Tiempo

Archivado en: , , , Deja tus comentarios

 

tiempo¿Cuál es la concepción Objetivista de “tiempo”?

Ayn Rand: No puede haber tal cosa como una concepción Objetivista de “tiempo”, igual que no puede haber una concepción Objetivista del sistema solar. Esta es una cuestión científica, a menos que hagas la pregunta de forma filosófica: ¿Objetivismo piensa que el tiempo es absoluto, como pensaba Immanuel Kant? ¿Existe el tiempo fuera de las entidades?

Mi visión es, en efecto, aristotélica. La posición de Aristóteles es (usando mis palabras) que no existe tal cosa como espacio y tiempo independientes. El universo es finito, y el concepto de tiempo se aplica a la relación entre entidades. Específicamente, “tiempo” es una medida de movimiento, que es el cambio de una relación entre entidades dentro del universo. El tiempo no puede existir por sí mismo; existe sólo en el universo; no se aplica al universo como un todo. Por “universo” quiero decir la totalidad de lo que existe. El universo no podría tener relación con nada fuera de sí mismo; ni movimiento, ni cambio, y por lo tanto, ni tiempo. (Ford Hall Forum, 1968).

# # #

“Tiempo” es una forma de medir el movimiento y, como tal, es un tipo de relación. El tiempo sólo existe dentro del universo, una vez que defines una norma, un estándar, tal como el movimiento de la Tierra alrededor del sol. Si tomas eso como unidad, puedes decir: “Esta persona tiene una cierta relación con ese movimiento; ha existido durante tres revoluciones, o sea, tiene tres años de edad”. Pero cuando consideras el universo como un todo, obviamente ninguna norma es aplicable. No puedes salirte del universo. El universo es eterno en el sentido literal: no-temporal, fuera del tiempo.

# # #

Ver respuesta de Leonard Peikoff en YouTube: “¿Es el universo infinito, al no tener principio ni fin?

# # #

Fuentes:

Ayn Rand Answers, The best of her Q&A, p. 150

Leonard Peikoff, “The Philosophy of  Objectivism”  lecture series (1976), question period, Lecture 2

# # #

definitivo ebooks 1

 

# # #

Publicado por: septiembre 19, 2014 12:03 am

Deja tus comentarios

Sin comentarios

  • Pitraque says:

    Buenas y como siempre digo perdonen mi ignorancia porque en este blog hay un nivelazo, mi pregunta es si las paradojas no existen y lo que ocurre es que nacen de una premisa falsa o efectivamente hay paradojas sin solución.

    • Omingod says:

      pitraque1994@: Primero tienes que tener claro de qué estamos hablando, y ver la definición del concepto “paradoja”, eso puedes hacerlo en internet, por ejemplo: http://www.wordreference.com/definicion/paradoja.

      Luego, según la acepción que estés contemplando, puede que exista y no exista a la vez; me explico: Santa Claus existe como carácter alegórico, es un personaje ficticio que a veces aparece en las tiendas en Navidad (pero de mentira, claro); y Santa Claus no existe, o sea, no hay un hombrecillo de barba blanca y vestido de rojo que vive en el Polo Norte y trae regalos a los niños en un trineo.

      Lo mismo pasa con el término “contradicción”: existe si digo que estás vivo y muerto a la vez, estoy formulando una contradicción, por lo tanto existe; pero no existe cuando miras a la realidad y entiendes que no es posible que eso ocurra. El término “paradoja” es como “contradicción”; puedes oir paradojas que son y no son verdad a la vez (y eso NO ES una contradicción, pues depende del sentido que les des), como por ejemplo: “Quien bien te quiere te hará llorar”, “Si quieres paz prepárate para la guerra”, “Sólo sé que no sé nada”, “Ser supersticioso trae mala suerte”….

      Y no puede haber “paradojas sin solución”. Si está bien planteada, tiene solución (sobre si lo que se afirma es cierto o no); si no está bien planteada o hay algún error en las premisas o en el planteamiento, entonces no hay solución posible porque no es un problema válido. Para resolver estos temas siempre hay que ser objetivo: mirar a la realidad y usar la lógica para interpretarla. No hay forma de resolverlos si alguien se queda en un mundo platónico jugando con las ideas e ignorando la realidad.

  • Petteko says:

    Se me ocurren 2 cuestiones para agregar:

    Si el calendario gregoriano es el más adecuado para medir el tiempo en rigor a existentes objetivos que todos pueden evidenciar, o si se trata de una tradición basada en una arbitrariedad. Hay alternativas como el calendario lunar, el de 13 lunas es uno que está muy de moda (con todo ese rollo supuestamente maya). Pero el punto en cuestión es que ninguno parece ser exacto, es decir, podemos discutir sobre abstracciones temporales y cosmologías fantásticas, pero ¿todavía no resolvemos un calendario que mida realmente más allá de un consenso social?

    La otra cuestión es que las hipótesis más recientes en relación a la teoría del Big Bang afirman que tuvo que existir un universo anterior que dió origen al actual, se cuela la teoría del Universo Oscilante, es decir una continuidad de Big Bang – Big Crunch, y se plantea con mayor firmeza una vez confirmada la Inflación Cósmica o etapa inflacionaria. El punto es que no surge de la nada, el resto se discute sobre las evidencias y sobre cómo interpretar los existentes cosmológicos. Estoy totalmente de acuerdo en que la física no debe renegar de axiomas metafísicos y son pocas las teorías consistentes que los respetan.

  • AlphaColumbia says:

    Jan, muy buen comentario.

  • Jan says:

    Un día se mide por una vuelta del planeta Tierra sobre su propio eje. Una semana por una fase de la luna. Un mes por las cuatro fases de la luna. Un año por una vuelta de la Tierra al sol. Así como el “5” es una abstracción de un conjunto de entes, el tiempo se abstrae a partir de entes que existen en la realidad de acuerdo a la relación que hay en el espacio entre ellos. No significa que 5 exista por sí mismo en la realidad, más bien lo formas a partir de lo que existe.

  • emy grant says:

    Con perdon por el retraso.
    Para observar si existe o no existe el Tiempo no debe dar vuelta ni a el”mundo” ni al universo.
    Claro que aceptamos datos y conceptos para utilidad personal pero solo asi es mas “utilitarismo” que “objetivismo”.

    No contesto la utilidad de las unidades de medida de lo que denominamos “Tiempo”. Lo que quiero decir es que entre las cosas que existen solo por que existe el cognitivo humano (como la religion o el ateismo, por ejemplo) entra tambien y esta magnitud fisica que el ser humano he denominado como “Tiempo”. No digo que la sistema de unidades no es util, es igual de necesario (o incluso mas) que el concepto “brujula”.

    Tal como en informatica los primeros 640 kilobytes de memoria (en computadores IBM PC y compatibles) constituyen la “memoria convencional” y nosotros (por analogia) nacimos ya propietarios de los primeros 640 kilobites (no venimos con la maleta completamente vacia).

    Como el ordenador si que indicamos la hora (a nosotros mismos). Tal como cualquier ser vivo nos posicionamos en las dimenciones que conocemos (ciclos naturales de la vida, espacio….
    (como no tengo herramientas y espacio expresarme aqui con el maximo de lo que siento como necesario invito a quien quiera leer mas en “ego-objetivismo”.
    Saludos.

  • Marcos says:

    Son productos de la mente humana, sí, basados en la realidad exterior, y necesarios para el hombre, que sirven como herramientas de medición.

    La naturaleza no “necesita” nada. Para nosotros son 100… piedras. Entidades que existen ahí fuera.

    • godmino says:

      Ayn Rand explica muy bien que los conceptos (como el concepto de “tiempo”) no son ni subjetivos ni intrínsecos, sino “objetivos”, o sea, una forma que tiene el hombre de conocer la realidad: son el producto de algo que existe en la realidad pero visto por una mente humana.

      “Los conceptos son *objetivos*, es decir, no son ni revelados ni inventados, sino producidos por la consciencia del hombre de acuerdo a los hechos de la realidad: son el producto de un método cognitivo de clasificación cuyos *procesos* han de ser realizados por el hombre, pero cuyo *contenido* está dictado por la realidad.” (Ayn Rand, Introduction to Objectivist Epistemology)

  • emy grant says:

    Yo os digo que tanto el “tiempo” como el “metro” son productos de la mente humana.
    La naturaleza no tiene necesidad de nuestras medidas.
    Si debido a una avalancha en un barranco se caen 100
    piedras, solo para nosotros son “100”. Para la naturaleza es, solo, una evidencia (y nada mas).

