Contradicciones del «Anarco-Capitalismo»

Archivado en: , , , 41 Comentarios

 

Esto es en respuesta a varios argumentos adicionales (aunque secundarios) a favor del anarquismo.

El primero podríamos llamarlo el argumento de la libertad moral. Este argumento sostiene que es incorrecto imponer cualquier moralidad por la fuerza, y que el gobierno, al ser un monopolio, necesariamente lo tiene que hacer. La alternativa a imponer la moralidad por la fuerza, dicen, es permitir que mil flores florezcan, las “agencias de defensa”, que no sean monopolios, y que cada una de ellas atraiga, de manera voluntaria, a los «clientes» que acepten la perspectiva moral de cada agencia específica.

Al igual que con cualquier otro argumento de «gobiernos en competencia», esto conduce al pacifismo. El pacifismo es la forma más consistente de anarquismo, dentro de lo que cabe. Pocos anarquistas, sin embargo, se dan cuenta de eso. Asumen implícitamente que existe tal cosa como fuerza física que le permite a los que no están de acuerdo seguir su propio camino. Pero fuerza es fuerza: es el sometimiento «monopolista» de la voluntad de otro a la de uno. Así que siempre que haya un uso legítimo de la fuerza, esa fuerza ha de ser fuerza usada para imponer la moralidad que hace que sea legítima. La única alternativa es exigir que nadie use la fuerza, o sea: el pacifismo.

Concretemos esto. Si alguien me dispara y yo respondo disparándole a él, estoy usando la fuerza para imponerle mi moralidad – la moralidad de la no iniciación de la fuerza – a la persona que me está disparando. Si no lo hiciera, para evitar imponer mi moralidad por la fuerza tendría que tratar de persuadirlo de que no me matara, ya que no puedo usar la fuerza contra él.

Tened en cuenta dos cosas:

1. Es verdad que en un cierto sentido está mal que el gobierno «imponga la moralidad», lo cual es válido pero no tiene nada que ver con las ideas anarquistas. Está mal que el gobierno intente hacer que los hombres sean virtuosos; pero está bien que el gobierno establezca las condiciones sociales básicas – la libertad – necesarias que hagan posible que los hombres puedan actuar de forma virtuosa. La idea más amplia es esta:

«Un gobierno apropiado está basado en una filosofía específica, pero no puede tener ningún papel en promover esa filosofía. Tal responsabilidad le corresponde a los ciudadanos privados…» [Objetivismo: La Filosofía de Ayn Rand, por Leonard Peikoff]

Está mal que el gobierno les obligue a los hombres a ir a la iglesia, o a que dejen de ir a la iglesia; está bien que el gobierno use la fuerza como represalia para asegurar la libertad de los ciudadanos [que incluye ir o no a la iglesia]. La fuerza usada para mantener la libertad es fuerza usada para «imponer una moralidad», en ese sentido. Eso es así, independientemente de que la fuerza sea ejercida por el gobierno, por un grupo privado, o por un individuo. De nuevo, la única alternativa no es simplemente la ausencia de gobierno, sino la ausencia de fuerza como represalia, es decir, el pacifismo. Los «anarco-capitalistas» no consiguen entender esto, lo que nos lleva al segundo punto.

2. El anarquismo es un producto y una expresión del colectivismo.

¿Por qué no consiguen los «anarco-capitalistas» entender la cuestión anterior? Porque piensan en términos de grupos, en vez de individuos. Piensan en términos de «agencias de defensa», y se imaginan muchas agencias “compitiendo” entre sí (o sea, en conflicto entre ellas). Estos anarquistas no podrían evitar las implicaciones pacifistas de sus puntos de vista, si reconocieran que una «agencia de defensa» es simplemente un grupo de individuos. Cuando lo reducimos al nivel de interacción entre individuos, queda claro que el «no imponer la moralidad por la fuerza» significa que ningún individuo puede usar la fuerza para defenderse – exactamente igual que ocurre con el ejemplo anterior de no dispararle a quien te disparó primero.

