Inflación

Archivado en: , , , 46 Comentarios

 

El diccionario define “inflación” como “el aumento o la expansión indebida de la moneda de un país, especialmente por la emisión de papel moneda no redimible en especie” (Random House). Es interesante destacar que la palabra “inflado” se define como “distendido con aire o gas, hinchado”.

Esto último no es una coincidencia: en lo que respecta a cuestiones sociales, “inflación” no significa crecimiento, ampliación o expansión, significa una “indebida” – o abusiva o fraudulenta – expansión. La expansión de la moneda de un país (que, dicho sea de paso, es algo que no puede ser perpetrado por ciudadanos particulares, sólo por el gobierno) consiste en repartir, como si fueran valores, un montón de papeles respaldados sólo por promesas (o aire caliente), y recibiendo a cambio valores de verdad, los bienes y servicios de los ciudadanos – hasta que la riqueza del país se agota. Una actividad similar, en las transacciones privadas, es el pagar con cheques de una cuenta bancaria inexistente. Pero, en el área privada, esto es considerado como un delito – y la mayoría de la gente entiende por qué ese tipo de actividad no puede durar mucho tiempo.

Hoy en día, la gente está empezando a comprender que la cuenta del gobierno ya no tiene fondos, que un papel no es lo mismo que una moneda de oro o un automóvil o una barra de pan – y que si intentas falsificar valores monetarios, no consigues abundancia, sólo consigues desvalorizar la moneda e irte a la quiebra.

# # #

La inflación no la causan las acciones de ciudadanos particulares, sino las acciones del gobierno: por medio de una expansión artificial de la oferta monetaria, la cual es necesaria para apoyar el gasto deficitario. No hay estafadores privados ni ladrones de bancos en todo el curso de la historia que hayan saqueado los ahorros del pueblo en una escala comparable al saqueo perpetrado por las políticas fiscales de los gobiernos estatistas.

# # #

La ley de la oferta y la demanda no puede ser burlada. Si la oferta de dinero (de créditos) aumenta en relación a la oferta de bienes tangibles en la economía, los precios eventualmente tienen que aumentar. Así, los ingresos ahorrados por los miembros productivos de la sociedad pierden valor en términos de bienes. Cuando los libros de la economía son finalmente cuadrados, se encuentra uno con que esta pérdida de valor equivale a los bienes adquiridos por el gobierno para subsidios o para otros fines, con los ingresos del dinero de bonos del gobierno financiados por la expansión del crédito bancario.

En ausencia del patrón oro, no hay manera de proteger los ahorros de la confiscación a través de la inflación. No hay ningún sitio seguro que guarde el valor. Si lo hubiera, el Gobierno tendría que declararlo ilegal, que es exactamente lo que pasó en el caso del oro.

# # #

Sólo hay una institución que pueda atribuirse a sí misma el poder de comerciar legalmente con cheques sin fondos: el gobierno. Y es la única institución que puede hipotecar tu futuro sin tu conocimiento y sin tu consentimiento: los títulos públicos (y el papel moneda) son pagarés respaldados por ingresos fiscales futuros, o sea, por tu producción futura.

# # #

Habéis oído decir a los economistas que ellos están desconcertados con la naturaleza del problema actual: ellos son incapaces de entender por qué la inflación está acompañada de recesión – lo que va contra sus doctrinas keynesianas; y han acuñado un nombre ridículo para ella: “estanflación”. Sus teorías ignoran el hecho de que el dinero puede funcionar sólo en la medida en que representa los bienes de verdad – y que a un cierto nivel de inflación de la oferta monetaria, el gobierno comienza a consumir el capital de inversión de una nación, haciendo así imposible la producción.

# # #

A la “espiral de precios y salarios”, que es simplemente una consecuencia de la inflación, se le echa la culpa como siendo su causa, de esa forma desviando la culpa del verdadero responsable: el gobierno. Pero la culpa del gobierno se esconde tras las complejidades esotéricas del presupuesto nacional y de las finanzas internacionales – las cuales no se espera que el público pueda entender – mientras el desastre de huelgas a nivel nacional es directamente percibido por todos y le da credibilidad a un creciente resentimiento de la opinión pública contra los sindicatos.

# # #

Fuentes:

“Inflación Moral” The Ayn Rand Letter

“El Moratorium de Cerebros” The Ayn Rand Letter

“¿Quién Nos Protegerá de Nuestros Protectores?” The Objectivist Newsletter, Mayo 1962

Alan Greenspan: “Oro y Libertad Económica”, Capitalismo: El Ideal Desconocido

“Igualitarismo e Inflación”, Filosofía: Quién La Necesita

# # #

definitivo ebooks 1

# # #

Publicado por: noviembre 15, 2014 12:57 am

46 Comentarios

46 Comentarios

  • Jeison says:

    Gracias por sus respuestas, las tomo en cuenta.

  • Marty says:

    Tampoco soy el administrador; Lo esencial son los fundamentos de la posición de objetivismo frente a la economía y el libre mercado, como bien lo explico Leyrian el libre mercado se basa en que nadie lo regula, esta posición se conoce como laissez-faire, un capitalismo incontrolado, no regulado, con total separación del estado y la economía, para comenzar la posición de Naomi Klein, escritora del libro en cual se basó el documental la doctrina del shock, evade este principio del mercado libre, la razón es que se ha perturbado el concepto de capitalismo y libre mercado entre las sociedades del siglo pasado y actual y es como dije al principio un libre mercado laissez-faire, Objetivismo considera que el gobierno no debería intervenir en la economía de un estado pues no es su fundamento de existencia, el establecimiento de un gobierno en una economía libre debe dirigirse a la necesidad de leyes objetivas y ser arbitro de desacuerdos honestos (The objectivist newsletter) en el gobierno de pinochet pasaba todo lo contrario.
    El documental a priori es sorprendente puesto que critica y muestra el complejo de desastres ocasionado por un mal capitalismo aplicado combinado con experimentación social y controles, Objetivismo está totalmente en contra de esto.
    Puedes saber más de la posición de Objetivismo con la política y económica en el siguiente enlace:
    http://objetivismo.org/naturaleza-del-gobierno/
    http://objetivismo.org/objetivismo/

  • Leyrian says:

    Yo no soy la administradora de esta página pero controlo del tema.
    Para empezar, deberías conocer cuáles son las características del libre mercado, y luego ver si las políticas de Pinochet eran de libre mercado o no, pese a lo que diga la doctrina del shock.
    La principal característica de una economía de libre mercado es que nadie la regula.
    Una economía de libre mercado se caracteriza -por ejemplo- por la ausencia de impuestos (tanto a los ricos como a los pobres) y por la ausencia de intervención del gobierno en la economía. Es decir, que el gobierno no ofrece servicios públicos, ni da subvenciones a determinado tipo de empresas o pone trabas a otras. En un libre mercado, por ejemplo, la venta de droga sería legal y no estaría regulada por nadie.
    Ninguna autoridad fijaría los precios de ningún producto; sino que los precios de todos los productos irían variando en función de la oferta y la demanda. Estas son algunas de las características principales del libre mercado.
    Pues bien, piensa si un dictador como Pinochet (o cualquier otro), se iba a conformar con gobernar un país sin meterse o intervenir en la economía del país. Dime si en el Chile de Pinochet no había control de precios, impuestos, subvenciones a determinadas empresas, prohibiciones y restricciones para vender determinados productos (como drogas); y monopolios (públicos o privados) aliados con el Estado.
    En cuanto existe algún control del gobierno sobre la economía de un país, ya no es una economía de libre mercado. Y ciertamente, jamás de ha dado una economía de libre mercado pura en ningún lugar -porque los gobiernos no lo permiten-, por lo que mucho menos en Chile.
    Si quieres aprender economía, ve estos videos. No son exactamente objetivistas, pero es una linea de pensamiento bastante similar. http://anarcocapitalista.com/JHSLeccionesindice.htm
    A partir del día 20 (margen izquierdo) empieza lo interesante.

  • Jeison says:

    He entrado hace poco a estudiar objetivismo, y en cuanto al tema de la economía me surgen dudas y hoy viendo el documental llamado “La doctrina del shock” todavía más. La implantación de un mercado libre trae muchos inconvenientes como en Chile cuando Pinochet tenía el poder con las políticas de libre mercado de Friedman, también las políticas de privatización de Margaret Thatcher. Moscú llegó a ser la ciudad con más ricos y más pobres al mismo tiempo etc… entonces en este momento tengo una gran confusión acerca de si el libre mercado debería ser implantado ¿Por qué no funcionó en Chile por ejemplo?.
    Me gustaría saber la respuesta de el administrador de esta página y discúlpenme la confusión en la que estoy, pero me gustaría entender exactamente la posición político-económica de objetivismo y si esto si es práctico porque parece que no ha funcionado donde se implementó. Tal vez estoy en un error.
    Gracias.

  • Marcos says:

    Sí, el caso es atenerse a lo explicado a la epistemología objetivista, o al pensamiento racional y jamás aceptar algo hasta entender cómo se ha argumentado, de manera no contradictoria, hasta llegar a la conclusión, verificando las premisas meticulosamente. De ese modo uno es como se acerca a la verdad sin temores.

  • Marcos says:

    Hombre, yo creo que el propio sistema objetivista ya te compele a ser independiente mentalmente, y a no aceptar datos que guarden contradicciones. No veo por qué es un problema aceptar un sistema si puedes comprobar racionalmente que es bueno, funciona, y tiene sentido.

    Tú mismo has sido un gran crítico de aquellos que deseaban un pensamiento desintegrado, ya que según estas personas, un sistema no contradictorio y ordenado es sinónimo de sectarismo, dogmatismo e irracionalidad. ¿Dónde ves el problema ahora?

  • Miguel says:

    Técnicamente Inflación es lo siguiente: Degradación de la liquidez del medio de intercambio comúnmente aceptado por el aumento planificado y deliberado de la cantidad que se pone en circulación en el mercado.

    La liquidez es un concepto económico técnico cuyo mejor teorizador fue el genial Carl Menger, recomiendo vivamente a quien le interese y no lo haya leído que lea El Origen del Dinero de Carl Menger que es donde mejor se explica ese concepto y junto a él que lea el siguiente artículo escrito por el economista español Juan Ramón Rallo: http://www.juandemariana.org/comentario/254/utilidad/marginal/liquidez/

    Básicamente la liquidez de un bien es técnicamente la velocidad con la cual decrece la utilidad marginal de un bien o acrece con el aumento o disminución respectivamente de la cantidad que es puesta en circulación en el mercado.

    Pues bien, el dinero estatal es inheremente ilíquido porque su valor es decretado forzosamente por el Estado y por tanto el aumento o disminución de su cantidad es relativamente sencillo de provocar, y aparte de eso el dinero como tal no tiene valor, sino que su valor depende de los bienes que otros producen en el futuro, pero personalmente los ciudadanos hoy día no tenemos un patrimonio líquido porque el dinero fiduciario manejado por el Estado hace que en cualquier momento perdamos valor en nuestros activos.

    El bien más líquido que existe y por tanto el que mejor nos permite conservar el valor a lo largo del tiempo y esa es una de las funciones de un patrimonio, es el oro, porque un aumento o dismunución de la cantidad puesta en circulación no entraña grandes pérdidas o ganancias de valor súbitas salvo que se pusiera en circulación cantidad muy muy grandes lo cual hoy día es ya prácticamente muy difícil ya que los yacimientos de oro mundiales son conocidos y explotados, no ocurre como en la época del descubrimiento de américa época en la que se tenía muy poco conocimiento de cuanto oro hay disponible, hoy día lo sabemos, lo equivalente a 50 piscinas de tamaño olímpico, y es difícil extraer más oro porque este depende de la demanda del mercado que es la única que puede hacer que se amorticen los costos de su extracción y producción.

  • Guido says:

    Inflación: piensen en tener la maquinita en sus casas. Y ser los únicos que pueden emitir. Imprimir dinero y salir a comprar cosas con la “moneda de curso legal” no es más que otra cosa que robar. La inflación es el robo a los particulares por parte del Estado. Esa debería ser la definición de inflación.

  • Miguel says:

    Es que en la práctica el problema no se reduce solo a que recibes mayor o menor cantidad de una moneda y de otra, porque si fuera así sería un mero problema matemático sin consecuencias reales, el problema es que si yo tengo digamos diez mil euros en Grecia y resulta que el Gobierno me retiene los euros y me devuelve diez mil unidades monetarias pero en dracmas y el dracma tiene un tipo de cambio digamos de 10:1, por cada diez dracmas recibo un euro, signfica que automáticamente he perdido de diez mil euros he perdido nueve partes, y ahora solo tengo 1000 €, el valor real se ha perdido.

    Y sí la devaluación empobrece a todos, eso ya lo he explicado en otro comentario anterior y no voy a extenderme más en esta cuestión porque el post se está alargando indebidamente.

    Si quieres aprender economía, lee la Acción humana de Mises y demás literatura austríaca que está disponible para su compraventa en Unión editorial.

    Y también es conveniente la lectura de los acertados artículos de Juan Ramon Rallo que el tiene en libertaddigital.

    Dicho sea de paso yo soy solo un aficionado a los temas económicos, no soy economista ni he estudiado economía, soy jurista, pero con un gran amor por el conocimiento de la realidad, y por supuesto, en ella incluyo las relaciones económicas.

    Espero haberte servido de ayuda para aclarar las cosas, pero no quiero extenderme en repetir más lo mismo resultará superabundante y tedioso.

  • Leyrian says:

    “Pero depende de la escala porque igual que puedo poner que el tipo de cambio es superior y es 2: 1, dos dólares por un euro, podría ponerlo así, 1: 0,5, o sea un dólar por medio euro o cincuenta céntimos, y entonces digo que el tipo de cambio es inferior, depende de la escala, pero lo esencal no es eso, eso son ratios matemáticos, lo importante es que la moneda si se devalúa es que por el mismo valor nominal recibes menos valor en otra moneda,con lo cual tu valor real se ha rebajado, eso es devaluación, y sí ocurre lo contrario es que por el mismo valor nominal recibes un valor nominal mayor en otra moneda, con lo cual tu valor real se ha increemntado o sea revaluación.”

    En realidad es lo mismo poner 2:1 (dos dólares por un euro) que 1:0,5 (1 dólar por medio euro). La equivalencia es la misma, y si en el primer caso el dolar tiene un tipo de cambio superior, en el segundo ocurre exactamente lo mismo.

    Lo de que recibes menos valor en otra moneda, yo no lo entiendo exactamente así, porque de hecho en el forex, si a los inversores les ofrecen 2 dólares (moneda devaluada) a cambio de entregar 1 euro (moneda revaluada), lo van a aceptar, pues reciben más monedas de las que entregan. La persona que haya recibido esas monedas devaluadas no ha recibido algo con “menos valor”, pues en realidad ha salido beneficiada con el cambio. Lo que ocurre es que esta persona, si utiliza ese dinero para comprar bienes al país que ha devaluado su moneda, estará empobreciendo a dicho país. Esta persona, que tenía solo un euro, puede comprar bienes reales por el valor de 2 euros. Estos dos euros devaluados es el “bien” ficticio que recibe el país que devalúa su moneda, haciendo que aumente la cantidad de dinero y creando inflación. En definitiva, la persona que compra con monedas devaluadas a otro país sale ganando, pero el país que recibe esas monedas a cambio sale perdiendo, aunque por lo general se siga esa absurda política para fomentar las exportaciones (que, en realidad, lo que están haciendo es regalar sus bienes a otros países).

