Objetivismo.org

Prestigio

El deseo por lo inmerecido tiene dos aspectos: desear lo inmerecido en materia, y lo inmerecido en espíritu. (Por «espíritu» quiero decir: la consciencia del hombre.) Estos dos aspectos están necesariamente relacionados entre sí, pero el deseo de un hombre puede estar centrado principalmente en uno o en el otro. El deseo de tener lo inmerecido en espíritu es el más destructivo de los dos y el más corrupto. Es desear una grandeza inmerecida, que se expresa (aunque no se define) con la oscura bruma del término «prestigio«. . . .

La grandeza inmerecida es un concepto tan irreal y tan neurótico que el miserable que la busca no puede ni siquiera identificársela a sí mismo: identificarla sería convertirla en imposible. Necesita los irracionales e indefinibles eslóganes del altruismo y del colectivismo para darle a esa ansia sin nombre una fachada medio verosímil y de alguna manera anclarla en la realidad: más para justificar el auto-engaño que para engañar a sus víctimas.C

# # #

Fuente: “The Monument Builders”, La Virtud del EgoísmoAyn Rand

# # #

avatar
3 Hilo de comentarios
1 Hilo de respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Hilo con más emociones
2 Autores de comentarios
omingodMiguel Autores de comentarios recientes
  Suscríbete  
Informarme de
Miguel
Miguel

Excursus: Sería conveniente sí no fuese imposible o muy complicado de realizar, el cambiar el formato de la web para poder corregir uno mismo los comentarios que uno ha hecho y que por errores de orden tipográfico no queden desde… Leer más »

Miguel
Miguel

Cierto, siempre hay que pensar que el motor primario ha de ser el reconocimiento por uno mismo de que sus logros son objetivos y reales, y luego cabe esperar y moralmente exigir que los demás los reconozcan, pero en caso… Leer más »

Miguel
Miguel

Por eso continuamente los Peter Keatings del mundo buscan continuamente la adulación de los demás en magníficas campañas de propaganda, en el fondo toda persona que quiere un culto a su personalidad es porque se valora tan poco que necesita… Leer más »

Ayn Rand

No hay tal cosa como «el derecho a un trabajo» – sólo existe el derecho al libre comercio, es decir: el derecho de un hombre a aceptar un empleo si otro hombre decide contratarlo.

Objetivismo por temas

Glosario

Objetivismo en Facebook

Qué significa que la vida tenga sentido

Objetivismo explicado en 2 minutos

Más visitadas