Si dejamos de un lado la mentalidad colectivizada, vemos que anarquismo significaría que cualquier individuo puede «tomarse la justicia por su mano». Pero al usar la fuerza que él considera fuerza en retaliación (y que, por lo tanto, sería moral), está haciendo exactamente lo mismo que los anarquistas repudian cuando es el gobierno el que lo hace: intentar, por la fuerza, quitarle el uso “competitivo” de la fuerza al que la ha iniciado (digamos, un atracador). Si es moralmente correcto que un individuo se defienda por la fuerza, también es moralmente correcto que ese individuo se una a otros para hacerlo; o sea: que forme un gobierno.

Los mismos hechos que hacen que la legítima defensa individual sea moral – es decir, el derecho a la defensa propia – hace que la fuerza gubernamental sea moral, siempre que sea usada en defensa de los derechos de los individuos.

Toda fuerza, sea iniciada o en represalia, tiene como objetivo excluir a otros «competidores», quienes impondrían su propia voluntad por la fuerza. La fuerza es inherentemente «monopolística». Y la fuerza como represalia tampoco admite ninguna oposición o «competencia». Toda fuerza está basada en las ideas de quien la usa, y precisamente lo que intenta no es convencer, sino obligar a que otros actúen de acuerdo con esas ideas. Si uno piensa que nunca se debe usar la fuerza para imponer ninguna idea en otro, entonces tendrá que pensar que la fuerza como represalia también es mala.

El gobierno no es un super-organismo colectivo. Es el agente de aquellos individuos que lo han establecido y que lo soportan, al delegar en él su derecho a la defensa propia. Si esos individuos tienen derecho a defenderse a sí mismos, entonces el gobierno – como su agente – tiene derecho a ejercer la fuerza en represalia en nombre de ellos. Sólo alguien con una mentalidad colectivizada puede seguir pensando que la policía, actuando en nombre de otra persona, no puede por la fuerza excluir a su «competencia», pero que «una agencia de defensa» sí podría hacerlo.

Digámoslo de esta forma: un gobierno adecuado es una agencia de defensa, y para ejecutar su misión no puede permitir que «competidores» (otras pandillas) usen la fuerza sin supervisión. La importante diferencia entre un gobierno apropiado y una agencia de defensa privada es que el gobierno apropiado está puesto bajo un control objetivo. Así pues, los anarquistas que no son pacifistas se oponen, no a la fuerza como represalia, sino a que esta fuerza sea puesta bajo un control objetivo. Objetan a que haya objetividad.

El segundo argumento de los «anarco-capitalistas» es el argumento histórico: los gobiernos siempre han crecido más allá de sus límites válidos, así que debemos suponer que, inevitablemente, seguirán haciéndolo.

Este argumento ignora por qué el gobierno ha crecido. La causa es: una mala filosofía, específicamente el altruismo. La historia de los Estados Unidos muestra exactamente eso. Nuestro gobierno ha crecido mucho más allá de sus límites válidos porque los americanos han pensado que debería hacerlo así.

Son las ideas de los hombres las que gobiernan sus acciones y su política. No es la ambición de poder de los políticos, sino las ideas filosóficas de la ciudadanía lo que ha provocado la expansión del poder del estado desde que se fundaron los EE.UU. La ambición de poder de los políticos sería impotente en una sociedad cuya ciudadanía – y cuyos intelectuales – hubieran entendido todo lo que Ayn Rand nos ha enseñado.

¿Alguien piensa que si una persona con ambición de poder entrara en el Valle de Galt tendría alguna posibilidad de éxito? No se hable más.

Y si uno afirma que la mayoría de los hombres siempre serán demasiado irracionales para comprender que su propio interés requiere una sociedad libre, entonces uno simplemente tiene que abandonar y retirarse a una isla desierta. Uno no puede consistentemente defender ninguna idea – incluyendo el anarquismo – si la gran mayoría no atiende a razones.