  • emy grant says:

    (he corregido, un poco)
    En mi opinion el “Tiempo” no existe.
    Es un producto que existe (tal como religia o ateismo, por decir solo dos ejemplos) solo condicionado por la existencia de una cosa:
    la mente (humana).
    Si que es … una unidad de medida tan
    implantada en nuestra (como especie) memoria
    que, es imposible abstraerlo, si que sin esta “magnitud fisica” estamos “perdidos”, como una brujula con el aguja “muerta”, pero, como he
    dicho, esto es lo que me marca (en mi propia
    forma de pensar)
    “La paradoja de la fleja” (Zenon) ayuda bastante
    en comprenderse esta cosa.
    Hay “espacio”, hay materia y “movimiento” (sin duda). Pero la nociòn de … “tiempo” para que
    puede servir a la Naturaleza?
    Si que hay ciclos, repetibles.
    El hombre es como el ordenador. El ordenador te
    marca el “tiempo” pero … existe para ordenador
    la nociòn de “tiempo” si tu no lo estas
    programando?

  • emy grant says:

    En mi opinion el “Tiempo” no existe.
    Es un producto que existe (tal como religia o ateismo por decir solo dos ejemplos) solo condicionado por una cosa: la mente humana.
    Si que es una unidad de medida tan implantada en nuestra (como especie) memoria que es imposible abstraerlo, si que sin esta “magnitud fisica” estamos “perdidos”, como una brujula con el agujero “muerto”, pero, como he dicho, en mi propia filosofia es lo que me marca.
    “La paradoja de la fleja” (Zenon) ayuda bastante en comprenderse esta cosa.
    Hay “espacio” y “movimiento” (sin duda). ¿Pero la nociòn del “tiempo” para que puede servir a la Naturaleza?

  • Reason says:

    Adán leí tu comentario por pura casualidad…

    No puedo pasarte mi correo por aquí porque creo que no está permitido. Pero si pinchas en mi avatar obtendrás la respuesta a tu pregunta.

  • El osito teddy says:

    Hombre, el 95% de foreros de aquí entendemos lo que dices.

  • Reason says:

    ¿Impulsos?

    ¿Realmente crees que los Objetivistas no tienen “impulsos”?

    ¿Quién ha dicho eso?

    La diferencia con respecto a alguien irracional es que ellos por el contrario conocen el por qué de los mismos y saben si están lógicamente justificados.

    ¿Misterio?

    ¿Acaso hay algo más hermoso que pensar que todo misterio puede ser comprendido por la mente del hombre? ¿De verdad…?

    Objetivismo le guía para aprender a hacerlo.

    ¿Intuición?

    ¿Sabe que ese concepto hace en realidad referencia a un conocimiento que en algún momento ha adquirido usted pero de forma no explícita? ¿Sabe que Objetivismo le anima precisamente a conocer qué piensa y por qué de forma sistemática? ¿A convertir su intuición en algo más potente y a escuchar a su subconsciente?

    ¿Instinto?

    ¿Acaso niega Objetivismo la realidad o las necesidades de los seres humanos?

    Por favor, eso es totalmente ridículo…

    Objetivismo lo que le dice es que ha nacido usted con un glorioso poder, el poder del pensamiento y que hará bien en seguir su naturaleza poniendo en práctica la facultad de la Razón. Pero que debe aprender a usarla.

    Permítame decirle pues que está cegado usted por el humo que algún ingenioso estafador ha decidido colar en su psique de un modo completamente descarado. Que está filosofía es aquello que necesita desesperadamente si su objetivo es aprender a pensar por sí mismo de modo sistemático además de riguroso. Y que en cualquier momento de su vida deberá ser inevitablemente abraza por usted si es que desea ser feliz a lo largo de la misma.

    Recuerde que la felicidad implica Racionalidad y que la Razón es la base de Objetivismo.

    Sea sensato pues ¿cuántos segundos más piensa usted desperdiciar?

    Le falta voluntad…

  • Rapaz says:

    Señor Reason, se lo expresaré sin rodeos: jamás he dicho que esté en contra de la razón o el conocimiento, ni que tema a la realidad ni que trate de evadirla. Sin embargo, disfruto mucho de la intuición, el instinto, los impulsos y el misterio. Éste, especialmente en el arte.
    Punto y aparte.

    Ahora, júzgueme partiendo de eso.

  • Reason says:

    ¡Oh señor Rapaz! Va siendo hora ya de que aprenda usted a diferenciar la “posibilidad metafísica” de un hecho con su “posibilidad epistemológica”. Que nada tiene que ver en este contexto…

    Va siendo hora también de que asuma que no podemos llamarle “Naturaleza primigenia” a algo que no es primario por ser una burda contradicción de términos. Pues un capricho de placer, la lujuria o incluso el más profundo de los arrebatos presuponen simplemente la aceptación de cierto grado conocimiento y (desgraciadamente) la tan descarada como voluntaria evasión de otro tanto… Así que, aunque le duela asumirlo, sigue uno preso de la facultad que tanto se niega a aceptar y que tanto le asusta particularmente a usted.

    Esa misma que usa para tratar de rebatir pero no para poner en práctica el tan poco usado concepto de coherencia por aquellos dados al subjetivismo. ¿Cree que alguien nace con el capricho de tener un Ferrari? ¿De acostarse con una vecina que no ha visto en su vida? ¿O tal vez de abofetear a alguien sin saber lo que implica abofetear ni haber conocido aún a dicho individuo? Claro que no peluche…

    Recuerde además que la expresión “un buen o mal resultado” presupone (dolorosamente para usted) un objetivo, un plan a seguir y por lo tanto raciocinio… Así que de ninguna de las maneras podrá obtener eso por azar, capricho o falta de pensamiento. Es un gran chiste conceptual.

    Y dígame, si el arte no es claro…. ¿Cómo va usted a entenderlo, valorar su calidad y desear romper una lanza a su favor? ¿Mediante el Tarot? ¿Videncia directa? ¿Bolas de cristal?

    Por último le advertiré que “mentir para decir la verdad”, presupone (también) inexorablemente la aceptación de la razón y un cierto “contacto” con esa realidad que tanto gusta evadir aunque sea de forma negativa. Ésa misma que tanto miedo produce y empuja a gente como usted a venir a páginas como Objetivismo para recibir amor y valiosos consejitos de vida que dicen falsamente no necesitar.

    No sea descarado…

    Besos de mazapán.

  • Rapaz says:

    Bueno, lo que propuso Nietzsche era la hipótesis de un posible (y a mi juicio, probable) resultado de varias premisas ciertas. Por eso se llamaría hipótesis, ¿no?

    Respecto a lo que propuso Nietsche de las fiestas bacanales (¿báquicas?), no sólo le doy la razón sino que se lo celebro enormemente. Cuando habla de “naturaleza primigenia” habla, efectivamente, de caprichos de placer, de lujuria, de gula, de arrebatos… en resumen, de puro instinto, de dejarse llevar por lo que el cuerpo pida.
    Esta es una de las principales razones por las que los objetivistas aún no habéis logrado meterme en vuestro club (pero ojo, no os rindáis aún). Porque confío mucho en las emociones, en la intuición y en el instinto animal.

    La verdad, Ayn Rand siempre hablaba de dichas fuerzas como abyectas. Sospecho que no tuvo suerte con las mismas, o no conoció a nadie que las tuviera.
    Estaremos deacuerdo en que actuar sin pensar puede tener malos resultados, pero pienso que según las circunstancias puede no ser así. Por lo menos, mi vida me lo lleva enseñando.

    Naaah, y otra razón por la que no acabo de aceptar el objetivismo, y es el tema de la claridad en el arte. Me parece una manera tremendamente estrecha de ver el arte. En ese caso, rechazo la enseñanza de Aristóteles sobre las metáforas, y romperé una velilla en favor de una enunciación para la posteridad: “Los artistas mienten para decir la verdad.”

  • Rapaz says:

    La verdad, no creo que el Eterno Retorno de Nietzsche planteara propósitos para el Universo, más bien los negaba, y tampoco creo que sea incompatible con el Principio de Identidad.

    La metáfora del demonio es eso, una metáfora, una figura literaria. Nietzsche, además de filósofo, era un escritor (y a mi juicio, un auténtico maestro) que expresaba sus ideas de forma poética. Si se toman literalmente, claro que resultan fantásticos. Pero te asguro que Nietzsche no creía en demonios, ni en ángeles, ni en magia, ni en Dios, ni en el cielo ni en el infierno.

