El Salto Lógico – La Inducción en Física

Archivado en: , , , 46 Comentarios

 

El Salto Lógico – Inducción en Física:  “Los científicos están buscando el conocimiento, y para ello necesitan entender cuál es la naturaleza del conocimiento y cómo se adquiere. Pero los filósofos se han vuelto escépticos y por lo tanto no tienen cómo ayudar. En consecuencia, la mayoría de los científicos rechazan la filosofía como algo irrelevante para su trabajo.  Espero convencerles de lo contrario”.

Entrevista de Objetivismo Internacional a David Harriman sobre el libro.

# # #

OI: En pocas palabras, ¿qué es la inducción?

DH: La inducción es el proceso de inferir generalizaciones a partir de casos particulares. Consideremos un ejemplo científico avanzado: Newton comenzó con observaciones de planetas específicos, de lunas, manzanas, mareas y cometas específicas – y generalizó hasta llegar a la ley de gravitación universal.

Tradicionalmente, los filósofos se han mostrado escépticos sobre este proceso. El llamado “problema de la inducción” se expresa normalmente así: ¿Cómo podemos justificar ese “salto” gigante desde unas relativamente pocas observaciones hasta una verdad universal?

 

OI: ¿Existe el “problema de la inducción”? Y en caso afirmativo, ¿cómo intenta resolverlo?

DH: En mi libro demuestro que no existe el problema de justificar un salto arbitrario, porque el salto no es arbitrario. La inferencia de generalizaciones a partir de datos es un proceso perfectamente lógico. El problema no es justificarlo, sino identificar el método correcto de hacerlo.

Para conseguir ese objetivo, en mi libro hablo de temas como la naturaleza de los conceptos, el papel de la experimentación y las Matemáticas, y los criterios para demostrar una teoría. Mi enfoque es analizar los procesos de descubrimiento de los grandes científicos, y a partir de ahí inducir los principios de método correctos. El resultado es una teoría de la inducción que contiene muchos elementos nuevos que espero que filósofos, científicos, profesores y alumnos encuentren interesantes.

 

OI: ¿Cree usted que en la actualidad los científicos están siguiendo el método inductivo que usted aboga, o están haciendo algo diferente?

DH: En la medida en que están haciendo descubrimientos válidos, los están haciendo de la forma que yo describo. El tema de mi libro no es simplemente que los científicos deberían usar este método, sino que hago una afirmación más perentoria, y es que tienen que usar este método si quieren hacer algún progreso. Y muchos científicos están haciendo progreso, sobre todo en el campo de la ciencia aplicada.

En la Física de hoy, el problema principal está en la teoría fundamental. Por ejemplo, muchos físicos aceptan la teoría de cuerdas porque les parece “bonita”, no porque esté inducida a partir de la evidencia que observan. Como resultado, los avances en la Física teórica han estado estancados durante más de una generación.

 

OI: ¿Cómo llegó usted a interesarse por el tema de la inducción científica?

DH: Todos nuestros conocimientos conceptuales dependen de la inducción, y los filósofos desde la antigüedad se han enfrentado a la cuestión de cómo podemos estar seguros de nuestras generalizaciones inductivas.

Hace cuatro siglos nació la ciencia moderna. Desde entonces, los científicos han tenido un enorme éxito intentando inducir las leyes de la naturaleza. Pero los filósofos han sido incapaces de explicar cómo y por qué los científicos han tenido tanto éxito. Creo que esa es la cuestión más crucial en la filosofía de la ciencia, así que decidí trabajar en ella.

 

OI: Usted menciona que fue alumno de un filósofo que escribió un libro titulado “Contra el Método”. ¿Cree que los científicos están recibiendo algún tipo de ayuda de parte de los filósofos hoy?

DH: No, y eso es una tragedia. Los científicos están buscando el conocimiento, y para ello necesitan entender la naturaleza del conocimiento y cómo se adquiere. Pero los filósofos se han vuelto escépticos y por lo tanto no tienen cómo ayudar. En consecuencia, la mayoría de los científicos rechazan la filosofía como algo irrelevante para su trabajo. Espero convencerles de lo contrario.

 

OI: ¿Puede usted explicarnos sus esperanzas para “El Salto Lógico”? ¿Quién lo va a leer, y qué van a aprender de él?

DH: Espero que los filósofos y sus estudiantes aprendan que el conocimiento es posible y que su campo puede ofrecer la orientación fundamental que le permita a la gente identificar objetivos racionales y alcanzarlos. Y espero que los científicos y sus alumnos consigan entender a fondo los principios del método que ha permitido los grandes descubrimientos del pasado y que permitirá los grandes descubrimientos del futuro.

# # #

David Harriman es Objetivista, y autor del libro El Salto Lógico – Inducción en Física (The Logical Leap – Induction in Physics), traducido al español por Juan Manuel Muñoz y Domingo García.

Puedes adquirir el libro aquí

# # #

definitivo ebooks 1

# # #

Publicado por: julio 11, 2012 12:13 am

46 Comentarios

46 Comentarios

46 respuesta a “El Salto Lógico – La Inducción en Física”

  • Carlos G. says:

    Hola, como Objetivistas más avanzados en el tema, respecto a filosofía de la ciencia ¿tienen alguna opinión sobre el pensamiento y obra de Mario Bunge?

  • Ricardo Arturo says:

    Hola

    Me gustaría saber si éste libro está disponible para pdf, ya que solo he visto que se encuentra en kindle lo que hace que ese me impida comprarlo por no poseer uno. O si es posible cambiar el formato a pdf. Espero obtener una respuesta, ya que me interesa bastante conocer el desarrollo y estancamiento que las ciencias han sufrido con el pasar de las filosofías en el mundo y su tiempo. Además de ver como objetivismo se acerca a esta para guiarla, ya que la ciencia trata la realidad de manera más detallada.

    Saludos 😀

    • Omingod says:

      Hola! El libro «El salto lógico» no está disponible en pdf, pero Kindle es gratis y puedes bajártelo de Amazon directamente, se lee en cualquier dispositivo. Saludos.

  • godmino says:

    Lo sentimos, estamos cerrando el hilo de conversación del que es parte el comentario anterior (núm. 55) porque no creemos que agregue nada al tema ni al libro, así evitaremos discusiones parecidas a las que tuvimos en el pasado y que acabaron degenerando en nada.

    Otros temas pueden ser abordados normalmente. Gracias.

  • Miguel says:

    El ensayo sobre la dicotomía analítico- sintética de Peikoff no es paja, precisamente arroja luz sobre una cuestión trascendental que está en la base de la paralización cognitiva de la humanidad actualmente, o sea de su creciente estupidización, que es la separación entre la lógica, a la que se llama analítica, y los hechos de la realidad que se dicen sintéticos.

    Y en el apéndice Ayn Rand responde a algunas cuestiones y si bien en algunos sitios los disertantes se embarullan con cuestiones no esenciales, en otros asuntos Ayn Rand expande el libro, por ejemplo, en materia de inducción, de la materia, de filosofía de la ciencia, del tiempo etc.

    Claro que no puedes llamar a Hegel pensamiento, pero desde luego influencia ha tenido y sigue teniendo, de hecho todas las facultades de filosofía de España están llenas de hegelianos, ciertamente me molesta en ocasiones que desdeñes las ideas como si no tuvieran importancia, porque pese a que dicen estupideces pero como dijo Ayn Rand, sí son estupideces pero con la actitud de dejarlas pasar han conquistado el mundo.

    No deberías subestimar el poder de los enemigos de la mente y del hombre, son muy poderosos y han logrado estupidizar a la mayoría de la humanidad.

    Lo que estás diciendo que no existe un método concreto para pensar porque no puedes saber previamente lo que es correcto que uno piense, es un absurdo y es de perogrullo.

    Es que el método para pensar te sirve como guía para pensar correctamente no como instrumento de infalibilidad cognitiva.

    Objetivismo no te va a hacer que siempre llegues a la solución correcta, eso no lo puede hacer nadie, objetivismo te proporciona el método correcto para que usándolo puedas llegar a la solución correcta y poder descartar aquellas soluciones irracionales.

    Confundes método con solución cognitiva concreta.

    Por supuesto que luego el método tienes que aplicarlo a tu vida concreta para tu propia utilidad, pero es que eso evidente pero eso no tiene nada que ver con que sí exista un método rígido para pensar bien. Pero pensar bien no significa acertar siempre, significa un medio para que uno pueda llegar a la solución correcta, pero luego eso depende de otras muchas circunstancias, pero sin ese método es imposible llegar a soluciones correctas.

    Naturalmente que uno puede pensar bien sin haber oído hablar de objetivismo pero eso es porque inconscientemente esa persona está pensando como debería pensar alguien que comprende objetivismo, o sea está siendo racional aunque no haya descubierto el método para hacerlo pero tiene ese conocimiento implícito o subyacente, igual que un niño capta los conceptos como un proceso de medidas pero sin saber cómo realizar el proceso.

  • Miguel says:

    Yo no he leído el libro, pero he leído algunas webs de internet en inglés que hacen comentario referente al libro, y básicamente creo que lo hace Harriman es aplicar la teoría de los conceptos de Ayn Rand que conoces ya por Introducción a la epistemología objetivista, pero Harriman realiza un análisis científico- histórico de la física desde las nociones más simples, pasando por Galileo, Kepler, posteriormente Newton e ilustrando como a partir de datos de la percepción y determinadas generalizaciones inductivas lógicas estos autores llegaron a sus teorías, y pasa posteriormente a criticar teorías como la de cuerdas en física, mecánica cuántica y la teoría cosmológica de Big Bang donde hay mucho racionalismo matemático pero pocos hechos de la realidad a juicio del autor.

    De todas formas puedes buscar en la página web oficial del autor que se encuentra fácilmente en google, está naturalmente escrita en inglés.

    Adán, no es discutir lo obvio, es el hecho de que efectivamente a ti te puede dar igual que alguien piense mal o bien, pero esa no es la cuestión, aquí se está discutiendo de que existe un método objetivo para pensar bien sobre la realidad, y ese método es el inductivo- deductivo, ya se que antes de conocer a Aristóteles o a Ayn Rand sabía que no podía cometer contradicciones, pero el conocer el método me ha permitido entender mejor los conceptos complejos para detectar cuando hay una abstracción de abstracciones o conceptos de segundo y posteriores niveles que son lógicamente inasumibles, y en ese sentido el método me ha ayudado.

    El anarquismo epistemológico es erróneo, ( el nombre lo acuñó Feyerabend no yo), porque supone que cualquiera puede pensar de cualquier modo, pero si eso fuera cierto entonces cualquier sujeto que creyese que Mickey Mouse o Dios omnipotente existen porque pueden ser captados por intuición revelatoria, pues, ciertamente está pensando mal y está llegando a evadir la realidad.

    El método es imprescindible para poder entender las ideas, sin el método correcto cualquier concepto abstracto complejo se nos puede colar siendo un anticoncepto y dar al traste con el discurso.

    El hecho de que pensamos bien porque nos conviene no quita ni un ápice de verdad al hecho de que sí existe un método rígido, el del razonamiento lógico inductivo- deductivo, descubierto por Aristóteles- Bacon- Rand- Harriman.

    Y ese es el método válido, todo lo demás constituye un error grave, otra cosa es que si alguien piensa mal pero las consecuencias de su pensamiento a ti no te afectan te sea indiferente, pero ese no es el tema.

    Claro que con la inducción no podremos saber todo lo que es cierto de una vez y para siempre, eso es obvio, pero yo solo quería corregirte en el error de que dijeras que da igual el método que usemos si nos viene bien a nuestros fines, porque para que los fines sean correctos debe uno usar el método cognitivo correcto para determinarlos, eso es obvio.