Este último argumento anarquista es una variante de la contradicción, en la doctrina de Platón, sobre el filósofo-rey. Platón mantenía que «las masas» son inherentemente incapaces de distinguir las ideas filosóficas verdaderas de las ideas falsas que han sido astutamente presentadas (como los sofistas hacían en esa época). Sin embargo, de forma incongruente, Platón mantenía que la sociedad ideal sería aquella en la que los militares le impusieran la filosofía correcta (o sea, la de Platón) al populacho. Pero, ¿cómo podrían saber los militares quién es el filósofo correcto al que hay que seguir? ¿Cómo podrían saber a qué filósofo obedecer? ¿Y qué haría que la población se sometiese a las reglas de esos militares? A partir de la visión pesimista que tiene Platón del hombre normal, ningún filósofo-rey podría jamás llegar al poder o mantenerse en el poder.

De la misma manera, si «las masas» son demasiado irracionales para conseguir que el gobierno se mantenga dentro de sus límites correctos, entonces también son demasiado irracionales para conseguir que unas «agencias de defensa» se limiten a hacer su tarea, a defender de hecho a la gente.

Para atar un último cabo [argumento del mercado]: los «anarco-capitalistas» creen que «el mercado» mantendría a las agencias de defensa bajo control (esta es una visión colectivista del mercado). Pero recordad: lo que está en juego aquí es si llegará a haber mercado o no. Cuando la sociedad está en manos de pandillas en guerra constante, quien gana es el más sanguinario, no el más productivo.

Y este es un aspecto más en el que los «anarco-capitalistas» muestran que son realmente estatistas: equiparan el dólar con un arma, la producción con la fuerza. La Izquierda afirma que «las concentraciones de riqueza» en el mercado son coercitivas; los «anarco-capitalistas» afirman que la coerción es simplemente un servicio más en el mercado. Pero ambos están errados: los intercambios voluntarios no tienen nada que ver con las interacciones coercitivas.

La producción ha de estar estrictamente separada de la destrucción. El objetivo de una empresa es la creación de bienes y servicios para ofrecerlos en un mercado libre; el objetivo de quien usa la fuerza es la destrucción: destruir a los que destruyen, pero a fin de cuentas destrucción, no producción. No existe tal cosa como «un mercado del uso de la fuerza». Para que pueda existir un mercado, los que simplemente se apoderen de los bienes de otros deben ser tratados por la fuerza. Los beneficios de un libre mercado presuponen que la libertad ha sido establecida; los mecanismos del mercado no pueden establecer ni proteger las condiciones previas y necesarias para que exista ese mercado.

«Anarco-capitalismo» es una contradicción en términos. El capitalismo puede existir sólo cuando los derechos hayan sido protegidos. Para proteger los derechos, los delincuentes que inician la fuerza deben ser tratados por la fuerza. Pero el uso de la fuerza como represalia también debe ser puesto bajo un control objetivo, a través de un gobierno constitucionalmente limitado por leyes objetivas. Si no es así, el resultado no será «agencias de defensa compitiendo entre sí», sino una guerra civil. Esa guerra la ganará el bando que tenga el ejército más cruel y más poderoso. Y la fuerza, no el derecho, será lo que determine qué leyes serán implementadas.

En el mundo actual, anarquismo significa Líbano o Somalia. Vincular tales horrores con la benevolencia y la prosperidad del capitalismo es una obscenidad.

# # #

(Complemento al artículo Anarquismo contra Objetivismo). Por Harry Binswanger, publicado en HBL https://hbletter.com el 20 de julio de 2011. Traducido y editado por Objetivismo.org con permiso del autor.

# # #

definitivo ebooks 1

 

# # #

 

Publicado por: julio 30, 2011 9:21 am

41 Comentarios
[fbcommentssync]

41 Comentarios

41 respuestas a «Contradicciones del «Anarco-Capitalismo»»

  • Brollo says:

    El anarcocapitalismo no es una utopía, va a haber empresas de defensa que traten de tomar el poder o de implementar la sharia o cosas así. Cuando lo hagan la mayoría de otras compañías o incluso asociaciónes civiles se apuntaran a combatirla y como en todo combate podrán perder.

    Pero con el estado se saltan todos los pasos y ya que el riesgo de perder existe deciden que es mejor iniciar ya por esa etapa. ¿un estado con leyes objetivas? Si tiene el monopolio de la fuerza una vez que se desquicie (que también puede hacerlo igual que una empresa de defensa) no tendrías la mínima posibilidad de hacerle frente.

