Agnosticismo

Archivado en: , , , 18 Comentarios

 

Hay un enfoque muy generalizado a las ideas, el cual Objetivismo rechaza por completo: el agnosticismo.

Me refiero a este término en un sentido que se aplica a la cuestión de Dios, pero también a muchas otras cuestiones, tales como percepción extra-sensorial o la afirmación de que las estrellas influencian el destino del hombre. Con respecto a todas esas afirmaciones, el agnóstico es el tipo que dice: “No puedo probar que esas afirmaciones son verdaderas, pero tú no puedes probar que son falsas, así que la única conclusión correcta es: no lo sé, nadie lo sabe, nadie lo puede saber de una manera u otra”.

El punto de vista agnóstico se plantea como justo, imparcial y equilibrado. Trata de ver cuántas falacias se pueden encontrar en él. Aquí hay unas cuantas que son obvias: En primer lugar, el agnóstico permite la arbitrariedad en el ámbito de la cognición humana. Él trata a las afirmaciones arbitrarias como ideas que es correcto considerar, discutir, evaluar – y luego lamentablemente dice: “no lo sé”, en lugar de descartar la arbitrariedad desde el principio. En segundo lugar, la cuestión de la carga-de-la-prueba: el agnóstico exige pruebas de un negativo en un contexto donde no hay evidencia de lo positivo; “depende de ti”, dice, “demostrar que la cuarta luna de Júpiter no causó tu vida sexual y que no fue resultado de tu anterior encarnación como Faraón de Egipto”. En tercer lugar, el agnóstico dice: “Tal vez estas cosas algún día serán demostradas”; en otras palabras, afirma posibilidades o hipótesis sin ninguna pizca de fundamento ni evidencia.

El agnóstico calcula mal. Piensa que está evitando cualquier posición que pueda antagonizar a alguien, pero de hecho está asumiendo una posición que es mucho más irracional que la de un hombre que toma una posición definitiva pero equivocada sobre un tema determinado, ya que el agnóstico trata las afirmaciones arbitrarias como si fueran merecedoras de consideración cognitiva y respeto epistemológico. Trata a la arbitrariedad como si fuera equivalente a lo racional y a lo respaldado por la evidencia. Así que él es el máximo igualitario epistemológico: equipara lo infundado con lo demostrado. Como tal, es un destructor epistemológico. El agnóstico piensa que él no está tomando ninguna posición en absoluto y que por lo tanto está a salvo, está seguro, es invulnerable al ataque. El hecho es que su opinión es una de las posturas más falsas – y más cobardes – que puede haber.

# # #

Leonard Peikoff, The Philosophy of Objectivism lecture series

# # #

definitivo ebooks 1

 

Publicado por: Octubre 9, 2013 12:00 am

18 Comentarios

18 Comentarios

  • levi says:

    rl objetivismo es ateista?

  • levi says:

    cual es su posición ante la religión y un dios de los qu la religiones hablan?

  • Iván Lorenzini Maass says:

    Estimo que Europa, en estos momento es un continente que se puede definir como agnóstico, (el termino debiera ser mejor enigma-teísta). La postura religiosa que ha tomado Europa, parece ser la de una evolución hacia un un humanismo sano; los creyentes, tande o temprano degeran en el fanatismo criminal, mientras que los ateos traicionan la esencia del racionalismo, volcándose a una sobervia intelectual.

  • Toxin says:

    Sep he dejado un comentario pero una pregunta: estaría mal desde el objetivismo que yo crea en críptidos fantasmas y ovnis porque es interesante y divertado

  • Toxin says:

    Yo soy agnostico y no me parece una estupidez serlo simplemente no dices ni que sí ni que no ¿Que hay de malo en eso?

  • Dice el articulista para referirse a un agnóstico:

    “Él trata a las afirmaciones arbitrarias como ideas que es correcto considerar, discutir, evaluar…”

    Yo me considero agnóstico y no pienso para nada en las lunas de Júpiter, sino en porqué estoy aquí en el mundo o porqué existe el Universo y de dónde provino. Eso no es afirmación, sino pregunta y muy válida, por cierto. Y como no sé responderla, pues digo eso mismo, es decir, que no sé. Es mi decisión personal tomar esa posición, no le hago daño a nadie ni lo obligo a nada, y el criticarme por ello siento que niega precisamente los principios del individualismo objetivista sostenidos por Ayn Rand.