    Si yo creo que un bote de lejía por revelación divina se me ha dicho que es una bebida refrescante, pues ciertamente si me lo tomo y me quemo el esófago se ha mostrado que ese método me ha conducido a la ruina física.

    Pero usando el método inductivo, se estudian las propiedades del azufre, del óxigeno y de las moléculas que componen el tretraoxosulfato de dihidrógeno conocido más popularmente como ácido sulfúrico, y descubro que este tiene gran poder corrosivo y por inducción generalizo que todo tejido humano que entre en contacto con el líquido será quemado y dañado y por deducción establezco que dado que yo tengo tejidos humanos entonces yo me dañaré si bebo, y por ende, no bebo lejía y no digo que sea bebida refrescante.

    Como ves un buen método de pensamiento es el que te permite salvar la vida, un mal método te avoca a la destrucción.

    Tu dices bien pero tu piensas así porque te viene bien, pero es que te viene bien porque ese objetivamente es el buen método de pensar.

    Lo que te conviene es aquello que es…

  • Miguel says:

    cometer errores, pero eso no tiene nada que ver con la posibilidad de que exista un método rígido y exacto, por ende, no estoy de acuerdo con tu afirmación de que no se puede avanzar en materia de inducción, siempre puede uno purgar sus errores, naturalmente es más difícil hacer un avance en epistemología que en por ejemplo conocimiento de fenómenos naturales, ya que el método está determinado por la naturaleza de la mente humana y es más sencillo conocer esta naturaleza que además es inmutable, que conocer los fenómenos físicos dado que solo conocemos una parte muy ínfima del mundo físico y del universo.

  • Miguel says:

    Adán, el problema de la inducción no es tal, el hecho es que el conocimiento al ser contextual pues no somos como bien dices omniscientes, es que solo se puede admitir como cierto lo que resulta después de haber comprendido toda la evidencia disponible.

    así, podemos decir que todos los cuervos son negros y esa proposición es cierta, y se capta por inducción, después de haber visto a lo largo de todo el mundo muchísimos cuervos y todos negros, podemos concluir que todos los cuervos son negros.

    Pero la objetividad requiere la comprensión de que nuestro conocimiento no es un depósito cerrado de omnisciencia fuera de contexto, sino que se basa en que en la realidad hasta ahora hemos captado que todos los cuervos concretos son de color negor, por ende, generalizamos al decir todos los cuervos son negros.

    Ahora bien, si un día encontrasemos un cuervo blanco entonces podríamos decir que ya los cuervos no son negros, pero sería arbitrario afirmar que no podemos saber nunca nada con certeza como hizo Hume porque no podemos saber con exactitud el conocimiento que vamos a adquirir en el futuro, eso es rebelarse contra la realidad y contra la identidad de la mente humana, ( digo que Hume se rebelaba contra la identidad de la mente no tu).

    Diagmos que el conocimiento del hombre debe formularse así: » Dada toda la evidencia disponible podemos concluir que: ( y aquí va el contenido de la premisa en cuestión, por ejemplo, los cuervos son negros).

    Naturalmente hay premisas que sabemos que son ciertas y que siempre serán ciertas, por ejemplo, Los cuervos son aves. Esa es una premisa que siempre será cierta, jamás podremos encontrar un cuervo que no sea un ave por no tener las características esenciales que identifican a un existente como » ave».

    Los errores de los enemigos de la mente del hombre y de la inducción tales como Hume, kant, o Russell estriban en cometer la falacia de caída de contexto, ellos ponen un ejemplo dudoso y lo extrapolan a todo lo general y omiten los ejemplos que refutan sus apresuradas y falaces conclusiones. Por ejemplo, el famoso pavo de Russell.

    Yo no he leído Contra el método pero si he leído reseñas y críticas de ese libro, por cierto que el autor del libro » Contra el método» fue el filósofo- epistemólogo Paul K. Feyerabend que escribió creo hace más de cuarenta años un artículo llamado Ciencia sin experiencia, donde pretendía invalidar la validez cognitiva de las percepciones sensoriales, con unos argumentos tan burdos que Ayn Rand pudo deshacerse de ellos de forma contundente, el artículo que Ayn Rand escribió contra Feyerabend fue» Kant versus Sullivan», en su libro, » Filosofía: Quien la necesita», pues bien, el señor Feyerabend en el libro Contra el método crea el llamado » anarquismo epistemológico» o sea aquella doctrina epistemológica que propugna la absoluta libertad del científico y del epistemólogo para validar el conocimiento de la realidad de la forma que él en cada momento estime conveniente sin regirse por ninguna regla diferente a la conveniencia subjetiva del experimentador, así Feyerabend decía que era válido adquirir conocimiento científico acudiendo a métodos como » la telepatía, la adivinación, la magia, la religión, las intuciones extrasensoriales y parasensoriales …», con lo cual yo no pude más que reirme de toda esa sarta de estupideces.

    Si existe método para pensar, y fue elaborado parcialmente por Aristóteles, luego corregido por Francis Bacon, y luego definitivamente asentado en cuanto a la inducción por Ayn Rand y ahora David Harriman.

    El método es la observación- inductiva y posteriormente la extracción de conclusiones secundarias implíctas por el método deductivo.

    Decir que no existe método fijo para pensar es absurdo, es negar la epistemología, esas afirmaciones son muy delicadas.

    Para pensar concretamente existe un método, otra cosa es que el método no nos pueda garantizar certeza libre de la posibilidad de cometer…

  • Miguel says:

    Entras en un tema ético muy interesante, decía Rand que a las personas se las juzga por lo que dicen y por lo que hacen, y es cierto, solo en tanto en cuanto un sujeto manifiesta determinadas ideas o acciones podemos saber cómo es él en realidad, así digamos que Pablo Picasso hubiera tenido la capacidad de hacer una pintura genial , bella y hermosa, pero como él en la realidad se dedicó a pintar basura informe, como el Gernica, y su objetivo era burlarse del mundo del arte, podemos pensar solo dos cosas, o el sujeto no sabía en realidad pintar y era un fraude o le pasó como a Francisco D´Anconia que observó la naturaleza parasitaria del arte moderno y asumió el disfraz de artista moderno como protesta y con intención de ponerse en huelga mental, pero en cualquier caso, a Picasso solo se le puede juzgar por la basura que él elaboró como arte.

    En cualquier caso sigo diciendo que genio sí es el que hace genialidades pero esa es una mala definición porque es una petición de principio, porque necesitamos definir ahora qué es genialidad, y no indentifica las unidades subsumidas en el concepto genio, es decir, aquellas características esenciales, fundamentales y distintivas que hacen que el genio se diferencie digamos del estúpido o del charlatán.

    Pero bueno no quiero entrar en discusiones propias de analistas lingüísticos, es cierto que no cabe calificar de genio a alguien hasta que no ha elaborado un producto propio de un genio, eso es cierto, pero sí podemos saber que alguien tiene esa capacidad para ser un genio en la medida en que su obra no sea esporádica, y Ayn Rand demostró que ella tenía la capacidad de ser genio porque pudo elaborar y elaboró una filosofía revolucionaria y correcta que siglos y siglos de malos filósofos fueron incapaces de concebir.

    En cuanto a la capacidad para juzgar si alguien es un genio o no, reside en la propia capacidad mental de uno para poder observar la realidad y evaluarla conforme a los hechos de la misma.

    Por cierto, desearia que algún día se tradujera la obra de David Harriman que es tema de este post, porque creí que en ITOE Ayn Rand trataba también algo del tema pero se ve que no, ese libro Inducción: El Salto Lógico y OPAR de Leonard Peikoff seguramente me ayudarían a tener una mayor comprensión de objetivismo y del papel de la ciencia.

  • Miguel says:

    O sea, que lo correcto epistemológicamente es definir genio solo a partir de aquellos productos que hacen que uno sea un genio, aquello que requiere una comprensión de la realidad de forma abstracta de modo no accesible a la persona común. Pienso que no tendría sentido tampoco hablar de genio si todo el mundo fuese en inteligencia similar a lo que se considera genio, por ejemplo, si todos fuesen como Da Vinci o Ayn Rand y tuvieran la voluntad y el esfuerzo para dedicarse a pensar del modo en que ellos lo hicieron entonces propiamente podría considerarse que todos son genios o directamente considerarse que es una cualidad propia del hombre y no necesitaríamos distinguir entre genio y estúpido.

    Me ha gustado mucho tu disertación, Adán, mantienes una concepción ciertamente optimista de la capacidad del ser humano para pensar, yo también la mantengo pero pienso que era más fácil que hubiesen genios en la época del renacimiento o de la antigua grecia que hoy en día, podría decirse que aún así hoy existen genios y es cierto, si entendemos por genio la definción que da Ayn Rand como persona que posee una habilidad mental extraordinaria capacitado para tratar con una amplísima gama de abstracciones, es decir, con conceptos que no son derivables de la realidad perceptual, sino con abstracciones de segundos, terceros y cuartos niveles y así en adelante, o sea con abstracciones de abstracciones, pero aquí introduciría una aclaración, y es que también los imbéciles intelectuales son capaces de tratar con abstracciones de abstracciones, la diferencia es que el genio sabe qué abstracciones complejas están basadas en la realidad y cuáles serían simples falsedades producto de evadir la realidad por medio de la consciencia, así por ejemplo, abstracciones de abstracciones como PIB o sea Producto Interior Bruto u Oferta agregada son falaces, porque en la realidad para entender el comportamiento humano lo que necesitamos no es entender como se organiza una supuesta oferta agregada de todo el país, sino cúales son las condiciones existenciales que tienen que prevalecer en una sociedad para que los productores creen riqueza, la oferta agregada es una mera estadística que incluso es imposible de obtener, porque como bien se sabe la estadística es solo un promedio tomado de una muestra que se considera representativa pero en el ámbito de las ciencias sociales la estadística es áun más inútil que en las ciencias naturales o físicas, al menos en física la estadística de fenómenos naturales nos permite captar regularidades que posteriormente nos facilitará descubrir conexiones causales, pero en las ciencias sociales realizar estadísticas sobre la base de un promedio de personas que arbitrariamente se consideran como representantes de toda la población nada nos puede decir sobre la realidad, y lo mismo ocurre con el PIB, sin mebargo, economistas como Keynes, Krugman etc utilizaron esas variables macroeconómicas y ello no los hace genios, solo imbéciles capaces de tratar con abstracciones flotantes, en cambio, un genio como Carl Menger a partir de la observación de como producía y ahorraban los cazadores primitivos, y los agricultores en el neolítico fue capaz de abstraer el proceso de producción y acumulación de capital, y llego por inducción a la formulación de una embrionaria teoría del capital consistente en que para poder producir hay que dedicar determinadas fuerzas de trabajo, recursos naturales y tiempo a producir no bienes para consumir sino bienes que indirectamente servirán en el futuro para consumir, es decir, maquinaria, herramientas etc, él a partir de la observación de la realidad concreta de lo que hacen los productores y comerciantes para poder mantener la producción consiguió generalizar hasta descubrir las leyes economicas.

    Aristóteles o Ayn Rand descubrieron la ética apropiada para el hombre no a partir de un pensamiento abstracto que ellos pudieran tener como ocurrencia, sino que observando la realidad, ellos se preguntaron, ¿ Qué vida es buena para los hombres?. Y se dieron cuenta, ( particularmente esta segunda autora), que el hombre prospera pensando y conocimiendo su entorno para moldear la materia dada en la naturaleza para obtener sus valores y que la destrucción y el fomento de los parásitos por medio de sistemas colectivistas lleva a paralizar el desarrollo existencial del hombre, todo ello por abstracción llevó a Ayn Rand a decir las normas morales que el hombre tiene que observar para existir son aquellas conforme a la racionalidad y la productividad y sus contrarias destruyen la existencia humana, Rand fue capaz de observar la realidad y a partir de ahí poder generalizar para subsumir todos los hechos y casos concretos en la teoría ética que propuso.