  • Rodrigo Muñoz Castro says:

    Su idea de anarquismo colectivista o anarquismo de izquierda es incoherente, violenta, una tiranía. Es incoherente por ofrecer una alternativa de sociedad basada en la libertad, y tener que someter, eliminar o expulsar a todo aquel que no quisiese adherir a su anarquía de izquierda, es el abuso de unos por sobre otros, usted mismo lo dice «Los anarcocapitalistas no entienden que….se equivocan cuando piensan esto o aquello». Usted parece no entender que ellos, los opositores, no querrán vivir en su sistema anarcosocialista, ustedes los iluminados tendrán que obligar a otros a vivir en una sociedad que no comparten, donde los frutos del trabajo de cada uno será expropiado constantemente. Entonces es violenta porque tendrá que despojar mediante la fuerza o la amenaza de esta, a cada uno de los opositores de sus bienes, sus posesiones que ahora pasaran a disposición del «lider»»estado»»colectivo», de los «iluminados», el intercambio libre del fruto del trabajo honesto, lo donado, lo legalmente adquirido, lo intercambiado, pasaría a ser prohibido, castigado. Y la supuesta anarquía del pueblo, no pasará de ser la tiranía de unos sobre otros, el uso de la fuerza sera necesaria para mantener la utopía socialista, que intentara mediante la violencia, su ahora cómica anti-anarquía colectivista, la anarquía de los iluminados, de la esclavitud.
    Quisiera además que es por todos conocidos la posición anti-guerra de Los Anarcocapitalistas y Liberales Libertarios, y es evidente en su postulado principal la NO AGRESIÓN

    La anarquía de Izquierda SOLO PODRÍA EXISTIR en una Anarquía Libertaria de libre mercado, en el anarcocapitalismo, que no impediría que un grupo de personas viviera en su colectivo con sus propias reglas, incluso con sus propias forma de defensa, de coacción, mientras sus miembros estén ahí VOLUNTARIAMENTE, mientras se respete el principio de no-agresión.

    El anarcocapitalismo surge de la idea de los derechos naturales, propiedad de uno mismo y el principio de no agresión, La libertad es el derecho natural, para todo individuo, de disponer de sí mismo y de lo que ha adquirido ya sea por medio de la transformación, intercambio o la donación. La libertad y el derecho a la propiedad son, pues, indisociables. Todo atentado a la propiedad es un atentado a la libertad. Según Murray Rothbard las sociedades que separan la libertad y el derecho a la propiedad privan al hombre de las condiciones para ejercer realmente sus derechos, al dominio sobre uno mismo y sus bienes y la prohibición de la coacción o el fraude en contra de personas y sus bienes. Los anarcocapitalistas consideran que el derecho de propiedad es el único que puede viabilizar materialmente el derecho individual, y que la existencia del Estado es contradictoria con la existencia de ambos derechos. En la ética política anarcocapitalista lo importante es cómo la propiedad es adquirida y transferida; que indica que la única forma justa de adquirir una propiedad es a través de la apropiación original basada en el trabajo, el intercambio voluntario (ej. comercio), y la donación. Si bien la finalidad del anarcocapitalismo es maximizar la libertad individual y la prosperidad, esta idea reconoce la solidaridad y los acuerdos comunales como parte de la misma ética voluntaria.

  • FaKeD13 says:

    Omingod

    Los ‘impuestos’ son ejercidos bajo coacción y fuerza ya que no te puedes negar si quiera. Si fueran ‘voluntarios’ sería como la ‘voluntad’ que se suele dar en algunos sitios.
    ¿Porque no quieres entenderlo?

    Y…

    ¿Porque ‘sinonimizan’ anarquía con guerra o desorden?
    El ‘anarcocapitalismo’ cree en el ‘orden espontáneo’ sin ‘centralismos’.
    La no violación del PNA (principio de no-agresión) es crucial.
    Evidentemente que la normas se establecen como una ‘escala de valor’ conductual acordada por varios o la totalidad de los sujetos. Por eso se establecen leyes, normas o reglas.

