¿Responde la religión a las preguntas clave de la vida?

Archivado en: , , , Deja tus comentarios

 

¿Responde la religión a las preguntas clave de la vida? — por Onkar Ghate

Mike envió una pregunta relativa a mi artículo (en NewIdeal) titulado «Moralidad y felicidad sin Dios».

Esta es la pregunta de Mike: «Muchos líderes religiosos afirman que una visión puramente secular no puede dar respuestas – o al menos, respuestas satisfactorias – a las siguientes preguntas clave de la vida:

Identidad: ¿quién soy?. Valor: ¿por qué importo?. Y Objetivo: ¿para qué estoy aquí?

Esa es la pregunta de Mike. Y para responderla, yo diría que lo que los pensadores religiosos están diciendo es lo opuesto a la verdad: la religión NO DA respuestas satisfactorias a ninguna de esas preguntas; y por el contrario, Objetivismo, la filosofía de Ayn Rand, sí lo hace.

Mira esa primera idea sobre la identidad: ¿quién soy yo?. ¿Qué es lo que la religión te dice sobre eso? Te dice que eres algún tipo de combinación extraña de lo natural y de lo sobrenatural; que tienes un pie en el mundo natural (el mundo de lo material, del cuerpo, de carne y hueso), y un pie en algún supuesto mundo sobrenatural (el otro mundo, tu alma es parte de eso o está tratando de reunirse con esa dimensión y con Dios). Así que tienes una especie de doble personalidad en la religión, que te dice que tienes un pie en el mundo natural, y otro en el sobrenatural.

Y ¿qué puede decirte sobre tu identidad en cuanto al aspecto sobrenatural? Nada positivo. Y ese es un punto que la propia Ayn Rand resaltó: que cuando hablan de lo sobrenatural, todo es negación; ella lo llamaba un acto de aniquilación, así que no es cuestión de decirte lo que tu identidad ES, sino de decirte lo que NO ES. Así es como lo expresó en La rebelión de Atlas:

«¿Qué identidad son ellos capaces de darle a su reino superior? Siguen diciéndote lo que no es, pero nunca te dicen lo que es. Todas sus identificaciones consisten en negar: Dios es aquello que ninguna mente humana puede conocer, afirman. . . y proceden a exigir que consideres eso conocimiento; Dios es no-hombre, cielo es no-Tierra, alma es no-cuerpo, virtud es no-beneficio, A es no-A, percepción es no-sensorial, conocimiento es no-razón. Sus definiciones no son actos de definir, sino de aniquilar». (Atlas Shrugged)

Y en contraste a eso, lo que Objetivismo te dice es que tú eres totalmente de este mundo, del único mundo que existe, del mundo natural. Tienes un componente genético, y vives en un cierto entorno social, natural; pero lo que también es crucial sobre ti es que posees una mente, posees la facultad de la razón, eres capaz de pensar, de formar ideas y de trazar tu curso en la vida de acuerdo con ello. Y crucialmente, lo que dice Objetivismo es que parte del mundo natural y parte de la función de tu propia mente – de una mente racional, de la mente humana – es que tomas decisiones, que eres capaz de elegir entre varias alternativas, y que todo individuo lo hace, y que desde luego debe hacerlo; que todo el mundo enfrenta innumerables opciones a lo largo de su vida, así que la pregunta «¿Quién soy?», Objetivismo la responde diciendo: Tú eres aquello que tú mismo creas con tus decisiones. «¿Quién soy? Lo que yo he creado con las decisiones que he tomado a lo largo de mi vida».

Y una de las formas en las que Ayn Rand formula este punto en Objetivismo es que, así como tú, como ser humano, como un ser que crea su propio valor, así como los seres humanos tienen que producir todos los valores desde coches a ordenadores a teléfonos móviles que mantienen la vida y la hacen posible y agradable (el hombre es un ser que crea su propia riqueza), así también – dice ella – el hombre es un hombre que crea su propia alma. Tú haces tu propia alma, creas tu propia identidad; tú eres quien forma tu propio carácter, con tus decisiones.

Así que Objetivismo, siendo una filosofía secular, tiene algo muy serio y muy profundo que decir sobre la pregunta ¿quién soy?

Ahora, sobre los otros dos temas que Mike suscitó en su pregunta (sobre valor – ¿por qué importo? – y objetivo – ¿para qué estoy aquí?), de nuevo, la religión no ofrece respuestas satisfactorias a esas preguntas.

