La mente en huelga

Archivado en: , , , 18 Comentarios

 

«Sólo hay un tipo de hombres que nunca han hecho huelga en la historia de la humanidad. Todos los otros tipos y clases han parado, cuando les ha parecido, para presentarles sus demandas al mundo, alegando ser indispensables . . . excepto los hombres que han cargado al mundo sobre sus hombros, lo han mantenido vivo, han sufrido tortura como único pago, pero nunca han abandonado a la raza humana. Pues bien, ha llegado su turno. Que el mundo descubra quiénes son, qué hacen, y qué pasa cuando se niegan a funcionar. Esta es la huelga de los hombres de la razón . . . Es la mente en huelga».

(La Rebelión de Atlas.)

Atlas Shrugged, hard cover, página 738.  << Traducción: Objetivismo.org >>

# # #

definitivo ebooks 1

 

# # #

Publicado por: noviembre 14, 2012 2:19 pm

18 Comentarios

18 Comentarios

18 respuesta a “La mente en huelga”

  • Miguel says:

    En realidad, una huelga libremente pactada es un absurdo, por su esencia la huelga siempre es coactiva, lo que dices Alpha Columbia sería en realidad una voluntaria suspensión del contrato pactada para tratar de negociar pausadamente y ver si pueden modificarse ciertas condiciones contractuales, pero la huelga es una medida de conflicto colectivo o sea de forzar coactivamente una solución a un conflicto laboral que afecte a una masa de trabajadores, por su esencia implica fuerza.

  • AlphaColumbia says:

    Osito, el simple hecho de violar un contrato con una persona, implica el uso de la fuerza.

    Pon como ejemplo un simple contrato de compraventa, por ejemplo, yo te ofrezco una cocacola por 1 euro. Tu en determinado momento valoras mas la cocacola que el euro, y por lo tanto decides realizar el intercambio. En el momento en el que me das el euro, yo me voy corriendo. En otras palabras, te he robado por medio de una mentira, no de un arma. He sometido a tu mente volitiva, negando su ejecución de forma libre.

    Muchos dirán: Pero en el contrato, derivado de la «constitución» de 1978, contiene el derecho a la huelga. Pues bien, se ha ejercido la fuerza contra el empresario, ya que este esta obligado a ofrecer esa condición a las personas con las que realiza un contrato. De igual forma, el empresario esta sometido, por medio de la fuerza, a actuar de cierta forma.

    Acepto la huelga, si de forma libre ambos reconocen esa condición en el contrato. De no ser asi, uno esta violando el contrato al hacer una huelga.

  • Miguel says:

    Entonces al retirar su capacidad mental de una sociedad altruista- colectivista a la que despreciaban lo que hicieron fue un retiro espiritual.

  • Miguel says:

    Sí, es cierto, tendría que precisarlo, el contexto que usaba era el que se le da jurídicamente y económicamente al concepto huelga, que es el que he utilizado.

    Ayn Rand definía huelga como abstención de realizar una actividad profesional en público, y es el sentido que le dio en Atlas, pero yo prefiero usar la palabra retiro espiritual para lo que hicieron los personajes de Atlas, pues si el espíritu de un hombre es su mente razonadora y la calidad espiritual de un hombre es proprocionalmente directa a la calidad de su mente, o sea a su capacidad para pensar y actuar por sí mismo y procesar su conocimiento sobre la realidad.

  • Reason says:

    Sé perfectamente a qué hacías referencia Miguel, pero habrá gente que tras leerte se haya quedado con una idea vaga sobre el tema que se debate en este apartado dando por hecho que una «huelga» es «algo» indiscutiblemente irracional independientemente del hecho que encierre dicha palabra y el contexto en el que éste ha tenido lugar… Lo que se traduce en una barbaridad.

    Ayn Rand era muy precisa a la hora de usar el lenguaje y decidió usar el concepto de «huelga» de forma totalmente consciente. Un dato que unido a la premisa de que ninguna palabra viene con un significado determinado «de serie» da lugar a la conclusión de que lo de «stricto sensu» no tiene cabida en este contexto. Lo siento.

