Altruismo – psicología

Archivado en: , , , Deja tus comentarios

 

(Ver también: Altruismo – teoría

Altruismo – práctica)

# # #

Es obvio por qué la moralidad del altruismo es un fenómeno tribal. Los hombres prehistóricos eran físicamente incapaces de sobrevivir sin aferrarse a una tribu por liderazgo y protección contra otras tribus. La causa de que se haya perpetuado el altruismo hasta las épocas civilizadas no es física, sino psico-epistemológica: los hombres de mentalidad atrasada y perceptual son incapaces de sobrevivir sin el liderazgo tribal y una “protección” contra la realidad.

# # #

La doctrina del auto-sacrificio no les ofende: no tienen sentido de su propia identidad o de su valor personal – no saben qué es lo que se les pide que sacrifiquen – no tienen ni idea directa de cosas tales como integridad intelectual, amor a la verdad, valores escogidos personalmente, o una dedicación apasionada a una idea. Cuando oyen condenas contra el “egoísmo”, creen que a lo que se debe renunciar es a la bruta e insensata adoración a caprichos que exhibe el lobo solitario de la tribu. Pero sus líderes – los ideólogos del altruismo – saben la verdad. Immanuel Kant lo sabía; John Dewey lo sabía; BF Skinner lo sabe; John Rawls lo sabe. Date cuenta que no es al bruto insentato a quien están intentando destruir, sino la razón, la inteligencia, la habilidad, el mérito, la confianza en uno mismo, la autoestima.

# # #

Lo que motiva a los defensores del misticismo no es la búsqueda de la verdad, sino el odio por la mente del hombre; . . . lo que motiva a los defensores del altruismo no es la compasión por el sufrimiento, sino el odio por la vida del hombre.

# # #

Los resultados psicológicos del altruismo pueden observarse en el hecho de que un gran número de personas abordan el tema de la ética haciendo preguntas tales como: “¿Debería uno arriesgar su vida para ayudarle a un hombre que está: a) ahogándose, b) atrapado en un incendio, c) lanzándose delante de un camión, d) colgando de las puntas de los dedos sobre un abismo?” Considerad las implicaciones de esa actitud. Cuando un hombre acepta la ética del altruismo, él está sufriendo las siguientes consecuencias (en proporción al grado de su aceptación):

Una falta de autoestima – ya que su primera preocupación en el ámbito de los valores no es cómo vivir su vida, sino cómo sacrificarla.

Una falta de respeto por los demás – ya que considera que la humanidad es un rebaño de mendigos desahuciados gimiendo por la ayuda de alguien.

La visión de la existencia como una pesadilla – ya que cree que los hombres están atrapados en un “universo malévolo”, donde los desastres son la constante y primordial preocupación de sus vidas.

Y, de hecho, una indiferencia letárgica a la ética, una amoralidad irremediablemente cínica – ya que sus preguntas implican situaciones que es improbable que jamás encuentre, que no guardan ninguna relación con los problemas reales de su propia vida, y que por lo tanto le dejan en la situación de tener que vivir sin ningún tipo de principio moral.

Al elevar la cuestión de ayudar a otros a una cuestión central y primordial de la ética, el altruismo ha destruido el concepto de cualquier auténtica benevolencia o buena voluntad entre los hombres. Los hombres han sido indoctrinados con la idea de que valorar a otro ser humano es un acto de generosidad, lo que implica que un hombre no puede tener ningún interés personal en otros – que valorar a otro significa sacrificarse a sí mismo – que cualquier amor, respeto o admiración que un hombre pueda sentir por otros no es ni puede ser una fuente de su propio disfrute, sino una amenaza para su existencia, un cheque en blanco para el sacrificio, entregado a sus seres queridos.

Los hombres que aceptan esta dicotomía pero escogen el lado contrario, los productos finales de la influencia deshumanizante del altruismo, son los psicópatas que no cuestionan la premisa básica del altruismo, sino que proclaman su rebelión contra el auto-sacrificio anunciando que ellos son totalmente indiferentes a cualquier cosa viva y que no levantarían ni un dedo para ayudarle a un hombre o a un perro que ha sido atropellado por un conductor que se dio a la fuga (que es normalmente uno de su calaña).

# # #

El apaciguamiento intelectual es un intento de disculparse por las preocupaciones intelectuales de uno y escapar de la soledad de ser un pensador, al profesar que su pensamiento está dedicado a algún objetivo social-altruista. Es un intento equivalente a la súplica sin palabras: “¡Yo no soy un extraño! ¡Soy tu amigo! Por favor, perdóname por usar mi mente, ¡la estoy usando sólo con el fin de servirte a ti!”.

