Filosofía

La filosofía no es un lujo, sino una fuerza poderosa de la que nadie puede escapar, tan necesaria como el alimento. Todos tenemos una filosofía. ¿Cuál es la tuya?

Aplicación

Objetivismo es una filosofía práctica, que te dice cómo conocer el mundo y cómo actuar en tu vida diaria para conseguir tus objetivos y alcanzar tu felicidad.

Institución

Conoce los proyectos de Objetivismo Internacional, dedicada a promover la filosofía de Objetivismo en el mundo de habla hispana.

No confundas altruismo con amabilidad, buena voluntad, o respeto por los derechos de otros. Estas no son causas primarias sino consecuencias, las cuales, de hecho, el altruismo hace imposibles.

Lo que no puede ser formulado como una ley objetiva no puede ser objeto de legislación, no en un país libre, no si queremos tener “un gobierno de leyes y no de hombres”.

*Evadir* es el acto de dejar la mente en blanco, la suspensión deliberada de la propia consciencia, el negarse a pensar: no ceguera, sino rehusar ver; no ignorancia, sino rehusar conocer.

Cuando un gobierno, ya sea un monarca o un parlamento "democrático", es visto como un proveedor de servicios gratuitos, es sólo cuestión de tiempo antes de que comience a ampliar sus servicios y la esfera de lo gratuito (hoy, ese proceso se llama "crecimiento del sector público de la economía") hasta convertirse, y ha de convertirse, en un instrumento de guerra de grupos de presión: de grupos económicos saqueándose unos a otros.

Tu mente es tu único juez de la verdad – y si otros disienten de tu veredicto, la realidad es el tribunal de apelación final.

*Comercio*. . . denota un intercambio voluntario de valores.

Sólo unos principios fundamentales validados racionalmente, entendidos claramente y aceptados voluntariamente pueden crear una forma deseable de unión entre los hombres.

Integridad es el reconocimiento del hecho que no puedes falsear tu consciencia, así como honestidad es el reconocimiento del hecho que no puedes falsear la existencia

Los hombres han considerado sólo el “bienestar” de los pacientes, y nadie pensó en quienes tenían que proporcionarlo. Que un médico tuviese algún derecho, deseo o elección en el asunto, fue considerado un egoísmo irrelevante; él no es quién para escoger, sólo para “servir”. (La Rebelión de Atlas)

La razón es la facultad que percibe, identifica e integra el material provisto por los sentidos del hombre.

No hay "derecho a un salario ´justo´ o a un precio ´justo´" si nadie opta por pagarlo, por contratar a un hombre o comprar su producto.

No hay nada que le pueda quitarle la libertad a un hombre, excepto otros hombres. Para ser libre, un hombre debe ser libre de sus hermanos.

Capitalismo y altruismo son incompatibles; son opuestos filosóficos; no pueden coexistir ni en el mismo hombre ni en la misma sociedad. Hoy el conflicto ha alcanzado su clímax final. La alternativa es clara: o una nueva moralidad de interés propio racional, con sus consecuencias de libertad, justicia, progreso y la felicidad del hombre en la Tierra –- o la moralidad primitiva del altruismo, con sus consecuencias de esclavitud, fuerza bruta, terror latente y piras de sacrificio.

Tu trabajo es el proceso de adquirir tus valores, y perder tu ambición por valores es perder tu ambición por vivir.

Dado que el hombre no tiene conocimiento automático, no puede tener valores automáticos; dado que no tiene ideas innatas, no puede tener juicios de valor innatos.