Objetivismo es Objetivismo

Archivado en: , , , Deja tus comentarios

 

A es A. Y Objetivismo es Objetivismo. Ni más, ni menos.

Desde la muerte de Ayn Rand en 1982, varios individuos y organizaciones han afirmado que Objetivismo es algo más de lo que su creador pretendía que fuese. Esas personas pueden haber entendido o no la filosofía de Ayn Rand, pero se presentan ante el mundo como portavoces de Objetivismo. No lo son.

Objetivismo NO ES lo que cualquier persona quiere que sea. El término “Objetivismo” hace referencia, única y exclusivamente, a una filosofía concreta e inmutable: la filosofía de Ayn Rand, como expresada por ella misma a través de sus novelas, sus ensayos y sus presentaciones orales.

Considerar que Objetivismo es un sistema “abierto” que puede incluir ideas, integraciones o aplicaciones adicionales a las de Ayn Rand es un enfoque totalmente errado, que confunde al lector honesto y eventualmente conduce a un deterioro total de esa filosofía.

En apoyo a la idea que Objetivismo es única y exclusivamente la filosofía de Ayn Rand, estas son citas de Objetivistas que incluyen a Ayn Rand, Leonard Peikoff y otros. [Énfasis añadido.]

1) Quién tiene derecho a decidir cómo llamar a su idea, creación o descubrimiento

“El nombre que he elegido para mi filosofía es: Objetivismo”.

Ayn Rand

Prefacio, Para el Nuevo Intelectual

“Puesto que Objetivismo no es un cuerpo de ideas suelto, sino un sistema filosófico originado por mí y públicamente asociado con mi nombre, es mi derecho y mi responsabilidad proteger su integridad intelectual. Quiero, por lo tanto, declarar formalmente que las únicas fuentes válidas de información sobre Objetivismo son: mis propias obras (libros, artículos, conferencias), los artículos que aparecen en estas revistas (The Objectivist y The Objectivist Newsletter), los libros de otros autores que son refrendados en esta revista como siendo específicamente literatura Objetivista, y tales conferencias individuales o cursos de conferencias que puedan ser aprobados de esa manera”.

. . .

“Si los estudiantes, simpatizantes o amigos de Objetivismo desean formar grupos locales propios – para fines tales como el estudio, la discusión y la difusión de las ideas Objetivistas – son bienvenidos a hacerlo. Pueden ser de gran valor y ayudar a la propagación de Objetivismo, y se ganarán mi interés y mi aprecio sincero, siempre que no intenten actuar como portavoces de Objetivismo y no se asocien ni colaboren con los enemigos declarados de Objetivismo.

“Quienes abordan Objetivismo con motivos diferentes y no ideológicos, son libres de hacer lo que quieran, por su cuenta. Pero no son libres de aprovecharse de mi nombre ni de asociar el término “Objetivista”, cuyo valor público ha sido creado por mí, a sus ideas, productos o actividades. Es una señal poco deseable de la creciente influencia de Objetivismo el que muchas personas hayan hecho intentos inapropiados de subirse a su carro”.

Ayn Rand

A Statement Of Policy, The Objectivist—June 1968

2) Sobre si Objetivismo es una filosofía incompleta que necesita “mejorar” o “expandirse”

“Cuando digo que estos extractos son meramente un esbozo, no quiero decir ni sugerir que mi sistema completo todavía esté por definir o por descubrir; tuve que definirlo antes de poder empezar a escribir La Rebelión de Atlas. El discurso de Galt es su resumen más breve”.

Ayn Rand

Prefacio, Para el Nuevo Intelectual

“Objetivismo no es un cuerpo suelto de ideas, sino un sistema filosófico originado por mí y públicamente asociado con mi nombre“.