    Las normas no existirían sin los sujetos. Cuando se dice que algo es ‘objetivo’ es porque se observa que repercute a otros seres no solo en mi YO.

    Evidentemente no se va a poder hacer ningún sistema sin primero aprenderlo.

  • José Pérez says:

    No hay ideología que más piense en terminos del individuo que el anarco-capitalismo. Con todo el respeto para con la filosofía de Rand, pasajes como este en este artículo son evidentemente contradictorios:

    «está bien que el gobierno use la fuerza como represalia para asegurar la libertad de los ciudadanos [que incluye ir o no a la iglesia]. La fuerza usada para mantener la libertad es fuerza usada para “imponer una moralidad”, en ese sentido. »

    El gobierno es, por definición, un agencia que se encarga de imponer una moralidad por medio de la iniciación de la fuerza, no la «represalia». La moralidad de la «libertad» a la que apela el autor no se puede centralizar en un gobierno sin la iniciación de la fuerza.

    Estos errores lógicos tienen su origen en la falta del cuestionamiento racional/ético de los propios padres; como era el caso de Ayn Rand.

  • Hola. Cuando dicen ‘Una constitución y una separación de poderes bien construidos impedirían que el gobierno usara fuerza dentro de los límites impuestos por los ciudadanos’, ¿cómo se puede limitar al gobierno desde la constitución?
    ¿Alguna vez han trabajado en un proyecto como una ‘Constitución Objetivista’ que se puede replicar en el mundo?
    ¡Saludos y gracias!

  • GONZALO says:

    El anarcocapitalismo se presenta como es, es anti estado y esta en contra de la coacción y la explatación, por ello el miniarquismo no puede ser nunca anarquismo, porque esta requiriendo de un estado, en todo caso viene a ser como un anarcocomunismo libertario, respetando al individuo pero necesitando que alguien, o algunos elegido/s por x capacidad de liderazgo sea quien determine la forma en que debe comportarse una sociedad, ya sea en su producción, organización, cultura, etc. donde al final el individuo depende del colectivo. En cambio el anarcocapitalismo, por ser individualista, el individuo depende de si mismo, es lo que mayor libertad da a al individuo y le permite ser totalmente libre, amparado en el principio de no agresión y la propiedad privada la sociedad no puede avanzar sobre su cuerpo ni sobre su medio de sustento (si no agrede a otros ni la propiedad de otros) y puede elegir que sus servicios y/o productos sean retribuidos en el modo que desee, con dinero o sin dinero. Pero hay que recordar un anarquismo sin plena libertad del individuo no es un anarquismo puro, el problema esta que muchos le temen a la libertad, de uno mismo y de los otros.

  • Ancap says:

    Qué son los impuestos voluntarios? cuotas? entonces el Gobierno es una empresa privada que monopoliza la justicia.
    Impuesto viene de imponer, es decir, no puede ser voluntario.

  • Marcos says:

    Estoy de acuerdo con lo que dices, de todos modos creo que sería necesario aún si todos fuesen objetivistas, la posibilidad de error siempre está ahí, por no hablar de problemas mentales, entre otras cosas que pueden desencadenar violencia. Es una vaga fantasía irreal.

  • alphacolumbia says:

    Rapaz: que seria lo que me impediria, en un anarquismo, robarte?

  • Rapaz says:

    FaKeD13, por el amor de Dios, aprende a escribir con claridad.

    Anarquismo es Anti-Líderes, nada más. Y Estado quiere decir otra cosa. Busca un diccionario etimológico y ponte al día. Y al que no le tenga claro le recomiendo lo mismo.
    Y sí solemos ser sociales, y también contractuales. Pero un contrato para el beneficio mutuo es firmado voluntariamente por ambas partes, sin que ninguna imponga una obligación a la otra.

    No he mezclado nada con nada: he defendido una organización social basada en la cooperación, y ya está.

    La cuestión es, ¿qué derecho tiene nadie a iniciar la violencia contra tí? ¿O tú a iniciarla contra otro? ¿Por qué tendrías que obedecer? ¿Por qué tendría que obedecerte nadie?

