Objetivismo.org

10 razones para leer La rebelión de Atlas

Es posible que hayas oído hablar de Ayn Rand y de su obra maestra, La rebelión de Atlas (Atlas Shrugged), y que aún no hayas decidido si leer o no ese libro. ¿Por qué leer Atlas? Estas pueden no ser todas las razones, pero aquí hay 10 de ellas para ayudarte a decidir:

1) Por su trama

Atlas es una entretenida novela de ficción, un thriller de suspense que te engancha desde el primer momento y no puedes parar de leer. La trama principal es la desaparición paulatina de empresarios y empleados, médicos y artistas, de gente productiva; pero por qué abandonan las carreras que aman, y adónde van cuando desaparecen, eso es un misterio. Hay además muchas tramas secundarias (de relaciones familiares, situaciones políticas, conflictos psicológicos, etc.) que se van desarrollando en paralelo , todas ellas perfectamente integradas dentro de la principal, y contadas con una calidad literaria inigualable. Hay quien lee Atlas sólo por la forma enigmática como se desarrolla la novela.

2) Por su tema

El tema es “la abstracción general en relación a la cual los acontecimientos son concretados” (Ayn Rand). El tema de Atlas –esencial para entender a un ser que definimos como el “animal racional”– es: el papel de la mente en la existencia del hombre, un tema profundo que nunca ha sido tratado en la literatura universal de la forma como es abordado en esta novela. Si quieres entender por qué el uso apropiado de la mente (la razón) es la raíz de todo conocimiento humano, de todos sus valores, y de cualquier felicidad que el hombre pueda conseguir, lee Atlas.

3) Por sus personajes

Sólo por conocer a sus personajes vale la pena leer Atlas, porque están perfectamente caracterizados: son modelos a imitar (los héroes) por sus ideas y sus acciones, o tipos despreciables (los malos) a los que hay que ignorar o de los que hay que huir. Los personajes son “humanos” en el sentido de ser personas perfectamente reales, con sus deseos, sus errores, sus psicologías, personas que uno podría encontrar en la vida real; los lectores dicen que muchos de esos personajes le recuerdan a gente que conoce.

4) Por sus descripciones

Ayn Rand no le dice al lector lo que tiene que pensar o lo que tiene que sentir. Ella se limita a describir lo que es, y el propio lector llega a sus conclusiones y genera sus propias emociones, y son emociones intensas en respuesta a la narrativa del libro. Las metáforas que Ayn Rand usa con frecuencia son claras, visuales y brillantes, enriqueciendo el texto. Además, Atlas está repleto de sutilezas que a veces necesitan más de una lectura para ser captadas (por ejemplo, párrafos repetidos exactamente al principio y al final del libro, una breve aparición de la autora en la novela… à la Hitchcock, sutiles referencias a Freud, o a la religión, o a otros filósofos).

5) Por sus conceptos

Atlas analiza en detalle montones de conceptos que creemos entender pero que realmente nunca hemos captado a fondo, conceptos como “altruismo”, “egoísmo”, “sacrificio”, “amor”, “vida”, “sexo”, etc., y eso lo hace con discursos breves (o no tan breves) dentro de la novela, a veces incluso narrando la introspección que tiene lugar dentro de la mente de un personaje, discursos que son como ensayos sobre dinero, marxismo, relaciones, filosofía, valores, y muchas otras cosas. Hay cientos de citas que justifican leer el libro: son frases bellas y profundas que dan ganas de enmarcar y colgar en la pared para inspirarte diariamente con ellas.

6) Por su profundidad

Por experiencia: leyendo Atlas aprende uno más economía o más psicología que estudiando esas respectivas carreras. Uno aprende cosas tan importantes y tan esenciales como la diferencia entre el poder económico y el poder político, de qué manera la mente individual es la fuente de toda riqueza, y por qué cada individuo tiene que ser libre para poder funcionar y crear. Uno entiende el papel metafísico del arte en la vida del hombre, aprendiendo a valorarlo y a aplicarlo en su propia vida. Entender Atlas es como hacer una carrera de filosofía y de muchas otras ciencias al mismo tiempo, con la gran diferencia que no hay que estudiar, sólo leerlo con atención y disfrutándolo.

