tú puedes irte a vivir a una isla desierta o perdido en el monte, pero en el momento en el que desees tratar con otros humanos, debes aceptar sus derechos. Por lo que ya no es coacción forzada, sino por elección.

  63. Florentino says:

    Truchuelo,

    1) Si, las matemáticas son subjetivas, así como los conceptos, si no hay nadie que defina, no habra definiciones. Eso no significa que dejan de existir los objetos que describen las definiciones, que es lo que realmente es objetivo.

    2) Precisamente, el objetivismo es una metodología que incluye coacción, que bueno que ya se acepta.

    3) No hay mucho que demostrar del socialismo, tu afirmación solo toma una tendencia del mismo y la usas para justificar algo falso.

  64. Florentino says:

    Alberto. Esa frase, por supuesto, es falsa, no se puede establecer socialismo, o comunismos dentro de capitalismos, porque se seguiría viviendo bajo su reglamentación, dudo mucho que si un grupo de personas quisieran hacer una comuna en un lugar que se ha definido como propiedad de otros, los dejarían.

    Cualquiera puede irse a vivir al monte, igual los obejtivistas. El tratar de ‘mandar al monte’ a otros es bilateral. Muestras la clara tendencia de que solo el capitalismo permite la convivencia sana, nada más falso, de ahí la falacia: “el capitalismo es el único sistema moral”.

    La coacción siempre es forzada, si fuera todo el tiempo voluntaria la convivencia, no sería necesaria la coacción.

  65. Alberto says:

    No lo es, ni siquiera en el escenario imaginario que acabas de inventar. Si alguien se apropia de la propiedad ajena por la fuerza para montar una comuna, el propietario puede usar la fuerza (ya sea en forma de defensa propia o llamando a la policía) para echarle.

    Esto no tiene nada que ver si el sistema es capitalista o no, es meramente justicia (si alguien atenta contra ti, defiendete, sea un sistema socialista, comunista, capitalista, fascista, tradicional, absolutista…etc). Es decir, a menos que apeles que la persona que roba una propiedad tiene más derechos que su legítimo propietario (cosa que entra en conflicto totalmente con el igualitarismo propuesto por las izquierdas), no veo el problema.

    El capitalismo no permite la convivencia sana, ahi fallas al contextualizarlo. El capitalismo permite la convivencia sana de seres totalmente racionales. Llámame raro, pero yo no sería capaz de tratar a otros como esclavos y vivir de ellos, ni de permitir que me llamen esclavo y que vival de mi trabajo. Puede parecer idealista, pero lo que dice el capitalismo es que tu tienes libertad TOTAL dentro de la esfera de tus derechos. Tu tienes la libertad de montarte una comuna anarquista en tu casa, pero no puedes atentar contra los derechos de otras personas. Y eso básicamente por una regla muy simple;

    Tú eres una persona, tu vecino es una persona. Las personas deben tener derechos (sanciones morales a la ley), ergo tú tienes derechos y tu vecino tiene derechos. Si no eres capaz de entender esto, trataré de explicarlo de forma más simple, pero no creo que pueda.

    ¡Y sigo sin entender lo de la coacción! ¿A cual te refieres? No lo entiendo en absoluto… Y la convivencia es voluntaria, tú puedes irte a una casita al monte, hacerte un huerto, conseguir animales y vivir el resto de tu vida. Podrás vivir perfectamente, pero si deseas conseguir algo más que una vida simple, deberás relacionarte, sí. Pero siempre tendrás la elección (y la responsabilidad de aceptar renunciar a esa elección, por ejemplo, por un contrato). Es más, no existe NINGUNA acción forzada, si quieres te explico por qué.