Ayn Rand

A Statement Of Policy, The Objectivist—June 1968

3) Sobre si Objetivismo es “rígido”, “estrecho”, “intolerante” y “cerrado de mente”

Toda filosofía, por la propia naturaleza del tema, es inmutable: siempre es posible descubrir nuevas implicaciones, aplicaciones e integraciones; pero la esencia del sistema – sus principios fundamentales y sus consecuencias en cada rama – son establecidos de una vez por todas por el autor de esa filosofía.

“Objetivismo” es el nombre del logro de Ayn Rand. La interpretación o el desarrollo que cualquier otra persona pueda hacer de sus ideas, mi propio trabajo enfáticamente incluído, es exactamente eso: una interpretación o un desarrollo, que puede ser o no ser lógicamente consistente con lo que ella escribió. En cuanto a la consistencia de esos trabajos derivados, cada individuo debe llegar a su propia conclusión, ponderando todas las pruebas pertinentes. “La doctrina oficial, autorizada”, sin embargo, permanece inalterada e inmutable en los libros de Ayn Rand; no se ve afectada por interpretaciones externas.

“La Constitución y la Declaración de Independencia establecen la doctrina “oficial” del gobierno de los Estados Unidos, y nadie, ni siquiera la Corte Suprema, puede alterar el significado de esa doctrina. Lo que la Constitución y la Declaración de Independencia son para los Estados Unidos, La Rebelión de Atlas y las otras obras de Ayn Rand son para Objetivismo. Objetivismo, por lo tanto, es “rígido”, “estrecho”, “intolerante” y “cerrado de mente”. Si alguien quiere rechazar las ideas de Ayn Rand e inventar un nuevo punto de vista, es libre de hacerlo; pero no puede, por cuestión de honestidad, llamar a sus nuevas ideas “Objetivismo”, ni a sí mismo “Objetivista”.

Leonard Peikoff

Fact and Value, May 1989

4) Cómo intelectuales honestos deben presentar nuevas ideas relacionadas con Objetivismo

“Grupos universitarios o individuos independientes que deseen publicar boletines u otras publicaciones que expresen sus propios puntos de vista, pero sobre una base consistentemente Objetivista, deben reconocer su posición exacta publicando el siguiente aviso permanente en cada edición: “Los editores de esta publicación aceptamos Objetivismo como nuestra base filosófica; sin embargo, no somos portavoces para Objetivismo, y sólo nosotros somos responsables por las opiniones expresadas aquí”.

. . .

“En cualquier contexto en el que alguien presente sus ideas filosóficas, debe dejar claro que está hablando de Objetivismo tal y como lo entiende, y que no habla por nadie más que por sí mismo“.

Henry Mark Holzer, abogado de Ayn Rand

A Statement Of Policy, The Objectivist—July 1968

“Quiero hacerle una petición a cualquier no reconocido anti-Objetivista que esté leyendo este escrito, una petición que hago como heredero intelectual y legal de Ayn Rand. Si rechazas el concepto de “objetividad” y la necesidad de emitir juicios morales, si separas hechos de valores, mente de cuerpo, conceptos de perceptos . . . por favor salte de nuestro movimiento: abandona a Ayn Rand, deja tranquilo a Objetivismo. No te queremos aquí, y Ayn Rand no te habría querido tampoco, de la misma forma que tú no nos quieres a nosotros ni a ella. Por una cuestión de dignidad y de honor, di a ti mismo y al mundo la verdad exacta: que estás de acuerdo con ciertas ideas de Ayn Rand, pero que rechazas Objetivismo.

“Quizá sea demasiado pronto para que haya un movimiento masivo de Objetivistas. Pero quienes somos Objetivistas al menos asegurémosnos de que lo que estamos difundiendo son las verdaderas ideas de Ayn Rand, no una mezcolanza distorsionada de ellas. Asegurémosnos que al buscar seguidores en varios países no estamos tergiversando la integridad de la filosofía a la que estamos dedicados. Si nosotros que entendemos los temas nos hacemos oír, nuestro número, sea grande o pequeño, es irrelevante; al final, prevaleceremos.

