El Maestro contra el Mercado

Archivado en: , , , 4 Comentarios

 

Si alguien quiere entender cómo el libre mercado explica las crisis financieras, debe leer a Ayn Rand, o a Ludwig von Mises, o incluso al Alan Greenspan de hace 42 años. Pero oir al Alan Greenspan de hoy hablar de mercados libres es como oir a un censurador chino hablar de libertad de expresión. . . .

# # #

Alan Greenspan afirma que el mercado libre no consiguió evitar la crisis financiera, y que está «asombrado» de que su profesada «ideología de libre mercado» parece contener un «defecto».

Pero, ¿por qué hemos de tomárnoslo en serio? Greenspan, aunque estuvo un tiempo atrás asociado con la filósofa de laissez-faire Ayn Rand, de hecho no ha defendido el libre mercado desde hace décadas. Recordemos que este es un hombre que durante dos décadas fue reverenciado por ser, en palabras del New York Times, «el infalible maestro del sistema financiero».

Los mercados libres no tienen «maestros infalibles», lo que hacen es liberarnos de tales «maestros» – de los planificadores centrales que repetida y falsamente han expresado la capacidad y el derecho de orquestar millones de vidas económicas. Los mercados libres le permiten a cada uno de nosotros ser su propio maestro, manejar sus propios asuntos, producir y comerciar como lo consideremos oportuno, y asumir la responsabilidad de las consecuencias cuando fracasamos.

Todo el tiempo que Alan Greenspan trabajó para la Reserva Federal lo dedicó a distorsionar los resultados del mercado con los omnipresentes controles de los mercados financieros, incluido el mercado hipotecario. La Reserva Federal, por su naturaleza, ejerce un enorme poder sobre el mercado pues es quien determina la oferta monetaria y las tasas de interés, que a su vez determinan los préstamos, los créditos, y la influencia de los bancos a través de toda la economía. Al inicio de su mandato, algunos esperaban que Greenspan, quien se había opuesto con anterioridad a la Reserva Federal y había sido partidario del patrón oro, minimizara la distorsión de la Reserva Federal en los mercados. En cambio, Greenspan se convirtió en nuestro Manipulador en Jefe, en repetidas ocasiones inflando la oferta monetaria y bajando artificialmente los tipos de interés para supuestamente maximizar la prosperidad. Además, no se opuso a otros distorsionadores del mercado como Fannie Mae y Freddie Mac (que incentivó a los prestamistas a hacer préstamos de billones de dólares que nunca habrían concedido en un mercado libre), ni al cartel de agencias apoyadas por el gobierno dedicadas a evaluar títulos (y cuyos absurdos modelos les daban valuación AAA a títulos respaldados por hipotecas).

Por lo tanto, cuando Greenspan habla, lo hace, no como la voz de un (inexistente) mercado libre en finanzas y en vivienda, sino como la voz del planificador central del gobierno – una voz totalmente motivada a culpar al mercado en vez de culpar a las políticas de la Reserva Federal que distorsionan el mercado.

Ciertamente esta no es la voz del Alan Greenspan que denunció a la Reserva Federal y defendió el patrón oro en 1960 como contribuidor al libro de Ayn Rand Capitalismo: El Ideal Desconocido. Aquel Alan Greenspan entendía lo que son los mercados libres, y explicó cómo ellos fomentan el comportamiento racional de las personas en su propio interés, siempre y cuando ellas sean las responsables de sus propios riesgos. También explicó cómo las dádivas y los rescates del gobierno recompensan el comportamiento irracional y destructivo. Por ejemplo, cuando el gobierno infla la oferta monetaria y manipula los tipos de interés, les está dando a las instituciones financieras nuevos fondos que no están respaldados por activos reales, fondos que son canalizados en determinados sectores de la economía (como en acciones punto.com o en casas), y que crean auges artificiales seguidos de derrumbes catastróficos. Este es el análisis de Greenspan sobre el auge que precedió al derrumbe de 1929: «El exceso de crédito que la Reserva Federal bombeó en la economía repercutió en el mercado de valores – provocando un fantástico boom especulativo». ¿Suena familiar? ¿Qué identificaría el Greenspan de entonces como la causa del auge especulativo de la vivienda en el centro de la crisis de hoy – el mercado o el maestro?