  • Miguel says:

    Leido por ahí: “Cuando la autoridad decreta un aumento del tipo de cambio se dice que se esta devaluando la moneda y cuando baja el tipo de cambio, se esta revaluando la moneda.”

    Según tu ejemplo de que 1 euro sean 2 dólares, el dolar estaría devaluado, y por lo tanto creo que tendría un tipo de cambio superior, no inferior como decías tú.

    El dólar está devaluado, y sí el tipo de cambio del dólar es superior desde esa perspectiva, yo decía que era inferior refiriéndome a que por la misma cantidad de dólares te dan menos euros, entonces el tipo sería inferior pero en la perspectiva de la moneda que te entregan tras realizar el cambio.

    Pero sí, puedes considerarlo desde esa perspectiva, pero es que el tipo de cambio yo diría que es la cantidad de moneda por la cual puedes intercambiar tu moneda, pero bueno sí podría decirse que sí que la ratio del tipo de cambio es superior.

    así, un tipo de cambio es 1: 1 significa un dólar por un euro, pero sí el tipo de cambio es 2: 1, significa que el dólar se ha devaluado, y ha subido el tipo. Pero depende de la escala porque igual que puedo poner que el tipo de cambio es superior y es 2: 1, dos dólares por un euro, podría ponerlo así, 1: 0,5, o sea un dólar por medio euro o cincuenta céntimos, y entonces digo que el tipo de cambio es inferior, depende de la escala, pero lo esencal no es eso, eso son ratios matemáticos, lo importante es que la moneda si se devalúa es que por el mismo valor nominal recibes menos valor en otra moneda,con lo cual tu valor real se ha rebajado, eso es devaluación, y sí ocurre lo contrario es que por el mismo valor nominal recibes un valor nominal mayor en otra moneda, con lo cual tu valor real se ha increemntado o sea revaluación.

    La referencia objetiva siempre puede ser otra moneda, de todas formas lo ideal sería siempre compararlo con el oro, porque el oro es el valor objetivo, y ya sé que a partir de Breton Woods con Nixon se abandonó el anclaje pero muchos inversores siguen teniendo al oro como valor de referencia.

    En el caso de la UE, la referencia es un indicador llamado prima de riesgo que es el diferencial del bono de cualquier país de la eurozona con el bono alemán a diez años, o sea se toma como referencia el valor objetivo del bono alemán y se le añade un porcentaje de riesgo que significa que los bonos soberanos de los demás países son de calidad inferior al alemán en un tanto porcentual, y a mayor porcentaje menor calidad tiene ese bono, por ejemplo, si la prima de riesgo española está en 200 significa que el bono español tiene un diferencial de peor calidad de 200 puntos respecto del alemán, y si subiera la prima sería que el bono español sería de peor calidad y la financiación de España estaría más dificultada porque tendría que pagar más intereses para poder convencer a los inversores.

    De todas formas la prima de riesgo no es un valor muy fiable porque se da por sentado que Alemania es infalible y que una referencia a la solvencia y la liquidez alemana es fiable, pero ello no es así, Alemania como todo país puhoy día tiene activos de mala calidad artificiales, porque el oro es el único valor objetivo, lo que pasa es que el bono alemán para los inversores tiene una solvencia futura mejor porque los inversores esperan que alemania a diez años vista genere activos productivos para poder devolver la deuda y en cambio países como España no ofrecen expectativas objetivamente razonables de que generen activos productivos suficientes.

    O sea que Alemania podría saquear más via impuestos a los ciudadanos en el futuro que España y así
    devolver la deuda.

  • Leyrian says:

    ¿Tú estás seguro de que es así?

    Leido por ahí: “Cuando la autoridad decreta un aumento del tipo de cambio se dice que se esta devaluando la moneda y cuando baja el tipo de cambio, se esta revaluando la moneda.”

    Según tu ejemplo de que 1 euro sean 2 dólares, el dolar estaría devaluado, y por lo tanto creo que tendría un tipo de cambio superior, no inferior como decías tú.

    Leído por ahí: “23. Variaciones del tipo de cambio: -Aumento del tipo de cambio (+ €/$): Hay que pagar más euros por un dólar. Pérdida de valor del euro.
    -Disminución del tipo de cambio (- €/$): Hay que pagar menos euros por un dólar”

    Vamos, según esto, creo que siempre tiene un tipo de cambio superior la moneda que está devaluada. Vamos, que si está devaluado el dolar, tendrías que pagar 2 dólares (tipo de cambio superior) para conseguir 1 euro.

    Fuentes:
    http://www.slideshare.net/ortizzubillagae/la-balanza-de-pagos-el-mercado-de-divisas-el-tipo-de-cambio
    http://www.emagister.com/curso-economia-abierta-corrientes-pensamiento-economico/tipos-cambio-mercado-divisas-ti

  • Miguel says:

    Se cambian en oficinas de cambio de moneda en los distintos países, o bien en una Entidad de crédito que ofrezca ese servicio.

    que tenga un tipo de cambio superior significa que a una unidad monetaria dada puede uno recibir unidades más grandes de otra.

    Por ejemplo, si el euro tiene un tipo de cambio superior al dólar, por ejemplo, 1 euro equivale a dos dólares, significa que el tipo de cambio del euro es 1: 2, y el tipo de cambio del dólar a euro es 2: 1, o sea el dólar tiene un tipo de cambio inferior porque para recibir un euro tienes que entregar dos dólares, y para recibir un dólar solo tienes que entregar cincuenta céntimos de euro.

    Eso es lo que significa.

  • Leyrian says:

    Ok, pero sigo sin saber cómo se cambian en la práctica monedas cuando hay tipos de cambio fijos. Si se cambian en mercados (como cuando hay tipos flexibles) o en “bancos” u “oficinas” (por llamarlo de algún modo) donde los interesados puedan cambiar sus monedas por otras a un precio prefijado.

    Y sigo sin entender el concepto (ya dentro de los tipos flexibles) de que una moneda tenga un tipo de cambio superior o inferior a otra. No sé lo que significa.

  • Miguel says:

    Pues los tipos de cambio fijos son decretados por el Banco central y deben ajustarse a ellos, sin que puedan las monedas ser devaluadas, otra cosa es que los inversores decidan refugiarse en unas monedas respecto de otras lo cual puede influir en que el Banco central decrete un tipo de cambio concreto más alto o más bajo.

    Si un euro vale dos dólares, significa que por cada euro te entregan dos dólares y que por un dolar te entregan cincuenta céntimos de euro, ni más ni menos.

    El tipo de cambio se decreta por el Banco Central al ser fijo, ahora bien, eso no quiere decir que el Banco Central pueda ser inmune a la situación del mercado de divisas, de todas formas, hay que atender también al mercado de deuda corporativa o soberana ya que en el fondo el valor de la divisa se determina conforme a la solvencia que el Estado concreto tenga al poder pedir prestado en el mercado de deuda soberana, y en cuanto a los activos que respaldan la moneda que en realidad es un pasivo o deuda, pues es la riqueza de los ciudadanos del país a largo plazo sea en cualquier forma de bienes, oro, acciones de empresas etc.

  • Leyrian says:

    Hola.

    ¿Y cuando hay tipos de cambio fijos no me sabes decir cómo funciona, si hay mercados de divisas, si no los hay, etc?

    Respecto al término “tipo de cambio superior”.

    Dijiste: “si unas monedas son más demandadas que otras su tipo de cambio será superior respecto de las monedas devaluadas.”

    Si 1 euro vale 2 dólares (el dolar está devaluado), ¿qué significa aquí que el euro tenga un tipo de cambio superior? ¿Y si aún sube más el tipo de cambio del euro, cuántos euros (en número) valdrían 2 dólares? ¿Sería 0.50 euros = 2 dólares; o 1.50 euros = 2 dólares?

    Yo entiendo que si 1 euro vale 2 dólares, entonces el euro está revaluado, es una moneda fuerte, y hay poca cantidad (oferta) de euros respecto a dólares en el mercado, pero no sé si tendría un tipo de cambio alto o bajo respecto al dolar, y por qué.

    En cualquier caso, se supone que aunque el euro esté revaluado, habría mayor demanda de dólares, porque a la gente le interesaría dar 1 euro para recibir 2 dólares. Interesándole a la gente comprar dólares, ¿bajaría o subiría el tipo de cambio del dolar?

    Gracias.

  • Miguel says:

    Bueno, pueden siempre generar más dinero por medio de la inflación y ofrecer el dinero los dólares en el mercado de divisas y así inundarlo para devaluar,pero el Estado sí puede imprimir los dólares que quiera, lo hace la FED y el BCE, en un caso el dolar y el otro el euro.

    En cuanto a la liquidez bueno ese es el problema del sistema crediticio actual que la mayoría de los bancos pueden ser iliquidos y en consecuencia hacer que colpase todo el sistema financiero, porque hoy en dá todos operan con reserva fraccionaria y expanden ilimitadamente el crédito.

    Digamos que un mercado libre no pasaría esas cosas.

    Ahora bien, podría haber liquidado los banqueros sus activos y además convertir los pasivos de los clientes más importantes en acciones con quitas y esperas, así podrían liquidarse los bancos.

    El temor de que se extienda una iliquidez de tipo sistémico es lo que los economistas llaman contracción secundaria, es decir, que la liquidación masiva de determinados agentes económicos arrastre una corriente psicológica de pánico que provoque una sobreliquidación innecesaria.

  • Leyrian says:

    Hola.

    Creo que cuando hay tipos de cambio fijos, el gobierno no puede poner precios máximos y mínimos, e intervenir en el mercado de divisas. Aunque tampoco estoy segura, porque sigo sin saber cómo funcionan los mercados de divisas (si es que hay) cuando hay tipos de cambio fijos. No sé si existen “mercados” (como cuando hay tipos flexibles), o si en su lugar hay un sitio donde la gente puede ir a cambiar sus monedas al precio establecido. En este caso, supongo que no cambiarían sus monedas entre particulares (como en los mercados de divisas), sino que habría allí trabajadores contratados para entregar las divisas que los usuarios les pidieran a cambio de las que ellos traigan, pero siempre al mismo precio.

    Cuando hay tipos fijos, como en Europa, creo que la única forma que tiene el gobierno de devaluar la moneda es pidiendo préstamos que luego no devuelva (ya sea mediante la emisión de deuda pública, pidiendo dinero a bancos centrales, privados, etc). ¿Cómo va a poder, habiendo tipos fijos donde 1 euro valga 1 dolar, devaluar el euro ofreciendo 3 euros a cambio de un dolar? Eso solo podrían hacerlo en un mercado de divisas, y sigo sin saber si cuando hay tipos de cambio fijos hay mercados de divisas.

    Y tampoco entiendo muy bien el procedimiento que usa el gobierno para manipular la oferta y la demanda cuando hay tipos flexibles. La única forma que creo que tendrían de hacerlo es como dije antes, ofreciendo en el mercado de divisas 3 dólares a cambio de 1 euro, si pretenden devaluar el dolar, pero tienen que ofrecerlos. El simple hecho de imponer o establecer unos valores no sirve de nada, pues si el gobierno norteamericano decreta que una persona tiene que entregar 3 dólares para recibir 1 euro, nadie iba a querer entregarlos. Tiene que ser el propio gobierno el que entregue esos 3 dólares, pues a nadie más le interesaría hacerlo. Como doy por hecho que los gobiernos no pueden imprimir su propios dólares (a menos que se nacionalice el dolar), supongo que para poder devaluar su moneda ofreciéndola casi gratis en los mercados de divisas, primero tienen que pedir esos dólares prestados a los bancos (que son los que luego ofrecen en los mercados de divisas). ¿Es correcto? Dime sí o no, y añade cosas si quieres xD.

    ¿Y no se supone que todos los bancos que han sido rescatados, han caído en iliquidez y por ende no pueden atender todos los pasivos y de ahí la necesidad de ser rescatados? Porque, que yo sepa, todos los bancos que operan con reserva fraccionaria son ilíquidos en un momento dado en el que demasiados depositantes quieran retirar su dinero a la vez. ¿Entonces todos estos bancos tienen que ser rescatados, o todos estos bancos tienen que ser liquidados? Porque insisto, dudo que los banqueros tengan dinero suficiente para atender a sus depositantes.

  • Miguel says:

    En cuanto a los tipos de cambio, entiendo que deben ser fijos y no flexibles, pero fijos no significa que los fije el banco central, significa que el Gobierno no los manipula, no entra en el mercado realizando políticas de tipo devaluatorio o revaulatorio, hoy día el tipo de cambio es fijado por el Banco Central, pero la cuestión es que el Gobierno puede imponer por vìa de leyes precios máximos y mñinimos a su divisa y así es como interviene en el mercado de divisas.

    Pero digo que el tipo de cambio flexible genera desequilibrios a los que usan la divisa pues en realidad lo que permiten esos tipos flexibles es hacer que el Gobierno pueda pagar sus deudas nominalmente en una cantidad dada pero cuyo valor monetario ha sido devaluado, o sea la devaluación favorece al Gobierno también.

    Yo diría que el tipo de cambio debe ser fijado por el mercado y que la moneda debía de ser libre, sin que el Gobierno intervenga, pero eso no es tipo de cambio flexible, porque el valor del oro al ser dinero mundial sería el único patrón de valor que la gente manejase y el valor del oro no fluctúa violentamente como lo hacen las monedas fiduciarias actuales, entonces partiendo de que el Euro es una muy mala moneda por no ser dinero fijado por el mercado pero siendo menos mala que las monedas nacionales yo diría que el euro ha beneficiado a los países europeos porque les ha impedido las llamadas devaluaciones competitivas que distorsionaban el mercado y ahora tranquiliza a los inversores, por eso mientras el dinero sea fiduciario el tipo de cambio ha de ser fijo como defienden todos los austríacos que has mencionado, Huerta de Soto o Juan Ramón Rallo.

    Pero si viviésemos en un entorno de competencia de monedas donde cada persona es libre de aceptar el pago en la moneda que estime oportuna, sea oro, plata o si se descubre un bien más útil pues en ese bien, entonces el tipo de cambio ciertamente será flexible pues se fijará en torno a la oferta y demanda en el mercado, pero como en la práctica lo que ocurrirá es que el mercado seleccionará la mejor moneda no habría grandes problemas con el tipo de cambio porque este sería un valor que el mercado fijaría por sí solo.

    En cuanto a la situación de Argentina, me estás planteando una revaluación artificial de la moneda, bueno en este caso lo que ocurre sería que los inversores extranjeros y los domésticos que comercien en el extranjero ignorarán el tipo de cambio falso ya que no se ajusta a la oferta y la demanda.

    Como bien dices, el Gobierno para devaluar su moneda tendrá que intervenir en el mercado estableciendo precios máximos o mínimos, primas a las exportaciones y aranceles a las importaciones, o bien ofertando dinero en el mercado de divisas e inundándolo de su moneda etc.

    La liquidación de un Banco en un mercado libre debería ser como la de cualquier otro agente económico sea un particular o una empresa, o sea que el banco trate de cuadrar su balance enajenando sus activos para así amortizar sus pasivos.

    Los activos tóxicos son aquellos que carecen de un valor suficiente para que el Banco los enajene a un precio que a juicio del mismo sea suficientemente remunerativo. O sea aquellos que el Banco no puede vender al precio que estimó conveniente a sus intereses pero que no obstante debe vender para liquidarse, son activos que han perdido sensiblemente su valor mercantil y que son difícilmente convertibles en activo circulante o sea en dinero, y son tóxicos porque impiden que el Banco pueda cuadrar su balance amortizando sus pasivos.

