Patrón Oro

Archivado en: , , , 15 Comentarios

 

Oro y libertad económica son inseparables … el patrón oro es un instrumento del laissez faire … y cada uno de ellos implica y requiere al otro.

Qué instrumento de cambio será aceptable para todos los participantes de una economía no es algo que se determine arbitrariamente. … Cuando las consideraciones de depósito de valor son importantes, como en las sociedades más ricas y civilizadas, el instrumento de cambio ha de ser un bien duradero, normalmente un metal.

Normalmente se escoge un metal porque es homogéneo y divisible: cada unidad es idéntica a cualquier otra, y puede ser mezclado o moldeado en cualquier cantidad. Las joyas preciosas, por ejemplo, no son ni homogéneas ni divisibles.

Más importante aún, el bien escogido como instrumento debe ser un bien de lujo. Los deseos humanos para lujos son ilimitados y, por los tanto, siempre hay demanda para bienes de lujo y siempre serán aceptables.

El término “bien de lujo” implica escasez y un alto valor unitario. Al tener un alto valor unitario, ese bien es fácilmente transportable; por ejemplo, una onza de oro (alrededor de 28,35 gramos) vale lo mismo que media tonelada de lingotes de hierro.

Bajo el patrón oro, un sistema bancario libre se erige como el protector de la estabilidad de la economía y del crecimiento equilibrado.

Cuando el oro es aceptado como medio de intercambio por la mayoría o todas las naciones, un patrón oro internacional libre y sin restricciones sirve para impulsar una división del trabajo a escala mundial y promueve el máximo crecimiento del comercio internacional.

Bajo el patrón oro, la cantidad de crédito que una economía puede financiar está determinada por los activos tangibles de la misma, ya que cada instrumento de crédito es en última instancia un derecho de cobro sobre un activo real.

El abandono del patrón oro hizo posible que los estatistas utilizaran el sistema bancario como instrumento para una expansión ilimitada del crédito.

En ausencia del patrón oro, no hay forma de proteger los ahorros de la confiscación a través de la inflación. No hay ningún depósito de valor seguro. Si lo hubiera, el gobierno tendría que hacer ilegal su posesión, como se hizo en el caso del oro.

La política financiera del estado del bienestar requiere que no haya ninguna forma por la que los propietarios de riqueza puedan protegerse.

Este es el vergonzoso secreto de los ataques de los estatistas contra el oro. El déficit público es sencillamente un ardid para ocultar la confiscación de la riqueza. El oro es un obstáculo para este insidioso proceso, colocándose como protector de los derechos de propiedad. Si uno entiende esto, no tendrá dificultad en comprender la razón del antagonismo que los estatistas le tienen al oro.

# # #

Fuente:

“Oro y Libertad Económica”, por Alan Greenspan – Capitalismo: El Ideal Desconocido

# # #

definitivo ebooks 1

 

Publicado por: May 20, 2011 8:02 pm 15 Comentarios

Comentar con:

15 Comentarios

15 Comentarios

  • FaKeD13 says:

    El osito Teddy

    No se trata solo de que tenga disponibilidad en todo el globo, hay zonas que pueden utilizar otro ‘dinero’. En un tiempo en algunas zonas fue la sal, el café…
    Lo que se trata es de que no sea tan fácil de reproducir como el dinero ‘fiat’ o fiduciario, esos dichosos papelitos que tanto están distorsionando y subiendo los precios de las cosas porque no va acorde su producción con la de otros bienes tangibles para intercambiar.
    Los Austriacos son los que más defienden lo del patrón oro y cualquier dinero mercancía que un conjunto de sujetos se ponga de acuerdo en valorar.

    El agua tiene esas facilidades y no se utiliza como medio de cambio. ¿Porqué? adivínalo con lo de la ‘paradoja del diamante y el agua’. Algo que son los Austriacos lo que lo resolvieron.

  • G Truchuelo R says:

    …[fn]Thomas Robertson, Human Ecology: The Science of Social Adjustment (Glasgow: William Maclellan, 1948), 163.[/fn]

    Lastly, we have not found a record of any publication called The Debate Over the Recharter of the Bank Bill. There was certainly debate over the recharter of the National Bank leading up to its expiration in 1811, but a search of Congressional documents of that period yields none of the verbiage discussed above.

