Filosofía

La filosofía no es un lujo, sino una fuerza poderosa de la que nadie puede escapar, tan necesaria como el alimento. Todos tenemos una filosofía. ¿Cuál es la tuya?

Aplicación

Objetivismo es una filosofía práctica, que te dice cómo conocer el mundo y cómo actuar en tu vida diaria para conseguir tus objetivos y alcanzar tu felicidad.

Institución

Conoce los proyectos de Objetivismo Internacional, dedicada a promover la filosofía de Objetivismo en el mundo de habla hispana.

Quizás la última manía cultural contra la que uno aún podría discutir fuese Karl Marx. Pero ¿Freud o Rawls? Discutir contra ese tipo de personas es concederles la premisa que ellos ponen todo su esfuerzo en refutar: que la razón tiene algo que ver con sus teorías.

Somos una economía mixta, es decir, una mezcla de capitalismo y estatismo, de libertad y controles. Una economía mixta es un país en proceso de desintegración, una guerra civil de grupos de presión saqueando y devorándose los unos a los otros.

Igual que el hombre debe producir los valores físicos que necesita para sustentar su vida, así también tiene que adquirir los valores de carácter que hacen que su vida valga la pena ser sustentada.

Las artes visuales no tratan con la esfera sensorial de la consciencia en sí, sino *con el campo sensorial tal como es percibido por una consciencia conceptual*.

Un *derecho* es un principio moral que define y sanciona la libertad de acción de un hombre en un contexto social.

Un cuerpo sin alma es un cadáver, un alma sin cuerpo es un fantasma.

*Subjetivismo* es la creencia que la realidad no es un firme absoluto, sino un reino fluido, plástico e indeterminado que puede ser alterado, en todo o en parte, por la consciencia del que percibe – o sea, por sus sentimientos, deseos o caprichos.

La amistad, la vida familiar y las relaciones humanas no son primarias en la vida de una persona. Si alguien pone a otros primero, por encima de su propio trabajo creativo, es un parásito emocional; mientras que si pone su trabajo primero, no hay conflicto entre su trabajo y su disfrute de las relaciones humanas.

La expresión política del altruismo es el colectivismo o *estatismo*, el cual afirma que la vida y el trabajo del hombre pertenecen al Estado – a la sociedad, al grupo, a la pandilla, a la raza, a la nación – y que el Estado puede disponer de él de cualquier forma que le parezca, en aras de lo que considere su propio bien colectivo y tribal.

Para que alguna civilización vaya a sobrevivir, es la moralidad del altruismo lo que los hombres han de rechazar.

La propagación del mal es síntoma de un vacío. Siempre que el mal gana, lo hace sólo por defecto: por el fracaso moral de quienes evaden el hecho de que no puede haber concesiones en principios básicos.

El *amor* es . . . una emoción que procede de la evaluación de un existente como siendo un valor positivo y una fuente de placer.

Las leyes no-objetivas son el arma más eficaz para esclavizar a seres humanos: sus víctimas se convierten en las fuerzas del orden y se esclavizan a sí mismas.

Si “genio” denota una habilidad extraordinaria, entonces Kant puede ser llamado un genio por su capacidad de percibir, aprovechar y perpetuar los temores, la irracionalidad y, sobre todo, la ignorancia humana. Su influencia se apoya, no en factores filosóficos, sino en factores *psicológicos*.

El hombre que se niega a juzgar, que no está ni en acuerdo ni en desacuerdo, que declara que no hay absolutos y cree que está evadiendo la responsabilidad, es el hombre responsable por toda la sangre que está siendo derramada en el mundo.