  66. G Truchuelo R ( User Karma: 0 ) says:

    Florentino, creo que estas confundiendo los conceptos de “subjetividad” y “existencia”. Cuando decimos que los derechos son objetivos, no queremos decir en absoluto que sean algo tangible y separado de los hombres: en una isla desierta sin habitantes no hay derechos por si solos, obviamente.

    http://objetivismo.org/subjetivismo/

    En cuanto al socialismo, vayamos al grano; el socialismo del que yo he hablado es el socialismo político, en el cual la sociedad está planificada en mayor o en menor grado por un órgano central, con el fin de satisfacer el “interés general” – de la sociedad (o de la raza, o de la nación, por poner ejemplos)

    Si el socialismo innovador que mencionas tu no incluye por ningún lado el uso de la fuerza para violar el derecho a la libertad, propiedad y/o vida de otros individuos, entonces bienvenido al capitalismo. Sí, el capitalismo se implementa ejerciendo coacción por parte del gobierno, pero una coacción NEGATIVA, a diferencia de la coacción POSITIVA del socialismo.

    En un capitalismo, estás obligado a DEJAR EN PAZ a los demás, (obligación de abstenerse de) mientras que en un socialismo, estas obligado A FORMAR PARTE DE la planificación del órgano regulador de turno (obligación de hacer), no es tan difícil de comprender, se o he explicado a mi primo pequeño (9 años) y lo entiende con ejemplo fáciles del patio de recreo.

    …En cuanto a la mención que haces a Alberto, estás plenamente equivocado, y te explicaré el por qué, de nuevo: (y estoy empezando a pensar que nos estás tomando el pelo).

    En un sistema capitalista puro, tu eres completamente libre de unirte a otros individuos que, de igual manera, accedan *voluntariamente* a vivir contigo bajo los principios socialistas que vosotros determinéis, sois libres de establecer un fondo común, o un sistema de seguridad social entre vosotros, o incluso de establecer un banco para vosotros que imprima billetes de la nada para que los uséis entre vosotros.. o incluso no usar dinero y basar vuestra vida con trueques entre vosotros!.

    Lo que *no* podéis hacer es forzar a otros a vivir en vuestro sistema: no podéis forzar a otros a aceptar vuestros truques, así como tampoco obligarlos a usar vuestro dinero de papel, o forzarlos a vivir bajo vuestros principios.

    Sin embargo, en un sistema socialista… (para que no entres en pajas mentales, hablamos de un sistema donde la sociedad, en su conjunto y sin excepción, está planificada desde un órgano central regulador, que regula la economía y por ende la sociedad civil) – … no eres libre de “liberarte” del estado, estás obligado a usar el dinero monopolizado por este (y en muchos casos desvirtuado mediante el desligamiento de activos estables, como el oro), o a pagar impuestos y a participar en el sistema de servicios públicos. Por ejemplo: ¿soy libre, ahora mismo, de dejar de contribuir a la seguridad social, y a servicios públicos como la educación pública, o a otra clase de servicios?

    Te recuerdo que el termino “capitalismo” es terminología marxista – hasta finales del siglo XIX, el nombre que se le daba a este sistema era “individualismo” – definía muy bien su esencia frente al “socialismo / colectivismo”. En un sistema, el fin era el individuo y sus derechos individuales (vida propiedad, y libertad); en el otro, el fin era la “sociedad”, y los individuos no son más que medios para ese fin: el grado o forma de uso de esos medios ha variado entre unos socialismos y otros.

    Pero, la realidad, y como bien has afirmado tú, “sociedad” no es más que un concepto abstracto para designar a un conjunto de individuos – que es lo que existe realmente -.

    En fin, esperamos que llegues al menos a comprender un poco de qué va todo el asunto de Capitalismo/Socialismo; aunque digas lo contrario, lo cierto es que no tienes ni pajolera idea de Objetivismo ni sus puntos clave, porque si lo que querías era venir a montar barullo, al menos te tendrías que haber leído algún libro de Rand…

  67. Florentino says:

    Alberto, no es ningún escenario imaginario, al contrario, tus afirmaciones sobre derechos afirma que no pueden existir comunismos o socialismos dentro de capitalismos, porque, como bien has mencionado, se forzarían a estás comunas a respetar las reglas capitalistas. No hay mucho que debatir en este respecto, más solo aclarar que esa afirmación tiene más tintes propagandísticos que reales.