    El Eterno Retorno sólo es una conclusión a la que él llegó partiendo de las siguientes premisas:
    P1: El Universo está formado de materia, y la materia está en constante cambio y movimiento. (Supongo que esto es empírico.)

    P2. El Universo es metarialmente finito: existe cierta cantidad de materia, ni más ni menos. (No sé si es empírico, pero encaja con el Principio de Identidad, ¿no?)
    P3. El Universo es temporalmente infinito, pues no tiene un principio a partir de la nada, ni un final que termine en la misma. No tiene edad; no hay principio ni fin de los tiempos. (Esto también encaja con el Principio de Identidad, pues de la nada nada viene, y a la nada nada va.)

    Nietzsche tomó estas premisas, y de la primera tomó una conclusión: si la materia es finita y tiene una naturaleza concreta, el número de formas, re-configuraciones y re-organizaciones de la misma también deben ser finitos y concretos.
    La conclusión final de Nietzsche es que este número finito de re-configuraciones, en un tiempo infinito, inevitablemente se repiten por el hecho de estar cambiando continuamente.

    Imagino que se puede discutir lo lógico e ilógico de esta conclusión: hay quien asegura que un número finito de cosas en un espacio finito no tienen por qué repetir sus configuraciones en un proceso infinito de tiempo. Walter Kaufman así lo expresó en un ensayo en que analizó las ideas de Nietzsche.

    Podemos discutir si esta conclusión de Nietzsche es la única válida, pero no creo que valga la pena criticarle porque en sus libros utilizara figuras literarias de ángeles y demonios.

  • Miguel says:

    Además no hay que olvidar, que cuando uno cierra los ojos, estos siguen existiendo y la acción de cerrar los ojos existe y tiene su naturaleza que es la de no permitirte ver los objetos exteriores del mundo físico, aparte de que tu sigues existiendo.

    Ese es el mejor argumento contra Kant y sus seguidores, es un puro concepto robado y una caída de contexto la que cometen. Declaran que las cosas no existen porque podemos dejar de percibirlas o porque las percibimos, ignorando que la consciencia existe y que tu existes.

  • El Osito Teddy says:

    Sí, pero a mí casi me parece más interesante por qué la gente cree eso y no se lo cuestiona. Me parece muy raro que algo tan estúpido sea incluso considerado un acertijo mental.

  • Miguel says:

    Sí, ese ejemplo lo ponía Martin Heiddegger, que decía que si un árbol caía en un bosque y nadie lo oía no había sonido, o que si en un concierto vacío suena la música de Van Beethoven tampoco hay sonido.

    Confundiendo consciencia y existencia, las ondas de sonido tanto las producidas por la caída del árbol o las vibraciones sonoras periódicas propias de la música clásica existen independientemente de que alguien la perciba, y por tanto suena. Lo que ocurre es que nadie se entera porque no hay nadie que lo perciba.

    • godmino says:

      Decir que el árbol no hace ruido al caer si no hay nadie que lo oiga equivale a decir que lo que tú no estás viendo u oyendo en ese momento no existe, y que el mundo deja de existir cuando tú cierras los ojos (y empieza a existir de nuevo cuando los abres…). Es una tergiversación de la primacía de la existencia.

  • El Osito Teddy says:

    Miguel, tu comentario me ha recordado a ese ejemplo del árbol que se cae sin que nadie lo oiga y etc… Siempre me ha parecido una chorrada inmensa.

  • Miguel says:

    Si el hombre no existiera, dejarían de tener sentido conceptos como tiempo, segundos, minutos. Ahora bien, las relaciones físicas entre los objetos y que constituyen propiamente el tiempo seguirían existiendo en el mundo físico, ya que todo está sometido al cambio o movimiento.

    Es como los árboles, el universo todo etc que seguirían existiendo sin los hombres, aunque dejarían de existir la ciencia de la astronomía o de la botánica y demás conocimientos conceptuales. Hay que distinguir entre el mundo exterior y la comprensión conceptual de este por parte del hombre, distinción que Kant mezcló con el fin de destruir la mente humana. Es cierto que el hombre no puede conocer el mundo sin percibirlo, pero eso no quiere decir que el mundo no se conozca tal como es, porque la consciencia humana o su facultad de percepción también existe y como tal tiene su naturaleza y por ello solo puede mostrarnos cosas reales o sea cosas como son.

  • Miguel says:

    El tiempo es una relación entre objetos que se mueven o que cambian en la realidad. Una medida en una unidad que es el segundo y de ahí en adelante, minutos, horas, años, décadas etc, eones…

    Básicamente el tiempo es la relación medida como duración de un movimiento de un objeto desde que se inicia hasta que se acaba, naturalmente es cierto que la unidad en que se mide el tiempo al ser conceptual solo puede existir si existen hombres, pero el fenómeno físico que mide el tiempo es algo externo al hombre, algo que existe en el mundo físico, y no como pensaba Kant una creación de la mente.

    • godmino says:

      Sólo añadir que la unidad de medida puede ser cualquiera a la que el hombre pueda relacionarse: un segundo, un minuto, incluso un día. Luego pueden extenderse en ambos sentidos, no sólo mayores, sino menores como el milisegundo, el nanosegundo, etc.

  • Martin Mumbru says:

    muy bueno este tema, mas de una vez me he preguntado que es el tiempo en realidad ? y estoy de acuerdo con los comentarios, es un tema impresionante !

  • Miguel says:

    No, a lo que me refiero es que el tiempo no puede existir, como ningún otro concepto, si no existe una mente conceptual que los elabore, o sea los seres humanos, a eso me referia, y me refiero a que hay que disntiguir porque la velocidad al ser una magnitud que relaciona tiempo y espacio, a veces, mucha gente al hablar del tiempo se confunde y no pensaba que sea tu caso ni mucho menos que veo que sabes de lo que hablas y que entiendes del tema, yo tampoco soy físico ni mucho menos, lo que me refiero es a que la longitud también es conceptual y puede variar, así han existido distintas unidades de medida, el sistema métrico decimal, las hectáreas, las yardas, las millas naúticas etc, que mantienen distintas unidades de medida pero se refieren a una distancia objetiva igual y en eso estamos de acuerdo ambos.

    Luego estamos ante el tiempo en el que discrepamos, yo pienso que el tiempo es conceptual y creado por el hombre en referencia a una realidad objetiva exterior que no depende del hombre, y es la causalidad en relación con las entidades y el movimiento o cambio, pues bien, ese movimiento en sí mismo depende de la naturaleza, o de depende de la voluntad del hombre si se trata de una acción humana, pero lo que quiero decir, es que la realidad y la duración de un concreto momento de un cambio de una entidad no cambia, así, ponía el ejemplo del partido de fútbol, porque siempre durará lo mismo si hemos convenido que las acciones humanas permitidas en el terreno de juego duren un momento fijo, el tiempo lo que nos da es certeza conceptual y lógica para captar mejor dichos intervalos causales conforme a la categoría principio y fin.

    En cuanto al tren, con el ejemplo, te diré lo que decía Aristóteles en su Física, se mueve el tren directamente, y todo el mundo se mueve también pero porque el tren se mueve, o sea indirectamente.

    Por tanto una entidad puede moverse pr sí misma, o bien por causa de otra entidad moviente que la contiene a la primera.

    No he pretendido en ningún momento ser irónico o mordaz sino solo aclarar las posiciones mías.

    Y termino ya con esta discusión que ha sido muy interesante.

  • Miguel says:

    El hecho de que te tengas que referir necesariamente a que un determinad estado causal o sea un movimiento o un cambio, dura desde un principio a un fin, implica que exista el concepto de tiempo, pero además, el tiempo no depende del punto de vista del observador como pensaba Einstein, porque pensar eso supondría decir que el principio y el fin de un movimiento o de un estado causal depende del observador y eso sería misticismo, como digo el tiempo se refiere siempre a movimiento o a cambio de entidades en el universo, y las distintas unidades de segundos, minutos, años luz etc son unidades de medida que se refieren a distints movimientos, unos que duran muy poco, o sea que empiezan y terminan en un lapso muy pequeño, y otros movimientos muy grandes, como son el año luz que es tambien un concepto no solo temporal sino también espacial, ya que se refiere a velocidad.

    Pero hay que saber distinguir lo que es el tiempo, de la longitud espacial y de la relación entre ambas magnitudes que es la velocidad.

    Un mismo suceso, dura lo mismo, o sea si yo realizo un programa de radio este puede durar lo mismo, un partido de fútbol desde que empieza hasta que acaba puede durar y dura muchas veces lo mismo.