Greenspan tiene derecho a cambiar de opinión, por supuesto, pero es intelectualmente deshonesto hacernos creer que el mercado que él ha manipulado durante 20 años era verdaderamente libre. Y los que cuestionan las acciones de Greenspan como jefe de la Reserva Federal no deberían preguntarle lo que no hizo para prevenir la crisis financiera; deberían preguntarle qué hizo para causar la crisis al usar su enorme poder para recompensar un comportamiento irracional. Le deberían preguntar cómo él puede negar que su imprenta inflacionista, junto con el estado de bienestar para las viviendas, creó la falsa promesa de precios de las viviendas cada vez mayores que fue la raíz de toda la irracionalidad del mercado – desde «cambiar» de casa constantemente por diversión y lucro, a los «préstamos de mentiroso» con sólo interés, para gente pobre, hasta las acciones de Wall Street de cortar, descomponer y apostar a contratos hipotecarios dudosos.

Si alguien quiere entender cómo explica el libre mercado las crisis financieras, debe leer a Ayn Rand, o a Ludwig von Mises, o incluso al Alan Greenspan de hace 42 años. Pero oir al Alan Greenspan de hoy hablar de mercados libres es como oir a un censurador chino hablar de libertad de expresión.

Nada bueno se puede ganar, ni intelectual ni políticamente, con echarle la culpa de nuestros problemas a algo que no existió – sea el mítico mercado libre del auge de la vivienda o la mítica ideología de Greenspan del libre mercado. Los americanos necesitan entender la verdadera naturaleza de Greenspan como burócrata manipulador del mercado, para que podamos investigar los controles del gobierno que son la verdadera causa del desastre actual, y así salvarnos de desastres provocados por un mercado menos libre aún en el futuro.

# # #

Por Alex Epstein y Yaron Brook. Traducido por Objetivismo.org con permiso del Ayn Rand Institute.

Alex Epstein es analista del Ayn Rand Center for Individual Rights (ARC). Yaron Brook, Ph.D. en finanzas, es presidente del ARC. El Ayn Rand Center es una división del Ayn Rand Institute y promueve la filosofía de Ayn Rand, autora de «Atlas Shrugged» y «The Fountainhead».

# # #

definitivo ebooks 1

 

# # #

Publicado por: diciembre 2, 2010 4:54 am

4 Comentarios

4 Comentarios

4 respuesta a “El Maestro contra el Mercado”

  • Miguel says:

    En cuanto a Mises y su praxeología, yo entiendo que es compatible con objetivismo, de hecho objetivismo es un sistema filosófico y la Praxeología misiana es una escuela o paradigma económico, los únicos puntos donde podrían chocar Mises y Rand es que mientras Rand abogaba por observar la realidad concreta y por inducción generalizar hasta el descubrimiento de los principios entre ellos los principios axiomáticos o axiomas que son irreductibles y luego descubrir cuál es la moral apropiada para el hombre que se elabora en base a principios abstractos pero observando la naturaleza del hombre, Mises estaba lastrado por la epistemología crítica de Kant que separaba el conocimiento en empírico- contingente y en universal- necesario o a priori que se elaboraba sin tener en cuenta los hechos de la experiencia sensible, pues bien, partiendo de esa epistemología defectuosa y errónea Mises cree que la Ciencia Económica debe partir de un axioma autoevidente y de ahí deduccir el resto de principios sin tener en cuenta la realidad empírica.

    En ese sentido la metodología de Mises es errónea pero ello no invalida su praxeología simplemente hay que reinterpretar a Mises a la luz del método objetivista- aristotélico, verás Mises parte del axioma evidente de la acción humana que objetivismo más bien llamaría más adecuadamente consciencia volicional, ( es decir la consciencia humana), ya que las acciones son un efecto de las decisiones conscientes de los hombres, entonces como observarás si lees a Mises, ambos parten para estudiar al hombre desde donde hay que partir desde el hecho de que es un ser consciente que actúa en pos de metas, ahora bien Ayn Rand subraya que el hombre actúa basándose en una realidad que es exterior a su consciencia pero que ha de captar por medio de su propia facultad de percepción a partir de los datos suministrados por los sentidos.

