El mayor regalo – según Ayn Rand

Archivado en: , , , 24 Comentarios

 

«La visión de un triunfo es el mayor regalo que un ser humano puede ofrecerles a otros» – Ayn Rand

# # #

«No le habían gustado las cosas que le habían enseñado en la universidad. Le habían enseñado en demasía sobre responsabilidad social, sobre una vida de servicio y de sacrificio. Todo el mundo había dicho que era algo hermoso e inspirador. Sólo que él no se había sentido inspirado. No había sentido nada en absoluto. . . .

«Siempre había querido escribir música, y no podía darle ninguna otra identidad a lo que buscaba. Si quieres saber lo que es, se dijo a sí mismo, escucha las primeras frases del Primer Concierto de Tchaikovski — o el último movimiento del Segundo de Rachmaninoff. Los hombres no han encontrado ni las palabras para describirlo ni la forma ni el pensamiento, pero han encontrado la música. Dejadme ver eso en un único acto del hombre en la tierra. Dejadme verlo hecho realidad. Dejadme ver la respuesta a la promesa de esa música. No siervos ni servidos, no altares ni inmolaciones, sino lo completado y lo conseguido, depurado de dolor. No me ayudéis o me sirváis, sólo dejadme verlo una vez, porque lo necesito. No trabajéis para mi felicidad, hermanos míos: mostradme la vuestra, mostradme que es posible; mostradme vuestros logros, y ese conocimiento me dará coraje para conseguir los míos.»

[Cita sobre un personaje secundario en El Manantial (Capítulo 4, Howard Roark)]

# # #

«Ella miró a la multitud y sintió, al mismo tiempo, asombro de que la debieran estar mirando, cuando ese evento era tan íntimamente suyo y ninguna comunicación sobre él era posible, y un sentido de lo apropiado que era que estuviesen aquí, que quisieran verlo, porque la visión de un triunfo es el mayor regalo que un ser humano puede ofrecerles a otros».

[Cita sobre Dagny Taggart, heroína en La Rebelión de Atlas (Primera Parte, Capítulo VIII, La Línea John Galt)]

# # #

definitivo ebooks 1

 

Publicado por: agosto 11, 2013 12:16 am

24 Comentarios

24 Comentarios

24 respuesta a “El mayor regalo – según Ayn Rand”

  • César González says:

    Me parece que han eliminado no uno si no varios comentarios, he intentado darle alguna coherencia a la continuidad de estos y me encuentro perdido.

    Me parece correcto banear o expulsar a «X» persona por no acatar las normas de la página pero deberían dejar sus comentarios(claro siempre que estos no contengan insultos muy pronunciados)para que quién se tome la molestia de leer los comentarios pueda encontrar coherencia en ellos.

    Tal y como están pareciera que Omnigod habla consigo mismo.

    • Omingod says:

      No sé a qué comentarios o hilo de conversación te refieres. Tratamos de borrar el menor número de comentarios posibles. Si me indicas dónde te has perdido tal vez pueda ayudarte.

      Si te refieres a comentarios más antiguos, sí es posible que un grupo de comentarios de uno o más individuos fueran borrados en un momento determinado, y entiendo que ahí pueda uno perderse. En ese caso entiendo que no haya continuidad, te doy la razón, pero por desgracia no hay mucho que podamos hacer ahora, lo siento.

  • Omingod says:

    Parece que nuestro visitante ocasional, Adán, va a tomarse de nuevo unas vacaciones del foro. Cuando vuelva, si vuelve, habrá que dejarle claro que esto no es un parque público donde uno viene a exhibirse cuando le viene en gana y a demostrarles a todos los demás visitantes lo ignorantes e irracionales que son.

    Estas páginas existen con el único objetivo de divulgar la filosofía de Ayn Rand entre los hispanoparlantes, lo cual incluye permitir comentarios constructivos que contribuyan a ese fin y aclaren las ideas a los nuevos estudiantes de Objetivismo. Los comentarios continuarán siendo moderados para garantizar un nivel mínimo de seriedad y evitar verborreas como las que hemos sufrido recientemente.

  • Omingod says:

    Me pregunto si existe el concepto «perdonavidas arrogante» o es una redundancia.

