Objetividad

Archivado en: , , , 13 Comentarios

 

La objetividad es tanto un concepto metafísico como epistemológico. Se refiere a la relación de la consciencia y la existencia. Metafísicamente, es el reconocimiento del hecho de que la realidad existe independiente de la consciencia de quien percibe. Epistemológicamente, es el reconocimiento del hecho de que la consciencia del perceptor (del hombre) tiene que adquirir conocimiento de la realidad a través de ciertos medios (la razón), de acuerdo con ciertas reglas (la lógica).

Esto significa que aunque la realidad es inmutable y que, en cualquier contexto dado, sólo una respuesta es verdadera, la verdad no está disponible automáticamente para la consciencia humana y sólo puede obtenerse mediante un cierto proceso mental que se requiere de cada hombre que busca el conocimiento – que no hay sustituto para este proceso, ni cómo eludir la responsabilidad de hacerlo, ni atajos, ni revelaciones especiales para observadores privilegiados – y que no puede haber tal cosa como una “autoridad máxima” en cuestiones relativas al conocimiento humano. Metafísicamente, la única autoridad es la realidad; epistemológicamente – la mente de cada uno. La primera es el árbitro final de la segunda.

El concepto de objetividad contiene la razón de por qué la pregunta “¿Quién decide lo que es bueno o malo, correcto o incorrecto?” es inapropiada. Nadie “decide”. La naturaleza no decide – simplemente, es; el hombre no decide, en cuestiones de conocimiento, él simplemente observa lo que es. Cuando se trata de aplicar su conocimiento, el hombre decide lo que quiere hacer, de acuerdo a lo que ha aprendido, recordando que el principio básico de la acción racional en todos los aspectos de la existencia humana, es: “La naturaleza, para ser comandada, ha de ser obedecida”. Esto significa que el hombre no crea la realidad, y que puede alcanzar sus valores sólo tomando decisiones en consonancia con los hechos de la realidad.

# # #

La objetividad comienza con la comprensión de que el hombre (incluidos cada uno de sus atributos y facultades, incluida su consciencia) es una entidad de una naturaleza específica que debe actuar en consecuencia; que no hay escape de la ley de identidad, ni en el universo con el que trata ni en el funcionamiento de su propia consciencia, y que si él pretende adquirir conocimiento del primero, tiene que descubrir la manera correcta de utilizar la segunda; que no cabe lo arbitrario en ninguna actividad del hombre, y menos aún en su método de conocimiento – y que así como él ha aprendido a guiarse por criterios objetivos para fabricar sus herramientas físicas, así también tiene que guiarse por criterios objetivos para formar sus herramientas de conocimiento: sus conceptos.

# # #

Los conceptos axiomáticos son los que identifican la pre-condición del conocimiento: la distinción entre existencia y consciencia, entre realidad y la consciencia de la realidad, entre el objeto y el sujeto de la cognición. Los conceptos axiomáticos son la base de la objetividad.

# # #

La mayoría de las personas. . . creen que el pensamiento abstracto debe ser “impersonal” – es decir, que las ideas no deben tener ningún significado, valor o importancia personal para el pensador. Esta noción se basa en la premisa de que un interés personal es un agente de distorsión. Sin embargo, “personal” no significa “no objetivo”; depende del tipo de persona que seas. Si tu forma de pensar está determinada por tus emociones, entonces no serás capaz de juzgar nada, ni personalmente ni impersonalmente. Pero si eres el tipo de persona que sabe que la realidad no es tu enemigo, que la verdad y el conocimiento tienen una importancia vital, personal, y egoísta para ti y para tu propia vida – entonces, cuanto más apasionado el pensamiento personal, más claro y verdadero será.

# # #

Fuentes:

“Who Is the Final Authority in Ethics?” The Objectivist Newsletter, Feb. 1965

Introduction to Objectivist Epistemology

“Philosophical Detection” Philosophy: Who Needs It

# # #

definitivo ebooks 1

 

Publicado por: octubre 19, 2015 12:57 am

13 Comentarios

13 Comentarios

  • Abelardo says:

    Que la existencia existe, independiente de nuestra existencia, eso es real, cuando un hombre muere, muere también su consciencia personal, pero la existencia continua.
    Eso es objetivismo.

  • Marcos says:

    Es decir, ¿es un hecho que no hay hechos? Bravo, oligio, bravo, espero que te des cuenta de la flagrante contradicción de semejante afirmación al menos, y recapacites.

  • G Truchuelo R says:

    @oligio, es tu comentario una interpretación subjetiva e irreal?

  • oligio says:

    No hay hechos, solo interpretaciones. No existe la objetividad, ni hay una única realidad, todo lo que vemos esta atravesado por nuestro lenguaje, por una cultura, y por nuestros estados de animo. No se puede “contemplar desinteresadamente” a la realidad, siempre se la carga de significados particulares, siempre se la puede interpretar de formas distintas.
    Hasta el concepto mismo de objetividad es algo subjetivo….Quien define que es real y que no ?