    La libre financiación viene de que los impuestos son un robo, nada más. O nos das una parte de tu sueldo o vas a prisión. Punto.
    Y sí, la primera responsabilidad de una persona hacia todas las que le rodean es respetarlas, lo has pillado.

    «Actualmente el Estado hace X, luego no puede haber una anarquía, porque la anarquía no haría X.»

  • Rapaz says:

    FaKeD13, el Anarquismo no parte de «todo vale», en absoluto.
    Anarquismo quiere decir «sin líderes», nada más.
    No estamos en contra de que existan leyes (siempre que defiendan la libertad y la vida, y siempre que hayan sido alcanzadas mediante el acuerdo, y no la imposición) y organizaciones de fuerza (policías, tribunales, ejército, etc) que funcionen en torno a ellas. Creemos que, como seres sociales que tienden a vivir en comunidad, podemos financiar estos cuerpos mediante la libre y voluntaria cooperación.

    Eso es el anarquismo, no tiene nada que ver con el libertinaje ni con el «todo vale». Creemos en la capacidad de la sociedad para organizarse y defender los derechos objetivos del individuo. Pero abogamos porque esa organización sea fruto del acuerdo, no de la coerción. Puede parecer utópico, pero no tiene nada de absurdo. Es lo más justo a lo que podemos aspirar. Y además, incluso aunque realmente sea inalcanzable (posiblemente lo es), merece la pena hacer una buena parte del camino.
    Así que, ¿quién me protegería de acabar como Sócrates? Bueno, pues espero no quedarme solo.

    De todas formas, FaKeD13, los anarquistas, o al menos el 75%, no proponemos que los Gobiernos desaparezcan y ya está. Sabemos que los Gobiernos existen porque la gente los quiere, y la sociedad se ha construido en torno a ellos. Si desaparecieran, todo se desmoronaría.
    Lo que proponemos es que la gente, a nivel individual, se haga más responsable.

  • Rapaz says:

    Se agradece bastante la invitación.
    Y voy a aceptar esa idea de que toda la moral gire en torno a la vida, aunque me sigue chocando un poco que el objetivismo apoye el suicidio asistido. Pero aun así, muy buen consejo el de la desnudez.

    La cuestión a la que quiero llamaros es: ¿qué es el anarquismo?
    Mirando esta web, cuando Ayn Rand y vosotros habláis de ello, me parece que dáis dos cosas por sentadas:
    1- Que en una anarquía, el concepto de «ley» es imposible.
    2- Que la anarquía es contraria a que la sociedad se organice en favor del orden.

    Estas dos ideas son falsas. Son mitos.
    Pienso que, para entender el concepto de la anarquía, se debe entender etimológicamente.
    An-Archon, en mi caso, quiere decir dos cosas: «Sin Soberano» y «Sin Líder». Y aunque son dos cosas bien distintas, no tienen nada que ver con «sin leyes», «sin derechos», «sin organización», etc.
    No entiendo por qué Ayn Rand pensaba tales cosas, pues me paro a pensarlas, y creo que para ella, anarquía y sociedad eran antónimos.

    Además, creo que el anarquismo puede ser más que una posición política, también puede ser una filosofía de vida.
    Cuando hablamos de una sociedad «sin soberanos», hablamos de una sociedad sin dueños ni esclavos, una sociedad donde todas las relaciones humanas son voluntarias. Ayn Rand deseaba sinceramente esto, ¿me equivoco?
    Y del mismo modo, un sociedad «sin líderes» se refiere a una sociedad que alienta a los individuos a desarrollar su independencia y su capacidad para pensar por sí mismos. Y creo que Ayn Rand también apoyaba esto con aquella frase: «no caigas en la tentación de sustituir tu juicio por el nuestro.»