  • G Truchuelo R says:

    En efecto, estaba fuera de contexto:

    Quotation: “If the American people ever allow private banks to control the issue of their currency, first by inflation, then by deflation, the banks and corporations that will grow up around them will deprive the people of all property until their children wake up homeless on the continent their Fathers conquered…I believe that banking institutions are more dangerous to our liberties than standing armies… The issuing power should be taken from the banks and restored to the people, to whom it properly belongs.”

    Variations:

    “If the American people ever allow private banks to control the issue of their currency, first by inflation, then by deflation, the banks and corporations that will grow up around them will deprive the people of all property until their children wake up homeless on the continent their Fathers conquered.”
    Sources consulted: Searching on the phrase “private banks”

    Papers of Thomas Jefferson Digital Edition
    Thomas Jefferson Retirement Papers
    Quotable Jefferson (searching in the index under “banks”)
    Thomas Jefferson Papers collection in Hathi Trust Digital Library
    Earliest known appearance in print: 1933[fn]“Patman Argues for Payment in Money,” Dallas (TX) Morning News, January16, 1933, sec. 1, pg. 4, col. 6.  This appearance includes only the first part of the quotation (“If the American people ever allow the private banks to control the issue of their currency, first by inflation and then by deflation, the banks and the corporations that will grow up around them will deprive the people of all property until their children will wake up homeless on the continent their fathers conquered.”)[/fn]

    Other attributions: None known.

    Status: This quotation is at least partly spurious; see comments below.

    Comments: This quotation is often cited as being in an 1802 letter to Secretary of the Treasury Albert Gallatin, and/or “later published in The Debate Over the Recharter of the Bank Bill (1809).”

    The first part of the quotation (“If the American people ever allow private banks to control the issue of their currency, first by inflation, then by deflation, the banks and corporations that will grow up around them will deprive the people of all property until their children wake up homeless on the continent their Fathers conquered”) has not been found anywhere in Thomas Jefferson’s writings, to Albert Gallatin or otherwise. It is identified in Respectfully Quoted as spurious, and the editor further points out that the words “inflation” and “deflation” are not documented until after Jefferson’s lifetime.[fn]Suzy Platt, ed., Respectfully Quoted: A Dictionary of Quotations Requested from the Congressional Research Service (Washington D.C.: Library of Congress, 1989; Bartleby.com, 2003).[/fn]

    The second part of the quotation (“I believe that banking institutions are more dangerous to our liberties than standing armies…”) may well be a paraphrase of a statement Jefferson made in a letter to John Taylor in 1816. He wrote, “And I sincerely believe, with you, that banking establishments are more dangerous than standing armies; and that the principle of spending money to be paid by posterity, under the name of funding, is but swindling futurity on a large scale.”[fn]Thomas Jefferson to John Taylor, May 28, 1816, in Ford, 10:31.[/fn]

    The third part of this quotation (“The issuing power should be taken from the banks and restored to the people, to whom it properly belongs”) may be a misquotation of Jefferson’s comment to John Wayles Eppes, “Bank-paper must be suppressed, and the circulating medium must be restored to the nation to whom it belongs.”[fn]Thomas Jefferson to John Wayles Eppes, September 11, 1813, in PTJ:RS, 6:494.[/fn]

    This first known occurence in print of the spurious first part with the two other quotations is in 1948, although the spurious portion actually appears after the two other quotations.[fn]Thomas…

  • Kevin says:

    Thomas Jefferson estaba en contra de que el dinero lo emitiese una entidad publica. En eso discrepaba con Alexander Hamilton. Thomas Jefferson viendo que el dolar era el medio de cambio mas usado espontáneamente por los ciudadanos en EEUU (eran monedas de plata), decidió determinarlo como el medio de cambio oficial pero tampoco quería controlarlo.

    Kevin

  • Jeison says:

    Hay un debate muy común entre los libertarios que se ha intensificado a raíz de la crisis económica del 2008, y es si es necesario o no un coeficiente de caja del 100% para los depósitos a la vista? Quisiera saber si los objetivistas creen necesaria esta medida o no? Sobre todo por el tema que subyace de fondo. ¿Está violando el derecho de propiedad un banquero que utilice parte de mis depósitos para hacer sus propios negocios? Cuál es vuestra opinión?