    Entonces para resumir entiendo que un genio es aquel que capaz de elevarse a partir de las cosas concretas que cualquiera que tenga sentido comùn puede captar hasta generalizar por medio de abstracciones y así elaborar ideas que basándose en la realidad permitan comprender dicha realidad a largo plazo y sin contradicciones, dado que el sentido común no es suficiente para oponerse al mal y mucho menos para entender determinadas relaciones entre los hombres en sociedad que requieren de una generalización abstracta o de comprender los fenómenos naturales que necesitan de un pensamiento abstracto y no de una mera perpeción sensorial y una compresión simple y primaria para formular las leyes de la naturaleza.

    En cambio el ímbecil intelectual es aquel que separa la realidad de sus ideas y es capaz de elaborar complejas construcciones teóricas pero incapaz de demostrar su validez en la realidad, bien porque son inválidas o porque él no es inteligente como para conseguirlo.

    En relación con lo que dices Adán sobre que la mayoría de la gente cree en la superioridad de los demás y se rinden antes de pensar, en buena medida es fomentado por la educación actual que se basa en ridiculizar al niño inteligente que es indefenso por no haberse encontrado con el mal todavía y en consecuencia no tiene armas para combatirlo, y así apagar su motor, por ejemplo, en Atlas la niñera quería ser metalúrgico y su sueño era saber cómo se fundían los minerales para obtener el metal, sin embargo su educación había consistido en inculcarle valores morales arbitrarios, ( yo diría que Kantianos o al menos eso es lo que Rand quiere decir cuando habla de que formulaba imperativos categóricos en materia moral), y hacerle dudar de las evidencias factuales de la realidad, así la niñera es mostrada como prototipo de víctima de la educación moderna, sobretodo en donde resalta con mayor nitidez los fracasos de la educación en España y en general en el mundo moderno es en dos disciplinas la matemática y la filosofía, donde como mucho las personas aprenden realmente matemática hasta el nivel de la aritmética elemental o el álgebra elemental o sea hasta los 12 años, a partir de entonces los profesores cambian el método y enseñan las matemáticas como conjunto de teorías arbitrarias sin demostrar su conexión con las partes más simples de las matemáticas y además y esto es peor aún sin mostrar la aplicación a la realidad de las teorías matemáticas, entonces al niño se le muestran un conjunto de símbolos y operaciones desordenadas que él no sabe de donde salen y si le pregunta al maestro este o se burla de él o le dice que solo se tiene que limitar a saber resolver los ejercicios que le pone en la pizarra, o sea no se les enseña demostración, no se enseña jerarquía de conocimiento ni se les enseña a aplicar las matemáticas en la realidad.

    El método que debe seguirse en matemáticas es el mismo que se sigue en la primaria, a un niño se le enseña a sumar no como un conjunto de numeros arbitrarios que nada significan, sino se cogen objetos de la realidad y se agrupan unos con otros representando en la realidad el proceso de adición o suma y así.

    Yo mismo fui víctima de ello, de tal forma que mis conocimientos de matemáticas son muy elementales y básicos.

    En resumen, hoy en día es más complicado que las personas piensen porque desde muy pequeños se mutila su facultad conceptual y su capacidad cognitiva bien en el plano científico al no usar un método de aprendizaje correcto, o bien en el plano moral al enseñarle al niño a obedecer a las autoridad que se supone que saben más que él sin inculcarle valores como el pensar, el ser independiente etc.

    Esa es la ruina que subyace a la creciente proliferación de la estupidez en el género humano.

  • Manuel says:

    Esto del salto lógicome parece sumamente interesante, yo estoy estudiando filosofía en la Universidad Central de Venezuela y, lamentablemente, he tenido que lidiar con que me vendan a Kant como el desatascador del problema de los particulares.

    Pero visto el problema que su visión de la razón como medio para hacer »válido» cualquier capricho arbitrario que podamos tener, no me quedaba muy claro que esa fuera la correca solución.

    En fin, espero que sea traducido y que llegue a mi país, sino, a leerlo en su idioma original.

    Saludos.

  • Miguel says:

    Sí, Adán, pensar puede hacerlo cualquier persona, pero entonces cómo explicas que pese a existir personas inteligentes como veo que eres tú o muchos otros disertantes en este foro, resulta que algunas personas muy pocas en el mundo llegan a ser auténticos genios, Newton, Galileo, Ulpiano ( jurista romano), Aristóteles, Ayn Rand, Ludwig Von Mises, personas que han sistematizdo todo ese conocimiento que hasta entonces o bien estaba disperso o bien no había sido descubierto, por ejemplo, Mises escribió en 1949 el mejor Tratado de Economía Política que jamás existió, La Acción humana y con ello asentó la ciencia económica en un sistema coherente e integrado partiendo de conocimientos previos que antes estaban desperdigados y que no formaban un sistema integrado, un edificio teórico completo.

    Es evidente que hay gente que tiene una capacidad superlativa que descollan por encima de sus semejantes en su tiempo, y en la época de Ayn Rand habían filósofos que supuestamente eran «brillantes» y sin embargo estaban errados, por ejemplo, Paul Feyerabend filósofo de la ciencia que supuestamente era considerado una autoridad intelectual en la materia y que abogaba por cosas como usar la magia, los mitos etc como argumentos válidos desde el punto de vista cognitivo, si yo hubiera dicho eso se me hubiera considerado un estúpido, o un bufón, empero, él era considerado uno de los filósofos de la ciencia más innovadores y vanguardistas de la época, en cambio, Ayn Rand que merecía no uno sino varios premios nóbeles fue vituperada, criticada y » extrañada» de la comunidad académica, Von Mises que es considerado por muchos y con razón como el mejor economista de toda la historia, junto con Carl Menger que fue su maestro, también fue ignorado y jamás pudo aspirar a una cátedra de economía y por supuesto no recibió el premio nobel que supuestamente se creó para premiar la excelencia intelectual.

    En cambio, Paul Krugman que se ha caracterizado por decir entre otras cosas que una guerra contra los marcianos alienígenas solucionaría la crisis mundial, es aclamado y estudiado en muchos lugares.

    Ello demuestra que hay muchísima estupidez en el mundo y que por desgracia los genios son muy escasos, y las personas inteligentes que saben apreciar las obras de los genios también lo son.

    O Gregory Mankiw que fue un egresado de la Universidad más prestigiosa del mundo, Harward y que entre otras teorías estrafalarias tuvo la » genial idea» de organizar una tómbola monetaria consistente en que el gobierno para facilitar el gasto y el consumo y la circulación del dinero y así salir de los periodos de recesión económica, que por sorteo invalidara determinados billetes de cierta cantidad en un plazo concreto para que así la gente se viera obligada a gastar, y a este » grandísimo genio», no se le ocurrió que ello generaría una hiperinflación galopante que acabaría por destruir el comercio y la producción si se hacía en gran escala o bien haría que la gente se desprendiera de esos billetes de cualquier manera, lo que se llama húida a valores reales, además a este gran genio tampoco se le pasó por su mente que el dinero no puede circular eternamente sino que tarde o temprano alguien se verá perjudicado por la tenencia de un billete que ya no tendrá valor, además también dudo mucho que la gente aceptase dichos billetes sabiendo que es posible que no puedan deshacerse de ellos antes de que cumpla el plazo.

    Sin embargo, ese señor es profesor en Harward y se supone que de allí saldrán los futuros dirigentes de los Estados Unidos, un país con un cuerpo productivo exceléntísimo gobernado por la cabeza de retrasados mentales por propia iniciativa.

  • Miguel says:

    Objetivismo con todo ser una filosofía rigurosa y profunda, cuando uno la estudia y asimila y la compara con otros sistemas filosóficos modernos uno puede sentir lo mismo que sintió Dagny Taggart al conocer por vez primera a John Galt en la Atlántida, que cuando le preguntó por su nombre y él se lo dijo, ella afirmó, por supuesto, como dando a entender que todo ello era simple, lógico y correcto que no se necesitaba comprender más allá después de haber llegado al valle que allí estaban todas las respuestas a los interrogantes de su vida, pues lo mismo ocurre con objetivismo cuando uno lo asimila se da cuenta de que todos los demás sistemas son meros juegos de palabras que se agrupan arbitrariamente y que no significan nada, yo siempre había despreciado las ideas supuestamente filosóficas y la materia de filosofía siempre me pareció aburrida, carente de sentido e inaplicable a la práctica.

    Todo ello hasta que conocí las obras de Ayn Rand donde ella comenzaba por el principio a responder a los temas, ella no formulaba las preguntas en un vacío. Por ejemplo, en materia de ética en la virtud del egoísmo, ella no se pone a hablar de la conducta que el hombre debe seguir y a hablar de las virtudes desde el principio, sino que empieza diciéndonos para qué necesitamos la ética y qué son los valores y para qué necesita un hombre realizar dichos valores. O sea, empezaba desde el principio. En cambio, uno puede leer las obras éticas de Kant, o leer a Hegel en lo poco que escribió de ética, o a Sartre, y uno ve como parecen dar por sentados los fundamentos básicos y pasan sin solución de continuidad a discutir detalles menores de forma que las normas éticas se le quedan a uno como flotando en la niebla.

    Em cambio, Ayn Rand no tuvo problemas en definir cada uno de los complejos conceptos que ella manejaba (por complejo me refiero a aquellas abstracciones de abstracciones que no son perceptibles sensorialmente y otros conceptos derivativos, asi conceptos como razón, filosofía, justicia etc. Ella los define magistralmente de un modo que nunca antes nadie había hecho, ni siquiera en las obras de Aristóteles o Santo Tomás de Aquino encuentra uno definiciones tan precisas y exactas, y mucho menos encuentra uno una ilustración de los valores éticos a través de acciones de personas reales, o — en el caso de Rand — a través de personajes de acción.

    Es cierto que Aristóteles era consciente de que los valores y las virtudes éticas no podían ser presentados en un vacío sino que necesitaban ser ilustrados por las acciones de personas reales, y él lo hizo poniendo como ejemplos a personajes ilustres de su tiempo que eran virtuosos y que encarnaban los valores que él estimaba como buenos, y también por referencia a ciertos personajes mitológicos como los Homéricos, así Aquiles, Nestor, Agamenón, etc, a los que Aristóteles cita como ejemplos. Pero, naturalmente, a los ojos de una persona de los tiempos actuales esos ejemplos no sirven porque o están muertas dichas personas reales o bien las personas no son capaces de captar a través de la literatura la relación entre los valores y las acciones.

    Por eso es muy recomendable leer la Rebelión de Atlas y la Virtud del Egoísmo de Ayn Rand antes de abordar la lectura de la Moral a Nicómaco de Aristóteles; porque, por ejemplo, cuando yo estaba leyendo la moral aristotélica y se me presentaba la descripción de virtudes como la magnanimidad, la valentía etc, pensaba en los personajes de Atlas y en seguida veía qué quería decir Aristóteles. Un tanto me pasa con la Metafísica y la Epistemología aristotelianas, que son más inteligibles tras entender la posición Objetivista respecto de dichas ramas de la filosofía.

    Objetivismo no solo puede estudiarse como un fin en sí mismo para tener un sistema de ideas integrado, coherente y basado en la realidad y perfectamente práctico, sino que también puede tener una labor propedéutica de cara a comprender la filosofía general y otros sistemas filosóficos cercanos a este, como es el sistema aristoteliano o el tomista — o los sistemas filosóficos modernos de Kant, Hegel y demás que son opuestos a Objetivismo pero que se captan más claramente después de asimilar Objetivismo. Así que podemos observar dos facetas de Objetivismo: una material que consistiria en asumir como verdadero este sistema para guiar la vida del hombre en la Tierra, lo que Ayn Rand denominaba «filosofía para vivir en la Tierra», y una faceta instrumental o metodológica, consistente en descubrir la actitud Objetivista frente al conocimiento, de forma que uno pueda aplicar dicha actitud para examinar críticamente otros sistemas de ideas.

