La pirámide de la capacidad productiva

Archivado en: , , , 27 Comentarios

 

 «El hombre en la cúspide de la pirámide intelectual contribuye el máximo a todos los que están debajo de él, pero no recibe nada de ellos excepto un pago material, no recibe ningún beneficio intelectual de otros para añadir al valor de su tiempo. El hombre en la base, quien, abandonado a su suerte, moriría de hambre en desesperada ineptitud, no contribuye nada a aquellos sobre él, pero recibe el beneficio derivado de todos sus cerebros».

 # # #

«Mira más allá del momento presente, tú que gimes que temes competir con hombres de inteligencia superior, que su mente es una amenaza a tu supervivencia, que el fuerte deja sin oportunidad al débil en un mercado de intercambio voluntario. ¿Qué determina el valor material de tu trabajo? Solamente el esfuerzo productivo de tu mente – si vivieras en una isla desierta. Cuanto menos eficiente fuese el pensamiento de tu cerebro, menos te produciría tu trabajo físico – y podrías pasarte la vida en una única rutina, recolectando una precaria cosecha o cazando con arco y flechas, incapaz de pensar más allá. Pero cuando vives en una sociedad racional, donde los hombres son libres para comerciar, recibes un incalculable beneficio: el valor material de tu trabajo está determinado no sólo por tu esfuerzo, sino por el esfuerzo de las mejores mentes productivas que existen en el mundo a tu alrededor.

«Cuando trabajas en una fábrica moderna, se te paga, no sólo por tu labor, sino por todo el genio productivo que ha hecho esa fábrica posible: por el trabajo del industrial que la construyó, por el trabajo del inversor que ahorró el dinero para arriesgar en lo nuevo y lo no probado, por el trabajo del ingeniero que diseñó las máquinas cuyas palancas tú estás moviendo, por el trabajo del inventor que creó el producto que tú pasas el tiempo fabricando, por el trabajo del científico que descubrió las leyes que permitieron fabricar ese producto, por el trabajo del filósofo que le enseñó a los hombres cómo pensar y a quien tú pasas el tiempo denunciando.

«La máquina, la forma congelada de una inteligencia viva, es el poder que expande el potencial de tu vida al aumentar la productividad de tu tiempo. Si trabajaras como herrero en la Edad Media de los místicos, la totalidad de tu capacidad productiva consistiría en una barra de hierro hecha por tus manos tras días y días de esfuerzo. ¿Cuántas toneladas de rieles produces diariamente si trabajas para Hank Rearden? ¿Te atreverías a afirmar que el monto de tu salario fue creado exclusivamente por tu trabajo físico y que esos rieles son el producto de tus músculos? El nivel de vida de aquel herrero es todo lo que tus músculos valen; el resto es un regalo de Hank Rearden».

+ + +

«En proporción a la energía mental que él usa, el hombre que crea un nuevo invento recibe sólo un pequeño porcentaje de su valor en términos de pago material, no importa la fortuna que haga, no importan los millones que gane. Pero el hombre de la limpieza en la fábrica que produce ese invento recibe un pago enorme en proporción al esfuerzo mental que su trabajo requiere de él. Y lo mismo es verdad para todos los hombres intermedios, para todos los niveles de ambición y habilidad. El hombre en la cúspide de la pirámide intelectual contribuye el máximo a todos los que están debajo de él, pero no recibe nada de ellos excepto un pago material, no recibe ningún beneficio intelectual de otros para añadir al valor de su tiempo. El hombre en la base, quien, abandonado a su suerte, moriría de hambre en desesperada ineptitud, no contribuye nada a aquellos sobre él, pero recibe el beneficio derivado de todos sus cerebros. Tal es la naturaleza de la «competición» entre el fuerte y el débil del intelecto. Tal es el esquema de «explotación» por el que habéis condenado al fuerte».

# # #

Fuente:

Discurso de Galt, La Rebelión de Atlas –  <<Traducción: Objetivismo.org>>

# # #

# # #

definitivo ebooks 1

 

# # #

Publicado por: noviembre 6, 2015 12:30 am

27 Comentarios

27 Comentarios

27 respuesta a “La pirámide de la capacidad productiva”

  • toxin says:

    Ya que hablais de democracia me parece el mejor sistema de govierno que hemos tenido (aunque sigo diciendo que ningún sistema o sociedad es amigo edl hombre) pone límites tanto a ricos como a pobres el problema es que hoy en día se echó a perder

  • Abraxas says:

    «La deuda que tenías era contigo mismo.» Eso es tan cierto que hasta los ojos se me aguaron al leerlo; que ciego fui, incluso con toda la buena intención del mundo. Estaremos en contacto. Gracias nuevamente.