    Esto no es afirmación de que no es necesaria reglamentación o convivencia, como me parece que condecendientemente estás interpretando, es una crítica ante las afirmaciones objetivistas sobre el tema, cuando afirma que no forzaría el sistema a nadie cuando claramente si lo hace, tratar de separar el concepto de derecho no tiene sentido, porque es instrínseco a la definición que el objetivismo hace de los mismos.

    Argumentar que el capitalismo objetivista solo permite la convivencia sana de seres totalmente racionales no lo llamaría idealista, sino lo llamaría ingenuo, un humano racional no cometerá el error de no aceptar sus momentos de irracionalidad, las únicas personas que podrían llegar a tener tal estado llevan el nombre de psicópatas, ya que carecerían de emociones. A pesar de que Rand haya afirmado que es racional no dejarse llevar por las emociones, no demostraría mucho, porque la misma Rand, cuando rechazó tan vengativamente el engaño de Nathaniel Branden, lo mostró. Recalco el término que usaste: totalmente racional.

    Por favor, explícame porque no existe ninguna acción forzada, para demostrar al mismo tiempo que los autoritarismos no son forzados y que todo sistema económico-político es voluntario.

  68. Florentino says:

    Truchuelo,

    No, tu estas confudiendo el termino subjetividad con subjetivismo.

    La coacción capitalista es identica a lo que llamas coacción positiva, si no cumples las reglas serías coaccionado, tratar de dividirlo es solo un ejercicio mental sin sentido, una justificación para argumentar que la coacción capitalista es diferente a otro tipo de coacción.

    El hecho de que le expliques a un niño de 9 años, demostraría que tal vez es para niños de 9 años, que no se ha formado lógica lo suficientemente complejas, como adoctrinamiento religioso.

    Es un error decir que el capitalismo no estas forzado a formar parte del “organo regulador en turno”, es una contradicción en si misma, es falso decir que el respeto de propiedad no es coacción positiva y no estar forzado a respetar ese derecho por coacción.

    El socialismo ‘innovador’ que menciono tiene más de 150 años: http://es.wikipedia.org/wiki/Socialismo_libertario y no he afirmado que soy partícipe de él, fue solo para mostrar el enorme hombre de paja que se comete con el simplismo de la falsa dicotomía capitalismo – socialismo.

  69. Alberto says:

    [Dejando a parte la conversación con Florentino]

    ¿El capitalismo se llamaba individualismo hasta Marx? Vaya, eso sí que no lo sabía (cosa rara, se muchas cosas de esa época, jajajaja)… ¿Alguna fuente? No por nada, investigarlo, es muy curioso, no me lo habría esperado, la verdad

  70. Alberto says:

    Florentino,

    Yo hablo del derecho a la vida (del cual, el derecho a la propiedad es una causa inmediata). Si afirmas lo que has afirmado, estás aceptando que en un sistema socialista/comunista la gente no debería tener ese derecho. Si es así, te doy la razón aquí, un sistema capitalista no funcionaría para alguien que no acepte el derecho a la vida de los demás (ni uno comunista funcionaría con un asesino en serio que tampoco lo respete, ni uno totalitario con alguien que convenza a la gente para suicidarse porque tampoco lo respeta). Ahí te doy la razón.

    Pero me asalta una duda; Si aceptas que en un sistema socialista/comunista el derecho a la vida de cada individuo no es inalienable, ¿por qué acusaste a Truchuelo de propaganda cuando dijo que ese sistema es malo? Si consideras bueno (o no-malo, por no poner palabras en tu boca) a un sistema que no da prioridad máxima a la vida, creo que estamos viendo la vida deformas tan diferentes que no valdría la pena que siguiéramos hablando, a menos que estés dispuesto a verla como algo inalienable que nadie te puede quitar por la fuerza.