    • Omingod says:

      ¡Bienvenido a Objetivismo! La posición agnóstica es irracional, como el artículo explica; no tiene nada que ver con atacar tu individualismo, pero es ilógica porque consiste en no aceptar la razón y no ser consistente con ella.

      Si estás empezando, es lógico que tengas esa actitud, pero sugiero que leas más en el glosario sobre lo arbitrario, emociones, etc., y en general sobre epistemología.

      En el libro “Objetivismo: La Filosofía de Ayn Rand” que estará disponible en formato eBook en las próximas semanas, podrás leer más sobre todo esto. (Otra opción es hacerte miembro del Foro en http://www.larebeliondeatlas.org y leer allí los capítulos traducidos del libro.)

  • Rapaz says:

    Godmino, mi pregunta no es si estamos obligados a saberlo todo, mi pregunta es si el acto de creer es algo nocivo.

    Para ejemplificarlo, me gustaría llamar la atención sobre un hecho, y es acerca del científico Arthur C Clarke. En una entrevista, dijo con estas palabras: “Estoy convencido de que el Universo está lleno de vida.”
    ¿Cómo se juzga esto desde el Objetivismo?
    ¿Q

  • Rapaz says:

    Me parece que esta cuestión de Dios da para aún más discusiones.
    Sospecho que si vemos el Universo como la totalidad de la existencia, resulta contradictorio hablar de un ser que ha creado la existencia desde “más allá de la existencia”. Lo único que tenemos por cierto es que el Universo existe. Y si llegásemos a pensar que el Universo es una ilusión, dicha ilusión, al menos, existiría.

    Sospecho que cuando la gente opta por el agnosticismo, ésto es fruto de preguntas como: ¿por qué existe la existencia en vez de no existir nada? ¿Es algo totalmente carente de causa o efecto? Y si efectivamente es finito (cosa que más de uno pondría en duda), ¿por qué tiene este tamaño y cantidad concretos, y no algo más o algo menos? ¿Y por qué está regido por estas reglas y no por otras?

    La cuestión es que siempre se puede preguntar un nuevo porqué. Y si estos porqué formaran un ciclo, preguntaríamos por el porqué del ciclo.
    Al final, te encuentras ante una “regresión al infinito”, y esta tiene dos soluciones: o bien dejar de preguntar porqués… o bien poner un súper-porqué y no preguntar el porqué de este.
    En muchos sentidos viene a ser lo mismo, pero la segunda opción añade una nueva causa a todo, y esa causa resulta ser Dios. La primera se queda con lo obvio y se ahorra cualquier otro paso.

    Diría que ninguna de las dos tiene demasiado sentido, pero también entiendo que para muchos resulta difícil aceptar el Universo como un reloj sin relojero.

    Aunque sospecho que cuando se nos habla de Dios no tiene por qué ser en clave de creador, sino como de primerísima ley universal de la cual parten todas las leyes.
    Hay quien afirma que la fe en Dios consiste en creer que en lo profundo de la existencia, así como detrás de las leyes y del destino de las personas, existe una voluntad.

    Yo, por mucho que contrarie a la gente de por aquí, soy bastante respetuoso con la fe en Dios. Soy ateo, pero creo que la cuestión de Dios es de hecho algo que jamás se podría llegar a saber. No tiene nada que ver con extraterrestres, ni con dragones, ni con gnomos ni con nada a lo que atribuímos tangibilidad. De hecho, pienso que creer en algo que nunca podría llegar a saberse no tiene que llevar a nadie a rechazar o ignorar aquello que sí puede saber. Los creyentes pueden ser plenamente capaces de distinguir entre aquello que creeny aquello que saben, y no ir contra la razón. Creo que lo no-racional no es necesariamente anti-racional.

    La razón por la que yo pasé de agnóstico a ateo se la debo a un párrafo de la novela “La vida de Pi” de Yann Martel:
    “No tengo nada en contra de los ateos. A quienes no entiendo es a los agnósticos. La duda es útil, por un tiempo. Pero todos tenemos que progresar. Elegir la duda como una filosofía de vida es como elegir la inmovilidad como medio de transporte.”