  • Javier says:

    Objetivista, sólo reflexionaba «en voz alta», apuntando el riesgo de misantropía que puede inspirar esa soledad; sí, la frontera entre ellas es perfectamente nítida.

    Cuando vives en una sociedad mayoritariamente colectivista (sí, también vivo en España) es difícil dar con personas que compartan estas ideas de individualismo, responsabilidad personal, excelencia, productividad, ambición, etc. Pueden coincidir en algunas de esas cualidades, pero siempre hay uno u otro aspecto que les chirría tanto que acabas provocando un odio visceral irreconciliable; sea por no encontrar fundamento lógico a una tradición milenaria, por denunciar con tu actitud la dejadez en el trabajo o lo que sea. En la prensa rosa o el paupérrimo nivel intelectual de la política ni entro (al final no son más que reflejo de la sociedad de la que se nutren, claro).

    Siempre me gustó de agosto estos días finales en que todo se prepara para la vuelta al trabajo habitual, a pesar del bombardeo en los medios con lo de los «síndromes post-vacacionales» y demás basura. Como cuando de pequeño estaba deseando recibir los libros para el nuevo curso y ver qué aprendería ese año; ese sentimiento sí me gusta.

  • Javier says:

    Objetivista, te agradezco tus consejos. Ahora mismo estoy leyendo por segunda vez La Rebelión de Atlas; he leído también la mayor parte de los libros de ensayos de Rand, salvo OPAR e ITOE. Tendré en cuenta lo que me recomiendas.

    Desmontar todas las falacias intelectuales que hemos absorbido como esponjas desde niños no es complicado, llevar ese nuevo modo de adquirir conocimiento a las decisiones del día a día sí requiere reflexión constante y más tiempo. Al principio te rompe los esquemas de lo que siempre habías pensado (en mi caso así fue en conceptos como el egoísmo o el amor), después, cuando ya has integrado su lógica en un ámbito funcional de razonamiento, te proporciona una claridad mental enorme.

    Implica tiempo y soledad. Soledad como medio para poder masticar bien cada concepto. Pero también soledad como resultado, pues acabas distanciándote (idealmente) de lo irracional del mundo, que es mucho (son muchos). Y veo un riesgo en esto: la misantropía. La soledad no es mala, la aversión a todo trato humano por evitar ***a priori*** la irracionalidad sí, porque implica una visión negativa de lo que te rodea.

    Evita botellones, hipocresías y gente que funciona con fachadas falsas y máscaras, sí. Pero partiendo de la base de que la felicidad empieza y acaba en uno mismo, teniendo unas convicciones fuertes no hay que temer salir al mundo y conocerlo. A pesar de que la mayor parte de la gente utilice patrones irracionales en su pensamiento y conducta, no hay nunca que despreciar la posibilidad de dar con personas inteligentes con las que tratar, negociar o intercambiar.

  • Jan says:

    Excelentes comentarios, Objetivista. Tienes razón, yo pienso que cada recién nacido es una nueva esperanza, y veo el futuro en las generaciones de los jóvenes que aún están integrando su visión de la vida y que son más influenciables, pues un adulto puede estar podrido ya y sin esperanza de cambiar, pero un adolescente que está definiendo su camino sí puede hacerlo. La mejor demostración de las ideas objetivistas es con el ejemplo, que tus palabras coincidan con lo que predicas. Yo simplemente no puedo ir a una discoteca porque sé que van personas que quieren entrar en una nube alcohólica o con otra droga y dejar su consciencia nublada, así como las «fiestas» cuyo fin es alcoholizarse o tener sexo con desconocidos. Ir a clubs de lecturas donde será más fácil encontrar a alguien que se tome en serio las ideas, o a un gimnasio donde de menos quienes van se valoran a sí mismos y desean mejorar, tener un cuerpo mejor.

  • Omingod says:

    Estimado Adán, dejo que cada uno que te lee juzgue por sí mismo la claridad y validez de lo que escribes.

    Lo que impresiona es que alguien que se considera tan inteligente como tú se pase el tiempo escribiendo largas parrafadas en foros como este diciendo que no hay que perder el tiempo escribiendo largas parrafadas en foros como este, y criticando, culpando y llamando cobardes a personas de cuyas vidas y acciones no tiene ni la menor idea.