    Por cierto, parece increíble que esto lo haya escrito Alan Greenspan, no sé qué le pasó después.

    • Omingod says:

      Hola Jeison. Mi opinión personal es que el Estado no debe intervenir en la economía en absoluto. Por lo tanto, si un banco quiere ofrecer un coeficiente de caja del 50% y yo quiero asumir el riesgo a cambio de una posible mayor rentabilidad, ambos debemos ser libres de hacerlo. La única forma de impedir que este negocio se hiciera sería prohibirlo por la fuerza, lo cual es inmoral y ese no es el papel del gobierno. Si al banco le va bien entonces a mí también y ambos ganamos; si no, ambos – y sólo nosotros – perdemos, nuestra transacción comercial no viola los derechos de nadie.

      En cuanto a Alan Greenspan, se vendió al enemigo: es el Dr. Robert Stadler de Atlas.

  • AlphaColumbia says:

    Nadie tiene el contexto? Me gustaria leer la carta donde escribió eso enteramente.

  • Miguel says:

    Sobre la queja que la mayor parte de las personas tenían con el dinero aurífero, conviene recordar la sabia frase de Adam Smith que decía que la gente se queja de la escasez de dinero por las mismas causas que se quejan de la escasez del buen vino, a saber, que no tienen nada suficientemente valioso para ofrecer a cambio de él.

    El caso es que el dinero tiene que ser caro, porque el dinero representa capital productivo, es decir, recursos que son escasos y que ahorrados permiten sostener un proceso productivo, y el capital es escaso porque no existen bienes de producción cuya oferta sea ilimitada, y por esa razón el dinero ha de ser escaso para ser ofrecido solo a los mejores inversores que sean capaces de merecerlo.

    Si te fijas Alpha Columbia, en la Rebelion de Atlas cuando Lee Hunsaker cuenta su historia sobre la falta de oportunidades que había tenido en la vida y describe Ayn Rand los dos modos de proceder del banco de Mulligan y del Banco de Lawson, el de Mulligan prestaba a un alto interés y exigiendo garantías, en cambio Lawson le prestaba a cualquiera, y un Banco ayudó a la prosperidad industrial de Rearden y el otro convirtió una ciudad antaño próspera en una inmensa ruina.

    Entonces los Bancos antaño prestaban a muy poca gente y a alto interés, y ahora prestan a cualquiera y es más hoy se alienta ese proceso, pues bien, en el siglo XIX las crisis económicas duraban apenas muy poco tiempo un año o medio año y no eran generalizadas, solo se limitaban a determinadas industrias y los bancos rara vez quebraban, hoy en día las crisis son pavorosas y una quiebra financiera afecta a toda la población mundial.

    Ello es debido a que hoy se alienta a que los Bancos le presten a cualquiera de forma que es imposible discriminar entre una buena inversión que retribuya al Banco y cree valor y unas malas inversiones y lo que es peor aún, la tasa de interés a corto y largo plazo que antaño permitía observar cuál era la oferta de capital disponible para invertir, hoy día está tan manipulada que el ahorro es dilapidado tan sencillamente que se fomentan conductas consumistas e irresponsables que empobrecen a toda la población.

    Esa frase de Jefferson si es cierta que la dijo representa un error muy grande, verás bajo un sistema de libre mercado, el oro es producido por los dueños de las minas, pero el metal amarillo sigue siendo un bien de mercado sujeto a las leyes de oferta y demanda y en consecuencia no puede usarse para acaparar todo el mercado ni para enriquecerse a costa de otros, ello es muy sencillo, supongamos que un minero quiere aumentar la oferta de oro tanto que inunde el mercado con él para comprar todos los bienes que desee y generar un efecto inflacionario que opere en su favor, pues bien, no lo podría hacer porque sus costes se incrementarían de tal forma que no podría mantener los salarios de los trabajadores a su cargo y los bienes de capital necesarios para extraerlo, ya que esos costes son precios para él, entonces él está limitado por el beneficio que presumiblemente va a obtener por la venta de ese oro, y desde luego si el oro es valioso no lo va a utilizar para comprar cualquier cosa y además ese oro tendrá que invertirlo en pagar los precios que exija sus trabajadores y los dueños de maquinaria y eso lo disudade de iniciar inversiones que le supongan un coste muy elevado pues podría llegar a comerse su oro, ya que la demanda del mismo no es ilimitada y por ello nadie lo va a hacer.

