Aforismos de Racionalización

Archivado en: , , , 6 Comentarios

 

AforismosCómo los aforismos — las frases hechas — permiten que aceptes conclusiones irracionales.
— por Ayn Rand

escuchar en YouTube

Todas las falacias filosóficas cuentan con que tú uses las palabras como vagas aproximaciones.

No debes aceptar ningún aforismo – ni ninguna afirmación abstracta – como si fuese algo aproximado. Tómalo de forma literal, no lo traduzcas, no lo idealices, no cometas el error de pensar, como hace mucha gente: «¡Oh, nadie podría realmente querer decir eso!» y luego procedas a asignarle algún tipo de significado aproximado. Acéptalo por lo que es, por lo que de hecho dice y significa.

La racionalización es un proceso, no de percibir la realidad, sino de intentar hacer que la realidad se adapte a las emociones de uno.

Los aforismos filosóficos son unos medios muy cómodos de racionalización. Son citados, repetidos y perpetuados con el fin de justificar emociones que los hombres no están dispuestos a admitir.

«Nadie puede estar seguro de nada» es la racionalización de una emoción de envidia y odio hacia aquellos que *sí* están seguros.

«Puede ser verdad para ti, pero no es verdad para mí» es una racionalización de la incapacidad y falta de voluntad que uno tiene para demostrar la validez de sus alegaciones.

«Nadie es perfecto en este mundo» es la racionalización del deseo de seguir consintiendo en tus imperfecciones, es decir, el deseo de escapar de la moralidad.

«Nadie puede evitar nada de lo que hace» es una racionalización para eludir cualquier responsabilidad moral.

«Puede que haya sido verdad ayer, pero no es verdad hoy» es una racionalización del deseo de poder permitirte contradicciones.

«La lógica no tiene nada que ver con la realidad» es una burda racionalización del deseo de subordinar la realidad a tus caprichos.

«No puedo demostrarlo, pero *siento* que es verdad» es más que una racionalización: es la descripción del *proceso* de racionalizar.

Los hombres no aceptan aforismos por medio de un proceso de pensamiento, se aferran a un aforismo – a cualquier aforismo – porque encaja con sus emociones. Tales hombres no juzgan la verdad de una afirmación por su correspondencia con la realidad, juzgan la realidad por su correspondencia con sus emociones.

Si, en el curso de la detección filosófica, te encuentras a veces frenado por la indignante y desconcertante pregunta: «¿Cómo puede alguien concluir semejante disparate?», empezarás a entenderlo cuando descubras que *las filosofías malvadas son sistemas de racionalización*.

Lo absurdo nunca es un accidente, si observas los asuntos con los que trata; las elaboradas estructuras como es presentado siempre tienen un motivo. Puedes encontrar la fatídica prueba del poder de la realidad en el hecho de que el irracional más mordazmente rabioso siente la naturaleza secundaria de las emociones y no proclama su primacía y su soberanía sin causa, sino que tratará de justificarlas como siendo respuestas a la realidad; y si la realidad las contradice, entonces inventará otras realidades, que las emociones reflejarán como humildes súbditos, no como gobernantes.

# # #

Fuente:

«Detección Filosófica», Filosofía: Quién la Necesita

# # #

definitivo ebooks 1

# # #

Publicado por: junio 17, 2016 10:32 am

6 Comentarios

6 Comentarios

6 respuesta a “Aforismos de Racionalización”

  • José Alberto Gerónimo says:

    excelentes comentarios muy acertados,comparto con ustedes;saludos.

  • G Truchuelo R says:

    @YoLoValgo, eso seria mas bien una expresión coloquial para dar a entender la idea de que, cuando uno sea mayor, tendrá más capacidad de decisión, etc.

  • YoLoValgo says:

    La mayoría de dichos populares parecen aforismos de racionalizacion… Por ejemplo «Cuando seas padre, comerás huevos», ¿sería una racionalización de que, a menos de que seas padre (o mayor de X años) no puedes tomar decisiones realmente importantes por ti mismo?

  • Petteko says:

    Si los aforismos son racionalizaciones de emociones ocultas, y se pueden detectar estas emociones a través de un análisis lógico sobre lo que efectivamente están comunicando, me pregunto qué es lo que se esconde detrás del siguiente aforismo:

    «Cualquier resentido que sea muy inteligente tiene mucha razón».

