Going Galt

Archivado en: , , , 2 Comentarios

 

La influencia de Ayn Rand sigue creciendo en los medios de comunicación. A algunas personas les ha dado por usar la expresión «Going Galt» [«hacer como Galt» o «irse como Galt»] para referirse a la idea – tomada del héroe de la novela de Ayn Rand «La Rebelión de Atlas» – de personas productivas que prefieren declararse en huelga en vez de tener que apoyar a un estado hinchado y opresivo.

He aquí un ejemplo más, aunque indirectamente, de cómo los comentaristas de derechas están aludiendo a las obras y a las ideas de Ayn Rand. El artículo no menciona a Ayn Rand de nombre pero está claramente influenciado por la pregunta que ella generó: ¿qué pasaría si la gente productiva, cuya riqueza saqueada, que es lo que mantiene al estado del bienestar [mejor llamado del «subsidio»], desapareciera repentinamente?

«¿Qué hacemos si los ricos empiezan a irse?» por Bill Frezza, RealClearMarkets, 12 de Abril.

En el último trimestre de 2009, 500 ciudadanos americanos y extranjeros residentes en USA le dijeron adiós a América para siempre. No parecen muchos, pero es el doble de las expatriaciones que hubo en todo el 2008. Que se vayan, otros millonarios tomarán su lugar.

¿Pero… y si más de ellos empiezan a irse?

Un 1% de los contribuyentes en los Estados Unidos pagan el 40% de los impuestos de renta del país. Eso parece justo, considerando todo el dinero que ganan. Y ¿qué importa si otro 40% de los contribuyentes de hecho recibe subsidios del IRS (Hacienda Pública americana)? ¿No se dedicó el Presidente durante la campaña a prometer que repartiría la riqueza? ¿Ganó la elección, no? Todo el mundo sabía de qué iba la cosa.

¿Pero… y si más de ellos empiezan a irse?

Cuando los recortes de impuestos que inició Bush expiren, las tasas marginales de impuestos para los segmentos de ingresos más altos se van a disparar. Si agregamos los impuestos municipales, estatales y locales, los ricos van a tener que apoquinar 50 centavos por cada dólar que ganan. Los impuestos a la herencia están programados para dispararse cuando la reforma al impuesto por fallecimiento expire – sobre dinero que ya ha sido gravado. Un impuesto adicional del 3,8% en concepto de Medicare ha caído sobre dividendos y utilidades de capital, cortesía de la reforma sanitaria. Blah, blah, blah, que los ricos chillen todo lo que quieran. Nosotros somos más que ellos, y alguien tiene que pagar la cuenta.

¿Pero… y si más de ellos empiezan a irse?

¡Cómo se atreven a irse después de todo lo que hicimos por ellos! Si los expatriados siguen creciendo, el Congreso debería triplicar el impuesto por salir del país. De hecho, ¿por qué tenemos que dejar que los desertores se lleven ni un solo centavo? Ellos deberían estar agradecidos de que les permitamos salir con la ropa que llevan puesta. ¿No disfrutaron ellos de los beneficios de este gran país mientras las cosas iban bien?

¿Pero… y si más de ellos empiezan a irse?

19 de abril de 2010

Por: Robert W. Tracinski

Traducido, editado y publicado con permiso del autor. Derechos reservados.
Robert Tracinski escribe un comentario diario en TIADaily.com. Es el editor de The Intellectual Activist y de TIADaily.com.

# # #

definitivo ebooks 1

 

Publicado por: diciembre 13, 2014 12:53 am

2 Comentarios

2 Comentarios

2 respuesta a “Going Galt”

  • JUAN ANTONIO says:

    Han pasado los siglos, y la humanidad (con pocas excepciones) sigue cayendo en los mismos defectos y las mismas falsas premisas que nos han llevado al desastre actual. La gran mayoría de la gente, lo vemos cada día (a mí también me cuesta bastante), simplemente no piensa, no razona, no contrasta. Simplemente se cree lo que le dicen en la televisión, en las radios, en la prensa escrita, etc. Yo creo que el origen de todo ésto, bien podría ser la educación errónea que todos hemos recibido, desde nuestros padres, al colegio, y después en la Universidad. Allí se nos ha enseñado que solamente se puede vivir pasando por el aro del colectivismo, y que todo lo que suene a individualismo, es simplemente malo y condenable. Si cambiásemos de raíz todo el sistema educativo en un país concreto, y se potenciaran los valores de la responsabilidad individual, de la creatividad personal, del respeto a la propiedad, y del respeto por el trabajo bien hecho, seguro que en pocas generaciones la situación daría un vuelco tremendo y conoceríamos todos un nuevo mundo, donde la libertad fuese el faro que nos alumbre, en vez del Estado omnipotente que todo lo controla y dirige.

  • Pobrecito Hablador says:

    El problema es ¿donde irse?, y ya se esta empezando a mover el sentimiento de las personas realmente productivas, y no tardara en llegar el tiempo en el que se cumpla “La Rebelión de Atlas”, y a un grupo de emprendedores les de por fabricar un país a medida de la gente útil donde poder desertar y ser libres, justos y felices, creo que muy pronto asistiremos al nacimiento de RandLand.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post
«
Next Post
»