    Te doy además una evidencia histórica de porque el oro impedía mecanismos de tal clase, Keynes se quejaba de que el oro era el que detenía a los gobiernos en su afán de expandir el déficit porque el oro no podía crearse de la nada sino que tenía un coste que había que ponderar y era incompatible con el gasto social que exige el Estado del bienestar o Estado subsidiado.

    Los Bancos como tal en un mercado libre no controlan la emisión de moneda, de hecho históricamente ha sido todo lo contrario, a medida que la economía se ha vuelto más intervencionista y socialista los Bancos han alcanzado un papel muy preponderante, antes los Bancos no podía iniciar especulaciones y ” aventuras arriesgadas” porque podían encontrarse con que estaban abocados a la quiebra, el banco debía ser prudente pues bastaba con que se iniciase una corriente de pánico para que si un banco expandía el crédito por encima de las reservas disponibles que eran escasas el banco se viese expuesto a una demanda que no podía atender por falta de reservas y en consecuencia iban a la ruina, con lo cual los Bancos debían ser más prudentes.

    En Estados Unidos la Banca era más libre que en cualquier otro lugar de occidente en el siglo XIX y no se registraron crisis económicas de importancia hasta finales del siglo XIX cuando los controles se hicieron más intensos, de hecho en el siglo XX en 1920 hubo una crisis económica muy similar a la del 1929 en Estados Unidos bajo la administración del Presidente Harding ya después de que en 1913 se crease la FED y se abandonase el patrón oro ortodoxo y se acogiera un patrón cambio oro donde la moneda era de papel pero anclada todavía al oro, suponía un abandono del principio del dinero libre pero sin llegar a la era fiduciaria que padecemos hoy día, y el presidente Harding resistió de forma íntegra y valeorsa las presiones de su Gabinete y de la oposición para que en 1920 tomase medidas de subsidios y gastos sociales para ” ayudar ” a los desfavorecidos, y resulta que en 1921 ya la economía crecía de forma normal, claro que este presidente fue el último de los grandes presidentes americanos que seguían la estela de auteridad de los padres fundadores y a partir del segundo lustro de la década de los veinte del siglo pasado Hoower expandió el gasto público en base a crédito barato de forma muy abundante y eso supuso un colpaso ya aun mayor en 1929, sobre el gasto público desbocado habla muy bien Irwing Fischer en su obra sobre la Teoría del Interés.

    Además en una sociedad libre cualquier persona tiene el derecho a emitir dinero libremente, pues este es una mercancía, no hay ninguna razón para suponer que es necesario que solo los Bancos presten dinero o que sean unos pocos quienes lo manejen, en una sociedad capitalista pura como el dinero es una mercancía cualquiera que se lo pueda permitir puede entrar en el negocio de emitir dinero y cualquier mercancía que sea aceptada voluntariamente como medio de intercambio puede llegar a ser dinero, no solo el oro, lo que pasa es que los objetivistas están convencidos de que será el oro el que triunfe pero lo único que se exige en una sociedad libre es el derecho de cada uno a producir y comerciar lo que estime oportuno y ofrezca para la aceptación voluntaria de los demás, un Banco no puede acaparar todas las propiedades de nadie por la sencilla razón de que nadie va a aceptar todo el dinero del banco, a cambio de las propiedades de los demñas, además ese oro que el banco intercambia luego sirve para ulteriores intercambios con otras personas, y entonces nadie puede acaparar una cuota de mercado universal eso es imposible, porque mientras las personas sean libres pueden sacar a otros del mercado y amenazar su posición.

