Filosofía

La filosofía no es un lujo, sino una fuerza poderosa de la que nadie puede escapar, tan necesaria como el alimento. Todos tenemos una filosofía. ¿Cuál es la tuya?

Aplicación

Objetivismo es una filosofía práctica, que te dice cómo conocer el mundo y cómo actuar en tu vida diaria para conseguir tus objetivos y alcanzar tu felicidad.

Institución

Conoce los proyectos de Objetivismo Internacional, dedicada a promover la filosofía de Objetivismo en el mundo de habla hispana.

Nunca habéis descubierto que lograr la vida no equivale a evitar la muerte. Alegría no es “ausencia de dolor”, inteligencia no es “ausencia de estupidez”, luz no es “ausencia de oscuridad”, una entidad no es “ausencia de una no-entidad".

Una “economía mixta” es una sociedad en vías de cometer suicidio.

Si es verdad que lo que yo quiero decir con "egoísmo" no es lo que se entiende convencionalmente, entonces *esa* es una de las peores críticas contra el altruismo: significa que el altruismo *no admite el concepto* de un hombre que se respeta a sí mismo, que se mantiene a sí mismo, de un hombre que soporta su vida con su propio esfuerzo sin sacrificarse a sí mismo ni a otros. Significa que la única visión de los hombres que el altruismo admite es la de ser o animales sacrificables o beneficiarios de sacrificios, víctimas o parásitos; no admite el concepto de coexistencia benevolente entre los hombres, o sea: no admite el concepto de *justicia*.

Todavía observamos, por tradición, tantos preceptos morales, que los damos por descontados y no nos damos cuenta de cuántas acciones son posibles en nuestra vida diaria, gracias a los principios morales. ¿Por qué es seguro el que puedas entrar en una tienda atestada de gente, hacer una compra y salir de nuevo? La multitud a tu alrededor necesita mercancías también; la multitud podría fácilmente dominar a las pocas vendedoras, saquear la tienda y quitarte tus bolsas así como tu billetera. ¿Por qué no lo hacen? No hay nada que los detenga y nada que te proteja – excepto el principio moral de tu derecho individual a la vida y a la propiedad.

Mi lealtad a todos los creadores que existieron y tuvieron que sufrir . . . a cada tortuosa hora de soledad, de negación, de frustración y de abuso que tuvieron que soportar – y a las batallas que ganaron. A cada creador cuyo nombre es reconocido, y a cada creador que vivió, luchó y pereció sin ser reconocido antes de triunfar. A cada creador que fue destruido en cuerpo o en espíritu.

El objetivo explícito de Kant fue rescatar *la moralidad de la auto-abnegación y el auto-sacrificio*. Él sabía que esa moralidad no sobreviviría sin una base mística – y que de lo que había que rescatarla era de la *razón*.

El veredicto que pronunciáis sobre la fuente de vuestro sustento es el veredicto que pronunciáis sobre vuestra vida.

*Literatura* [es la rama del arte que] recrea la realidad por medio del lenguaje.

Un concepto es una integración mental de dos o más unidades que poseen las mismas (una o más) características distintivas, omitiendo sus medidas específicas.

La fuerza que el gobierno apropiado ejerce sobre los criminales no es para defender a la sociedad, sino a un individuo. Un asesino no perjudicó a "la sociedad", mató a un hombre individual. Violó, no un derecho "social", sino un derecho individual.

[El hombre] sobrevive por medio de productos hechos por el hombre, y. . . el origen de los productos hechos por el hombre es la inteligencia del hombre. Inteligencia es la capacidad de comprender los hechos de la realidad y tratar con ellos a largo plazo (es decir, de forma conceptual). Bajo el axioma de la primacía de la existencia, la inteligencia es el atributo más precioso del hombre. Pero no tiene cabida en una sociedad regida por la primacía de la consciencia: es el enemigo más mortal de tal sociedad.

La *Ley de Causalidad* consiste en que la naturaleza de una acción está causada y determinada por la naturaleza de las entidades que actúan; una cosa no puede actuar en contradicción a su naturaleza.

La perfección moral es una *racionalidad inquebrantable*: no el grado de tu inteligencia, sino el pleno e implacable uso de tu mente; no la extensión de tu conocimiento, sino la aceptación de la razón como un absoluto.

No aceptes nada que no proceda de mí como representando de alguna forma Objetivismo. Si quieres saber qué es Objetivismo, apréndelo de mí y de mis escritos. Nadie más puede hablar por mí; y si alguien no habla por él mismo, ya sabes qué pensar de él.

Tu mente es tu único juez de la verdad – y si otros disienten de tu veredicto, la realidad es el tribunal de apelación final.