Enseñándole al niño a «compartir»

Archivado en: , , , 13 Comentarios

 

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=dN7jd-NHz6g[/youtube]

¿Hay que enseñarles a los niños a «compartir» sus juguetes con otros?

+ + +

– Tengo una pregunta sobre el “bebé Objetivista”… en el Kindergarden Objetivista… digamos…

– No sabía que había “bebés Objetivistas”…

– Bueno… debe haber Objetivistas que tuvieron bebés, ¿no?… en algún lugar…

– Desde luego…

– Entonces… el bebé Objetivista en el parque Objetivista, los niños están jugando, hay… sabes… a lo mejor uno de ellos, tal vez el más grande, el más fuerte coge todos los juguetes… ¿Le enseñas a los niños a compartir? ¿Les enseñas el placer de compartir, o le enseñas a ese niño, sabes, la ley del más fuerte…?

– Pues mira, esa es *exactamente* la falsa alternativa que yo estaba describiendo. Tú dices que hay sólo dos opciones con los bebés: O les enseñas a ser altruistas, o dejas que uno le pegue al otro… dejas que uno sea un bebé Atila… y le pegue al otro.

Y mi opinión es (yo no tengo hijos, otros Objetivistas ciertamente los tienen)… Mi opinión es que debes enseñarles a los niños la importancia de usar sus facultades creativas para ser felices, sea durante el juego, o la escuela, etc.

Enséñales: Aquí tienes un juguete. Disfrútalo. Cuídalo. No dejes que se estropee, o que se pierda, o que se moje a la intemperie. Es *tu* juguete. Si tú cuidas de tu juguete y aparece algún abusón, o algún llorón con poca vergüenza que no cuida de sus juguetes, y dice: ´Quiero jugar con el tuyo´, enséñale que “no tienes obligación de compartirlo; es *tuyo*”.

Estas son cosas importantes que aprender.

Así que… por supuesto que hay situaciones en las que quieres compartir, los niños juegan, los adultos también, yo comparto cosas, si es en beneficio mutuo.

Pero *no* es que tengas un deber, simplemente porque tú tienes algo que otro niño no tiene, que tú tengas el deber de compartirlo. Eso es lo que *no* debes enseñarle.

# # #

definitivo ebooks 1

 

Publicado por: mayo 20, 2013 12:28 pm

13 Comentarios

13 Comentarios

13 respuesta a “Enseñándole al niño a «compartir»”

  • G Truchuelo R says:

    @Luis, te recomiendo LEGO, a mi me fascinaban de pequeño, primero porque uno puede construir lo que quiera, así, uno puede adaptar sus creaciones a sus intereses del momento (yo usé LEGO para hacer zoos de dinosaurios (influido por Jurassic Park), más tarde naves espaciales de Star Wars, luego de aventuras en general, coches, y un largo etc; me lo pasaba genial.
    Segundo, porque desarrolla la visión espacial tremendamente, la inteligencia dirigida a comprender estructuras cada vez más complejas, la integración, la imaginación, creatividad..

    De todas formas, depende del niño en cuestión también.
    Oh, y personalmente, un robot, vampiro, o un monstruo no veo que sean «depravados» o negativos, todo depende de como lo enfoque el niño… 🙂

    • Omingod says:

      Añadiendo a la excelente sugerencia de Truchuelo: Según la edad (un poco mayor, mejor), usar Tangrams – los rompecabezas chinos – es estupendo para integrar partes de imágenes en un todo y desarrollar esa capacidad, además de poder ser muy divertido.

  • Luis says:

    Agradesco tu respuesta Omingod,aunque quisiera aclarar que mi pregunta es porque hay infinidad de juguetes en el mercado,desde propuestas inocentes a las más depravadas (armas de juguete ,robots,zombis,muñecas vampiras etc.) y los clasicos superheroes de comics y juegos de ingenio. Como se acerca las fechas festivas me pareció oportuno reflexionar acerca de que tipo de juguetes como regalo se le hacen a los más pequeños,considerando que aparte del tema si el niño debe o no compartir sus chiches,preguntarnos que clase de producto ya desde niño van incorporando a su formación.

    • Omingod says:

      Luis, me parece muy válida tu preocupación.

      Yo diría que los juguetes a elegir son los que inspiren, que proyecten o concreten algún valor que quieras impartirle al niño, algo que él pueda admirar o imitar (tipo «Superman» o su equivalente hoy día, si lo hay). Desde luego, zombis o muñecas vampiras no entrarían en esa lista, ni juegos de video donde lo único que haces es matar a enemigos.