    La solución en un mercado libre sería enajenarlos a un precio estipulado por el mercado aunque sea muy bajo, y luego entrar en un concurso ordenado de acreedores y allí tomar las medidas necesarias para amortizar debidamente los pasivos.

    No, en un sistema de reserva fraccionaria el Banco se ha apalancado, o sea ha asumido pasivos a muy corto plazo que son los depósitos de los clientes y que él ha invertido como si fueran activos en inversiones a muy largo plazo, préstamos hipotecarios por ejemplo, entonces el Banco ha caído en iliquidez y por ende no puede atender todos los pasivos y de ahí su necesidad de ser rescatados por el Estado a costa de los contribuyentes para que puedan ir amortizando poco a poco las deudas con los clientes del banco en depósitos y las leyes que impiden que uno pueda cancelar sus depósitos en los Bancos y eventualmente si la situación es muy mala el Gobierno puede decretar la imposibilidad forzosa de cancelar esos depósitos lo que en el argot popular se conoce como ” corralito financiero”.

  • Leyrian says:

    Hola.

    Se supone que el valor de las monedas cuando hay tipos de cambio flexibles se establece según la oferta y la demanda, y que con los tipos de cambio fijos lo establen los Bancos Centrales.
    Para empezar no entiendo muy bien la diferencia entre los tipos de cambio fijos y flexibles.

    Con los flexibles, entiendo que funciona como una especie de mercado de Bolsa (llamado Forex), en el cuál no sé cómo interviene el gobierno para manipular la oferta y la demanda. Quiero decir, que no entiendo cuál es el procedimiento que sigue para devaluar la moneda. Imagino que podría ser éste: Habiendo muchos compradores y vendedores intercambiando 1 dolar por 1 euro, llegaría un agente del gobierno norteamericano ofreciendo 3 dólares (que supongo que se trataría de dinero recién creado o impreso) a cambio de 1 euro. Este agente pretendería devaluar el dolar para fomentar las exportaciones de EEUU. Obviamente, a los otros operadores este intercambio les interesaría (pues entregando solo un euro, estarían recibiendo 3 dólares), y lo aceptarían. Entonces comprarían (con esos dólares devaluados que han recibido) productos a EEUU, entregando esos dólares devaluados a los vendedores de EEUU. Éstos vendedores (empresas) utilizarían esos dólares devaluados para pagar a sus trabajadores, etc, de modo que se introducirían en la economía de ese país. Al haber introducido este nuevo dinero (creado de la nada) habría inflación.
    ¿Es así como funciona el proceso entero, y es este el procedimiento que utilizan los gobiernos para devaluar su moneda, a partir de los tipos de cambio flexibles, o es otro?

    Y respecto a los tipos de cambio fijos, no sé bien cómo funcionan, pues cada persona los define de una forma diferente. Dentro de Europa se supone que tenemos un tipo de cambio fijo (al operar todos los países con el euro), pero que en Argentina, cuando hubo el corralito, también el gobierno intentó establecer un tipo de cambio fijo en el que un dolar valiera un peso, cuando el realidad el peso tenía mucho menos valor. Por otra parte, a Huerta de Soto le gustan los tipos de cambio fijos, porque dice que al igual que el patrón oro actúan de corsé (aunque a Argentina con los tipos de cambio fijos intentando revaluar el peso por encima de su valor real no es que le fuera muy bien). Y por otro lado, según Juan Ramón Rallo (otro austríaco), el banco central no impone los tipos de cambio fijos, sino que se limita a ofrecer siempre divisas en el valor que el Banco establezca, para que no pueda tener competencia. Por ejemplo, si el banco dice que 1 euro vale 1 dolar, en el mercado de divisas el europeo va a querer entregar 1 euro a cambio de recibir 1,1 dólares, pero entonces el norteamericano va a preferir ir al Banco y cambiar 1 dolar por un euro, porque le sale más rentable. De este modo, el tipo de cambio siempre será de 1 euro por 1 dolar, pues a una de las dos partes siempre le va a interesar más este intercambio que entregar más dólares por menos euros, o más euros por menos dólares.
    En definitiva, he oído muchas cosas de los tipos de cambio fijos, pero en realidad no sé cómo funcionan porque cada economista los define de una forma diferente, ¿tú sabes cómo funcionan en realidad?

    Y tú que estás en contra del intervencionismo en los tipos de cambio, ¿qué defiendes, los tipos de cambio fijos -como Huerta de Soto-, más intervencionistas (pues se supone que los establecen los Bancos Centrales); o los flexibles, que se supone que se fijan por oferta y demanda aunque el gobierno pueda hacer “trampas”?

    Y ya que mencionas en el último párrafo lo de la liquidación de los bancos, podrías explicar cómo funciona, porque yo nunca lo he etendido. Supongo que se trataría de que los inversionistas (banqueros) paguen sus propios activos tóxicos, pero no entiendo cómo.
    En un sistema de Reserva Fraccionaria, todos los activos tóxicos de los bancos provienen de préstamos que no han sido devueltos. Estos miles de préstamos que no han sido devueltos, los concedieron a partir de los depósitos de otros tantos miles de clientes. Entonces, ¿los banqueros tienen suficiente dinero propio como para poder devolver a sus miles de depositantes todos sus ahorros, los cuales han prestado a otros clientes?

    Gracias.

  • Miguel says:

    El problema del mercado de divisas es que está muy intervenido, pero los tipos de cambio pueden depender de diversos factores, hoy día vivimos en un entorno que se llama de tipos de cambio flexibles o flotantes que consiste en que los tipos de cambio o ratio entre distintas divisas pueden variar de acuerdo con la política económica de los Gobiernos que la usan creyendo que así pueden controlar las importaciones y las exportaciones.

    Funciona exactamente así, en el mercado de divisas la gente ofrece una determinada cantidad siempre teniendo en cuenta que el precio final de equilibrio será el que surja tras las diferentes ofertas de mercado al cabo del día y teniendo en cuenta las políticas de los gobiernos que influyen también el tipo de cambio pudiendo devaluar o revaluar su moneda según las políticas que estimen.

    Ahora bien, a largo plazo sí funciona según la oferta y demanda de monedas, si unas monedas son más demandadas que otras su tipo de cambio será superior respecto de las monedas devaluadas.

    Por ejemplo, si de acuerdo con las expectativas de los inversores el dólar está más fuerte que el euro puede ser que los inversores demanden más dólares y se oferten más euros y entonces de acuerdo con la ley de oferta y demanda el tipo de cambio sube para el dólar y baja para el euro, salvo que los Gobiernos artificialmente rebajen la moneda o la revaluén en cuyo caso los inversores tendrán en cuenta esos datos y finalmente el tipo de cambio se estabilizará en torno a la verdad situación del mercado.

    Y bueno, vamos a comentar, que ocurre con las devaluaciones, básicamente cuando se devalúa una moneda o sea cuando los Gobiernos artificialmente rebajan el tipo de cambio respecto de otra lo hacen siempre porque tras un período de crisis esperan ganar competitividad en el exterior en la falsa creencia mercantilista de que si yo hago más barata mi moneda los extranjeros compraran los productos autóctonos y ello hará que las empresas del país generen más riqueza y creen más empleo, pero ello no es así, por varias razones, una de ellas es que aparte de exportar también importamos y es que no solo queremos vender sino que también queremos comprar, y aparte es cierto que se gana una aparente competitividad pero a base también de ahogar a los importadores que tienen que comprar más caro con lo cual a largo plazo los efectos se neutralizan y no se corrigen los problemas reales, pero además resulta que la devaluación distorsiona los precios haciendo que incluso las empresas eficientes españolas que importan se vean perjudicadas y las deficientes exportadoras se vean beneficiadas, con lo cual si en España productos baratos que eran generados por empresas eficientes que basaban su política mercantil en importar determinados factores complementarios de capital ven incrementado su precio entonces esas empresas tendrán o bien que reducir la corriente de producción con el consiguiente empobrecimiento o bien tendrán que incrementar los precios para hacer frente a la subida de costes con lo cual por un lado nos ” enriquecemos ficticiamente” y por otro nos ” empobrecemos”, como vemos se favorece a las empresas exportadoras ineficientes a costa de perjudicar a las importadoras eficientes.

    Pero es que además las empresas exportadoras pueden también ser importadoras, por ejemplo, porque necesiten comprar maquinaria de fuera para producir aqui los productos que luego se venderán fuera.

    Pero además las devaluaciones tienen dos efectos perversos: El primero es el que podía suceder en Grecia si se volviese del euro al dracma que es que al ser el tipo de cambio inferior al del euro y en conecuencia perder los ahorradores poder adquisitivo respecto del exterior, pues por la misma cantidad de euros reciben la misma de dracmas pero al ser esta moneda de valor inferior la cantidad es nominalmente la misma pero el valor real es muy inferior con lo cual las devaluaciones consiguen repeler las inversiones extranjeras y a los ahorradores extranjeros que retiraran sus capitales del país que devalua prduciéndose en consecuencia una descapitalización del tejido productivo de dicho país con el consiguiente empobrecimiento y el perjuicio de los ahorradores y consumidores domésticos es doble puesto que sus ahorros ahora nominalmente en dracmas harán que pierdan poder adquisitivo y se empobrezcan y además al descapitalizarse el tejido productivo se generará desempleo masivo y caída en el nivel de vida subsiguiente.

    Y el segundo efecto no deseado es la posibilidad de que esa devaluación sea contrarrestada con devaluaciones competitivas o sea otros países pueden reaccionar bajando los tipos de cambio produciéndose auténticas guerras monetarias que finalmente pueden hacer que se descoordine el tejido productivo internacional y se retraiga la división del trabajo y el comercio con lo cual ello hará que inevitablemente se tengan que tomar medidas proteccionistas con lo cual más pobreza ya que por efecto de la llamada Ley de ricardo de coste comparativos, nuestras ventajas comparativas en determinados productos son inferiores a las de los otros países y viceversa entonces nuestro nivel de vida al subir el coste de producción se verá nuevamente reducido y algunos productos ni siquiera podrían ser adquiridos dado que es imposible su producción localmente, la autarquía generaría tensiones políticas y Guerra como ocurrió en los años anteriores a la primera guerra mundial y en el periodo de entreguerras que el intervencionismo económico y las políticas de guerra de divisas o devaluaciones competitivas masivas hicieron tambalear el comercio mundial y fue excusa ideológica para los políticos estatistas como Hitler que con su doctrina del lebensraum o espacio vital justificó la necesidad de la Guerra.

    Con ello, en conclusión, digo que las políticas intervencionistas sobre cualquier sector incluyendo naturalmente la afectación del tipo de cambio tiene consecuencias desastrosas para el público a largo plazo, porque la devaluación monetaria es solo un maquillaje que oculta las verdaderas causas de la pobreza en un país dado y todo intento de favorecer a los improductivos siempre lo será a costa de los productivos y no resulta de un incremento de la riqueza a largo plazo.

    Ahora bien, la pregunta es ¿ Por qué los políticos y los economistas serviles al poder como Paul Krugman, premio nobel en 2008, justifican estas políticas, pues porque miran al corto plazo ellos no piensan en dentro de diez o veinte o cuarenta años ni siquiera piensan en 5 o en 2 años, su visión es la de satisfacer las necesidades del momento pues están imbuidos de pragmatismo, que es la sanción filosófica de la visión existencial del vagabundo, criminal y el oportunista que no desean mirar más que al momento inmediato sin preocuparse por el futuro, entonces ellos lo único que tienen que hacer es tomar una medida y si no funciona o provoca efectos que ellos creen indeseados pues tomarán otra, contentarán a algunos grupos de presión para que se callen, esquilmarán a base de impuestos a los ciudadanos, rezarán para que el mercado siga produciendo a pesar de esas distorsiones o bien falsearán las estadísticas, a veces pues tendrán que tomar medidas de austeridad y liberalización muy parciales siempre claro a costa de las clases medias sean ciudadanos privados o funcionarios honestos para seguir financiando su tren de vida y a los grupos que les votan y que son tan pragmáticos e inmediatistas como ellos, y bueno Krugman y otros como él los apoyan por varias razones una ignorancia económica, otra falta de moralidad, la otra beneficios inmerecidos extraídos de sus amos los políticos que son los que financian sus conferencias, les pagan dietas y les otorgan prebendas e incluso les facilitan la contratación laboral en universidades ” de prestigio”, así Krugman uno de los más desvergonzados inflacionistas de nuestra época es asesor del señor presidente de USA, Barack Hussein Obama, Josepht Stiglizts que también fue premio nobel fue asesor de Rodriguez Zapatero ex presidente del Gobierno de España, ellos solo tienen que decir lo mismo la culpa es no gastar más aunque no haya ya nada que gastar, la culpa es de no estimular con inflación la economía para que el crédito barato fluya y la gente invierta en cualquier porquería hasta que vuelva a pinchar la burbuja siguiente que generen y si todo lo demás falla una Guerra que movilice recursos, mate gente para que haya menos bocas que alimentar o una invasión alienígena inventada, la cuestión es que el Estado gaste en cualquier cosa para así crear puestos de trabajo ficticios.

    el antecesor de esos gurús de la economía era Jonh Maynard Keynes que propugnaba combatir el desempleo haciendo que el Estado creara de cualquier forma que fuese posible y con cualquier medida puestos de trabajo inútiles incluso recomendaba cosas tales como una Guerra masiva, un terremoto que obligue a reconstruir, la construcción de Pirámides como las de Egipto, o el desentierro de botellas en la playa previo entierro para que asi se contrataran a trabajadores y que no estuviesen desocupados etc, lo único que no se explica es como semejantes estupideces han gozado de tanto predicamento, no se explicaria si no es porque los políticos saben que son estupideces pero son tan inmorales que las pasan por alto y las promueven por medio de dinero público que subvenciona a las Universidades para que estas contraten a esos profesores y no a otros, y como evidencia empírica de ello puedo contar que a cierto profesor de Derecho le hablé de determinadas teorías económicas alternativas particularmente las de Ludwig Von Mises y Jesús Huerta de Soto y él me comentó que esas teorías son radicales, talibanescas y que la mayoría de los académicos no las consideran válidas y que por ende no eran válidas, asi que ese es el Estado de la enseñanza superior lo cual explica porque nuestros políticos hacen que la gente se trague sus medidas sin rechistar porque han lobotomizado por generaciones enteras a los estudiantes y futuros profesionales que repiten como un mantra que el consumo hará que la producción se incremente y que por ello lo mejor es que el Estado estimule la economía haciendo que la gente gaste y así se cree empleo, ignorando la cuestión de ¿ Qué bienes ofrece a cambio el Estado para poder gastar? porque si son los mismos que los ciudadanos utilizan para producir y consumir cómo va a incrementarse la riqueza, pues bien, la pretensión keynesiana fue ridiculizada por Von Mises en la acción humana al decir que esa teoría es como la de un ladrón que dice que va a asaltar tu bar pero que no te preocupes porque de una forma u otra te vas a ver beneficiado porque él piensa gastar tu dinero en el propio bar o en los proveedores del mismo para que así te vendan a ti la mercancía, el problema estriba en que eso lo veríamos claro, pero cuando los ladrones pueden disimular sus efectos por toda la economía formada por las interrelaciones de millones de personas en miles y miles de sectores productivos indiferentes pueden engañar a la gente diciéndole que el estímulo generará la riqueza pues el gasto hará que la gente invierta.

