El Partido de la Libertad Individual

Archivado en: , , , 15 Comentarios

 

PLib3Existe en el mundo latino un partido político (P-Lib) basado en la Razón, el Individualismo y el Capitalismo; está en España, y uno de sus pilares es la filosofía de Ayn Rand. Objetivismo.org entrevista a su presidente, Juan Pina (entrevista realizada en septiembre del 2010).

# # #

¿Cómo y cuándo surgió el Partido de la Libertad Individual? Y, no menos importante, ¿por qué?

El P-Lib surgió en el verano de 2009 tras un proceso de maduración de unos meses. La reflexión de los fundadores se basó en un hecho que consideramos evidente e irreversible: el agotamiento del modelo de acción política liberal en el seno de los partidos centristas, por un lado, y de los conservadores, por otro. Desde la Transición, las diferentes agrupaciones de liberales han caído una y otra vez en el mismo error. Al considerarse incapaces de articular un partido liberal a largo plazo, han intentado actuar (a veces hasta creando corrientes) en el seno de la UCD, del CDS, del PRD, de Convergencia y otros partidos nacionalistas moderados, de UpyD, de Ciudadanos y del PP. En todos esos casos, los resultados han sido bastante magros. Al fundar el P-Lib dimos el paso (creemos que por vez primera en España) de constituir contra viento y marea, y desde cero, una formación política profundamente liberal. Tan liberal como para preocuparnos también por la actualización del liberalismo con los mejores aportes radicales y libertarios. Es un partido planteado a largo y muy largo plazo, sin prisas electoralistas y con vocación de actuar principalmente en solitario, como punto de encuentro de quienes realmente desean mucho menos Estado, tanto en lo económico como en las cuestiones morales y de derechos y libertades. Nuestra voluntad era representar en España la corriente de pensamiento que en casi toda Europa y otras regiones del mundo constituye un tercer polo con identidad propia y definida, ni asimilable a la socialdemocracia ni al conservadurismo.

Es cierto que Ayn Rand mantenía que para tener éxito en política, antes es necesario cambiar la cultura, sobre todo en las universidades. ¿Qué papel representan las ideas de Objetivismo en este nuevo partido?

Es habitual que los partidos políticos, al definir su misma esencia, mencionen escuelas filosóficas y corrientes de pensamiento. Así, los partidos conservadores suelen referirse al humanismo, y los de izquierda al pensamiento marxista, etcétera. Entre los diversos ingredientes que inspiran nuestro proyecto político, el artículo primero de los vigentes estatutos menciona el Objetivismo. Otros elementos mencionados son la Escuela Austríaca de economía o el racionalismo. Probablemente seamos el primer partido político del mundo que menciona expresamente los aportes de la filosofía Objetivista como uno de los elementos que forman en parte sus cimientos ideológicos. Esto, naturalmente, no quiere decir que todos los afiliados conozcan o sigan las ideas Objetivistas, ni que el partido como tal se guíe cotidianamente, en su toma de decisiones y posiciones, por esta escuela filosófica. Lo que quiere decir es que el P-Lib valora y aprecia la aportación de Objetivismo al mundo de las ideas.

¿Hasta qué punto influencia Objetivismo las ideas del Partido? ¿Hay muchos Objetivistas (o por lo menos conocedores de la filosofía, simpatizantes) en el P-Lib?

