Razón

Archivado en Emociones , Epistemología , Metafísica , Razón 9 Comentarios

La razón es la facultad que identifica e integra el material provisto por los sentidos del hombre.

+ + +

La razón integra las percepciones del hombre por medio de la formación de abstracciones o concepciones, elevando así el conocimiento del hombre desde el nivel perceptual, que él comparte con los animales, al nivel conceptual, que sólo él puede alcanzar. El método que la razón utiliza en este proceso es la lógica, y la lógica es el arte de la identificación no contradictoria.

+ + +

La razón es el único medio que tiene el hombre de aprehender la realidad y de adquirir conocimiento; y, por lo tanto, rechazar la razón significa que los hombres deberían actuar sin tener en cuenta los hechos de la realidad, o en contradicción a ellos.

+ + +

Los sentidos, los conceptos, la lógica: estos son los elementos de la facultad racional del hombre: su principio, su forma, su método. En esencia, “sigue la razón” significa: basa tu conocimiento en la observación; forma conceptos de acuerdo a las relaciones reales (medibles) entre objetos concretos; usa los conceptos de acuerdo a las reglas de la lógica (en última instancia, a la Ley de Identidad). Como cada uno de estos elementos está basado en los hechos de la realidad, las conclusiones alcanzadas por un proceso de razón son objetivas.

La alternativa a la razón es alguna forma de misticismo o de escepticismo.

+ + +

La razón es una facultad que el hombre ha de ejercer por elección. Pensar no es una función automática. En cualquier hora y tema de su vida, el hombre es libre de pensar o de evadir ese esfuerzo.

+ + +

La característica esencial del hombre es su facultad racional. La mente del hombre es su medio básico de supervivencia, su único medio de adquirir conocimiento. . . .

Para poder sustentar su vida, cada una de las especies vivas tiene que seguir un determinado curso de acción que es requerido por su naturaleza. La acción requerida para sustentar la vida humana es principalmente intelectual: todo lo que necesita el hombre tiene que ser descubierto por su mente y producido por su esfuerzo. Producir es aplicar la razón al problema de la supervivencia.

+ + +

Para vivir, el hombre debe postular tres cosas como los valores supremos y gobernantes de su vida: Razón – Objetivo – Autoestima. Razón, como su única herramienta de conocimiento – Objetivo, como su compromiso con la felicidad que esa herramienta debe proceder a alcanzar – Autoestima, como la inviolable certeza de que su mente es competente para pensar y su persona es digna de felicidad, o sea: digna de vivir.

+ + +

La razón es la herramienta de conocimiento del hombre, la facultad que le permite percibir los hechos de la realidad. Actuar racionalmente significa actuar en conformidad con los hechos de la realidad. Las emociones no son herramientas de conocimiento. Lo que sientes no te dice nada acerca de los hechos; sólo te dice algo sobre tu evaluación de los hechos. Las emociones son el resultado de tus juicios de su valor; están causadas por tus premisas básicas, las cuales mantienes de forma consciente o inconsciente, y ellas pueden ser correctas o incorrectas.

+ + +

No hay ningún enfrentamiento necesario, ninguna dicotomía entre la razón del hombre y sus emociones – siempre que él observe la relación adecuada. Un hombre racional sabe – o hace cuestión de descubrir – la fuente de sus emociones, las premisas básicas de las que proceden; si sus premisas están equivocadas, las corrige. Él nunca actúa basado en emociones que no puede explicar, cuyo sentido no entiende. Al evaluar una situación, él sabe por qué reacciona como lo hace y si está en lo cierto. No tiene conflictos internos, su mente y sus emociones están integradas, su consciencia está en perfecta armonía. Sus emociones no son sus enemigas, son su forma de disfrutar de la vida. Pero no son su guía, la guía es su mente. Esta relación no puede ser revertida, sin embargo. Si un hombre toma sus emociones como la causa y su mente como su efecto pasivo, si se deja guiar por sus emociones y usa su mente sólo para racionalizar o justificarlas de alguna manera, entonces está actuando inmoralmente, se está condenando a la miseria, al fracaso, a la derrota, y no logrará nada más que destrucción, la suya propia y la de los demás.