    Esta segunda faceta no es menos importante que la primera, pero sí requiere una mayor comprensión del sistema Objetivista, que no se alcanza sólo leyendo La Rebelión de Atlas, sino que hay que leer, y varias veces, o incluso estudiar atentamente las otras obras de Ayn Rand donde explicita sus premisas, y tratar de ordenar en tu mente jerárquicamente el sistema para así poder captar las implicaciones en la realidad de las ideas, y entonces aplicar el mismo esquema a otros sistemas ideológicos.

    Por ejemplo, el sistema de Kant, si asumimos que lo que nuestra mente nos da son señales distorsionadas de la realidad por ser una mezcla de lo que nuestros sentidos nos proporciona y lo que nuestra mente añade por propia iniciativa, ¿cómo seríamos capaces de vivir si resulta que no podemos jamás confiar en nuestro conocimiento? Aplicar a la práctica el sistema de Kant nos abocaría al psiquiátrico. O la ética de Kant o de Jesucristo, si la aplicásemos con nosotros mismos, en seguida veríamos cómo nuestra vida se reduce a la más abyecta miseria y a sufrir la culpa psicológica por no ser capaz de aplicarla hasta sus últimas consecuencias.

    Seguramente un moderno estudiante de filosofía o un profesor de filosofía moderno prorrumpiría en carcajadas al leer tales afirmaciones, nos diría que la Filosofía y la práctica no siempre coinciden o que es sólo una compresión superficial de la filosofía; o, para decirlo en términos hegelianos (Hegel, Enciclopedia de las Ciencias Filosóficas):

    «No se precisa gran cantidad de ingenio para ridiculizar la proposición
    que afirma que ser y nada son lo mismo o, más bien, para traer a colación disparates acompañados de la aseveración no verdadera de que se trata de consecuencias y aplicaciones de aquella proposición; por ejemplo, que es, por consiguiente, lo mismo que mi casa, mi hacienda, el aire necesario para respirar, esta ciudad, el sol, el derecho, el espíritu, Dios, sean o no sean. En tales ejemplos se esconden en parte fines particulares, la utilidad que algo tiene para mí, y a continuación se pregunta si a mi me es igual que la COSA útil sea o no sea. Pero ocurre que la filosofía es precisamente la doctrina apropiada para liberar a los humanos de una multitud infinita de fines y propósitos finitos y hacernos indiferentes ante ellos, de modo que en cualquier caso nos sea igual que tales COSAS sean o no. Pero en la misma medida en que se habla de un contenido, con él se pone un conjunto que engloba otras EXISTENCIAS, fines, etc., que se presuponen valiosos, y a continuación se hace depender de esos supuestos que el ser o no-ser de un contenido determinado, sea lo mismo o no. Se desliza, por tanto, una distinción llena de contenido bajo la
    distinción vacía entre ser y nada. Sin embargo, [también es verdad] que lo que
    sencillamente se pone bajo la determinación del ser o no-ser, son en sí fines esenciales, EXISTENCIAS absolutas e ideas. Pero esos objetos concretos siguen siendo algo completamente distinto de meros entes o no-entes. Abstracciones indigentes como ser y nada (y son las más indigentes de todas, porque son solamente las determinaciones del comienzo) son completamente inadecuadas a la naturaleza de aquellos objetos; un contenido más verdadero está mucho más allá de esas abstracciones y su oposición. En general, cuando se desliza un concreto bajo el ser y la nada, le sucede al pensamiento deficiente lo que le pasa siempre que se coloca ante la representación algo completamente distinto de aquello de que se habla; y aquí se habla sólo del ser y la nada abstractos.»

    En este párrafo farrogoso Hegel nos quiere hacer tragar con rueda de molino que el ser — o sea, la existencia — y la nada — o sea, el no ser o no existencia o el vacío integral — son lo mismo, y entonces anticipándose a las objeciones de sentido común que podemos hacerle como que no es lo mismo que mi casa exista a que no exista, o que yo esté vivo y exista a que esté muerto y no exista etc., dirá que la filosofía consiste en escapar de lo determinado, de lo que él llama finito, (por finito hay que decir sometido a la ley de identidad, al hecho de que las cosas son lo que son), y hay que trascender a partir de esas meras abstracciones materialistas y pasar a una abstracción más pura de la consciencia, o sea, nos exhorta a cortas las ligaduras de los conceptos e ideas de la realidad concreta y a que discutamos los problemas filosóficos en un vacío.

    Pues bien, ese método filosófico es el que se trata de enseñar en las facultades de filosofía del mundo, enseñarle a la gente, a la muy hegeliana manera, que las ideas no tienen ninguna conexión o una conexión necesaria con la realidad, que un Filósofo es alguien que comprendiendo que las ideas vienen de una dimensión arcana sólo accesible a la élite, no tiene por qué preocuparse de ordinarias objeciones de sentido común y materialistas, ya que el Filósofo está por encima del «hombre de la calle». El Filósofo no necesita saber lo que realmente quiso decir Hegel, Wittgenstein, la Escuela de Frankfurt o los Existencialistas como Sartre o Heidegger; él sólo necesita tener la convicción de que esas ideas son posos de sabiduría oculta que sólo los iniciados pueden aprehender en su total integridad. Eso es lo que explica en buena medida la ruina intelectual del mundo: los intelectuales han abandonado la realidad y el sentido común, y desde sus facultades de humanidades pervierten a los alumnos que buscan sabiduría y reciben a cambio unas exposiciones indigestas de premisas como «El hombre es nada» (Sartre), «No hay nada más bueno que una buena voluntad», (Kant), «El ser y la nada son lo mismo, cuya fusión constituye la unidad del devenir» ( Hegel), «El hombre como ser unidimensional está alienado en una civilización consumista e incognoscible que lo aparta de sus verdaderas raíces» (Escuela de Frankfurt y en especial Herbert Marcuse), etc. Y eso es lo que escuchan los alumnos de las facultades de filosofía en España y en el resto del mundo, quizás me aventuraría a creer.

    Por eso no hay que extrañarse por pensar que los más irracionales estudiantes pertenecientes al colectivo de los indignados en España resulta que son licenciados en filosofía y muchos de ellos son hippies salvajes.

    En cambio, ninguno de ellos habrá leído jamás una obra de Aristóteles, y mucho menos de Ayn Rand. Buena prueba de ello es que los indignados tomaron como bandera a Ayn Rand considerándola como representativa de su movimiento, eso demuestra la absoluta ignorancia y la distancia respecto a la realidad de tales desgraciados.

  • Miguel says:

    No, no era una pregunta retórica, hacía esa observación porque es curioso lo que ella comentó sobre como llegó a su teoría de los conceptos, decía ella que en una conversación con un filósofo neotomista jesuita que mantenía la teoría realista moderada de Aristóteles sobre los conceptos, le hizo a ella pensar acerca de cómo ella formaba los conceptos y eso le hizo tener la solución del problema en tan solo media hora, aunque por supuesto luego ella dijera que le llevó más tiempo formalizarla, eso denota un genio extraordinario pero simplemente notar que es ciertamente difícil concebir que los filósofos durante 2500 años no fueron capaces de solucionar el problema de los universales y que ella en tan solo media hora se dio cuenta del camino para solucionarlo, empero, el resto de filósofos neoaristotélicos se dedicaron a seguir al estagirita en todo sin formular críticas alguna a su sistema, en cambio Ayn Rand se dio cuenta de que ciertamente los conceptos estaban basados en los objetos reales pero que dichos conceptos o universales no estaban insertos en la realidad física, sino que eran creaciones mentales de acuerdo con ciertas reglas objetivas basadas en la naturaleza y la identidad de la consciencia de acuerdo con el material suministrado por los sentidos, solo decía lo de la media hora porque yo pensaba que Ayn Rand maduró el problema durante muchísimos años hasta formular su teoría y por eso me extraño que una cuestión tan compleja como esa y que es la cuestión más importante de la filosofía la resolviese en tan solo media hora.

    • omingod says:

      Ayn Rand es absolutamente brillante, desde luego, tal vez la mente más brillante desde Aristóteles. Pero lo más interesante es la forma como ella llegó a solucionar el problema de los universales: simplemente dirigió su atención voluntaria y conscientemente a la realidad – en este caso, por un proceso de introspección, observando lo que su propia mente hacía al formar un nuevo concepto.

      Esa información estaba ahí a lo largo de todos esos siglos, disponible para quien hubiera querido mirarla e interpretarla, igual que lo sigue estando hoy. Eso es lo que distingue a Objetivismo del resto de las filosofías: que se basa totalmente en la realidad y usa estrictamente la razón para conocerla. . . si uno quiere hacerlo. Ayn Rand no era consciente de tener una mente brillante, sólo se preguntaba por qué el resto del mundo no era capaz de ver las cosas que para ella eran obvias o lógicas.

      En cuanto a Aristóteles, creo que podemos «perdonarle» el que no haya resuelto el problema, ya hizo mucho por las ideas, y sin él Ayn Rand no habría llegado adonde llegó (ni existiría el mundo occidental como lo conocemos hoy).

      Aquí está el texto íntegro al que Miguel se refería inicialmente, tomado del Apéndice del libro «Introducción a la Epistemología Objetivista», Perspectiva histórica final, página 308. < < Traducción: Objetivismo.org >>

      Prof. B: «Usted dijo que podría contarnos cómo llegó a su teoría de omisión de medidas. Esa sería una forma estupenda para concluir.»

      Ayn Rand: «Muy bien. Históricamente, ocurrió así. En algún momento durante los años cuarenta – así que hará de eso unos 20 años – estaba conversando sobre el tema de los conceptos con un jesuita que filosóficamente era un tomista. Él mantenía la posición aristotélica de que los conceptos se refieren a una esencia en las cosas concretas, y específicamente habló de “humanidad” en el hombre y “rosidad” en las rosas. Yo discutí con él, diciendo que no existe tal cosa, y que esos nombres se refieren simplemente a una determinada organización de concretos, que esa es la forma que nosotros tenemos de organizar los concretos.

      «La verdad es que nunca acabamos la discusión. Pero después de esa conversación me quedé insatisfecha con mi propia respuesta, porque pensé: “sí, he indicado de dónde vienen los conceptos, pero no he indicado cuál es el proceso por el que organizamos los concretos en grupos diferentes. Porque ciertamente no estoy de acuerdo con los nominalistas modernos que alegan que todo es cuestión de convención o de agrupamiento arbitrario”. Y entonces me pregunté a mí misma: “¿Qué es lo que hace mi mente en el proceso de usar conceptos? ¿A qué me estoy refiriendo, y cómo aprendo conceptos nuevos? Y en media hora tenía la respuesta”.

      «Obviamente, me llevó mucho más tiempo que eso el comprobarla, aplicarla a las diferentes categorías de conceptos, y ver si había alguna excepción. Pero una vez que tuve la respuesta, por su propia lógica, sabía que era esa. Y eso es todo.»

  • Miguel says:

    En relación con la epistemología que es tema más relacionado con este post, pregunto, ¿Cómo es posible que Ayn Rand pudiera elaborar su teoría de los conceptos en tan solo una reflexión de media hora, tal y como ella manifiesta en ITOE al final del libro? Si eso es así, ciertamente se trató de una mente aún más genial de lo que yo podía pensar hasta ahora, y además resulta entonces algo trágico y cómico a la vez ver cómo 2500 años de filósofos anteriores a ella, incluido Aristóteles, no fueron capaces de dar una respuesta plena a dicho problema, media hora tan sólo de reflexión para resolver un poroblema que hasta entonces nadie lo había podido hacer, es sencillamente soberbio y genial.

