Objetivismo.org

Socialismo es comunismo con maquillaje

Recientemente un periodista vendió a bombo y platillo que “acaba de llegar una nueva realidad”, afirmando que la encarnación actual del socialismo (del tipo que predican Lula y Maduro, presidentes de Brasil y de Venezuela, respectivamente) es, por lo visto,  algo nuevo. La verdad es que no hay nada nuevo sobre el socialismo. Lee la historia. ¿Qué hizo el comunismo en Rusia y en China, más que matar a millones de personas? Busca «Venezuela» en internet. Aprende de los errores del pasado, y de los horrores del presente: mira cómo Venezuela, un país que fue enormemente rico sólo unas décadas atrás, ahora está sumergido en la anarquía socialista delante de nuestros ojos.

El socialismo no es más que comunismo con maquillaje, y el comunismo ha matado a más gente que cualquier otra filosofía. 

El socialismo no es más que comunismo con maquillaje, y el comunismo ha matado a más gente que cualquier otra filosofía. Esos dos «-ismos» son maquinaciones de mentes enfermizas y manipuladoras con mentalidades saqueadoras, con experiencia económica y social limitada pero con una capacidad ilimitada para la violencia, e infectadas con el bacilo de la envidia hacia los que tienen éxito. Los socialistas anhelan el poder, y usan el altruismo como un arma para posicionarse falsamente como teniendo superioridad moral, desarmando de esa forma a la multitud desprevenida e ignorante.

El socialismo es un fraude. Es una mentira escrita claramente por su historia. Es una ilusión, es una triquiñuela que hacen quienes van a engañarte y a controlarte; y sí, no dudes que van a sacrificarte, sin pensarlo dos veces, por el «bien» de algo o alguien a quien ellos consideran «más necesitado».

El capitalismo es el único sistema económico moral. Es un sistema voluntario, no un sistema coercitivo. El capitalismo respeta al individuo, respeta sus derechos, su mente, sus logros, sus habilidades y su productividad. Recompensa a las personas según lo que se merezcan y se hayan ganado, no según lo que necesiten. En el capitalismo, uno intercambia valor por valor, con dignidad. El capitalismo requiere honestidad e integridad en los contratos. Las personas que no cumplen los contratos arruinan su reputación.

En el socialismo no hay derechos individuales a la vida, a la libertad o a la propiedad. Tú eres propiedad… del Estado.

# # #

Carta al Director publicada en The Naples Daily News de Florida, USA, firmada por Bernice Richmond (su marido, Don Richmond, es miembro de HBL, un grupo de discusión de Objetivismo, administrado por Harry Binswanger).

Editado, traducido y publicado por Objetivismo.org, con permiso del autor.

# # #


 

0 0 votes
Article Rating
Suscríbete
Informarme de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Ayn Rand

El déficit público es sencillamente un ardid para “ocultar” la confiscación de riqueza.

Glosario

Objetivismo por temas

La maldad del altruismo — por Ayn Rand

Objetivismo explicado en 2 minutos

Más visitadas