Sea cual sea el valor personal que aún pueda quedar tras un acuerdo de ese tipo, la autoestima no es parte de ello.

Tales decisiones rara vez, o tal vez nunca, se toman de forma consciente. Se van tomando poco a poco, por una motivación emocional subconsciente y una racionalización semi-consciente. El altruismo ofrece un arsenal de tales justificaciones: si un adolescente inmaduro puede decirse a sí mismo que su cobardía es amor humanitario, que su servilismo es generosidad, que su traición moral es nobleza espiritual, ya lo han enganchado.

# # #

El precepto “no juzgarás” es el clímax final de la moralidad altruista que hoy día puede verse en su esencia desnuda. Cuando los hombres piden perdón, un perdón cósmico, sin nombre, por maldades inconfesadas, cuando reaccionan con compasión instantánea ante cualquier culpa, ante los autores de cualquier atrocidad, mientras se alejan indiferentes de los cuerpos ensangrentados de las víctimas y del inocente – ahí puede verse el propósito real, el motivo, y el atractivo psicológico del código altruista. Cuando esos mismos hombres compasivos se revuelven a su vez con gruñidos de odio a todo aquel que pronuncia juicios morales, cuando gritan que el único mal es la determinación de luchar contra el mal – uno puede ver el tipo de cheque en blanco moral que la moralidad altruista les brinda.

# # #

Fuentes:

“Selfishness Without a Self,” Philosophy: Who Needs It

“An Untitled Letter,” Philosophy: Who Needs It

“The Ethics of Emergencies,” The Virtue of Selfishness

“Altruism as Appeasement,”The Objectivist, Jan. 1966

For the New Intellectual, For the New Intellectual

# # #

definitivo ebooks 1

 

# # #

Publicado por: septiembre 7, 2016 12:43 am

Deja tus comentarios

Sin comentarios

0 respuesta a “Altruismo – psicología”

  • Jan says:

    Pues depende del contexto, si valoraba a tales niños tanto como para arriesgar su vida por ellos, o eran desconocidos y sobrepuso su propia vida por desconocidos (baja autoestima); si evaluó la escena y se creyó competente a pesar de su edad y condición física, o cometió suicidio sabiendo que era imposible para él o muy difícil y aún así lo hizo.

    Quizá es un caso del llamado «complejo del mesías» o «Delirio mesiánico» (con el primer nombre tendrás una idea de lo que se refiere). Básicamente consiste en creerse el responsable de la vida de los demás y que es tu deber salvar a todos.

    En fin, sea el caso que sea, la idea de sacrificio está tan distorsionada, que es usada a veces al referirse en acciones egoístas, por ejemplo decir que un estudiante se «sacrificó» trabajando mucho para pagar sus estudios, o que una mujer se «sacrificó» por salvar la vida de su amado, quien sin la vida con él, sería imposible seguir respirando.

  • El osito Teddy says:

    A tenor de esta noticia se está diciendo que el hombre que ha muerto es un «héroe». ¿Cómo lo véis?

    http://www.elmundo.es/elmundo/2013/06/27/barcelona/1372365607.html?a=bd02f11fccc7b4f54450795a3f4e36ad&t=1372370229&numero=

  • Marcos says:

    No creo que hayas entendido el contenido del texto ni la idea de altruismo, #29. Te sugiero que le dediques una lectura más atenta por este y más posts sobre altruismo y sacrificio.

  • El osito teddy says:

    Pero no me quise arriesgar, pensar que autoinmolarse es contra nosotros mismos… por favor!!!!

  • odt roperi says:

    No pude no quise seguir leyengo quiza al final decia algo racional o mejor¡¡¡
    Pero no me quise arriegar,pensar que ser altruista es contra nosotros mismos …porfavor¡¡¡¡¡¡¡¡

  • Miguel says:

    No puedo entender ahora que se totalmente los motivos, el hecho de que la gente prefiera continuamente vivir para los demás a costa de su propia vida, si la gente comprendiera que cuando viven altruistamente están matándose a sí mismos y valorasen su vida, entonces dejarían de beber el veneno que representa el altruismo.

