Místicos del Espíritu y del Músculo

Archivado en: , , , 8 Comentarios

 

Como productos de la separación entre el alma y el cuerpo del hombre, surgieron dos tipos de maestros de la Moralidad de la Muerte: los místicos del espíritu y los místicos del músculo, a quienes llamáis los espiritualistas y los materialistas, los que creen en consciencia sin existencia y los que creen en existencia sin consciencia. Ambos demandan la sumisión de tu mente, el uno a sus revelaciones, el otro a sus reflejos. Sin importar cuánto se afanen en los papeles de antagonistas irreconciliables, sus códigos morales son iguales, y así lo son sus objetivos: en materia: la esclavitud del cuerpo del hombre; en espíritu: la destrucción de su mente.

El bien, dicen los místicos del espíritu, es Dios, un ser cuya única definición es que está más allá del poder del hombre de concebir, una definición que invalida la consciencia del hombre y anula sus conceptos de existencia. El bien, dicen los místicos del músculo, es la Sociedad, una cosa que ellos definen como un organismo que no posee forma física, un super-ente encarnado en nadie en particular y en todos en general excepto en ti. La mente del hombre, dicen los místicos del espíritu, debe estar subordinada a la voluntad de Dios. La mente del hombre, dicen los místicos del músculo, debe estar subordinada a la voluntad de la Sociedad. El criterio de valor del hombre, dicen los místicos del espíritu, es el placer de Dios, cuyos criterios están más allá del poder de comprensión del hombre y deben ser aceptados por fe. El criterio de valor del hombre, dicen los místicos del músculo, es el placer de la Sociedad, cuyos criterios están más allá del derecho a juzgar del hombre y deben ser obedecidos como un absoluto primario. El objetivo de la vida del hombre, dicen ambos, es convertirse en un esperpento delirante, sirviendo un propósito que él no conoce, por razones que no debe cuestionar. Su recompensa, dicen los místicos del espíritu, le será dada más allá de la tumba. Su recompensa, dicen los místicos del músculo, le será dada en la tierra – a sus tataranietos.

El egoísmo – dicen ambos – es el mal del hombre. El bien del hombre – dicen ambos – es abandonar sus deseos personales, negarse a sí mismo, renunciarse a sí mismo, entregarse; el bien del hombre es negar la vida que vive. El sacrificio – gritan ambos – es la esencia de la moralidad, la mayor virtud al alcance del hombre.

+ + +

Los místicos del espíritu declaran que ellos poseen un sentido extra del que tú careces: este sexto sentido especial consiste en contradecir la totalidad del conocimiento de los cinco tuyos. Los místicos del músculo ni se preocupan con afirmar que tienen una percepción extrasensorial; ellos simplemente declaran que tus sentidos no son válidos, y que su sabiduría consiste en percibir tu ceguera a través de algún tipo de medio no especificado. Ambos exigen que invalides tu propia consciencia y te sometas a su poder. Ellos te ofrecen, como prueba de su conocimiento superior, el hecho de afirmar lo contrario de todo lo que tú sabes, y como prueba de su habilidad superior para lidiar con la existencia, el hecho de conducirte a la miseria, el auto-sacrificio, la inanición, la destrucción.

Aseguran percibir una forma de ser superior a tu existencia en este mundo. Los místicos del espíritu lo llaman “otra dimensión”, que consiste en negar las dimensiones. Los místicos del músculo lo llaman “el futuro”, que consiste en negar el presente.

