Filosofía

La filosofía no es un lujo, sino una fuerza poderosa de la que nadie puede escapar, tan necesaria como el alimento. Todos tenemos una filosofía. ¿Cuál es la tuya?

Aplicación

Objetivismo es una filosofía práctica, que te dice cómo conocer el mundo y cómo actuar en tu vida diaria para conseguir tus objetivos y alcanzar tu felicidad.

Institución

Conoce los proyectos de Objetivismo Internacional, dedicada a promover la filosofía de Objetivismo en el mundo de habla hispana.

La ética Objetivista mantiene que el bien humano no requiere sacrificios humanos y no puede ser alcanzado por el sacrificio de una persona a otra.

Un *anti-concepto* es un término innecesario y racionalmente inútil, designado a reemplazar y a obliterar algún concepto legítimo.

La capacidad de procrear no es más que un potencial, que el hombre no está obligado a realizar. La decisión de tener o no tener hijos es moralmente opcional. La naturaleza dota al hombre con una gama de posibilidades – y es su mente la que debe decidir qué capacidades él opta por ejercer, de acuerdo con su propia jerarquía de objetivos y valores racionales.

El *socialismo* es una teoría o un sistema de organización social que aboga por cederle la propiedad y el control de los medios de producción, del capital, de la tierra, etc. a la comunidad como un todo.

Todo acto de pensar es un proceso de identificación e integración.

La *introspección* es un proceso de conocimiento dirigido hacia dentro, el proceso de captar las propias acciones psicológicas de uno en relación a algún existente (o existentes) del mundo exterior, acciones tales como pensar, sentir, recordar, etc.

Una obra de arte es una entidad específica que tiene una naturaleza específica. Si no la tiene, no es una obra de arte. Si es meramente un objeto material, entonces pertenece a alguna categoría de objetos materiales; y si no pertenece a ninguna categoría en particular, entonces pertenece a la categoría reservada para tales fenómenos: basura.

El principio básico del *altruismo* es que el hombre no tiene derecho a existir por sí mismo, que el servicio a los demás es la única justificación de su existencia, y que sacrificarse es su principal deber, virtud y valor moral. . . lo que significa: el yo como criterio del mal, y el no-yo como criterio del bien.

Basar el argumento de uno en la fe significa conceder que la razón está de parte de los enemigos de uno: que uno no tiene argumentos racionales que ofrecer.

El estado del conocimiento automatizado que hay en su mente es experimentado por un hombre como si tuviera la calidad (y la certeza) directa, sin esfuerzo, y evidente de una consciencia perceptiva. Pero el conocimiento sigue siendo conceptual, y su validez depende de la precisión de sus conceptos, los cuales requieren una precisión de significado tan estricta (es decir, un conocimiento tan estricto de los referentes específicos que engloba) como las definiciones de los términos matemáticos. (Es obvio qué desastres surgirán si uno automatiza errores, contradicciones y aproximaciones indefinidas.)

El logro más profundamente revolucionario de los Estados Unidos de América fue el *subordinar la sociedad a la ley moral*.

No puede ser correcto el “derecho” a destruir la fuente de los derechos, el único medio de juzgar lo correcto y lo incorrecto: la mente.

“La lógica no tiene nada que ver con la realidad” es una burda racionalización del deseo de subordinar la realidad a tus caprichos.

Una definición apropiada, filosóficamente válida, de hombre como "animal racional", no permitiría que nadie le atribuyera la condición de "persona" a unas pocas células humanas.

Pensar es la única virtud cardinal del hombre, de la cual todas las demás proceden.