      Tienes razón que los juguetes son parte de la formación del niño (es el mundo imaginario en el que vive, aunque sea momentáneamente) y la decisión de qué regalarles (o con qué dejarles que jueguen) hay que tomarla con cuidado. Imagino que otros Objetivistas con niños pequeños podrán comentar más al respecto.

  • Luis says:

    que clase de juguete recomienda un objetivista? que opina de los muñecos sobre monstruos ,superheroes o por el estilo?

    • Omingod says:

      Obviamente una filosofía no tiene nada que opinar sobre algo tan concreto como tipos de juguetes, pero cada individuo Objetivista puede tener su opinión al respecto por diversas razones. Yo personalmente no veo ningún problema con ello, prefiero monstruos a santos.

  • GTruchueloAynr says:

    Jan, totalmente de acuerdo con tu comentario, subrayaría todas las palabras que has escrito.
    Saludos

  • Jan says:

    Veo que nadie le responde a fractal, y como no quiero que se interprete como algo válido lo comento yo.

    Altruismo racional es una contradicción en términos: Sacrificarte a ti mismo por otros no puede ser racional porque la razón es la facultad conceptual del hombre que se basa en la realidad, y por mala suerte de los altruistas la realidad es que como seres vivos tenemos una naturaleza específica que todo organismo tiene por igual: conservar la vida. Cualquier organismo que conozcas tiene ese propósito que es vivir. Ser altruista es ir atentar contra tu vida e ir contra los hechos, y eso jamás puede ser racional. Por tu comentario das la impresión de que no comprendes lo que es egoísmo, altruismo y la razón.

    Además nunca se dice al niño que no preste, se dice que no es su obligación prestar. De hecho sólo un egoísta racional puede entablar relaciones positivas con otros porque lo hace por su propio interés, por otras personas son importantes para él porque tienen valores y/o virtudes que hace admirarlos; un altruista no puede entablar algo así porque según su «amor» incondicional a todos por igual, en realidad no aprecia a nadie, termina por un fuerte resentimiento hacia los hombres porque él se sacrifica por ellos de mala gana. Podría decirte más pero si profundizas tu conocimiento sobre Objetivismo, tú mismo llegarás a las conclusiones que yo llego y todo objetivista llega en esencia.

  • Maria Fernanda says:

    Es interesante. Considero que muchos a los que les gusta vivir a expensas del Estado, se debe al simple hecho de que desde niños, nos enseñan a que debemos «compartir» solo porque los demàs no tienen. El hecho de que otros no tengan, no significa que obligatoriamente debamos compartir nuestros juguetes, todo debe ser voluntario y realmente nunca lo habìa pensado de esa forma hasta que empecè a formar parte de la corriente liberal. Es curioso porque cuando era niña mis padres nunca me enseñaron a compartir mis juguetes, al contrario, me decìan que debìa cuidarlos de que otros niños quisieran dañarlos. «La libertad descansa en el sentido de la responsabilidad»

  • fractal23 says:

    Que tontería… ser egoista racional considerando que no hay altruismo racional. Es decir que hay una separación irreconciliable entre el cuidado de uno mismo y el cuidado de las relaciones.
    En el caso que se muestra la «obligación» de ser altruista «siempre» es ciertamente altruismo perverso. Pero enseñar que la relación con los demás puede ser más interesante que un pinche jugete es mucho más racional. Compartir como parte del egoismo racional ¿Es acaso un valor perverso? A menos que de lo que se trata es de defender valores capitalistas clasicos y reprimir tendencias de disfrutar compartiendo. En cuyo caso se trata de una doctrina con fines de crear seres para un modelo concreto, no extraer valores desde la propia racionalidad – el consejo hace que ver a un niño jugando solo con jugetes muy bien cuidados parzca algo hermoso, mientras que un niño descubriendo la satisfación de la amistad parezca perverso.

  • Alfonso says:

    Recuerdo cuando mis hijas eran pequeñas (de 2 6 años) y yo todavía no había leído La Rebelion de Atlas, que ,en contra de lo que predicaban mas padres, suegros, hermans y cuñados, yo mantenía que el juguete de mis hijas era «suyo» , sin obligación de entregarlo a otro niño debido a esa falsa doctrina vigente de » compartir siempre».

  • Arturo López says:

    Me gusta la exolicación…

  • Abraxas says:

    Eso es justo tenemos derecho a ser egoistas. Pero no entiendo porque no le podemos enseñar al niño a ser lo que él quiera. Si quieres ser egoista no te sientas mal en serlo pero tampoco te sientas mal por ser altruista.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post
«
Next Post
»