    Los sentimientos NO son irracionales, y eso es algo que nunca entenderé por qué se dice. Los sentimientos no tienen nada de irracionales, si quieres saber por qué lee el apartado “sentimientos” (veo tonto responderte con seriedad cuando ya está bien explicado en la web, y en VARIOS libros de objetivismo). Rand no afirmó que dejarse llevar por las emociones es irracional, dijo que es irracional que esas sean el PRINCIPIO. Me explico;

    Tú pones tu confianza en alguien, y ese alguien te traiciona. Tú te enfadas y le dejas de hablar.

    Eso es totalmente racional, siempre que seas capaz de reconocer que el motivo de tu enfado es que rompió la confianza que habías puesto en él, razón totalmente racional. Sin embargo, si consideras el estar enfadado como un inicio en si mismo, sin importar que te haya traicionado (esa es la razón, solo pudiendo ser entendida por la razón, valga la redundancia), es irracional y tonto, como espero que entiendas.

    Y, por último, eso es algo a lo que llevo dándole la vuelta varios días;
    No sé si es a lo que te refieres (aún no he entendido tu definición de coacción, así que quizás no es lo que te esperas), pero bueno; NADIE puede obligarte NUNCA a hacer NADA. Si tú no quieres hacer X cosa, no hay persona en el mundo que pueda obligarte, siempre tendrás la alternativa de hacerla o no. Te pondría un ejemplo, pero creo que si quieres entenderlo es mejor que lo imagines tú.

    Piensa en una situación cotidiana en la que alguien te pide/te obliga a hacer algo y niegate. Ve poco a poco por las consecuencias, y ve negandote a todas ellas. Como ves, hasta el final siempre puedes decidir si negarte o hacer caso, es totalmente tu decisión.

    Y antes de que digas algo, ahí el por qué de porque ser responsable (si se nos pudiera obligar a hacer las cosas, la responsabilidad no sería necesaria en absoluto). Además, para saber si negarte o aceptarlo debes juzgar racionalmente ambas opciones, donde entra en juego otra vez ser racional.

  71. G Truchuelo R ( User Karma: 0 ) says:

    “si no cumples las reglas serías coaccionado” , por supuesto. Si robas, tu visctima tiene derecho a defenderse (a iniciar la fuerza contra ti), lo mismo si matas o tratas de esclavizar. “Dentro de la esfera de tus derechos, tu libertad es absoluta”

    Repito, eres completamente libre de formar una sociedad/comuna bajo las reglas que tu desees, pero no a imponerselas a los demás. Dentro de esa comuna, puedes incluso saltarte esas reglas “capitalistas” (con los que accedan a formar parte de ella, por ejemplo, puedes legalizar el robo, o el asesinato. Los que accedan voluntariamente a vivir bajo esas reglas, estarían cometiendo donación, o suicidio, respectivamente.

    Por cierto, el socialismo libertario o anarcocomunismo /anarquismo es una falaz teoría de conceptos robados que no se sostiene por sí sola, pero, de todas formas, es interesante, y podemos llegar a varios puntos en común tu y yo.
    ..mi pregunta es; ¿Dentro de esa sociedad libertaria-anarquista, podrían un grupo de hombres juntarse y establecer una institución encargada de perseguir los criminales que incumpliesen unas normas decididas por ellos, y negarse absolutamente a repartir sus ganancias y su producción con el resto de individuos, así como participar en su sistema socializado?.

  72. Florentino says:

    Alberto, muy simple, no acepto que los socialismos/anarquismos/etc rechazan el derecho a la vida, pones palabras en mi boca. Te basas en una definición que no es certera y partes de ahí, un simple hombre de paja. Por eso tiene tinte de propaganda, no ‘acuso’ a Truchuelo de eso, menciono que puede estar cometiéndolo consciente o inconscientemente.

    En ningún momento dije que los sentimientos son irracionales, los sentimientos hacen cometer actos irracionales, la emoción tiene un tiempo de reacción mucho más rápido que la neocorteza y la única forma de actuar volitivamente ante emociones es no dejarse llevar por ellas, esto es congruente con lo que Rand dijo. Se puede justificar a las emociones personales y decir que ‘racionalmente’ decidí tenerlas, pero no es cierto, racionalmente se decide como actuar a pesar de tenerlas.