El P-Lib es un partido liberal preocupado por la actualización del liberalismo, y para esa actualización estima convenientes muchos aportes del libertarismo norteamericano, que se inspiró en gran medida en muchas de las ideas de Rand aunque ella misma no estuvo de acuerdo con ese nuevo movimiento político. Pero también bebemos de otras fuentes, por ejemplo del radicalismo italiano y, desde luego, de la tradición del liberalismo clásico. Entre los afiliados y entre los máximos dirigentes del P-Lib hay personas creyentes y no creyentes, y entre los primeros los hay de diversas confesiones religiosas. Entre los no creyentes, como es mi caso personal, algunos nos hemos acercado con interés al Objetivismo tras haber tenido el privilegio de leer las obras de Ayn Rand. Pero es interesante saber que también entre personas creyentes hay muchos seguidores de una buena parte del pensamiento de Rand, aunque discrepen, lógicamente, en lo relativo al misticismo. Hay que tener en cuenta que somos un partido político, no un instituto de pensamiento filosófico. Por lo tanto, la pluralidad de cosmovisiones filosóficas es grande y lo que nos une son nuestros planteamientos políticos. Y estos planteamientos políticos sí coinciden en muy gran medida (en mayor medida que en ningún otro partido español, sin duda) con la visión política de Ayn Rand: minimización del Estado y de su coste fiscal para el ciudadano, liberación de todo el potencial de la libertad económica y de las fuerzas del mercado, individualización de la toma de decisiones morales y económicas, etcétera. Objetivistas o no, hay bastantes personas en el P-Lib que aprecian especialmente la obra de Rand.

¿Hay alguien más que represente ese liberalismo en España en este momento?

Creemos fallidas y desechables las corrientes que han asimilado el liberalismo a sus adversarios: el social-liberalismo representado en España por el CDS en los ochenta y por sus derivados posteriores, y el liberalismo conservador de políticos como Esperanza Aguirre. En cambio nos interesan muchos de los aportes más frescos del mundo de las ideas, producidos en las últimas décadas y sobre todo en Norteamérica. Mientras en Europa se instalaba el mito de un Estado bonachón y omnipresente, mito que no sólo alcanzó a los partidos colectivistas de izquierdas sino en gran medida a los democristianos, conservadores y por desgracia a algunos liberales, en Norteamérica hubo en la segunda mitad del siglo XX toda una renovación de las escuelas de pensamiento basadas en la libertad individual. Muchos de esos aportes son esenciales hoy para plantearse un liberalismo renovado y acorde con nuestra época. Y en las cuestiones de derechos y libertades, el radicalismo italiano también ha incorporado posiciones novedosas frente al encorsetado establishment de los partidos colectivistas de izquierdas y de derechas. Por lo tanto, aspiramos a ofrecer a la sociedad un liberalismo que profundice en sus principios básicos y defienda al individuo frente al Estado y frente a las imposiciones grupales de todo tipo, tanto en las cuestiones económicas como en las morales.

¿Cuáles son las ideas fundamentales que mueven la acción política del nuevo partido?

Deseamos ante todo trasladar a los ciudadanos la idea de que el exceso de Estado es muy pernicioso para todos. Creemos que muchas de las ideas básicas del liberalismo, contra lo que a simple vista pueda parecer, son fáciles de entender por parte de un segmento concreto de la población. En toda Europa ese segmento está representado con un cinco o diez por ciento de los votos y con una presencia parlamentaria que muchas veces es determinante. Como aquí se ha hecho «entrismo» y quintacolumnismo en vez de presentarse clara y limpiamente ante la sociedad con esas ideas, es en realidad una incógnita cuál puede ser el porcentaje de votos a un partido así, pero seguramente el porcentaje sea similar. Por mencionar las principales ideas-fuerza que ofrecemos a la sociedad, son las siguientes:

· La sustitución del llamado «Estado de bienestar» (convertido hoy en el «bienestar del Estado» y de quienes lo administran) por servicios privados, garantizando su universalidad mediante sistemas de capitalización personalizada y de cheque escolar, sanitario, etc.
· La sustitución del sistema de pensiones «de reparto» por uno de capitalización individualizada, en línea con lo anterior.
· La reforma económica y financiera profunda, procurando además la instauración internacional del oro u otro patrón objetivo para el valor del dinero. En particular, la reducción drástica de los impuestos y del coste del Estado, y el establecimiento de topes constitucionales a la carga tributaria y al endeudamiento del Estado en nuestro nombre.
· La plena libertad individual en todas las cuestiones de tipo moral, bioético y de derechos y libertades personales, incluyendo políticas como la legalización de las drogas (inicialmente siguiendo el modelo holandés), la despenalización de la eutanasia bajo plenas garantías jurídicas, el mantenimiento del derecho de gays y lesbianas al matrimonio, la regulación de la prostitución como una profesión más, etc. Nos sorprende que algunos políticos y comunicadores que se denominan liberales promuevan el liberalismo nada más en lo económico y abracen el conservadurismo en estas otras cuestiones.
· La reforma del sistema electoral para acabar con su enorme distorsión actual, y la reforma de la Justicia para dotar de auténtica independencia al sistema; así como la implantación de un sistema federal con plena corresponsabilidad fiscal.

