Filosofía

La filosofía no es un lujo, sino una fuerza poderosa de la que nadie puede escapar, tan necesaria como el alimento. Todos tenemos una filosofía. ¿Cuál es la tuya?

Aplicación

Objetivismo es una filosofía práctica, que te dice cómo conocer el mundo y cómo actuar en tu vida diaria para conseguir tus objetivos y alcanzar tu felicidad.

Institución

Conoce los proyectos de Objetivismo Internacional, dedicada a promover la filosofía de Objetivismo en el mundo de habla hispana.

El socialismo no es un movimiento del pueblo. Es un movimiento de los intelectuales, iniciado, dirigido y controlado por intelectuales, sacado por ellos de sus torres de marfil y llevado a esos sangrientos campos en la práctica donde se unen con sus aliados y ejecutores: los matones.

Lástima para el culpable es traición para el inocente.

Ciudades contaminadas y ríos sucios no son buenos para los hombres (aunque no representen el tipo de peligro que los profetas del pánico proclaman). Se trata de un problema científico, tecnológico – no político – y puede ser resuelto sólo con tecnología. Pero aunque la polución fuese un riesgo para la vida humana, debemos recordar que la vida en la naturaleza, sin tecnología, es muerte al por mayor.

Las definiciones son las guardianas de la racionalidad, la primera línea de defensa contra el caos de la desintegración mental.

El sexo es una capacidad física, pero su ejercicio está determinado por la mente del hombre – por su elección de valores, sean mantenidos consciente o subconscientemente.

El anarquismo, como concepto político, es una ingenua abstracción flotante.

Me temo que la mitología religiosa ha congelado la lógica y la capacidad de razonar en la mayoría de la gente.

Dado que el hombre no tiene conocimiento automático, no puede tener valores automáticos; dado que no tiene ideas innatas, no puede tener juicios de valor innatos.

Un grupo no puede tener más derechos que los derechos de sus miembros individuales. En una sociedad libre, los “derechos” de cualquier grupo se derivan de los derechos de sus miembros a través de su elección voluntaria e individual y de su acuerdo contractual, y son simplemente la aplicación de esos derechos individuales a un proyecto específico. . .

*Tiranía* es cualquier sistema político (sea monarquía absoluta, fascismo o comunismo) que no reconoce los derechos individuales (los cuales necesariamente incluyen los derechos de propiedad).

Sea lo que sea que esté abierto a desacuerdo, hay un acto de maldad que no puede estarlo, el acto que ningún hombre puede cometer contra otros y que ningún hombre puede sancionar o perdonar. Mientras los hombres deseen vivir juntos, ningún hombre puede *iniciar* – ¿me oís? ningún hombre puede *iniciar* – el uso de la fuerza física contra otros.

La más *egoísta* de todas las cosas es la mente independiente que no reconoce ninguna autoridad por encima de sí misma y ningún valor por encima de su discernimiento de la verdad. Te están pidiendo que sacrifiques tu integridad intelectual, tu lógica, tu razón, tu estándar de la verdad... para convertirte en una prostituta cuyo estándar es el mayor bien para el mayor número.

Lo que quieren las fuerzas que andan sueltas en tu mundo hoy no es apoderarse de tu fortuna, lo que quieren es que tú la pierdas.

En una sociedad completamente libre, los impuestos - o, para ser exactos, el pago por los servicios gubernamentales - serían voluntarios.

El objetivo de la moralidad es enseñarte, no a sufrir y a morir, sino a disfrutar y a vivir.