«¿Por qué importo?» ¿Qué dice la religión judeo-cristiana sobre eso? Lo que dice la religión sobre eso es que tú no importas, lo que importa es Dios, toda la gloria le pertenece a Dios; tú eres básicamente una pieza en la máquina, tú existes sólo para satisfacer Sus deseos, Sus objetivos, Sus planes. Así que tú no importas; no hay buena respuesta para ¿por qué importo? La respuesta es: no importas.

Y luego, si preguntas, ¿por qué estoy aquí?, la respuesta básica que da la religión – en la tradición judeo-cristiana – es: «Estás aquí para realizar el plan de Dios, o los objetivos de Dios».

Pero, ¿por qué tiene Dios un plan, o por qué tiene un objetivo? Supuestamente, es un ser perfecto, omnisciente, todopoderoso, benevolente. . . ¿para qué necesita hacer algo? Es eterno, no puede ser afectado por nada, no puede ser destruido, no puede dejar de existir: no tiene necesidades, ni deseos, nada que le apetezca, nada que le interese.

No es inteligible decir que tiene algún tipo de plan, que está tratando de conseguir algo, o de hacer algo. ¿Para qué necesita crear un mundo? ¿Para qué necesita crear seres humanos? ¡No lo necesita! No necesita nada, no tiene intereses. Así que toda esa idea de Dios como figura paternal que tiene un plan y un objetivo – cuando realmente piensas en ello, en lo que la religión te está pidiendo que imagines con su concepto de Dios – es ininteligible, el que haya objetivos, intereses, necesidades. . .

En contraste, lo que dice Objetivismo sobre el tema de «¿Por qué importo?» y «¿Por qué estoy aquí?», o todo lo relacionado con tu objetivo, tiene un montón de cosas que decir que son cruciales en cuanto a valores. La respuesta a «¿por qué importo?» no es «por alguna otra cosa» (por un dios, o por otras personas, para servir a Dios y a sus planes, o a otras personas y a sus planes). Tú tienes importancia para ti mismo. ¿Por qué importo? Porque soy un ser humano que existe aquí en la Tierra durante un breve período de tiempo, y puedo vivir mi vida plena y totalmente, o no hacerlo. ¿A quién le importas? Te importas a ti mismo. Y lo que dice Objetivismo es que tú estás vivo, y que la moralidad – lo bueno – consiste en aprender a vivir esos 80, 90 ó 100 años que tengas aquí en la Tierra para vivir.

Así que tú importas para ti mismo. En cuanto a objetivos, tú mismo tienes que establecer y decidir y definir tu propio objetivo en la vida; y el objetivo básico, el fundamental, es vivir, pero entonces tienes que definir: ¿Y eso qué es, vivir? ¿Qué tipo de vida voy a vivir, y por qué? Así que no tienes que mirar a alguna fuente exterior que te dé un objetivo para la vida, que te diga qué hacer, que te dé órdenes.

Como explico en mi artículo, «Moralidad y felicidad sin Dios», la concepción religiosa de moralidad es alguien dándote órdenes que tú tienes ciegamente que obedecer. Doy el ejemplo de Abraham y de Isaac, una muy conocida historia famosa (o infame, debería decir) en la Biblia, en la que Dios le ordena a Abraham que sacrifique a su propio hijo; y Abraham está dispuesto a hacerlo, va a hacerlo sin cuestionarlo. Y puedes decir: «Ya, pero él tiene un objetivo, y su objetivo es matar a su hijo», pero eso no es un objetivo de verdad, eso es sólo obedecer órdenes.

Lo que dice Objetivismo es tener un objetivo de verdad en la vida, es captar que tú eres un ser vivo, que debes tratar de vivir, y que tienes que establecer un objetivo en tu vida, un compromiso de querer vivir y construir una viva verdaderamente humana, y que eso sea tu objetivo en la vida.

Así que Objetivismo niega que la religión ofrezca algún tipo de respuesta inteligible a esas cuestiones, que son fundamentales en la vida: ¿Quién soy? ¿Por qué importo? ¿Por qué estoy aquí? (que son las preguntas de Mike); pero que la filosofía, y específicamente Objetivismo, sí que intenta responder – y en el caso de Objetivismo, lo hace – a esas preguntas fundamentales de la vida.

# # #

definitivo ebooks 1

# # #

Publicado por: junio 26, 2018 12:38 pm

Deja tus comentarios

Sin comentarios

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post
«
Next Post
»