Objetivismo.org

Premisa Tribal

La Premisa Tribal y la Política Económica actual

La premisa básica del burdo y primitivo colectivismo tribal es la noción de que la riqueza le pertenece a la tribu o a la sociedad como un todo, y que cualquier individuo tiene «derecho» a «participar» en esa riqueza.

La premisa tribal es la base de la economía política contemporánea. Esa premisa es compartida tanto por los enemigos del capitalismo como por sus partidarios; le proporciona a los primeros una cierta coherencia interna, y desarma a los segundos mediante un sutil (pero devastador) halo de hipocresía moral: como prueba, observad sus tentativas de justificar el capitalismo basándolo en el «bien común», el «servicio al consumidor», o en «una mejor asignación de recursos» (los recursos… ¿de quién?).

Para que el capitalismo sea entendido, es esta premisa tribal la que hay que examinar – y cuestionar. La humanidad no es una entidad, ni un organismo, ni un arrecife de coral. La entidad implicada en la producción y el comercio es el hombre. Es con el estudio del hombre – no con el estudio de ese conjunto disgregado que llaman la «comunidad» – con el que cualquier ciencia de las humanidades debe comenzar.

# # #

Los economistas políticos—incluyendo los defensores del capitalismo—definieron su ciencia como el estudio de la gestión o la administración, organización o manipulación de los «recursos» de una «comunidad» o de una nación. La naturaleza de esos «recursos» no fue definida, y la propiedad comunal se dio por hecha, y se decidió que el objetivo de la economía política sería estudiar cómo utilizar esos «recursos» para conseguir el «bien común».

Al hecho de que el principal «recurso» involucrado era el propio hombre, y que él es una entidad de una naturaleza específica con unas cualidades y necesidades específicas, no se le dio prácticamente ninguna importancia. El hombre fue considerado simplemente como uno más de los factores de producción, como la tierra, los bosques o las minas, como uno de los factores menos importantes, puesto que más se le dedicó al estudio de la influencia y la calidad de todos los otros factores que al papel o calidad del hombre.

La economía política fue, en efecto, una ciencia que empezó a mitad de camino: observó que los hombres producían y comerciaban, asumió que siempre lo habían hecho así y que siempre lo seguirían haciendo – aceptó ese hecho como punto de partida, como algo que no necesitaba mayor atención – y se dedicó a resolver el problema de cómo diseñar la mejor forma para que la «comunidad» pudiera disponer del esfuerzo humano.

# # #

Mucho se puede aprender sobre la sociedad estudiando al hombre; pero este proceso no se puede invertir: nada se puede aprender sobre el hombre estudiando la sociedad – mediante el estudio de interrelaciones de entidades que uno nunca ha identificado ni definido. Sin embargo, esa es la metodología adoptada por la mayoría de los economistas políticos. Su actitud, en efecto, equivale al postulado implícito y velado: «El hombre es lo que encaja en ecuaciones económicas». Como obviamente eso no es así, les lleva al hecho chocante de que, a pesar de la naturaleza práctica de su ciencia, los economistas políticos son curiosamente incapaces de mostrar una relación entre sus abstracciones y las situaciones concretas de la vida real.

# # #

Fuentes:

Review of Shirley Scheibla’s, «Poverty Is Where the Money Is»  The Objectivist, Aug. 1969

«¿Qué es Capitalismo?» Capitalismo: El Ideal Desconocido

# # #

avatar
7 Hilo de comentarios
1 Hilo de respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Hilo con más emociones
5 Autores de comentarios
Patricio LaraOmingodRapazrafaelMiguel Autores de comentarios recientes
  Suscríbete  
Informarme de
Patricio Lara

La premisa tribal está más vigente que nunca en la discusión pública en Chile. Desde el momento en que asumió Bachelet, los socialistas no han disimulado más (como lo hacían antes) sus pretensiones de obtener el control total de cada… Leer más »

Rapaz
Rapaz

¿Puede saberse qué tiene Paul Krugman de pseudo-economista? Fue uno de los pocos «listillos» que se dio cuenta del marrón de las inversiones emergentes sobre el dólar en 2005.

Ayn Rand

*Inalienable* significa lo que no podemos quitar, suspender, infringir, restringir o violar – nunca, en ningún momento, y bajo ningún pretexto.

Objetivismo por temas

Glosario

Objetivismo en Facebook

Ayn Rand sobre ecologismo

Objetivismo explicado en 2 minutos

Más visitadas