“Si ahora nos centramos en control de calidad, negándonos a aceptar a quienes re-escriben Objetivismo, sea cual sea el costo y los cismas a corto plazo, el resultado a largo plazo será un nuevo contrato de vida para la humanidad. Si no lo hacemos, somos fraudes a corto plazo y monstruos a largo plazo”.

“No cohabitemos con, ni nos convirtamos en, alquimistas a la inversa, o sea, quienes convierten el oro de Ayn Rand en plomo”.

Leonard Peikoff

Fact and Value, May 1989

5) Cómo verdaderos Objetivistas presentan sus propias obras

“Por mis treinta años de estudio bajo ella, y por su propia declaración, yo soy la persona aparte de Ayn Rand más cualificada para escribir este libro. Puesto que no vivió para verlo, sin embargo, ella no es responsable por cualquier declaración errónea de sus puntos de vista que el libro pueda contener, ni el libro puede ser descrito válidamente como “doctrina Objetivista oficial”. “Objetivismo” es el nombre de la filosofía de Ayn Rand, como presentada en el material que ella misma escribió o aprobó.

Leonard Peikoff

Objetivismo: La Filosofía de Ayn Rand

“El presente trabajo hace un amplio uso de la epistemología Objetivista de Rand, tal como yo la entiendo después de cincuenta años de estudio y enseñanza profesionales. En un grado modesto, explico y construyo sobre el sistema de Rand, pero mis extensiones, aunque sean válidas, no forman parte de la filosofía Objetivista, que está limitada a lo que Rand escribió, y a los artículos de terceros que fueron publicados bajo su dirección.

Harry Binswanger

How We Know: Epistemology on an Objectivist Foundation

“Objetivismo es el nombre de la filosofía de Ayn Rand, como especificada y validada por ella misma. Llegó a su fin cuando su autora murió, lo cual significa que Objetivismo: la Filosofía de Ayn Rand no es parte de Objetivismo, como su autor, Leonard Peikoff, deja claro en el propio libro. OPAR es una fuente secundaria de Objetivismo, si bien una fuente esencialmente importante y única. La filosofía, sin embargo, no llegó a su fin con la muerte de Ayn Rand, y cualquiera puede afirmar que considera que sus propios nuevos escritos filosóficos, sus puntos de vista sus teorías están en consonancia con Objetivismo. Pero no existe tal cosa como “Objetivismo abierto”.

Onkar Ghate

Senior Fellow, The Ayn Rand Institute

“Donde me aventuro más allá de lo que Rand o Peikoff han dicho acerca de cualquier pregunta específica, debe entenderse que estoy ofreciendo mi mejor interpretación de la posición que implica la filosofía expresa de Rand. Obviamente, esas inferencias son falibles; yo no escribo como portavoz oficial de Objetivismo“.

Tara Smith

Ayn Rand’s Normative Ethics

6) El resultado de llamar a Objetivismo un “sistema abierto”

“Quienes genuinamente admiran a Ayn Rand y desean apoyar su filosofía están siendo victimizados por los emprendimientos descritos anteriormente. Al apoyar tales emprendimientos, logran exactamente lo opuesto a sus intenciones: contribuyen sin querer a la distorsión y al descrédito de Objetivismo. Sin su sanción o su apoyo, quienes intentan usar Objetivismo para sus propios fines de forma inválida acaban sin seguidores en absoluto, o con el tipo de seguidores que realmente se merecen”.

Henry Mark Holzer

A Statement Of Policy, The Objectivist—July 1968

7) El fraude de tergiversar Objetivismo como “sistema abierto”

“Objetivismo es un sistema filosófico plenamente integrado y consistente. La gente puede adoptar cualquier “posición” filosófica que quiera, pero si su posición difiere de la expresada en fuentes Objetivistas autorizadas, no deben intentar vender sus puntos de vista bajo el rótulo de Objetivismo, o ninguna variante de eso. Tales intentos obviamente tienen por objeto aprovecharse de una asociación implícita que no se han ganado, y están muy cerca de ser un fraude para los lectores de Ayn Rand.