    El movimiento depende de la realidad no es algo que pueda ser cambiado por el observador, si se trata del mismo suceso tiene que durar lo mismo, si no dura lo mismo se trata de otro suceso.

    Es que el segundo o el minuto precisamente hace referencia a algo externo que es precisamente una relación causal con un movimiento bajo los conceptos más simples de principio y fin.

    En cuanto a sí el universo tendrá un final, eso es absurdo, hablar del final de la existencia y del final del tiempo es un absurdo, la existencia no puede ser aniquilada no puede existir la no existencia, o la nada, y así mientras siga existiendo movimiento y humanos capaces de pensar, existirá el tiempo, y el movimiento es algo esencial a la naturaleza que no puede dejar de existir, puede que el universo pueda estar en reposo durante mucho tiempo pero el reposo no puede ser concebido ni existe sin el movimiento, ambos son corolarios recíprocos, pero al final puede que se produzca un cambio.

    La longitud también depende de lo que el observador quiera medir, si yo mido la distancia que hay entre el sol y la tierra, o la tierra y un punto alejadisimo fuera de la via láctea, o simplemente quiero medir la distancia entre mi casa y la tienda de la esquina, depende lo que quiera medir, pero el concepto de longitud y de tiempo son objetivos porque hacen referencia a una realidad objetiva que se da independientemente de los deseos del hombre y que este no puede evadir.

  • Miguel says:

    La longitud sí hace referencia a un objeto real, o mejor dicho a la realidad, hace referencia a la distancia que existen entre dos puntos en el espacio, pues bien, esos dos puntos son reales, el espacio que puede ser ocupado por un objeto es real, existe como exterior a nuestra consciencia.
    En cuanto al tiempo, evidentemente hace referencia a la causalidad, porque sin el movimiento no puede entenderse el tiempo, sin causalidad no puede entenderse el movimiento, ergo, sin causalidad no puede entenderse el tiempo, es que el tiempo precise mide la duración de un estado causal o para usar los términos aristótelicos mide el movimiento y sí se prefiere los términos usados por Ayn Rand, mide la duración de una acción, y las unidades segundos, nanosegundos, minutos, horas, días, semanas, meses, años, lustros, décadas, centurias, milenios, edades, eras, sirven para medir esos movimientos según duren más o duren menos, y contrariamente a lo que se piensa hoy en día, el tiempo no depende del punto de vista del observador, falacia Kantiana, depende objetivamente desde el principio de un cambio hasta su final, pues bien, el interín entre esos dos momentos lo mide el tiempo, de hecho es imposible captar la causalidad y el movimiento con plena certeza si no es acudiendo al conceptual tiempo que lo que hace es ordenar lógicamente los movimientos causales que sí existen en la realidad, prescindir del concepto de tiempo sería igual para nosotros de prescindir del concepto de longitud o de distancia, y sería de nuevo caer en el falso empiricismo de Hume o en el nomninalismo que no entendía la conexión de los conceptos con la realidad, por eso es muy importante y deseable para mí que distribuyan ya por España el último libro de Ayn Rand, porque quiero entender plenamente la conexión de los conceptos con la realidad y todas las imbricaciones y complicaciones que ello conlleva, no entiendo como Grito Sagrado tradujo primero novelas cortas como Himno que sí son interesantes como toda la obra de Ayn Rand, pero que uno no se pierde mucho por no leer dicha pequeña novela, que yo sí he leído, pero sí es imprescindible leer Introducción a la Epistemología Objetivista para poder entender cabalmente toda esta problemática.

  • Miguel says:

    Una Filosofía tan magníficamente integrada y lógica, que carece de contradicciones, como es posible que tardase siglos en ser desarrollada, es increible, pero es que no puedo dejar de pensar en el abismo que separa la filosofía de Ayn Rand del resto de filosofía y de sistemas.

  • Miguel says:

    La verdad es que yo particularmente lo llevo esperando desde hace mucho tiempo dicho libro, porque pienso que con su atenta lectura y esudio, al igual que de la lógica de Aristóteles podré sacar en claro muchas cuestiones, y ver si algunas de mis reflexiones sobre estos temas como el tiempo, o el papel de las matemáticas o la lógica son acordes con las tesis de Ayn Rand, y en cuales podría diferir, al menos como estímulo a la reflexión intelectual el libro de Ayn Rand se me antoja imprescindible en aras de incorporarlo a mi biblioteca personal.

  • omingod says:

    Adán, el concepto “tiempo” es tan necesario para medir la relación temporal entre dos eventos como es el concepto “longitud” para comparar el tamaño lineal de dos objetos, y ambos conceptos son igual de válidos y de necesarios. Como ha indicado Miguel en una respuesta que se cruzó con la tuya, hay que usar la unidad de medida apropiada: no se miden los años en segundos ni se miden las distancias a las estrellas (ni los tamaños de los virus) en metros; cualquier medición es traer una relación existente en el universo al nivel que la mente humana puede captar directamente (por ejemplo, a la distancia de un metro que se indica separando las manos, o a la duración de un segundo que se indica dando unas palmadas, o a múltiplos derivados de ellos).

    Veo que disfrutaréis del libro Introducción a la Filosofía Objetivista, porque todos estos temas (y muchos más) son tratados en profundidad y brillantemente, como siempre hacía Ayn Rand.

  • Miguel says:

    Otra cuestión al hilo de desarrollar un punto que Peikoff toca en el artículo, y es que él muy acertadamente comenta que no tiene sentido aplicar el concepto tiempo fuera de las entidades que cambian, al universo, como si existiera un reloj místico que controlara cada uno de los fenónomenos y hechos que acontecen en él.

    Pues bien, ello haría inviable por ser contrario a la realidad, la teoría del Big Bang que afirma que el universo se generó hace 15 mil millones de años, porque presupondría un patrón de referencia para medir esos años, y el tiempo como tal es un concepto propiamente humano como todo concepto, y antes de haber vida humana el concepto de tiempo no existía, luego tampoco cabe hacer un registro del universo, habría que tener la evidencia de todos los cambios que sucedieron desde la gran explosión hipotética hasta la actualidad, para hilvanarlos todos en una línea lógica continua y decir, pues desde que se produjo la gran explosión hasta que digamos vivimos en la época contemporánea se han producido tales cambios.

    De todas formas ello pone más en evidencia la ilegitimidad epistemológica de la teoría que sostiene la existencia del tiempo en sí mismo, porque observamos razonablememte que cuantas menos noticias tenemos de los cambios y de los hechos acontecidos mayor dificultad tenemos de precisar las fechas y en consecuencia insertar los hechos en un orden lógico- temporal, por ejemplo, es más fácil decir que algo aconteció en 1940 y dar detalles documentales asombrosos digamos sobre la II Guerra Mundial, que sobre el modo de vida de los neanthertales, o del modo de vida de las criaturas del pleistoceno. Y por eso en fechas muy remotas solo podemos movernos en millones de años porque sólo tenemos evidencias de cambios que pueden ser apreciados en una duración tan extensa, no tiene sentido decir, pues en el año 5 millones cuatrocientos mil uno en el mioceno, en el día tal del mes de enero, sería absurdo, porque los cambios que pudieran producirse a tan pequeña escala de tiempo son incognoscibles.

  • Miguel says:

    Sobre los antifilósofos si usan un método filosófico son filósofos, por ejemplo, Kant es un filósofo aunque pueda ser categorizado como antifilósofo por ir contra la mente humana, pero al tener posiciones propias en las ramas de la filósofia, es filósofo, pero si un sujeto dice exclusivamente tonterías místicas arbitrarias y las hace pasar como teorías físicas, como la retrocausalidad, o sea que el efecto preceda a la causa y no al revés, o sea que en vez decir se murió porque lo mataron, decir lo mataron porque se murió, algo absurdo, y bueno yo no sé mucho de física, pero si determinados fenómenos se comportan como ondas y como partículas, igual habría que pensar que estamos ante una nueva entidad que no es una onda ni una partícula y designarla de otro modo, o a lo mejor habría que pensar si esa entidad al exponerla a un material o a otro reacciona causalmente de diferente forma, en vez de, atascarse en formalidades matemáticas sin sentido.

    La cuestión de si Ayn Rand es filósofa o no, no depende de si es vista o no es vista, depende de si el contenido objetivo de lo que expuso es una Filosofía, es decir, trata de responder al objeto del Filosofar, que es el de explicar la naturaleza del Ser o de la Existencia en general y responder a determinas preguntas que se consideran claves en el pensamiento filosófico, cuestiones metafísicas, epistemológicas, éticas, políticas o éstéticas, y entonces es Filósofa o no según trate estos contenidos.