    Como evidencia de que es mentira y de que la riqueza finalmente no solo no se ve incrementada sino que además nos empobrecemos, consideren las últimas noticias económicas llegadas de Irlanda que cuentan como el Gobierno a través de un Banco Malo está destruyendo edificios que son invendibles a los precios que exigirían los consumidores, ello implica que en vez de haber dejado que en el mercado libre cada persona asumiera sus deudas y quebrase incluyendo los bancos que tendrían que haber entrado en concurso o bien haber liquidado sus activos a un precio asequible para sanear sus balances resulta que no solo no han hecho esto sino que han transferido sus activos toxicos a cambio de dinero público y ahora esos activos toxicos que son los edificios invendibles resulta que se están derribando con lo cual el trabajo, el tiempo y el capital invertido en su producción ahora ya no sirve se ha convertido en un montón de escombros y encima no solo eso, sino que además de quedar los edificios improductivos y por tanto ser inaptos para generer flujos de renta futuros que amorticen dichas inversiones fallidas resulta que además están provocando la dilapidación de nuevos recursos en forma de trabajo y maquinaria para derribar dichos edificios, con lo cual, es mentira aquello de que las crisis finalmente no terminan por tener efectos empobrecedores si el Estado se hace cargo de todo como aseguran los políticos y sus economistas afines, sino que de una forma u otra las malas inversiones o las pagan quienes las hicieron o las pagamos todos de forma colectiva y solidaria menos aquellos que tienen suficiente poder negociador con el Gobierno para recibir encima subsidios por los beneficios que no percibieron por las malas inversiones realizadas y hablo aqui de Bancos, Constructoras inmobiliarias y demás entidades con poder suficiente para negociar con el Gobierno a costa de los demás agentes económicos y contribuyentes.

  • Leyrian says:

    Hola.
    Ya he preguntado en otras webs y he conseguido aclarar algunas dudas, pero otras no.
    Querría saber cómo funciona físicamente (en la realidad) un mercado de divisas con tipos de cambio flexibles. Dicen que es como en la Bolsa, ¿pero entonces funcionaría así?

    Hay una persona que intenta cambiar 1 dolar por 1,1 euros. Si aparece otra persona que dispuesta a entregar 1,1 euros a cambio de 1 dolar, se anuncia en un panel y se produce el intercambio. Si no apareciera dicha persona, y la mejor oferta fuera entregar 1 dolar a cambio de recibir 0,7 euros y lo aceptase al no encontrar nada mejor, se produciría el intercambio, y si no tendría que seguir esperando.
    ¿Funciona así, como un edificio de Bolsa, intercambiando unas monedas por otras? ¿No hay una oficina de cambio donde unos cambistas -trabajadores- se encarguen de entregar más o menos monedas en función de si sube o baja la demanda respecto a otras monedas?

    Te paso mi correo por si prefieres (tú o cualquier otro) responder en privado: rapsoda_legendario@hotmail.com
    Saludos.

  • Miguel says:

    La verdad es que esta web site está pensada solo para resolver dudas filosóficas relacionadas con el objetivismo la filosofía nacida de la mente de Ayn Rand, lo recomendable serías que acudieras a un página web económica o que profundizases en esos temas leyendo obras de índole económica, no obstante aunque yo no sea el moderador y por tanto no se qué comentarios están permitidos y cuáles no, formula tu cuestión y espera a ver si alguien te la responde.

    Si quieres para no colapsar la web con comentarios puedes si así lo deseas darme una dirección de correo y así ponernos en contacto para cualquier cuestión que en la medida en que esté en mis conocimientos pueda responderte.

  • Leyrian says:

    ¿Puedo preguntar aquí unas dudas relacionadas con el funcionamiento de los tipos de cambio y los mercados de divisas, o hay alguna entrada que ya trate el tema?

  • Miguel says:

    Sí, si te digo que tienes razón, pero yo también puedo mostrar qué errores cometió Hayek, y es lo que estaba diciendo que Hayek le dejó la bandera de la razón a los enemigos de la razón como Keynes, Hegel, Marx, Descartes y Platón, él creyó que la razón conducía a excesos sin darse cuenta que todos estos malos filósofos o pensadores odiaban la razón y usaban solo el nombre de razón con el fin de legitimar sus posturas irracionales, dado que el mal no se puede presentar desnudo y de forma honesta porque si no la gente lo rechazaría como absurdo que es, tiene que presentarse usando los ropajes del enemigo, y en este caso el enemigo son los defensores de la razón, así Karl Marx dijo que basó sus teorías económicas y sociales en Aristóteles, cuando eso es radicalmente falso, Aristóteles fue aunque con ciertas contradicciones un defensor de la propiedad privada y por supuesto la ética de Aristóteles está basada en el egoísmo racional y en la búsqueda de la felicidad como cualquiera que lea la Ética Nicomaquea y la Eudemia puede comprobar, incluso el estagirita se refiere expresamente al término egoismo como bueno usándolo en el mismo sentido que Ayn Rand.

    Por ello, muchos pensadores honestos como Hayek cayeron en la trampa y se llamaron asimismos como racionalistas críticos o como defensores de una razón limitada que no condujera a excesos, con ello los enemigos de la razón pudieron minar este concepto desponjándolo de su verdadero significado y referente en la realidad y dotándolo de un contenido falso, en palabras de Ayn Rand construyeron un hombre de paja al que llamaron razón y lo presentaron al mundo, o como dijo Hayek usaron la técnica de la comadreja en cuya virtud este animal consigue sorber un huevo desponjándolo de la yema es decir del contenido interior y dejando intacta la cáscara, pues eso hicieron los irracionales modernos con el térmnino razón.

    Si te fijas la Escuela de Frankfurt que son Kantianos- Hegelianos con ciertos aromas existencialistas y marxistas y algo de religión, todo ello mezclado filosóficamente dando lugar a un mejunge teórico nauseabundo, para refutar la razón la llamaron con distintos nombres razón histórica, razón objetiva, razón ética, razón instrumental etc, conceptos que jamás definieron pero que al ser usados por ellos arbitrariamente pudieron colar sus doctrinas místicas disfrazándolas de razonables.

    Pues bien, Hayek que no era filósofo no pudo escapar de esa trampa y pese a ser un sincero defensor de la razón y del sentido común no pudo rehabilitar el término razón e impugnar las doctrinas de los neomísticos.

    Solo era aclararte esos puntos porque Hayek como bien explica en ese libro y en otros muchos desecha el altruismo como primitivo e irracional y alaba el comercio y la búsqueda del beneficio pero como él no era un moralista, en el sentido de que no se dedicaba a la ética o filosofía moral, entonces no pudo atacar el concepto de altruismo y de solidaridad y entonces los uso en el sentido incorrecto de los mismos, o sea, empleándolos como sinónimo de generosidad, bienestar objetivo del hombre, riqueza en la sociedad etc y diciendo que los capitalistas así trabajan para favorecer el bien común.

    Sobre esto es muy interesante el pasaje de Hank Rearden donde explica cuál va a ser su línea de defensa en el Juicio por haber vendido metal rearden a Kent Danagger de forma ” ilegal”, cuando dice que podía decirles al Tribunal que en realidad ellos no defienden el bien común, que cuando se viola los derechos de unos se violan los de todos y que entonces una muchedumbre sin derechos queda desamparada, pero que él en realidad no quiere decirles eso, sino que él desafía las premisas morales de sus adversarios, y que aunque fuese posible lograr el bienestar de la gente a costa y por encima del bienestar y los intereses individuales y la vida de él mismo se revelaría por considerarlo el más despreciable de los males.

    Ahí Rearden estça diciendo que lo importante es defender el capitalismo sobre bases morales, o sea sobre su derecho a preservar su existencia y a realizar sus valores a fin de alcanzar su felicidad, que su propçosito primario es buscar su beneficio personal no ayudar a los demás, aunque sea verdad que persiguiendo su propio beneficio y comerciando con los demás él es el mayor defensor del bien común, Rearden nos deja claro que ese no es el argumento principal para defender el capitalismo, que el principal es la defensa como ser viviente que es de su derecho a existir.

    En dicho discurso abstracto Ayn Rand nos suministra, sin saberlo a primera vista el lector primerizo, cuál ha de ser la base sobre la que se sustente la defensa correcta del sistema del capitalismo laissez faire.

    Ello también fue un recordatorio a economistas como Hayek o Mises que lo defendían sobre la base de que así se sirve mejor a los consumidores que deciden cuál ha de ser el destino final de las fuerzas productivas.

    Otro ejemplo más del argumento que Ayn Rand usó para defender el capitalismo lo tenemos en la actitud de Howard Roark en el Manantial cuando habla de que él busca clientes para poder construir y no construir para tener clientes, es decir, la causa final de Roark es trabajar en su propio beneficio creativo para lo cual los clientes son la causa eficiente, es decir, el medio, y no al revés como sí hace su principal antagonista y pseudoamigo Peter Keating, o cuando en el discurso final Roark habla de que los creadores son una fuerza autoinspirada que están solos y que trabajaron en aras de su ideal y de su verdad a su manera, y que así es cómo han logrado beneficiar a la humanidad.

    En esencia el argumento de Ayn Rand se funda en el hecho de que el motor o la causa última de una persona que defiende el capitalismo ha de ser preservar su existencia y su vida del modo y propósito que esta considere, ( siempre con arreglo a un criterio objetivo y no sacrificatorio claro), y como consecuencia ello redundará en un bienestar social general pero solo como consecuencia secundaria.

  • Miguel says:

    Sí, he visto el video que has puesto y efectivamente cuando se refiere a que el capitalismo produce como consecuencia que haya altruismo al beneficiar a otros con nuestro propio beneficio se está equivocando.

    Es cierto que usa el término altruismo incorrectamente, pero en esencia Hayek tiene razón en que altruismo es un fenómeno heredado de tradiciones tribales, algo que Ayn Rand también dijo.

    Si te fijas en el video ves que Hayek dice que en una sociedad en la que hay que regirse por principios abstractos como lo es el orden extenso o capitalista se ha de perseguir el beneficio, y –dice Hayek — eso es todo lo altruista que se puede ser. Y ahí tiene razón, en un orden capitalista no se puede ser altruista, él dice que eso es todo lo altruista que se puede ser y que yo podría interpretar, como que no se puede ser altruista en una sociedad capitalista, lo cual es rigurosamente cierto.

    En lo que Hayek yerra es en considerar que el hombre tiene instintos innatos, porque el hombre lo que tiene son capacidades y necesidades biológicas y determinadas funciones automáticas del organismo, no instintos, y también yerra al decir que la moral tradicional protege la propiedad privada.

    De todas formas a Hayek hay que interpretarlo en un contexto en el que por moral intelectual se entendía planificación marxista- keynesiana derivada de Hegel- Descartes, o sea Hayek iba contra el racionalismo platónico-cartesiano-hegeliano que en realidad es irracionalidad pero como no encontró una moral propiamente racional, pensó que si los hombres habían sido racionales aunque no de forma consciente a lo largo de la evolución histórica de la humanidad ello se debía a la tradición y a la selección natural.

    Lo que Hayek no llegó a preguntarse es por qué esas tradiciones habían favorecido la supervivencia, y si era eso lo que debía de ser racional — como bien explicitó Ayn Rand — no pudo darse cuenta de que la supuesta moral intelectual de tinte cartesiana en realidad era una vuelta a la sociedad cerrada y tribal de la edad media dominada por los hechiceros religiosos y que nada tenía de racional.

  • Miguel says:

    Sí, no quería quitarte la razón en el tema de hayek y es cierto que este erró al definir determinados conceptos pero no entiendo de donde has sacado la defensa del altruismo por parte de Hayek, lo que Hayek quiere decir no es que alguien pensase que esas leyes podían ser mejores que las leyes comunales, sino que no tenemos constancia histórica de que hubiesen concretos sujetos que las defendieran, de todas formas si es un hecho histórico comprobado el que a partir del neolítico es cuando empieza a pensarse en la propiedad privada de la tierra y en su parcelación, pero el derecho más avanzado y que por vez primera reconoce en occidente un amplio conjuntos de derechos, es el Derecho Romano en buena parte de origen consuetudinario, es decir de origen basado en costumbres y comportamientos reiterados en el tiempo y luego elaborado por los juristas de la época o sea los expertos privados en Derecho y que establecieron por vez primera las reglas de la propiedad privada y la justicia con cierta sistematización.

    Es cierto que Hayek habla de que un proceso de prueba y error llevó a la gente a establecer los principios del comercio y admitirlo aunque por supuesto subordinado al poder político y militar, en lo que yerra hayek es en no haberse dado cuenta de que la moral podía ser establecida de forma objetiva, quizás Hayek rechazó esa noción debido a que como los racionalistas neomísticos de la Escuela de Descartes, Leibniz, Kant, Hegel, Comte etc se apropiaron ilegitimamente del concepto de razón y pretendieron fundar su moral mística e irracional presentándola como emanada de la razón, y posteriormente Marx y Keynes se presentaron como representantes de la razón, Hayek que no era filósofo y por tanto no se dio cuenta de que en realidad esos filósofos no eran racionales entonces desconfió del término razón y se lo entregó a sus enemigos lo cual fue un fatal error.

    Pero la verdad hasta que conocí la filosofía de Ayn Rand pensé que la razón era como la presentaban Kant, Descartes y cía.

    De todas formas te digo que Ayn Rand es complementaria con Hayek y demás, solo que hay que corregir a Hayek en las partes en que se muestra erróneo o condescendiente con el altruismo.

  • Miguel says:

    Hayek equivoca muchas cosas, pero es cierto que la propiedad privada como tal no la crea de buenas a primeras un grupo de hombres como dice Rosseau, que ponen un cercado y ya está, la propiedad privada como muestra Ayn Rand es una necesidad metafísica del hombre para salvaguardar su vida, pero Hayek sí tiene razón al decir que la propiedad privada ha surgido históricamente, es decir, los hombres se dan cuenta de que existe un método correcto de vivir y sustentarse que es distribuir la propiedad en manos privadas, pero también es cierto lo que Ayn Rand dice de que hasta el advenimiento del capitalismo en el siglo XVIII y XIX la propiedad no existía por derecho sino por tolerancia o por costumbre, pero ello no contradice a Hayek. De hecho considera Hayek que leyes que no garanticen la propiedad privada no pueden ser consideradas justas y además no son adecuadas ya que no sirven para lo que el Derecho tiene que servir, que es para definir los derechos y posiciones jurídicas y sociales de cada uno según la regla romana “suum cuique tribuere”, dar a cada uno lo suyo.

    Pero Hayek es cierto que en materia de moralidad se equivoca muchísimo al aceptar las tesis de Hume de que las normas morales no son conclusiones derivadas de la razón, pero es que el problema es que Hayek no había conocido Objetivismo en la época en que él escribió y probablemente cuando lo conoció ya era demasiado tarde para asimilar la filosofía Objetivista.

    Hayek al igual que todos los pensadores incluido Aristóteles concebían que las normas morales o eran útiles o surgieron históricamente o bien eran creadas por la sociedad o por Dios etc. Es decir, hasta Ayn Rand la moralidad no había sido fundada sobre bases racionales, y cuando Hayek ataca el racionalismo cartesiano – a mi juicio correctamente – lo hace sobre bases no racionales (o irracionales), pero es porque hasta Ayn Rand nadie se dio cuenta de que la moralidad es necesaria para existir y vivir, que uno no puede vivir a base de caprichos sin norma alguna de conducta que lo guíe, y tampoco se dieron cuenta de que esas normas no podían tampoco establecerse caprichosamente sea que lo haga un solo individuo o la sociedad.

    Pero Hayek fue muy esencial para entender el surgimiento evolutivo de determinadas instituciones a las que Ayn Rand proveyó de un fundamento racional.