“Los verdaderos y sinceros estudiantes de Objetivismo no tienen nada que ganar de los pretensiosos proveedores de ideas piratas, ni tampoco tienen nada que aprender de los expertos cuya comprensión de los principios Objetivistas consiste en ser capaces de recitar el axioma de que “A es A”; y tampoco pueden obtener ningún valor de esos “prácticos” hombres de acción que proponen organizar una “Atlántida” o una “Quebrada de Galt” en las selvas de Sudamérica”.

Henry Mark Holzer

A Statement Of Policy, The Objectivist—July 1968

8) Los motivos de quienes predican “Objetivismo abierto”

“Independientemente del motivo o detalle específico, todos esos esquemas oportunistas (y hay muchos de ellos) tienen dos elementos en común: usan el nombre de Ayn Rand y el nombre de su filosofía, Objetivismo, como cebo para capturar una audiencia compuesta predominantemente por estudiantes de Objetivismo; y no tienen nada original que ofrecer. A diferencia de una universidad acreditada que imparte un curso en Objetivismo, pero que imparte muchos otros cursos a un público creado por su propia reputación y normas educativas – a diferencia del intelectual que usa Objetivismo como base, para luego creativamente integrar y aplicar sus principios a su propia profesión, abriendo nuevos caminos y haciendo contribuciones originales en el proceso – los aprovechados de turno usan, como su único “capital”, no sólo las ideas de Ayn Rand sino también la audiencia creada por ella. Lo que le ofrecen a esa audiencia – en sus discursos, conferencias, ponencias, columnas y boletines – no son más que regurgitaciones cansadas, interpretaciones tensas, nociones contradictorias, y dudosas aplicaciones “prácticas” de Objetivismo”.

Henry Mark Holzer

A Statement Of Policy, The Objectivist—July 1968

9) Las implicaciones legales de tergiversar o distorsionar Objetivismo

Las formulaciones específicas de los descubrimientos de Ayn Rand, así como sus creaciones de ficción, constituyen su propiedad y caen bajo la protección de las leyes de derechos de autor. Estas leyes prohiben el plagio, que consiste en presentar como propias las ideas de otra persona. Estas leyes también prohiben la paráfrasis de las ideas de otra persona, o el uso de citas extensas de la obra de otra persona – incluso dándole crédito – si constituyen la mayor parte de la nueva obra. Lo que las leyes de derechos de autor permiten es citar partes breves del trabajo de otra persona, pero sólo si se le da el crédito apropiado, y sólo si se hace una distinción cuidadosa entre las propias opiniones y las opiniones de la persona a quien se está citando”.

“Así, si en tu propio trabajo haces una breve referencia a la obra de Ayn Rand, debes llevar un cuidado escrupuloso en separar tus opiniones de las suyas y atribuirle a ella sólo aquellas declaraciones que ella ha hecho en realidad. En otras palabras, no parafrasees o resumas lo que tú crees que equivale a la posición de Miss Rand sobre cualquier tema concreto; presenta cuál es esa posición exactamente de la forma que ella la presentó”.

. . .

Sus personajes de ficción son propiedad de Miss Rand; no están en el dominio público. En temas de este tipo, Miss Rand tiene la protección de los derechos de autor estatales y del derecho común de los Estados Unidos”.

Henry Mark Holzer

A Statement Of Policy, The Objectivist—July 1968

# # #

Fuente:
Citas seleccionadas y traducidas por Objetivismo Internacional a partir de documentos en la literatura Objetivista.

# # #

definitivo ebooks 1

# # #

Publicado por: agosto 25, 2017 10:20 am

Deja tus comentarios

Sin comentarios

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post
«
Next Post
»