Objetivismo.org

Tiempo necesario para llegar a una cultura pro-Objetivista

Me preguntan si Ayn Rand habló alguna vez sobre cuánto tiempo haría falta para cambiar la cultura filosóficamente. Antes de ver lo que ella dijo, es curioso que quien me pregunta alude al hecho que las personas con quienes él (y yo) no estamos de acuerdo dicen cosas como esta:

“John Galt lo hizo en 12 años, pero el Ayn Rand Institute parece preferir planes quinquenales al estilo soviético”.

Cualquiera que piense eso podría beneficiarse al ver lo que Ayn Rand dijo en sus entrevistas biográficas sobre exactamente ese plazo de tiempo:

“Cuando inicialmente estaba pensando cómo implementar el tema, cómo construir la novela, pensé en que la huelga empezara por lo menos tres generaciones antes, y tener un prólogo sobre el que originó la huelga, así que Galt sería el héroe de la historia, pero sólo la última generación de la huelga. Él es quien finalmente la lleva a la victoria. Y pensé que eso sería lo natural, de hecho, lo más realista, porque no creí que el efecto de una huelga así podría ser sentido en una generación. Pero poco después de empezar a analizar la historia en más detalle, me di cuenta de que una cierta reducción es permisible, y que el tema podría aguantarla. Pero claro, si lo hubiera hecho de la otra forma, habría sido una novela mucho más realista”.

Si una generación son 25 años, eso significaría que “por lo menos” 75 años habrían sido necesarios antes de los 12 años de la huelga de Galt. 75 años a partir de 1957 nos pone en el año 2032. Y eso, de nuevo, es sólo para que las cosas empiecen a rodar.

Si quieres una cita de la obra publicada por Ayn Rand, aquí hay un pasaje crucial de Para el nuevo intelectual:

“Los eventos de cualquier período de la historia son el resultado del pensamiento del período anterior. El Siglo XIX —con su libertad política, su ciencia, su industria, sus negocios, su comercio, con todas las condiciones necesarias para el progreso material— fue el resultado y el último logro del poder intelectual liberado por el Renacimiento”.

El Renacimiento se piensa que comenzó en 1492. Digamos que fue en el año 1500. O sea, 300 años antes de que empezara el Siglo XIX, en 1800.

Tomás de Aquino reabrió las ideas filosóficas de Aristóteles que dieron pie al Renacimiento. Él floreció en 1270, o sea, 230 años antes de que empezara el Renacimiento.

Pero la verdadera respuesta a las ridículas ideas sobre un cambio cultural rápido radica en el éxito del ARI. Lo que quiero decir es esto. Yo leí Atlas en 1962, a los 17 años. En 1964, yo pensaba que la cultura cambiaría en unos 3 o 4 años. Un Objectivista más viejo y más maduro solía decirle a la gente: “Dentro de diez años, vas a saber de nosotros”. Bueno, pues no fueron 10 años, fueron más de 40: la reacción a Obama y la Gran Recesión. Entre 2009 y 2011, las ventas de La rebelión de Atlas se triplicaron o se cuadruplicaron, Yaron Brook era una celebridad televisiva, el Tea Party tenía una larga lista de fans de Ayn Rand, y “Going Galt” se convirtió en una frase que era repetida a nivel nacional.

El ARI fue extremadamente efectivo haciendo conocer a Ayn Rand y a Objetivismo. Avivamos las llamas con el programa de “libros para maestros”. BB&T tenía cursos sobre capitalismo en más de 60 colegios y universidades del sur de Estados Unidos, cursos que requerían que los estudiantes leyeran La rebelión de Atlas. Trabajamos con la fiesta del té. Yaron habló en la manifestación del Tea Party del 2009 en Washington, diciéndoles a las cien mil personas aproximadamente que se habían reunido allí: “No somos los guardianes de nuestros hermanos”.

¿Y que pasó? No mucho. Yo siempre pensé que nuestra principal tarea era presentarle al público a Ayn Rand y, sobre todo, a Objetivismo. Supuse que una vez que una audiencia lo suficientemente grande fuera consciente de los tesoros intelectuales que ofrecemos, una minoría significativa se erguiría y se daría cuenta, o más que eso.

Bueno, yo estaba equivocado. Estaba soñando. Lo único que yo necesité fue empezar a leer La rebelión de Atlas, pero el porcentaje de gente para quienes eso es verdad, por lo menos en los Estados Unidos de hoy, es tal vez la décima parte de lo que yo pensaba.

Aprendí esta lección: la gente realmente se cree las tonterías filosóficas que dicen que creen. Siempre pensé que hay pocas personas que de hecho creen (en vez de sólo decir que creen) que Dios existe, que los sentidos no son fiables, que no podemos estar seguros de nada, que la “desigualdad” es injusta, que unas manchas en un lienzo son arte, que la sociedad es Todo, y los programas del gobierno son La Respuesta. Pero lo hacen, se lo creen, y no puedes hacerlas cambiar de opinión diciéndoles cuatro cosas.

Observa que el altruismo no está en esa lista. Yo sabía que la gente realmente estaba convencida con el altruismo. Pero no sabía la razón. Ahora la sé: una metafísica social (“vivir de segunda mano”). No principalmente porque le siguen la corriente a la multitud sobre el tema —aunque eso también cuenta— sino porque el altruismo es la expresión ética de la psicología de la dependencia. Ese es realmente el tema de El manantial: que al nivel más profundo, altruismo es vivir de segunda mano. Comte describió el altruismo como “vivir para otros”. Y así es como Keating y Toohey funcionan. Como Roark le dice a Wynand:

“En el reino de mayor importancia  —el reino de los valores, del juicio, del espíritu, del pensamiento— ellos [los que viven de segunda mano] ponen a otros por encima del propio ego, exactamente de la forma como exige el altruismo.

# # #

—por Harry Binswanger, publicado en su lista de HBL en noviembre del 2019

[de un hilo de discusión con el título: ¿Dijo alguna vez Ayn Rand cuánto tiempo se necesitaría para tener una cultura que sea aceptada por los Objetivistas?]

 

Traducción: Objetivismo.org, con permiso del autor

# # #


 

avatar
  Suscríbete  
Informarme de

Ayn Rand

La perfección moral es una *racionalidad inquebrantable*: no el grado de tu inteligencia, sino el pleno e implacable uso de tu mente; no la extensión de tu conocimiento, sino la aceptación de la razón como un absoluto.

Objetivismo por temas

Glosario

Objetivismo en Facebook

Ayn Rand: Filosofía, Razón y Emociones

Objetivismo explicado en 2 minutos

Más visitadas