  • Alpha_Columbia_1776 says:

    El Altruismo es basicamente un codigo de conducta moral que necesariamente necesita un conjunto de individuos para poder ser aplicado, en otras palabras, es un codigo de grupo, que dirige todas las acciones del individuo que lo ejecuta, no hacia si mismo, si no hacia los demas.

    Imaginad una isla desierta donde solo hay una persona viviendo.. no tendra posibilidad de ser virtuoso, y realmente no tendrá un interes moral en autoalimentarse, autoprotegerse, etc.

    Cuantas mas acciones se hagan en beneficio de los demas como norma basica, mas se aplica el altruismo. El extremo total, el hombre altruista ideal, es un cadaver en potencia, un hombre dispuesto a morir, pero no para lo que el mismo valora, (por ejemplo, morir para salvar a tu mujer o tus amigos) sino morir por algo fuera de su interes, ya que para que sea completamente altruista esta ultima accion debe de ser realizada de forma totalmente desinteresada.

    El altruismo es un codigo para un ser que no puede ni debe valorarse a si mismo, sino a los que le rodean.

    El ser humano no es esta clase de ser, y por lo tanto, si este codigo es aplicado al 100% en el ser humano, llevara a este a su completa destruccion.

    No hay mas que ver los modelos ideales de «persona moral» a los que se intenta imitar y seguir hoy en dia: Jesucristo o la Madre Teresa: personalidades cuyo unico fin fue aplastar y neutralizar el YO por los demas — de forma desinteresada, por supuesto.

    Otro ejemplo, son los modelos de ciudadano ejemplar segun las diferentes variantes de este asqueroso codigo, como el nacionalismo, o el socialismo, donde el ciudadano ejemplar en el primero es aquel que esta dispuesto a darlo todo por la patria, ya sea su negocio, su tiempo, incluso su vida en una guerra.. en el segundo caso, el «proletario» ideal como lo llaman en algunos sistemas, es aquel que esta dispuesto a darlo todo por su clase social, por la sociedad, por la comunidad.

    Raras veces vereis a un predicador, politico o lider intelectual que os mire a los ojos fijamente mientras os dice que la mayor virtud es el egoismo, luchar por lo que uno valora realmente, «ganarse el alma», que si pierdes tu alma, pierdes tu YO.

    El destino de Jesucristo fue morir clavado en una cruz de madera. Si el que murio por los pecados de los demas, es el modelo moral a seguir, adivinad cual sera el destino de la humanidad si todos lo empiezan a aplicar.

  • Miguel says:

    Sobre este tema de la felicidad del productor y del saqueador debo decir que estoy de acuerdo con lucas semiandi y con adán y a tal efecto me gustaría exponer un caso real, en España o mejor dicho en Al- Andalus. El califa Abderramán III, y esto es un hecho histórico comprobado, a confesión propia a ciertas personas íntimas de él, dijo que en todo su gobierno de lucha contra los cristianos, de guerras, de ostentación lujosa, de riquezas extraidas por la fuerza y de una corte de aduladores, jamás ninguna de esas cosas le proporcionó tanta felicidad como la que le proporcionó una de sus esposas llamada Fátima, que fue la única que lo amó verdaderamente y solo en los momentos íntimos que pasó con ella, él fue realmente feliz. Ese hecho ilustra cómo la verdadera felicidad — como bien dice Howard Roark a Gail Wynand en El Manantial al describir la naturaleza de los parásitos mentales — es puramente privada, que solo nos produce la auténtica felicidad aquellas cosas personales que apartamos del promiscuo compartir, aquellos valores que uno sabe que gana por sí mismo, y es que en el fondo todo saqueador sabe que los valores que le permitirían sentir alegría no los obtiene él y como la felicidad (tal y como dijo Aristóteles hace más de 2500 años) es una disposición del alma, entonces sólo los valores que dimanan del alma de uno mismo y cuya fuente es el alma de uno, sólo ellos pueden darnos verdadera felicidad. Al ser la felicidad un asunto del alma, requiere un alma noble que gane los valores que produce ella por sí misma.

    Como bien dice John Galt, lo no ganado honestamente y lo irreal no puede disfrutarse, o como bien dice Francisco D´Anconia en el discurso sobre el dinero, si uno gana su dinero realizando un trabajo que aborrece para sujetos que aborrece, nada de lo que obtenga gastando dicho dinero le producirá felicidad, sino que será un continuo reproche a sí mismo.

    Otro ejemplo, es cuando Hank Rearden queda una noche a cenar con su amante Dagny Taggart y le regala unas copas creo que de oro, y le dice Hank a Dagny que siempre le habían gustado esas cosas pero que nunca tuvo motivos para comprarlas y que en ese momento sí los tenía. En ese momento Ayn Rand, de forma sublime, nos dice que los objetos materiales tal y como el dinero son sólo eso, medios para lograr un fin, pero que no pueden reemplazar a la persona que por su propia iniciativa tiene que lograr esos fines.

    La frase » el dinero no compra la felicidad » es cierta, pero tiene un sentido diferente al que le dan los colectivistas, y es que la felicidad es un estado del espíritu, y como tal sólo puede ser lograda por una persona que produzca los valores que permitan alcanzar los propósitos que constituyen su felicidad y para lo cual el dinero es meramente el medio, pero que su valor verdadero viene determinado por la capacidad del hombre para generar los valores que permiten a las personas existir. Sin esa fuente generadora que es la mente humana, ni la felicidad ni ningún otro valor pueden ser comprados, por eso el dinero es el azote de los que intentan revertir la ley de causalidad, porque los colectivistas no comprenden la verdadera naturaleza del dinero y creen que este es un fin en sí mismo y no una consecuencia de valores espirituales más importantes como la inteligencia o la producción y el talento.

  • lucas seimandi says:

    Rubén:
    He llegado tarde a esta conversación, pero quiero hacer algunas menciones que considero importantes.
    La primera sería la distinción entre la búsqueda de placer y la de felicidad (hedonismo y egoísmo ). Luego, sobre esta base quisiera explicar porqué el productor es más egoísta que el saqueador.

    1) Según Rand, la BUSQUEDA DE LA FELICIDAD (EGOÍSMO) ES DIFERENTE A LA DEL PLACER (HEDONISMO). A continuación expondré por qué:

    A) El HEDONISMO sería, tal como has escrito, la evasión del dolor y la búsqueda de los placeres (bienes materiales, comodidades, etc.).
    B) Para definir la FELICIDAD voy a citar fragmentos de “La Virtud del Egoísmo” -también disponibles en el artículo “Felicidad” de esta página- y a comentarlo entre paréntesis:
    En palabras de Rand: «Felicidad no es satisfacer cualquier deseo irracional en el que tú ciegamente intentes incurrir. “
    (Pues eso sería hedonismo y subjetivismo emocional).
    “La felicidad es un estado de alegría no-contradictoria – una alegría sin pena ni culpa, una alegría que no choca con ninguno de tus otros valores y no actúa en tu propia destrucción; no la alegría de escapar de tu propia mente, sino de usar el máximo poder de tu mente; no la alegría de falsear la realidad, sino de conseguir valores que son reales; no la alegría de un borracho, sino la de un productor. “
    (Ahí aparece la felicidad como un estándar objetivo, puesto que se mide no solo por tu estado sino también por como esa sensación se corresponde con la realidad. Sentirse bien no es ser feliz: la felicidad implica muchas cosas, mientas que sentirse bien es solo un parecer emocional-subjetivo)
    “La felicidad es posible solamente para un hombre racional, el hombre que sólo quiere objetivos racionales, busca sólo valores racionales y encuentra su alegría sólo en acciones racionales.»
    (Ahí aparece la necesidad del uso de la razón para realizar el ego, de hacerla de manera no parasitaria chupándoles la sangre a otros. Pues solo quien sabe lo que quiere y sabe también cómo lograrlo puede tenerlo).

    2) En cuanto a que ES “MÁS EGOÍSTA” CONSEGUIR TUS LOGROS COMO PRODUCTOR QUE COMO SAQUEADOR (parásito):
    A pesar de que el saqueador puede obtener lo que desea [si alguien que produce se lo posibilita, pues el saqueador no es auto-suficiente y por lo tanto necesita de otros], sigue teniendo menos que el productor.
    Esto es así porque el productor tiene [siempre que lo logre, y eso corresponderá al grado del uso de su razón] además de los logros externos [lo que extrae de éste el saqueador] la propia perfección y tendrá recompensas de su acción tanto en los bienes externos como en sí mismo, y eso es algo que no se puede robar; algo que el saqueador jamás tendrá y quizás ni siquiera conocerá, siendo esa la causa que le permita conformarse solo con los frutos del trabajo de otro superior a él [del que, lo reconozca o no, depende su vida ].
    El saqueador es menos egoísta que el productor, porque al vivir a expensas de él está reconociendo que el productor es más capaz que él y que su vida depende de lo que este haga. El orgullo es una cualidad del Ego, hasta un cristiano lo reconocería.

    P.D: Bienvenido a Objetivismo…

  • Miguel says:

    Esa conversación que tuviste con el socialista es muy reveladora, efectivamente es cierto lo que tu amigo dijo, salvo por una cosa, no es propiamente la codicia lo que movería a ese empresario a seguir produciendo, sino su código moral implícito que le hace saber que producir es bueno y que elevarse y trabajar para lograr una existencia elevada es la mayor de las virtudes humanas tras la racionalidad, la productividad el hecho de que un hombre se sabe a sí mismo competente para existir sin intermediación de nadie, hay una frase que los norteamericanos acuñaron y que ilustra muy bien esa virtud, el self made man, el hombre que se hace a sí mismo a imagen de sus valores e ideales más amados.

    Los socialistas se aprovechan de eso, se aprovechan del amor a la vida que los productores tienen, es lo que te he dicho, el código del altruismo colapsa sin las víctimas que sancionan dicho código, por eso dejan que los productores obtengan beneficios y solo los saquean poco a poco, se han dado cuenta de que el comunismo finalmente termina por acabar con ellos también y que lo mejor es dejar que los productores sigan produciendo con un saqueador montado a su espalda.

    Pero para que veas que tu amigo socialista sabe implíctamente quien depende realmente de quien, por codicia quiere decir tu amigo en realidad lealtad a las virtudes que preservan la existencia, racionalidad y productividad básicamente.

    • omingod says:

      Y quien lee Atlas se da cuenta de que en cualquier momento los productores – los hombres de la mente – pueden darse cuenta del fiasco y decidir «encogerse de hombros». Poco después, el mundo de los parásitos – socialistas – se cae por su propio peso, sin nadie que lo sustente.

  • Rubén says:

    He leído con atención los dos escritos de Adán y Miguel y me gustaría destacar alguna cuestión.

    Adán dice: «¿serías feliz por ejemplo estando con una mujer que sabes que no te aprecia por como eres? ¿disfrutarías con un coche o una mansión que sabes que no te has ganado? »

    Justamente esta es la cuestión. Yo puedo hablar por mí mismo y quizá también por otros como yo pero no por el resto de las personas. Puede que algunos sí sean felices así aunque más bien pienso que su meta no es tanto ser feliz como sobrevivir a toda costa. Me parece que hacen eso para sobrevivir, para seguir vivos, sin plantearse en ningún modo el hecho de la felicidad, con sobrevivir es suficiente. Ni se plantean el hecho de la felicidad sólo el de vivir lo más fácilmente posible evitando el dolor. Me parece que esta es la cuestión, el objetivo de sus vidas no es la felicidad sino evitar el dolor y el sufrimiento hasta que sus vidas finalicen.

    Miguel dice: «¿Quien soy yo como individuo para actuar?, y efectivamente terminan por no actuar.»