    Si comprendieran las falacias lógicas y contradicciones que el altruismo encierra dejarían de practicarlo. Cuando se predica que uno tiene que darse a los demás y vivir para los demás, y no para sí mismo, no se percatan de que están pidiendo una contradicción lógica, si no vives para ti mismo no puedes vivir, y si no puedes vivir no puedes vivir para los demás, y por otra parte, si los demás también dejan de vivir para sí mismos, ¿No es curioso que nadie se de cuenta que al final nadie vive para nadie pero todos se perjudican a sí mismos? Al renunciar a lo que más valoramos porque así se nos dice que somos virtuosos a los ojos de los demás, estamos declarando que nadie debe obtener beneficio por sus acciones, pero si nadie se beneficia entonces que sentido tiene vivir para los demás si eso lo que hace es que nadie viva y todos mueran y sufran. Vivir para los demás, sería no comer ningún trozo de pastel, o de ya simple de pan, porque alguien podría necesitarlo más que tu, no beber agua, porque alguien estaría más sediento que tu, no respirar aire ya que al expulsar dióxido de carbono de tus pulmones puedes perjudicar el aire que recibirán las generaciones futuras, prácticamente para ser un altruista pleno tendría uno que morir y considerar su propia vida y existencia como algo inferior a todo y estar dispuesto a no retener ningún valor personal por nimio que sea, y si todos se dedican a vivir para los demás, al final todos terminan muertos y nadie vive. Entonces, quien valore su vida debe desechar desde ya la noción de que la solidaridad autoinmolatoria y el altruismo son el canon de la virtid moral, y aprender a valorar egoístamente la propia vida y felicidad.

  • Miguel says:

    Sí, he entendido ITOE, de hecho he leído tu post de epistemología, entiendo perfectamente la epistemología objetivista, ya dejaré un comentario al respecto allí.

  • Miguel says:

    » No te das cuenta de que el responsable de tus acciones eres tú y solamente a ti te tienes que rendir cuentas,»

    Me doy cuenta perfectamente de ello, no soy un descerebrado que no sepa juzgar cuando algo es justo o injusto, por supuesto que uno debe primordialmente rendirle cuentas a uno mismo en referencia a la realidad, ahora bien, ello no va reñido con el hecho de que considere util para mi mismo egoístamente que existan leyes justas o sea racionales.

    «consideras malo actuar según como tú consideres mejor, das demasiada importancia a la opinión de los demás, no pones atención en lo que te han dicho, hablas antes de intentar entender…»

    Pienso que te ocurre a ti algo similar en cuanto a que hablas sin entenderme porque muchas veces has creído que yo defendía una especie de ley personificada y un robot gubernamental automático.

    En cuanto a dar demasiada importancia a la opinión de los demás, no se de donde sacas eso, pero yo solamente escucho los juicios que estimo racionales, los irracionales o los desdeño o los ridiculizo dialecticamente.

    En cuanto a usar el vocabulario propio, bien, yo me puedo inventar las palabras que quiera pero si le doy un significado muy distinto al que puede tener el interlocutor entonces esto se convierte en diálogo de besugos, yo pienso que cada término tiene su significado exacto como le dice Francisco a James cuando el primero le dice que su sueño es ganar dinero para ir al cielo y poder pagar la admisión, y dice James que la virtud es el precio del ingreso, Francisco le responde que a eso se refiere y que la mayor virtud es la de hacer dinero, y le dice James eso lo puede hacer cualquier corrupto y él le dice James, algún día sabrás que cada palabra tiene su significado exacto.

    No le dijo, James algún día sabrás que toda palabra tiene el significado que te venga bien a ti.

    Pienso que los errores epistemológicos que me achacas, no se ajustan a la realidad.

  • Miguel says:

    No entiendes la formación de conceptos, “mesa” puede ser cosas distintas en distintos momentos y eso está relacionado con la utilidad y la situación. no piensas en aquello a lo que hacen referencia las palabras, te quedas en las palabras. Ves si la realidad encaja con lo que ya sabes en vez de pensar sobre la realidad y luego crear los conceptos que te hagan falta.»

    No es cierto, precisamente si hay algo que yo hago perfectamente es definir los conceptos, o sea identificarlos en la realidad, mesa no puede ser varias cosas segun la utilidad, yo no puedo usar como mesa una silla, ni puedo usar como mesa el suelo, etc.

    La definición de mesa está perfectamente establecida y es objetiva y una en la realidad, y así con cualquier otro concepto legítimo. Decir que los conceptos se definen en referencia a la utilidad me recuerda a lo que decía Martin Heidegger, de que los conceptos no hacen referencia a objetos sino a finalidades, y así un martillo por ejemplo para este filósofo era cualquier cosa que uno utilizara para golpear clavos que es la finalidad del martillo.