    Interpreto que pretende ser un chiste autoreferencial porque el que lo dice es un resentido.

    El análisis sería:

    Para todo x (persona) que pertenece a A (resentidos) y B (muy inteligentes), se cumple P(x)(tiene mucha razón)

  • Miguel says:

    Hay un aforismo trilladísimo que se usa casi sin pensarlo, que es el de los ricos más ricos y los pobres más pobres.

    Aforismo que tomado literalmente solo significa que las personas que acumulan riqueza se hacen más ricas, y las que se empobrecen se hacen más pobres, lo cual es una tautología, también podría establecer una constatación histórica de un fenóemno y es que las personas ricas cada vez se enriquecen más y los pobres conforme va pasando el tiempo se van empobreciendo.

    Tomada literalmente no nos dice nada, no es sino la mera declaración sobre un hecho, ahora bien, es una frase que hace referencia a hechos que requerirían comprobación pero se suele usar como un axioma en la economía, como una verdad fundamental de la que nadie duda o puede dudar.

    Esta frase tiene su origen en el llamado dogma de Montaigne formulado por el famoso filósofo francés y uno de los teóricos del mercantilismo que decía que el beneficio de uno es logrado por el perjuicio de otro, nadie puede enriquecerse sin empobrecer al otro, y que por tanto una nación fuerte debe prosperar a expensas de las demás.

    Dogma originado en dos premisas fatales, una la premisa tribal en cuya virtud la riqueza es algo dado y primario que está presente en la naturaleza y que puede ser captada por cualquiera pero que pertenece a todos y que en consecuencia al no ser producida por nadie debe ser repartida entre todos pues nadie puede tener derecho a apropiarse de los productos originarios puestos a disposición de todos.

    Y parte de la visión altruista del hombre según la cual la existencia de unos hombres requiere el sacrificio y depredación de otros, o sea lo que Ayn Rand llamó canibalismo moral.

    Ahora bien, si se toma esa frase como una contraposición o sea como es dada a entender en los discursos, sería los ricos son más ricos a causa de que los pobres son más pobres.

    Ello significa que la riqueza es algo que solo se puede arrebatar, mendigar o tomar de un gran producto dado e inmutable y como corolario ello supone que todo aquello que una persona disfruta de más se lo está quitando a una que lo echa de menos.

    Ese eslógan como digo está sustentado sobre dos principios que se consideran absolutos la premisa tribal y la visión canibalística de la existencia humana.

    Pero falta una tercera que es la negación de la mente humana, o sea el hecho de que el hombre literalmente no hace nada para ganar la riqueza, esta está ahí en la naturaleza a disposición del hombre.

    Pues bien, si uno se fija este aforismo llega a un corolario lógico si los ricos son cada vez más ricos porque los pobres se empobrecen más entonces debe llegar un momento en que los pobres finalmente terminen por ser aniquilados ya que toda la riqueza es extraída de ellos, pero eso finalmente terminará por contradecir el sentido de la frase, pues, entonces los ricos necesariamente llegarán un momento en que dejarán de ser ricos puesto que la riqueza al ser estática y al consumirse hará que todo devenga en pobreza primigenia.

    Esa premisa tribal estuvo en la base de la ley marxista de descenso de la tasa de ganancia, pues a medida en que los trabajadores eran expoliados para pagar las plusvalías que ocasionaban la acumulación de mayor capital fijo o constante, los capitalistas paradójicamente al hacerse más ricos necesariamente estaban cavando su propia tumba ya que contradictoriamente al acumular mayor riqueza por proceder está del capital variable que es el factor trabajo, resulta que estaban ya empobreciendo a las masas reduciéndolas a la miseria subghumana y una vez consumidos los recursos materiales y el valor productivo objetivo del trabajo los capitalistas verían reducir sus beneficios a cero y en consecuencia la clase capitalista como tal se vería destruida y ello daría paso al socialismo.

    Los ecologistas basándose en la premisa tribal hablan de una creciente insostenibilidad del desarrollo, pues si los recursos son dados y dado que solo la naturaleza los proprociona, la transformación del paisaje virgen en paisaje humanizado necesariamente terminará por hacer colapsar la civilización cuando los recursos naturales se agoten.

    Esa frase o aforismo viene a resumir esa visión fatalista del futuro humano tanto de los marxistas como de los ecologistas.