  • Miguel says:

    El consumo no genera producción eso es de sentido común, consumo significa extinción de bienes, si tu estás en una isla desierta por muchas ganas de consumir que tengas y de consumo no vas a poder consumir nada, y lo que consumas en la isla, digamos cocos o algunos animales que caces no va a hacer que se genere producción, estarías revirtiendo la ley de causalidad (o confundiendo la causa con el efecto, que es lo mismo), es como si me dijeras que la causa de que una persona la maten es que se muere, es lo contrario, la causa es que la han matado y la consecuencia es que se muere, y no al revés, pues lo mismo aquí por muchas ganas de consumir que tengas si no produces no puedes consumir, para consumir antes hay que producir, el consumo no genera producción.

    Luego me has dicho que me contradigo al decir que no se puede producir y consumir al mismo tiempo y luego que distribuyen por todos los sectores los trabajadores. No es así, no me contradigo porque me has entendido mal.

    Lo que digo es simplemente que lo que se ha consumido no se puede dedicar a la producción, es decir, que si consumimos hoy no tendremos producción presente para consumir en el futuro, es decir, unos mismos recursos no pueden destinarse a consumo y a producción a la vez, pero por supuesto en una economía moderna hay recursos que se destinan a generar capital de inversión — o sea a producir y acumular capital productivo — y otros que se destinan a consumir. La cuestión es que una economía sana no puede basarse en un consumo desmesurado que vaya por encima de la producción, de hecho el consumo debe estar por debajo de la capacidad máxima de consumo debiendo siempre quedar un remanente destinado a ahorro.

    Los trabajadores van pasando de un sector a otro según exista demanda de empleo por parte de los empresarios de cada sector; eso es evidente, pero esa es otra cuestión.

    El consumo no puede generar producción, si como tu dices los productores de bienes de consumo dedican recursos a las etapas más alejadas del consumo lo que están haciendo es ahorrar e invertir, pero eso no significa que el consumo genere producción, sino simplemente que se están comportando como ahorradores, de todas formas no tiene mucho sentido que compren bienes de producción alejados de su etapa, lo que harán serán comprar maquinaria para seguir produciendo bienes de consumo o de primer orden pero eso no es ahorro.

    El ahorro consiste en lo siguiente, significa que un sujeto destina su renta monetaria en vez de a adquirir bienes de consumo a adquirir bienes de capital para producir, eso es el ahorro, y en nuestra sociedad moderna existen muchas formas de ahorro, pero para que entiendas la cuestión muy sencilla voy a plantearte este tema de ahorro-inversión-consumo en una economía primitiva, ese es el error que Huerta de Soto y otros austríacos cometen que describen sus leyes económicas que son correctas aplicándolas directamente a una sociedad moderna como es la nuestra sin planetar el supuesto de una sociedad más simple, hay que empezar desde lo más concreto a lo más abastracto.

    Suponte que estás en la selva y que tienes que comer. El alimento que consumes tienes previamente que producirlo y para ello tienes dos opciones: una es que lo produces directamente aplicando trabajo a la tierra y consumiendo directamente; ese es el método no capitalista o directo de producción en el que los factores originarios son combinados, tierra y trabajo para generar directamente el bien de consumo, así la llamada agricultura de mera subsistencia diaria, por ejemplo recoger las manazas del árbol y directamente comérselas; la otra opción es cazar con tus propias manos a un animal y comértelo.

    Como ves, la producción es anterior al consumo. Antes de comerte al animal debes cazarlo, y cazarlo es producirlo.

    Ahora bien, ves que quieres aumentar tu nivel de vida — que tu consumo sea de más cantidad y calidad — pero para ello necesitas determinados bienes intermedios o herramientas de caza tales como flechas y arco para poder cazar animales más grandes y peligrosos. Pero para elaborar las flechas y el arco necesitas tiempo, eso no se hace instantáneamente, necesitas al menos invertir varios días de tiempo en el que no estás ni descansando (que es un bien de consumo llamado ocio) ni estás cogiendo comida, es decir, son horas en las que tienes que abstenerte de consumir y que inviertes en fabricar esas herramientas. En ese momento estás ahorrando o comprando tiempo que es lo mismo, en aras de un consumo mayor en el futuro estás sacrificando horas de ocio y de consumo presente. Eso es ahorro, pero para ahorrar en construir un arco necesitas acumular determinadas provisiones con anterioridad, pues si antes digamos que tenías 24 horas al día, 8 de ellas para dormir, 12 horas para ocio y consumo que te llevaba todo el tiempo, ahora tendrás que abstenerte unas horas de consumir, pasando hambre, a fin de recolectar lo suficiente para poder realizar en unas horas el arco y las flechas, y mantenerte comiendo menos, es decir, consumiendo menos e invirtiendo y trabajando más en la producción de dichas herramientas, y eso lleva un tiempo pues la producción requiere tiempo.

    Posteriormente en el neolítico la gente descubre la agricultura y se hace sedentaria y ya no tienen por qué vivir al día únicamente, pueden planificar a largo plazo, entonces ahora entra en juego tres factores de producción el trabajo del agricultor, la tierra que cultiva, y las semillas que provienen de una cosecha anterior.

    Aquí ocurre que el agricultor necesita guardar parte de la cosecha para subsistir en las épocas en que la tierra está cultivándose y las semillas están aún germinando y no hay cosecha en espera de la cosecha anterior, por ello debe susbsistir con la cosecha guardada, pues bien, el remanente de cosecha no consumida que se destina a semillas para una cosecha futura es el capital de inversión ahorrado por la abstención de consumo, necesitas guardar determinadas semillas para no poder perecer, no puedes consumir todo el acopio de semillas, con ello compras tiempo.

    Pues bien, llega un momento en el que uno encuentra gente con la que intercambiar los productos que uno necesita, y así parte de la cosecha sobrante la intercambia con otros por huevos, leche, zapatos etc, pero habrá parte que uno destine a adquirir semillas para poder seguir manteniendo su capacidad productiva y poder realizar intercambios en el futuro. Los intercambios que se realizan en trueque con el fin de obtener bienes de inversión es ahorro, de hecho la inversión puede definirse como un intercambio de bienes presentes no consumidos a cambio de una mayor corriente de bienes futura generada por la producción presente.

    Así, el zapatero intercambia parte de sus zapatos por cuero y otras materias primas para seguir produciendo pues ese intercambio o trueque es ahorro o inversión, es decir destinar bienes de consumo o zapatos a adquirir herramientas o materias primas que otras industrias producen para que tú puedas seguir produciendo zapatos, eso es la inversión. Y, como ves, yo no puedo artificialmente duplicar mis zapatos con una máquina de imprimir zapatos para poder producir e invertir más en mi negocio y a la vez poder usar esos zapatos para consumir.

    ¿Qué ocurre. . .?, pues que como eso es así siempre porque los bienes reales no pueden ser creados de la nada sin esfuerzo productivo y sin ahorro, pues entonces, los Gobiernos que querían defraudar a la gente para ellos acumular poder y subsidiar a sus votantes adictos y enriquecerse ellos inmerecidamente, es decir, sin producir, entonces el Oro que equivale en la práctica a bienes reales ya que en sí mismo el oro es un bien real que se produce y se utiliza para consumo ornamental, entonces se elimina el oro y se crean unos bienes artificiales llamados papel moneda que objetivamente no valen nada (menos que el papel higiénico incluso), resulta que los políticos obligan a considerar eso dinero y a aceptarlo en pago de todo tipo de bienes y servicios reales que sí son valiosos. Y estos, a diferencia de los zapatos del ejemplo anterior, sí pueden multiplicarse, pero aunque se multipliquen y pongan en circulación como dice Keynes la producción sigue siendo limitada y sigue necesitando de ahorro, es decir, de que unos destinen su dinero a inversión productiva y no lo destinen a consumo, se necesita que caiga la demanda de bienes de consumo y aumente la de bienes de inversión futura, no se pueden producir las dos cosas a la vez (entendiendo esto, no en el sentido de que no se produzcan a la vez bienes de consumo y de inversión que continuamente se producen, a lo que me refiero es que la misma cantidad de recursos no pueden destinarse a inversión y a consumirlos. Y por ello, generar inflación y decir que un dinero se destine a consumo y el mismo dinero duplicado también a inversión no aumenta la riqueza a largo plazo, sino que aumentan los precios y no sólo eso sino que genera, como he comentado anteriormente, falsas expectativas de inversión y consumo ilimitados, o sea de que siempre vas a tener recursos a tu disposición para consumir y producir.

    Esa falsa ilusión sólo se puede generar porque la mayoría de la gente no entiende el complejo mecanismo del dinero y del crédito que equivale a bienes reales pero que la gente no sabe cuál es esa equivalencia, una misma cantidad de dinero no puede estar en dos manos a la vez — destinada a consumo y destinada a inversión — al igual que unos mismos zapatos no pueden ser intercambiados por cuero y materias primas para invertir en la zapatería y a la vez en bienes de consumo.

    Pero como el papel sí puede duplicarse, pues puede hacerse esa falsa ilusión. Piensa una cosa muy sencilla ¿por qué crees que es un delito falsificar los billetes de papel moneda?, porque si todo el mundo se pusiera a fabricar billetes, la demanda de bienes sería tal que los precios se dispararían y finalmente la división del trabajo colapsaría.

    Para decirtelo en términos macroeconómicos, no cabe aumentar la riqueza que es el PIB conformado por la Oferta agregada aumentando la demanda agregada, la oferta agregada solo puede aumentarse por medio del ahorro y la inversión que desplace la curva de oferta agregada a la derecha y entonces así posibilitar que esta absorba la demanda agregada, además de que la estructura de la oferta debe ajustarse a los deseos del mercado, es decir, que no cabe estimular la demanda de cualquier basura.

    La inflación no genera riqueza, Leyran, por la sencilla razón de que la falsificación de un valor no puede generar un valor real.

  • Leyrian says:

    Ok, ahora mejor.

    “Es imposible que cuando se genere inflación esta se distribuya proprocionalmente en todos los sectores de la población”

    Cierto, pero en términos económicos da igual (en términos sociales ya sé que no da). Los que tengan más dinero, consumirán todo lo que el resto de la población (con pérdida de valor adquisitivo) deje de comprar, pues si no fuera así, ni siquiera habría subida de precios y pérdida de poder adquisitivo.

    “cometes una falacia al hablar de que si la gente consume el doble teniendo el doble de dinero, la gente producirá el doble, es una falacia cometida por la teoría keynesiana, el consumo de bienes no genera producción, es precisamente lo contrario la gente produce para poder consumir”

    La gente produce para poder consumir, pero luego tengrá que seguir produciendo para seguir consumiendo (que es lo que quiere), es una cadena. De todas formas, podría ser cierto que el consumo de bienes no genere producción, pero creo que igualmente podría suceder que sí produjera. Creo que el error de los keynesianos es considerar que SIEMPRE el consumo genera producción, aunque igual también sea un error de los austríacos pensar que el consumo NUNCA genera producción. A menos, claro, que sea con ahorro, que entonces según los austríacos ya sí, por el simple hecho de que la gente tiene dinero para el consumo y la producción. Aunque en realidad, con el crédito artificial, la gente también tiene dinero para el consumo y la producción. Si el ahorro hace que la gente consuma y produzca más, ¿por qué el crédito artificial no iba a hacer que la gente consuma y produzca más? Si cuando hay ahorro y la gente consume, los trabajadores de las etapas alejadas no se van a las del consumo (que tiene más beneficios), ¿por qué iban a hacerlo cuando hay consumo por el crédito artificial? Dices que es una falacia keynesiana, y yo te creo (aunque no creo que suceda así en todos los casos), pero no explicas por qué.

    “aunque se demanden bienes de producción en las etapas anteriores si estas no tienen capital porque no se ha ahorrado lo que ocurrirá…”

    Precisamente lo que decía antes, si los trabajadores no se financian con el ahorro, se financian con el crédito. Como tú mismo dices, el dinero equivale a bienes, tanto si es dinero ahorrado como artificial.

    “el dinero equivale a bienes, o se destinan esos bienes a consumir o se invirtien en forma de capital en una empresa productiva, una cosa o la otra, pero las dos a la vez no pueden realizarse.”

    Si no pueden destinarse los bienes o el dinero a las etapas de consumo y de capital al mismo tiempo, creo que tenemos un problema, porque entonces sí habrá unas etapas más beneficiadas que otras (aquellas a las que se destinen los bienes) y los trabajadores se irán allí. Además, si no destinas todos los bienes por igual a todo el sistema productivo, no podrá culminarse con éxito, pues si se ponen todos los recursos (o el dinero) en la etapa del consumo, no podrán producirse los bienes al faltar dinero en las etapas alejadas; y si se pone todo el dinero en las etapas alejadas, no habrá gente que quiera dedicarse a las del consumo.

    “Pero ya te digo el supuesto que planteas tanto el A como el B son falsos, el dinero se introduce en la corriente general en todos los sectores tanto de bienes de capital o etapas más alejadas del consumo como en el consumo.”

    ¿Por qué dices que el ejemplo B es falso? Si precisamente piensas que los empresarios se verán atraidos a irse a las etapas del consumo por sus mayores beneficios, tal y como expongo en el caso B.
    Por cierto, si te das cuenta acabas de contradecir lo que decías antes (de que el dinero no puede destinarse a etapas de consumo y de capital al mismo tiempo), diciendo ahora que el dinero va a todos los sectores.

    “Huerta de Soto explica que si solo se introduce el dinero en las etapas de bienes de consumo sería inocuo porque lo único que ocurriría sería que los beneficiados por el nuevo dinero gastarían más bienes de consumo a costa de los que no ven incrementada su capacidad adquisitiva que podrán comprar menos que antes.”

    Huerta de Soto se contradice, porque también dice luego que si la gente consume mucho por ese dinero de nueva creación, tendrán más beneficios las etapas de consumo y los trabajadores se irán a estas, por lo que no será inocuo. En cualquier caso lo has dicho mal, Huerta de Soto no dice que ocurriría eso si se introduce dinero en las etapas de consumo, sino si se le da dinero a los consumidores.

    “ello sólo sería posible si aún así los productores pudieran recibir inversión, pero partes del supuesto de que los vendedores de bienes de consumo demandan bienes de producción, es decir, de que hay ahorro real, pero si la gente no cambia sus hábitos de ahorro y ahorran más el nuevo dinero inflacionario generará sobreconsumo.”

    Los productores también pueden recibir subvención, como tú has dicho en el anterior párrafo, el dinero va a todos los sectores.
    Hombre, es lógico pensar que si los de las etapas de consumo venden sus productos, van a demandar más a las anteriores etapas para seguir vendiendo, bien con ahorro real, bien con crédito. De hecho, supongo que comprarían con el dinero que les hayan dado los propios consumidores al comprar sus productos. El dinero con el que pagan, puede ya ser real o de nueva creación, y este iría yendo hacia las etapas alejadas (a medida que exista la demanda de nueva producción) tanto si es ahorro como si es crédito.

    “no ves el problema claro porque partes de un supuesto absolutamente irreal que es imposible que se de en la realidad, y es de que puedas conocer de antemano la capacidad de ahorro- inversión o de consumo que se va a producir tras la generación de la inflación lo cual nadie puede conocer.”

    Ya sé que es imposible, pero en teoría podría darse ese caso. Igualmente es imposible que se den los casos que Huerta de Soto pone en sus gráficos, donde calcula cómo varían las etapas del sistema productivo según la inflación (y de forma numérica), y teóricamente también sería posible.
    Todos lo son mientras los cálculos sean correctos, aunque los ejemplos no vayan a volverse reales.

