Filosofía

La filosofía no es un lujo, sino una fuerza poderosa de la que nadie puede escapar, tan necesaria como el alimento. Todos tenemos una filosofía. ¿Cuál es la tuya?

Aplicación

Objetivismo es una filosofía práctica, que te dice cómo conocer el mundo y cómo actuar en tu vida diaria para conseguir tus objetivos y alcanzar tu felicidad.

Institución

Conoce los proyectos de Objetivismo Internacional, dedicada a promover la filosofía de Objetivismo en el mundo de habla hispana.

No estoy de acuerdo en que la ciencia y las máquinas estén produciendo lo que tan acertadamente llamas "mentalidad de masa", que a su vez influenciará la política, la economía y las relaciones sociales. Esa sería una explicación materialista, marxista. Es el pensamiento de los hombres lo que determina el curso de los acontecimientos, y nuestro pensamiento se ha vuelto cada vez más colectivista a lo largo de más de un siglo. El repugnante desastre intelectual en el que el mundo se encuentra ahora es el resultado final, el callejón sin salida del colectivismo filosófico. Parásitos han existido siempre, pero nunca fueron un peligro para la humanidad hasta que los mejores hombres, los pensadores y los productores, empezaran a predicar la doctrina del parásito: colectivismo y altruismo. Lo que necesitamos ahora para salvar al mundo es un renacimiento de los principios de individualismo.

Una *nación*. . . es un gran número de individuos que viven en el mismo territorio geográfico bajo el mismo sistema político.

Seas quien seas – tú que estás a solas con mis palabras en este momento, con sólo tu honestidad para ayudarte a entender – la decisión aún existe de convertirte en ser humano, pero el precio es empezar desde cero, presentarte desnudo frente a la realidad y, revirtiendo un costoso error histórico, declarar: “Existo, luego pensaré”.

“Sabemos que no sabemos nada”, murmuran, evadiendo el hecho de que están alegando conocimiento.

El derecho a la vida es la fuente de todos los derechos, y el derecho a la propiedad es su única implementación. Sin derechos de propiedad, ningún otro derecho es posible. Dado que el hombre tiene que mantener su vida por su propio esfuerzo, el hombre que no tiene derecho al producto de su esfuerzo no tiene medios para sustentar su vida. El hombre que produce mientras otros disponen de lo que produce es un esclavo.

Pocos errores son tan ingenuos y suicidas como los intentos de los "conservadores" de justificar el capitalismo en base a razones altruistas-colectivistas.

La razón no es automática. Quienes la niegan no pueden ser conquistados por ella. No cuentes con ellos. Ignóralos.

Como los intelectuales antiguos, los intelectuales de hoy han declarado su propia bancarrota al abandonar el intelecto. Lo que necesitamos hoy – lo que yo llamo el *Nuevo Intelectual* – sería: cualquier hombre o mujer que esté dispuesto a pensar; lo que significa: cualquier hombre o mujer que sabe que la vida del hombre debe ser guiada por la razón, por el intelecto – no por emociones, deseos, caprichos o revelaciones místicas –; cualquier hombre o mujer que valora su vida y no quiere resignarse al culto actual de desesperación, cinismo e impotencia, y no tiene intención de abandonar el mundo al Oscurantismo y al mandato de colectivistas salvajes.

En los problemas de *casuística* la pregunta es: ¿dónde traza uno la línea al agrupar concretos que no son ni esencialmente los mismos... ni esencialmente diferentes?

*Conocimiento* es una comprensión mental de un hecho (o hechos) de la realidad, a la que se llega o bien por observación perceptual o bien por un proceso de razón basado en observación perceptual.

Europa es una cultura que adora al Estado. Siempre ha adorado el poder del Estado, sea en forma de monarcas absolutos, o más tarde de pueblos colectivistas. Nunca ha estado basada en, y ni siquiera entiende correctamente, la importancia del individuo y de los derechos individuales. Eso es un concepto americano, algo que algunas personas en Europa ciertamente entienden; pero son la excepción, no representan la cultura europea.

Es sólo el misticismo lo que les permite a los moralistas salirse con la suya. Siempre fue el misticismo -- lo de fuera de este mundo, lo sobrenatural, lo irracional -- el argumento para justificarlo, o, para ser exactos, para escapar de la necesidad de justificarlo. Uno no justifica lo irracional, uno sólo lo acepta por fe. Lo que la mayoría de los moralistas – y unas pocas de sus víctimas – reconocen, es que razón y altruismo son incompatibles.

*Racionalizar* es . . . el proceso de otorgarles a las propias emociones una identidad falsa, de explicarlas y justificarlas de forma engañosa, con el fin de ocultar los motivos de uno, no sólo de los demás, sino sobre todo de uno mismo.

Una obra de arte es una entidad específica que posee una naturaleza específica. Si no la tiene, no es una obra de arte. Si es meramente un objeto material, entonces pertenece a alguna categoría de objetos materiales; y si no pertenece a ninguna categoría en particular, entonces pertenece a la categoría reservada para tales fenómenos: la basura.

Autoestima es basarse en el propio poder de pensar.