    La cuestión de si algo es verdad o no, no es una respuesta a la pregunta ¿Qué dicen ellos que es?, sino ¿Qué es ese algo?, diferencia entre lo colectivo y lo objetivo.

    En cuanto al tiempo, un segundo evidentemente no designa a un existente, es una unidad de medida, al igual que los metros, tampoco un metro designa a un existente, se refiere a la extensión que existe entre dos puntos en el espacio, pues lo mismo ocurre, con los segundos, los días, años etc, miden la duración de un movimiento desde un principio hasta un fin fijando como referencia un dato objetivo de la realidad, por ejemplo, el calendario solar o juliano se refería a los ciclos solares, el calendario gregoriano se refiere al hipotético nacimiento de un profeta ilustre como fue Jesús de Nazaret, el calendario musulmán toma como referencia la llegada de Mahoma de Medina a la Meca para expandir su movimiento religioso, o la Hégira, el concepto de tiempo no es ficticio y es útil porque se refiere a una realidad objetiva, y por ende, el concepto tiempo es objetivo, de nada valer hablar de un concepto que sea ficticio y a la vez útil.

    Por ejemplo, es cierto que el concepto de infinito no designa una característica existente en la realidad, pero es objetivo por cuanto sirve para hacer referencia a un concepto que sí tiene referente objetivo en la realidad, cual es el de finito.

    Ayn Rand llamaba a los conceptos inválidos, anticonceptos, por cuanto eran aquellos conceptos que eran creados por la consciencia del hombre volitivamente si regirse por la ley de identidad y la evidencia observacional, así el concepto de Dios o el concepto de omnipotencia, son conceptos que en sí mismos son contradictorios y por ende inválidos, y esos conceptos pueden decirse que son ficticios, pero el concepto de tiempo no es ficticio, el tiempo sí tiene un referente objetivo en la realidad, que es el movimiento o cambio.

    En un universo sin entidades, vacío, y estático, es decir no sujeto al cambio, el concepto de tiempo no tendría sentido puesto que no habría una modificación de la realidad en una duración determinada, en un principio y un fin de algo, que es lo que presupone el uso del concepto tiempo.

    Lo esencial en el concepto de tiempo y lo que lo configura objetivamente es la existencia de movimiento o cambio en el universo o en la realidad, (no empleo el concepto clásico de mundo, ya que tras la conquista del espacio exterior, el concepto mundo se ha hecho más mundano, es decir, ya no designa a la total realidad natural, sino que se refiere a la tierra y a otros planetas que serían otros mundos), el universo o la existencia sin cambios sería un universo atemporal.

  • ALPHA_COLUMBIA says:

    hablando de dimensiones tambien, que pensais sobre el concepto de “dimension” ?
    mirad este video
    http://www.youtube.com/watch?v=9DoSqeJNG74

    http://en.wikipedia.org/wiki/Four-dimensional_space

    hay escritos de Ayn Rand sobre este tipo de matematicas ?

  • ALPHA_COLUMBIA says:

    Res pecto a los viajes en el tiempo hacia atras, es representado de diversas formas en peliculas, libros, etc.

    una persona entra en un aparato y el universo que lo rodea *salvo el* rebobina.. una vez llega al pasado, el no existe, es un “viajero” sin identidad

    pero hay otras historias en las que en el mismo pasado hay una “clonacion temporal”, es decir, el mismo individuo puede verse a si mismo en el pasado

    el viajar en el tiempo hacia atras me parece un absurdo, y hacia delante, son todo hipotesis fundadas en efectos como los que sufren los GPS’s en la tierra en relacion con los GPS’s que hay en los satelites, libres de gravedad

  • ALPHA_COLUMBIA says:

    Miguel, estoy de acuerdo con todo, sobre todo, lo que mas me ha gustado, es lo de:

    “La cosmología moderna quiere impugnar los axiomas metafísicos, y por eso pienso que la Física moderna ha adquirido cada vez más un halo de incomprensibilidad entre el gran público, y en este caso, pienso que tienen razón.”

    Cuando quiero decir eso de que el tiempo esta relacionado con la existencia, por poner algo mas claro, es la misma relacion que tiene la dimension de profundidad, longitud, y anchura, es decir, las tres dimensiones. no concibo un mundo donde esto no este presente, si existimos es por que estan, y si estan, es por que existen

    (de todas formas todo esto no lo tengo claro del todo, y me encanta que hablemos de ello)

    hay un video de Pikoff sobre el tema:
    http://www.youtube.com/watch?v=pys45YNWJCs

  • Miguel says:

    El tiempo no es un error, como concepto, el tiempo es la medida del movimiento y del cambio como ya he dicho, sirve para ordenar de forma lógica los cambios en torno a su duración, como decía Henry Bergson, filósofo frances, La Durée. ( Duración).

    La paradoja del científico es un porblema de ciencia ficción que surge de plantearse la posibilidad de viajar en el tiempo, en el que el científico que viana al pasado mata a su abuela y entonces él ya no nace, y entonces si no ha nacido, quien ha matado a la abuela. Un absurdo.

    Claro que el concepto perro como todo concepto es una integración de las percepciones de los atributos que conforman dicho concepto en relación con lo que percibimos de la realidad sobre un concreto existente con unas carácterísticas concretas al que categorizamos como perro, y es diferente el perro real del universal perro.
    Pero el tiempo es un concepto de diferente naturaleza, no designa un existente concreto cuyos atributos captamos perceptualmente, sino que es concepto de medida, relativo, o sea que en sí mismo no tiene sentido sino es poniéndolo en relación con las entidades que están afectadas por el cambio, pero eso no quiere decir que sea un error tal concepto, y no estoy diciendo que la Física sea una patraña, por supuesto que no, pero sí lo es en su mayor parte la cosmología y la física cuántica en parte por lo que he podido saber, no lo es la Física mecánica por ejemplo, lo que digo es que muchos científicos juegan a ser Dioses tratando de desafiar los axiomas metafísicos y eso es un error, la metafísica es la que explica la realidad como un todo, la Física tiene que explicar los fenómenos causados por las entidades existentes en el universo en cuanto sujetas al cambio o movimiento, pero no ir más allá y hablar de paridas como universos paralelos, viajes en el tiempo, retrocausalidad, verdades simultáneas y contradictorias pero ciertas, universo surgido de la nada y expandiéndose hasta el infinito, eso es lo que quiero decir.

  • Miguel says:

    De acuerdo con Adán en que es cierto que no se puede viajar en el tiempo por las razones que ha mencionado y que iba yo a decir, pero los conceptos sí existen, y el concepto perro existe, pero no existe como independiente de la mente como pensaba Platón en un mundo inteligible superior al real, sino que existen como fenómenos de consciencia, es decir, como pensamientos, tu perro concreto existe físicamente es real y exterior a tu consciencia, pero el concepto universal perro existe como abstracción mental, igual que los sueños existen pero solo en cuanto sueñas y en cuanto las imagenes de lo soñado son evocadas en tu consciencia pero no existen fuera de tu consciencia y es perfectamente distinguible de la realidad real física, y aquí Descartes fue el primer filósofo moderno que confundió objetos de consciencia, con objetos reales físicos existentes en la realidad exterior. Ayn Rand se refirió a la realidad como algo absoluto y objetivo queriendo explicitar que era independiente de los deseos, miedos, sentimientos de las personas etc, y es cierto, pero explicitamente se ve mejor lo de realidad objetiva si uno dice que la realidad es exterior a la consciencia, y la consciencia simplemente percibe esa realidad exterior, teniendo la consciencia dos funciones o bien percibir e integrar el material provisto del exterior, función adecuada de la consciencia de percibir la realidad como bien dijo Ayn Rand, y función de imaginar, soñar, evocar, desear, sentir sin causa etc, que es la otra función de la consciencia que es la de falsear la realidad, función patológica de la consciencia, que se produce cuando la consciencia intenta violar la Ley de identidad y recrearse en pensar contradicciones, por ejemplo, la idea de Dios, la idea de la inmortalidad del alma cuando el alma es como dijo Aristóteles el motor de la vida, su causa eficiente, y por tanto si cesa la vida el alma también desaparece, la infinitud del universo, es decir que el universo tiene una cantidad infinita de cosas cuando cantidad infinita significa no cantidad o bien cuando se habla de universos paralelos, que sería contradecir la identidad del universo, si el universo es todo lo que existe, entonces todo lo que existe como un todo es uno, y único, no puede haber varios universos, varias existencias y realidades separadas en sectores al estilo Matrix.