+ + +

He dicho que fe y fuerza son corolarios, y que el misticismo siempre conducirá a que impere la brutalidad. La causa de esto está contenida en la naturaleza misma del misticismo. La razón es el único medio objetivo de comunicación y de entendimiento entre los hombres; cuando los hombres tratan entre ellos por medio de la razón, la realidad es su criterio objetivo y su marco de referencia. Pero cuando los hombres afirman poseer los medios sobrenaturales de conocimiento, ni la persuasión, ni la comunicación ni la comprensión son posibles. ¿Por qué matamos a los animales salvajes en la selva? Porque no hay otra manera de tratar con ellos que sea una opción para nosotros. Y ese es el estado al que el misticismo reduce a la humanidad – un estado en el que, en caso de desacuerdo, los hombres no tienen ningún recurso más que la violencia física. Y es más: ningún hombre o élite mística puede tener a toda una sociedad subyugada a sus afirmaciones, edictos y caprichos arbitrarios, sin el uso de la fuerza. Cualquiera que recurra a la fórmula: “Es así, porque lo digo yo”, tendrá que coger un arma, tarde o temprano.

+ + +

La mente del hombre es su medio básico de supervivencia – y de protección. La razón es la más egoísta de las facultades humanas: tiene que ser usada en la propia mente del hombre, y su producto – la verdad – le hace inflexible, intransigente, impenetrable al poder de cualquier chusma o a cualquier cacique. Sin su capacidad de razonar, el hombre se convierte en un montón de arcilla moldeable e impotente, a ser modelado en cualquier forma sub-humana y usado para cualquier propósito por cualquiera a quien se le ocurra hacerlo.

Nunca ha habido una filosofía, una teoría o una doctrina que atacase (o “limitase”) la razón, que no haya también predicado la sumisión al poder de alguna autoridad. Filosóficamente, la mayoría de los hombres no entienden el asunto ni siquiera hoy, pero psico-epistemológicamente, lo han percibido desde tiempos prehistóricos. Observad la naturaleza de las primeras leyendas de la humanidad, como la caída de Lucifer – “el portador de la luz” – por el pecado de desafiar a la autoridad; o la historia de Prometeo, que les enseñó a los hombres las artes prácticas de la supervivencia. Los buscadores de poder siempre han sabido que si los hombres han de ser sometidos, el obstáculo no es sus sentimientos, sus deseos o sus “instintos”, sino sus mentes; si los hombres han de ser gobernados, entonces el enemigo es la razón.

+ + +

Sólo tres breves períodos de la historia fueron culturalmente dominados por una filosofía de la razón: la antigua Grecia, el Renacimiento, el siglo XIX. Estos tres períodos fueron la fuente del mayor progreso de la humanidad en todos los ámbitos de logro intelectual – y las épocas de mayor libertad política.

+ + +

La civilización occidental fue el fruto y el producto de la razón, a través de la antigua Grecia. En todas las otras civilizaciones, la razón siempre fue la sirvienta doméstica – la criada –del misticismo. Puedes observar los resultados. Y sólo ha sido la cultura occidental la que ha sido dominada – de manera imperfecta, incompleta, precaria y en raras ocasiones – pero aún así, dominada, por la razón. Puedes observar los resultados de eso también.

El conflicto entre Razón y Misticismo es el conflicto entre vida o muerte, libertad o esclavitud, progreso o brutalidad paralizadora. O, dicho de otra forma, es el conflicto entre consciencia e inconsciencia.

+ + +

Si te rebelas contra la razón, si sucumbes a las viejas peroratas de los hechiceros, tales como: “La razón es enemiga del artista” o “La fría mano de la razón secciona y destruye la alegre espontaneidad de la imaginación creativa del hombre”, sugiero que te des cuenta de este hecho: al rechazar la razón y someterse al vaivén desenfrenado de sus emociones desencadenadas (y sus caprichos), los apóstoles de la irracionalidad, los existencialistas, los budistas zen, los artistas no objetivos, no han logrado un sentido de vida libre, alegre y triunfante, sino un sentido de fatalidad, náusea y aullidos de terror cósmico. Luego lee los relatos de O. Henry o escucha la música de operetas vienesas, y recuerda que esos eran los productos del espíritu del siglo XIX, un siglo regido por la “fría y seccionadora” mano de la razón. Y luego pregúntate: ¿qué psico-epistemología es la apropiada para el hombre, cuál de ellas está en consonancia con los hechos de la realidad y la naturaleza del hombre?

No soy principalmente un paladín del capitalismo, sino del egoísmo; y no soy principalmente un paladín del egoísmo, sino de la razón. Si uno acepta la supremacía de la razón y la aplica consistentemente, todo el resto sigue.