  • Abraxas says:

    Saludos,

    Paso por acá para recordarle que tengo una deuda con ustedes. Hace tiempo yo les había prometido que les expondría de manera lógica, bien argumentada y sin contradicciones. La contradicciones que me parece tiene la filosofía objetivista. En cualquier caso vengo por otra que creo es mayor. Desde que terminé de leer el libro «La Rebelión de Atlas» entendí que mucho de lo allí expuesto era inmensamente pragmático, que era un sistema de valores con prácticamente cero contradicciones pues son la explicación del sistema de valores que describen la realidad como es sin idealizar nada. Por lo tanto, si eso es así, sería muy difícil poder hallar contradicciones por que la realidad fluye sin contradicciones.

    En cualquier caso mi deuda es no ya de un montón de ideas que para ustedes no tendrán ningún valor, pues no les serán de utilidad en la vida. Mi deuda con ustedes es de agradecimiento, por haberme ayudado a salvar mi vida. Ya que si bien después de leer el libro no cambió mi vida inmediata, poco a poco fui asimilando todo lo que digerí en su lectura. Y esa asimilación fue soportada por ustedes. En el sentido amplio de la palabra.

    Gracias a objetivismo pude rehacer mi vida aplicando los principios de valores que Ayn Rand mostró como correctos. Pues son los valores que fomentan mi felicidad sin esclavizar a nadie y sin sacrificarme a nadie.

    Le he dado una verdadera importancia al trabajo de mi mente y de su potencial. Y he parido un modelo de negocios muy brillante que de momento me tiene a la cabeza de un proyecto con 10 personas a mi disposición y entre ellos 2 ingenieros.
    Todo con el fruto de mi mente y sin necesidad de un euro en el bolsillo. Gracias infinitas. De verdad que el objetivismo me ayudó a salvarme la vida.

    • Omingod says:

      Abraxas, muchas gracias por tus comentarios, es importante conocer las experiencias de gente como tú, y me alegro que estés contento y hayas encontrado tu camino. La deuda que tenías era contigo mismo.

  • godmino says:

    Este tipo de post no será aceptado en el futuro. Por favor, ver normas en Comentarios.

  • Guido says:

    Un comentario, acerca de esa teoría de que «sólo hay que hablar de filosofía». El problema que aparece al «sólo hablar de filosofía» es que uno se aleja de la realidad. Hoy el mundo está pensando lo siguiente:

    «Los mercados libres no funcionan. Greenspan habló de eso durante mucho tiempo y en 2008 el laissez-faire se derrumbó como un castillo de naipes»

    «Hay mucha gente en el mundo y eso genera desempleo»

    «La única salida a las recesiones es emitir dinero. Lo que está haciendo Bernanke está bien»

    «La banca tiene que volver a prestar para que se reactive la economía»

    Cosas como estas se escuchan todos los días. Y si no se habla de política y de economía, la filosofía objetivista siempre va a estar puesta contra las cuerdas. Porque la gente tiene en la cabeza que países como Estados Unidos son el «capitalismo salvaje», y que todo el desempleo, inflación, etc que hay en el mundo son culpa de ese «capitalismo salvaje».

    No alcanza sólo con la filosofía.

  • godmino says:

    Dejo este comentario, pero *por favor* basta de hablar de anarquismo o tendré que borrar este tipo de comentarios. Como dije antes, no vamos a darle más vueltas al asunto.

  • godmino says:

    Adán, no necesito que me brinden ocasiones para mostrar lo que pienso, y este sitio web no está diseñado para tener conversaciones privadas; de todas formas, si no te importa recordarme de forma escueta y directa las preguntas que tienes, veré la mejor forma de responderlas, no hay problema. Gracias por tu amabilidad y tu cooperación.

  • godmino says:

    mattthespaniard@

    Estás perdiendo el tiempo intentando convencernos de las ideas anarquistas. No es que no las entendamos; las entendemos perfectamente y las rechazamos por ser totalmente irracionales e inválidas.