¿Considera necesario el P-Lib que se garantice la total independencia del Poder Judicial?

Por supuesto,es uno de los puntos centrales de nuestra reforma del Estado, junto a la privatización de los servicios públicos (garantizando la universalidad del acceso a los privados), la reducción de las administraciones públicas y su coste, y la plena descentralización administrativa en clave federal. Para garantizar la independencia del Poder Judicial nos parece esencial acabar con el nombramiento de las cúpulas judiciales y del ministerio fiscal por estamentos políticos.

¿Cree el P-Lib que es necesario suprimir las subvenciones a sindicatos y partidos?

Sí, rotundamente. Creemos que el contribuyente no tiene por qué pagar a partidos y sindicatos en los que no milita, a asociaciones de las que no es socio, a religiones en las que no cree, a ONGs cuyas causas tal vez no comparta, a obras culturales de las que quizá no desee ser mecenas, y un larguísimo etcétera. Las subvenciones estatales, como los impuestos, no son sólo perjudiciales por su efecto económico directo, sino sobre todo porque son las herramientas de ingeniería social con las que el Estado y sus administradores moldean a su capricho la realidad ciudadana. Estamos radicalmente en contra de esas subvenciones. Es cierto que los partidos, sindicatos, asociaciones y ONGs diversas necesitan financiación, como también la cultura y la solidaridad. Pero la solución no es colectivizar esa financiación y dejar en manos de funcionarios y políticos la decisión sobre las entidades a apoyar y el monto del apoyo que recibirán. Los ciudadanos están perfectamente capacitados para realizar de forma directa las aportaciones que deseen, ya sea mediante cuotas y donaciones o mediante cuentas virtuales. Nos llevaríamos más de una sorpresa si el Estado no pudiera intervenir y en cambio lo hiciera directamente la gente. En el caso de los partidos políticos, es realmente escandalosa la situación actual, en la que el Estado y sus bancos ilegítimos (las cajas de ahorros) mantienen el monopolio a dos del PP-PSOE. Y respecto a los sindicatos, exactamente lo mismo pero con un desangre económico aún mayor para el contribuyente. Por supuesto, creemos que los liberados sindicales deben desaparecer.

¿Qué sistema electoral propondría el P-Lib para regenerar la democracia?

En los sistemas electorales, como en otros ámbitos (el Derecho, los impuestos), la proporcionalidad es siempre una virtud. Nuestro sistema electoral adolece de una profunda distorsión que permite mayorías absolutas con apenas un 40 % de los votos, que deja sin representación a quienes en una circunscripción con pocos elegibles superan porcentajes de incluso un 15 ó 20 %, etc. Es necesario eliminar los umbrales, ampliar el Congreso hasta el tope constitucional de cuatrocientos escaños con una lista general complementaria de los escaños elegidos en circunscripciones concretas, reagrupar éstas por comunidades autónomas para garantizar la representación de todas las formaciones relevantes, y sería muy deseable implementar un sistema de voto por prioridades (como en Australia o Irlanda) que asegure la no polarización y minimice la pérdida de votos. No estamos a favor de sistemas que otorguen el cien por ciento de la representación a una sola persona, ni con una vuelta ni con dos, ya que estos sistemas eliminan la pluralidad trasladando a las cámaras un bipartidismo forzado que no se corresponde con la realidad electoral. Preferimos que las listas no estén cerradas ni bloqueadas, aunque ello complique en cierta medida el proceso. También es de justicia representar con escaños no asignados la opción legítima del voto en blanco, cuya actual representación está injustamente repartida entre las candidaturas que obtienen representación. Y proponemos que todos los residentes legales en España tengan derechos plenos de sufragio activo y pasivo a los pocos años de estar entre nosotros, con independencia de que se dé o no reciprocidad, puesto que pagan impuestos como cualquiera.