+ + +

¿Cuál es la naturaleza de ese mundo superior al cual ellos sacrifican el mundo que existe? Los místicos del espíritu maldicen la materia, los místicos del músculo maldicen el beneficio. Los primeros desean que los hombres se beneficien renunciando a la tierra, los segundos desean que los hombres hereden la tierra renunciando a todo beneficio. Sus mundos no-materiales, no-beneficio son reinos donde los ríos corren con leche y café, donde el vino brota de rocas cuando lo ordenan, donde pasteles descienden sobre ellos desde las nubes al precio de abrir sus bocas. En este mundo material, buscador de beneficios, una enorme inversión de virtud – de inteligencia, integridad, energía, habilidad – se necesita para construir un ferrocarril para transportaros la distancia de un kilómetro; en su mundo no-material, no-beneficio, ellos viajan de planeta en planeta por el costo de un deseo. Si una persona honesta les pregunta: ¿Cómo? – ellos responden con aire de ofendido desprecio que un “cómo” es un concepto de vulgares realistas; el concepto de espíritus superiores es “De algún modo”. En esta tierra restringida por la materia y el beneficio, las recompensas se logran con el pensamiento; en un mundo liberado de tales restricciones, las recompensas se logran deseando.

Y ése es todo su escuálido secreto. El secreto de todas sus filosofías esotéricas, de todas sus dialécticas y super-sentidos, de sus miradas evasivas y palabras amenazadoras, el secreto por el que destruyen civilización, lenguaje, industrias y vidas, el secreto por el que perforan sus propios ojos y tímpanos, pulverizan sus sentidos, arrasan sus mentes, el objetivo por el que disuelven los absolutos de razón, lógica, materia, existencia, realidad – es erigir sobre esa niebla plástica un único y sagrado absoluto: su Deseo.

+ + +

Durante siglos, los místicos del espíritu han proclamado que la fe es superior a la razón, pero no se han atrevido a negar la existencia de la razón. Sus herederos y fruto, los místicos del músculo, han completado su trabajo y alcanzado su sueño: proclaman que todo es fe, y lo llaman una rebelión contra el creer. Como rebelión contra afirmaciones no demostradas, proclaman que nada puede ser demostrado; como rebelión contra el conocimiento sobrenatural, proclaman que ningún conocimiento es posible; como rebelión contra los enemigos de la ciencia, proclaman que ciencia es superstición; como rebelión contra la esclavitud de la mente, proclaman que la mente no existe.

# # #

Fuente:

Discurso de Galt, La Rebelión de Atlas

# # #

definitivo ebooks 1

 

 

Publicado por: April 7, 2014 12:18 am 8 Comentarios

Comentar con:

8 Comentarios

8 Comentarios

  • Alberto says:

    Los místicos en general, desde el mayor platónico al cristiano más empedernido. Incluyendo al idealismo (al menos hasta donde mis conocimientos de filosofía alcanzan)

  • Pitraque says:

    Una pregunta y perdonen mí ignorancia, los místicos del espíritu son los idealistas, el idealismo no?

  • juan manuel pineda moran says:

    puedo acceder

  • AlphaColumbia (youtube/theamericanfreebird) says:

    @Matias: dile a ese amigo tuyo que por supuesto que la interaccion entre individuos aporta grandes beneficios, un rascacielos le habria sido imposible a un individuo realizarlo por si mismo, necesita a otros para “progresar” pero esto no es un imperativo en el momento de la eleccion, de la misma forma que a ti no te pueden obligar a trabajar para una empresa aun sabiendo que os beneficia a ambos. El acuerdo debe de ser siempre libre y con consentimiento voluntario, no por imposicion. El bebe, cuando nace, hasta que no llege a su madurez, no logre desarrollar completamente la razon, (o al menos lo suficiente) es responsabilidad de los padres, y estos educan al hijo segun su ideologia, pensamiento, etc. Pero una vez hayas crecido, eso no implica que ahora otra persona ajena a ti te pueda imponer aprender un idioma, o desarrollar cualquier cualidad tuya. No es una programacion para vivir atados los unos a los otros, sino programados para ser libres, y utilizar la razon para cooperar de la mejor forma posible entre nosotros para llegar a un fin acordado, nada mas.