    Ahora bien, seguramente habrás oído que La Escuela Austríaca se opone a lo empírico, bien, ello es consecuencia de que esta escuela lastrada por el criticismo neokantiano acepta dicha dicotomía entre lo necesario que es puramente mental y lo contingente que son los datos concretos de la experiencia, entonces como los positivistas lógicos a partir de Comte dijeron que toda ciencia debía ser puramente fenoménica y que todo lo que trascendiera la experiencia era arbitrario y en consecuencia las principales corrientes económicas aceptaron dicha metodología entendieron que el hombre era similar a cualquier fenómeno de la naturaleza o sea igual que una piedra, un animal, un bosque, etc, y que en consecuencia podía ser condicionado científicamente al modo en que se hace con los elementos químicos y los fenómenos físicos en un laboratorio, y de ahí los economistas neopositivistas concluyeron que el hombre podía ser objeto de intervención coactiva por parte de la sociedad para adaptar su comportamiento a determinados esquemas planificados ya que la ciencia trataba según los positivistas con fenómenos físicos y por ende para tratar científicamente al hombre debían hacerlo así y concibieron a la sociedad como un gran laboratorio de experimentación donde los hombres serían considerados como meras cobayas al servicio del científico social, contra eso se opusieron los austríacos y dijeron ,no, la economía trata con los principios inalaterables del comportamiento humano y que no pueden estar sujeto a experimentación y entonces se opusieron acertadamente a los positivistas pero como estaban lastrados por Kant pensaron que los principios derivados de la acción humana que formaba parte de la naturaleza humana eran dados fuera de la experiencia y debían ser aceptados como axiomas indemostrables, pero cometieron un error fatal porque le concedieron los austríacos la bandera de la razón a los positivistas que eran en realidad neomísticos y dijo Hayek que los ingenieros sociales como Comte, Keynes o Marx eran defensores de la razón pero que no obstante la razón es limitada y que no puede uno creer que puede planificar el orden social, al hacer eso Hayek justificó el capitalismo en base a la tradición y a la fe en las normas morales aprendidas antaño o sea de igual modo que hicieron los conservadores norteamericanos.

    Pero ambos tanto positivistas como austríacos están equivocados en ese punto, los primeros yerran al no tener en cuenta que la verdadera identidad del hombre es la de ser un ente de consciencia volitiva que persigue fines de acuerdo a un criterio ordenador de los mismos en una escala jerárquica de valores ,pero teniendo en cuenta que la naturaleza humana al ser esencialmente distinta del resto de entes tanto animados como inanimados pero que forma parte de la realidad no legitimaba a tratar a los hombres como ganado experimental, Ayn Rand expresa la actitud de esos positivistas en su discurso del Galt al decir que según los colectivistas un industrial es nada, no existe tal persona, una fábrica es un recurso natural tal y como lo es una piedra, un bosque o un lodazal, es decir, los economistas positivistas ignoraron la verdadera naturaleza humana y que la economía al ser una ciencia humana debía estudiar la naturaleza del ser humano como tal y los principios que de acuerdo con ella deben guiar el comportamiento o la acción humana intencional.

