Objetivismo.org

¿Quién decide lo que es *importante* para mí?

Como esperado (y temido, por algunos), la FDA (Food and Drug Administration, “Ministerio de Alimentos y Drogas”) de Estados Unidos ha rechazado la aprobación de Avastin como droga para el tratamiento del cáncer de mama avanzado. El periódico The Wall Street Journal ha informado y escrito editoriales sobre esta noticia, que llegó en forma de una decisión de 69 páginas escritas por la Comisaria de la FDA, la doctora Margaret A. Hamburg.

Vadeando por la jerga legal y médica hasta llegar a la página 38, encontrarás la conclusión fundamental de la Dra. Hamburg sobre los efectos que tiene Avastin en «SSP». ¿Qué es SSP? Es un acrónimo de «supervivencia sin progresión», un período de tiempo durante el cual la enfermedad del paciente no empeora. En otras palabras, para un paciente en estado terminal con cáncer de mama, un día adicional de SSP es igual a un día adicional durante el cual el tumor no crece.

Volvamos a la página 38, donde la Dra. Hamburg llega a la conclusión de que «la evidencia no muestra que Avastin ha tenido un efecto sobre SSP lo suficientemente grande como para constituir un beneficio clínico». El énfasis es mío, para hacer hincapié en el tipo de juicio de valor está haciendo la Dra. Hamburg. ¿Qué significa «lo suficientemente grande»? Según la Dra. Hamburg, significa «lo suficientemente grande para ser significativo para un paciente”.

¿Ves lo que está pasando aquí? La Dra. Hamburg, una burócrata federal, está apropiándose del derecho a decidir si un determinado período de atraso de un crecimiento tumoral es «significativo» para pacientes individuales que ella nunca conocerá, y a quienes mucho menos analizará y tratará. En el caso específico de Avastin, las últimas estadísticas muestran que la mediana de SSP varía entre 0,8 meses y 2,9 meses, dependiendo del estudio que se considere. Al poner «mediana» en cursiva, estoy haciendo hincapié en el hecho que la mitad de las mujeres en estos estudios experimentaron períodos de tiempo aún más largos en el crecimiento del tumor que los considerados “no lo suficientemente grandes» para que importasen. Y, sin embargo, nuestra ley permite que una burócrata de la FDA limite el acceso de esas mujeres a la medicación, simplemente porque se prevé que un número idéntico de mujeres se beneficiarán menos, o nada.

Ese es el significado práctico de la medicina colectivizada, sobre lo que escribí más a fondo el año pasado, en una editorial titulada «La Bufonada de Avastin»:

Pero, ¿pueden riesgos y beneficios ser sopesados a nivel de la sociedad como un todo? Una sociedad es sólo una colección de individuos. Una sociedad no disfruta de la vida, ni sufre; sólo los individuos lo hacen. Metáforas aparte, una sociedad no se enferma y muere: sólo los individuos lo hacen. Para apreciar la diferencia, considera cómo un paciente racional con cáncer de mama decide si someterse o no a un tratamiento de drogas.

Ese paciente sopesa (entre otras cosas) la probabilidad estadística de un resultado favorable contra la probabilidad estadística de tener efectos secundarios dolorosos, y decide de acuerdo con eso. En todo momento, su juicio es individual y personal: ¿Cómo mejorará mi vida, si los tumores paran temporalmente de crecer? ¿Cómo podrían los efectos secundarios interferir con mi disfrute de la vida? ¿Cuánto mejor me sentiré si los resultados son superiores a la media… o cuánto peor si los resultados son inferiores a la media? ¿Qué valor tiene, para mí, un año, o un mes, o una semana más de vida relativamente normal?

Los expertos de la FDA se orgullan profesionalmente de negarse a permitir que tales consideraciones individuales influencien sus decisiones. En vez de eso, flotan entre nubes de estadísticas, observando que Avastin retrasa el crecimiento del tumor sólo de 3 a 12 semanas de promedio, y que algunos pacientes incluso empeoran después de tomar el medicamento. Desde detrás de un barniz de respetabilidad científica suministrada por cuadros y gráficos que ignoran al paciente individual, estos expertos hacen una pregunta a la que no se le puede dar una respuesta racional: ¿Cuál es el significado para la sociedad de un mes en la vida de un individuo?

En el continuo debate sobre medicina, es crucial entender cuántas veces se nos pide que sacrifiquemos el bienestar del individuo a las supuestas necesidades de la sociedad.

# # #

Por Tom Bowden, un analista en el Ayn Rand Center for Individual Rights.

# # #

avatar
5 Hilo de comentarios
2 Hilo de respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Hilo con más emociones
3 Autores de comentarios
Alexandre Xavier Casanova DomingoMichèleomingodMichèlle Autores de comentarios recientes
  Suscríbete  
Informarme de
Michèle
Michèle

Lo que estás argumentando, Omingod, es que la FDA no debería ser dependiente del gobierno, por útil y eficaz que sea su papel. Esa dependencia es la que presentas como injustificada a lo largo tu exposición. Aunque luego en la… Leer más »

omingod
omingod

En una sociedad moderna puede ser ventajoso y deseable el que haya organismos independientes que regulen determinadas industrias o actividades (desde la efectividad de los medicamentos, a las pesas y medidas, a la limpieza de los restaurantes), pero NADA justifica… Leer más »

Michèlle
Michèlle

La misión de la FDA en lo que aquí se refiere no es imponer normas ni recomendaciones. Una de sus funciones es valorar el uso de medicamentos y decidir o no su aprobación. Para ello se limita a aplicar unas… Leer más »

Michélle
Michélle

La decisión de la FDA sobre el Avastin (bevacizumab) en asociación con paclitaxel como tratamiento para el cáncer de mama metastásico es totalmente correcta. La aprobación para esa indicación médica fue provisional y se basó únicamente en la medición de… Leer más »

Ayn Rand

“No hay absolutos”, murmuran, evadiendo el hecho de que están expresando un absoluto.

Objetivismo por temas

Glosario

Objetivismo en Facebook

Derechos del hombre

Objetivismo explicado en 2 minutos

Más visitadas