Filosofía

La filosofía no es un lujo, sino una fuerza poderosa de la que nadie puede escapar, tan necesaria como el alimento. Todos tenemos una filosofía. ¿Cuál es la tuya?

Aplicación

Objetivismo es una filosofía práctica, que te dice cómo conocer el mundo y cómo actuar en tu vida diaria para conseguir tus objetivos y alcanzar tu felicidad.

Institución

Conoce los proyectos de Objetivismo Internacional, dedicada a promover la filosofía de Objetivismo en el mundo de habla hispana.

Psicológicamente, la elección de “pensar o no” es la elección de “enfocar o no”. Existencialmente, la elección de “enfocar o no” es la elección de “ser consciente o no”. Metafísicamente, la elección de “ser consciente o no” es la elección entre vida o muerte.

Cuando la necesidad es la norma, cada hombre es a la vez víctima y parásito.

En una sociedad capitalista, todas las relaciones humanas son voluntarias. Los hombres son libres para cooperar o no, para llegar a acuerdos o no, como dicten sus propias convicciones, juicios e intereses individuales.

*Producción* es la aplicación de la razón al problema de la supervivencia.

Todas las innumerables formas, movimientos, combinaciones y disoluciones de elementos dentro del universo -desde una mota de polvo flotando en el espacio, a la formación de una galaxia, a la aparición de la vida- están causadas y determinadas por la identidad de los elementos implicados.

El amor es nuestra respuesta a nuestros más altos valores – y no puede ser otra cosa.

“Sacrificio” no quiere decir el rechazo de lo inservible, sino de lo precioso. “Sacrificio” no significa el rechazo del mal en beneficio del bien, sino del bien en beneficio del mal. “Sacrificio” es la entrega de aquello que valoras en beneficio de lo que no valoras.

El hombre ha sido llamado un ser racional, pero la racionalidad es una cuestión de opción, y la opción que su naturaleza le ofrece es: ser racional o animal suicida.

¿Es el poder de la sociedad limitado o ilimitado? El Individualismo responde: el poder de la sociedad está limitado por los derechos individuales e inalienables del hombre. La sociedad sólo puede crear leyes que no violen estos derechos. El Colectivismo responde: el poder de la sociedad es ilimitado. La sociedad puede crear las leyes que desee e imponérselas a cualquier uno en la forma que desee.

La agricultura es el primer paso hacia la civilización, ya que requiere un avance significativo en el desarrollo conceptual de los hombres: exige que comprendan dos conceptos cardinales que la mentalidad perceptual y limitada a lo concreto de los cazadores no podía comprender del todo: tiempo y ahorro. Una vez que comprendes estos, has comprendido los tres elementos esenciales para la supervivencia humana: tiempo - producción - ahorro. Has comprendido el hecho que la producción no es algo que se limita al momento inmediato, sino un proceso continuo, y que la producción se nutre con una producción anterior.

Independencia es el reconocimiento del hecho que tuya es la responsabilidad de juzgar y nada puede ayudarte a eludirla – que ningún substituto puede pensar por ti, igual que ningún suplente puede vivir tu vida – que la forma más vil de bajeza y autodestrucción es la subordinación de tu mente a la mente de otros, la aceptación de una autoridad sobre tu cerebro, la aceptación de sus afirmaciones como hechos, sus dictámenes como verdad, sus edictos como mediador entre tu consciencia y tu existencia.

Las leyes deben ser objetivas tanto en su forma como en su fondo. En su forma, la ley debe permitir que cada individuo sepa, antes de tomar cualquier acción, qué tipo de conducta es ilegal, por qué está prohibida, y cuál será la pena por violarla. En su fondo, la ley debe prohibir solamente la conducta privada que viola los derechos individuales de otros. Las leyes contra el asesinato, por ejemplo, satisfacen ambos requisitos.

La felicidad es un estado de alegría sin contradicciones. Ella es posible sólo para el hombre racional, el hombre que sólo desea objetivos racionales, sólo persigue valores racionales y sólo encuentra su alegría en acciones racionales.

Justicia es el reconocimiento del hecho que no puedes falsear el carácter de los hombres, así como no puedes falsear el carácter de la naturaleza.

Felicidad es la emoción que procede de lograr los propios valores. Si un hombre valora el trabajo productivo, su felicidad es la medida de su éxito en el servicio a su vida.