Justicia

Archivado en: , , , 9 Comentarios

 

Justicia es el reconocimiento del hecho que no puedes falsear el carácter de los hombres, así como no puedes falsear el carácter de la naturaleza; que debes juzgar a todos los hombres tan conscientemente como juzgas a objetos inanimados, con el mismo respeto por la verdad, con la misma incorruptible visión, a través de un proceso de identificación igual de puro y racional – que cada hombre debe ser juzgado por lo que es y tratado en consecuencia, que igual que tú no pagas un precio más alto por un pedazo oxidado de chatarra que por un pedazo de metal pulido, tampoco valoras a un canalla más que a un héroe – que tu evaluación moral es la moneda que le paga a los hombres por sus virtudes o vicios, y este pago exige de ti un honor tan escrupuloso como el que aplicas a tus transacciones financieras – que rehusar tu desaprobación por los vicios de los hombres es un acto de falsificación moral, y rehusar tu admiración por sus virtudes es un acto de expropiación moral – que colocar cualquier otro criterio por encima de la justicia es devaluar tu moneda moral y defraudar lo bueno en favor de lo malo, pues solamente lo bueno puede perder cuando hay un desfalco de la justicia y solamente lo malo puede beneficiarse – y que el fondo de la fosa al final de ese camino, el acto de bancarrota moral, es castigar a los hombres por sus virtudes y recompensarles por sus vicios, que ése es el colapso de la depravación total, la Misa Negra de la adoración a la muerte, el dedicar tu consciencia a la destrucción de la existencia.

# # #

Fuente:

“Discurso de Galt”, For the New Intellectual

Traducción: Objetivismo Internacional

# # #

definitivo ebooks 1

 

# # #

Publicado por: May 20, 2011 7:16 pm 9 Comentarios

Comentar con:

9 Comentarios

9 Comentarios

  • G Truchuelo R says:

    @César González, eso es otra cuestión. Esa es la labor que pertenece precisamente a los sujetos del proceso; el demostrar mediante pruebas los hechos, refutar las afirmaciones del contrario, etc..

    Pero siempre girando en torno a la objetividad de la justicia y su aplicación dependiendo de varios factores (como la capacidad de las partes) –

  • César González says:

    “Así pues, la imputación y la aplicación de la justicia debería variar de acuerdo a la capacidad volitiva del sujeto, y el grado de voluntad implicada durante la realización de determinados actos delictivos”

    @Trochuelo, a esto fácilmente se le puede encontrar la vuelta, de hecho existen casos donde se ha desestimado o reducido la condena a un individuo por probar(engañar)que sus capacidades volitivas no están funcionando correctamente. Aunque si se tratará de abogados y jueces de alto grado pienso que esto no ocurriría jamás.

  • G Truchuelo R says:

    El sistema de justicia ha de ser lo más objetivo posible de acuerdo a la naturaleza humana y a la realidad, sin perjuicio de que puedan existir arbitrariedades más o menos aceptables – por ejemplo, ¿por qué la mayoría de edad se alcanza a los 18 y no a los 19, o 17? – pero estas arbitrariedades son pequeños pie de nota respecto a lo que ha de ser la esencia de un sistema objetivo y construido en base a la realidad

    Los derechos proceden siempre de una base objetiva y real – no arbitraria – que es la capacidad volitiva del ser humano:

    Por ésta razón un perro no puede ser imputado por morder a un niño, no debido a una arbitrariedad social, sino porque la naturaleza de un perro carece precisamente de voluntad, y en cierto modo su comportamiento es más o menos automático, instintivo… Y recordemos que la moral sólo es aplicable a lo voluntario, lo escogido.

    Ésta es la razón por la cual se declara incapaz a aquélla persona que, mediante demostraciones y pruebas basadas en hechos objetivos, se demuestra su carencia de juicio y voluntad propia.