    En cuanto a la famosa paradoja del científico es falsa por violar el principio lógico de explosión en cuya virtud si uno abandona la ley de identidad y admite la ley de contradicción las paradojas se multiplican y las falsedades surgen a cada paso sin que sea posible averiguar que es verdadero y que es falso.

    Entonces si uno viola la identidad del concepto de tiempo que es un mero existente mental que solo se refiere a la medición de los cambios y movimientos acontecidos en la realidad, y considera que el tiempo tiene existencia en sí misma, podrá afirmar que es posible viajar en el tiempo como sí lo es viajar en el espacio, olvidándose que el concepto de espacio si existe independientemente de la consciencia y aquí Kant se equivocaba, sin embargo, el concepto de tiempo es interno- mental, entonces no existe un tunel del tiempo que nos permita viajar en él, por ello cuando los científicos hablan de que si un hombre viaja puede matar a su abuela y entonces él no ha nacido y entonces nadie puede matar a la abuela, está cometiendo falacias a cada paso, viola la ley de causalidad al querer viajar en el tiempo puesto que pretende que puede revertir los cambios que suceden metafísicamente dados por las leyes de la naturaleza independienteemnte de sus deseos, con lo cual el científico que plantea esas paradojas viciosas lo hace por la ignorancia de su concepto de tiempo, pero esto es absurdo, revertir la ley de causalidad, rebobinando el universo como si fuese una película.

    Es puro misticismo revestido de racionalidad científica, o documentales presumiblemente científicos que afirman cosas como que el universo volverá en un eterno retorno a volver a ser lo que fue en el pasado y todas las personas que existieron volverán a existir algún día, resucientando a la serpiente enroscada de Ouroboros o el Eterno retorno de Nietzsche pero con un cierto aroma científico.

    La Física moderna despreció la Física Aristótelica y con ello abandonó la razón, cuando como bien dijo el filósofo existencialista e irracional Martin Heiddeger es el libro de fondo de la Filosofía Occidental, todo lo que hay que saber sobre los principios metafísicos de la realidad está implícitamente contenido en la Física de Aristóteles, y el gran mérito de Ayn Rand en metafísica es rescatar en su discurso de John Galt y en escritos de no ficción los principios que fueron olvidados como libro que se arroja a un viejo desván, y traducirlos a un lenguaje más accesible al público moderno, a partir de ahí es de donde debe empezar el renacimiento intelectual de la humanidad, desde Aristóteles y Ayn Rand en todas las ramas del saber tanto los que somos humanistas como los físicos o naturalistas debemos partir sobre el edificio teórico que Ayn Rand cimentó en las ruinas intelectuales de la posmodernidad.

  • Juan Wedel says:

    les recomiendo ver este vídeo de Lawrence Krauss sobre el actual panorama del universo donde efectivamente todas las pruebas recogidas sostenibles apuntan hacia un universo plano, que nació de la nada y que se expande cada ves más y mas. aquí el link del video: http://www.youtube.com/watch?v=Fs_MwYZHm7g&

    • omingod says:

      La nada no existe, y el universo no pudo “nacer” de lo que no existe. El video que mencionas es pseudo-ciencia. La mayoría de nuestros lectores entiende ese punto: la ciencia no puede contradecir los axiomas del conocimiento humano ni las leyes metafísicas.

  • Miguel says:

    El tiempo no existe en el mundo físico, es un concepto o existente mental, como he dicho, existe el movimiento como exterior a la consciencia, pero decir que el tiempo no existe no consiero que sea correcto, el tiempo existe como concepto, igual que tampoco existen los metros físicamente, sino la distancia entre dos puntos en el espacio, los metros o la unidad de medida existe como concepto, pero no existe físicamente, pues lo mismo, ocurre con el tiempo. Ayn Rand llamaba a los conceptos existentes mentales, en cuanto solo tenían una existencia en nuestra mente, pero aún así existen en cuanto los pensamos. Algo que no exista ni siquiera podría ser evocado porque si es evocado existe en nuestra mente como imagen, concepto, sensación etc, la nada como tal ni siquiera es concebible para el hombre, es la situación en la que nada puede ser evocado, pensado y por supuesto ni siquiera existiría físicamente. La nada es un puro concepto límite que solo nos sirve para distinguirlo de la existencia, es decir, para concebir el axioma metafísico de la existencia o del ser.

    En cuanto a los agujeros negros, pues bueno, yo no sé mucho de física y de cosmología, pero pienso que en estos temas los físicos modernos exceden de sus competencias, porque la naturaleza del tiempo no es un tema físico sino metafísico, a pesar de que Aristóteles lo tratase en su Física, la Física de Aristóteles no es un libro de Física tal y como la entenderíamos en los tiempos modernos, sino que era un libro referente a la naturaleza de todo lo que existe, y en ese sentido es metafísica, de hecho Aristóteles perfectamente podría haber incluido toda la teoría del movimiento que constituye su Física, en su libro Metafísica.

    Pero por ejemplo, yo que me acercado a algunos de los libros de divulgación de Stephen Hawskin, sobretodo al último ibro sobre cosmología, en el que habla que el universo pudo crearse por generación espontánea, evidencia su desconocimiento de Filosofía y de Metafísica, porque, de la nada no puede surgir nada, principio metafísico evidente, la nada no existe, si algo surge de la nada, significa que surge de algo que se llama nada y que tendría cierta substancia física, pero eso una pura contradicción, todo algo ha de surgir de algo, porque todo tiene una causa, ley de causalidad, y todo algo tiene una naturaleza, identidad, pero la nada es la no identidad, por tanto, si el universo que es lo mismo que decir la existencia o la realidad, surge de la nada, ello es una contradicción, porque el término ” surgir de”, presupone un algo del que surge y presupone realidad donde surja ese algo, por tanto, la realidad es algo primario que no es derivado de nada ni derivado hacia nada, sino que simplemente es ella misma sin más, decir que algo es anterior a la realidad, o posterior a la realidad, es una pura contradicción o sofisma, porque, un algo es un existente o sea una entidad o un aspecto de una entidad que está en la realidad.

    La cosmología moderna quiere impugnar los axiomas metafísicos, y por eso pienso que la Física moderna ha adquirido cada vez más un halo de incomprensibilidad entre el gran público, y en este caso, pienso que tienen razón.

    Muchas teorías científicas no tienen más evidencia que el formalismo matemático, cuando el proceso debería ser el inverso, primero observamos la realidad, luego inducimos y realizamos inferencias deductivas, y por último cuando a partir de la observación empírica tenemos construida la teoría, la formalizamos matemáticamente.

    En cambio, el método seguido hoy en día, es el hipotético- deductivo, basado en formular hipótesis que no han sido validadas objetivamente por medio de la observación empírica, luego formulamos las teorías formalizadas matemáticamente, y si luego otro científico formula otra hipótesis que parezca mas atractiva entonces se considera que la primera queda falsada pero no podemos tener certeza de la realidad.

    O sea que debemos convertir la ciencia no en un medio para adquirir conocimiento del mundo, sino para refutar falacias sustentadas en la niebla, en evz de la construcción de un positivo, meramente en la demolición de un negativo.

    Por cierto, ¿ Alguien que sepa algo de física me podría decir si los estudios que se tienen sobre los aujeros negros y la estructura espacio- temporal del universo, están sustentados en evidencia observacional empírica o son una mera formulación de teorías elegantemente recubiertas de una fachada matemática?

  • ALPHA_COLUMBIA says:

    por cierto, respecto a la existencia y eso, CREO que el tiempo es sinonimo de existencia: algo que existe, es por que esta en el tiempo, y el tiempo, esta en la existencia.

    Creo que el universo es algo asi como una burbuja, que se caracteriza por tener en su interior la “existencia”, es decir, el tiempo. Dentro de esta burbuja, la textura espacio-temporal puede tener efectos como los de un chicle en la boca, dilatarse, expandirse, contraerse, incluso salir de la propia existencia, o mejor dicho, frenar el tiempo hasta puntos donde “casi no hay tiempo”.. creo que eso es lo que hay en el suceso de horizontes, y lo que hay en los limites del universo*1

    Respecto al chicle, no creo que se pueda “romper” es decir, los viajes en el tiempo hacia atras no los concibo…
    hacia adelante, hipoteticamente, como decis efectivamente, seria tan solo cuestion de poner una manzana en un habitaculo que viajase a una velocidad cercana a la de la luz.. RESPECTO a su punto de origen, esa manzana no envejeceria, pero en el origen, podrian pasar 2000 años.. una vez abriesemos ese habitaculo, la manzana seguria tan buena como “hace 2000 años”, no estaria pocha.