    Los segundos, o sea los austríacos, yerraron al conceder la premisa de la razón a sus enemigos al menos Hayek que hablaba de que el hombre tiene una razón limitada y que Hegel, Marx, Descartes, Comte, Keynes son racionalistas ingenuos que pretenden diseñar un orden de acuerdo con la razón ,cuando en realidad estos no eran racionalistas sino místicos que ignoraban que el hombre no era un apéndice de la sociedad tal como pueden ser los órganos humanos al entero cuerpo, y el otro error que cometieron los austríacos es considerar que la inducción y la empiria no son válidas para la ciencia económica y desdeñaron el papel de la historia y que todo lo que la Economía podía decir era puramente deductivo, ignorando que la inducción es previa a la deducción, pues el tan cacareado a priorismo austríaco en realidad llega a la validez de sus axiomas observando empíricamente la naturaleza del hombre llegando a la conclusión de que todo proceso de cooperación social empieza con la acción humana intencional pero esa acción humana que es en efecto el axioma de la consciencia aplicado a transformar la materia según las necesidades del hombre se conoce a través de la inducción, descubriendo que el elemento primario de toda sociedad es el individuo que actúa por medio de su consciencia y eso se hace por vía de la inducción empírica, luego podremos estudiar las leyes universales de la economía que se elaboran deductivamente a partir de ese axioma de la acción humana y otros hechos básicos relacionados con el hombre tal y como que el hombre coopera merced a la superior productividad de la especialización y el comercio bajo el signo de la división del trabajo o el hecho de que el trabajo lleva aparejado un cierto nivel de desutilidad que hace que en determinado momento este deje de ser provechoso conforme vaya aumentando su cantidad etc, todos esos principios se obtienen por inducción a partir de la observación de la realidad y hay otros principios que sí se obtienen deductivamente, lo ideal en la ciencia es combinar el método inductivo y el deductivo cuando sea procedente y siempre teniendo presente que la teoría no tenga elementos contradictorios en sí mismas o sea sea coherente y que tampoco contradiga hechos de la realidad, lo que se llama correspondencia de la verdad o ajuste de las teorías e ideas a la realidad que es el marco de la verdad.

    Por otro lado, otra diferencia que cabe observar entre el paradigma misiano y el objetivismo de Ayn Rand, es que los austríacos entienden que el valor es subjetivo frente a los objetivistas que entienden que la verdadera naturaleza del valor es objetiva, pero aqui si bien no existe incompatibilidades graves entre ambos sistemas de ideas sí es preciso reseñar que lo que los austríacos en realidad llaman valor subjetivo es en realidad un valor objetivo.

    Los austríacos dicen que el valor es subjetivo porque viene determinado no por las cosas físicas en sí mismas consideradas tal como entendía Karl Marx con el trabajo impreso en las mercancías como el valor smithiniano que venía determinado por el costo de producción que se consideraba objetivo o la teoría de las dos tijeras de Alfred Marshall que consideraba que el valor de los bienes eran en parte subjetivo por venir determinado por la utilidad de los consumidores o demanda y por el coste objetivo de producción de las mercaderías, y en esas críticas los austríacos tienen razón pero en lo que no tienen razón es en llamar a la concepción del valor que ellos defienden como subjetiva frente a las erróneas concepciones del valor marxistas y demás que he comentado que en realidad deberían llamarse íntrinsecas, ( en cuanto a la teoría de la doble tijera en realidad muestra una incomprensión objetiva del fenómeno del valor económico de los bienes que no viene al caso comentar extensamente aqui), por cuanto ignoran que el valor objetivamente viene determinado por referencia a un fin que es establecido por el criterio o estándar de referencia que un sujeto humano valuador acepta.

    O sea, que en realidad el valor subjetivo de Mises debería ser conceptuado como valor objetivo como bien nombró Ayn Rand. Por tanto en esencia ambas teorías son similares y no se contradicen solo que los misianos yerran al llamarse a sí mismos subjetivistas, pues el valor viene determinado por las cosas y hechos de la realidad en tanto en cuanto sirven a los fines y necesides de un ser humano vivo y consciente.

    El valor no es subjetivo por cuanto se basa en principios objetivos de valuación de la naturaleza humana, es decir, en el hecho de que la consicencia humana puede actuar en base a fines conscientes ordenados en una escala jérárquica decreciente de valores, pero que esos valores lo son respecto de cosas o existentes que están ahi fuera en la realidad y no se pueden separa ambas cosas, no se puede tener valores sin un sujeto que evalúe tal y como propugnaban los intricisistas y tampoco se puede conceptuar que el valor es subjetivo pues este es el que está basado en sentimientos, premisas arbitrarias, caprichos etc sin tener en cuenta la naturaleza de las cosas que se valúan y que están en la realidad objetiva.

