Pedir limosna

Archivado en: , , , 2 Comentarios

 

¿Es pedir limosna una forma de robar o de trabajar?

Pedir limosna no es una forma de robar ni de producir (trabajar). No es conseguir valores por la fuerza, y tampoco es producirlos a través del trabajo. Es un tipo de lo no-producido, pero una forma diferente de hacerlo. ——- Escuchar en YouTube… ————

Pedir limosna es intentar conseguir valores inmerecidos (no producidos o ganados) que proceden de otros, dándoles a esos otros la opción de decir: NO.

Robar es tratar de conseguir lo inmerecido (lo no ganado) por la fuerza.

Producir es conseguir el valor que uno obtiene a través del trabajo.

Pedir limosna no es una forma de robar ni de producir. No es conseguir valores por la fuerza, y no es producirlos a través del trabajo. Es un tipo de lo no-producido pero es su propio tipo especial.

Ayn Rand los llamaba los “llorones” y los “saqueadores” [*]. Los llorones son los pedigüeños, y los saqueadores son los ladrones. Y luego, por supuesto, los productores son los que trabajan y se ganan lo que producen.

[* En inglés: “the moochers” y “the looters”, y desde luego, “the producers”.]

# # #

Fuente: Podcast de Leonard Peikoff, disponible en YouTube  — Escuchar —

# # #

definitivo ebooks 1

 

# # #

Publicado por: abril 27, 2015 2:00 am

2 Comentarios

2 Comentarios

2 respuesta a “Pedir limosna”

  • Abelardo says:

    La limosna es una forma concreta de altruismo, donde se entrega un valor a cambio de nada.

  • Pero a fin de cuentas es una transacción. Es una transacción sobre un bien “falsificado”, es decir, los mendigos venden un producto que se llama “misericordia”, venden miseria ajena que nunca se acaba (como los bancos centrales que imprimen e imprimen dinero sin valor).

    La gente que da limosna, “recibe” a cambio la satisfacción de haber ayudado. Entrecomillo “recibe”, porque en realidad no recibe nada, la satisfacción se la entrega el dador así mismo. Sin embargo el generador de esa satisfacción es el mismo limosnero, en la otra persona. Es como el que cuenta un chiste y cobra por ello, en realidad el que se ríe es la persona que lo escucha; el cómico es el que dispara esa alegría, como el limosnero dispara los sentimientos de misericordia en las personas.

    Son valores subjetivos, sí. Tal vez son valores en lo más alto de la pirámide de Maslow, no sirven para sobrevivir.

    He visto en distintas sociedades, que entre más miseria existe, más limosneros hay y la gente está más dispuesta a dar limosna entre más miserable es. La miseria acerca a las personas hacía el pensamiento mágico, hacía la subjetividad.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post
«
Next Post
»