    En cuanto a lo de “si todos nos quedamos quietos, y todo se quedase quieto, no habria tiempo” no creo que sea asi, precisamente, por que existen, hay tiempo, aun quietos, el tiempo sige pasando, la textura sigue alli, la existencia sigue alli.

    *1 -limites del universo- No creo que sean limites tal y como lo entendemos, es decir, una pared y ya, si no una replicacion de si mismo, como cuando ponemos dos espejos uno delante de otro.. o incluso podria ser que poco a poco, a medida que nos acercasemos al horizonte existenia, el tiempo fuese frenandose, hasta llegar un punto donde quedariamos avanzando eternamente hacia lo que tendriamos delante.. no se…

    respecto a la “existencia”, como Ayn decia, “cuando tu mueres, el mundo deja de existir”

    en este tema me apasiona, pero no tengo nada claro, pero si alguna nocion sobre que relaciones puede haber entre conceptos.. por eso creo que si que hay una relacion “tiempo existencia”..

    otra cosa, vosotros que pensais d los agujeros de gusano ?!?!

  • ALPHA_COLUMBIA says:

    puff yo tuve mi epoca de leer miles de cosas sobre la teoria de la relatividad, agujeros de gusano y todas esas cosas.. la verdad es que es una pasada, no sabia que Ayn hubiese hablado al respecto de esto tambien.

    A ver, los agujeros negros EXISTEN, hasta hace poco era una hipotesis, pero ya estan comprobados.

    Son zonas del universo en las que en una pelota de tenis, por ejemplo, se concentra la gravedad de una super estrella por ejemplo.
    Es decir, mucha gravedad (no infinita.. evidentemente) concentrada en un punto en concreto del la textura espacio temporal.

    Ademas, se ha demostrado que la gravedad curva la luz.. es decir, al observar con un telescopio una estrella gigante, se puede observar como la luz de las estrellas de alrededor es curvada… por lo tanto, en un agujero negro, de la gravedad que tiene, no puede escapar ni la luz.

    Tambien esta demostrado, con los GPS por ejemplo, que la gravedad afecta el tiempo. Un reloj terrestre no mide el tiempo a la misma velocidad que un reloj en el espacio, y la velocidad tambien dilata el tiempo
    (se dice que si se pone una gemela A en una nave que viajando a la velocidad de la luz, no pasaria el tiempo para ella, en cambio, para la otra gemela, podrian pasar 100 años)

    por lo tanto, el tiempo puede dilatarse, expandirse.. supongo que la textura espacio temporal se deforma por completo en el horizonte de sucesos, pero no estoy seguro de ello.

    aqui hay una foto que me encanta, es una muestra exacta sobre como seria un agujero negro visto desde unos 600 km, subida a wikipedia
    http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/c/cd/Black_Hole_Milkyway.jpg

    (hay un libro muy bueno que trata sobre esto, se llama “breve historia del tiempo”.. es de Stephen hawking

  • El osito Teddy says:

    Si muestras gran afición ¿por qué no te abres un blog? Te explicas de maravilla y, te lo digo muy seriamente, obtendrías muchas visitas.

  • Miguel says:

    Lo que he dicho es que el tiempo no es que no exista, sino que el tiempo existe como un concepto, es una abstracción matemática de medida, y el objeto que si existe como exterior a nuestra consciencia, es el movimiento de las entidades, de los existentes, es decir, de los cambios, el hombre descubre el concepto de tiempo con el fin de poder ordenar lógicamente y comprender los movimientos, es decir, perceptualmente no vamos a encontrar el tiempo, es decir, nosotros sensorialmente captamos que en el mundo las entidades cambian bien por su naturaleza en sí mismas o bien por relacionarse con otras entidades, pues bien, como bien dice Aristóteles, el tiempo es un concepto de medida que el hombre usa para percatarse de cuanto duran esos cambios, desde que se inician hasta que terminan, pues bien Inmanuel Kant a mi juicio en una de las partes más interesantes de su crítica de la razón pura, dice, el tiempo en realidad se nos da como algo interior independientemente de la experiencia, él lo llama intuición pura de la sensibilidad en cuanto unifica nuestras experiencias internas, aquí lo que nos dice Kant de manera muy tramposa es que el tiempo como tal no es una entidad, no es algo que empíricamente exista fuera de nuestra consciencia, lo cual ciertamente se desprende de Aristóteles, pero la trampa de Kant estriba en que él dice como nostros no podemos concebir el movimiento o el cambio fuera del tiempo, entonces los objetos que cambian en realidad están condicionados a ser vistos así por el hecho de que no los pensamos fuera del orden temporal.

    Pero en realidad el proceso no es una distorsión, es decir, el tiempo no condiciona nuestra visión del movimiento o del cambio de los existentes o entidades, sino que nosotros para comprender conceptualmente esos movimientos de forma que podamos observándolos como son aprender más de ellos sobre ciertos aspectos que pueden sernos de utilidad para nuestros fines los insertamos en unas determinadas unidades temporales, sean nanosegundos, segundos, minutos, horas, días, años, décadas, centurias, milenios, millones de años, edades, eras y así desde una unidad que abarca menor a mayor cantidad de tiempo. Pero aquí en esta parcela de la filosofía se nos muestran las mayores dificultades para distinguir entre lo exterior a nuestra consciencia, y nuestra consciencia conceptual.

    En el exterior lo que existen son determinados cambios que empiezan y acaban, unoa acaban antes que otros. Pues bien, para poder saber de estos movimientos el hombre conceptualmente compara su inicio y fin y eventualmente una modificación de los mismos que OJO porque aquí está la trampa de Kant, ese principio y ese fin de los cambios que afectan a una entidad y esos cambios existen objetivamente, y su duración también, existen objetivamente como exteriores a nuestra consciencia de acuerdo con el concepto de objetividad que da Ayn Rand, pero para medir, ordenar, estructurar dichos cambios de forma que los comprendamos mentalmente una vez que objetivamente los percibimos, creamos las unidades temporales que son de los conceptos que se llaman matemáticos de medida.

    Lo que hace Kant es pretender una mixtura indeterminada entre lo que es exterior, esos cambios y según él la distorsión que tenemos de ellos al ser necesario para nosotros el ordenarlo de forma temporal.

    El mismo Aristóteles en su Física a veces de forma errática comete el mismo error que Kant, solo que Aristóteles lo hace de forma inocente y accidental aunque en su esencia es correcto al tratar el tema, en cambio, Kant deliberadamente mexcla consciencia y existencia exterior en un paquete único indeterminado con el fin de confundir, pero Aristóteles dice una frase en su Física que no es correcta, y es la de ” Ser es Ser en el tiempo”, diciendo que la existencia de una entidad al moverse está inserta en el orden temporal, y diciendo el tiempo es una medida del movimiento lo cual es correcto, pero también dice lo cual es falso, el movimiento es una medida del tiempo, y no es así, él quiso decir que ambos tiempo y movimiento son inseparables, se da uno y se da el otro en la realidad, eso es cierto, pero aquñi hay que tener en cuenta que lo conceptual es el tiempo para la medición de lo exteriormente real, que es el cambio o movimiento, por tanto, Ser no es Ser en el tiempo como pensaba Martin Heiddeger, sino que, Ser es Ser con cambios y movimiento y medirlo es medirlo en el tiempo, eso es lo correcto, a mi juicio, y esa es mi concepción del tiempo. Pienso que libre de toda mácula kantiana.

    Por cierto yo no aspiro a ser moderador porque ni quiero ni tengo derecho a ello, porque yo no soy el propietario de este website y yo como persona liberal y racional respeto lo ajeno y lo que es propiedad de alguien no se debe usurpar y sé cuales son mis derechos y mis obligaciones en este blog, y entre mis atribuciones no entra la de ser moderador de esta página web eso es algo que corresponde al propietario ejercitar bien directamente o por delegación voluntaria de éste en otra persona, así que yo aquí soy simplemente un gran admirador de la labor de divulgación que está haciendo esta web site, simplemente, espero que nadie se induzca a confusión por mi papel activo en los comentarios, simplemente muestro una gran afición a discutir estos temas abstractos.