Esto – la supremacía de la razón – ha sido, es y será el principal propósito de mi trabajo, y la esencia de Objetivismo. La razón en epistemología lleva al egoísmo en ética, lo cual lleva al capitalismo en política.

= = = = = = =

Fuentes:

“The Objectivist Ethics,” The Virtue of Selfishness, 20.

“Faith and Force: The Destroyers of the Modern World,” Philosophy: Who Needs It, 62.

“The Left: Old and New,” Return of the Primitive: The Anti-Industrial Revolution, 162.

Leonard Peikoff, The Ominous Parallels, 305.

“The Objectivist Ethics,” The Virtue of Selfishness, 20.

“What Is Capitalism?” Capitalism: The Unknown Ideal, 16.

Galt’s Speech, For the New Intellectual, 128.

“Playboy’s Interview with Ayn Rand,” March 1964.

“Faith and Force: The Destroyers of the Modern World,” Philosophy: Who Needs It, 70.

“The Comprachicos,” Return of the Primitive: The Anti-Industrial Revolution, 84.

“The Intellectual Bankruptcy of Our Age,” The Voice of Reason, 89.

“Faith and Force: The Destroyers of the Modern World,” Philosophy: Who Needs It, 62.

“The Esthetic Vacuum of Our Age,” The Romantic Manifesto, 128.

“Brief Summary,” The Objectivist, Sept. 1971, 1.

# # #

Adquiere los libros de Ayn Rand y de Objetivismo traducidos al español aquí https://larebeliondeatlas.org/ebooks/

# # #

Publicado por Omingod   @   5 September 2013 9 Comentarios
Tags : ,

9 Comentarios

Comentarios
Jun 9, 2011
3:52 am
#1 René Arboleda :

Excelente. Puedes agregar un comentario relacionado al papel del gobierno y la imposición tributaria?
Saludos
René Arboleda

Sep 20, 2012
5:47 pm
#2 El osito Teddy :
Sep 22, 2012
2:30 pm
#3 Miguel :

Pues que denota la crisis epistemológica de la ciencia moderna, los animals pueden realizar conexiones simples en entornos perceptuales inmediatos pero no pueden razonar, porque la razón es la integración por medio de ideas o abstracciones los datos perceptuales y poder expandir el conocimiento más allá de las meras percepciones sensoriales.

El experimento lo único que prueba es que cuervos pueden percibir que la caja no entraña peligro alguno y pueden comer libremente si captan que la caja se mueve por la acción del ser humano, pero si no lo captan y ven que la caja se mueve sola entonces lo único que las percepciones le dirán al cuervo es que hay algo que hace que la caja se mueva e igual no es seguro comer.

Pero es una generalización arbitraria decir que eso prueba que los cuervos razonan como los seres humanos porque es evidente para cualquiera que tenga sentido común que los cuervos y los demás animales solo reaccionan a percepciones inmediatas del entorno, el problema es que se ha extendido a lo largo del siglo XX y el XXI la costumbre de extender al ser humano las conclusiones que se extraen de los animales, ignorando que el hombre es una entidad de diferente naturaleza, ignorando la Ley de identidad.

Curioso que menciones experimentos con cuervos, porque precisamente Ayn Rand en Introducción a la epistemología objetivista en su Capítulo 7: El Rol cognitivo de los conceptos, Ayn Rand menciona como ejemplo un experimento realizado con cuervos para ver cuál es su capacidad perceptual, y Rand lo compara con la facultad perceptual y la conceptual del hombre, y Ayn Rand llega a la conclusión de que un hombre valiéndose de sus percepciones llegaría al mismo conocimiento o un poco más que un cuervo, pero el hombre por su naturaleza puede elevarse por encima del resto de animales usando su facultad conceptual.

A mi desde pequeño siempre me produjo escepticismo y recelo los experiemnentos con animales que pretendían extrapolar el comportamiento de estos a los seres humanos, y ahora se la respuesta, y es la ignorancia deliberada que la ciencia moderna tiene respecto a la característica distintiva del ser humano respecto de las demás entidades vivas animales, y es la facultad de la razón que es la facultad que esos científicos ignoran y por eso se permiten extraer conclusiones arbitrarias.