    Pues los conceptos, así como el juicio que realizamos sobre los mismos posteriormente, deberán ser diferentes dependiendo del significado que nosotros «hayamos creído oportuno concederles» en el momento de la valoración…

    Recordémoslo… Para saber pues si una palabra representa algo racional o no y entrar en extensas valoraciones sobre la misma antes es una «parada obligada» el dejar muy claro a qué tratamos de hacer referencia cuando damos lugar a su uso. Pues en base al hecho de que la Razón es volitiva y lastimosamente falible no sería lógico esperar que los demás compartiesen nuestras definiciones de manera «instintiva» ni dar por sentado que el significado otorgado a los diversos conceptos será el mismo para toda mente pensante. No.

    Un abrazo de algodón.

  • Miguel says:

    Sí, pero yo me refería a las huelgas labores que suponen incumplimientos de contrato y además actos de violencia contra las personas.

    Lo que en Atlas se narra no es una huelga stricto sensu, es un retiro espiritual para hacerle saber al mundo quiénes son los verdaderos moralistas y qué ocurre cuando ellos se van. Pero no es una huelga.

  • AlphaColumbia says:

    Derecho a discrepar, si. Derecho a forzar a otros a que suministren productos y servicios sin ningún interés, no.

  • AlphaColumbia says:

    Reason, cada huelga tiene una motivación: la huelga de los hombres de la mente es única por que no piden cosas, si no que conceden cosas. No piden, solo dejan de hacer.

    La huelga del 29 de Marzo de 2012 asi como la última (14 Noviembre 2012) eran diferentes: *pedian* unos servicios o frutos en concreto, que por extensión significaba pisar la libertad de otras personas.

    Como bien comenté, una persona que alude a la libertad como un derecho básico para fundamentar su derecho a la huelga, no puede negarle ese derecho general al empresario de abrir, cerrar, o poner los salarios que quiera. De ser asi, es un hipocrita.

  • Reason says:

    Cuidado…

    No olvidemos que dependiendo del significado otorgado al concepto de «huelga» debemos realizar una catalogación u otra del mismo.

    No olvidemos, por ejemplo, que en La Rebelión de Atlas (que iba a llamarse «Strike» – «La Huelga») se narra precisamente el cese de la actividad de los intelectuales (los hombres de la Razón)… Y que lógicamente para muchos Objetivistas es un sinónimo de libertad:

    «No se puede ser a la vez pro-huelga (supuestamente pro-libertad) y pro-control del mercado libre (o sea, anti-capitalista). Es una pura incoherencia de lógica: esa posición es un insulto a la razón y un suicidio psicológico para la mente del ser humano, suicidio que muchos cometieron el jueves 29 de marzo de 2012.» – Objetivismo.org -.

    ¿Es pues la huelga un «indiscutible» atentado contra la libertad? Depende del significado con que dotemos a la palabra…

    Para mi realmente hace referencia al derecho del hombre a discrepar… Y sí, es totalmente racional.

    Un abrazo.

  • Miguel says:

    Exacto, entre otras cosas, básicamente es eso, pero es porque ellos apoyan ideológicamente el sistema social y moral que hacen posible a los piquetes.

  • El osito Teddy says:

    Lo que quieres decir es que no son civilizdos y pacíficos porque no denuncian las acciones de los piquetes, ¿no?

  • Miguel says:

    El error es mentalidad atada a lo concreto, incapacidad de juzgar abstractamente una acción conforme a un principio moral objetivo, y en última instancia estupidez por parte de esa persona.

    La noción de persona civilizada no es la de no agredir físicamente de forma directa a los demás, eso sería lo que Ayn Rand llamaba definición por atributos no esenciales que invalidaba cognitivamente a un concepto y por extensión a cualquier proposición en el que se contenía el concepto, y a cualquier disertante que emplee una proposición de tal naturaleza.