    Así pues, la imputación y la aplicación de la justicia debería variar de acuerdo a la capacidad volitiva del sujeto, y el grado de voluntad implicada durante la realización de determinados actos delictivos.

    En cuanto al nacimiento de la capacidad volitiva, la realidad es que el ser humano no adquiere esa capacidad de distinción y juicio entre lo bueno y lo malo de un día para otro, sino que se va adquiriendo de forma progresiva y gradual desde que nace.

    …Por lo tanto, en mi opinión, creo que una persona de 13 años no tiene quizás la misma capacidad que una persona de 40, pero sí la suficiente, al menos, como para responder por esos actos de alguna forma concreta – sobre la que se podrían escribir muchas más lineas – pero siempre partiendo de la seguridad de que, objetivamente, la justicia tiene razones objetivas más que suficientes para actuar contra un niño de 13 años, no quizás de la misma forma que con un individuo de 40, pero indudablemente tampoco como con un recién nacido, o un perro.

  • Alberto says:

    Opino lo mismo.

    Sinceramente, creo que si alguien es capaz de matar o violar a alguien (que no es lo mismo que rob ar unas chapas en el recreo, por mucho que haya gente que diga que sí), suele tener la suficiente consciencia de que eso esta mal y que puede (y será) castigado por ello.

    Por supuesto, si cogemos el caso de un niño de 2 años (creo recordar) que en EEUU mató a su madre al disparar una pistola sin querer, no creo que se deba (ni veo posible) meterlo en una carcel.

    En mi opinión, la edad legal (en especial para algunos crímenes) debe bajarse todo lo posible, dentro de lo razonable.

  • JUAN ANTONIO says:

    ¿Qué opinión tiene Objetivismo sobre los crímenes cometidos por menores de edad?. Estoy pensando en varios casos acontecidos en España, en los últimos años, donde menores han matado a sus padres, maestros, tutores, etc. Después de poco tiempo han salido a la calle, con la vigente Ley del menor. En mi opinión esto me parece absolutamente injusto y monstruoso. No se puede quitar la vida a otro ser humano sin sufrir las consecuencias que ese acto lleva consigo, tengas catorce años o cincuenta. El ser menor no debería ser igual a impunidad. ¿Qué pensáis?

    • Omingod says:

      Objetivismo como filosofía no tiene una posición sobre algo tan concreto como la aplicación de justicia según la edad del criminal, esto recaería sobre la filosofía del derecho, una de las muchas áreas donde aplicar los principios filosóficos.

      Entiendo que hace unos años a nivel europeo se puso un límite de edad por debajo de la cual ningún gobierno puede intervenir y usar fuerza contra un individuo; y esa edad se estableció en los 14 años; no parece algo obligatorio sino más bien recomendable, porque hay países que castigan a partir de los 10 años.

      Mi opinión *personal* (estando fuera del campo del derecho), es que si alguien es capaz de cometer un crimen, ciertamente puede y debe afrontar las consecuencias. La ley europea que menciono me parece una aberración; el gobierno debe proteger los derechos individuales de todos, independientemente de la edad, y debe tratar a los criminales como tal, ídem. Y lo está haciendo exactamente al revés: viola constantemente miles de derechos de todo tipo (de los adultos), y deja de hacer justicia con quien merece ser castigado (en este caso, un “menor”). Yo no digo que se le condene a-priori, pero por lo menos que sea preso, imputado y juzgado como cualquier otro hijo de vecino, no que tenga protección e inmunidad total por el mero hecho de tener 13 años, (o por ser sobrino del juez de turno).

  • juan manuel pineda moran says:

    Me parece que la JUSTICIA es sinónimo de equilibrio,,, la VENGANZA es sinónimo de desproporcionalidad ,,, debemos profundizar en las obras de AYN RAND a ver que define ella como JUSTICIA,,

  • ana says:

    ¿En que se diferencia la justicia de la venganza?

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *

 caracteres disponibles; mensaje será revisado por administrador

Previous Post
«
Next Post
»