  • Javier says:

    Llevo un tiempo leyendo los posts de esta web sin hacer comentarios (salvo uno sobre música más arriba), aprendiendo todo lo que puedo sobre objetivismo. Como recién iniciado en esta materia, me resulta muy útil comprobar que ante cualquier duda planteada sobre la coherencia o utilidad de esta filosofía se rebata con argumentos sólidos, demostrando su potencia y su ausencia de fisuras.

    Quien quiera introducirse en objetivismo tiene apartados adecuados en esta misma web, son fáciles de encontrar. Pienso que no por dar con debates sobre anarquismo, colectivismo u otras ideologías estos «novatos» en objetivismo vamos a salir huyendo. Y si así fuera, sólo estaríamos demostrando escasa voluntad de profundización y falta de interés por reflexionar sobre lo que tenemos delante.

    Objetivista, a quien le resulte tedioso leer una y otra vez las mismas discusiones y argumentos simplemente puede obviarlos; dicho con todo mi respeto y agradeciéndote la utilísima información que proporcionas en tus escritos.

    Si el debate está totalmente fuera de contexto o se llega a una confrontación de argumentos racionales frente a irracionales, lógicamente debe ponerse punto y final. Y siempre excluyendo posibles «trolls» o la simple mala educación. Mientras tanto, insisto, resulta útil. Pero obviamente cada cual es libre de ordenar su casa como mejor guste.

    Un saludo.

  • Omingod says:

    En cuanto a tus otros comentarios, te remito a ti y a cualquier otro lector interesado a lo que Objetivismo entiende por derechos individuales, y a lo que considera la naturaleza del gobierno – y por qué es necesario delegar la autodefensa y la protección de esos derechos individuales en una institución que detente el uso exclusivo de la fuerza como represalia mientras es a su vez limitada por una constitución racional. Los links son http://objetivismo.org/derechos-del-hombre/ y http://objetivismo.org/naturaleza-del-gobierno/.

    Como ambos ya sabíamos de antemano, ninguno de nosotros espera que la otra parte cambie su forma de ver las cosas.

  • Omingod says:

    El artículo que mencionas está disponible al público en https://larebeliondeatlas.org/2013/07/30/objetivismo-vs-anarco-capitalismo/ y es allí donde creo que debemos seguir cualquier discusión sobre anarquismo.

  • Omingod says:

    Respondiendo a Matt: muy bien, todo correcto y educado. Pero hay una parte que debe ser cuestionada, la parte final donde dices: «Entre los que creen que el Estado es necesario para regular la moralidad y enjaular a los criminales ( conservadores ), los que creen que su labor es redistribuir la riqueza producida ( demócratas ), y los que creen que está para garantizar el uso de la fuerza y la administración de “justicia” ( objetivistas )… »

    ¿De verdad te parece que puedes clasificar juntos a conservadores, demócratas y Objetivistas por el hecho de «creer que el Estado es necesario»? ¿No crees que eso es dar gato por liebre, que es confundir al lector afirmando que lo que tienen en común es algo esencial? Como debes saber, conservadores y demócratas son colectivistas que consideran que el estado tiene autoridad y poder para puede violar los derechos individuales – y actúan en consecuencia – mientras que los Objetivistas son individualistas que usan el estado para *defender* los derechos individuales en los que se basa su sistema político. Y si no lo haces para confundir al lector, ¿entonces es que tú personalmente crees que la posición Objetivista es esencialmente igual a la de los otros? ¿Es así como entiendes Objetivismo…?

    Ayn Rand identificó la falacia que estás usando; la llamó «package-dealing» – o sea, la falacia del «paquete único» – que consiste en conscientemente no discriminar, o dejar de distinguir diferencias cruciales; en tratar como una unidad, como partes de un único paquete conceptual (en este caso, «quienes creen que el estado es necesario»), elementos que difieren esencialmente en su naturaleza, su veracidad, su importancia o sus valores. No hay excusa; o estás hablando por hablar (diciendo lo que se te ocurre porque no te tomas las ideas en serio) o estás siendo deshonesto contigo mismo y con tu interlocutor. No es un feliz punto de partida para tener una conversación constructiva con argumentos serios, pero por lo visto cuando no hay otra cosa uno se agarra a un clavo ardiendo…

    Para quien no haya entendido aún este punto, que considere que todos los conjuntos que cito a continuación creen que «el estado no es necesario»: los mafiosos, los hippies, los asesinos en serie, las tribus indígenas del Amazonas, los chimpancés del África tropical… ah, y los anarquistas.