¿Qué aporta Ayn Rand al P-Lib?

Respondo ahora a título estrictamente personal y mis palabras no comprometen ni al P-Lib ni a sus otros miembros. Para mí, Ayn Rand no es sólo una gran narradora, sino una figura clave del mundo de las ideas porque desmantela razonadamente el concepto (tan asentado durante milenios, ya desde los albores de las primeras civilizaciones) de que el ser humano es inferior a otros, ya sea inferior a las masas o inferior a las deidades creadas por cada cultura. Esa reivindicación de la persona, ese despertar del individuo humano como un ser autoposeído y moralmente autosuficiente, que debe seguir los más altos dictados de su propia razón, me parece singular y trascendental. Otra idea fundamental en el pensamiento de Rand es la consideración de los derechos humanos como un absoluto no sometido a la tiranía colectivista: «la función política de los derechos es defender a la minoría frente a la mayoría, y la menor minoría es el individuo». Rand afirma también que «la razón es la herramienta básica del hombre para sobrevivir», y personalmente me duele ver con cuánta frecuencia las personas son incapaces de valorar suficientemente la razón y prefieren sustituírla por todo tipo de atajos intelectuales. Creo que la consecuencia social de la supremacía de la razón frente a cualquier otro sistema de asunción de verdades es, necesariamente, la implantación natural de un orden económico y político basado en la acción humana espontánea y en la no coerción, es decir, en la libertad. Y creo que en ese marco las relaciones de todo tipo entre personas se dan de una manera mucho más fructífera y provechosa que en los marcos paternalistas y dirigistas del pasado. Debo insistir en que se trata simplemente de mi visión personal.

# # #

definitivo ebooks 1

# # #

Publicado por: diciembre 5, 2010 9:49 am

15 Comentarios

15 Comentarios

15 respuesta a “El Partido de la Libertad Individual”

  • Ramiro says:

    Juan Antonio, léase el programa de Podemos y verá que es socialdemocracia, no comunismo ni socialismo burocrático. Ni de lejos es marxismo.

    Chávez ni Maduro ni Evo Morales son marxistas. En serio, parece que todo lo que nos os gusta es marxismo, si no os gustan las lentejas también son marxistas. Vamos a ver, si usted se ha leído a Eduardo Galeano o a Dieterich Steffan se dará cuenta de la variación que proponen con respecto al marxismo del SXXI. Sus políticas consisten en una síntesis entre capitalismo y socialismo. Henrique Capriles haría lo mismo, con la salvedad de que éste último es más tolerante y más democráta-liberal. Pero la política económica sería la misma.

    Muy bien Juan Antonio, me encanta como ignora usted la historia. Hong Kong salió de la pobreza en los años 50 debido al programa de reformas socialdemócratas que el Reino Unido llevó a cabo. Se construyeron viviendas sociales, hospitales, escuelas, fábricas etc. Cuando llegó la década de los 80-90 lo único que se hizo fue privatizar todo lo que ya estaba construido.

    Con Taiwan es lo mismo. Me asombra que no lo sepa. Desde los años 50 Taiwan ha estado en manos de Chiang-Kai-Shek, un general nacionalista que siguió un programa keynesiano al pie de la letra. Cuando él y toda su facción se retiró del panorama político lo único que hicieron fue lo mismo que en Hong-Kong, privatizar lo construido.

    Y por último su tesis no se sostiene. Los mayores avances sociales se han conseguido en tiempos de socialdemocracia, no tiene más que ver los datos del Banco Mundial.

