Objetivismo.org

Inflación

El diccionario define «inflación» como «el aumento o la expansión indebida de la moneda de un país, especialmente por la emisión de papel moneda no redimible en especie» (Random House). Es interesante destacar que la palabra «inflado» se define como «distendido con aire o gas, hinchado».

Esto último no es una coincidencia: en lo que respecta a cuestiones sociales, «inflación» no significa crecimiento, ampliación o expansión, significa una «indebida» – o abusiva o fraudulenta – expansión. La expansión de la moneda de un país (que, dicho sea de paso, es algo que no puede ser perpetrado por ciudadanos particulares, sólo por el gobierno) consiste en repartir, como si fueran valores, un montón de papeles respaldados sólo por promesas (o aire caliente), y recibiendo a cambio valores de verdad, los bienes y servicios de los ciudadanos – hasta que la riqueza del país se agota. Una actividad similar, en las transacciones privadas, es el pagar con cheques de una cuenta bancaria inexistente. Pero, en el área privada, esto es considerado como un delito – y la mayoría de la gente entiende por qué ese tipo de actividad no puede durar mucho tiempo.

Hoy en día, la gente está empezando a comprender que la cuenta del gobierno ya no tiene fondos, que un papel no es lo mismo que una moneda de oro o un automóvil o una barra de pan – y que si intentas falsificar valores monetarios, no consigues abundancia, sólo consigues desvalorizar la moneda e irte a la quiebra.

# # #

La inflación no la causan las acciones de ciudadanos particulares, sino las acciones del gobierno: por medio de una expansión artificial de la oferta monetaria, la cual es necesaria para apoyar el gasto deficitario. No hay estafadores privados ni ladrones de bancos en todo el curso de la historia que hayan saqueado los ahorros del pueblo en una escala comparable al saqueo perpetrado por las políticas fiscales de los gobiernos estatistas.

# # #

La ley de la oferta y la demanda no puede ser burlada. Si la oferta de dinero (de créditos) aumenta en relación a la oferta de bienes tangibles en la economía, los precios eventualmente tienen que aumentar. Así, los ingresos ahorrados por los miembros productivos de la sociedad pierden valor en términos de bienes. Cuando los libros de la economía son finalmente cuadrados, se encuentra uno con que esta pérdida de valor equivale a los bienes adquiridos por el gobierno para subsidios o para otros fines, con los ingresos del dinero de bonos del gobierno financiados por la expansión del crédito bancario.

En ausencia del patrón oro, no hay manera de proteger los ahorros de la confiscación a través de la inflación. No hay ningún sitio seguro que guarde el valor. Si lo hubiera, el Gobierno tendría que declararlo ilegal, que es exactamente lo que pasó en el caso del oro.

# # #

Sólo hay una institución que pueda atribuirse a sí misma el poder de comerciar legalmente con cheques sin fondos: el gobierno. Y es la única institución que puede hipotecar tu futuro sin tu conocimiento y sin tu consentimiento: los títulos públicos (y el papel moneda) son pagarés respaldados por ingresos fiscales futuros, o sea, por tu producción futura.

# # #

Habéis oído decir a los economistas que ellos están desconcertados con la naturaleza del problema actual: ellos son incapaces de entender por qué la inflación está acompañada de recesión – lo que va contra sus doctrinas keynesianas; y han acuñado un nombre ridículo para ella: «estanflación». Sus teorías ignoran el hecho de que el dinero puede funcionar sólo en la medida en que representa los bienes de verdad – y que a un cierto nivel de inflación de la oferta monetaria, el gobierno comienza a consumir el capital de inversión de una nación, haciendo así imposible la producción.

# # #

A la «espiral de precios y salarios», que es simplemente una consecuencia de la inflación, se le echa la culpa como siendo su causa, de esa forma desviando la culpa del verdadero responsable: el gobierno. Pero la culpa del gobierno se esconde tras las complejidades esotéricas del presupuesto nacional y de las finanzas internacionales – las cuales no se espera que el público pueda entender – mientras el desastre de huelgas a nivel nacional es directamente percibido por todos y le da credibilidad a un creciente resentimiento de la opinión pública contra los sindicatos.

# # #

Fuentes:

«Inflación Moral» The Ayn Rand Letter

«El Moratorium de Cerebros» The Ayn Rand Letter

«¿Quién Nos Protegerá de Nuestros Protectores?» The Objectivist Newsletter, Mayo 1962

Alan Greenspan: «Oro y Libertad Económica», Capitalismo: El Ideal Desconocido

«Igualitarismo e Inflación», Filosofía: Quién La Necesita

# # #

avatar
42 Hilo de comentarios
4 Hilo de respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Hilo con más emociones
9 Autores de comentarios
JeisonMartyMarcosgodminoGuido Autores de comentarios recientes
  Suscríbete  
Informarme de
Jeison
Jeison

Gracias por sus respuestas, las tomo en cuenta.

Marty
Marty

Tampoco soy el administrador; Lo esencial son los fundamentos de la posición de objetivismo frente a la economía y el libre mercado, como bien lo explico Leyrian el libre mercado se basa en que nadie lo regula, esta posición se… Leer más »

1 9 10 11

Ayn Rand

*Escultura* es la rama del arte que recrea la realidad por medio de formas tridimensionales hechas de un material sólido.

Objetivismo por temas

Glosario

Objetivismo en Facebook

Derechos del hombre

Objetivismo explicado en 2 minutos

Más visitadas