Teoría, Práctica y Lógica del Salario Mínimo

Archivado en: , , , Deja tus comentarios

 

“Desgraciadamente, el verdadero salario mínimo es siempre cero, independientemente de las leyes, y ese es el salario que muchos trabajadores reciben como consecuencia de la creación o del aumento del salario mínimo obligatorio, o porque pierden su empleo o porque no encuentran trabajo cuando entran en el mundo laboral”.

—  Thomas Sowell, Basic Economics

# # #

salario minimo logica paro

# # #

definitivo ebooks 1

 

Publicado por: noviembre 21, 2013 2:07 pm

Deja tus comentarios

Sin comentarios

0 respuesta a “Teoría, Práctica y Lógica del Salario Mínimo”

  • Juan Manuel Muñoz Hernandez says:

    La gráfica que se muestra arriba contiene mucho significado, pero puede ser un poco difícil extraerlo sin algo de formación en las matemáticas de la optimización.
    Toda la gráfica es una forma de resolver a la cuestión «¿Bajo qué cantidades de puestos de trabajo y sueldo por puesto de trabajo se consigue que la población gane la máxima cantidad de dinero?» Por supuesto, la respuesta no es «con infinitos puestos de sueldo infinito», porque existen limitaciones en cuanto a qué cantidad de personas pueden ganar un determinado sueldo. Por un lado (ver línea marcada como «demanda de trabajo»), está claro que no pueden darse situaciones donde una gran cantidad de gente reciba una gran cantidad de dinero por su trabajo, ya que la demanda por parte de los empleadores es limitada. Por tanto, los puntos (puestos,sueldo) del plano posibles serán sólo los que estén por debajo y a la izquierda de esta recta. Lo mismo pasa para la otra, que dice que no es posible que unos pocos trabajadores ganen tanto como quieran (pues existe una cierta oferta de trabajo que regula este precio límite). Por tanto, sólo los puntos naturalmente accesibles serán los que queden dentro del triángulo central inferior de la gráfica.
    Por cuestiones matemáticas analíticas (la demostración es complicada pero posible), el punto donde se alcanza el máximo beneficio para los trabajadores en conjunto estará en alguno de los vértices del triángulo que delimitan las restricciones. También se puede comprobar que en este caso el máximo está en el vértice superior del triángulo, es decir, el punto en que se encuentran la oferta y la demanda de trabajo.
    Introducir un salario mínimo induce una restricción adicional, obligando a cualquier punto a estar *por encima* de dicha línea horizontal (roja). Esta restricción reemplaza a la de la oferta, pues una vez que el salario mínimo queda fijado no es posible que otros trabajadores compitan regulando el salario al ofrecer su trabajo (¡no pueden ofrecerlo más barato que el salario mínimo, por ley!) Sin embargo, esto no afecta a la limitación inducida por la demanda que los empresarios tienen, de modo que la línea de la demanda se mantiene. De igual forma, el nuevo punto de equilibrio será uno de los vértices del paralelogramo formado por la línea roja horizontal y la línea de la demanda (y los dos ejes de coordenadas, ya que ni la cantidad de trabajadores puede ser negativa ni el sueldo que reciben puede serlo). También puede verse que el óptimo en este caso estará necesariamente en el punto de encuentro de la recta horizontal con la de la demanda. Si nos fijamos, la cantidad de trabajo a que corresponde ese punto de encuentro es MENOR que la que ofrecía el anterior punto óptimo (el generado por las dos rectas diagonales). Por tanto, la cantidad de puestos de trabajo en condiciones de salario mínimo es menor, o sea, desempleo. Cabe añadir que todos esos trabajadores sin trabajo pueden entrar en el cómputo del sueldo medio como un sueldo 0, por lo que globalmente el conjunto de trabajadores queda desfavorecido. Los únicos favorecidos son los oportunistas que encuentran (o se aferran a) su puesto de trabajo en el momento de instaurarse la ley de salario mínimo.

  • HugoPencil says:

    yo se eso de «a buen entendedor pocas palabras», pero me hubiera servido un poco mas desplayado el articulo, porque me parece muy interesante, y de vital importancia para comprender el estado actual de la economia en mi pais, como asi las razones del desempleo, puesto que se les asegura constitucionalmente derecho al trabajo, a un salario digno etc… gracias por los comentarios anteriores, pude comprender màs…

  • G Truchuelo says:

    El «salario» es en realidad un *precio*. En concreto, el precio de lo que ofrece el trabajador: su tiempo y esfuerzo. Ésa es la única naturaleza del salario.

    Cuando a los trabajadores se les obliga a poner un precio a su trabajo por encima de X cantidad – salario mínimo = precio mínimo – , equivale a obligar por la fuerza a un vendedor a cumplir un precio mínimo.. y evidentemente, cuanto mas alto, peor.

    En la práctica establecer precios mínimos (salarios mínimos) es altamente perjudicial; equivale a obligar a McDonald’s a vender sus hamburguesas a 20e como mínimo: nadie las compraría, y dicha empresa terminaría sufriendo grandes perdidas al no poder bajar el precio de sus hamburguesas Saludos.

  • Saludos, No logre entender, me podrían explicar mejor por favor.

    De antemano Gracias.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post
«
Next Post
»