    Ilustremos esto con el ejemplo paradigmático de monopolio capitalista del que tanto hablan los socialistas, el caso de John Davids Rockefeller magnate del petróleo, este hombre contando con una sagacidad y una visión creativa asombrosa llegó a convertirse en el único proveedor de petróleo de los Estados Unidos, pues bien, ese hombre no violentó a nadie, sino que solo obtuvo lo que pudo pagar a gente que se benefició con los tratos que realizaron con él, entonces él no se benefició a costa de nadie, y llegó a dominar el mercado del petróleo, pero la gente seguía siendo libre para comerciar con él o no comerciar, si la mayoría de la gente no hizo lo que ese gran hombre hizo es porque no pudo prever lo que ese hombre previó, castigar a ese hombre como hicieron fue hacerle lo mismo que le hicieron a Hank Rearden en Atlas, castigarlo por ser bueno y por ser un visionario, era castigarlo por su habilidad, pero es que él no era un autócrata porque él seguía necesitando esforzarse por ser el mejor en su posición porque de haber llegado un advenedizo más inteligente y creativo que él ofreciendo una energía alternativa hubiera sido expulsado del mercado.

    Aquí hay que tener presente que en una sociedad libre lo único que no está abierto a discusión es el uso de la fuerza que nadie tiene derecho a iniciar contra otros, solo se permite repelerla para proteger tu libertad y derechos, entonces si alguien es más inteligente y ve oportunidades donde nadie las ve entonces no hay ninguna amenaza, un monopolio no es malo de por sí, el monopolio solo puede mantenerse merced a un acto de creatividad empresarial y se mantiene hasta tanto no haya un competidor mejor para desplazar al monopolista, y siempre hay que tener en cuenta que el monopolista sigue dependiendo de que los demás quieran seguir comerciando con él, no les pone una pistola encima.

    Por tanto, la frase de Jefferson es errónea y si no está sacada de contexto entonces demuestra lo que Ayn Rand dijo de las contradicciones de los padres fundadores de Norteamerica que no entendieron como funciona un mercado libre.

    Aqui debe distinguirse entre mente y fuerza, entre un acto de creatividad empresarial y un acto de extorsión y violencia mafiosa, en una sociedad libre no se puede hacer y quien lo intente debe ser castigado por criminal por los Tribunales y si no es castigado entonces esa sociedad deja de ser libre.

  • Alpha_Columbia says:

    “Creo que las instituciones bancarias son más peligrosas que un ejército. Si el pueblo americano alguna vez permite a los bancos privados controlar la emisión de moneda, los bancos y las corporaciones que crecerán alrededor de ellos privarán al pueblo de su propiedad hasta que sus hijos despierten sin casa en el continente que sus padres conquistaron.” -Thomas Jefferson

    • godmino says:

      Esta cita debe estar fuera de contexto, pues los bancos privados – en una economía libre – serían los únicos que emitirían moneda (muy probablemente basada en oro), y ciertamente los Padres Fundadores no abogaban por una entidad gubernamental que tuviese el monopolio de la emisión de moneda, como un banco central o la FED.

  • Miguel says:

    Por cierto, en relación al oro, se acaba de publicar en Unión editorial el siguiente libro:
    ” LAS GUERRAS DEL ORO
    Una visión detrás de los hilos del poder de un banquero privado de Suiza”

    http://www.unioneditorial.es/novedades/novedades.html?page=shop.product_details&flypage=flypage.tpl&product_id=249&category_id=17

  • Miguel says:

    Yo pienso que el problema es que Hayek tiene una teoría moral muy historicista basada en pura descripción de las conductas que resultaron favorables a la supervivencia de la humanidad y acaba concluyendo que las normas morales no son conclusiones derivadas de la razón, tomando la frase de David Hume, y es curioso que el austríaco nunca se diera cuenta de que precisamente esas normas que pervivieron y fueron seleccionadas porque favorecían la supervivencia de los individuos y los grupos, es porque eran racionales, y es que Hayek también fue vícitima de la división errónea de los filósofos entre racionalistas y empiristas, y en un intento de acatar a los neomísticos como Comte, les concedió a ellos la premisa de la racionalidad y dijo que su teoría evolucionista que por otra parte es muy racional, estaba situada entre el instinto y la razón.
    Y bueno Hayek dice lo de la superstición también en parte por el hecho de que siempre se consideró el oro como un metal precioso y vistoso por simples razones de gusto, pero hoy en día sabemos que el oro por sus características es el mejor medio para usar como dinero como demostró Carl Menger, es el bien que tiene suprema liquidez, es decir, que puede ser vendido y revendido en grandes cantidades, o atesorado en pequeñas cantidades, sin que se produzcan incrementos o disminuciones bruscos y súbitos de la utilidad marginal del mismo, ya que en principio no se producen grandes fluctuaciones de valor cuando se vende una onza de oro y cuando se venden mil onzas. En cambio si yo quiero vender un coche o vender mil coches, puedes vender mil coches me va a ser muy difícil hacerlo en poco tiempo sin experimentar grandes pérdidas de valor.
    Pero yo me refería a que la teoría hayekiana al defender la libertad de emisión de dinero es coherente con objetivismo ya que ambos defienden la libertad del individuo para comerciar con la mercancía que desee y sí logra una cuota de mercado suficiente puede valer como dinero.

    así, el dinero electrónico, las letras de cambio pagaderas a la vista o a 91 días desde la vista de las que hablaba Adam Smith, siempre podrán ser utilizables, pero pienso que a la larga el oro acabaría por imponerse al menos como valor último de referencia, aunque en la práctica sólo circulase billetes de banco o letras como promesas de pago en oro.

  • El osito Teddy says:

    Dudo mucho que la posición objetivista no sea contraria a la de Hayek, Omingod, pues, como deja claro el Objetivismo y este texto de arriba, la adhesión al patrón oro está exclusivamente fundamentada no por superstición como dice el Austríaco, sino por valores objetivos y racionales. El oro es el único material que cumple todos los requisitos para que sea considerado un buen “dinero”; y en el supuesto que se eliminaran esos monopolios públicos llamados bancos centrales la única realidad es que sería adoptado como principal patrón monetario de forma voluntaria e unánime.

    Por ejemplo, aparte de las razones esgrimidas por Greenspan existen más. Una de las principales es la estabilidad del valor del oro (su liquidez) ante los cambios de oferta y demanda. Nadie va a utilizar un patrón de cambio sujeto a grandes fluctuaciones de valor a riesgo de empobrecerse. Otra caraterística es su disponibilidad a lo largo del globo: se puede encontrar en todo el planeta (nadie puede apropiarse de él) a diferencia de otros materiales como el platino.

    En definitiva la única postura supersticiosa es aquella que reniega del patrón oro.

  • Miguel says:

    Friedrich Von Hayek, en su obra la Desnacionalización del Dinero se muestra como antagónico al restablecimiento del Patrón Oro, porque según él la afinidad por el oro simplemente es una adhesión cuasi supersticiosa al mismo, el proponía la libertad de los ciudadanos para emitir la moneda que estimase conveniente cada cual, y que fuera el mercado el que seleccionara el dinero apropiado, pero en realidad la propuesta objetivista y la hayekiana no son antagónicas, por cuanto, únicamente ocurre que los Objetivistas razonan que el Oro se impondrá a la larga como la moneda de circulación preferente en el mercado.

    • omingod says:

      Es cierto: la posición Objetivista no es contraria a la de Hayek. En un mercado libre, el patrón oro no es algo impuesto por la fuerza, sino un estándar que será lógicamente adoptado por decisiones voluntarias individuales. Teóricamente, cada banco puede emitir el tipo de dinero que quiera – otros metales, incluso papel – pero los individuos racionales eligirán un patrón de valor objetivo, como el oro, por las razones que se explican en estos ensayos.

      En esa sociedad libre, si alguien que trabaja y produce acepta que le paguen en especie – o en papel – nadie se lo impedirá; pero nadie será forzado a aceptar papel como pago — que es lo que ocurre hoy día — papel que no está respaldado por la producción de nuevos bienes y servicios, y que constantemente pierde valor al ser fabricado y puesto en circulación por el simple capricho del gobierno. A un falsificador de billetes se le puede meter en la cárcel; al gobierno, no.

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *

 caracteres disponibles; mensaje será revisado por administrador

Previous Post
«
Next Post
»