    Bajo el ejemplo que pones del enfado, se llegaría fácilmente a la conclusión de que toda emoción y su consecuencia podrían ser justificadas como racionales, porque darse cuenta de porque se está en un estado emocional no es lo mismo que manejar la emoción, al contrario de lo que dijo Rand. Simplemente una persona puede considerar racional enojarse porque alguien lo vió feo en la calle, o que si alguien traiciona tu confianza no es motivo de enojo, en otras palabras podrías justificar cualquier emoción como racional de esa forma.

    Supongo que poco a poco una persona se podrá dar cuenta de que un extorsionador te puede dar la opción de que le des tu dinero o te rompa las piernas, si ese es el concepto de coacción que manejas, ningún sistema político coaccionaría, y por lo tanto aún los autoritarismos más cruentos te estarían dando libertad, al tener la opción de obedecer o morir. La definición de coacción que presento es la imposición de reglamentos y normas, mediante cualquier método.

  73. Alberto says:

    Bueno, Florentino… Antes que nada, me gustaría comentar (COMENTAR, ni es un ad hominem para quitarte credibilidad ni quiero ofender) que me recuerdas a un creacionista con el que suelo hablar por twitter, así que haré como con él y te lo explicaré todo poco a poco, paso a paso, sencillo y siguiendo pequeños esquemas lógicos.

    Primero;

    Yo no he dicho que tú hayas dicho que un sistema s/c no acepta el derecho a la vida (esmás, CREO que esto lo has dicho por mi afirmación de que no quiero poner palabras en tu boca, como un “toma ya, lo has hecho”), he dicho que, si afirmas lo que TÚ has dicho (literalmente, lo que has dicho, no lo que yo digo que has dicho) lo estás ACEPTANDO, no diciendo.

    Veamos; Un sistema capitalista tiene como base el derecho a la vida de cada individuo (el resto de los derechos provienen de él). Si un sistema s/c tiene que romper sus reglas y no puede vivir bajo un sistema capitalista, significa que (en el grado que sea, eso no importa) se niega el derecho a la vida de los individuos. Te lo explico;

    Todas las teorías, derechos, normas…etc del capitalismo vienen del derecho a la vida. Si se rompen esas normas/terías/derechos se está atacando al derecho a la vida, ya que es su base.

    Lo siento, no puedo hacerlo más simple, si no me entiendes no se que puedo hacer.

    Segundo:

    Mea culpa, malinterpreté tus palabras. Los sentimientos pueden llevarte a cometer algunos actos irracionales, sí (puede darse el caso de que no te puedas controlar, es totalmente cierto, te doy la razón en este punto). Sin embargo, no. Que las emociones puedan llevar, A VECES, a algunos actos irracionales, no significa que dominarse completamente sea un acto racional (vamos, ¡no somos robots!). Y sí, las emociones solo pueden provenir de la razón (hay un ejemplo muy bueno en OPAR con una radiografía, pero no lo puedo copiar… ¿Alguien puede ponerlo?), por lo que decides que emociones tener si, actuas racionalmente.

    Por ejemplo; una persona racional y una irracional no verán lo mismo al ver un crucifijo, una bombilla, una fábrica, la luna o alguien que vaya a darles dinero.

    Tercero:

    Contextualiza! Si alguien cuya opinión es muy importante para ti te ve feo sin razón aparente, puede ser un motivo para molestarse. Y si un desconocido traiciona tu confianza puedes simplemente ignorarlo. No hay acciones ni emociones intrínsecas, depende del contexto pueden ser lo más hedonistamente irracional que exista o una respuesta racional y sensata.

    Cuarto:

    La imposición de reglamentos y normas no es coacción, es imposición de reglamentos y normas. Coacción sería que alguien te obligara a hacer algo y, como he dicho, SIEMPRE tienes opción. Puedes decidir siempre, pero tienes que decidir (por ejemplo en el ejemplo que has puesto), que es más importante para ti, tu dinero o tu integridad física. Y eso ya depende de cada persona, y no hay NADIE que pueda arrebatarle la libertad de elegir.

