Individualista hasta la médula: Ayn Rand empieza por “yo”

Archivado en: , , , 14 Comentarios

 

Obviamente la mayor contribución de Ayn Rand ha sido cuestionar la moralidad de los últimos 2000 años y crear una filosofía original, revolucionaria y sin precedentes.

Su nombre, “Ayn”, se pronuncia “áin”, no “éin” como lo pronuncian algunos simpatizantes hispanos.

Pero hasta en los más mínimos detalles Ayn Rand fue una individualista par excellence: eligió racionalmente  a qué quería dedicarse, en qué país quería vivir y por qué, y con qué nombre quería ser conocida. Y el nombre que eligió no fue capricho ni fruto del azar, sino una decisión consciente que refleja su profundo individualismo.

Su nombre en ruso era Alissa Zinovievna Rosenbaum (en caracteres cirílicos: Алиса Зиновьевна Розенбаум). David Hayes sugiere cómo Ayn Rand puede haber compuesto su nuevo nombre a partir del nombre ruso original.

La propia Ayn Rand, en una carta de fecha 30 de enero de 1937 a un admirador, explica cómo formó su nombre:

“Respondiendo a su pregunta sobre el origen de mi nombre, debo decir que “Ayn” es a la vez un nombre real y un nombre inventado. El original es un nombre finlandés de mujer, que en ruso se escribe: “Айна”. Su pronunciación, escrita fonéticamente, sería “Ái-na” [en inglés: “I-na”]. No sé cuál sería la forma correcta de escribirlo en inglés, pero yo decidí convertirlo en “Ayn”, eliminando la “a” final. Lo pronuncio “Ái-n” [en inglés: “I-n”], o sea, la letra “I” [“yo”] con una “n” añadida.” (Letters of Ayn Rand, p. 40)

Ayn Rand, individualista hasta la médula.

# # #

por D. García, Editor, Objetivismo Internacional

“Soy americana por elección y por convicción. Vine al mundo en Europa, pero emigré a los Estados Unidos porque éste era el país donde una podía sentirse totalmente libre para escribir” — Ayn Rand

# # #

definitivo ebooks 1

 

# # #

Publicado por: Febrero 15, 2016 12:13 am

14 Comentarios

14 Comentarios

  • Omingod says:

    Algunos simpatizantes de Objetivismo de habla hispana han estado pronunciando el nombre de Ayn Rand “éin”. Es mejor y más preciso pronunciarlo como en inglés: “áin”.

  • Marco Antonio Galindo says:

    Al leer sus libros cambio totalmente mi modo depensar, es la escritora mas relevante de todos los tiempos.

  • Ianustone says:

    Ustedes no tienen ni idea de cuánto ha significado para mí conocer a esta mujer, su pensamiento, su trascendencia… y por supuesto esta web Objetivismo.org, que pone su obra al alcance de todos (bueno no todos, que muchos se resisten a “destetarse”).
    Gracias

  • godmino says:

    Yo veo muy claro lo que dice Miguel y me parece una muy buena observación.

    Lo que hace es observar y explicar la diferencia entre un concepto que incluye un número ilimitado de entidades y un concepto que incluye a una sola entidad. Por ejemplo, el concepto “mesa” incluye todas las mesas individuales de todos los tipos, habidas y por haber, pero luego podemos tener el concepto: la mesa de mi comedor — una mesa específica –. De la misma forma, existe el concepto “hombre” para designar a millones de seres humanos pero también tenemos un concepto que designa a un ser humano único, y ese concepto surge cuando nos enfocamos en un individuo en particular: por ejemplo, José Martínez López, un hombre específico, para lo cual usamos el nombre propio.

    Nombres propios pueden ser de personas y de cosas también, como por ejemplo de animales, de ciudades, países, puentes, satélites, estrellas, etc., incluso de eventos específicos (la Segunda Guerra Mundial) y cualquier otra cosa (la Estatua de la Libertad) y designan entidades únicas. Y por lo que estoy pensando, hay conceptos que identifican entidades específicas y que no necesitan ser nombres propios, por ejemplo: “mi chaqueta de cuero” o “el reloj de oro que me regaló mi padre” o – como hemos dicho antes – “la mesa de mi comedor”, o incluso “mi dolor de cabeza”.

    No serían “conceptos” según la definición Objetivista (“Un concepto es una integración mental de dos o más unidades que poseen las mismas (una o más) características distintivas, omitiendo sus medidas específicas”), sino más bien conceptos que se refieren a un objeto específico o a una entidad única, lo equivalente a un “nombre propio”.

  • El Osito Teddy says:

    Y otra cosa, ¿los derechos de imagen sin los de propiedad no existirían?

  • Miguel says:

    Realmente, por lo que sé, Ayn Rand nunca habló en sus obras en español sobre el derecho a la imagen y demás que en el derecho norteamericano viene incluido en el ámbito del derecho a la intimidad, lo que se llama allí, ” privacy”.

    Te puedo dar mi tesis al respecto, y es la siguiente: Si tu captas una imagen en un lugar cerrado, un domicilio particular o un lugar donde el propietario ha vedado la entrada lo considero violación del derecho de propiedad y por ende debe castigarse al infractor.

    En cuanto a captar tu imagen mientras estás en un lugar público, ciertamente no existe base racional a mi juicio para castigarlo, cuestión distinta es que uses esa imagen con fines ilícitos como falsear tu identidad para robar con impunidad, por ejemplo, el carnet de identidad le cuelgo una foto de otra persona y realizo una estafa, habría que ver el caso concreto para saber si esa captación de imagen le ha supuesto daños personales o patrimoniales a la persona cuya imagen ha sido captada.