    Cuando escribes que Ayn Rand «cometió la torpeza de marketing de titular su obra ética “la virtud del egoismo”» estás mostrando tus cartas: no tienes ni la más remota idea de contra qué estamos luchando. Cuando insultas a Ayn Rand y esperas que tu mensaje racionalista y simplón (que según tú tiene que «ser simple y sonar verdadero ya de inicio») sustituya a esa nueva moralidad revolucionaria que Ayn Rand concibió por primera vez en la historia, una moralidad basada en la realidad y razonada impecablemente — y presentada tanto en forma de novela como en un ensayo con el título perfecto de marketing, además de verdadero — estás siendo un iluso y colocándote fuera del ámbito de cualquier discusión racional.

    Anarquismo es política; Objetivismo es filosofía. Anarquismo es un sistema irracional e impracticable. Objetivismo es la única filosofía completa e integrada, la única que hace posible que el hombre viva como hombre, tanto individualmente como en sociedad. Las ideas Objetivistas sobre política (incluyendo la refutación del anarquismo) están en diversos ensayos en la literatura Objetivista, varios de los cuales han sido traducidos al castellano y están disponibles en esta web o en los libros de Objetivismo en español.

    No podemos evitar que creáis lo que se os antoje creer y que hagáis la guerra por vuestra cuenta, y no tenemos cómo impedir que aleguéis falsamente que las obras de Ayn Rand son la base de vuestras ideas: no lo son. Lo que sí podemos hacer y haremos es dejar de daros la credibilidad que habéis buscado al pretender discutir aquí, y la sanción moral de que sois racionales y honestos: no lo sois. A partir de ahora no publicaremos comentarios anarquistas en estas páginas.

  • Guido says:

    Los cambios filosóficos tardan años en llegar. No llegan en un minuto. El kantianismo tardó 150 años en tener sus efectos en el mundo.

    Y respecto a lo que hay que hacer, estoy de acuerdo con que la política es inútil, y que no logra nada porque las masas siempre van a votar al que les promete algo, a pesar de que eso nunca se cumpla. Y si se cumple, por supuesto es a costa de alguien. Lo único que hay que tratar de hacer es evadir los impuestos lo más que se pueda, dado que los impuestos son la fuente de todo mal.

  • Mattthespaniard says:

    @Godmino,

    Alguna razón especial por la que mi comentario anterior no aparece ?

  • Guido says:

    Y sigo insistiendo: en Argentina, la gente es estúpida. Basta ver los resultados de todas las elecciones que hubo, y los números hablan por sí solos.

  • Guido says:

    ¿Por qué Marx no tuvo razón? Porque se equivocó en tres cosas:

    1-La teoría de la alienación…según él, el hombre es un animal que actúa por instinto y es guiado por las circunstancias. Primer error: contradecir a la naturaleza del hombre, la razón.

    2-Materialismo histórico…la dialéctica hegeliana de amos y esclavos, que según Marx son burgueses y proletarios, ignora el hecho de que los medios de producción no caen del cielo, sino que deben ser creados. Y crear un medio de producción no te convierte en amo, simplemente te convierte en demandante de trabajo, frente a otros que ofrecerán su trabajo. La relación de intercambio que se produce es una relación comercial, no de amos y esclavos. Alguien que no inventa nada no tiene ningún derecho a gozar del medio de producción inventado por otro. Eso sería esclavizar a otro. Y a su vez, alguien que contrata a un trabajador por la fuerza también lo estaría esclavizando. En el capitalismo de libre mercado, el materialismo histórico es falso porque la relación entre empleador y empleado es libre y voluntaria. Segundo error: ignorar a la razón en la creación de los medios de producción, y la creación de una realidad de «amos y esclavos» que contradice a la definición de amo y de esclavo. Es decir, crear las realidad a través de un capricho.

    3-Teoría del valor-trabajo: es falso que se te paga por trabajar. En el capitalismo se te paga por el fruto de tu trabajo, y este es determinado por el valor subjetivo de los consumidores hacia las mercancías. Tercer error: creer que el valor de una mercancía está dada por el trabajo humano. Su error fue creer que el costo de producción es el valor de algo. Dice estar en favor de la razón mediante esta teoría, pero en realidad está en contra de la razón. Pretende imponer por la fuerza al resto de la humanidad su propio criterio para valorar algo, que es obviamente un criterio subjetivo.

