Filosofía

La filosofía no es un lujo, sino una fuerza poderosa de la que nadie puede escapar, tan necesaria como el alimento. Todos tenemos una filosofía. ¿Cuál es la tuya?

Aplicación

Objetivismo es una filosofía práctica, que te dice cómo conocer el mundo y cómo actuar en tu vida diaria para conseguir tus objetivos y alcanzar tu felicidad.

Institución

Conoce los proyectos de Objetivismo Internacional, dedicada a promover la filosofía de Objetivismo en el mundo de habla hispana.

. . . Tenía una cabeza grande tan fea que llegaba a ser casi fascinante.

Es lógico que donde hay sacrificios hay alguien recogiendo ofrendas. Donde hay servicio, hay alguien siendo servido. El hombre que te habla de sacrificios está hablando de esclavos y amos. Y pretende ser el amo.

Descarta esa licencia ilimitada al mal que consiste en proclamar que el hombre es imperfecto.

Toda forma de felicidad es privada. Nuestros momentos más grandes son personales, auto-motivados, algo que nadie debe tocar.

El anti-concepto de "deber" destruye el concepto de "realidad": hay un poder inexplicable y sobrenatural que tiene prioridad sobre los hechos, y dicta las acciones de uno, independientemente del contexto o de las consecuencias.

La *lógica* es el arte de la identificación no contradictoria.

Aristóteles es el padre del individualismo y de la lógica, el primero y el más grande de los racionalistas; yo soy una aristotélica.

Producir es aplicar la razón al problema de la supervivencia.

Una moralidad que profesa la creencia que los valores del espíritu son más preciosos que la materia, una moralidad que te enseña a despreciar a una prostituta que entrega su cuerpo indiscriminadamente a todos los hombres, esa misma moralidad exige que entregues tu alma al amor promiscuo por todos los que aparezcan.

Sólo con ayuda de regulaciones del gobierno puede un hombre de menor capacidad destruir a sus mejores competidores; y ese es el único tipo de hombre que acude al gobierno en busca de ayuda económica.

¿Quién determina el tono de una cultura? Un puñado de hombres: los filósofos. Los otros les siguen, sea por convicción o de forma automática.

En la práctica, en realidad, cuando una sociedad Colectivista viola los derechos de una minoría (o de un hombre individual) el resultado es que la mayoría pierde también sus derechos, y se encuentra en manos del poder total de un pequeño grupo que gobierna puramente por medio de la fuerza bruta.

La ecología como principio social. . . condena a las ciudades, la cultura, la industria, la tecnología, el intelecto, y aboga por el retorno de los hombres a “la naturaleza”, al estado de subanimales gruñidores cavando el suelo con sus propias manos.

El trágico chiste en la historia humana es que en todos los altares que los hombres erigieron, siempre fue al hombre al que inmolaron, y al animal al que consagraron. (La Rebelión de Atlas)

Un “derecho” es un principio moral que define y sanciona la libertad de acción de un hombre en un contexto social. Sólo hay un derecho fundamental (todos los demás son sus consecuencias o corolarios): el derecho del hombre a su propia vida.