    Sí ciertamente tienes razón puede que esta sea la cuestión. ¿Por qué no actuamos (y me incluyo)? Su pongo que es por una mezcla de cosas, algunos porque obviamente obtienen alguna clase de beneficio y la gran mayoría por miedo, miedo a perder lo poco que tienen. Pero como en todo, ¿quién le pone el cascabel al gato?
    Normalmente el estado de cosas continuará mientras a los que producimos nos permitan quedarnos con una parte de lo que ganamos.
    Hace unos días tuve una conversación muy interesante con un socialista sobre la subida de impuestos y cuando le dije que cuanto más tuviese que pagar el empresario productor, menos incentivo tendría para producir y llegaría un momento en que ya no produciría. Y me respondió que siempre que el Estado le permitiese quedarse con una pequeña parte de lo que produjera que un empresario siempre seguiría produciendo porque la codicia le guiaba. Conclusión: el Estado puede quedarse con tus ganancias porque eres un perverso codicioso.

    Alpha Columbia, muchas gracias. Respondiendo a tu pregunta, di con objetivismo investigando por internet, a través de la wikipedia me trajo a esta web y a los vídeos de youtube y luego leí «Rebelión de Atlas». Un saludo a tí también.

  • Alpha_Columbia says:

    -Aunque he estado ausente unos dias, acabo de leer todos los posts incluidos los comentarios, y me han encantado.

    Me gustaria saludar a Ruben, y darle la bienvenida.
    Como descubristes Objetivismo?

    -Por otra parte, la frase biblica que ha puesto omingod: «¿de que te sirve ganar el mundo si pierdes tu alma?»
    es muy bonita, pero pienso que en esta clase de ideas reside parte de lo que llamamos «mal» en este mundo, ya que hay que subrayar fervientemente que para la gran mayoria de la gente, ideas como «ganarse el alma» implica ciertas acciones totalmente opuestas a objetivismo.
    En otras palabras, no es lo mismo para un objetivista «ganarse el alma» que para un cristiano.

    Os dejo con otras «lindeces» de san ignacio de loyola:

    «La renuncia de la voluntad propia vale mas que resucitar a los muertos»

    «Para estar bien seguros, debemos afirmar lo siguiente, lo que ante mis ojos aparece como blanco, debo considerarlo negro, si la jerarquia de la iglesia lo dice asi»

  • Miguel says:

    Realmente para saber si una persona es feliz o no habría que conocerla realmente a ella en concreto, pero la cuestión no es si la moral del saqueo o el altruismo subjetivamente pueda hacer a uno feliz, la cuestión es que esa moral en la realidad y en los hechos empíricos o sea de los hechos que uno capta de la realidad, es una moral que no puede funcionar a largo plazo si todo el mundo la practica de forma consistente, es decir, los saqueadores duran lo que dura el botín creado por las víctimas y siempre y cuando estas no se rebelen contra los saqueadores, es una moralidad que depende de que las víctimas den su sanción a dicho código.

    Entonces vayamos al caso concreto que dices, Rubén, de cualquier político corrupto, es cierto que un político corrupto puede lograr salirse con la suya y no ver su actividad saqueadora castigada, ahora bien, ello sucede básicmaente porque las víctimas aceptan la moral del altruismo o bien aún oponiéndose lo hacen pasivamente bien porque no tengan otro código moral antagónico al que recurrir como el código objetivista porque no lo conocen, o bien porque aún conociéndole no tengan el valor y el coraje para defender sus convicciones y su código en la práctica, es decir, les falte integridad.

    Entonces mientras en un país la mayoría de personas honestas estén desarmadas moralmente porque no tengan a su alcance este Código Moral los sinverguenzas van a poder legitimarse, luego para poder acabar con ellos debe extenderse el Código Objetivista y erradicar el altruismo.

    No obstante, es cierto que cuanto más edad tiene una persona más difícil se hace que cambie su Código moral y sus convicciones, y aún más difícil que tenga el coraje suficiente para siendo fiel a la propia consciencia y a la existencia actúe llevando a la práctica las premisas del Código moral correcto.

    El problema no es político, es moral, y en última instancia, filosófico. Si uno quiere que el mundo mejore tiene con mucho esfuerzo que tratar de convencer a sus conciudadanos de que adopten el código moral correcto, pero pienso que el mayor problema no es tampoco la falta de difusión intelectual de la filosofía Objetivista y de su moral sino la falta de coraje para llevarla a la práctica por parte de los futuros receptores de la misma.

    No existen hoy en día grandes hombres como Espartaco, Jesucristo, George Washington, El Cid campeador etc que independientemente de sus ideas si fueran correctas o incorrectas sean personas que estén dispuestas a luchar por sus ideales y para concretarlos aquí en este mundo, hay mucha gente que habla demasiado y se queja de los problemas del mundo pero no hace luego nada, dicen ¿ Quien soy yo como individuo para actuar?, y efectivamente terminan por no actuar.

    Por ejemplo, En Estados Unidos existe el tea party pero luego resulta que llegan al poder los políticos de allí que se supone que representan sus ideas y luego no son radicales y no aplican esas ideas por miedo a perder votantes, o aquí en España supuestos grandes políticos que se oponen al sistema y denuncian sus males pero luego siguen en el mismo partido donde están los corruptos y siguen apoyándolos y no se atreven a disputarle el poder. Por ejemplo, el Partido de la Libertad individual denuncia frecuentemente y con razón que los supuestos liberales del PP nunca hacen nada para corregir la deriva colectivista de este Partido y ya no digamos las bases de los partidos que se supone que son jóvenes con convicciones y luego cuando sale elegido el lider del partido para gobernar empiezan a aplaudir acríticamente como si fuesen fanáticos hinchas de un equipo de fútbol.

    Dijo ciertamente una vez el filósofo inglés Edmund Burke que para que el mal triunfe le basta con que los buenos no hagan nada, y Ayn Rand siglos después diría que el mal gana por omisión, o que el altruismo se mantiene gracias a la generosidad de las víctimas y de su sanción moral a dicho Código moral.

    Por eso ganan los sinvergüenzas, Rubén, por todas esas razones.

  • Rubén says:

    Omingod, nuevamente puede ser que Madoff se sintiera así aunque entonces sí que no entiendo por qué actuó de esa forma tan irracional contra su propio interés (su felicidad). Pero todos sabemos que existen innumerables casos (cualquier político español actual o el mismo rey) en que no es así.
    En la cuestión de un estándar objetivo para medir el éxito sólo se me ocurre uno que mida la consecución de los objetivos marcados por uno mismo para su propia vida y por deducción la consecución de una larga y cómoda vida feliz. Y en esto, un saqueador exitoso cumple el objetivo. Hablas del efecto que esto produce en la propia mente del saqueador, sin embargo ¿no crees que eso es algo muy subjetivo para tenerlo en cuenta? A mí personalmente eso sí me afecta pero hay mucha gente sin escrúpulos. Es más, me pregunto por qué debería afectar esto a la mente de una persona normal y me viene a la mente el emotivismo ético o la capacidad de sentir empatía por los demás. Pero creo recordar que Rand estaba en contra del mismo por ser extremadamente subjetivo. De hecho, el objetivo de la vida como fin en sí mismo es la felicidad según objetivismo sin embargo esta es tremendamente subjetiva, no es para nada objetiva, ¿cómo puedes saber si alguien es feliz? Porque te lo dice, no es posible ningún estándar objetivo para medirla, ¿estoy equivocado? En cuyo caso ¿por qué?

    Nuevamente muchas gracias por tus respuestas. Creo que la cuestión es que no logro captar la relación de esto con la realidad. o sea, necesito ver pruebas empíricas, evidencias, hechos palpables y observando la realidad solo se ven a sinvergüenzas saliéndose con la suya.

  • Miguel says:

    Verás, en relación con el imperio romano, y otros grandes imperios no estaba diciendo que no se formase gracias a la fuerza , es evidente que sí se formó, estaba hablando de que en la última época del imperio la fuerza y el grado de intensidad de la moral del altruismo había aumentado exponencialmente y ello llevó al colapso del imperio romano, es evidente como dejo claro en mi comentario que solo en el siglo XVIII se fundan sociedades libres o casi totalmente libres, no obstante ciertos grados de intervencionismo que luego aumentaron hasta colapsar en las Dos Guerras Mundiales, y en muy pocos países del mundo tal como Estados Unidos, Inglaterra, Alemania que lo sería por poco tiempo, Francia en parte aunque en gran parte también fuese un país muy convulso en esa época, pero fundamentalmente en Estados Unidos se funda una sociedad bajo los principios correctos.

    Verás, un individuo vive por la razón y su propio esfuerzo porque la naturaleza y la realidad le exigen para sobrevivir que produzca sus propios valores, un saqueador realmente aunque viva y susbsista basándose en víctimas realmente a largo plazo si lleva sus principios coherentemente hasta el fin no podrá vivir.

    Omnigod ha puesto el ejemplo de Hitler y Stalin y voy a ilustrarlo, Hitler si hubiese ganado la Guerra y hubiese exterminado a todos los judíos, hubiese acaparado cada vez más poder y la Economía alemana se hubiera hundido cada vez más y como él era un destructor de valores hubiese perservarado en la destrucción y si nadie lo hubiera detenido racionalmente, es decir, defendiéndose de él y ganándole la guerra, su siguiente paso y esto no es una hipótesis sino un proyecto del propio dictador austro- alemán, hubiera sido exterminar a los cristianos que se oponían a él y posteriormente a sus camaradas » desafectos», hubiese desarrollado armas nucleares que estaban en proyecto y probablemente hubiera aniquilado a la especie humana y en consecuencia se hubiese aniquilado a sí mismo.

    Lo que ocurre es que Hitler fue derrotado antes de que consumase todos sus pasos lógicos pero si uno mantiene una mentalidad conceptual, es decir, no atada al corto plazo y a los hechos inmediatos, ve como ese curso de acción es destructivo y que finalemnte terminará en un colpso total, pero hasta ahora en ningún momento de la historia toda la humanidad ha sucumbido absolutamente al código del altruismo porque siempre existieron comerciantes y productores saqueados, esclavizados y humillados que siguieron manteniendo al mundo con vida, sino hubiesen colapsado.

    En cuanto a Stalin, ciertamente y es un hecho histórico comprobado pudo mantenerse en el poder gracias en buena medida a los países occidentales que le prestaron ayuda alimentaria, tecnológica e incluso a veces militar.

    Y también debido a la propia deserción de los intelectuales occidentales que desarmaron a los países libres para que cooperaran con las dictaduras socialistas y las ayudasen a mantenerse con vida a costa de los países libres, así por ejemplo, es sabido que si Stalin consiguió desarrollar la bomba atómica fue gracias a la labor de espionaje que realizó y cuya víctima fue Robert Oppenheimer que fue el que desarrolló la bomba atómica y cuyo proyecto fue espiado por los agentes de Stalin, además de muchos métodos que la URSS copió o parasitó de Occidente.

    Con lo cual ello te da una idea de que los países socialistas se mantienen gracias a la moral productiva egoista que aún permanece en occidente.

    Por ejemplo, Cuba que se supone que se jactan sus dirigentes de que su sistema socialista es superior al capitalista de occidente y de Estados Unidos se lamenta porque dice que Estados Unidos prohíbe a sus ciudadanos comerciar con ellos, y yo me pregunto si Cuba es tan superior a EEUU porqué necesita comerciar con Estados Unidos y otra pregunta, Si el comercio es capitalista y es malvado y se les prohibe a los cubanos, porqué no es malvado cuando lo realiza Fidel Castro y porqué necesita apelar a una actividad que es propia del capitalismo cual es el comercio.

    Esas son las contradicciones flagrantes de esos países que necesitan de la ayuda de los países capitalistas para seguir sobreviviendo, ello te dará una idea de porqué el Código correcto es la moral del egoísmo conocida también como Moral de la Vida o Moral objetivista- Aristotélica, ( dado que Aristóteles fue el primer filósofo en la historia que la formuló aunque no en términos consistentes ni demostrada absolutamente como sí hizo Ayn Rand 2500 años después).