    Esos son los 3 errores teóricos del marxismo, y la razón por la cual fracasó. Siempre estuvo en contra de la razón, siempre creó la realidad de acuerdo a caprichos y sentimientos, e ignorando completamente a los hechos.

  • Guido says:

    Estúpido es el cabezadura. El que vio que cayó el bloque comunista y sigue pensando que Marx «tiene algo de razón». Y de esos, en el mundo intelectual, está lleno.

  • Eddie says:

    Estos son tiempos oscuros, colegas. Estamos inmersos en la filosofía antirracional que nos han heredado los 3 PEORES personajes de la historia: Kant, Marx y Keynes… Todas las naciones se están doblegando ante las ideas altruistas y colectivistas de gente sin inteligencia, sin valores y antirracional. Es por eso que la democracia no sirve para nada. Como generalmente no ha servido nunca. Un sabio lo expresó a la perfección: «la democracia es tu derecho a votar por aquel que otros eligieron». Pero en esencia, y Rand lo expresó perfectamente, el Estado excede groseramente sus obligaciones, con las funestas consecuencias que vemos en las naciones. Hasta en USA, la nación que era la más moral de la historia, Obama ha implementado ideas colectivistas con éxito.
    Sin embargo, Guido, cuando te refieres a la gente con términos como «estúpido», no puedo menos de sentirme con la obligación de decirte que sí, los humanos somos estúpidos, unos más que otros. Así ha sido por los milenios que ha existido la humanidad en este planeta. De otro modo, ya tendría mucho que se habrían muerto los ideales altruistas. Mas no es así. Pero piensa, a tí qué te sacó de la estupidez? Tu mente aislada y tu propia lógica? O como a la mayoría de aquí, con ayuda de Rand? Creo que el grado de estupidez debe medirse única y exclusivamente cuando frente al conocimiento de las causas y los hechos, sigues aferrando los ideales altruistas. Pero mientras una persona permanezca ignorante del objetivismo, no podemos concluir que es estúpida. Sòlo ignorante. Por eso, creo conveniente lo que expresa otro artículo de esta web: «cómo vivir moralmente en una sociedad amoral». Viviendo acorde a nuestra moral, tratando de inculcarle esos valores a nuestros hijos y emitiendo juicios morales sobre todo aquello que tengamos la oportunidad de juzgar. Sólo así ayudaremos, como ayudó Rand, a sacar a la gente de su ignorancia. La que quiera salir, por supuesto…

  • Rapaz says:

    La verdad, tenéis razón. Vivimos en un mundo de gente muy perdida, de gente que quiere vivir como la oveja de un rebaño, que no se siente capaz de vivir sin un pastor.

    Lo de la democracia es un problema, pero no pienso que sea el mal en sí mismo. La democracia es una manifestación de lo que quiere la mayoría, y lo que quiere la mayoría puede ser bueno o malo. Nosotros por aquí promovemos cosas como el liberalismo, libertarianismo, el minarquismo, el anarquismo (creo que este último es especialmente incomprendido por el Objetivismo), pero sabemos que no pueden tener éxito hasta que la gente, en su mayoría, lo acepte.

    Yo pienso que sí es posible, aunque con mucho tiempo y mucho esfuerzo. Si no lo creyera, tendría que creer que mi especie es estúpida, y eso es un poco triste, ¿no?
    La cuestión es que, si los seres humanos sólo podemos crear una «buena sociedad» partiendo de la coerción, es decir, de la violencia, sencillamente no merecemos una buena sociedad.

    Los libros de Ayn Rand tienen mucho éxito en EEUU, y sin embargo, no me gusta el ejemplo de EEUU.
    Yo soy bastante crítico con el tema de los impuestos: me parece que quitarle a alguien el fruto de su trabajo, sea quien sea, nunca estará bien.
    Y sin embargo estoy a favor de muchísimas cosas que se crean con impuestos: sanidad, educación y seguridad disponibles para los más necesitados y discapacitados. ¿Cómo es posible estar en contra de lo primero y estar en contra de los segundo? Fácil: sabiendo que ese tipo de ayudas sociales deberían venir de la porpia sociedad, de la gente, de forma libre y voluntaria, y no del gobierno o del pastorcillo.

