En vez de dar Gracias, da Justicia

Archivado en: , , , 12 Comentarios

 

«Hay una seria injusticia implícita en la tradición de «darle gracias» a un Dios irreal por los logros productivos de hombres reales».

# # #

La tradición religiosa de “dar gracias” antes de las comidas es especialmente popular durante las fiestas, cuando se nos recuerda a todos lo afortunados que somos de tener a nuestra disposición una abundancia de bienes que sustentan la vida. Pero hay una seria injusticia implícita en esta tradición. Es la injusticia de darle gracias a un Dios irreal por los logros productivos de hombres reales.

¿De dónde provienen las ideas, los principios, las constituciones, los gobiernos y las leyes que protegen nuestros derechos a la vida, la libertad, la propiedad y la búsqueda de la felicidad? ¿Cuál es la fuente de los alimentos, las medicinas, las viviendas, los automóviles y los aviones de combate que nos mantienen vivos y nos permiten florecer? ¿Quién es responsable de nuestra libertad, nuestra prosperidad y nuestro bienestar?

¿Es la libertad un don de Dios? No, no lo es. La libertad, la ausencia de coacción física, es una condición política resultado de un pensamiento racional basado en principios, así como de las acciones de hombres: hombres como Aristóteles, John Locke, los Padres Fundadores, Frederick Douglass y los soldados que defienden un país libre.

¿Creó Dios la deliciosa fruta que se derrite en tu boca, o la medicina para el asma que mantiene a tu hijo vivo, o el sillón reclinable en el que te relajas, o la gran pantalla de televisión en la que ves tus programas favoritos? ¿Creó Dios los aviones que traen a tu familia y amigos desde lejos, o los bombarderos que mantienen a los bárbaros a raya, o la música que exalta tu corazón y alimenta tu alma?

Puesto que Dios no es responsable por ninguno de los productos de los que la vida y la felicidad humana dependen, ¿por qué darle las gracias a él por esos productos? Más concretamente: ¿Por qué no agradecerles a aquellos que realmente son los responsables por esos productos? ¿Qué haría un hombre justo?

Justicia es la virtud de juzgar a las personas racionalmente – de acuerdo con lo que dicen, hacen y producen – y tratarlos en consecuencia, otorgándole a cada uno lo que se merece. Si alguien se pasa el día preparando una comida maravillosa, la justicia exige que sea él, no Dios, quien reciba las gracias por haberlo hecho. Si alguien le proporciona a su familia una vivienda segura y cómoda, con un ambiente acogedor, la justicia exige que él, no Dios, sea el objeto de agradecimiento por haberlos proporcionado. Si un policía o un bombero o un médico salva la vida de alguien, la justicia exige que se le agradezca a él, no a Dios. Si un cónyuge cariñoso o un hijo o un padre o un amigo te dan una gran alegría, la justicia exige que él, no Dios, sea el reconocido en consecuencia. Si un filósofo descubre los principios de los que depende la libertad – y si otros ponen en práctica esos principios – la justicia exige que se les dé crédito a ellos, no a Dios.

Orar dando gracias es dar crédito donde no se debe – y, peor aún, es retirar el crédito de donde es debido. “Dar gracias” es cometer un acto de injusticia.

Las personas racionales y productivas – sean filósofos, científicos, inventores, artistas, empresarios, estrategas militares, amigos, familia, o tú mismo – son quienes merecen nuestro agradecimiento por los bienes de los que tu vida, tu libertad y tu felicidad dependen. En estas fiestas – y a partir de ahora – en vez de «dar gracias”, da justicia. Agradece o reconoce a las personas que verdaderamente han proporcionado los bienes. Algunos de ellos puede que estén sentados en la mesa a tu lado. Y si te encuentras en una mesa en la que la gente insiste en “dar gracias”, cortésmente insiste en dar justicia cuando ellos acaben. Es lo justo y lo correcto.

# # #

Traducción autorizada del artículo: Don’t Say Grace, Say Justice, publicada en The Objective Standard, Otoño 2009.

Sobre el autor: Craig Biddle es editor de The Objective Standard y autor de Loving Life: The Morality of Self-Interest and the Facts that Support It.

# # #

definitivo ebooks 1

# # #

Publicado por: diciembre 17, 2015 12:58 am

12 Comentarios

12 Comentarios

12 respuesta a “En vez de dar Gracias, da Justicia”

  • VISIÓN LEGAL-RD says:

    Muchas gracias por esta acción social: difundir objetivismo es un evangelismo filosofico cuyo valor no tiene precio!!!!

  • novicio says:

    Pues yo, leyéndoles a ustedes cada vez estoy más convencido de que son criaturas de Ayn Rand. Perdón, sigan, sigan adorando…

  • Martin Mumbru says:

    jajajaja tipico comentario el de que Dios, ese ser imaginario, creo a los medicos, la lechuga, las vacas, etc. la realidad es que las personas misma crearon a tu dios, a tantos dioses como culturas han existido… EL Hombre es el dios en la Tierra, nada mas y nada menos ! gracias Ayn Rand !

  • SONIA says:

    Gracias, creadores y propietarios de Objetivismo.org.
    Gracias, Ayn Rand.

  • Carmel says:

    Esto acabó de forma curiosa. «En vez de a mí, ¿no te importa pagarle a alguien con quien estoy en deuda?». Accedí, qué más me daba. «Será suficiente con que lo hagas una vez al día». Desde entonces, le doy gracias a Dios antes de la comida de mediodía. ¡Lo que no consiga una madre!

  • Cris says:

    Yo Agradesco A Dios Por Todos Los Medicos, Doctores, Madres Padres Hijos Abuelos, Etc, Por Todos Los Que Debajo De Este Cielo Habitan,

    Se Que Dios Existe, Y El Es Prepulsol De Toda Iniciativa Humana, Pues El Es Antes De Nosotros Y Despues De Nosotros.

    Cree ¡ Solo Cree ¡

  • carmel says:

    Lucas: De la cabeza, estupendo. Entendé que hay algo atípico en las madres, ¿o no?

  • lucas seimandi says:

    4 carmel: vos estás bien de la cabeza?, jaja

    Buen artículo, como de costumbre.

  • carmel says:

    Hay una excepción. Una persona a la que debía mucho. Y desde hacía bastante tiempo. Me dispuse a pagarle. Para no verme deudor de nadie. Pero no quiso dinero. Sólo se tendría por pagada con mi agradecimiento. Maternal hasta el fin. Bueno, por qué no va a poder alguien elegir en qué moneda quiere cobrar, ¿verdad?

  • carmel says:

    Yo pago lo que consigo, y lo pago con lo que gano con mi esfuerzo, no sé a cuento de qué tengo que agradecer nada a nadie, ni a médicos, ni a filósofos, ni a militares, ni al que inventó la rueda, a nadie.

  • Marcelo Lopez says:

    Totalmente de acuerdo, siempre me molesta cuando alguna persona ha sido operada de alguna enfermedad y sale bien, no agradecen al mèdico, agradecen a Dios, si alguien en un accidente pierde sus piernas, dicen gracias a Dios esta vivo y asi por el estilo, es muy dificil arrancar de la mente de los creyentes ese virus de la religiòn que los tiene tan ciegos de la realidad.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post
«
Next Post
»