  • JUAN ANTONIO says:

    Yo también tengo dos cosas mas que decirle a Ud. La primera es que la ideología y los postulados, abiertamente comunistas, de «Podemos» nos llevan claramente a un régimen de corte totalitario, basado en los supuestos clásicos del doctrinario marxista clásico. Ellos han dicho muchas veces que sus referentes son Hugo Chavez y otros sistemas populista-socialistas de América Latina. Postulados y dirigentes responsables del atraso endémico y la pobreza de ese continente. Odian la democracia y odian el Capitalismo, porque su modelo preferido es el Estado omnipotente, cuanto más grande mejor, y eso es lo que muchos españolitos, en un estado claramente de imbecilidad supina, estan dispuestos a votar. Mire, el pasado siglo XX está lleno de naciones paupérrimas, que supieron aplicar debidamente y con tiempo suficiente, políticas abiertamente liberales, abriendo sus mercados al exterior, permitiendo la inversión extranjera, creando seguridad jurídica y acabando con el estatismo más asfixiante que les tenían en el más horrible de los atrasos. Sí, simplemente desarrollando un Capitalismo de Libre Mercado y no un Capitalismo de amigotes, basado en el trapicheo y en el corporativismo. Me refiero, por ejemplo a Singapur, Honk kong, Taiwan, o también Naciones Europeas como Suiza, los países bálticos, etc, etc. Cuanta más libertad económica más progreso, a más estado menos bienestar y más corrupción. Sólo el Capitalismo ha sacado más países de la miseria en los últimos dos siglos, que todos los sistemas anteriores, basados en la fuerza bruta y el colectivismo más primario. Tal vez a eso es a lo que muchos les gustaría volver.

  • Ramiro says:

    Dos cosas más. Podemos no es neo-comunista, si dices eso demuestras que no te has leído ni las obras de Marx ni el programa de Podemos.
    Podemos es izquierda asamblearia de calle, la URSS y todos sus satélites eran Súper-Estados burocratizados con políticas de planificación económica. Creer que Podemos va a hacer eso es un poco absurdo, no pretenden hacerlo y aunque quisieran no podrían.

    Por otro lado. El modelo de capitalismo (laissez-faire) entra en crisis cada cierto tiempo, y en todas las crisis se produce un cierre de fronteras y un proteccionismo económico brutal, lo que acaba generando nacionalismos autárquicos. Es muy simple de entender y la historia lo demuestra. Ahora mismo el proyecto de la UE está de capa caída y se pone de moda otra vez el nacionalismo proteccionista e ideológico.

    Tal vez deberíamos pensar en otras políticas para frenar a esos nacionalismos, y no más del propio veneno laissez-faire.

  • Ramiro says:

    Juan Antonio, lo que dices no es verdad. Se agradecería el cese de los mismos argumentos una y otra vez porque al final parecéis autómatas on-line.

    La culpa de la crisis del 29 no es del liberalismo como política, sino del capitalismo más salvaje como modelo económico. La Reserva Federal se creó en EEUU en 1913 y a partir de 1918 era un organismo inútil que Roosevelt volvió a poner en marcha en 1933.

    Por lo tanto ese argumento de los objetivistas pesados de que las crisis siempre son culpa del Estado o de un Banco Central es falsa, más que nada porque hasta el propio Milton Friedman reconoció que en 1929 la Reserva Federal no pudo hacer nada para detener la crisis porque era un organismo débil e ineficaz.

    Ah y lo de afortunadamente lo decía porque el P-Lib no tiene una visión del mundo. Sólo se dedica a políticas concretas y casi de importancia regional porque a nivel de la UE por ejemplo sus políticas serían absurdas. No se podría por ejemplo convertir a toda la UE en un paraíso fiscal, cosa que con el País Vasco sí se podría hacer.