    No creo que eso sea un problema epistemológico mio, sino tuyo, estás usando los conceptos subjetivamente solo porque te viene bien a ti definirlos, aquí caes en una especie de subjetivismo de variedad solipsista o personal.

    » No sabes ceñirte al tema sobre el que discutes y decir lo que es útil para el tema en cuestión.»

    Eso no es cierto, yo todo lo que discuto, por ejemplo, el tiempo, el anarquismo etc, lo refiero a aquello que discuto, todo gira en referencia al tema central, por ejemplo, cuando mencioné el intricisismo y el subjetivismo y mencioné a Kant es porque considero que una regla esencial para discutir racionalmente es ofrecer todo el contexto sobre un tema dado, y Kant es el origen epistemológico de todas las doctrinas políticas falaces, socialismo, fascismo, anarquismo etc, y estaba plenamente justificado que aludiera a Kant, se llama integración contextual, una regla básica en objetivismo o sea integrar todo lo que uno sepa sobre un tema dado para poder llegar a la verdad y no tomar nada de forma aislada, lo que hice fue hacerte notar tus errores epistemológicos.

    » Has caído en el común error de creerte los cumplidos de gente que aplaude siempre cuando no debe y con ello no sabes cuando has tocado bien el piano y cuando no. »

    Para saber si uno ha tocado bien el piano o no, solo puedes guiarte por tu mente, yo no me dejo guiar por la gente, me guío por lo que se, y se que lo que digo está bien lo mantengo, pero sí soy agradecido con los juicios honestos y positivos que de mis argumentos otros puedan hacer, sin que ello me haga olvidar que mi juicio es prioritario.

    » No te consideras capaz de pensar cosas complejas como Rand o Aristóteles, no intentas elaborar conocimiento propio.»

    Pienso que el hecho de haber aprendido a pensar esas cosas complejas de las que habla tanto Rand o Aristóteles refutan tu aserto, comprendo perfectamente lo que dice Aristóteles y lo que dice Rand, y si he elaborado conocimiento propio como puedes comprobar en el tema de las patentes donde he ofrecido mi opinión jurídica, también reflexiono sobre determinadas cuestiones que pienso que no han recibido antes dicho enfoque, por ejemplo, he mostrado que la igualdad socialista se basa en profundos errores epistemológicos y lo he expuesto aquí, también he realizado alguna interpretación de Karl Marx pensada por mi, asi que tu aserto queda refutado y meramente deviene en una aseveración gratuita y arbitraria.

  • Miguel says:

    Sí, exacto, lo que estás diciendo es que la moral se tiene para un propósito, eso es obvio, el problema de los tontos es que ellos siempre cuentan con que alguien produzca ese bocadillo para ellos, sí puede venir bien para ti solo cuando tu derecho a la vida se vea amenazado, el problema con tu forma de expresarte es que da a entender que eres caprichoso y subjetivo, lo cual en ese aspecto no lo eres.

    Pero tu problema viene de que para poder discutir algo necesitamos que ambos interlocutores tengan en su mente los mismos referentes que definen el concepto usado, y sobre eso ya que tienes ITOE lee el apéndice de Ayn Rand, o en esta web lee sobre El arte de amar de Fromm donde Ayn Rand habla al principio sobre el mismo uso que deben tener para todos los conceptos.

    Yo pienso que tus dos principales problemas y errores son los dos siguientes: Uno es epistemológico, y es el de no entender cabalmente en su integridad lo que supone la objetividad, la objetividad exige una absoluta y rigurosa precisión al usar los conceptos y exigirle lo mismo al oponente, o sea que los dos usen los mismos conceptos, lo que Ayn Rand llamaba cuchilla epistemológica, o sea cortar por lo sano los errores en la definición que cada uno da de los conceptos. Y segundo, un error lingüistico, y es que desdeñas la forma de expresión del lenguaje, o sea muchas veces has dicho que te da igual como se expresa algo siempre que se entienda, pero es que si no se expresan bien las cosas, no se entienden y eso va para todo el mundo incluyendome yo mismo, cuando alguien te diga, explicamente mejor que quieres decir cualquiera de nosotros en aras de la claridad del discurso debe hacerlo.

    Dejando de lado eso, no tenemos muchas diferencias intelectuales con excepcion del tema del anarquismo donde las discrepancias son de fondo y no de forma, y todos los argumentos que das en el otro post sobre anarquismo son ciertos pero hay una falacia lógica que cometes y es la de non sequitur o sea de tus argumentos no se sigue la conclusión que pretendes obtener, o sea que el Gobierno de leyes no existe y es imposible.