    Entonces, los que practican la moral del altruismo sea un saqueador, un ratero, un mafioso o un dictador o un teólo- hechicero necesitan de víctimas sacrificables que le den valor a su código que colapsaría por sí solo, entonces ellos tienen toda la vida que engañarse a sí mismos y aceptar un código moral que deben también hacer que observen las víctimas porque en el momento en que agoten las víctimas o estas se rebelen contra él caen.

    Stalin, Hitler tenían que gastar millones y millones en propaganda para desviar su irracionalidad hacia otros y así poder perpetuarse y ello lo hacían porque así tenían controlado a los individuos del pueblo que no se rebelarían contra ellos.

    Por tanto, y como conclusión la moral del altruismo como para ser practicada necesita de personas que no la practiquen porque está en contra de los requerimientos que la existencia exige al hombre para autopreservarse, es una moral contradictoria e ilógica ya que por un lado si se practica conscientemente se ve que es imposible practicarla porque acabas en la tumba y por otro lado porque para ser practicada necesita que haya suficientes hombres que la transgredan, por ello es una moral que declara su propia bancarrota porque nada tiene que ofrecer a hombres que desean vivir plenamente en este mundo.

    No sé si has leído la Rebelión de Atlas pero si no los has hecho leela en ella se pone de relieve la filosofía completa de objetivismo y se capta cual es la naturaleza y las consecuencias de cada código moral y cuando la leas atentamente comprenderás mucho mejor la cuestión aparte de ser una experiencia literaria placentera y apasionante.

  • Ruben says:

    Adan, pero la vida es mas que una medalla, hay que procurarsela lo mejor posible. Ademas, quiza como apuntas, un altruista no sevale por si mismo pero un saqueador si, un saqueador emplea la fuerza para dominar a otros y procurarse el beneficio propio. Ciertamente no es util a la «sociedad» pero eso no importa, a quien debe ser util es a si mismo. La razon es un medio del hombre para vivir en este mundo, pero la razon no es un fin en si misma, la vida del hombre es un fin en si misma y para procurararla la razon es el mejor medio, pero existen otros con iguales buenos resultados segun ls evidencias historicas: la fuerza. Incluso uno mejor, una combinacion de razon y fuerza.

  • Ruben says:

    Omingod, si efectivamente tienes razon, existen casos extremos como los que mencionas que ellos mismos acabaron muy mal. Sin embargo, la mayoria no es asi, desde todos los reyes que ha tenido España en su historia hasta Franco. Todos fueron unos saqueadores y todos vivieron extremadamente bien y murieron en sus camas mientras otros se morian de hambre. Aunque quiza la respuesta sea lo que ha apuntado Miguel: saquear lo justo. Si se saquea demasiado, la gente reacciona y se rebela, si saqueas lo justo, la gente aguanta y se sacrifica y el saqueador puede vivir una larga y prospera vida.

    • omingod says:

      Creo que hay que pensar en el efecto que tiene en su propia mente el que usa la fuerza. Un ejemplo reciente es el de Bernie Madoff, que defraudó a miles de personas y se hizo muy rico con ello. Ahora está en prisión, y ha confesado que nunca fue feliz a pesar de haber ganado una fortuna engañando a mucha gente, entre ellos a personas muy allegadas. Los hechos demuestran que ciertamente Madoff no actuó egoístamente, es decir, en su propio interés.

      Fuerza es anti-mente y anti-vida y eso se aplica tanto a criminales como a víctimas. Es cierto que algunos se salen con la suya temporalmente – Madoff es un ejemplo – pero el hombre racional sabe que tiene que planificar a largo plazo (el plazo de su vida) y no puede vivir por capricho ni con el horizonte de un minuto o de un día, que sus decisiones de hoy le afectarán en el futuro.

      Tienes razón, si Madoff hubiera muerto (en su cama, y millonario) antes de ser descubierto, su vida habría parecido «un éxito» pero en realidad no lo fue. El éxito hay que medirlo con un estándar objetivo, con la aceptación de la razón como un absoluto.

      La Biblia tiene una cita que es perfecta para esto, sabiendo cómo interpretarla: ¿De qué te sirve ganar el mundo si pierdes tu alma?»

  • Ruben says:

    Miguel, acabo de leer tu interante explicacion (muchas gracias por la molestia) y me surge una duda respecto al concepto de moral saqueadora y al empleo de la fuerza porque parece que, por ejemplo, a raiz de tus palabras, no consideras que la formacion del imperio romano no haya sido producto de estas, a pesar de su posterior desarrollo, no hay que olvidar que las legiones romanas conquistaron, dominaron incluso destruyeron innumerable pueblos y culturas. Igual podemos decir de la experiencia american española o la britanica.
    Por otra parte, si lo importante es el individuo y la razon hace posible la vida en la tierra para una persona y hay tantas evidencias de personas que han vivido su vida en la tierra estupendamente negando la razon mediante el saqueo y el altruismo ¿por que razon a un individuo deberia importarle vivir segun la razon si puede hacerlo igualmente bien incluso mejor sin esfuerzo alguno mediante el saqueo o el altruismo? Es mas, aunque el altruismo y el saqueo sean a la larga morales destructoras de civilizaciones (algo con lo que coincido plenamente) ¿que le importa eso a un individuo que solo debe proveer su vida en la tierra lo mejor posible y solo planificar el tiempo que dure su vida? ¿que le importa a un individuo la civilizacion mientras pueda aprovecharse de ella el tiempo que dure su vida?

  • Miguel says:

    Mira Rubén, lo que ocurre es que siempre que haya víctimas para soportar dicha moral los que la practiquen seguirán airosos, pero objetivamente es una moral que finalmente arruina a la civilización, mira en relación al imperio romano fue la moral del altruismo o de los saqueadores la que provocó el colapso final del otrora poderoso y próspero imperio romano, durante muchos siglos en la época del apogeo del imperio romano con todas las contradicciones que se quiera exisitió un principio de comercio y de derecho, y por tanto, un embrión de civilización, allá por los tiempos de la República y más tarde en la época del Alto Imperio o época clásica, Roma merced a su derecho basado implícitamente en la Filosofía de Aristóteles y su comercio hizo que Roma alcanzase una gran prosperidad económica con abundantes mercados de aceite, grano, cereal, carnes etc, pero en la época del Bajo imperio Roma acentuó los controles y fue derechito al estatismo y colectivismo absoluto o sea hacia la moral del altruismo, y así en el periodo conocido como dominado, imperio absoluto o bajo imperio, hacia el siglo III, IV y V d.C o sea los últimos siglos Roma abandonó el comercio por medio de la inflación, o sea, el Emperador para financiar sus lujos y su vida opípara y las Guerras que supuestamente lo engrandecerían saqueó por medio del envilencimiento de las monedas de oro y plata, disminuyendo su contenido de oro puro o de plata y sustituyéndolo por metales de escaso valor, hicieron disminuir el valor de la moneda provocando inflación, como eso desató una espiral brutal de subida de precios y de sobreconsumo en detrimento del capital productivo de Roma o mejor dicho de los individuos romanos libres, Diocleciano que había gastado esa riqueza en Guerras y destinado esa producción al engorde de sus legiones en detrimento de la prosperidad de sus ciudadanos, para combatir la espiral de precios estableció edictos de precios máximos sobre todas las industrias del Imperio y todos los sectores, ello generó escasez dado que al aumentar la demanda de bienes ocasionada por la pérdida del poder adquisitivo de la moneda y al no poder los productores subir los precios para ajustar la oferta a la demanda entonces se generó una escasez pavorosa lo cual generó hambre y generaba malestar y disturbios que fueron sangrientamente reprimidos y los productores sangrientamente ejecutados si intentaban subir los precios para sobrevivir, como el comercio se desarticulaba al no poder usar el llamado cálculo económico, es decir, poder racionar los costes ajsutándolos a la demanda, entonces la industria quebró y la división del trabajo regresó a niveles prerrepublicanos, es decir, a los inicios de Roma, y la gente al ver que se moría de hambre huía de las ciudades y volvían al campo a la agricultura, ello generó despoblamiento de las ciudades y una falta alarmante de víveres para sostener a las legiones lo cual hizo que los antaño orgullosos romanos dejaran de alistarse en el ejército para defender su patria, ello provocó que los Emperadores cada vez más corruptos y deseos de poder y los militares más hambrientos y corruptos insertasen bárbaros en sus legiones cada vez más debilitadas lo cual a su vez provocó que esos nuevos soldados ya no fuesen capaces como antaño de resistir a los bárbaros que poco a poco se instalaban en las fronteras del imperio hasta que en el siglo V todo se precipitó y la estructura se vino abajo por atomización de las provincias de Roma y su sucesiva conquista por los pueblos germánicos.

    Todo ello fue posible gracias a la moral del altruismo, los Emperadores cada vez más ávidos de poder político sacrificaron a sus ciudadanos para costear sus guerras y sus fiestas y orgías disolutas y altamente costosas para el erario.

    Por tanto la causa fundamental de la caída de Roma hay que encontrarla en la moral del altruismo y la irracionalidad de la fuerza frente al mercado como bien dice Omingod en cualquier época esta moral nunca ha sobrevivido, es sobre la base de las pocas personas productivas que la civilización a un nivel mísero y subhumano pudo mantenerse en los más de 1000 años de Edad Media o Edad oscura que siguieron a la caída del Imperio Romano, y no fue hasta el siglo XIX con la llegada de un nuevo sistema político llamado capitalismo en el que primaba el derecho del hombre a su vida y libertad y consecuente búsqueda de su propia felicidad e interés racional en Estados Unidos, Inglaterra, Europa occidental parcialmente, ( los países mediterraneos que siguieron anclados en el misticismo colectivista de índole religiosa vieron retrasada esta revolución capitalista y cuando llegó a mediados del siglo XX en España, a partir de 1950 con el Plan de Estabilización que en realidad era una economía mixta con ciertos elementos de libertad, es cuando el hambre en España dejó de ser un tormento, en cuanto a Franco como dictador y como autoritario debe ser condenado moralmente es cierto pero el franquismo fue una dictadura sui generis con relativos elementos de libertad a partir de los años 50, 60 y 70 al menos en el plano económico y comparado con los períodos irracionales anteriores digamos Monarquía absoluta, y las Dos repúblicas fue el régimen menos malo hasta entonces y con todo ser malo por ser un régimen represor de las libertades políticas.

    En cuanto al Imperio español en América a pesar de haber muchos elementos de estatismo también hubo elementos muy positivos de civilización creadora. Así, en Sudamérica se fundaron universidades, se civilizaron a los indios precolombinos, se abrieron rutas comerciales y marítimas, así que yo no censuraria totalmente al Imperio español y lo mismo al Británico, de hecho la colonización de norteamérica por los británicos posibilitó luego el nacimiento de Estados Unidos, con todo no fueron totalmente experiencias de gobiernos libres.

    La moral saqueadora sale triunfante porque la gente está ciega a ello, pero a largo plazo si no se corrigen las tendencias saqueadoras, finalmente colapsa como la historia de Roma ha provado, lo que pasa es que hoy en día los políticos han encontrado una fórmula en la que combinan el saqueo con períodos de no saqueo y de libertad para así no matar a las gallinas de los huevos de oro, para ello hace falta una huelga inteectual de las personas honestas y productivas , es lo único que puede hacerles comprender que esa moral es mortal.