  • Omingod says:

    Un buen escrito es un escrito *objetivo*, es decir, uno que no necesita que el autor esté mirando por encima del hombro del lector explicándole lo que ha querido decir en cada punto, sino que cada punto se sustenta por sí mismo con la claridad necesaria. (Asumimos un lector razonable y con buena voluntad, no quien no se atiene a razones y siempre le busca los tres pies al gato, contra ése nada sirve.)

    Cuando alguien escribe una frase como: «No soy racional porque pago impuestos y obedezco las leyes», esa frase significa lo que significa y nada más. Puede ser que un lector que conozca el contexto del autor la interprete como el autor quiere que sea interpretada, pero para otros lectores que no tienen ese contexto, la frase implica que pagar impuestos y obedecer las leyes es actuar de forma irracional.

    De ahí que sea necesaria la aclaración derivada del principio básico que «la moralidad termina donde empieza una pistola», o sea, que cuando hay una amenaza de fuerza las opciones dejan de existir, y por tanto cualquier decisión está fuera de una evaluación moral. O obedeces, o pierdes. El hacer esta aclaración no quiere decir que el autor no tenga las ideas claras, sino que esas ideas no han sido expuestas debidamente de forma objetiva, de forma que cualquier lector las entienda a fondo. Una mejora habría sido, por ejemplo: «Ser racional para mí supondría actuar racionalmente siempre, haciendo lo que creo que mejora y sustenta mi vida, y no incluiría pagar impuestos u obedecer leyes absurdas; infelizmente, no puedo actuar racionalmente siempre, pues la amenaza de fuerza por parte del estado me lo impide». Ese párrafo puede ser desde luego mejorado, pero da una idea de cómo expresar lo que el autor quiere decir sin que pueda ser mal interpretado.

    De cualquier forma, yo nunca diría que me «da ira» ser mal interpretado en lo que escribo. Si yo he sido claro (objetivo) y lo sé, y otros deciden no reconocer que mis ideas son las correctas, entonces es problema suyo y no me afectaría; y si no he sido objetivo y esa es la razón de haber sido mal interpretado, entonces tampoco tengo por qué sentir ninguna emoción negativa contra mí mismo, simplemente ser consciente de mi error y no repetirlo.

  • Omingod says:

    OK, me doy por aludido como encargado de este website.

    Un temperamento fuerte no se muestra expresándose de forma desagradable y mal educada, y si alguien quiere ser mejor entendido, menos aún; al contrario, uno hace un esfuerzo serio por explicar sus ideas de forma clara y directa, no con frases a medias y que «tienen que ser leídas varias veces detenidamente» para ser entendidas (no por ser tan profundas, sino por lo mal escritas que están). No hay razón para no hacer las cosas con una cierta clase en vez de revolcarse en el fango cada vez que uno escribe.

    Si otros lectores se han beneficiado de hablar con Adán, me alegro por ello. No ha sido mi caso, y no he visto nada que me haga pensar que eso va a cambiar. Si Adán quiere seguir publicando aquí, adelante, puede hacerlo, siempre que siga las normas básicas de participación.

    Y si en algún momento veo algo que me aclara alguna idea seré el primero en reconocerlo públicamente.

  • Jan says:

    Ok Adán, podemos hablar por correo cuando ambos podamos. No sé si pueda disfrutar la música como tú lo haces, o si la disfruto más que otro. No me importa, soy demasiado egoísta, simplemente me centro en mi camino, mis valores y en cómo obtenerlos,y ya que la gente irracional está fuera de ello, sólo los esquivo. Cuando alcanzo un valor o lo disfruto, me centro en la felicidad que me da, y no en si otros son incapaces de obtenerlo o merecerlo. Sólo me importa que yo sí pude obtenerlo y que lo he ganado con mi esfuerzo y tengo mi recompensa.

    Es pérdida de energía estar frustrándose porque los demás son irracionales. Si ya sé que la mayoría de la gente es así, entonces busco la minoría que es racional, aunque tengo la capacidad de poder vivir en soledad felizmente. Y tal vez me etiquetes de irracional, que no te entienda, o no sé, sólo hago como te gusta, digo lo que pienso sin rodeos.