    Por otro lado, un posible choque entre Mises y Ayn Rand está en que siguiendo la estela kantiana que divorcia los valores de los hechos de la realidad los misianos consideran que la esfera de los valores últimos y de la ética es puramente subjetiva y arbitraria y debe estar alejada de consideraciones científicas y que la economía debe ocuparse solo de los principios objetivos que rigen el comportamiento humano, en cambio como bien sabes objetivismo sostiene que existen valores absolutos basados en la naturaleza del hombre como ser racional, pues bien, aquí Mises yerra frente a Rand pero eso no los hace incompatibles simplemente hay que tener presente que son dos ámbitos distintos del conocimiento pero que han de estar integrados que son la ética que es la ciencia que se encarga de definir los principios objetivos por los cuales un hombre debe escoger sus metas, acciones,decisiones y valores de acuerdo a un criterio que sirve como estándar de referencia y que para objetivismo y para cualquier persona racional sólo puede y debe ser la vida de un ser humano racional con todo cuanto ello requiere e implica, y la ciencia económica que se encarga de estudiar cúales son las leyes por las cuales se rige el comportamiento humano a fin de satisfacer sus necesidades y cooperar socialmente a fin de satisfacerlas junto con otros hombres.

    Y digo que no obstante poder diferenciar ambas ciencias, la ética y la economía, deben estar integradas, pues la economía debe contar con una base moral y por ello teniendo presente estas indicaciones uno puede abordar siendo objetivista la obra misiana sin temores.

    Por otro lado, el primero de los austríacos que fue el genial Carl Menger no cometió el error de Ludwig Von Mises de aceptar la epistemología neokantiana y se guió por los principios de Aristóteles como puedes comprobar leyendo sus Principios de Economía Política escritos en 1871 y que ofrezco aqui a través del siguiente enlace: http://www.eumed.net/cursecon/textos/menger/index.htm

    El problema es que los austríacos han seguido la senda Misiana y su metodología está lastrada por no haberse librado del criticismo kantiano y por ello mucha gente de buena fe que se acerca a ambos sistemas de pensamiento, el objetivista y el austríaco creen encontrar una oposición más grave de la que ahi en realidad entre ambos sistemas y así muchos se ven en la desagradable necesidad de escoger entre ser objetivista o ser austríaco pero que teniendo en cuenta las indicaciones que yo he realizado aquí se pone de relieve que esa dicotomía es falsa y que uno puede acoger ambos paradigmas de forma integrada y no contradictoria en su mente teniendo presente dichas consideraciones realizadas.

  • Miguel says:

    Bueno Alan Greenspan puede ser llamado con todo merecimiento Alan Stadler, dado que al igual que el ilustre científico de la Rebelión de Atlas, él traicionó todos los principios por los cuales una vez vivió, y desde luego el hecho de estar vinculado a una filosofía no quiere decir que luego no puedas traicionarla, y cuando lo haces dejas de ser objetivista, y Greenspan dejó de ser objetivista cuando dio su sanción moral al sistema estatista norteamericano, dicho sea de paso todo el mundo debe ser libre de aceptar las ideas que le convengan aunque sean irracionales siempre que no violen los derechos ajenos, pero lo que es indigno moralmente es desacreditar a Objetivismo porque Greenspan un día lo aceptase, porque aunque Ayn Rand hubiese traicionado sus principios ( que no lo hizo pero lo pongo como hipótesis), y se hubiese vuelto socialista y altruista, eso no desacredita su filosofía, porque la filosofía objetivista es el cuerpo de ideas recogido en sus escritos y no lo que la persona de Ayn Rand hiciese o dejase de hacer, pues lo mismo pasaría con Alan Greenspan, eso no contradice la filosofía objetivista, aunque todo el mundo que hoy en día se dice objetivista se pasase al socialismo y al estatismo ello no significaría que objetivismo fuese falso o estuviese desacreditado, solo significaría que esas personas han rendido sus valores y se han entregado al mal pero la filosofía objetivista permenacerá incólume por los siglos de los siglos porque es un cuerpo de ideas y como tal es inmortal solo podría desaparecer si se extinguiese la especie humana sobre la Tierra ya que entonces no tendría sentido la filosofía que es un producto específicamente humano.