Claro que un cuervo como cualquier animal con una consciencia perceptual desarrollada puee captar fenómenos causales y reaccionar de diferente forma, pero lo que un animal no puede captar es que eso son fenómenos sometidos a la Ley de causalidad, no pueden captar y mucho menos formular el principio de la Ley de causalidad, y eso es lo que nos diferencia al hombre del resto de animales irracionales.

Y por ello lo que hacen los animales no es razonar, el razonamiento exige el uso de la lógica y la capacidad de formar conceptos algo que un animal no puede hacer y por ende no puede razonar.

Oct 23, 2012
9:56 pm
#4 AlphaColumbia :

“Concepts condense percepts; philosophy, as the science of the broadest integrations, condenses concepts; and then art condenses philosophy-by returning to the perceptual level, this time in a form impregnated with a profound abstract meaning.”

Jul 28, 2013
6:17 am
#5 Jan :

Si hay tres vasos con agua de diferentes temperaturas, uno caliente, otro temperatura ambiente y otro frío. Si metes una mano al vaso frío y otra al vaso caliente, después de un minuto metes ambas al mismo tiempo en el de agua temp. ambiente, la que estaba en el frío sentirá el agua caliente, y el que estaba en el caliente sentirá el agua fría. ¿No podría decirse que el sentido del tacto ha sido distorsionado y en ese momento no me dio una información fiel de la realidad?

Jul 28, 2013
7:39 am
#6 Omingod :

No. Tus manos – o tus sentidos – no tienen la posibilidad de engañarte. Lo único que hacen es captar los estímulos que vienen de fuera en forma de sensaciones, y eso lo hacen de acuerdo con su propia naturaleza, como entidades que son funcionando en la realidad.

Así, tu mano derecha le pasa a tu cerebro la siguiente información: la temperatura del agua donde estoy metida es mayor que la temperatura que yo tengo, voy a pasar una sensación de calor. Tu mano izquierda a su vez le pasa a tu cerebro la siguiente información: la temperatura del agua donde estoy metida es menor que la temperatura que yo tengo, voy a pasar una sensación de frío. Ambas sensaciones son correctas.

Sólo tu facultad conceptual puede llevarte a error, por ejemplo si llegas a la conclusión que el agua está caliente cuando en realidad está fría (o si crees que el lápiz clásico está doblado en el vaso de agua), pero tus sentidos te están dando información sobre el mundo real, y lo hacen de acuerdo con su naturaleza, con sus posibilidades como órganos sensoriales, porque ellos también son parte de la realidad, y no pueden engañarte. Con el ejemplo anterior de las temperaturas del agua, es tu mente la que tiene que llegar a la conclusión correcta sobre las temperaturas del agua externa, de tus manos, y por qué tus sensaciones son las que son.

Tienes que leer más sobre epistemología, aprovecha y lee todo lo que hay publicado y accesible en https://larebeliondeatlas.org/, o considera hacerte miembro y así puedes leer el libro entero de Peikoff donde tiene un capítulo entero dedicado a la validez de los sentidos. O compra el eBook de OPAR cuando esté disponible en las próximas semanas.

Jul 28, 2013
5:43 pm
#7 Guido :

Hago una consulta. Hay quienes dicen que la mecánica cuántica refuta a la razón, porque rompe con el esquema de que la realidad es objetiva.

¿Es cierta esa proposición? ¿O es una falacia?

Jul 29, 2013
1:39 am
#8 Jan :

Ya veo, es verdad que me hace falta profundizar en epistemología, ya pronto estudiaré más sobre ello. Más que nada lo que tenía era una confusión sobre cómo interpretar ese fenómeno (el que ejemplifiqué), lo cual me ha quedado claro con ambas explicaciones. Gracias!

Sep 12, 2014
11:40 am
#9 Alfonso Enriquez de Salamanca :

Hace muchos años, (1988-89)l leí a Hayek . Por tanto no recuerdo exactamente sus palabras pero saque la impresión de que Hayek basa su postura en que ” no conocemos y por tanto es inútil planificar”. Mas. tarde coincidí con Harry Binswanger quien me dijo:Mises es inconscientemente kantiano; Hayek lo. es ” Es decir, no todos los que defienden el capitalismo son rigurosos en sus planteamientos lógicos.

Deja un comentario

 caracteres disponibles

Previous Post
«
Next Post
»
CrossBlock designed by DeltaManual.Com  |  In conjunction with Web Hosting   |   Web Hosting   |   Reverse phone