Ayn Rand habla sobre: Juzgar a otros – Personas Inmorales – Familia

Archivado en: , , , 4 Comentarios

 

Para nuestra cultura latina, la familia es importante, pudiendo ser una fuente de satisfacción o causa de mucha frustración. Ayn Rand tiene ideas muy «originales» sobre cómo debes tratar a tus familiares: como al resto del mundo.   ———-  escuchar en YouTube…

Publicado por: diciembre 5, 2010 2:37 pm

4 Comentarios

4 Comentarios

4 respuesta a “Ayn Rand habla sobre: Juzgar a otros – Personas Inmorales – Familia”

  • Alberto says:

    1- No admiramos a Rand (o al menos de la forma mística que parece que dices).

    2- Sí, puedes leerlo en toda la web, ¿por qué lo preguntas?

  • Andres San Martin Arrizaga says:

    una duda, ustedes que admiran a Ayn Rand, ¿también consideran que el altruismo es una idea inmoral y depravada?

  • Raymundo says:

    Estimado John:

    Admiro que a pesar de las adversidades que describes mantengas la confianza en ti mismo, en lo que quieres de la vida y el que seas fiel a la idea de felicidad propia que has formulado. Espero que esta respuesta no llegue muy tarde. Sin duda se requiere una gran fortaleza y solvencia moral -y más de alguien tan joven- para encarar los desafíos que se encuentran en la vida.

    Sí, lamentablemente por lo que describes estás dentro de un círculo familiar que desdeña la individualidad de las personas -muy seguramente no tienen claro lo que ser una persona significa realmente-, por ello de mi parte tengo el mejor deseo de que encuentres una manera de darte paz para tí.

    Como joven te puedo dar estos consejos:

    Alguna vez escuché que si uno no puede apartarse físicamente de las personas que lo afectan, al menos puede intentar hacerlo mentalmente. Una gran motivación es siempre hacer afirmaciones positivas sobre ti mismo, tratar siempre cortésmente con tus padres, si llegan a ser muy groseros contigo poner límites, decir: «discúlpame papá, pero no estoy de acuerdo en la manera en que me tratas, sabes que te respeto y colaboro en lo que me es posible, deseo que nuestra relación sea provechosa para ti como para mi. Te agradezco el haberme dado la vida, y el que me alojes en tu casa, soy un ser humano en formación y necesito este tiempo de mi juventud para hacerme de las herramientas que me permitan ser capaz de valerme por mí mismo. Por favor te pido me tengas mayor consideración.» Intenta evitar las discusiones «espinosas» respondiendo algo como «lo tendré en cuenta papá» o «bueno, dame la oportunidad de darme cuenta de ello, nadie nace sabiendo» aunque por supuesto interiormente tu haces la valoración correspondiente de cada idea que te expresen. Sí es necesaria mucha entereza y mentalidad positiva de tu parte por lo cual te puede ser muy útil leer algún libro de autoayuda, asistir a un curso de manejo de emociones, ejercicios de relajación y control, platicar con alguien de tu suma confianza, o con un psicólogo, en incluso algún familiar cercano más benevolente contigo. Haz uso de todos los recursos que estén a tu favor y no te sientas mal por ello, como en el caso de las becas sean públicas o privadas -hay un artículo muy ilustrativo acerca de esto aquí-, ahorra lo más que puedas, administra tus tiempos, practica algún deporte relajante y en la medida de tus posibilidades sal de tu casa tan pronto como te sientas seguro, busca apoyos; si la situación se torna muy delicada, como decía haz uso de todos los recursos a tu favor incluyendo los legales, recuerda que lo más importante es que tú estés bien y logres tu completa felicidad.

    Deseo no abusar del espacio brindado en esta página, así que deseo que sepas que me solidarizo contigo, compartimos ideas, así que en lo personal te brindo mi apoyo en la medida de lo posible, incluso para escucharte. Te dejo mi correo, con toda confianza: eurekalux3@yahoo.com

    Saludos y que el éxito logres.

  • John says:

    Estimados compañeros objetivistas:
    apelo a vuestra caridad privada para aconsejarme sobre un tema que ni os va ni os viene, y con el que espero que nunca tengáis que lidiar…
    En este vídeo, Ayn Rand recomienda mantener un «deber» cortés hacia los padres y verlos lo menor posible, cuando uno choca demasiado con ellos.