    Si quieres librarte de normas y reglamentos impuestos, hazme caso y vete a vivir solo. Si tú, racionalmente, deseas relacionarte con otras personas, entonces serás TÚ quien se auto-imponga esas normas y restricciones (atendiendo a la decisión de que es mas importante para ti, hacer lo que quieras y poder ir a la carcel o seguir X normas un tiempo y volver a tu casa en el campo en “total” libertad).

  74. Juan says:

    Bueno ,,, esta es una discusión entre el derecho ´POSITIVO y el Objetivismo , el cual estoy estudiando y me interesa cada día mas. De hecho me sorprende.

    En relación al tema en discusión he de decir lo siguiente: El Derecho Positivo no cuestiona la fuente de donde emana el derecho o las leyes; simplemente un soberano, una asamblea mediante un mecanismo procesal crea la ley, esa ley creada es la única ley, verdadera, en el sentido que es puesta, hecha, verificable. El Derecho Positivo no cuestiona la fuente de donde emana ese derecho, por lo tanto, todo estado es un estado de derecho, los Estados Unidos es un estado de derecho, igualmente la dinastía comunista de los Kim en Corea del Norte.

    El derecho positivo no reconoce otro derecho mas que el derecho positivo, el derecho natural no es derecho, es filosofía, historia, sociología del derecho, pero no derecho, no es ley.

    Por lo tanto para el Derecho Positivo, las leyes están desligadas de toda ética, de toda moral.

    AYN RAND nos enseña que “”la ética no es una fantasía mística, ni una convención social, ni un lujo subjetivo e innecesario que puede utilizarse o desecharse en cualquier emergencia””

    El Derecho Positivo simplemente descarta una posición como esta, no hace falta una ética en particular para crear el derecho y que ese derecho sea valido. El legislador al crear una norma puede ir en contra de la ética o la moral aceptada, un estado comunista es el mejor ejemplo, si la propiedad surge naturalmente y un estado comunista decide abolirla, esa legislación es derecho, es legalidad y punto.

    Creo que estas dos posiciones son irreconciliables. No hay punto medio, ni eclecticismo alguno.

  75. toxin says:

    Por mi experiencia puedo deciros que el ser humano no está evolutivamente preparado para la libertad, para mi no es más que un perro rabioso que a menos que se le ponga una soga al cuello hará daño a todo lo que le rodee, como dijo Orwell escoge entre tu libertad y tu felicidad

    1. Omingod ( User Karma: 0 ) says:

      En este foro preferimos recibir comentarios racionales que contribuyan algo positivo a la mente de los lectores.

      Sin embargo, para no olvidar la irracionalidad con la que nos enfrentamos, a veces hacemos una excepción y aceptamos comentarios absurdos, como el último de Toxin.

      Deberíamos aplicarle el remedio que él mismo sugiere en base a su “experiencia”, y atarle una soga al cuello para que no vaya por ahí como perro rabioso haciendo daño a todo lo que le rodea.

  76. toxin says:

    Te suena de algo expresión “¿mi libertad empieza donde acaba la tuya?” llevamos siglos aplicándolo: sin un gobierno que ponga límites y sin una moralidad que nos guíe acabaremos comiéndonos los unos a los otros, sobreexplotando los recursos y pisoteándonos

  77. G Truchuelo R ( User Karma: 0 ) says:

    @toxin jaja, no se si has leído a Orwell, porque no lo parece. En caso afirmativo, no has captado en absoluto su mensaje: el se definía como un firme defensor de la libertad, y nunca habló de escoger entre “libertad o felicidad”, sino entre “libertad o seguridad”.

    Eres tan paleto e ignorante que empiezas a ser patético. Llevo leyendo sandeces tuyas desde hace meses y meses. Definitivamente esto no es lo tuyo… Por qué no pruebas a bufón profesional?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

 caracteres disponibles

Previous Post
«
Next Post
»
CrossBlock designed by DeltaManual.Com  |  In conjunction with Web Hosting   |   Web Hosting   |   Reverse phone