  • G Truchuelo R says:

    Ana, esa afirmación equivale a decir que el objetivo de cada uno de nosotros es simplemente el reproducirse. Lamento que la persona con la que hablaste tuviese una visión tan pobre de su propia vida, pero, la verdad, es que *objetivamente* el fin de la vida es ella misma, la felicidad del individuo, de cada individuo. Esta puede variar entre cada persona – los seres humanos no tienen en absoluto los mismos objetivos ni metas entre sí, hay miles de intereses y metas igualmente loables y racionalmente respetables.

  • ana says:

    Gracias Cesar…muy precisa la explicación!

  • César González says:

    @Ana, estás implicando que, por tener vida, tener hijos es una obligación/deber. No lo es. La decisión de tener o no tener hijos era de Rand, de nadie más.

  • ana says:

    Una vez comentandole a alguien sobre Ayn Rand y de su filosofia objetivista, argumentaron de que ella no habia sido objetiva en el hecho de no haber tenido hijos….pues la vida en su ciclo conlleva la reproduccion!
    que explicacion objetiva se puede dar a ese comentario?

  • Guido says:

    Kant está totalmente equivocado. No existe el subjetivismo para describir la realidad. La realidad siempre es una sola. No existe tal cosa como “para mí, el bebé está muerto, o para mí el bebé está vivo”. Kant en el fondo es un atacante serial de la razón. Ayn Rand en metafísica y epistemología es irrefutable.

  • John says:

    Muchas gracias. Debo estudiar en profundidad a Kant, porque empiezo a ver que su maldad se extiende hasta temas insospechados… El mundo entero es kantiano hoy, y nosotros lo sufrimos en nuestras carnes.

  • Miguel says:

    Al post Nº 1, es influencia de Kant el hecho de que al haber un elemento de voluntad en el sujeto ya no es posible la objetividad, objetivismo rechaza la noción de que la mente sea un factor de distorsión de la realidad, la mente si usa los medios apropiados, razón y lógica, es capaz de comprender la realidad, el hecho de que un hombre sea lo que es, racional, y que su supervivencia la tenga que hacer en base a principios abstractos y que no cualquier principio garantiza esa supervivencia hace posible definir una ética objetiva para el hombre, sobre esto, lee la Virtud del Egoísmo de Ayn Rand, y los dos primeros capítulos del libro Filosofía, ¿ Quien la necesita?.

  • John says:

    Acabo de darme cuenta de que mi ejemplo no es demasiado ilustrativo, porque aquí la cuestión no está en si es un ser vivo o no, sino en si es un ser humano o no. De todas formas, en el caso de si es un ser humano sí que ocurre. Digamos que mi duda es: ¿por qué no queda cuestionada la objetividad de Objetivismo por el hecho de que en determinadas situaciones se apoye en límites marcados de una forma en que es posible argumentar otro límite? Y por otro lado, siempre se esfuerzan al máximo en encontrar casos extremos de lo más perversamente rebuscados que uno pueda imaginar. ¿Cómo se consideran, desde el punto de vista epistemológico, esta clase de situaciones?

    Otro ejemplo en la misma línea, un poco quizá más acertado: “Pero unos siameses que acaban de nacer, no están entre sí separados e independientes, ¿entonces no son humanos? O: “Un niño con ocho meses puede nacer y desarrollarse, quizá sin una incubadora. ¿Es entonces humano, o no?”
    Doy fe de que esto y cosas mucho más retorcidas (por ejemplo, que al actuar en defensa propia, mi perseguidor aun desposeído de su arma, sea capaz sin yo saberlo de correr mucho y pegarme una patada brutal, diciendo que en ese caso estoy siendo subjetivo al juzgar si él puede o no hacerlo y por tanto para “asegurarme” podría hacerle más daño del mínimo necesario para evitar que sea una amenaza para mí, o no estoy en caso contrario defendiéndome apropiadamente al no “asegurarme”).

  • John says:

    Mucha gente me dice constantemente cosas como: “Pero si eres tú el que determina *, ¡entonces estás siendo subjetivo! No puedes ser objetivo en ninguna ética o en determinar hasta qué punto llegan algunas cuestiones. (Por ejemplo, cuando digo que un bebé se considera “vivo” e independiente como para tener derecho a la vida cuando nace, doy los argumentos, pero como son MIS argumentos no estoy siendo objetivo. Porque en este caso no puedo basarme en la realidad porque para ello tendría que definir el concepto de vida, y de nuevo esta definición es calificada de “subjetiva”)
    ¿Cómo trata Objetivismo esta cuestión?

Previous Post
«
Next Post
»