Filosofía

La filosofía no es un lujo, sino una fuerza poderosa de la que nadie puede escapar, tan necesaria como el alimento. Todos tenemos una filosofía. ¿Cuál es la tuya?

Aplicación

Objetivismo es una filosofía práctica, que te dice cómo conocer el mundo y cómo actuar en tu vida diaria para conseguir tus objetivos y alcanzar tu felicidad.

Institución

Conoce los proyectos de Objetivismo Internacional, dedicada a promover la filosofía de Objetivismo en el mundo de habla hispana.

La peor maldad que puedes hacer, psicológicamente, es reírte de ti mismo. Eso significa escupir en tu propia cara.

Llamadlo destino o ironía, pero yo nací, de entre todos los países de la Tierra, en el menos conveniente para una fanática del individualismo: Rusia. Decidí ser escritora a la edad de nueve años, y todo lo que he hecho ha girado alrededor de ese objetivo.

El gobierno no tiene fuente de ingresos, a excepción de los impuestos pagados por los que producen. Para liberarse a sí mismo - por un tiempo - de los límites establecidos por la realidad, el gobierno inicia una estafa de crédito a una escala que el manipulador privado no podría ni soñar. Toma prestado dinero de ti hoy, que ha de ser pagado con dinero que te pedirá prestado mañana, que ha de ser pagado con dinero que te pedirá prestado pasado mañana, y así sucesivamente. Esto es lo que se llama "financiamiento del déficit".

Soy una atea intransigente, pero no una atea militante. Eso significa que abogo por la Razón sin transigencias de ningún tipo, y que lucho *por* la Razón, no *contra* la religión. Debo decir también que respeto a la religión en sus aspectos filosóficos, en la medida en que consiste en una forma primitiva de filosofía.

Una mente racional no funciona bajo compulsión; no subordina su comprensión de la realidad a las órdenes, edictos, o controles de nadie; no sacrifica su conocimiento, su visión de la verdad, a las opiniones de nadie, ni a sus amenazas, deseos, planes o su “bienestar”. Una mente así puede ser afectada por otros; puede ser silenciada, proscrita, aprisionada, o destruída, pero no puede ser forzada. Una pistola no es un argumento. (Un ejemplo y símbolo de esta actitud es Galileo)

La amistad, la vida familiar y las relaciones humanas no son primarias en la vida de una persona. Si alguien pone a otros primero, por encima de su propio trabajo creativo, es un parásito emocional; mientras que si pone su trabajo primero, no hay conflicto entre su trabajo y su disfrute de las relaciones humanas.

Justicia es el acto de reconocer lo que existe.

Observad que en la propaganda de los ecologistas – en todas sus apelaciones a la naturaleza y sus súplicas por que tengamos “armonía con la naturaleza” – no se habla en absoluto de las necesidades del hombre y los requerimientos de su supervivencia. El hombre es tratado como si fuese un fenómeno no natural. El hombre no puede sobrevivir en el tipo de estado natural que los ecologistas imaginan, o sea: al nivel de los erizos de mar o los osos polares.

Un pecado sin voluntad es una bofetada a la moralidad y una insolente contradicción: lo que está fuera de la posibilidad de elección está fuera del ámbito de la moralidad. Si el hombre es malo por nacimiento, no tiene voluntad ni poder para cambiar; si no tiene voluntad, no puede ser bueno ni malo; un robot es amoral. Mantener como pecado del hombre un hecho que no está en su esfera de elección es una burla a la moralidad. Mantener la naturaleza del hombre como su pecado es una burla a la naturaleza. Castigarlo por un crimen que cometió antes de nacer es una burla a la justicia. Declararlo culpable en un asunto donde no existe la inocencia es una burla a la razón. Destruir la moralidad, la naturaleza, la justicia y la razón a través de un único concepto es una hazaña de maldad difícil de igualar. Sin embargo, *ésa* es la raíz de vuestro código.

El significado del término “deber” es: la necesidad moral de realizar ciertas acciones sin otro motivo que la obediencia a alguna autoridad superior, sin tener en cuenta ninguna motivación o ningún objetivo, deseo o interés personal.

Estoy enfáticamente en desacuerdo con Nietzsche en todo lo fundamental.

Un individualista es un hombre que dice: “Yo no voy a controlar la vida de nadie – ni voy a dejar que nadie controle la mía. No gobernaré ni seré gobernado. No seré ni amo ni esclavo. No me sacrificaré por nadie – ni sacrificaré a nadie por mí”.

El hombre más soez de la Tierra, más despreciable aún que un criminal, es el patrón que rechaza a ciertos individuos por ser demasiado competentes.

*Egoísta*. . . significa auto-sustentable por un acto de elección, y como cuestión de principio.

Un salvaje observa que la gente consigue comida, ropa, y todo tipo de cosas simplemente presentando papelitos a los que llaman billetes, y observa que rascacielos y fábricas enormes brotan del suelo por orden de hombres muy ricos, cuyos contables se dedican a intercambiar números mágicos con muchos otros contables. Y parecen hacerlo más rápido de lo que él puede seguir, así que concluye que la velocidad es el secreto de ese poder mágico del papel, y que todo el mundo trabajará, producirá y prosperará siempre que esos billetes pasen de mano en mano con suficiente rapidez. Si ese salvaje corre a la imprenta con su descubrimiento, encontrará que se le ha adelantado John Maynard Keynes.