    Respecto a la autoestima, el mismo nombre lo dice, auto-estima, la estima que tienes TU de ti mismo. El valor que te das a ti mismo, la nocion de autorealizacion de ti mismo. No confundas eso con la idea que tienen los demas de nosotros. Objetivismo seria una filosofia muy buena para cualquier persona que no se valore a si mismo, ensalzandola por encima de todo y valorando su sentido de valor personal, lo mas importante para si mismo.
    Respecto al bebe que responde “del bebe” en vez de “mio” a la pregunta de “de quien es esto”: ese bebe ya esta dando a entender que se autoidentifica en el universo, se identifica como primera persona, aunque no sepa todavia retransmitirlo en lenguaje normal, pero en su mente ya podria tener algo de autoconsciencia. En absoluto eso va contra el individualismo, no es en absoluto ningun argumento para atacar el individualismo, no tiene nada que ver.

  • Lightningbolt says:

    A aquellos que dependen de los demás para validarse Ayn Rand los denominó “Second Handers” o hombres de segunda mano. Un individualista es alguien que se pregunta: Qué pienso yo sobre este asunto? Un “Second Hander” se pregunta: Qué pensarán los demás?

    Matías, te recomiendo las obras del Dr. Edwin A. Locke y la Dra. Ellen Kenner para comprender la visión objetivista de la Psicología, que es prácticamente desconocida fuera de E.E.U.U.

  • Matias says:

    Estimados amigos objetivistas, hace unos dias tuve una conversacion muy interesante con un amigo estudiante de psicologia. Como la mayoria de los psicologos en Argentina el sigue la linea de pensamiento de Freud. Me dijo lo siguiente “se sabe que el ser humano necesita siempre de un 3ero para poder evolucionar, de hecho, todas sus funciones cognitivas y su capacidad de razonar, no se desarrollan correctamente si no esta acompañado, estamos programados para estar acompañados, desde el momento en que nacemos necesitamos de otro que nos sostenga, de otro que nos enseñe a hablar y a pensar. Tambien se sabe, que nuestra idea de nosotros mismos, lo podes llamar “autoestima”, es la idea que nosotros creemos que el otro tiene sobre nosotros. Por ejemplo, si a un niño de 3 años le preguntas “de quien es esto?” el niño te va a responder “del bebe”, no dice “mio” ni “yo”, se llama a si mismo como lo llaman los demas.” ahora, como defender el individualismo ante un argumento como este? Que se desate la discusion.

    Saludos Objetivistas para todos.

  • Lightningbolt says:

    Considero a Ayn Rand la mujer más brillante de toda la historia de la Humanidad, pues sólo tras años de estudio de esta filosofía se da uno cuenta del titánico esfuerzo mental que ha realizado esta mujer. Uno medita ciertos temas en profundidad e inevitablemente se llega a sus mismas conclusiones, soportadas por evidencia irrefutable. 

    Coincido con Miguel, el eje Kantiano-Hegeliano-Marxista ( muy bien definido) de suicidas nihilistas está en guerra contra Objetivismo y aún gozan de popularidad, pero son derrotados en cada debate contra objetivistas. 

    Por ello, como no pueden ganar con la lógica, recurren al lenguaje oscuro, la violencia, gritos y pataleos. Lo que ignoran es que a la larga, nadie querrá identificarse con quejicas llorones o con mafiosos que acaban cavando su propia tumba. La única alternativa es Objetivismo y una vez descubierta no hay vuelta atrás.

  • lucas seimandi says:

    Grandioso: otro fragmento más que refuta la falsa dicotomía: fascismo cristiano vs comunismo ateo; la verdadera dicotomía es: liberalismo racional vs estatismo místico.

    Y todo comienza como dos básicas preguntas:
    1¿el hombre está perdido y condenado al sufrimiento en un mundo incomprensible, o tiene la capacidad de entenderlo y gozar de su vida?
    2¿el hombre debe vivir para algún propósito superior e intangible (altruísmo), o tiene el derecho y la gloria de vivir para sí mismo?

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *

 caracteres disponibles; mensaje será revisado por administrador

Previous Post
«
Next Post
»