    Sobre el problema del anarquismo me remito al post sobre intricisismo que considero más adecuado para seguir exponiendo mi tesis de forma más clara.

  • Miguel says:

    Adán, si por venirte bien significa que actúas en tu propio provecho o sea que eres el beneficiario de tus propias acciones, entonces sí es correcto, o sea eres egoísta, ahora bien, ser beneficiario de las propias acciones hay que entenderlo en sentido objetivo, no subjetivo, o sea te viene bien sabiendo que lo viene bien para tu vida es ser racional, sí, en ese sentido lo dices correctamente. Ahora bien, si fuera te viene bien en el sentido de que lo deseas sin tener en cuenta la realidad, al modo hedonista entonces no sería correcto.

    Pero yo entiendo que lo dices en el primer sentido, pero recuerda que Ayn Rand dijo que el egoísmo era una precondición de su ética, es decir, para ella una acción moral tenía que realizarse motivada primariamente en provecho propio y no en provecho ajeno o en provecho de nadie como pedía Kant, pero advertía ella que el egoísmo no es un criterio para validar un sistema ético, el criterio lo determinaba el código moral racional que ella creó, con su criterio supremo de lo que es bueno para la vida de un ser racional, con sus tres valores centrales, razón, propósito- felicidad y autoestima, y con sus virtudes cardinales: racionalidad, independencia, honestidad, integridad, productividad, orgullo, justicia, que son las siete virtudes cardinales de objetivismo.

    Realmente una persona egoísta es el que asume esas virtudes y persigue esos valores, y en ese sentido lo que te viene bien a ti y cualquier persona es cumplir con esas virtudes, y en ese sentido es correcto actuar siempre en provecho propio y porque le viene bien a uno.

  • Marcos says:

    Me sonó bastante ambiguo, algo así como que los derechos de los demás dependen de tu estado de ánimo, o una especie de maquiavelismo, del que podrían salir cosas como matar a los tontos porque viene bien tener pocos tontos. O cualquier ejemplo que se te ocurra en esa tónica.

  • Marcos says:

    Pues me parece realmente preocupante que respetes los derechos de otros seres humanos simplemente porque «te viene bien», y no porque «es lo correcto».

  • AlphaColumbia says:

    Una pregunta Adán, a que te refieres cuando «te viene biena ti» ? Si por cualquier motivo mañana tienes la seguridad de que robando un banco no te van a encontrar, y vas a vivir bien el resto de tu vida, lo harias ?

  • Miguel says:

    Adán, Digo que tanto Hawezlario como tu están ambos cometiendo una estupidez, él porque es un colectivista declarado que claramente no entiende el significado de altruismo y de egoísmo, y tu porque no te das cuenta de que en la jungla lo que existía era colectivismo, que la ley de la jungla es precisamente lo contrario a la civilización.

    Salvo que lo hayas dicho en el sentido de que en la jungla cada persona tiene que valerse por sí misma y está sola frente a la realidad o naturaleza y tiene que producir para vivir y la sociedad actual permite que unos parásitos sobrevivan a costa de los productores cosa que en la jungla no podría darse.

    Entonces en ese caso sí, pero lo que en realidad quiere decir Hawezlario, es que la jungla es el salvajismo o sea el darse mamporros unos a otros sin cuartel como si fueramos animales irracionales, utilizado en ese sentido la ley de la jungla no es el capitalismo ni es egoismo.

    Ahora, a Hawezlario le digo que las definiciones no pueden ser caprichosas, y que egoísmo y altruismo no significan lo que él dice, egoísmo significa preocupación por tu vida y por tu interés personal. Ahora bien, el egoísmo se define en base a un sistema ético objetivo que determina lo que objetivamente es bueno para uno. Y por egoísmo racional hay que entender lo siguiente: No vivir sacrificándose para los demás ni sacrificar a los demás para uno mismo, sino tratar con los demás por mutuo consentimiento entregando valor por valor en beneficio recíproco. Y altruismo significa código moral que declara como bueno el sacrificio de los valores necesarios para vivir sean los de uno mismo a los de los demás o los de los demás para uno mismo como pretendía Nietzsche.

  • Miguel says:

    Adán, la estupidez en este caso la estás cometiendo ahora tu, si te viene bien a ti subjetivamente igual en un momento concreto podrías pensar que si no te pillan matar a alguien para apoderarte de su riqueza es bueno, siempre podrías pensar que quitarle un pcoo a muchos no va a perjudicarte a ti.