    “Pero aunque al final se produzcan tantos productos como bienes haya, si no atinaste al número de preductos óptimo, acabas de crear un desequilibrio.”

    Te refieres a que se produzcan tantos productos como dinero (has escrito “bienes”) haya. Sí, es cierto, pero creo que podrían existir fallos tanto con el ahorro como con el crédito. El dinero, tanto si es ahorrado como crediticio, se debería mover desde las etapas del consumo hacia las de producción (a medida que los de las etapas del consumo demandan nuevos productos para vender, que tienen que comprar a las anteriores etapas), señalando a los agentes productivos el nivel de demanda. Claro, esto deja de ser así si los agentes productivos se han marchado a las etapas del consumo por cuestión de beneficios, abandonando las de producción, de forma que allí ya no llega el dinero.

  • Miguel says:

    El problema con la Escuela Austríaca es en muchas ocasiones que parte de una epistemología ciertamente incorrecta, el apriorismo misiano o sea de Von Mises que es un resabio de la filosofía Kantiana en muchas ocasiones les hace perder la perspectiva de conectar los principios con la realidad, así, Mises decía que sus axiomas eran autoevidentes lo cual es cierto. Mises parte de la acción humana como axioma, es decir, de la voluntad del hombre como principio irreductible de la economía y a partir de ahí por el método lógico-deductivo va extrayendo de ellos los axiomas, y en muchas ocasiones desdeña el método inductivo para observar los hechos de la realidad y a partir de ahí discriminar cuáles son esenciales y cuáles no e inferir generalizaciones correctas a partir de los mismos.

    Por ejemplo, es cierto que del axioma de la voluntad humana y de la ley de causalidad final se infiere le teorema de la utilidad marginal, ya que si los hombres actúan usando medios para cumplir fines es evidente que actuarán racionalmente primero dándole más importancia a unos valores que a otros y en consecuencia teniendo unas unidades homogéneas de bienes que pueden ser utilizadas para realizar diferentes fines siempre se preferirá dedicar las unidades por un orden decreciente empezando por el primer valor acabando por el último, ley de utilidad marginal, y ello se deduce del hecho de que valorar significa jerarquizar entre fines, ello es deductivo; pero también puede inducirse el teorema de la utilidad marginal observando en la realidad que los hombres nunca eligen como bienes todas las cantidades de cosas que hay en el universo porque es una imposibilidad metafísica y porque no necesitamos usar de todas las cantidades de una cosa concreta como bien para satisfacer nuestros fines.

    Así, por ejemplo, es de sentido común que yo necesito comerme una barra de pan o un gramo de azúcar pero no necesito todo el pan del mundo ni toda el azúcar, y también es evidente por observación que yo siempre voy a dedicar mis bienes a los fines más valorados pues de lo contrario no lo son, así si valoro mi vida por encima de cualquier otro valor y la vida de mi perro es un valor ciertamente importante pero inferior a aquélla, si yo tengo determinadas unidades de agua en el desierto y son escasas preferiré dedicarlas a la satisfacción del fin más valioso que es calmar mi sed y salvar mi vida antes que salvar al perro, si fuera al contrario entonces valoraría más a mi perro que a mi, ahora bien, Objetivismo dirá que eso es irracional porque la vida del hombre es la fuente de todos los valores y en consecuencia no se puede preterir, la economía te dirá que las dos decisiones son racionales pero eso es falso, el problema es que los austríacos en su afán avalorativo y puramente formal muchas veces incurriendo en los errores de Kant desdeñan las cuestiones de ética material.

    De todas formas pienso que se puede combinar a la perfección Objetivismo y la Escuela Austríaca de Economía; quizás dándole una base filosófica Objetivista a la Escuela Austríaca esta de nuevo vuelva a estar más conectada con la realidad porque el apriorismo extremo de Mises muchas veces cae en despropósitos, así Carl Menger que es el fundador de la Escuela Austríaca y cuya formación filosófica era Aristótelica y por tanto basada en los hechos y la observación es la senda a la que deben volver los austríacos; eso sí, esta vez basándose en el marco filosófico concebido por Ayn Rand a partir de Aristóteles.

  • Miguel says:

    No, Adán, efectivamente no es razonable y como lo moral al fin termnina siendo lo eficiente, lo inmoral resulta ineficiente, efectivamente pero el caso es que con la inflación siempre acaba perdiendo alguien porque ten en cuenta que la inflación supone que todos pierden poder adquisitivo al aumentar la cantidad de moneda en circulación, solo gana el Gobierno que genera la inflación y así puede gastar de forma encubierta y los primeros receptores del dinero, ya que ten en cuenta que al contrario que decía Irving Fischer y los monetaristas como Friedman, y como bien decía Richard de Cantillón la subida de precios provocada por el aumento de circulante monetario, es decir, de dinero, no se produce de forma uniforme para todos ellos, sino que van subiendo a medida que el dinero va circulando de mano en mano subiendo unos productos conforme van vendiéndose con la nueva capacidad de gasto adquirida primero por unos, entonces, el Gobierno compra a los precios sin subir, el vendedor recibe la cantidad y esos bienes ya comprados para la proxima vez suben de precio, luego ese vendedor segundo tambien se beneficia al comprar con la nueva capacidad de gasto, y así sucesivamente hasta que llega un momento en el que nuevo circulante se ha filtrado por toda la economía y cuando llega a los últimos agentes económicos resulta que estos reciben el dinero pero resulta que ya compran con los precios en alza con lo cual vemos que opera una redistribución de riqueza forzosa desde los últimos agentes económicos en recibir esa corriente monetaria o flujo de renta monetaria en dirección hacia los primeros y en especial en dirección al Gobierno que ha podido gastar creando ex nihilo o sea de la nada ” riqueza”, operando en la práctica como un impuesto silencioso que todos perciben pero nadie sabe su causa.

    El economista español Huerta de Soto dice que el dinero en los últimos cien años ha perdido nueve veces su valor respecto de 1900, y todo ello gracias a las Guerras Mundiales, Guerras Frías y Crisis económicas desatadas por los períodos de falsos auges ocasionados por las políticas financieras, monetarias y sociales de los Estados del subsidio.

  • Miguel says:

    Muy sencillo, porque ,a cuestión es la siguiente, primero es imposible que cuando se genere inflación esta se distribuya proprocionalmente en todos los sectores de la población, con lo cual el supuesto es irreal, unos se benefician con el efecto inflacionario aumentando su capacidad de gasto sin producir a costa de otros que finalemnte consumen menos por efecto de los precios produciéndose un efecto redistribuidor de riqueza, cometes una falacia al hablar de que si la gente consume el doble teniendo el doble de dinero, la gente producirá el doble, es una falacia cometida por la teoría keynesiana, el consumo de bienes no genera producción, es precisamente lo contrario la gente produce para poder consumir, el hecho de que se consuma el doble lo que hará será simplemente empobrecernos si nadie se dedica a la producción, por tanto no se producirá el doble que en las etapas anteriores simplemente la inflación lo que hará será aumentar el precio de los bienes de consumo con lo cual lo que ocurre es que unos que tendrán más poder adquisitivo consumirán más y los otros se verán perjudicados al no poder consumir pero una vez pasado el efecto las cosas volverán al punto de partida, de todas formas el supuesto que planteas Leyran es irreal, en una economía moderna en la realidad es imposible prever los efectos concretos últimos de la inflación y mucho menos poder asegurar que va a aumentar la capacidad de consumo.

    Pero bueno suponiendo que ocurriera, el ejemplo está mal planteado, la gente consume en este caso porque tiene dinero de nueva creación ocioso pero si no aumenta la producción es decir si la gente destina ese nuevo dinero a consumo lo unico que ocurre es que hay una subida de precios, pero la cuestión es que los que están ocupados en las etapas de bienes de consumo podrán demandar el doble pero tendrá que haber producción, y para que haya producción lo que tiene que haber es no demanda sino oferta, aunque se demanden bienes de producción en las etapas anteriores si estas no tienen capital porque no se ha ahorrado lo que ocurrirá es que estas aumentarán el precio de sus bienes para venderlos al mejor postor que pertenece a las industrias de bienes de consumo, la cuestión no es si el dinero inflacionario se destina o no a bienes de consumo y de producción la cuestión es que duplicar la cantidad de moneda produce un perjuicio a los ciudadanos que no tienen esa capacidad adquisitiva sea que se destine el dinero a lo que sea, la inflación produce redistribución forzosa de riqueza de unos a otros.

    Pero no es solo eso, sino que el gran problema es que la inflación de dinero viene a infiltrarse en el proceso productivo en forma de créditos baratos generando unas falsas expectativas de ahorro que se producen sin necesidad de reducir el consumo y por tanto existe un consumo de bienes que a la vez se supone que están invertidos, recuerda que el dinero equivale a bienes, o se destinan esos bienes a consumir o se invirtien en forma de capital en una empresa productiva, una cosa o la otra, pero las dos a la vez no pueden realizarse.

    El supuesto que planteas es irreal en particular el supuesto A, porque supones que la inflación durará poco además de que no funciona así, evidentemente los empresarios se verán atraídos por los mayores beneficios producidos en las etapas de consumo y los trabajadores lo harán allí, pero la cuestión es ver si el ahorro real compensa la inflación algo que el economista austríaco hayek consideró que casi nunca se producía, de hecho la inflación lo que suele generar son falsas expectativas de sobreconsumo no ahorro forzoso.

    Pongamos un ejemplo clásico de inflación, el gobierno le da a la máquina de imprimir billetes, si ese dinero jamás es puesto en circulación entonces es como si no existiera y no habría problema es como si yo me pongo a imprimir billetes del monopoly en mi casa no ocurre nada, pero si el hobierno usa es dinero para adquirir otros bienes entonces como hay nueva demanda de esos bienes estos suben de precio, al subir de precio los vendedores de esos bienes tienen una nueva capacidad adquisitiva procedente de ese dinero, pero resulta que luego llega un momento en que la gente que no ha recibido ese dinero se ve perjudicada por que los precios han subido de algunos bienes y otros no, entonces los vendedores de los bienes que no han subido de precio por el efecto de la inflación y que han visto como el resto de bienes que quieren adquirir sí han subido ven su poder adquisitivo mermado.

    Pero ya te digo el supuesto que planteas tanto el A como el B son falsos, el dinero se introduce en la corriente general en todos los sectores tanto de bienes de capital o etapas más alejadas del consumo como en el consumo.

    Huerta de Soto explica que si solo se introduce el dinero en las etapas de bienes de consumo sería inocuo porque lo único que ocurriría sería que los beneficiados por el nuevo dinero gastarían más bienes de consumo a costa de los que no ven incrementada su capacidad adquisitiva que podrán comprar menos que antes.

    Pero ambos supuestos que pones son irreales, en la práctica lo que ocurre es que los Bancos generan la inflación al expandir los créditos y destinarlos masivamente a todo el mercado, ellos lo hacen porque les resulta muy lucrativo y porque tienen al Estado encima.

    El traslado de los trabajadores se produce segçun las perspectivas que estos tengan de obtener mejores salarios o incluso solo salarios en industrias de bienes de consumo o de capital, y dependen de cúales se expanden más o menos según la orientación de la demanda.

    Pero ya te digo en un mercado libre es imposible que se produzcan crisis económicas porque nadie puede manipular la moneda.

    El problema es que se produce una descoordinación entre los agentes económicos, no es cuestión de que si los demandantes de bienes de consumo gastan más luego los productores de bienes de primer orden o de consumo gastan más en los bienes de producción, ello sólo sería posible si aún así los productores pudieran recibir inversión, pero partes del supuesto de que los vendedores de bienes de consumo demandan bienes de producción, es decir, de que hay ahorro real, pero si la gente no cambia sus hábitos de ahorro y ahorran más el nuevo dinero inflacionario generará sobreconsumo.

    Por otro lado y para terminar el ejemplo clásico que pones de 20 monedas, 20 bienes es falso, no existe una equivalencia cuantitativa y proprocionar entre el aumento de dinero y la demanda del mismo, pensar eso es no comprender la verdadera esencia del dinero, Leyran no ves el problema claro porque partes de un supuesto absolutamente irreal que es imposible que se de en la realidad, y es de que puedas conocer de antemano la capacidad de ahorro- inversión o de consumo que se va a producir tras la generación de la inflación lo cual nadie puede conocer.

    Pero no es en sí misma la duplicación o el aumento de la cantidad de dinero la que genera la crisis sino la alteración del mecanismo del crédito que genera efectos inflacionarios, confundes la causa expansión crediticia sin respaldo de bienes reales como el oro y degradación de la liquidez, con el efecto inflación y aumento de precios, aparte de que ese no es el efecto más letal de la inflación, el efecto letal es que pone en manos de productores recursos que no se han ahorrado incitandoendeudamiento a estos para generar malas inversiones que a largo plazo se descubren ruionasas ya que la manipulación del mercado de capitales y el mercado de crédito hace imposible distinguir entre buenas y malas inversiones provocando un consumo antieconómico de riqueza.

  • Leyrian says:

    He visto todos los videos de Huerta de Soto y lo que explicas ya lo sé, pero no respondes a lo que pregunto.
    La inflación solo existe cuando se crea más dinero que bienes. Si al principio hay 10 monedas y 10 bienes, y luego hay 20 monedas (porque se emitan 10) y 20 bienes (porque se fabriquen 10) no hay inflación.
    En definitiva, podrían ocurrir dos casos diferentes.
    A. En caso de que haya el doble de dinero (20 monedas) y la gente consuma el doble: Los de la etapa del consumo venderán el doble. Al tener más beneficios, demandarán el doble a las etapas anteriores. Estas deberán producir el doble (20 bienes), y los trabajadores no necesitarán irse a otras etapas porque tendrán el doble de trabajo que antes (si con 10 monedas producen 10 bienes -que luego se vendían terminados en las etapas del consumo-, con 20 monedas producen 20 bienes). Aquí no hay subida de precios, ni nadie tiene la necesidad de irse a otras etapas.
    B: Si hay el doble de dinero (20 monedas) la gente consume el doble. La etapa del consumo tiene más beneficios, y los de las etapas anteriores las abandonan para irse a esta. Se producen los mismos bienes que antes (10) pero hay el doble de dinero (20), por lo que hay subida de precios, y además se achata el sistema productivo.
    Pues bien, tú has explicado por qué sucede el B, pero lo que yo estoy buscando es que alguien explique por qué no puede suceder el A.