  • Miguel says:

    Lo que he dicho es que el tiempo no es que no exista, sino que el tiempo existe como un concepto, es una abstracción matemática de medida, y el objeto que si existe como exterior a nuestra consciencia, es el movimiento de las entidades, de los existentes, es decir, de los cambios, el hombre descubre el concepto de tiempo con el fin de poder ordenar lógicamente y comprender los movimientos, es decir, perceptualmente no vamos a encontrar el tiempo, es decir, nosotros sensorialmente captamos que en el mundo las entidades cambian bien por su naturaleza en sí mismas o bien por relacionarse con otras entidades, pues bien, como bien dice Aristóteles, el tiempo es un concepto de medida que el hombre usa para percatarse de cuanto duran esos cambios, desde que se inician hasta que terminan, pues bien Inmanuel Kant a mi juicio en una de las partes más interesantes de su crítica de la razón pura, dice, el tiempo en realidad se nos da como algo interior independientemente de la experiencia, él lo llama intuición pura de la sensibilidad en cuanto unifica nuestras experiencias internas, aquí lo que nos dice Kant de manera muy tramposa es que el tiempo como tal no es una entidad, no es algo que empíricamente exista fuera de nuestra consciencia, lo cual ciertamente se desprende de Aristóteles, pero la trampa de Kant estriba en que él dice como nostros no podemos concebir el movimiento o el cambio fuera del tiempo, entonces los objetos que cambian en realidad están condicionados a ser vistos así por el hecho de que no los pensamos fuera del orden temporal.

    Pero en realidad el proceso no es una distorsión, es decir, el tiempo no condiciona nuestra visión del movimiento o del cambio de los existentes o entidades, sino que nosotros para comprender conceptualmente esos movimientos de forma que podamos observándolos como son aprender más de ellos sobre ciertos aspectos que pueden sernos de utilidad para nuestros fines los insertamos en unas determinadas unidades temporales, sean nanosegundos, segundos, minutos, horas, días, años, décadas, centurias, milenios, millones de años, edades, eras y así desde una unidad que abarca menor a mayor cantidad de tiempo. Pero aquí en esta parcela de la filosofía se nos muestran las mayores dificultades para distinguir entre lo exterior a nuestra consciencia, y nuestra consciencia conceptual.

    En el exterior lo que existen son determinados cambios que empiezan y acaban, unoa acaban antes que otros. Pues bien, para poder saber de estos movimientos el hombre conceptualmente compara su inicio y fin y eventualmente una modificación de los mismos que OJO porque aquí está la trampa de Kant, ese principio y ese fin de los cambios que afectan a una entidad y esos cambios existen objetivamente, y su duración también, existen objetivamente como exteriores a nuestra consciencia de acuerdo con el concepto de objetividad que da Ayn Rand, pero para medir, ordenar, estructurar dichos cambios de forma que los comprendamos mentalmente una vez que objetivamente los percibimos, creamos las unidades temporales que son de los conceptos que se llaman matemáticos de medida.

    Lo que hace Kant es pretender una mixtura indeterminada entre lo que es exterior, esos cambios y según él la distorsión que tenemos de ellos al ser necesario para nosotros el ordenarlo de forma temporal.

    El mismo Aristóteles en su Física a veces de forma errática comete el mismo error que Kant, solo que Aristóteles lo hace de forma inocente y accidental aunque en su esencia es correcto al tratar el tema, en cambio, Kant deliberadamente mexcla consciencia y existencia exterior en un paquete único indeterminado con el fin de confundir, pero Aristóteles dice una frase en su Física que no es correcta, y es la de ” Ser es Ser en el tiempo”, diciendo que la existencia de una entidad al moverse está inserta en el orden temporal, y diciendo el tiempo es una medida del movimiento lo cual es correcto, pero también dice lo cual es falso, el movimiento es una medida del tiempo, y no es así, él quiso decir que ambos tiempo y movimiento son inseparables, se da uno y se da el otro en la realidad, eso es cierto, pero aquñi hay que tener en cuenta que lo conceptual es el tiempo para la medición de lo exteriormente real, que es el cambio o movimiento, por tanto, Ser no es Ser en el tiempo como pensaba Martin Heiddeger, sino que, Ser es Ser con cambios y movimiento y medirlo es medirlo en el tiempo, eso es lo correcto, a mi juicio, y esa es mi concepción del tiempo. Pienso que libre de toda mácula kantiana.

    Por cierto yo no aspiro a ser moderador porque ni quiero ni tengo derecho a ello, porque yo no soy el propietario de este website y yo como persona liberal y racional respeto lo ajeno y lo que es propiedad de alguien no se debe usurpar y sé cuales son mis derechos y mis obligaciones en este blog, y entre mis atribuciones no entra la de ser moderador de esta página web eso es algo que corresponde al propietario ejercitar bien directamente o por delegación voluntaria de éste en otra persona, así que yo aquí soy simplemente un gran admirador de la labor de divulgación que está haciendo esta web site, simplemente, espero que nadie se induzca a confusión por mi papel activo en los comentarios, simplmente muestro una gran afición a discutir estos temas abstractos.

  • Juan says:

    Yo pienso que miguel debería postular a moderador de la pagina , sus post son siempre muy acertados y constructivos!
    Como curiosidad se a descubierto que en los agujeros negros el tiempo se detiene debido a la cantidad infinita de gravedad que se genera.

  • Miguel says:

    Por cierto sería conveniente a mi juiicio si es posible que este post se subiera de nuevo como reciente para que pueda ser de nuevo visto, lo considero un tema muy interesante el del tiempo.

  • Miguel says:

    Si el tiempo fuera absoluto, es decir, existente en sí mismo, entonces ello querría decir que el universo como un todo estaría dentro del tiempo, cosa que no es así, porque lo que hay en el universo son entidades que existen y que cambian, pues bien, el grado de transición de un cambio desde que comienza hasta que termina es lo que mide el tiempo, es imposible pensar el tiempo desgajado del movimiento.

    Por eso Kant que lo sabía y sabía la concepción Aristótelica del tiempo, nos dice que el hombre no puede escapar del tiempo y entonces éste condiciona al hombre a percibir las cosas como las percibe, pero en realidad es lo contrario, el hecho de que exista movimiento y cambio hace necesario que el hombre pueda integrar sus experiencias con el movimiento en un orden que sería el tiempo, pero el tiempo no es algo independiente de la experiencia, el tiempo surge precisamente del hecho de que tenemos experiencia de los cambios y por ello los ordenamos, el tiempo sin movimiento no tendría sentido, no tendría ningún relevancia para el hombre decir cuantos años dura tu vida, si el hombre tuviese una vida eterna en la que siempre se mantuviera biológicamente en el mismo estado, sólo podría insertar su vida en una secuencia temporal si se refiere a sucesos externos relevantes para la suya, verbi gracia, pensemos en las obras de ficción que relatan a los Dios inmortales, sabemos que ellos estructuran su vida temporalmente por referencia no a ellos mismos, sino a los sucesos y cambios acontecidos en el mundo o a los hombres mortales.

  • Miguel says:

    Básicamente, Aristóteles definía el tiempo como una medida del movimiento según el antes y el después, tomando el ahora como un referente continuo. Pienso que el tiempo a diferencia de lo que pensaba Aristóteles no existe en la realidad exterior fuera de la consciencia, efectivamente el tiempo lo que mide son los cambios, es la forma que tiene el hombre de poder percibir ordenadamente los cambios que suceden en la realidad, el tiempo es un mero existente mental, un concepto, que al igual que el sistema métrico sirve para ordenador cuantitativamente determinadas relaciones, así, si los metros sirven para medir la distancia entre dos puntos en el espacio, y el tiempo es una forma de medida pero de los cambios, de forma que es imposible pensar el tiempo fuera de los cambios que experimentan las entidades, así, el tiempo que dura la vida de una persona, lo que hace es ordenar de forma lógica y coherente para el hombre la extensión de la vida humana que es un movimiento, pero lo que existe no es el tiempo de vida como tal, sino lo que existe es la vida, el tiempo es conceptual, así, por eejmplo, en muchas ocasiones se ha oído decir que se pierde la noción del tiempo cuando una persona está inconsciente, desorientada y en lugar cerrado, así personas que permanecen secuestradas en un lugar cerrado mucho tiempo, o atrapadas por accidente en un lugar oscuro y cerrado, dicen que han perdido la noción del tiempo, y lo que en realidad han perdido ha sido el referente objetivo para aplicar la unidad de medida que es el tiempo, ya que por ejemplo, no saben si ha amanecido o anochecido o cúantos días han pasado. Por tanto es imposible pensar y concebir el tiempo fuera de la relación que guarda con el cambio experimentado por los entes o existentes reales, el tiempo es conceptual pero es relativo en el sentido de que no existe por sí mismo ni es una entidad, sino un concepto cuantitativo referido a un aspecto de una entidad, en concreto, el cambio o movimiento que experimenta dicha entidad.

Previous Post
«
Next Post
»