    Ese no es el fundamento de los derechos, la Ley de la jungla precisamente es el altruismo, en la jungla existían tribus descerebradas, es con la civilización moderna con la que surgen los derechos individuales.

  • AlphaColumbia says:

    Havezethario, entonces usted no habla de derechos en sentido estricto, si no de «permisos» concedidos por la comunidad. Y no precisamente por que estos emanen de la razón o sean inalienables, si no por que pragmaticamente estos aportan un beneficio. ¿Que sucedera cuando «robar» le aporte a la gente mas beneficio que comerciar?

    De todas formas siempre viene bien saber que hay gente que no reconoce ni sus propios derechos si cuales son sus origenes, si alguna vez he de asesinar para comer, ya se por quien empezar!

  • Miguel says:

    Los que piensen que el egoísmo es malo y el altruismo es bueno, les digo que dejen ya de respirar que es muy egoísta y reserven aire puro para las generaciones futuras, ya que el dioxido de carbono que miles de millones de personas presentes expulsan al respirar y el oxígeno que egoístamente consumen puede ser necesitado por las generaciones futuras que en caso contrario verán un planeta con más dióxido de carbono y eso no es nada altruista. Así que a los altruistas les digo que dejen ya de respirar que eso es un acto muy egoísta, y aquí los que podemos respirar sin ser hipócrtas son los que reconocemos la naturaleza egoísta de nuestra acción de respirar. Eso digo.

  • Havezethario says:

    «Es obvio por qué la moralidad del altruismo es un fenómeno tribal. Los hombres prehistóricos eran físicamente incapaces de sobrevivir sin aferrarse a una tribu por liderazgo y protección contra otras tribus. La causa de que se haya perpetuado el altruismo hasta las épocas civilizadas no es física, sino psico-epistemológica: los hombres de mentalidad atrasada y perceptual son incapaces de sobrevivir sin el liderazgo tribal y una “protección” contra la realidad.»
    Venga, señores, ¿y ustedes son defensores de los tres derechos negativos?
    Les voy a dar una maravillosa definición de altrusimo: que el vecino le reconozca a usted sus derechos sobre su propiedad (o cualquiera de los únicos derechos negativos que Ayn Rand reconocía) cuando, fuera de la civilización o la sociedad (es decir, la tribu), podría quizá robársela y quedar impune. Así que no, amigos, la tribu no es sólo para protegerse de otras tribus.

    Esos derechos negativos que Ayn Rand proponía no son la «realidad» ahí mencionada. La realidad, por encima de otra cosa, es la combinación de inteligencia y fuerza bruta del depredador, que por alcanzar sus metas no tendría por qué respetar ni la vida, ni la propiedad ni la libertad de nadie. La ley de la selva, básicamente.
    Esto quiere decir que los derechos sólo existen hasta donde tus vecinos los consientan. Y si no es así, estás jodido. Por eso los derechos, los derechos negativos básicos, siempre serán un sinónimo de comunidad, de sociedad y de tribu. Fuera de ella, en la jungla, no existen.

  • Miguel says:

    Sí, en la ética de las emergencias Rand pone de manifiesto la visión trágica y malévola de la existencia y del hombre que fundamenta el altruismo y en el que siempre se justifican las peores atrocidades e irracionalidades sobre la base de que el hombre es débil y puede caer en desgracia, y una de las cosas en donde ello se manifiesta es en la continua insistencia de los altruistas de plantear los dilemas morales en torno a situaciones de peligro como que harías si tu amada y tu hijo adolescente cayesen a un barranco teniendo dos manos y sabiendo que solo puedes salvar a uno de ellos brindándole las dos manos, o el argumento igualitario, de Qué harías si el Estado no interviniese garantizando una supuesta justicia social aun cuando ahora eres rico y te estamos quitando tu dinero en base a impuestos porque un día podrías ser pobre o podrías haber nacido pobre como afirma Jonh Ralws, que se basan en la premisa de que la vida es un casino en donde unas veces ganas y otras pierdes y en el que ganas o pierdes independientemente de tu voluntad, y por eso según los igualitarios lo mejor es nivelar a todos para que nadie esté tan mal y así todos gocemos de un colchón de salvamento, claro que no se paran los igualitarios a pensar que ese colchón lo proporcionan los hombres de talento a los que ellos tratan de amedrentar para que no prosperen y que sin ellos ese colchón se desinflaría, ( La Rebelión de Atlas), aparte de cometer algunas falacias de tipo lógico y tener una visión metafísica errónea como muestra Ayn Rand en Filosofía: Quién la necesita — «Una carta sin título».

