Objetivismo.org

Carta de Ayn Rand a Colin Clive

(Carta de Ayn Rand escrita hacia finales del año 1934 al actor de cine Colin Clive)

Estimado Sr. Clive,

No sé si usted lee cartas de admiradores, pero espero que lea esta…

Ha habido ocasiones – no muchas – en las que he querido expresar mi admiración por algún logro de excepcional belleza, pero nunca lo he hecho, porque no creí que quien lo logró lo entendería, o que le importaría.

Quiero agradecerle ese trocito de verdadera belleza que usted me ha dado, una pequeña chispa de algo que no existe en el mundo hoy. No estoy hablando de su excelente interpretación, ni del estupendo papel que tan expertamente usted trajo a la vida en “Journey´s End” (“El final del viaje”). Quizás lo que vi en usted exista sólo en mi propia mente y nadie más sea capaz de verlo o le importe. Estoy hablando de su gran logro de traer a la vida un ser humano completamente heroico.

La palabra heroico no llega a expresar lo que quiero decir. Verá usted, soy atea y tengo sólo una religión: lo sublime en la naturaleza humana. No hay nada que se aproxime a la santidad del tipo más grande de hombre posible, y no hay nada que me cause la misma emoción de reverencia, la emoción de que el espíritu de uno quiere arrodillarse con la cabeza descubierta. No lo llame adoración al héroe, porque es mucho más que eso. Es un tipo extraño e improbable de calor blanco en el que la admiración se convierte en religión, la religión se convierte en filosofía, y la filosofía… en la totalidad de la vida de uno.

No fue su interpretación lo que lo hizo, ni las líneas que usted pronunció, ni siquiera el personaje que usted representó, porque el personaje estaba muy lejos de ser el tipo del cual estoy hablando. Era algo en usted, en la totalidad del hombre que usted era, algo que no era para ser interpretado en absoluto; algo que produjo, durante unas horas, una chispa de lo que el hombre podría ser pero no es. No digo que usted fuese ese hombre. Lo único que digo es que usted me permitió entrever un atisbo de él, y eso es un logro por lo que una ha de sentirse agradecida.

Si su trabajo significa para usted algo más que una forma de ganarse la vida, entonces, tal vez, querrá usted saber que entre los cientos que le ven cada noche, ha habido alguien para quien su trabajo ha significado mucho más que simplemente pasar una velada en el teatro.

Atentamente,

# # #

Carta publicada originalmente en The Intellectual Activist, enero 1995. Más tarde incluida en Letters of Ayn Rand.

Traducción: Objetivismo.org

# # #

avatar
  Suscríbete  
Informarme de

Ayn Rand

“Valor” es lo que uno actúa para obtener y/o mantener. El concepto de “valor” no es algo primario, sino que presupone una respuesta a la pregunta: ¿de valor para quién y para qué? Presupone una entidad capaz de actuar para lograr una meta, enfrentando una alternativa. Cuando no hay alternativas, ni metas ni valores son posibles.

Objetivismo por temas

Glosario

Objetivismo en Facebook

Derechos del hombre

Objetivismo explicado en 2 minutos