  • Alpha_Columbia_1776 says:

    -Hola Frisco, me gustaria subrayar lo de “imposibilidad metafisica” que ha mencionado omingod e intentarlo explicar.

    Tu posicion, dices, es la del agnosticismo; aceptas cualquier hipotesis como valida, dejas la puerta abierta a cualquier idea, ya que no se tienen los datos suficientes para firmar o negar cierta idea.

    La posicion de Objetivismo es, igualmente, la de dejar la puerta abierta a cualquier idea, pero con una condicion basica que todo debe de cumplir: siempre y cuando esa idea no viole las reglas del juego, siempre y cuando esa idea no contradiga las leyes de la logica y la naturaleza, tiene que ser necesariamente metafisicamente posible.

    -Imagina, por ejemplo, estas posiciones respecto a la idea de la posibilidad de vida extraterrestre..
    Una forma de vida, ya sean unas cuantas bacterias o una civilizacion avanzada en un sistema solar lejano, no contradice la realidad, no es metafisicamente “invidable”.
    Tanto tu posicion como la de Objetivismo respecto a esto es la misma: al no tener datos suficientes, se deja la puerta abierta, a la investigacion, descrubriendo, y por lo tanto, negando o afirmando. Hay vida de origen extraterrestre ? -no se la respuesta, de momento.

    -En cambio, con el concepto de Dios, es diferente:
    Antes de afirmar que Dios existe hay que definir lo que es “existir”, y que es lo que implica necesariamente.

    Cuando decimos que algo existe, estamos afirmando que ese algo posee una identidad, que ese algo es lo que es, nada mas, nada menos. Este es el principio de identidad aristotelico, “A=A”.

    Existir es poseer identidad. Que es poseer identidad? Tu existes poseyendo unos atributos determinados, *no contradictorios entre si*, es decir, si existes, es que eres, pero no puedes serlo todo o ser “nada”, eres *algo* especifico, eres “tu”.. desde el color de tus ojos, pasando por tu altura, hasta tu forma de pensar.

    *atributos no contradictorios entre si* significa la imposibilidad de contradiccion entre atributos tuyos entre si, por ejemplo, no puedes tener 3 ojos, y tener 2 ojos a la vez. No puedes estar muerto y vivo al mismo tiempo. No puedes medir 2m y medir 1m al mismo tiempo, etc.
    El color de tus ojos, por ejemplo, *es el que es* y ya, en otras palabras, no puedes poseer mas de un atributo aplicado, puedes tener los ojos verdes, marrones, o una mezcla de color verde con marron, o un 33% de tonalidad marron y el resto verde, etc, pero nunca dos atributos a la vez.

    Piensa que el lenguaje esta hecho para identificar,
    si escribo la palabra “Arbol”, directamente te viene a tu mente la imagen del concepto con el cual lo hayas relacionado. La palabra arbol, en español, existe para identificar “algo” y ya, ese algo alude a la planta alta, de tallo de madera, con unas cualidades especificas. No puede por lo tanto usarse para definir un aparato capaz de percibir y procesar ondas de radio para transformarlas en sonido, para este concepto hay otra palabra, “Radio”.

    -…Cuando tu te preguntas si Dios existe, estas preguntandote si tiene identidad, si tiene atributos especificos, cualidades que lo definan ya que de lo contrario no existiria.
    Pues bien, El concepto de “Dios” implica necesariamente un “ente” que tiene atributos infinitos, es decir lo es todo a la vez, y eso atenta contra las leyes del universo y de la logica: todo lo que es, ES y nada mas, como dice Peikoff en su podcast, es como preguntar que atributos tendria un cuadrado redondo: seria redondo ? no, es un cuadrado, seria cuadrado? no, es un circulo.

    “Nada puede ser infinito, de acuerdo a la Ley de Identidad. Todo es lo que es, y nada más. Está limitado en sus cualidades y en su cantidad: es hasta aquí, y nada más.”Infinito”, de la forma que se aplica a una cantidad, no significa “muy grande”; significa “más grande que cualquier cantidad específica”. Lo que significa: ninguna cantidad específica – es decir, una cantidad sin identidad. Eso está prohibido por la Ley de Identidad” (http://objetivismo.org/dios/)

    Otra contradiccion metafisica que lleva implicita el concepto de dios es la de que este ultimo esta fuera de la existencia, ya que Dios la creo en un momento determinado. Entendiendo el universo como “todo lo que existe” implica que dios, si existe, esta dentro de esta existencia, universo. Si existia antes del universo, significa que ya habia “existencia” antes de la “creacion divina”, es decir, *no no habia nada*, lo que viene a ser, la nada no existe, la no-existencia no existe.