    Desde primacía de la consciencia, hasta acuerdo global en el que se igualan mente y fuerza, confusión entre lo metafísco y lo hecho por el hombre, determinismo cultural- social y en consecuencia negación de la voluntad humana y del individualismo, pesimismo antropológico, sentimiento trágico de la vida o universo malévolo etc.

  • El osito Teddy says:

    La pregunta no la he formulado yo, la leí en otro sitio pero me ha recordado a un extracto de Ayn Rand.

    La cuestión es, creo, si bajo esta mascarada existe altruísmo en el intento de responsabilizar a otra persona para que evite accidentes a pesar de que la «culpa» la tiene el culturista. Está claro que es poco moral lo que hace el ayudante pero ¿sería ético delegar tanta responsabilidad en una persona cuando su area de influencia está reducida? El hombre puede no llegar a tiempo a «ayudar»;le pueden fallar las fuerzas en aquel instante decisivo,; hasta podría incluso alegar «me quedé quieto porque no sé detectar visualmente los calambres en el brazo» etcétera.

    No es lo mismo que si por ejemplo una pesa le cayese en el cráneo al levantador, matándolo, descubriéndose luego negligencia a la hora de atornillar bien la herramienta del culturista. O un médico que se negara a aplicar sus conocimientos médicos. En este caso, la responsabilidad está clara: hay plena capacidad y consciencia de la responsabilidad del que desatendió sus obligaciones.

    El extracto al que he hecho referencia al principio es uno en el cual Rand dice que muchos de los «juegos morales» se basan en las premisa de desgracias y urgencias y donde tienes muy poca capacidad de volición. Lo he estado buscando pero no lo encuentro.

  • Miguel says:

    Sí, podría haber delito pero en todo caso imprudente, no creo que el ayudante quiera matar, de todas formas en España se consideraría que el hecho de que el gimnasta es un profesional que conoce los riesgos naturales de una actividad como esa, al asumir dicho riesgo está declarándose responsable, yo a lo sumo vería una mera responsabilidad civil por no hacer bien su trabajo, pero considero excesivo una responsabilidad criminal, pero de todas formas elucubrar sobre un ejemplo sin saber el contexto y las circunstancias concretas a mi me resulta racionalista e irreal, porque habría que ver si es que el ayudante pensó razonablemente que podía levantar el peso y no vio esa flojera, hay que tener en cuenta que ese tipo de actividades entrañan riesgos de tipo imninente, o sea que en unos pocos segundos quizás no te da tiempo a calibrar la verdadera gravedad de los hechos, por eso digo que es muy complicado imputar responsabilidades criminales al ayudante.

    Solo vería responsabilidad civil por negligencia profesional grave.

    Y bueno no tiene que ver con el altruismo porque como dice godmino es evidente que se trata de una relación contractual en la que te pagan a cambio de que realices la labor de supervisión y asistencia, igual que ocurre con un vigilante de seguridad privado, no hay altruismo, el altruismo es el sistema moral que coloca como criterio supremo de valor algo aparte o en contra de los requerimientos de la supervivencia de un ser humano, o sea algo por encima de las condiciones objetivas que la naturaleza humana exige para vivir, que al fin y al cabo es lo que significa egoísmo racional.

    Entonces si yo voluntariamente estoy apreciando el valor de entregar mi esfuerzo y asistencia por el superior valor que representa para mi el recibir un salario en principio se trata de una transacción racional.

    Pero por ejemplo, veamos a la madre teresa, ciertamente ella realiza sus labores de asistencia y ayuda de forma voluntaria, pero lo hace porque piensa que es su deber sufrir y servir a los sufrientes en aras de obtener la salvación en una vida de ultratumba.

    Objetivamente o sea de acuerdo con los requierimientos de la supervivencia humana en este mundo que es el único que podemos percibir y que existe ella está sacrificándose porque está entregando un valor que es su tiempo, su esfuerzo, sus energías para no obtener ningún valor que actualice su vida, sino solo sufrimientos y malestar.

    Moralmente es altruista, ahora bien psicológica y epistemológicamente puede decirse que acepta ese altruismo porque ella ha abdicado del reino de la realidad y ha entregado su consciencia al servicio de sus propias elucubraciones evanescentes y cree que es bueno actuar porque ha subvertido su consciencia y la ha convertido en un instrumento de distorsión de la realidad y cree que la propia percepción de la realidad no es tan valiosa como las revelaciones que su consciencia confundida cree que recibe de otro mundo superior a este.