    Es frase lo que racionaliza es el sentimiento de un cavernícola que nunca ha descubierto que la riqueza necesita de un poder creativo que vaya más alla de unos garrotes y unos músculos, y es una racionalización del tipo de mentalidad perceptual o preconceptual que es incapaz de entender el funcionamiento de la razón y de la mente y representa la visión del sujeto que solo es capaz de atender al entorno inmediato en el que vive y que le impide ver que existe riqueza más alla de una merza caza con arco y flechas.

    En cuanto a las falsedades que en contradicción con la realidad incurren los que propalan esas frases, tenemos el hecho de que confunden lo metafísco con lo hecho por el hombre, así confunden las materia primas naturales con la capacidad del hombre para recombinarlas y generar un valor añaido y en consecuencia una riqueza creciente, en este caso lo metafísico es la naturaleza y los elementos primarios de la misma, lo hecho por el hombre es la riqueza que es producto de la capacidad del hombre para pensar.

    Asimismo, ignoran el hecho en el caso de los ecologistas de que aún existen muchísimas superficies del globo y potencialmente del universo inexploradas así el lecho marino en el que los científicos apenas conocen un 20 % y los submarinos pueden llegar solo a 200 km bajo el nivel del mar, no obstante sí pueden enviar cámaras a las llanuras abisales pero el hombre no puede sumergirse más allá de esos 200 km porque la presión es excesiva, con lo cual es posible la creación de nueva riqueza al usar la mente pero los ecologistas cegados por la premisa tribal ignoran la existencia de la mente.

    En cuanto al marxismo el hecho de que el trabajo físico como tal no es la única fuente de valor, sino que al contrario de lo que pensaba Marx también el capital genera valor añadido, ( maquinaria, herramientas nuevas etc), y el conocimiento de nuevos descubrimientos y nuevas aplicaciones del conocimiento ya sabido invalidan el aserto marxista de que solo el trabajo genera plusvalor.

    La cuestión es que los marxistas y los defensores de la misma ahora hablan de que la explotación se ha trasladado a los países pobres, y así suelen cometer de nuevo la falacia de primacía de la consciencia para usurpar una sanción de la realidad al igualitarismo, al decir que uno tiene mucha suerte de haber nacido en América o en Europa en vez de haber nacido en África, pero como evidencia empírica de que es falso que las circunstancias del nacimiento determinen toda tu vida basta observar a los inmigrantes que logran establecerse en Europa o a aquellas personas que como los deportistas africanos logran contratos millonarios en equipos deportivos europeos y norteamericanos, y en el hecho de que si uno repasa la histroia económica del mundo, Europa prosperó muchísimo más en términos relativos entre 1771 y 1895 que en el siglo XX época del colonialismo como cualquier persona medianamente informada de economía puede comprobar, es cierto que en términos absolutos nuestro nivel de vida es muy superior en 2012 que el que era en 1895, pero el ritmo de crecimiento no ha sido igualado, las crisis pavorosas y las destrucciones generadas por Guerras no ha sido ni mucho menos tan pontencialmente destructiva en el siglo XIX que en el XX, época de los colonialismos, resulta que el siglo XIX época de mayor esplendor del capitalismo el crecimiento fue muy superior relativamente hablando, porque no hubo grandes acontecimientos que destruyeran masivamente la economía como en el siglo XX con las II Guerras Mundiales y las Guerras que hubo en el seno de la diplomacia fría de las dos superpotencias en la época bipolar entre 1949 y 1989.

    Y además los defensores de la teoría de explotación del tercer mundo son incapaces de explicar el mal llamado milagro económico del sureste asiático, ( no es un milagro es consecuencia de aplicar políticas racionales que avanzan en la libertad del ser humano), que contradice sus tesis, y tampoco son capaces de explicar porqué dependemos de África cuando el comercio allí es mínimo y se comercia antes en Asia y en Europa y Norteamérica, no en África, pero los defensores de frases hechas no ven la realidad solo pretenden racionalizar y en este caso racionalizan su mentalidad atávica y primitiva del garrote y la maza, su odio a la libertad y al capitalismo y el profundo odio al hombre próspero y dueño de su destino.

  • Visión Objetivista says:

    Saludos. Desde República Dominicana. Los aforismos son usadas sistematicamente por los misticos, publicistas, politicos y economistas, para fundamental sus discursos. Es un recurso de manipulación que se usa con mayor frecuencia.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post
«
Next Post
»