    Pero por regla general el mero hecho de que capten tu imagen en un lugar público a mi juicio no supone una violación de derechos individuales de acuerdo con Objetivismo, pero la mayoría de las legislaciones incluida la española no acogen esta solución sino que optan por castigar la captación no consentida de la imagen como regla general sea en lugares privados como públicos sin consentimiento salvo casos excepcionales de personajes públicos en lugares públicos y actos públicos.

  • El osito Teddy says:

    Expongo una pregunta que se me ha ocurrido. ¿Qué opina Objetivismo acerca del derecho a la imagen?

  • Miguel says:

    Alphacolumbia, la libre elección de moneda que postula Hayek no contradice Objetivismo, de hecho es plenamente conforme a objetivismo, es cierto que Hayek no estaba convencido con el oro porque pensaba que la gente ya había dejado de respetar el oro como valor, lo cual es falso históricamente porque el oro continuamente ha ido revalorizándose, pero aparte de eso, la competencia de monedas es un corolario de la libre elección de mercancías y del libre intercambio lo cual es un corolario de la libertad individual, entonces no es contrario a objetivismo, lo que sí es cierto, es que dudo mucho que la gente empezase a usar oro de primeras, creo que mantendrían el dolar, o el euro y poco a poco se iría introduciendo la mejor moneda y el mercado expulsaría la mala moneda, de hecho lo que creo es que las monedas actuales pasarían a depender del oro para fijar su valor, o bien los productores de metal comprarían las monedas antiguas y las fundirían para extraerles el metal y dedicarlo a nuevos usos, con lo cual un posible temor a que de repente si el Estado deja de respaldar las monedas oficiales estas perderán todo su valor, es infundado, de acuerdo con el teorema regresivo del dinero descubierto por Mises y del teorema evolucionista de la moneda descubierto por Hayek, la gente preferirá seguir usando las monedas que ya tienen un valor fijado antes que cargarse toda la estructura financiera de la noche a la mañana, y el patrón oro poco a poco iría imponiéndose como norma de valor en la medida en que el interés racional de la gente les indujera a ello.

    Hay un viejo dicho en economía popular de que: Antes de tirar algo o considerarlo como inútil más vale dedicarlo a usos más ínfimos, y eso es lo que ocurriría con las monedas de menor valor que serían reutilizadas por los metalúrgicos que las comprarían a cambio de entregar ellos una moneda buena pero en menor valor nominal.

  • AlphaColumbia says:

    …”intentar suplantar por medio de la razón las reglas que rigen las instituciones de orden espontaneo que surgen en la sociedad por la cooperación de los seres humanos al actuar”

    De la misma forma que respetamos *a pesar de ser irracional* el derecho de un hombre libre y consciente a inyectarse heroina voluntariamente, o arriesgar su vida haciendo acrobacias extremas e inútiles, o a comer porquerias durante toda su vida sin cuidarse, respetamos igualmente el derecho de unos individuos a usar el tipo de cambio que ellos deseen, o el sistema de comunicación que quieran emplear.

    (el crear una lengua con las caracteristicas que sean e imponerlas a una sociedad me parece mas bien un acto propio de una sociedad estatista, centralizada, colectivizada.)

  • Orden espontaneo says:

    Ah! se me olvidaba, Internet es la última institución de orden espontaneo aparecida por la acción humana, ahora quieren ordenar Internet racionalmente y por descontado a costa de libertad.

  • Orden espontaneo says:

    Yo si tengo un pero al Objetivismo, puede caer en lo que Hayek denominó constructivismo racional, es decir, intentar suplantar por medio de la razón las reglas que rigen las instituciones de orden espontaneo que surgen en la sociedad por la cooperación de los seres humanos al actuar. No olvidemos que el socialismo al declarar al mercado como algo imperfecto y caótico al no haber una racionalidad claramente definida en él intentó suplantarlo por un sistema racionalmente planificado. Hay muchos más ejemplos, como el esperanto intentó ser la lengua racional que sustituyera a los lenguajes surgidos de forma espontanea y sin planificación. Hoy el ejemplo más claro de intentar sustituir una institución surgida de forma espontanea y sin planificación racional centralizada es el dinero, con la implantación del dinero fiduciario en sustitución del patrón oro. Este tipo de racionalismo siempre pone en jaque a la libertad del individuo en sociedad.

  • Juan Wedel says:

    Sin duda una de mis personas que me inspiran siempre es Ayn Rand, pero mas lo hace su filosofía, la cual ya la declare 100% mía. Hasta el momento no eh podido encontrarle fallas y contradicciones, no existe un argumento lo suficientemente válido que me haga cambiar de opinión sobre mi nueva filosofía. Un saludo y gracias por seguir aportando, el trabajo de uds es digno de respeto, probablemente nunca hubiese conocido a Rand y su filosofía sin uds por lo cual acepto su caridad y les doy las gracias. Saludos!

    • omingod says:

      Juan, gracias por tus comentarios positivos hacia Objetivismo. Sólo quiero aclarar que lo que hacemos no es en absoluto “caridad”, sino *egoísmo*: el egoísmo de querer vivir en un mundo mejor, entendiendo que sólo las ideas racionales pueden lograrlo.

Previous Post
«
Next Post
»