    La raíz de la aceptación del código altruista es siempre de tipo metafísco- epistemológico, la desconfianza en el poder de la mente y de la razón para observar los hechos de la realidad y conocer tu naturaleza y los valores que requiere tu supervivencia en este mundo, que es de raíz epistemológica, tiene su basamento metafísco en la creencia de que esta realidad o bien es irreal o bien está subordinada a una realidad superior que se conoce por medios como la fe, la revelación, la intución o el sentimiento sobrecogedor ante lo suprasensible.

    Pero para un objetivista o sea para alguien que solo admite lo que puede comprobar bien por mostración sensorial o por demostración lógico racional a partir de la observación perceptual- sensorial, lo único que ve es que en esta realidad La madre Teresa está entregando valores a cambio de sufrimientos, por eso ella es altruista.

    En cambio una relación contractual siempre que se lleve a cabo de forma racional es la antítesis del altruismo, en una relación contractual onerosa bilateral ambas partes reciben un valor a cambio del valor que entregan y ambas son libres para evaluar los valores que entregan y que reciben, si lo hacen de forma irracional pues podría ser altruismo, por ejemplo, si yo me consagro a un trabajo que odio y que no me aporta nada pudiendo trabajar en algo que sí me aporte y me despierte alegría de vivir y lo hago contractualmente pero motivado por un sentimiento inexplicable de deber que me dice que es mi obligación atender a los ancianos porque en otra vida yo fui muy malvado con ellos pues ciertamente por mucho contrato que yo realice estoy siendo irracional, y altruista, ahora bien, eso no quiere decir que la contraparte por ejemplo el propietario de la residencia de ancianos deba ver anulado el contrato solo porque el empleado haya aceptado el trabajo basándose en premisas místicas, un contrato es un contrato y obliga a quienes lo firman libremente, otra cosa es que al dueño de la residencia le convenga racionalmente rescindir el contrato o no pero el Estado no tiene porque meterse en esa relación contractual.

  • Miguel says:

    Bueno, digamos que imputarle homicidio sería absolutamente improcedente, podría considerarse a lo sumo dado el contexto en el que se produce, un culturista profesional que sabe lo que hace, digamos que incluso podría no ser delito, otra cosa es que hubiese omisión del socorro en caso de no le hubeise ayudado ante ese peligro inminente, pero naturalmente si se le condena por omisión de dar ayuda lo veo justificado no considero que sea altruismo, de todas formas también habría que calibrar la circunstancia de que el levantador de peso es un profesional que se expone a riesgos de ese tipo, no, yo diría que no debería ser imputado, solo si posteriormente ese ayudante no llamase a una ambulancia o algo similar sí.

    Pero ni mucho menos habría que condenarlo por homicidio ni intencional ni imprudente.

    • Saray says:

      No, no es altruismo porque el altruismo implica el sacrificio, al ser una persona que domina ese oficio tiene todo el derecho de ayudarle (como los salvavidas) altruismo en ese caso seria que no sepas nadar y te lances.

  • El osito Teddy says:

    Hoy leí una conversación que me recordó a este post en el que se preguntó:

    «Un señor en competición levanta 200kg sobre su pecho, hay 2 personas contratadas para vigilar a ambos lados de la barra, por si el culturista no puede levantar el peso ayudarle.
    Se ve claramente como el levantador flojea, el ayudante de ese lado ni se inmuta, un segundo despues se le desploma la barra sobre el pecho y muere.

    ¿Qué opinais de la actitud del ayudante? ¿Debería acusarsele de algun tipo de homicidio?»

    Mi respuesta es un claro no y me parece que ya de entrada me parece un ejemplo donde se premia el altruismo. ¿Qué pensáis? ¿Miguel no estudaba leyes?

    • godmino says:

      No sé si «homicidio» es la palabra correcta, pero si he entendido bien la situación, desde luego yo sí veo al ayudante con una seria responsabilidad penal, culpable de un accidente serio que él había sido contratado para evitar (se supone que le pagan por eso, que ha recibido el training necesario, que sabe distinguir y evaluar situaciones peligrosas, etc.).

      No veo conexión entre esa situación específica y el concepto de altruismo; el ayudante no se está sacrificando al ayudarle al culturista a levantar el peso, al contrario, está ganándose la vida, está siendo egoísta (siempre que haga su trabajo de forma responsable).

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post
«
Next Post
»