    • omingod says:

      Además de la perspectiva histórica que Miguel explica muy bien en su comentario, existe lo que ocurre en la mente del hombre que inicia el uso de la fuerza contra otros. Psicológicamente se está destruyendo al rechazar su mente como herramienta de supervivencia y en cambio usarla como herramienta de destrucción de otros individuos; al subyugar a otros está abdicando de todas las virtudes: racionalidad, independencia, productividad, orgullo, etc. Es una acción destructiva de sí mismo, además de serlo de la víctima. Esto es lo que no parece inicialmente claro pero si lo piensas verás que los ladrones y los criminales (y los políticos de turno, piensa los extremos de Hitler o Stalin) no están actuando para su propio beneficio a largo plazo, es decir, no están siendo egoístas.

  • Ruben says:

    Si, la verdad que me cuesta comprender este extremo. Entiendo lo que dices y lo comparto como hecho abstracto teorico. Sin embargo, observo la realidad y lo que veo es lo contrario. El uso de la fuerza sera anti-mente pero existen demasidos casos particulares donde la moral saqueadora sale triunfante y sin ninguna repercusion negativa para el que la emprende. Hoy en dia lo podemos observar en España con lo que esta pasando: no sólo nos roban, tambien se van de rositas. Otro caso de un saqueador triunfante es el de Franco, 40 años en el poder haciendo lo que le da la gana para morir en su cama sin consecuencias.
    Leere lo que me indicas, gracias.

  • Ruben says:

    Me resultan muy interesantes los comentarios de ambos, no obstante me gustaria añadir algo.
    Respecto a la antigüedad de objetivismo, pienso que no es influtente ya que el existencialismo de Sartre tiene una similar y se estudia.
    En cuanto al egoismo y demas valores objetivos y racionales pero sobre todo este primero, pienso que pueda ser objeto de criticaa a causa del concepto cristiano sobre el mismo. El egoismo es malo porque lo dice la iglesia. A pesar de la secularizacion actual, la cultura cristiana cintinua siendo la predominante, sobre todo en España.
    En cuanto a la violencia como medio irracional porque causa la autodestruccion es algo que no tengo muy claro. Quiza podais ayudarme con elli. Tenemos ejemplos en la historia donde la moral saqueadora ha funcionado muy bien para los que la han ejercido y, lejos de procurar la autodestruccion, les ha procurado una vida mejor. Me estoy refiriendo a hechos tales como el imperio romano, el español en America o el britanico.

    • omingod says:

      La moralidad saqueadora que mencionas nunca ha funcionado realmente, sólo temporalmente en cuanto había víctimas, es la moralidad de la muerte. Y no hace falta remontarse al imperio romano para verla en acción, es la moralidad saqueadora que tenemos hoy día en Occidente, y estamos viendo sus resultados ahora. La fuerza es por naturaleza anti-mente — y por lo tanto, anti-vida –, y eso se aplica no sólo a la víctima sino al agresor.

      El Glosario puede que aclare este punto, mira Fuerza, Egoísmo, Individualismo y links relacionados. Quien inicia el uso de la fuerza está actuando no sólo contra la víctima sino contra sí mismo, contra el uso apropiado de su propia mente para su supervivencia; aunque robe mil euros o un millón, está abdicando de su herramienta de conocimiento y de supervivencia. Sé que algunos tienen dificultad entendiendo este punto y piensan que quien usa fuerza está siendo egoísta — o sea, actuando en su propio interés — pero no es así. No puedes pretender ganar el mundo a cambio de cortarte la cabeza.

  • Miguel says:

    Es más, añadiría que lo que Ayn Rand dijo sobre la tergiversación del concepto de egoísmo es la responsable de la paralización de la comprensión de la moralidad por parte de la humanidad, y es que el hecho de que un sujeto considere al lobo solitario nietzschano o al hombre del subsuelo de Dostoievski como exponentes del egoísmo es no comprender lo que significa egoísmo objetivamente. Egoísmo significa amor hacia el ego o preocupación por el interés personal, bien, pues el interés personal de alguien debe ser preservar su existencia y para ello debe usar la razón y descubrir los valores que la preservan. Considerar a un bruto como egoísta es no entender nada de ética o como dijo Ayn Rand confesar el funcionamiento preceptual o preconceptual de su consciencia, porque si uno es capaz de captar los principios por los cuales una persona puede presevar su vida que es el bien supremo, fuente de todos los valores, entonces sabrá que el capricho subjetivo solo puede conducir a un destino suicida, pues, un hombre debe darse cuenta de que su consciencia (y en consecuencia su método de supervivencia) no es a corto plazo o a plazo instantáneo, sino que lo es a largo plazo. Si todo el mundo fuese egoísta en el sentido nietzscheano, la humanidad y ellos mismos perecerían, así que no tiene sentido decir que un bruto irreflexivo se ama realmente a sí mismo, porque de hecho objetivamente está siguiendo un curso de acción autodestructivo o suicida.

    Por otra parte, me viene a la mente ahora una frase que dice un personaje secundario en la novela Los Hermanos Karamázov, en el que se dice que los ateos, materialistas y demás neomísticos (no lo dice literalmente así sino en esencia es lo que dice) que reniegan de Cristo en realidad se someten a él por cuanto hasta ahora nadie ha concebido una visión del hombre que mejore a la de Cristo, sino que las moralidades alternativas han causado mucha destrucción y horrores indecibles.

    Y tiene un fondo de verdad porque lo que tienen en común todas las moralidades sean religiosas o no religiosas es que todas se basan en el mismo principio cardinal, y es que la vida del hombre no es el valor supremo, sino que el valor supremo reside en el bien de los demás [o de algún ser supremo], o sea altruismo.

    Y como Ayn Rand ataca de raíz ese Código Moral entonces todos se han unido en una causa común y es tergiversar la filosofía objetivista ya que es la única oposición radical frente a todos ellos, así materialistas, marxistas, cientifistas neopositivas, religiosos, socialdemócratas etc están todos unidos contra Objetivismo porque saben que es el único sistema que cura el mal de raíz, o sea el altruismo- misticismo.

  • Miguel says:

    Cierto, de hecho algunas críticas que se vierten a Ayn Rand vienen del hecho de que ella decidió plasmar primero su sistema de ideas por medio de una obra de ficción, y entonces por ejemplo supuestos economistas y gurús intelectuales como Krugman consideran que son ideas fantasiosas, otros la critican porque consideran que el mundo real no se puede regir por la filosofía objetivista ya que según ellos el mundo es muy complejo, hay gente que no entiende las ideas o bien gente que está capacitada para abrazar un ideal heróico, otros malinterpretan la postura de Ayn Rand equiparando su egoismo al odio de Nietzsche hacia la existencia que supuso el sistema ético del filósofo alemán que ni es egoismo ni se asemeja al sistema de Ayn Rand, pero para esa gente hablar de egoismo en términos positivos es una imposibilidad metafísica.

  • Miguel says:

    Si no se estudia objetivismo ello viene motivado por varias razones:

    1º Es un sistema filosófico relativamente reciente y que en Europa y particularmente en España se conoce desde hace muy poco tiempo, en Estados Unidos llevará unos cincuenta o sesenta años promocionándose, empero, aquí es conocido desde hace pocos años y aún entre un público muy reducido lo cual hace que no goce de amplia difusión y por ello no habrás oído hablar de él antes.

    2º Las Universidades en España al menos son en su mayoría públicas, con lo cual se produce un fenómeno conocido como establishment o sea una casta burocrática de profesores que mantienen ideas rígidas que impiden el cuestionamiento de los fundamentos de las mismas, y Objetivismo se opone radicalmente a toda la Filosofía moderna de raíz Katiana- hegeliana que es el paradigma dominante en las Facultades de Europa, y por ello como está tan interiorizado en el mundo académico nadie se atreverá a cuestionarlo y máxime sabiendo que si uno lo cuestiona se puede ver en una situación de riesgo extremo en materia laboral o sea que puede perder con seguridad su trabajo.

    3º La mayoría de la gente académica considera que una filosofía como la Objetivista es simplemente simple, superficial y algunos consideran propia de un hombre de la calle, para estos pseudointelectuales si no manejas términos complejos que nadie entiende y que muchas veces son elegidos arbitrariamente, tu filosofía no tiene un aroma académico y en consecuencia no eres admitido en sus selectos círculos y no eres citado.

    4º La Filosofía de Ayn Rand es incómoda para el poder político ya que cuestiona la moral que hace posible la tiranía y el abuso de poder y naturalmente una sociedad donde los valores morales objetivistas predominasen entre la gran mayoría de los intelectuales y la población no es una sociedad que a un político ávido de poder y dinero inmerecido le puede interesar gobernar ya que no obtendrían ningún pingüe beneficio extraído por la fuerza.

    5º La mayoría de la gente hoy en día está abducida por el mito del conocimiento colectivo o metafísica social, es decir, que no les importa alcanzar la verdad sino lo que la mayoría considera de moda o se acepta por casi todo el mundo.

    Esas son buenas razones y otra razón podría ser que hay gente demasiado estúpida para captar la verdad.

    • omingod says:

      Miguel, todas las razones que apuntas son válidas, y quiero añadir una más: la mayoría de la gente, y más aún en entornos académicos, son racionalistas, es decir, implícitamente creen que las ideas son algo abstracto que sirve para discutir en teoría pero que no tiene mucho que ver con la realidad. Por eso no consiguen entender – ni se toman en serio – el que llegue un filósofo del calibre de Ayn Rand y muestre en sus novelas personajes «reales» que VIVEN su filosofía, y los resultados a los que lógicamente llegan.

      De hecho, cada uno de nosotros ha desarrollado su carácter de acuerdo con sus premisas, y la vida y la felicidad de cada uno dependen en gran parte de la filosofía (implícita o explícita) que tenga. Pero eso la gente no parece entenderlo, o por ser deshonesta o, como tú dices, tal vez por ser demasiado estúpida para captarlo.

  • Rubén says:

    Gracias por la información Omingod. Por desgracia, mi dominio de la lengua inglesa no es tan amplio como para poder leer y comprender filosofía sin traducción.
    He estado investigando un poco y me sorprende los escasos recursos que existen en español sobre objetivismo, escasos y difíciles de obtener. Recientemente he adquirido algunas de las obras de Rand (todavía no he podido leerlas todas) y me ha costado más de un mes conseguirlas.

  • Ruben says:

    Muchas gracias por la informacion Miguel.
    Una cuestion mas, ¿sabes si existe alguna obra mas completa sobre epistemologia objetivista, algo que hable sobre la validez de los sentidos?
    Por otra parte y fuera de contexto: recientemente he descubierto objetivismo y he de reconocer que me ha impresionado mucho. He estudiado historia de la filosofia varios años y jamas oi hablar nada sobre Ayn Rand ni la escuela objetivista ¿a que crees que es debido? ¿Por que en España no se estudia en el curriculo de la historia de la filosofia?

  • Miguel says:

    No está disponible en Español aún, espero que algún día lo esté, porque según he leído en la página web oficial de David Harriman, el autor de este libro, él es una alternativa a la filosofía de la ciencia de Kuhn, Popper o Lakatos, que son neokantianos y positivistas lógicos.

    Según lo poco que he leído de este autor en su web oficial y en otras, es que desarrolla una teoría completa de la inducción científica poniendo de manifiesto cómo se gesto la revolución científica y cuáles fueron los pasos lógicos dados por los científicos desde Copérnico hasta Newton para hacer sus descubrimientos y formular sus teorías, la novedad que hay respecto a ITOE de Ayn Rand es que desarrolla un tema que no es tratado con detalle en esta obra, pero parte el autor de dicho libro de la teoría de los conceptos que elaboró Ayn Rand y en cierto modo creo que se puede considerar una profundización en la epistemología objetivista.

  • Ruben says:

    Estoy leyendo «Introduccion a la epistemologia objetivista» y la induccion logica es perfectamente valida si se entiende lo que es un concepto y el proceso para su formacion tal y como lo explica Ayn Rand.
    Me gustaria saber que añade esta obra a la tematica de la induccion logica y si es posible hallarla en español.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post
«
Next Post
»