Filosofía

La filosofía no es un lujo, sino una fuerza poderosa de la que nadie puede escapar, tan necesaria como el alimento. Todos tenemos una filosofía. ¿Cuál es la tuya?

Aplicación

Objetivismo es una filosofía práctica, que te dice cómo conocer el mundo y cómo actuar en tu vida diaria para conseguir tus objetivos y alcanzar tu felicidad.

Institución

Conoce los proyectos de Objetivismo Internacional, dedicada a promover la filosofía de Objetivismo en el mundo de habla hispana.

*Sagrado* significa lo mejor, lo más alto posible para el hombre.

La aceptación de una culpa inmerecida es una de las principales causas de la pasividad filosófica.

Descarta esa licencia ilimitada al mal que consiste en proclamar que el hombre es imperfecto.

La nueva "teoría de la justicia" exige que los hombres contrarresten la "injusticia" de la naturaleza instituyendo la más obscena e impensable injusticia entre los hombres: privar a los "favorecidos por la naturaleza" (es decir, a los que tienen talento, inteligencia, creatividad) del derecho a los beneficios que ellos producen (es decir, del derecho a la vida) -- y concederles a los incompetentes, a los estúpidos y a los perezosos el derecho a disfrutar sin esfuerzo de recompensas que ellos no podrían producir, no podrían imaginar, y con las que no sabrían qué hacer.

Lo único que tienes que hacer es mirar hacia delante y ver el camino, y cuando lo veas, no quedarte mirando: andar.

*Literatura* [es la rama del arte que] recrea la realidad por medio del lenguaje.

*Pecado original* significa que el hombre es malvado y culpable por naturaleza. [concepto inválido]

El aceptar la responsabilidad de formar sus propios juicios y de vivir por el trabajo de la propia mente de uno, eso es la virtud de la *independencia*.

Felicidad es la emoción que procede de lograr los propios valores. Si un hombre valora el trabajo productivo, su felicidad es la medida de su éxito en el servicio a su vida.

Sólo hay una alternativa fundamental en el universo: la existencia o la no-existencia – y tiene que ver con una única clase de entidades: con los organismos vivos. La existencia de la materia inanimada es incondicional, la existencia de la vida no lo es: depende de un curso específico de acción. La materia es indestructible, cambia sus formas pero no puede cesar de existir. Sólo un organismo vivo enfrenta una constante alternativa: la cuestión de la vida o la muerte.

Cualquier persona que atribuye su éxito a “la suerte” nunca ha logrado nada y no tiene ni idea del esfuerzo intransigente que el logro requiere.

El racismo es una malvada y primitiva forma de colectivismo.

Es la moralidad del altruismo lo que los hombres tienen que rechazar.

El amor es nuestra respuesta a nuestros más altos valores – y no puede ser otra cosa.

Producción es la aplicación de la razón al problema de la supervivencia.