Filosofía

La filosofía no es un lujo, sino una fuerza poderosa de la que nadie puede escapar, tan necesaria como el alimento.

Aplicación

Objetivismo es una filosofía para vivir en la Tierra, que puedes aplicar a tu vida diaria, a conseguir tus objetivos y a buscar tu felicidad.

Institución

Conoce los proyectos de nuestra institución, dedicada a promover la filosofía de Objetivismo en el mundo hispano.

Es por tu propia felicidad por lo que necesitas a la persona que amas, y ése es el mayor elogio, el mayor homenaje que le puedes rendir a esa persona.

La forma en que el hombre experimenta la realidad de sus valores es el placer.

El *hombre* es el animal racional.

El *derecho a la libertad de expresión* significa que un hombre tiene derecho a expresar sus ideas sin temor a represión, interferencia o acción punitiva por parte del gobierno.

*Dios* no es un concepto. A lo sumo podría decirse que es un concepto en el sentido en que un dramaturgo utiliza conceptos para crear personajes. Es un aislamiento [mental] de unas características reales del hombre, mezcladas con la proyección de características imposibles e irracionales que no existen en la realidad, tales como “omnipotencia” y “omnisciencia”.

Lo *complejo* es lo que incluye muchos elementos o unidades, todos ellos vinculados o relacionados entre sí.

Ni un hombre ni una nación pueden existir sin algún tipo de filosofía. Un hombre tiene el libre albedrío de pensar o no; si no lo hace, toma lo que le dan. El libre albedrío de una nación son sus intelectuales; el resto del país toma lo que ellos ofrecen; ellos establecen las condiciones, los valores, el camino, el objetivo.

Para poder luchar en cualquier asunto, es necesario luchar *por* algo, no sólo *contra* algo.

Un inventor es un hombre que pregunta "¿por qué?" al Universo y no permite que nada se interponga entre la respuesta y su mente.

La filosofía no es un lujo, sino una fuerza poderosa de la que nadie puede escapar, tan necesaria como el alimento; una necesidad de la mente, sin la cual el hombre no puede conseguir ni alimento ni ninguna otra cosa que su vida requiera.

Cualquier supuesto "derecho" de un hombre que requiera la violación de los derechos de otro no es y no puede ser un derecho.

Si tú existes sólo porque la sociedad te permite que existas, no tienes *derecho* a tu propia vida. Un permiso puede ser revocado en cualquier momento.

Llegar a una contradicción es confesar un error en el propio pensamiento; mantener una contradicción es abdicar de la propia mente y desterrarse a sí mismo del reino de la realidad.

Cuando vives en una sociedad racional, donde los hombres son libres para comerciar, recibes un incalculable beneficio: el valor material de tu trabajo está determinado no sólo por tu esfuerzo, sino por el esfuerzo de las mejores mentes productivas que existen en el mundo a tu alrededor.

Un grupo, como tal, no tiene derechos. Un hombre no puede adquirir nuevos derechos por unirse a un grupo, ni perder los derechos que ya posee.