    Estas, son solo dos imposibilidades metafisicas respecto al concepto de “Dios”… en resumen, mantener la posibilidad abierta a que algo llamado “Dios” exista, es mantener la posibilidad de que las leyes de la logica se puedan contradecir, Es decir, es dejar la puerta a, como dice omingod, una entidad metafisicamente imposible.

  • Miguel says:

    Frisco, el problema de Dios no es similar al que planteas de que el hombre no podía volar y ahora sí, como bien dice Omnigod el tema de Dios es una imposibilidad metafísica u ontológica, en cambio la cuestión de que el hombre pueda volar es una cuestión de tecnología y capacidad humana para construir artefactos que se propulsen en el aire por medio de un motor y combustible.

    Aquí tu pregunta evade una cuestión fundamental y es la diferencia entre lo metafísicamente dado y lo que es producto de la acción humana, el caso de Dios es una imposibilidad metafisica porque es un ataque franco a la realidad y a la objetividad, se nos dice que es un Ente que existe por encima de la realidad y que lo crea todo desde la nada, pero ello es una contradicción porque lo que existe es lo que se da en la realidad y el mundo o universo es todo lo que existe físicamente, entonces si Dios es un ser absoluto que lo crea todo y que es causa necesaria de todo lo que existe entonces ello significa que Dios está fuera de la realidad o sea que no existe o sea que no es nada y sin embargo se dice que Dios si existe por parte de los místicos, luego es un ser que viola la regla de toda definciión, porque las características que lo definen son contradictorias con la realidad, con su propia naturaleza y entre ellas mismas, tal como omnisciencia y omnipotencia.

    No es que algún día quepa probar que exista un ser como Dios, es que nadie podrá probar jamás que existe un Dios como nadie puede probar que la realidad no existe y que existe la nada, es imposible y será siempre imposible.

    Muchas de las personas que plantean el argumento de Dios lo hacen sobre la base de que no se puede probar un negativo y que la carga de la prueba lógica recae en quien lo afirma, es cierto eso pero es un argumento que los místicos desdeñan basándose en que por esa regla tampoco podría nadie decir que no existen los extraterrestres porque es posible que algún día se puedan descubrir.

    Este argumento incurre en arbitrariedad. La arbitrariedad es la afirmación de una proposición como válida cognitivamente sin tener ningún tipo de evidencia sensorial o racional de su existencia, es decir, sin basarse en ningún dato que la apoye, o sea, una afirmación gratuita.

    La afirmación de los extraterrestres debe tratarse de la siguiente forma: No existe evidencia de que existan formas de vida que habiten fuera del planeta Tierra, luego en el contexto de todos nuestros conocimientos y dada la evidencia disponible podemos concluir con certeza que los extraterrestres no existen.

    Pero además no ocurre lo mismo que con el caso de Dios; la existencia de extraterrestres no es metafísicamente imposible, no contradiría los axiomas o principios fundamentales de la realidad el hecho de que pudiera haber formas de vida extraterrestres, pero podemos afirmar con certeza absoluta y sin temor a equivocarnos que Dios es una imposibilidad metafísica y que jamás nadie podrá afirmar que exista un ser así.

    El problema del agnosticismo es que busca conocimiento automático, el agnóstico parte de la premisa básica de los místicos antiguos y de los neomísticos escépticos, y es que el hombre no puede alcanzar conocimiento porque no es omnipotente y su consciencia es limitada, todos los malos filósofos de la historia, desde Platón, pasando por San Agustín, Descartes, Hume, el villano Inmanuel Kant, hasta llegar a los pozos sépticos que representan las modernas filosofías del siglo XX, (con la única excepción del Objetivismo de Ayn Rand que se opone a toda esa inmundicia filosófica), afirman de una forma u otra que la mente del hombre no puede conocer toda la realidad o la realidad absolutamente necesaria en sí misma, o sea que el hombre no puede tener conocimiento objetivo del mundo porque sólo puede conocer lo que su mente le permite percibir; o sea, la capacidad de la consciencia de captar conocimiento con arreglo a una naturaleza específica le impide al hombre conocer la realidad real; o sea, la identidad de la consciencia la invalida.