    También estoy de acuerdo que hablar de política sin acción no sirve de nada, pero sí sirve cuando eres ignorante en ello. Y una vez que sabes y veas el mundo real, ya no hay pretexto para seguir permitiendo que el mal crezca. Lo mejor que se puede hacer es dejar de pedirle al estado que te resuelva la vida, aunque él te sigue saqueando. Yo sólo contra ellos por seguro que moriré, no quiero un suicidio. A menos que el mundo se convierta en dictadura me llevaría conmigo todos los que pudiera. Me iré a vivir a un país más libre, y todo mi esfuerzo lo estoy invirtiendo en ello actualmente, no importa que siga habiendo estado, más libertad es igual a vivir mejor. Y es lo que busco. No sé dónde vivas, ni a qué te dediques, ni nada, pero ten por seguro que estarse frustrando las cosas seguirán igual. Si te repugna la gente que te rodea, aíslate totalmente, corta todo contacto. Así serás más feliz, si es que la irracionalidad de los demás te tiene tan frustrado como has expresado aquí. Si todavía quieres hablar conmigo por correo, es: jc_rock1@live.com

  • Javier says:

    El otro día, tras una larga jornada de estudio, entré en esta web y seguí las recomendaciones sobre música clásica que un forero hace al principio. Más tarde, mientras pedaleaba con mi bicicleta por caminos de tierra todavía me duraba esa sonrisa que el primer concierto de Tchaikovsky me dibujó en la cara.

    Una sugerencia, en cuanto a Beethoven: sea cual sea su sinfonía preferida, prueben a escucharla dirigida por Karajan (grandilocuencia, sí, pero también amontonamiento innecesario). Después compárenla con la dirigida por Carlos Kleiber: el placer del ritmo, de la claridad luminosa, del orden y de la precisión.

  • AlphaColumbia says:

    Yo no uso ahora la fuerza para defenderme NO por que sea inmoral, (que no lo es) si no por que no salgo beneficiado. De todas formas adán, repito y me reafirmo que ahora la lucha está en el mundo de las ideas… luego ya vendrá la política.

  • Omingod says:

    Excelente aclaración, en el contexto de diferenciar el uso de la fuerza (eminentemente destructivo) del comercio en bienes y servicios (eminentemente productivo), y mostrando el error de los anarquistas de querer equiparar ambos conceptos y considerarlos como uno solo al considerar un sistema político.

  • Omingod says:

    De nuevo, una aclaración importante: Lo que es inmoral es el *iniciar* el uso de la fuerza, pues anula la mente de la víctima objeto de tal fuerza. El uso de la fuerza para defenderse ante una agresión no es que sea «también inmoral, pero necesario», sino que es totalmente moral y racional, y por eso es necesario. No podemos ignorar el contexto y decir que todo uso de la fuerza es malo, no es así. (Todo esto se aplica tanto a individuos como a países o naciones en guerra.)

  • Omingod says:

    Una aclaración importante: obedecer leyes, pagar impuestos, etc. NO ES irracional ni inmoral cuando uno no tiene la opción de decidir un curso racional de acción, como ocurre en la mayoría de los casos diarios que enfrentamos. «La moralidad termina donde empieza una pistola» dice Ayn Rand. Ante el uso de la fuerza, de que te lleven a la cárcel, etc. no tienes opción y por lo tanto tus acciones (obedecer la ley, pagar impuestos, etc.) son morales.

    [Lo irracional en muchos casos sería enfrentarte al gobierno sabiendo que van a usar fuerza contra ti, y perder muchos de tus valores (libertad, propiedad, etc.).]

  • Omingod says:

    Hablar con vulgaridad no demuestra absolutamente nada, sólo la bajeza de quien habla.

    Escribir de forma enrevesada e ininteligible no es señal de superioridad mental (a menos que uno crea que es Kant), sino de debilidad mental.

    Mostrar que alguien mantiene una contradicción en su razonamiento no justifica insultarle.

    Insultar es insultar.