  • Alpha_Columbia says:

    Es un hecho bien conocido que Greenspan fue asociado de AynR. En la década de 1950, fue presentado a Rand por su esposa. A lo largo de los años 1950 y 1960 escribió artículos sobre Objetivismo e incluso contribuyó ensayos de su libro Capitalismo el Ideal desconocido.

    AynR estaba a su lado en 1974 cuando fue nombrado presidente del Consejo de Asesores Economicos. Evidentemente era un defensor de Rand y defendió su filosofía. No se puede negar este hecho.

    PERO, Alan Greenspan, un hombre que abogó por Objetivismo y el patron oro, comenzó a trabajar para la Reserva Federal. La banca central era criticada por AynR, debido a que era una organizacion anti-capitalista y anti-objetivismo. Debido a su nuevo trabajo como jefe de la FED, abandonó sus principios, y todo lo que objetivistas y economistas Austriacos consideran sagrado.

    En primer lugar, es importante entender cómo la banca central está vista desde el punto de vista de los austriacos y desde Objetivismo, algo que la gente no parece entender. La banca central es peligrosa, anti-libre mercado, y es perjudicial para la economía. Es una forma de robo.
    AynR así como muchos otros pensadores capitalistas, como Ludwig von Mises, Murray Rothbard o Ron Paul .. tienen la misma idea de que el Sistema de Banca Central debe ser detenido. (Ron paul tiene un libro, «End the FED»)

    El banco central es responsable de la destrucción economica de USA y ha creado una deuda increible y perpetuado la odiosa inflación, ha devaluado el $ americano en un 97% – 98% con una inflación anual del 3,30 % desde 1913, lo cual significa que un $ de hoy en día tiene el mismo valor que 4 Centavos en 1912. Ni siquiera 10 $$$ de hoy pueden igualar el valor de 1$ en 1912.
    basta con ver http://www.hotlikesauce.com/wp-content/uploads/2010/08/Devaluation-of-the-dollar.gif

    La Reserva Federal imprime dinero fiduciario, papel *sin valor* que ha destruido el valor del Dollar y ha arrasado su poder adquisitivo, lo que significa la inflación. AynR defendia el patron oro para preservar el valor del dinero y evitar que fuese imprimido arbitrariamente, algo con lo que segun parece Greenspan no esta de acuerdo.

    La banca central le da un privilegio injusto para unos pocos bancos con conexiones políticas a través de intereses especiales para crear un monopolio el cual destruye la competencia y permite el robo de carácter obligatorio mediante el uso de la fuerza del gobierno. En un mercado verdaderamente libre, es decir, en una completa separación de Estado y de Economía, esto nunca podria suceder.

    Hay una gran contradicción aqui entre el papel de Greenspan en la FED y sus ideales «objetivistas» si es que los tiene.

    Para un hombre que una vez abogó por el patron oro – es una contradicción que se uniese a la Reserva Federal, desembocando en el abandono de todos sus ideales objetivistas.

    el tambien fue aclamado como el hombre que «salvo» la seguridad social mediante la extensión del poder confiscatorio. La Seguridad Social es socialista y perpetúa la dependencia de la gente al gobierno.

    Yaron Brook dijo: «Cualquier ideal que Alan Greenspan ha tenido sobre el mercado libre, fue abandonado hace mucho tiempo»

    http://www.youtube.com/watch?v=cq9dRQ6XyX8

  • ALPHACOLUMBIA1776 says:

    Algien puede explicarme por que Mises difiere con Ayn Rand ? no he leido a mises, pero entre mis amigos de los circulos libertarios (muchos de ellos son «miseanos» rechazan en ciertos aspectos mucho a Ayn Rand, y me aconsejan la «praxeologia de mises» en que consiste exactamente ? cual es la diferencia ?

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post
«
Next Post
»