    Os pongo un ejemplo personal: un familiar mío está pasando por un cáncer de pulmón, y parece que la sanidad pública le va a salvar la vida. Se supone que yo debería estar agradecido por todos aquellos desconocidos que, con sus impuestos, han financiado su curación mediante sus impuestos.
    Pero parándonos a pensarlo mejor, ¿por qué debería estarles agradecido si no han tenido opción?

    Hay quien justifica los impuestos diciendo que son el precio de la ciudadanía y todos los servicios que ello implica, que están registrados en nuestro DNI: que no se nos quitan, que se nos exigen. El precio de la ciudadanía y sus servicios es la financiación de los mismos y de su política.
    Si la realidad fuera así, no tendríamos nada de qué quejarnos, pues los impuestos formarían parte de un concrato que hemos aceptado: no serían «impuestos» en sí.
    Pero de ser así, y si cualquiera de nosotros un día faltara al pago, ¿qué ocurriría? Que perderíamos la condición de ciudadanos y el acceso a todos esos servicios. Sería lo lógico…
    …Pero me temo que lo que te ocurre en realidad es que vas a prisión. Es decir, que la ciudadanía no la compras como sugiere esa teoría: te la imponen.

    Es curioso, pero por aquí se ha propuesto reemplazar los impuestos por una financiación libre y voluntaria de los servicios del Estado. Cuando le hablas de eso a la gente, automáticamente te dicen que la mayoría no pagaría. ¡Coño! (Con perdón.) ¿Y eso qué quiere decir, por pura lógica? Pues que la mayoría no quiere Estado. Si la mayoría de la gente no quiere pagar por financiar el Estado, ¡hay que entender que no quiere Estado! Luego esta gente, que se denomina demócrata, admite que estamos viviendo en un Estado antidemocrático, pues admite que nadie daría un duro por él. Y a pesar de todo lo defiende.

    Y es curioso, pero en España el 80% de la gente, por lo menos, está a favor de pagar impuestos. Es decir: quieren un Estado, saben que no es gratis y están dispuestos a pagarlo. Y digo yo: si estamos dispuestos a hacer algo, ¿por qué votar a un Gobierno que nos obligue a hacerlo? ¿Por qué dar autoridad a nadie para que te violente a hacer algo que ya te has propuesto?
    ¡Porque somos ovejitas!
    En fin, me he desahogado a gusto.

    Mattthespaniard, me gustaría saber qué incentivos propondrías tú a la gente de a pie. Me parece una tarea difícil, recordando…

  • Guido says:

    Yo lo que estoy percibiendo, es que los que pensamos como Ayn Rand, o muy parecio a Ayn Rand, somos una minoría insignificante. La gente en general es estúpida y no se da cuenta de nada. Y por más que alguien le explique como son las cosas, la gente va a seguir pensando igual.

    Seamos sinceros, si en una campaña electoral un partido propone lo que propone objetivismo, ¿cuántos votos sacaría? El otro día me decían: «Todos hablan del fin del capitalismo, pero el ser humano tiende a la libertad». Yo precisamente pienso lo contrario: «El capitalismo no existe porque el ser humano tiende a la igualdad» Por cada tipo que piensa, 99 no sirven para nada. Esa es la proporción actual. Y esos 99 que no sirven para nada, tampoco quieren servir para nada. Prefieren el facilismo e ignoran por completo a la razón.

    El ser humano es una especie que tiende a ser parasitaria. Ayn Rand tuvo el logro de nadar contra la corriente, y exponer algo que todo el mundo odia. Convengamos lo siguiente: las dictaduras existen porque al principio de ellas, todo el mundo quiere al dictador. Al comerciante, en cambio, lo odia todo el mundo.

    A la gente no le interesan los derechos individuales. Sólo le interesa comprarse el último Blackberry. Mientras tiene plata para comprarselo, le importa tres carajos si Chávez encerró a un periodista opositor. Y así pasa lo mismo en todo. La mentalidad de la gente es «con este presidente estamos bien». Y ahí terminó.

    Y contra eso es casi imposible luchar. Para mí, el problema está en la democracia. Lo que hay que combatir es a la democracia, y suplantarla por la anarquía. El socialismo está impregnado en la democracia, y la democracia es la esencia del socialismo. La manera de ganar esta lucha es ignorando al Estado.