    Mi problema es que me es imposible ignorarlos. No sé cómo me las he apañado, pero vivo rodeado en todos los escenarios de la gente más inmoral que Ayn Rand hubiera podido concebir: colectivistas que defienden la necesidad como argumento para esclavizar, subjetivistas éticos, nietzscheanos, cristianos fundamentalistas, kantianos…

    Mi padre desdeña la lógica y la argumentación, y sólo sabe escupir en mi cara cosas como «tú, que te crees que una puta resentida de Rusia viene a decirte que tienes que ser egoísta, y que sabe más esa zorra que el amor de los Evangelios…».

    Afirma que ha hecho más por mí de lo que debía, alimentándome cuando nací (es decir, no es consistente con su decisión de tenerme y alimentarme). Me echa en cara que no los respeto, cuando considera que respeto es la aceptación sin cuestionar de todos los insultos, ataques, desdenes y órdenes basadas en la necesidad «yo necesito que te duches pronto, así que te despierto cuando me conviene para que lo hagas, y no me respetas si decides que te viene mejor hacerlo a otra hora». Yo soy consciente de que este ejemplo es lo típico de lo que me ocurre, y que este ejemplo es una bobada, pero ese es el inicio, y mi aceptación durante todos estos años (tengo casi 19 y estas cosas empezaron a los 15) los han llevado a tomar por la fuerza el derecho de apelar a su decisión de mantenerme, para que deba callarme y «respetar» todas las manifestaciones de violencia verbal (y en ocasiones física).

    Me echan en cara que este año lo haya «perdido» en una carrera de la que voy a cambiarme (en realidad siempre tuve intención de cambiarme pero este año pensaba prepararme filosóficamente y comprender ciertos ámbitos de la ciencia que, gracias a este año, he podido comprender). Nótese que a ellos no les ha costado un duro, porque me han becado (el Gobierno, con dinero público, pero qué le voy a hacer…). Ellos consideran que me respetaron cuando me permitieron elegir este año. ¿Os dais cuenta, compañeros objetivistas? Consideran un noble acto de respeto el permitir a alguien elegir, el darle la libertad. Eso de la libertad es un privilegio, según ellos. Claro que, con el nulo crédito que me han dado jamás (y tristemente, lo digo objetivamente)…

    Quise estudiar Filosofía, pero la coacción llegó («no vives bajo mi techo como la estudies») (ojo, iba a ser sólo este año, porque iba a irme a estudiar al extranjero al siguiente, y ya no iba a ser Filosofía, simplemente quería dedicar este año filosófico a algo que realmente me importase, como la propia Filosofía). De eso ya no se habla.

    «Ya has tirado un año»- dicen, -«así que te pago otros tres, que es lo que en total son ahora las carreras»-. Como un gran favor, prometen mantenerme acogido otros tres años mientras aprendo algo (aunque incluso en ese momento y pese a mi excelencia académica aprovechan para esgrimir «aunque probablemente lo suspendas todo, porque eres un gilipollas»).

    Pretendo estudiar un Doble Grado de Matemáticas y Física… No puedo estudiar y trabajar al mismo tiempo, es un 20% más de carga lectiva por curso, y son dos carreras durísimas… En gran medida dependo de su caridad, y realmente ODIO eso.

    ¿Qué debo hacer? ¿Irme e intentar tener éxito en mis planes de futuro como científico con una empresa poderosa, privada y libre, empleando unos cuantos años más de lo normal? ¿O seguir aguantando una situación así en un hogar en el que, declaradamente, se me ha dicho que me abren la puerta «porque es mi deber, no porque yo quiera»?

    ¿Alguna vez os habéis sentido intelectualmente tan sólos? Mi única conexión con la razón la tengo aquí, en este sitio web. ¿Se ha vuelto la humanidad realmente tan perversa por influencia cristiano-kantiana?

    Muchísimas gracias, de verdad, a quien se moleste en ayudarme (ojalá de forma egoísta, aunque como beneficio para quien me ayude sólo puedo ofrecer el compromiso de luchar por un mundo mejor).

    Fdo.:
    John.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post
«
Next Post
»