  • JUAN ANTONIO says:

    Ramiro, lo que dices no tiene fundamento alguno. De la crisis del 29 no tuvo nada que ver el liberalismo, tampoco el liberalismo trajo el nazismo ni el fascismo. Fueron los Estados intervencionistas y paternalistas, basados en políticas económicas claramente anti-liberales, y sí muy estatistas, los que produjeron esos fenómenos. Personalmente deseo que el P-Lib siga creciendo en España, porque sino lo único que crecería (ya lo estamos viendo) son grupúsculos de extrema izquierda, claramente neo-comunistas, como el fenómeno de «Podemos», que ya sabemos todos como se las gastan en el poder. España actualmente es un país extremadamente corrupto, y no exagero para nada, basta con ver las noticias todos los días, en donde a todo ésto se une una sociedad que tolera y mantiene esa corrupción, con su consentimiento activo y pasivo que no hace sino perpetuar el viejo orden podrido. Frente a eso existe la alternativa liberal-libertaria, un puñado de valientes hombres y mujeres que quieren de verdad cambiar las cosas. Que se consoliden o no depende de muchos factores, simplemente démosle tiempo y toda la ayuda necesaria.

  • Alberto says:

    ¿Algún argumento para expresar tu opinión?

    O, al menos, explícanos el «afortunadamente» (no por nada, mera curiosidad)

  • Ramiro says:

    Este partido no tiene ninguna fuerza en España ni la va a tener en Europa afortunadamente.

    Ahora mismo los grupos hegemónicos son democristianos, socialdemócratas, ecologistas y socioliberales. Esos son los pilares de una Europa que sin duda es el estado político en desarrollo más próspero del planeta. Todo el mundo desearía nacer en Europa, antes incluso que en EEUU.

    Y que no os engañen, el P-Lib no es nada nuevo. Partidos de su estilo pero ajustados a su época gobernaron frecuentemente en el SXIX y principios del SXX. Sus políticas trajeron la Crisis de 1929 y acabaron por producir un modelo de Estado antagónico, por su despreocupación de los asuntos públicos, que finalmente finalizó con el Estado Totalitario.

  • Martin Mumbru says:

    En Argentina este año 2013 nació el partido liberal libertario con los mismos principios que el p-lib de España, de a poco en todos los rincones del mundo se va a empezar a oír la voz de Objetivismo, la voz de la razón, estamos viviendo y siendo protagonistas de un lento proceso de renacimiento de la mente del hombre. saludos amigos !

  • Jose says:

    En cualquier caso siempre haría falta una entidad (gobierno – estado) que tenga un poder coactivo superior a cualquier otra organización posible con el fin de garantizar los la propiedad privada y los supuestos liberales (derechos etc.)

  • godmino says:

    Miguel, tienes razón, son comentarios arbitrarios y la mayoría simplemente los borramos, este es bastante antiguo y por alguna razón se nos pasó.

    De cualquier forma, es bueno dejar algunos comentarios de ese tipo para mostrar que los enemigos de Objetivismo son ceros a la izquierda con cero argumentos (aunque muchos de ellos con un enorme odio).

  • Miguel says:

    Yo pienso que declaraciones arbitrarias como las de altair deberían ser borradas ya que no aportan nada al debate ni sirven para profundizar en objetivismo, ni constityen dudas razonables etc, el tal altari ni nos explica cual es el estándar por el cual mide la moralidad de objetivismo ni tampoco nos explica porqué de acuerdo con tal estándar si existe, los que acepten las premisas morales que propugna objetivismo son malvados, asi que su declaración que ni siquiera es un argumento ha de ser estimada como arbitraria y por tanto no hecha, no entiendo como puede haber gente que ingrese en una web que no le gusta y ni siquiera se toma la molestia para analizar mínimamente esta filosofía.

    Para los que estén interesados en profundizar en este sistema filosófico es necesario que lean La Rebelión de Atlas de Ayn Rand y así contrasten si las ideas objetivistas son buenas o malas y si sus anteriores concepciones eran las que estaban equivocadas o no, pero fracamente no entiendo que pretende la gente que entra aqui a decir cualquier cosa sin ni siquiera explicitar por qué lo dicen.

  • Marcos says:

    Muy bien, altair971. ¿Argumentos, por favor?

  • altair971 says:

    objetivismo es solo la justificacion filosofica de ser una mala persona y no sentirse mal por serlo

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post
«
Next Post
»