  • Esteban Gil says:

    Mi querido amigo Demócrata, Su triste historia del hombre y la ambulancia me puso a pensar y reflexionar sobre su pensamiento, realmente me sentí triste al escuchar su relato de la forma tan humanista como usted lo expresa, y casi pude sentir su dolor. Pero me surgió una pregunta. Si usted sentía ese dolor tan grande por lo que le pasaba a ese pobre ser humano enfermo ¿ por qué no pago usted la ambulancia? ¿Por qué pretendía que fuera otro el que sufriera los gastos económicos que le aliviaran el dolor y la tristeza que usted sentía?

  • tintadepulpo says:

    Qué edificante esta filosofía. Qué revolucionaria. Es increíble cuan trastocada está la Ética en el mundo. Es esa misma degeneración la que impide a los hombres comprender la cabalidad de este conjunto de ideas. Al principio, los preceptos chocan, chirrían, pero la lógica de los mismos se va imponiendo en la mente por su peso aplastante. Esta mujer fue realmente extraordinaria.

  • AlphaColumbia says:

    Vamos a ver, hay una cosa que parecen confundir muchos sobre Objetivismo, ya que la tachan de «elitista», de defender unicamente a los empresarios como Rearden.

    Ayn Rand dijo claramente que una persona que no es emprendedora puede ser perfectamente moral, que persona normal, de clase media baja, puede ser perfectamente parte de esa «elite» que AynR admiraba, esa clase de gente que hacia mover el mundo por muy pequeño que fuese su puesto de trabajo.

    La gente en cuanto piensa en esa elite, enseguida le vienen en mente steve jobbs y otros multimillonarios, pero en realidad esa elite engloba a mucha mas gente:
    Un simple conductor de autobus que sabe por que trabaja, que valora el dinero y entiende que es, una persona que se enfrenta a la realidad por si solo en vez de hacerlo «detras de filtros», por decirlo de alguna manera, una persona que usa su mente para dar lo mejor de si, independientemente de a donde llege, puede ser mucho mas moral y tener mas principios que un pez gordo que se mueve entre favores politicos, etc.

    Hay una parrafo.. al principio de Atlas Shrugged.. que cuenta como, en una sociedad que esta a punto de desmoronarse, todavia hay rastros de luz, personas que siguen manteniendo el mundo en movimiento, sin importar cuanto dinero tengan o que clase de puestos tengan.. pero el caso es que son eficientes, lo hacen bien, luchan por ello, algo les mueve y les diferencia de otra clase de gente..

    ——————
    …» Eddie Willers dirigió su mirada a la calle, hacia un puesto de verduras, en el frente de una casa de ladrillo marron. Vio una pila de brillantes zanahorias y frescas cebollas de verdeo; una limpia cortina blanca, ondeando en una ventana abierta; un autobus doblando con precision una esquina. *Se pregunto por que se sentia reconfortado* , y luego por que experimentaba el repentino e inexplicable deseo de que todas aquellas cosas no permanecieran a la intemperie; sin proteccion frente al espacio vacio de mas arriba»
    ——————

    …Practicamente en Atlas Shrugged se plasma claramente el contraste entre no los que tienen capacidad y los que no, si no los que son eficientes, los que luchan por sacar lo mejor de si mismos, y los que no: los inutiles, los parasitos… todo ello sin importar cuanto dinero tengan o dejen de tener.

    En el Manantial, uno de los mejores amigos de howard Roark, un personaje «de los buenos», al contrario que toda la chusma hipocrita como los amigos de las altas esferas de Ellsworth Toohey, es Mike Donnigan, el electricista competente e independiente, que marca un contraste tambien muy fuerte con gente como Peter K.

    Respecto a las clases sociales, si que existen, los parasitos, dependientes y saqueadores, y los creadores, independientes y libres.

    Hay que entender el significado exacto que le quiere dar el escritor a las palabras, y por supuesto tener en cuenta el contexto.

    Desde pequeño, de la misma forma que siento un placer enorme cuando veo una obra de ingenieria bien hecha, o una obra de arte emocionante, siento placer igualmente cuando veo a alguien -sin importar su profesion- que realiza su trabajo de forma admirable. Un oftalmologo, un camarero, un conductor de autobus, un profesor.. me he encontrado con muchos. Daba gusto verlos como realizaban su trabajo. Esa es la clase de personas que mueven el mundo.
    Objetivismo te pide que des lo mejor de ti, no que des lo peor de ti y que sacrifiques lo bueno que tengas, como si fuese esto ultimo una virtud.