    Los agnósticos parten de dicha premisa porque pretenden que cualquier cosa es posible, que nuestro conocimiento no es fiable porque nunca sabremos si algún día este puede cambiar.

    Lo que rechaza el agnóstico es considerar que es un hecho objetivo y por tanto real y cierto e incontrovertible que el conocimiento del hombre debe adquirirse con arreglo a unos medios específicos, que lejos de conducir al subjetivismo son objetivos por basarse en la naturaleza de la realidad, que determina que el hombre adquiera su conocimiento procesándolo por su mente a través de unos órganos objetivos llamados sentidos que le proveen del material fáctico, que ese material proviene de la realidad y que es lo que es, y que la consciencia por ser parte de la realidad no puede distorsionar la existencia, y entre otras cosas es un hecho de la realidad que el hombre puede conocer esta y la puede conocer tal como es ella pero que no está disponible de forma automática y de una vez por todas en su totalidad concreta, es decir, que no somos omniscientes, es decir, que no conocemos todas las cosas que existen en el universo de un golpe y de una sola vez, sino que el conocimiento es un conocimiento que permite la certeza por provenir de la realidad siempre que uno lo adquiera usando las reglas objetivas de la mente que son las de la lógica racional a partir de lo que capta y percibe sensorialmente, pero que ese conocimiento es contextual, es decir, que es un conocimiento basado en la evidencia total de la que el hombre dispone por haberlo descubierto hasta entonces y que ello exige que el hombre siga incrementando cada vez más su conocimiento. Es decir, su conocimiento lo es en un contexto concreto, ese contexto es todo lo que el hombre hasta entonces ha descubierto en todas las ramas del conocimiento, en ese sentido cabe hablar de certeza objetiva.

    Por otro lado, hay que diferenciar lo desconocido de lo incognoscible, mientras que lo desconocido es aquello que dado el contexto de nuestro estado actual de conocimientos es posible que exista en la realidad pero que no tenemos evidencia de que exista y por tanto no podemos concluir con certeza que no existe, lo incognoscible es aquello que sabemos que es imposible que exista en la realidad y por tanto no cabe someter a una consideración como conocimiento racional.

    Un ejemplo de algo desconocido es la existencia de un posible planeta similar a la Tierra en cuanto a sus condiciones de habitabilidad para organismos vivos, podemos decir que contextualmente y objetivamente no existe, pero es posible que exista pero quien lo afirme sin aportar evidencias está siendo un mero charlatán arbitrario y su afirmación no merece ser tenida en cuenta sino que debe ser descartada.

    En cambio un ejemplo de lo incognoscible es la existencia de Dios que es un absurdo metafísico ya que su existencia estaría en contradicción con la existencia o realidad objetiva, o sea que Existiría y no existiría a la vez dado que Dios según sus defensores místicos lo puede absolutamente todo.

    Otro ejemplo de lo incognoscible es la existencia de Santa Claus o de los Reyes magos, son entes de ficción que fueron creados por el hombre en forma de leyenda y que naturalmente solo existe en la mente de quienes los conciben como legendarios pero no existen en la realidad objetiva, por eso son incognoscibles en la realidad física.

    Así, la afirmación podría haber algo pero no lo sé y nadie lo sabe, debe ser tratada como inválida por arbitraria, ya que no se basa en ningún contexto de evidencia ni en ningún razonamiento causal, si admitiesemos lo arbitrario como válido lo que seguiría sería la destrucción de la mente humana y la destrucción de toda posibilidad de validar el conocimiento, es decir de acreditar que dicho conocimiento es verdadero por basarse en los hechos de la realidad.