7) Porque te enseña a pensar

Atlas te aclara las ideas; te enseña, entre muchas otras cosas, cómo pensar, cómo usar la razón y la lógica, cómo validar cualquier idea, cómo adquirir control de tu mente; te aclara cómo funciona tu subconsciente, qué son las emociones, y por qué no debes evadir o guiarte por tus caprichos. Te presenta ideas nuevas y totalmente originales, como “la sanción de la víctima”; te muestra qué son realmente los derechos individuales (y de dónde provienen), por qué iniciar el uso de la fuerza es malvado; te hace ver cómo “la aristocracia del pillaje” está a la orden del día en tu país, vivas donde vivas.

8) Porque te muestra el principal problema en el mundo hoy

Así llamó Ayn Rand al eterno conflicto entre individualismo y colectivismo, que ella dramatiza en la novela, explicando cómo el falso concepto del “bien común” ha sido la excusa de todos los caciques políticos para destruir y asesinar, cómo los controles del gobierno y el intervencionismo en la economía no funcionan ni pueden funcionar. Leyendo Atlas llegas a entender por qué el hombre es un fin en sí mismo, en qué consiste la libertad, y cómo debe funcionar la sociedad para que el individuo pueda funcionar, conseguir sus objetivos, ser feliz. Y además, te da las armas para luchar contra el estatismo y el socialismo que nos rodean.

9) Porque te dice cómo vivir

Atlas te presenta una nueva moralidad, la moralidad de la vida, con las reglas y los valores que debes perseguir si quieres triunfar y ser feliz. En la novela, ella contrasta esa nueva moralidad con la inercia cultural de los últimos dos mil años, la moralidad de la muerte. Leyendo Atlas te das cuenta de lo válida que es esa nueva moralidad, esa forma de guiar tu conducta; ves que está basada en la realidad, en la naturaleza del hombre, en la razón, y te preguntas cómo es posible que a nadie hasta ahora se le haya ocurrido eso. Por un lado te das cuenta de lo lógicas que son las ideas de Ayn Rand, y puedes llegar a pensar que son las ideas que tú siempre has tenido; y por otro lado reconoces lo brillante que ella fue al formular su filosofía, de forma que cualquiera pueda entenderla y aplicarla a su propia vida.

10) Porque te cambia la vida

Hasta que lo leas no puedes comprobarlo, está claro, pero Atlas puede cambiarte la vida. En ese sentido, ahora depende ti, eres tú quien tiene que tomar la iniciativa. Ayn Rand ya hizo su parte. Ella es la primera en decir que el único juez es tu mente, que tú debes pensar por ti mismo y no dejarte llevar por las opiniones de otros; pero eso no contradice que aceptes el hecho de que Atlas le ha cambiado la vida a mucha gente, y que como mínimo deberías tener la curiosidad de preguntarte por qué. Atlas es un clásico de la literatura universal que le ha llegado a apasionar a gente de todo tipo, a gente de cualquier país y de cualquier clase social, a gente tanto religiosa como atea. Es un libro que puede cambiarte la vida… para mejor…, si te animas a leerlo.

# # #

— por Domingo García, presidente de Objetivismo Internacional, quien en los últimos 45 años ha leído Atlas Shrugged más de 30 veces de principio a fin por puro placer, y quien ha tenido el honor de ser el traductor al español de la edición recientemente publicada por Deusto.

# # #


 

1 1 vote
Article Rating
Suscríbete
Informarme de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Ayn Rand

Me gustaría ser vengado por el hecho de no tener nada por lo que ser vengado.

Glosario

Objetivismo por temas

La maldad del altruismo — por Ayn Rand

Objetivismo explicado en 2 minutos

Más visitadas