Objetivismo.org

Objetividad

La objetividad es un concepto tanto metafísico como epistemológico. Se refiere a la relación entre la consciencia y la existencia. Metafísicamente, es el reconocimiento del hecho de que la realidad existe independiente de la consciencia de quien percibe. Epistemológicamente, es el reconocimiento del hecho de que la consciencia del perceptor (del hombre) tiene que adquirir conocimiento de la realidad a través de ciertos medios (la razón), de acuerdo con ciertas reglas (la lógica).

Esto significa que aunque la realidad es inmutable y que, en cualquier contexto dado, sólo una respuesta es verdadera, la verdad no está disponible automáticamente para la consciencia humana y sólo puede obtenerse mediante un cierto proceso mental que se requiere de cada hombre que busca el conocimiento – que no hay sustituto para este proceso, ni cómo eludir la responsabilidad de hacerlo, ni atajos, ni revelaciones especiales para observadores privilegiados – y que no puede haber tal cosa como una “autoridad máxima” en cuestiones relativas al conocimiento humano. Metafísicamente, la única autoridad es la realidad; epistemológicamente – la mente de cada uno. La primera es el árbitro final de la segunda.

El concepto de objetividad contiene la razón de por qué la pregunta “¿Quién decide lo que es bueno o malo, correcto o incorrecto?” es inapropiada. Nadie “decide”. La naturaleza no decide: simplemente, es; el hombre no decide, en cuestiones de conocimiento, él simplemente observa lo que es. Cuando se trata de aplicar su conocimiento, el hombre decide lo que quiere hacer, de acuerdo a lo que ha aprendido, recordando que el principio básico de la acción racional en todos los aspectos de la existencia humana, es: “La naturaleza, para ser comandada, ha de ser obedecida”. Eso significa que el hombre no crea la realidad, y que puede alcanzar sus valores sólo si toma decisiones en consonancia con los hechos de la realidad.

“La realidad es inmutable, y en cualquier contexto dado, sólo una respuesta es verdadera; la verdad no está disponible automáticamente para la consciencia humana y sólo puede obtenerse mediante un cierto proceso mental”.

La objetividad comienza con la comprensión de que el hombre (incluídos cada uno de sus atributos y facultades, incluída su consciencia) es una entidad de una naturaleza específica que debe actuar en consecuencia; que no hay escape de la ley de identidad, ni en el universo con el que trata ni en el funcionamiento de su propia consciencia, y que si él pretende adquirir conocimiento del primero, tiene que descubrir la manera correcta de utilizar la segunda; que no cabe lo arbitrario en ninguna actividad del hombre, y menos aún en su método de conocimiento – y que así como él ha aprendido a guiarse por criterios objetivos para fabricar sus herramientas físicas, así también tiene que guiarse por criterios objetivos para formar sus herramientas de conocimiento: sus conceptos.

# # #

Los conceptos axiomáticos son los que identifican la pre-condición del conocimiento: la distinción entre existencia y consciencia, entre realidad y la consciencia de la realidad, entre el objeto y el sujeto de la cognición. Los conceptos axiomáticos son la base de la objetividad.

# # #

La mayoría de las personas… creen que el pensamiento abstracto debe ser “impersonal” – es decir, que las ideas no deben tener ningún significado, valor o importancia personal para el pensador. Esta noción se basa en la premisa de que un interés personal es un agente de distorsión. Sin embargo, “personal” no significa “no objetivo”; depende del tipo de persona que seas. Si tu forma de pensar está determinada por tus emociones, entonces no serás capaz de juzgar nada, ni personalmente ni impersonalmente. Pero si eres el tipo de persona que sabe que la realidad no es tu enemigo, que la verdad y el conocimiento tienen una importancia vital, personal, y egoísta para ti y para tu propia vida – entonces, cuanto más apasionado el pensamiento personal, más claro y verdadero será.

# # #

Fuentes:

“Who Is the Final Authority in Ethics?” The Objectivist Newsletter, Feb. 1965

Introducción a la epistemología Objetivista

“Detección filosófica”, Filosofía: quién la necesita

# # #

0 0 vote
Article Rating
Suscríbete
Informarme de
guest
12 Comments
más votados
más recientes más antiguos
Inline Feedbacks
View all comments
trackback

[…] En la identificación de si una afirmación es verdadera o falsa entran sólo los hechos de la realidad; la opinión de otras personas (sea un solo individuo o millones de ellos) es irrelevante. Y una noción de verdad «absoluta»… Leer más »

Abelardo
Abelardo

Que la existencia existe, independiente de nuestra existencia, eso es real, cuando un hombre muere, muere también su consciencia personal, pero la existencia continua.
Eso es objetivismo.

oligio
oligio

No hay hechos, solo interpretaciones. No existe la objetividad, ni hay una única realidad, todo lo que vemos esta atravesado por nuestro lenguaje, por una cultura, y por nuestros estados de animo. No se puede “contemplar desinteresadamente” a la realidad,… Leer más »

ana
ana

Gracias Cesar…muy precisa la explicación!

Ayn Rand

En una sociedad libre, el gobierno no tiene el poder de perseguir o establecer ideas religiosas, porque no tiene poder de regular ideas como tal. Nadie, incluyendo los funcionarios del gobierno, puede imponerles sus ideas a ninguna otra persona.

Glosario

Objetivismo por temas

Objetivismo en Facebook

Los socialistas prefieren el coronavirus al cambio climático

Objetivismo explicado en 2 minutos

Más recientes

Más visitadas

12
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x