  • Frisco says:

    Bueno yo soy agnóstico pero no de forma tan ridícula como aquí lo plantean. Por ejemplo en la cuestión de Dios, yo no creo en él, pero considero racional creer que es posible que exista un ser así. Así como hace cientos de años era estúpido e irracional creer que el hombre podía llegar a volar y sin embargo ahora lo hace todo el tiempo. Entonces podríamos decir así mismo que, por ejemplo, las estrellas puede que nos influencien o no, yo no lo creo, pero actualmente hay evidencia científica de que el sol sí influencia nuestro comportamiento. Entonces? Qué se hace? Me parece que el agnosticismo es una posición totalmente racional. Pues no sé si Dios exista, yo no lo creo, apoyo la idea de que no exista pero no quito la posibilidad de que, en verdad, exista.

    Me estoy equivocando? Tal vez sí, que opinan?

    • omingod says:

      Hola Frisco, y bienvenido a Objetivismo.

      Te estás equivocando, sí. No es cuestión de apoyar una posición u otra, es cuestión de si existe alguna evidencia positiva de la existencia de algo, sea Dios o cualquier otra entidad o situación. Si existe evidencia, lo racional es aceptarla (incluso con grados de probabilidad); si no hay ninguna evidencia, entonces alguien está afirmando algo arbitrario, y eso para la persona racional no significa nada, no hay cómo considerar esa afirmación, es simplemente “ruido”.

      En el caso concreto de Dios, es un concepto indefinible y una imposibilidad metafísica. En cuanto intentas definir y concretar a lo que te refieres tienes que abandonar el intento o evadir (apelando a la fe, que es lo mismo que evadir).

      En vez de explayarme aquí, si quieres aclarar las ideas en este sentido te invito a que leas varios términos en el Glosario: Arbitrario, Dios, Misticismo, Lógica, Conocimiento, Evasión, Fe, etc., y artículos relacionados con esas entradas, y luego hagas preguntas específicas si quieres más detalles. Saludos y gracias por comentar.

  • Omegaleo says:

    Bbb desde el principio ya destruyes tu argumento, dices que el Objetivismo es idiota al rechazar al agnóstico porque este muestra escepticismo a la razón, !!!es por eso que lo rechazas, porque es un permiso para ser irracional¡¡¡ y no hables de la razón como si fuera una dictadura impuesta, la razón es la existencia y lo que se puede demostrar, nada mas y nada menos.

  • Carlos says:

    El universo está compuesto por todo lo que existe, lo que existe no depende de lo que yo crea o me niegue a creer. Lo que existe simplemente existe, hay que estudiarlo y solo después puede ser comprendido y explicado. ¿Qué explicación tiene el repudio (que existe en este articulo) al agnóstico que como yo piensa que lo que existe, simplemente existe, no depende de mi?. Las ideas y cultura, al igual que los individuos y especies, para permanecer en el tiempo deben reproducirse, para reproducir las ideas “se los juro por dios” que no se tiene éxito ahuyentando a todo el que piense distinto sobre temas en los que NO EXISTE una base de conocimiento sólida y comprobada, hago hincapié en este punto en que no estoy siendo en este momento y de ninguna manera soy un relativista, no se trata como dice la entrada de tratar de delegar la responsabilidad de la prueba al otro, es simplemente la realidad. Existe una palabra que no veo en el glosario “Incertidumbre” o es que TODO lo sabemos?, decir que es más válido fijar una posición al respecto así se esté equivocado me parece poco menos que un desacierto, si son precisamente las religiones y dogmas de fe absolutamente antagónicos al objetivismo. Ayn Rand merece todo el respeto posible, todo el interés que sea capaz de canalizar para entender su obra, pero bajemos dos cambios y seamos realmente objetivistas, ¿”existe” alguien infalible?.

  • Manuel says:

    Soy estudiante de filosofía recien ingresado. Estoy interesado en conocer sobre ambas falacias, ¿Puede alguien compartir un enlace para leer un poco más al respecto?.

    Muchas gracias.

  • Bbb says:

    Que idiota, de esa manera desde Kant a Popper serian agnosticos. Pero la verdadera razón por la que el objetivismo se opone al agnosicismo es porque éste evidencia cierto escepticismo al reinado absoluto de la razón, evidencia lugares en los cuales la razón no puede ir sola. El llamado a un minimo de subjetivismo, de buscar el sentido por cuenta propia, tampoco es bién recibido por el objetivismo a pesar de que es un factor importantísimo en la libertad individual.

    Ya lo saben, el agnostico es un enemigo de la causa al que ni siquiera se le reconocen matices

Previous Post
«
Next Post
»