  • DíaNegro. says:

    Los comentarios de post como este, me han parecido geniales y dan mucho para reflexionar. La verdad me veo con varios problemas que ignoraba un poco, a los que ustedes describen y responden de manera elocuente. Siento que me ayudan bastante; muchos comentarios han sido como una especie de ‘tensor’ o han ocasionado un ‘sacudón’ de ‘mi’ «estatuto epistemológico o moral», generándome cuestionamientos. Y me impulsan a tratar de mejorar, a tratar de cambiar esas perspectivas o modos de ver el mundo que uno ha naturalizado en su interior y de las cuales a veces es difícil escindirse (precisamente por que, carente de preocupaciones por pensar o reflexionar, uno las llega a categorizar como normales, y, ergo, las ignora por no ser «relevantes»)… esas cosas que lo hacen a uno conformista y perezoso a nivel intelectual, conformandose en la flojera, en lo frivolo.

    La lucha por des-naturalizar o desfragmentar esas cosas es muy dura, pero es una lucha necesaria por emprender. Tan dura que para muchos es -muy frecuentemente- inaceptable si quiera hacerlos cuestionar y que ellos mismos comiencen a cavilar y empecen a reconocer, tal y como lo dijeron en los comentarios, que quizás las premisas bajo las que uno se mueve no son las más recomendables, saludables o mejores. Es un mal similar al que padecen los fanáticos religiosos: empecinados en mantenerse en su «moral», en su «verdad», en su «forma de ver las cosas», a tal punto que les da una «auto satisfacción», se obstinan y rechazan cualquier cosa que no compagine con lo que ellos han adherido: es como un orgullo donde no están dispuestos a cambiar o ver las cosas desde otras perspectivas; deben pensar que cuando uno les dice algo, busca el mal en ellos, algo absurdo.

    … En fin, me han ayudado bastante y por ello gracias.

  • Omingod says:

    Adán, perdona pero voy a tener que darte un toque de atención de nuevo antes de que sea demasiado tarde.

    No es tanto que insultes descaradamente a otros lectores – que estás al borde de hacer – o que te expreses con «palabrotas» que ni son elegantes ni dicen nada, además de no impresionar a nadie – lo cual también haces y como sabes no es aceptable en el Foro; el problema principal que yo tengo es que a pesar de que escribes en castellano, no tengo ni idea de lo que estás diciendo, y en mi opinión no agregas ningún valor.

    Por esas razones, o tu forma de escribir se vuelve más clara y educada, o sintiéndolo mucho me veré obligado de nuevo a limitar tu participación. Si hay gente que crees que aprovecha tus comentarios y quieres seguir haciéndolos, excelente, pero tendrá que ser siguiendo las normas. Puede sonar paternalista, pero tenemos un estándar en este Foro que queremos mantener y no permitiremos excepciones.

    Gracias por tu comprensión, y saludos.

  • Jan says:

    Creer ser más de lo que eres realmente, significado que se le da a la arrogancia, o el «excesivo orgullo que tiene uno mismo», es estar disociado de la realidad, de reconocer quién eres realmente, por ello también pienso que la arrogancia es mala. Mas sin embargo, le di otro uso en mi comentario anterior, donde más bien me refería al orgullo propio y expresarlo en público sin el temor de que te reprochen. Y creo que todos deberíamos defender nuestro derecho a vivir expresando cómo nos sentimos con nosotros mismos y cómo nos auto valoramos, sin que otros inicien la fuerza contra ti por ello, como puede suceder con el típico caso de profesor que regaña a un estudiante por estar entusiasmado con su calificación donde el resto de sus compañeros reprobaron o les fue mal, y le prohíbe manifestar su alegría, y si lo hace lo reprimirá de nuevo.

    Entro a Objetivismo a diario y leo los comentarios, a veces no tengo nada qué decir o agregar porque estoy de acuerdo o no es de mi interés el comentario de alguien sobre algún tema, pero frecuento a diario aquí.

    Quizá el odio que sentí ante aquella persona fue por el hecho de que me recordó mi vida particular, alguien desinteresado del conocimiento, sumergido en hábitos aburridos y comunes como lo siguen haciendo la mayoría de las personas con quienes me reunía.

    Si mi búsqueda del conocimiento inspira a otra persona, me dará alegría, pero no es mi objetivo, mi objetivo es conocer más sobre aquello que puede mejorar mi vida porque vivo los beneficios de conocer y practicar, por ejemplo, Objetivismo.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post
«
Next Post
»