  • Miguel says:

    Verás, inflación significa pérdida del poder adquisitivo del dinero por aunmento deliberado del mismo por parte del Estado degradando la liquidez del mismo, eso nos lleva a un concepto más complejo que es el de liquidez del dinero, la liquidez significa ni más ni menos la capacidad que un bien tiene de poder ser revendido muchas ocasiones sin experimentar grandes incrementos o disminuciones de valor según disminuye o aumenta la cantidad del mismo, el dinero papel que usamos hoy en día es inherentemente ilíquido puesto que su valor es determinado arbitrariamente por los Estados, sea en Estados Unidos la Reserva Federal o en Europa el Banco Central Europeo que son entidades públicas y no privadas a pesar de que se llamen bancos es un anticoncepto no son bancos privados son instituciones gubernamentales, pues bien, el dinero tiene una función muy clara en el mercado o mejor dicho tres funciones, la primera servir como medio de intercambio de bienes, al ser un bien aceptado por la mayoría de las personas permite ponerse de acuerdo a estas y realizar transacciones que de otro modo no cabría realizar, piensa en una economía moderna donde tuvieramos que hacer miles de intercambios hasta lograr averiguar qué producto es el que quiere la persona con la que no interesa intercambiar, ello sería absurdo requeriría un tiempo desmesurado y una labor muy ardua y nadie llevaría a cabo intercambios a gran escala puesto que es imposible conocer las preferencias exactas de bienes de consumo o de producción que todos necesitan y por los cuales están dispuestos a entregarnos el bien que a nosotros nos interesa, ciertamente el trueque es posible pero solo entre comunidades primitivas muy aisladas, el comercio y la comunicación a gran escala y en consecuencia las relaciones productivas a largo plazo exigen un bien llamado dinero que todos consideren valioso y por el que todos estén dispuestos a intercambiar sus bienes en aras de intercambiarlo posteriormente con otras personas por otros bienes que necesiten, es la base de la división del trabajo a escala mundial sin su concurso sería imposible contar con la habilidad de millones de personas y nuestro nivel de vida se vería reducido a la mera subsistencia.

    Ello nos lleva a la segunda función del dinero, servir como instrumento del cálculo económico o unidad de cuenta, es decir, necesitamos tener un bien que sirva de referencia al valor de los demás bienes, un instrumento que sirva como patrón de medida respecto de todos los demás bienes, es decir, supongamos que un kilo de mantequilla puede ser equivalente a medio kilo de manzanas y este a medio quilo de lechuga etc, como cada bien puede ser expresado en términos de otros bienes ya que todos ellos pueden ser intercambiados entre sí, ello no plantea problemas para realizar los intercambios si se limita a una comunidad reducida donde cada persona se especialice en producir unos pocos bienes conocidos donde cada uno sabe de antemano cuanto valor tiene para el que los produce y comercializa, pero no sirve si tenemos que comparar millones de bienes distintos, heterogéneos con muy diferente valor, por ello en aras de la racionalidad económica se debe buscar un referente objetivo para indicar en térmninos de precios cuál es el valor de ese bien, ese referente es el valor de ese bien conocido como dinero.

    Ello nos lleva a la tercera función del dinero, servir como reserva de valor, es decir, ser eminentemente atesorable, con ello queremos decir que el dinero debe tener un valor estable es decir que no aumente ni disminuya en el tiempo, puesto que si experimenta súbitos cambios de valor es imposible poder realizar operaciones de intercambio que impliquen el factor tiempo, es decir, operaciones a largo plazo, ya que si digamos que yo produzco un bien en la actualidad que otro necesita y lo intercambio con otra persona que a cambio me va a dar un bien que él producirá en el futuro, si mi bien actual perece muy rápidamente por ejemplo digamos que las ovejas que en una economía agraria eran dinero no sirven para intercambiar a largo plazo porque se mueren, necesito un bien que no sea perecedero y además que no pierda valor de forma que cuando pasen X años siga valiendo lo mismo que antes de pasar ese tiempo, así ni yo como acreedor de un bien futuro me voy a perjudicar por la disminución del valor de los bienes que voy a recibir en el futuro, ni tú deudor te verías favorecido por esa disminución entregándome un valor menor, lo mismo al contrario si aumenta el valor en el tiempo de forma brusca las partes perjudicadas y beneficiadas son las partes contrarias, acreedor se beneficia y deudor se perjudica.

    Ello nos lleva a discriminar entre una serie de bienes y a considerar uno de ellos como el más liqúido es decir como aquél que desempeña de forma más eficiente las funciones que debe llevar a cabo el dinero, ese bien es el oro, y es el oro por varias razones, el oro es homogéneo en cuanto a sus unidades con lo cual es fácilmente utilizable para mensurar los intercambios, es decir, para servir como unidad de cuenta objetiva para indicar los precios, además es fácilmente comercializable ya que al ser considerado ex antiquo como metal noble y precioso siempre ha sido demandado para un uso ornamental y como símbolo de esplendor y por ello es demandado habitualmente y así puede decirse que es fácil intercambiar productos si uno posee oro ya que todos desean ese bien para uso directo o para intercambiarlo con otros que lo deseen para uso directo.

    Asimismo, también el oro funciona como reserva de valor por una sencilla razón el oro es imperecedero, altamente resistente a la corrosión, así es resistente incluso al ácido sulfúrico y se funde a muy altas temperaturas con lo cual ni la acción del calor o la del frío lo afectan, y además se mantiene en una oferta estable es decir que no aumenta de manera desmesurada sino que aumenta gradualmente al tener cierto coste de producción con lo cual ni se producen súbitos aumentos o dismunuciones de oferta ni disminuciones sensibles de demanda por los motivos antes reseñados de ser muy valorado, con lo cual tiene una estabilidad de valor en el tiempo muy grande lo cual lo hace perfecto para especular y atesorarlo en el tiempo a fin de buscar los intercambios más beneficiosos y productivos.

    Por ello puede decirse que el oro es perfecto para mantener en funcionamiento una economía.

    Entonces visto esto pasemos a ver cómo funciona una economía bajo la vigencia del patrón oro, en ella existen los productores de oro que lo sacan poco a poco al mercado según vaya siendo la demanda del mismo, no pueden inundar el mercado de oro disminuyendo su valor es decir generando inflación porque a ellos les cuesta extraer el oro de la mina, tienen que contratar trabajadores, comprar maquinaria y herramientas en definitiva tiene un coste en capital, con lo cual no pueden invertir más capital en su extracción que el beneficio que van a obtener por la venta del oro, incluyendo no solo el beneficio extra que los mineros de oro van a obtener sino que tienen que cubrir los retornos de la inversión realizada, lo cual les exige no aumentar la oferta de oro por encima de su demanda real, si lo hacen se comen el oro y no recuperar el coste, eso ata a los mineros aparte de que la oferta de oro es relativamente limitada, se dice que todo el oro del mundo pasado y presente que continúa existiendo solo da para llenar dos piscinas olímpicas y aún así es mucho oro pero no es infinita su oferta ni potencialmente infinita.

    Con lo cual nadie puede valiñendose del oro provocar disminuciones deliberadas del valor de los demás bienes con el fin de enriquecerse a costa de otros, o sea de provocar inflación.

    Pero sigamos, bajo el patrón oro en una economía libre también existen unos intermediarios llamados Bancos, estos se encargan de obtener clientes que depositen su oro a cambio de una retribución y a la vez este oro es prestado a otros productores que lo usaran para comprar herramientas, maquinaria o contratar trabajadores para poner en marcha su industria y crear bienes y servicios que otros valoren y con ese beneficio obtenido pagarle al Banco, entonces como la cantidad de oro que tiene el banco es limitada este solo puede hacer dos cosas, o bien presta el oro a personas productivas que sepa el banco que generarán el suficiente valor para que retorne ese oro al mismo en forma de activos y así poder el banco atender las deudas que tiene con los clientes suyos que son depositantes, o bien puede emitir billetes o certificados de depósito para que sus clientes los usen pero a menos que esos billetes estén respaldados por la cantidad de oro que el Banco tiene en sus reservas o los que previsiblemente el Banco va a recuperar de sus inversiones en préstamos en el futuro antes de que venzan sus dedudas, este irá abocado a la quiebra con lo cual el mismo mercado le exigirá al Banco que no haga inversiones ruinosas y no le preste a cualquiera pues si no quebrará y responderá frente a sus acreedores, y el mismo mercado libre hace que los bancos sean prudentes y si resulta que estos han emitido certificados de depósito o billetes de banco que en realidad son promesas de pago en oro más allá de las reservas de que el banco dispone o puede disponer podría considerarse a posteriori estafa y ser castigado el Banco en su caso, con lo cual el mismo mercado hace que no se genere inflación.

    Asimismo como la gente necesita el oro o el dinero para poder vivir deben ser productivos y esforzarse por ser más y más productivos generando valor pues si no lo generan no van a poder recibir oro con el que pagar sus gastos de consumo y por tanto no podrán sobrevivir.

    Vemos que un mercado libre por su propia esencia impide que unos se aprovechen de otros, de forma que todos han de ser productivos si quieren consumir, de hecho en un mercado libre sólo existen productores que producen o bien para seguir produciendo y mantenerse o bien para con parte de la producción poder consumir y seguir viviendo, no existen consumidores per se, ya que un consumidor no tiene ningún producto para ofrecer, previamente debe haberlo producido y entonces es antes que consumidor productor.

    El Estado se dedica a proteger este mecanismo impidiendo que unos agentes se lucren a costa de otros, es decir, por el robo o el fraude, por ejemplo, impediría que ladrones asaltasen la finca o granja de alguien, o exigiría que el Banco cuando expandiera sus créditos indebidamente por encima de sus reservas de oro cumpla forzosamente con sus compromisos y eventualemnte si desmuestra intención criminal ingresar en prisión a los dueños del Banco y obligarlos a reparar el daño causado trabajando y reteniéndole parte de su salario para favorecer a los acreedores del banco que indebidamente han visto impagados sus créditos.

    En un mercado libre es imposible una crisis generalizada ya que nadie se ve perjudicado por actividades ajenas ni nadie es mantenido a costa de otros, sino que todos tienen que producir bienes que beneficien a los demás a cambio de los beneficios que recibien, nadie sale lastimado ni perjudicado.

    Ahora vamos a introducir una variable, El Estado en vez de dedicarse a proteger a las personas productivas, se dedica a fines como la prosperidad universal, el estado del bienestar total y cosas por el estilo y para ello puede usar la fuerza por medio de leyes que puede hacer cumplir, una de las cosas que el Estado hace es atender a las quejas de los miembros menos productivos de la sociedad de que el oro es escaso y el crédito es caro ya que los bancos no prestan su oro a cualquiera que se lo pida y a un interés bajo que permita a cualquiera iniciar inversiones, y por otra parte tampoco permite al Estado que pueda financiarse con libertad para atender sus fines eximios y nobles tal y como lo ve él, y suprime el oro lo cual es lo que ocurre en la actualidad, declara que todo el mundo tiene que aceptar una moneda de papel cuyo valor lo crea el Estado mismo y lo garantiza este, recordemos que el Estado no produce bienes reales lo unico que hace el Estado es usar la fuerza, entonces, crean el dólar, el euro, el peso argentino etc, que no viene respaldado por ningún bien productivo ni de consumo existente sino que es mero papel que en un principio en un mercado libre nadie aceptaría pues yo no me voy a comer el papel ni voy a dedicarlo a un uso ornamental, en definitiva, el papel no tiene ningún uso valioso pero el Estado dice que todos tienen que aceptarlo como medio de pago.

    Entonces, ocurre que el Estado por fin puede atender a sus políticas sociales y consumir la riqueza entregándola desde quien la produce a quien es incapaz de producirla para que la consuma y surge una nueva clase de hombres los amigos del bienestar público y los receptores de riqueza que son consumidores pero que no producen nada a cambio para devolver esa riqueza que reciben.

    El Estado puede endedudarse por medio del mercado de deuda pública, es decir, pide prestado el dinero garantizando un tipo de interés muy alto, y sus clientes principales son los Bancos que usando el nuevo dinero papel que los clientes tienen pueden realizar millones de préstamos sabiendo los Bancos que el Estado siempre paga que es una inversión supuestamente segura o al menos eso creen ellos, ahora bien, hemos dicho que si el banco expande sus créditos indebidamente va a verse abocado a la quiebra, pues, como eso es así y al Estado le interesa tener a los banqueros como prestamistas entonces se inventa un mecanismo llamado Reserva Federal o Banco Central Europeo que siempre les va a poder refinanciar a los Bancos para que atiendan sus deudas con comodidad, bien comprándole los préstamos a los bancos privados y así dándoles liquidez monetaria para que atiendan sus deudas, o bien comprándole al Estado las deudas para que este pueda pagarle a los bancos, y a su vez el Estado poder realizar sus políticas sociales siempre contando con recursos que aparentemente están ahí siempre.

    Pero la deuda hay que pagarla, llega un momento en que el Estado tiene que devolver sus deudas a los inversores a lo que hoy en día se llama mercados financieros o ” malvados especuladores”, o sea la gente no da gratis su dinero, lo dan a cambio de que al menos lo devuelvas y si puede ser con algo de interés, entonces tiene dos opciones o recurre al anatocismo es decir a incurrir en nuevas deudas y más deudas para pagar las primeras deudas, o bien a subir los impuestos a la gente para pagar esas deudas en que ha incurrido el Estado y poder seguir gastando a costa de quienes producen y trabajan.

    Entonces qué ocurre, llega un momento en que los Bancos que se están lucrando en comandita con el Estado han dado tantos créditos a cualquiera que monta una inversión sin preocuprase realmente del valor futuro que esa inversión va a tener y a tan bajo interés que inversions que no serían rentables por falta de ahorro real es decir, de personas que no consumen para permitir que otros usen esos bienes sobrantes no consumidos en inversiones supuestamente productivas, como no existe ese ahorro sino que es una mera creación de dinero de la nada, entonces, hay muchas personas invirtiendo en cualquier cosa y consumiendo a la vez y todos parecen sentirse muy ricos ya que van al Banco y encuentran financiación para sus vacaciones, para la construcción de pisos etc etc etc, pero el dinero crédito no son bienes reales que puedan consumirse para retribuir a cada uno en el mercado su esfuerzo, sino que es papel y si se incremental el papel hasta el máximo llega un momento en que solo caben dos políticas o bien seguir hasta el final expandiendo el crédito con lo cual ocurre como en Alemania en 1923 que el mark alemán se vino abajo por pérdida absoluta de valor, hiperinflación con lo cual se destruye la moneda y todo el mundo pierde su valor sobreviniendo la ruina y paralizándose la producción, o bien deteniendo la expansión, y entonces descubriendo las empresas y los particulares que se han endeudado muchísimo y que tienen que restringir su nivel de gasto puesto que ya no está el banco ahñi para financiar sus lujos que ellos creían que eran de disponibilidad ilimitada en el tiempo.

    Cuando las empresas abaratan costes unos de los costes que han de abaratar para dar salida a su producción y no quebrar son los salarios, con lo cual o reducen los salarios hasta un punto donde sea rentable producir o despiden masivamente a los trabajadores que solo habían resultado rentables por la falsa ilusión de riqueza creada por el mecanismo de la deuda pública y crédito barato.

    Entonces surgen una serie de problemas, resulta que los bancos están en una posición comprometida pues muchos de ellos tienen deudas que no pueden asumir ya que habían usado el dinero de sus acreedores para inversiones que finalmente han resultado ruionasas y por tanto los activos con los que los bancos contaban para amortizar sus pasivos ya no existen o deberíamos decir que realmente nunca existieron, con lo cual los Bancos quiebran pero si quiebran entonces el Estado se viene abajo ya que el valor del dinero artificial de papel moneda venía ligado a la capacidad de endeudamiento del Estado es decir de la capacidad de este para poder endeudarse sin quebrar, con lo cual si quiebran los bancos estos le exigirán al Estado un dinero que este no tiene, el Estado entonces tendría que aumentar vertiginosamente sus impuestos pero sí lo hace destruye la producción y sobreviene la hambruna masiva por falta de bienes, con lo cual al Estado esa opción no le interesa porque sería desastrosa, entonces se le presentan dos opciones, una buena y otra mala pero que al Estado le viene bien para seguir en el negocio con los Banqueros y los receptores de bienestar público que solo consumen pero que nada producen.