    Tanto democrata como Lopfer no han entendido a que se refieren los Objetivistas cuando nos referimos a esa «elite». No admiramos a los que tienen el dinero por el hecho de tener dinero, si no a los que han sido capaces de hacer dinero, (o ganarselo y mantenerlo) y las razones por las que lo han conseguido

  • Miguel says:

    » O sea… existe gente superior que lo merece todo y gente inferior que no merece nada y más bien deberían agradecer que los dejen vivir y trabajar…se me ocurre que ellos son quienes deberían pagar por trabajar.
    Es decir el 99% de la humanidad es una carga para estos ángeles del cielo, deberíamos arrodillarnos y adorarlos como Dioses mientras vivan, porque ellos le dan sentido a nuestra ridícula e insignificante existencia.»

    Existen personas libres que son capaces de ganarse la vida de forma creativa y generan riqueza a través de planes de negocio en el que requieren la cooperación voluntaria retribuida del resto de las personas de la pirámide.

    Pero sí, es cierto que las personas con capacidad intelectual sobresaliente en el terreno práctico de la vida real son las que generan aquellas oportunidades empresariales que luego permiten trabajar a los que no son capaces de generarlas por sí mismo, y no buscan que se les ridan pleitesía simplemente que se les deje libres para perseguir su propio interés personal sin que nadie use la fuerza contra ellos.

    Señor demócrata, ¿ Usted no es capaz de entender que grandes multinacionales como la de Bill Gates le permiten a usted que pueda escribir por ordenador para precisamente arrojarles dichas soflamas, díme cúantos sistemas de programación podrías tu inventar sin aprovechar el conocimiento creado por Bill Gates o Steve Jobs, o cuanto petróleo podrías extraer sin el conocimiento y el equipo capital de Repsol y podríamos seguir así con el resto de sectores, a mi me gustaría saber muchas veces qué puestos desempeñan los colectivistas socialdemócratas y marxistas que pululan por la red, porque seguramente ellos nunca habrán estado en una empresa en su vida, yo tampoco pero me esfuerzo por comprender la realidad pensando y leyendo sobre los temas antes de hacer declaraciones que son fruto de la ignorancia.

    En cuanto a la medicina privada, pregunto, y suponiendo que la anécdota fuese cierta, es ¿ Las vidas y las propiedades de las personas están a tu disposición para que las manejes como estimes?, porque en tu ejemplo presupones que la ambulancia está a tu disposición para que atienda a cualquiera como si las vidas y las propiedades de las empresas sanitarias privadas estuvieran al servicio de todo el mundo, amigo no eres racional si lo fueses sabrías que los recursos no son ilimitados y que tus buenos sentimientos caritativos altruistas no generarán el dinero por arte de magia y que le estarás quitando su dinero a alguien que lo ha ganado esclavizándolo y exigiéndole que atienda las demandas de quienes no han negociado con ellos.

    De todas maneras es muy sencillo contar aquí anécdotas ad hoc sin ver todo el contexto, porque he aquí el señor que pide ayuda en vez de socorrelo él mismo ya que está imbuido de un sentimiento de caridad tan profundo,y te digo la gente está al servicio de los demás o vive para sí misma esa es la pregunta que le dejo en el aire a demócrata que acude a una web no con ánimo de entender las cuestiones, no con ánimo de pedir recomendaciones para formarse económicamente y filosóficamente sino con cierta vanidad altanera de quien exige sin percatarse por el costo que suponen sus exigencias, él solo tiene que desear y todo el mundo atender sus deseos como un absoluto.