    Como dijo Ayn Rand: La validez de las proposiciones, depende de la validez de los conceptos, la validez de los conceptos depende de la validez de sus definiciones, la validez de sus definiciones depende de la validez de los referentes que se toman para formar el concepto, y la validez de los referentes depende de su concordancia con los hechos de la realidad.

    Entonces civilizado está mal definido por parte de esa persona: Una persona civilizada es aquella que en sus relaciones humanas actúa racionalmente respetando los derechos individuales propios y ajenos.

    Si esa persona no respeta los derechos individuales o directamente no sabe qué son los derechos individuales esa persona ni es pacífica ni es civilizada.

    Esa es la definición esencial, el problema de esa persona es que le faltan conocimientos epistemológicos entre otras muchas cosas más, y lo que cabe pensar de esa persona es que es simplemente irracional, con una mentalidad anticonceptual y barbárica.

  • El osito Teddy says:

    Pero retorciendo un poco más el caso, ¿que tendría que pensar una persona racional de alguien que cree que la huegla es pacífica porque la mayoría de personas no quema contenedores ni le pone silicona a las cerraduras. ¿Cúal es el error que comete esta persona?

  • Miguel says:

    En esencia Adán es eso, pero ya lo he dicho, suspensión unilateral del contrato sin consentimiento de la otra parte. Sí, Adán eso es.

  • Miguel says:

    Muy sencillo, la cuestión no es si hay actos vandálicos puntuales o no, la cuestión es que el derecho de huelga es ya una contradicción, la huelga se define como la suspensión unilateral, ( o sea a iniciativa de una de las partes de un contrato), de un contrato de trabajo por parte de un trabajador asalariado por cuenta ajena con el fin de incitar o presionar a la otra parte, empleadora o empresaria a negociar unas condiciones de trabajo.

    Eso es lo que se considera huelga clásica que es la que es legal en España, pues bien, esa actitud supone una flagrante violación del principio universal del derecho, «pacta sunt servanda» o sea los pactos han de ser cumplidos, una violación del derecho de propiedad de la otra parte que no puede ni negociar la sustitución del trabajador durante el tiempo de huelga ni tampoco puede despedir al trabajador incumplidor. Es un derecho a extorsionar amparado por el Estado, y por ello contrario a los derechos individuales y por ende derecho y huelga son una contradicción.

    Ahora vamos a la llamada huelga general, esta se puede definir como el cese de la actividad laboral en el conjunto total de los sectores que componen la economía de un lugar determinado, normalmente un nación o un Estado, con el fin de forzar al Gobierno a que adopte o revoque determinadas medidas adoptadas con anterioridad por este con el fin de favorecer a los promotores de la huelga y sus beneficiarios.

    Es un ataque franco a la legalidad, una negación del derecho, es forzar a punta de pistola al Gobierno para que adopte medidas que privilegien a los huelgistas en detrimento del resto de personas de un país.

    Es una violación masiva de los derechos individuales, de la vida, libertad y propiedad, puesto que amedrentan aunque sea de forma verbal a la gente para que paralice su actividad profesional, colapsan los transportes con lo cual están violando los derechos individuales de cada persona a trabajar y realizar su labor y la del empresario del transporte, en este caso el Estado, para prestar esos servicios, es en realidad la consagración de la fuerza legalizada y amparada en la impunidad estatal, el matonismo urbano habilitado, por tanto, no puede haber derecho alguno de huelga y menos general porque se basa en la amenaza del uso de la fuerza o en el uso de la fuerza y eso contradice la noción de derecho, por tanto, no es pacífica la actuación de ningún huelgista.

  • El osito Teddy says:

    He hablado con un pro-huelguista que jura y perjura que el vandalismo es obra de cuatro gatos y no va con ellos ya que los pacíficos son muchos más. Por tanto, la huelga general no es coactiva. ¿Qué argumentos se os ocurren para refutarlo convenientemente?

  • Miguel says:

    Solo que esa huelga no es coactiva, y las demás son huelgas de matones buscando parasitar.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post
«
Next Post
»