    La opción buena es que deje de endeudarse y no gaste nada, deje de subvencionar a los amiguetes del bienestar público y que estos se dediquen a producir, el Estado devuelva sus deudas y cuadre el balance fiscal, esa opción digo es la buena o la menos mala de todas porque hace que la gente vuelva a producir y a reconstruir la situación y el Estado se aparta de su mal camino deja de financiar servicios públicos que deberán ser privatizados pues ya no pueden ser rentables.

    Como esa opción es impopular ya que incluso exigiría despedir a muchos empleados públicos que habían obtenido sus ingresos a costa de los productores sean del país o extranjeros, y ello ocasionaría pérdida de votos e influencia política, entonces cabe otra opción y es la de rescatar a los Bancos a costa de los contribuyentes productivos y ponerles nuevamente la soga al cuello y estos pagan los desmanes de la crisis como la están pagando ahora, claro haciendo determinadas reformas como por ejemplo recortando servicios públicos que ahora son de peor calidad y de menor cantidad pero subiendo los impuestos para cuadrar las cuentas públicas y pagar la deuda, con lo cual son los ciudadanos los que pagan el pato y la fiesta que otros hicieron con dinero ajeno, y los amiguetes del bienestar público solo ven reducido un poco sus prebendas ya que por la naturaleza de la realidad tampooco pueden recibir mucho.

    Entonces tenemos una época de crisis y austeriidad donde el sector privado se reorganiza, unas empresas cierran y los trabajadores van al paro a la espera de recolocarse en otras industrias que puedan crearse , otros empresarios ven reducidos sus beneficios por la crisis y tienen que reorientarse a otros sectores o cambiar su modelo productivo etc.

    Y en la medida en que hacen esto, puede ocurir que las leyes laborales deban flexibilizarse pues de lo contrario nadie podrá crear empresas y riqueza para generar puestos de trabajo y en consecuencia habrá paro masivo institucional, y felxibilizar los costes burocráticos etc, y eso es lo que actualmente se les está exigiendo a los países europeos más despilfarradores como España o Italia o Grecia etc.

    También el Estado ve como su deuda pñublica, en tanto no haya reformas que permitan a los productores crear riqueza, no va a ser comprada y eso es lo que ocurre con la Prima de Riesgo que no es otra cosa que el hecho de que los inversores no quieren poner su capital en un Estado que es incapaz de poder garantizar la solvencia productiva del mismo, en consecuencia, el dinero actualmente es mantenido por el valor futuro que los sufridos productores- contribuyentes van generando para mantener a políticos, banqueros corruptos amigos del Estado, organizaciones sociales como sindicatos, artistas de dudoso prestigio etc que son amiguetes del bienestar público.

    Esa es la crsis económica explicada a grandes rasgos, y las crisis no son de consumo o mejor dicho son de exceso de consumo inmerecido y de déficit de producción cercenada por la fuerza del Estado, esa es la causa última de las crisis económicas.

    Y los trabajadores abandonan unas etapas para irse a otras porque sencillamente si no encuentran trabajo en un sector productivo tendrán que buscarse nuevo empleo porque no pueden vivir del aire como quien dice, es muy sencillo de entender.

  • Leyrian says:

    A ver, voy a intentar plantear mi duda de otra manera.
    El problema de introducir dinero en el mercado es, según la teoría austríaca, que al aumentar el consumo, los trabajadores se van a las etapas cercanas porque aquí ganan más dinero, abandonando las alejadas, donde ganan menos.
    Pero es que, si es una cadena, no entiendo por qué ocurre esto. Si la etapa del consumo gana más (porque la gente compra más al tener dinero de nueva creación), ésta debería comprar más a la etapa anterior, y esta a la anterior, hasta remontarse a la primera, de modo que en todas deberían seguir obteniendo beneficios similares, y no sería necesario que los de las etapas alejadas las abandonaran.
    Es muy fácil explicar la crisis diciendo que se dan préstamos a empresarios, los cuales crean bienes que a la gente no le interesa comprar, de modo que tienen pérdidas y no devuelven el crédito.
    Lo que quiero saber es cómo hay crísis cuando hay consumo, y por qué tengo que creerme que los trabajadores abandonan unas etapas para irse a otras. Esto Huerta de Soto no lo explica.

  • Leyrian says:

    Miguel, ya sé que el dinero no se introduce todo a la vez en la economía, pero no hace falta que mires el ejemplo como si se tratase de un momento inicial y un momento final, sino que la inyección de los 1400 euros puede hallarse dentro de un proceso mucho más largo, del que se habrían cogido esos dos puntos. También es obvio que el crédito no se reparte a todos por igual, pero para simplificar.

    Omingod, creo que estamos diciendo lo mismo, pero en cualquier caso aunque la mitad de la población pierda 2/3 partes de su trabajo y su dinero deje de tener valor, la otra mitad puede consumir todo lo que la primera mitad ha dejado de poder comprar, hasta que la cosa se equilibra de forma que lo que pierden unos lo ganan otros.
    Partiendo de la base de que da lo mismo que existan 600 euros y cueste 6 euros cada pan, o que haya 2000 euros y cueste 20 euros cada pan (ya que en ambos casos si lo divides te va a dar la misma cantidad), no veo que la creación de dinero cause las crisis (ya que se puede seguir consumiendo en la misma proporción), sino únicamente desigualdad, puesto que beneficia a los primeros receptores del dinero. Me tendríais que explicar qué ocurre para que sea esa desigualdad la que cause las crísis xD.

    • omingod says:

      Leyrian: Cualquier intervención del gobierno en la economía causa problemas, porque está impidiendo que funcione el libre mercado. Cuando les quita a unos para darles a otros, y cuando devalúa los ahorros de todos (proporcionalmente según su productividad y su capacidad de ahorro/inversión) está influenciando las decisiones de los individuos. El mejor ejemplo lo tenemos en la situación económica actual: el gobierno incita la venta de inmuebles, obliga a los bancos a prestarle a cualquiera, y además pone (por la fuerza) tipos de interés bajísimos. El resultado es que tanto la gente normal como los bancos toman decisiones que no tomarían en situaciones normales, a veces perdiendo el sentido de lo que es económicamente viable y lo que no (o sea, siendo irresponsable en sus decisiones), y eso funciona solamente hasta un cierto momento, luego llega la crisis.

      En tu ejemplo de inflación: quienes estaban pensando en invertir en maquinaria o herramientas de hacer pan ahora no querrán – o no podrán – hacerlo, y miles de decisiones como esa harán que la economía como un todo sea impactada y en algún momento deje de funcionar. Es cierto que el hecho de que existen 100 panes hoy no se altera si el gobierno en un momento dado interviene inyectando dinero en la economía, pero esa intervención repercutirá en si mañana se vuelven a fabricar 100 panes o 200… o 20.

      No es la desigualdad en sí la que causa la crisis, sino las medidas gubernamentales que impiden el funcionamiento eficiente del libre mercado — determinado por la elección libre y voluntaria de todos los ciudadanos, cada uno de ellos influenciando la actividad económica según su inteligencia y su productividad, y siendo económicamente recompensado o castigado en consecuencia.

  • Leyrian says:

    “Al final se revela la escasez cuando la corriente crediticia cesa y ha de cesar porque si no se genera hiperinflación y se destruye la moneda como ocurrió en Alemania en 1923, o en EEUU en 1929.”

    No entiendo por qué la inflación genera crisis, y voy a poner un ejemplo numérico:

    Al principio hay 600 euros para 100 personas (6 E por persona), y 120 panes por ejemplo al precio de 6 E cada uno. Todos pueden comprar un pan, de modo que pueden venderse 100 panes.

    Se inyectan 1400 euros y no aumenta el número de bienes (inflación). Como no las reciben todos por igual, porque entonces sería como el ejemplo que pone Huerta de Soto del helicóptero de Friedman, y nadie sería más pobre ni más rico, por lo que no afectaría en absoluto a la economía; voy a poner por ejemplo que recibe este dinero un 50% de la población, de modo que ahora hay 50 personas con 28 E (1400:50) + 6 que tenían al principio, y las otras 50 personas solo se quedan con los 6 E que tenían al principio. Ahora hay:
    50 personas con 6 E (50×6=300).
    50 personas con 28 E + 6 = 34 (50×34=1700).
    Ahora hay 2000 euros (600 del principio + 1400 creados), y si sigue habiendo solo 120 panes cada uno cuesta 16,6.
    Hay 50 personas con 6 E que no pueden comprar pan, pero hay otras 50 personas con 34 E que pueden comprar 2 panes. Es decir, se van a comprar 100 panes tanto si hay 400 E como si hay 2000 E.

    De este modo, yo veo que la creación de dinero hace que aumenten las diferencias sociales de la población aumentando el poder adquisitivo de quien lo reciba antes, pero no veo cómo la inflación genera las crísis o destruye el dinero, si se pueden seguir comprando exactamente las mismas cosas y el mismo número de cosas.

    • omingod says:

      En el super-simplificado ejemplo que pones, si todos los bienes existentes son panes (120 de ellos), y el total de dinero existente son 600 euros, entonces cada pan vale 600/120 = 5 euros por unidad. Si asumes que los 100 ciudadanos han trabajado y ganado lo mismo y hoy tiene 5 euros cada uno (600 / 100 = 6 euros por individuo), entonces cada ciudadano puede potencialmente comprar 1,2 panes; su poder adquisitivo (como resultado de su trabajo) es de 1,2 panes por individuo.

      Ahora mira lo que pasa en tu ejemplo. Las 50 personas que reciben dinero artificial (llámalo subsidios, dinero falso, o “funny money”), en el momento de recibir esos 22 euros caídos del cielo por los que no han trabajado nada, esas personas pueden teóricamente comprar pan al precio inicial de 5 euros por unidad; está claro que al ser mayor la demanda (al haber más papel-dinero en circulación con el que pueden comprarse bienes existentes) y mantenerse la misma oferta (la cantidad de panes), los precios irán subiendo hasta que el precio se equilibre en 16,66 euros por unidad (dividiendo el dinero total entre los bienes totales, o sea (600+1400)/120 = 16.66).

      Ahora mira a las 50 personas que habían ahorrado el dinero de su trabajo, los que lo habían invertido, los que guardaban sus 6 euros para poder comprar 1,2 panes algún día: al ir subiendo los precios, ellos ven que tendrán que conformarse con comprar menos de un pan: de hecho, en vez del poder adquisitivo inicial de 1,2 panes, su poder adquisitivo final es de menos de la tercera parte (6 euros / 16,66 precio de un pan = 0,36% de un pan). Esos individuos trabajaron las mismas horas, pero ahora pueden comprar menos de la tercera parte de comida que antes; 2/3 partes de su trabajo les ha sido robado. Cuanto más hayan producido y ahorrado (i.e., no consumido), o sea, cuanto más hayan invertido en producción futura, más afectados serán por la inflación.

      Esa es la maldad de la inflación: es un robo sutil y sofisticado que desvirtúa las leyes económicas básicas, haciendo que el poder adquisitivo no dependa de la producción y los ahorros de un individuo, sino de los “favores” que recibe del gobierno, a costa de los que sí han producido. Con inflación, los recursos económicos no pueden ser direccionados a las actividades más eficientes, porque éstas se construyen a través del ahorro y la inversión, y la inflación hace que esos medios no sean viables.

      De las tres formas que tiene el gobierno de robarles a sus ciudadanos (las otras dos siendo los impuestos y el endeudamiento), la inflación es la más sutil y la más destructiva.

  • AM says:

    Leyrian:

    “Pero si se introducen 100 dólares en el mercado y ese dinero se destina a producir más bocadillos ¿no podría ocurrir que ahora hubiera 200 bocadillos y costase 2 dólares cada bocadillo, manteniéndose simétrica la proporción?”

    El problema acá es que producir más bocadillos no es tan rápido como emitir más dinero. Por ello es que inevitablemente grandes sumas de dinero -sin respaldo- que se inyecten a una economía generará inflación.

  • Leyrian says:

    “Los que reciben esos 100 dólares adicionales (los políticos o los que reciben esos subsidios inicialmente) se “benefician” porque pueden comprar bocadillos sin entregar nada a cambio, sin producir.”

    Normalmente, creo que los que reciben esos 100 dólares adicionales, son empresas (ya sean públicas o privadas) que sí emplean ese dinero en producir bienes, los cuales luego no siempre responden a la demanda (en cuyo caso terminan quebrando por haber invertido mal), pero cuando sí lo hacen, ¿por qué no puede aumentar la cantidad de bienes de forma proporcional a la cantidad de dinero?

  • Leyrian says:

    Hola.
    Muchas gracias por tu respuesta, pero sigo sin verlo.
    Entiendo perfectamente esto que dices, y es cierto:
    “Si hay 100 bocadillos y 100 dólares en el mercado, cada bocadillo vale 1 dólar. Si ahora el gobierno (o un falsificador) introduce otros 100 dólares en el mercado, ahora cada bocadillo vale 2 dólares (es la misma cantidad de bocadillos, pero proporcionalmente más caros).”
    Pero si se introducen 100 dólares en el mercado y ese dinero se destina a producir más bocadillos ¿no podría ocurrir que ahora hubiera 200 bocadillos y costase 2 dólares cada bocadillo, manteniéndose simétrica la proporción?
    Conozco lo que dice la Escuela Austriaca, y doy por hecho que la crisis la ha causado el sistema de reserva fraccionaria y el intervencionismo, pero siempre he tenido la duda de por qué no puede aumentar la cantidad de bienes de forma proporcional al dinero, sobre todo cuando se trata de bienes que llegan al mercado rápidamente.
    Saludos.

  • Leyrian says:

    “Si la oferta de dinero (de créditos) aumenta en relación a la oferta de bienes tangibles en la economía, los precios eventualmente tienen que aumentar.”

    Pero a su vez la gente tiene más dinero, y puede abrir nuevos negocios con los que aumentar la oferta de bienes, hasta que se vuelvan a estabilizar los precios.
    Creo que en los países desarrollados lo que ocurre es que la cadena productiva es muy larga, y los productos no llegan al mercado cuando los consumidores los requieren (de modo que no llegan a estabilizarse los precios).
    Pero en los países en desarrollo donde la cadena productiva es corta y los productos sí llegan rápidamente al mercado, ¿cuál sería el problema?

    • omingod says:

      Leyrian, creo que hay algunas confusiones en tu comentario. Lo que la gente consume son bienes físicos (o servicios); el que haya más dinero en circulación no quiere decir que haya más oferta de bienes; la cantidad de bienes es la misma, sólo que son más caros.

      Si hay 100 bocadillos y 100 dólares en el mercado, cada bocadillo vale 1 dólar. Si ahora el gobierno (o un falsificador) introduce otros 100 dólares en el mercado, ahora cada bocadillo vale 2 dólares (es la misma cantidad de bocadillos, pero proporcionalmente más caros). Los que reciben esos 100 dólares adicionales (los políticos o los que reciben esos subsidios inicialmente) se “benefician” porque pueden comprar bocadillos sin entregar nada a cambio, sin producir.

      Los que tienen ahorros guardados – los que han trabajado y producido algo de valor, y han recibido pago a cambio – son los que se perjudican; si alguien ha trabajado 5 horas para ganar 1 dólar y poder comprar un bocadillo, cuando esos billetes entren en circulación y los precios suban (se inflen) entonces podrá comprar sólo medio bocadillo. Su esfuerzo ha sido el mismo – 5 horas de trabajo – pero el gobierno (o el estafador, que es lo mismo), le ha robado la mitad de su poder adquisitivo.

      El robo a través de la inflación es tan sutil y tan bien encubierto que poca gente se da cuenta de la salvajada que supone.

Previous Post
«
Next Post
»