  • Eddie says:

    Me parece que Lopfer y Demócrata no acaban de entender de qué va la esencia del artículo. Siguen perdidos con la idea de que todos los hombres son iguales en derechos y blablabla… En lo único que somos iguales es en el derecho de ser LIBRES y de buscar nuestra felicidad. Todo eso de inferiores y superiores lo determina nuestra capacidad mental, y es tan justo como el hecho de que entre los animales hay de diferente talla o velocidad y son dominantes. A lo que Rand se refiere es que ELLOS son el motor del progreso, y les debemos miles de veces más que a cualquier charlatán con aires de benefactor de la humanidad. Y la riqueza en el capitalismo laissez-faire está 100% bien distribuida, el empresario arriesga capital y conocimiento, por lógica tiene que ganar más. Un empleado no arriesga nada. Al contrario, va a percibir un salario, y no invierte nada. Y como dice Rand, su sólo trabajo no le daría ni la milésima parte de lo que gana al lado del empresario. Y todos tenemos el poder de ser empresarios, así que la oportunidad ahí está. Depende de cada quien.

  • demócrata says:

    Riqueza? Si, claro que la crean, el problema es que se la quedan ellos toda, y que lo hacen a costa del esfuerzo de los demás (El capitalismo se basa en: Medios de producción privados con fuerza de trabajo colectiva, de este modo, mientras en el capital se produce de forma colectiva, el disfrute de las riquezas generadas es privado, ya que el sector privado «compra» el trabajo de los obreros con el salario.)
    Solo hay que observar algunas multinacionales, para darse cuenta de toda la *miseria*, perdón, riqueza que crean…
    Os pondré un ejemplo concreto para que podáis ver el bienestar generado con la riqueza del sector privado, cuando sustituye y logra el poder sobre ciertos servicios básicos:

    Hace unos días un adulto mayor en un parque de mi ciudad sufría convulsiones en el parque. Un bombero de reserva en su tiempo libre, atendió la emergencia y yo traté de buscar ayuda. Una ambulancia de una compañía de medicina privada pasó y le hice señas de que había una emergencia y simplemente me evitó y siguió su camino. Si tanto les pesaba usar los recursos de la ambulancia porque representaba un costo, ¿no podrían al menos usar sus equipos de comunicación para pedir ayuda? ¿Era perder dos minutos y hablar por radio algo tan difícil?

    El paciente sufrió 4 crisis convulsivas (algo que no es nada normal) y al final se comenzó a inflamar. Si se inflamaba lo suficiente se le podría cerrar la vía aérea y dejaría de respirar. Al cabo de 20 minutos de angustia vino una ambulancia de la Cruz Roja y llevó al paciente a un hospital estatal donde le atenderían.

    Ese día entendí la naturaleza del negocio de la medicina privada, vida a cambio de dinero: ¿Que se mueran lo pobres y que vivan los ricos?

    Un Saludo

  • do123go says:

    Lopfer, no está nada claro lo que escribes ni de qué parte del argumento estás, y creo que el problema es el equívoco en tu uso de la palabra «merecer».

    Los individuos productivos no son ángeles, ni tenemos por qué adorarlos, ni se «merecen» nada. Simplemente, son quienes *crean* riqueza para quien voluntariamente adquiere sus productos y servicios. Mi vida no era insignificante antes de conocerlos, y desde luego no necesito a nadie para que le dé sentido. Pero es un hecho que yo me he beneficiado mucho más del trabajo de Steve Jobs y de Bill Gates que ellos se han beneficiado del poco dinero que yo les he pagado por usar sus productos – productos que han hecho mi vida muchísimo más placentera, interesante, eficiente y rica. Por eso, siempre me alegraré de que existan personas más inteligentes y productivas que yo, puesto que saldré ganando (desde el momento que yo decida que me interesa tratar con ellas).

  • Lopfer says:

    O sea… existe gente superior que lo merece todo y gente inferior que no merece nada y más bien deberían agradecer que los dejen vivir y trabajar…se me ocurre que ellos son quienes deberían pagar por trabajar.
    Es decir el 99% de la humanidad es una carga para estos ángeles del cielo, deberíamos arrodillarnos y adorarlos como Dioses mientras vivan, porque ellos le dan sentido a nuestra ridícula e insignificante existencia.

  • 6 de cada 10 adultos confía plenamente en los seguros sociales y en su retiro, para vivir una vida tranquila y divertida, tras retirarse.

    No se han percatado que el mundo ya cambió y seguirá cambiando, para que este hecho se confirme, cada vez más, como una FANTASÍA.

    Por eso, cada persona debe aprovechar su capacidad productiva de forma inteligente, y crear Activos que el dia de mañana, financien su estilo de vida.

    Un abrazo a todos, Jordys

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post
«
Next Post
»