    Pienso que el problema de todo es que Ayn Rand acuñó un significado falso y equivocado a la palabra «anarquía», y pienso que eso es lo que conviene discutir.
    La anarquía no es contraria a leyes, al menos no etimológicamente, y tampoco en las ideas de sus practicantes. A veces, en vez de leyes, preferimos llamarlas «derechos objetivos documentados, hechos públicos y protegidos mediante la fuerza organizada.» No es muy distinto a lo que Rand llamaba «leyes objetivas».
    Es más, la palabra «gobierno» biene de «gubernatio», que quiere decir dirigir (en el sentido de dirigir o conducir un vehículo), no entiendo qué tiene que ver con lo que Rand pretendía.
    Sospecho que las leyes y derechos objetivos que Rand promovía se podrían entender como un «medio de guía», en efecto, un gobierno. Pero la expresión «an-archon» se refiere al concepto de persona que gobierna a otra, a la de líder. Y Ayn rand promovía «un gobierno de leyes y no de hombres».

    Partiendo de esta premisa, del signficado etimológico de an-archon, no puedo evitar imaginar a Ayn Rand como una anarquista, aunque ella criticara la palabra. Sospecho que no la entendía en su esencia.

  • Rapaz says:

    Y Godmino, ponme ejemplos de contradicciones del anarquismo.

  • Rapaz says:

    Chicos, chicos, no estoy en desacuerdo con prácticamente nada de eso.
    El problema es el empleo y significado de la palabra «valor».
    «El concepto valor presupone el concepto existencia.»
    En eso estamos deacuerdo.

    Todos los valores emplican la vida. Cuando hablamos del valor de la libertad, etc, inevitablemente hablamos también del valor de la vida. Está implícito.
    Por eso tratar la vida como un valor en sí me parece redundante.
    Y no, no he confundido vida con suprevivencia. La segunda es la preservación de la primera.
    E insisto, me parece lingüísticamente redundante el hacer formulaciones como: «La supervivencia es fruto de la vida, es el acto de preservar la vida, y su meta final es… la vida.»
    Por eso prefiero nombrar la vida como una premisa para valores que un valor en sí. Sería totalmente hueco.
    Resumiendo: me cuesta mucho creer en «la vida por la vida».

    Y Godmino, los anarquistas no proponemos la anarquía para una sola persona ni para una isla desierta. Tú en ese ejemplo hablas de la vida como valor supremo para un único individuo, mientras que nosotros hablamos de la libertad para la sociedad.
    Cuando hablamos de la libertad como valor supremo, nos referimos al valor supremo *dentro de la vida*. Consideramos la libertad totalmente inalienable, y eso no depende de ninguna circunstancia.

    Pero la inalienabilidad de la vida es un tema más complicado, y ahora tendríamos que dialogar en lo que cada uno piensa sobre el concepto de suicidio. Condenamos el asesinato, pero el suicidio ya es otro cantar.

  • Rapaz says:

    -“La vida o la muerte” es la única opción objetiva, metafísica, que todos los seres vivos enfrentan, por lo tanto la vida es el valor supremo, que exige a todo ser vivo *actuar* de una forma específica para mantenerse vivo, o sea, en la realidad.-
    Sigo sin estar deacuerdo, pues creo que ni la vida ni la muerte comienzan como opciones. Uno no nace por haberlo elegido o ganado, y desde luego no puede elegir no morir jamás, pues la muerte es inevitable. Lo que sí puede hacer es luchar por sobrevivir o rendirse.
    Una vez más, la discusión es semántica: el gran valor que tú llamas vida, yo lo llamo supervivencia.
    Y eso me plantea bastantes problemas, y es que los humanos, tristemente, podemos vivir una vida sin valores.
    Además, sospecho que tratar la vida como un valor en sí supone la existencia de otros valores externos a la vida misma, y no creo eso posible.

    He leído «La virtud del egoísmo» y tengo bastantes desacuerdos con el libro, y son sobre todo desacuerdos semánticos, es decir, significados de palabras.

  • Rapaz says:

    Mi tesis de que la libertad es efectivamente el valor supremo se basa en que todo posible valor, para ser auténtico, debe ser libre y voluntario. Ello incluye la razón, que es una herramienta indispensable para vivir. La amistad, el amor, la compasión, la creatividad, la autoestima, etc… sólo son auténticos si son voluntarios, nunca impuestos.
    Cuando hablo de la libertad como gran valor, hablo de un valor dentro de la propia vida, que considero un fenómeno natural y anterior a todos los valores.

  • Rapaz says:

    Conozco esa posición, pero no concuerdo con el empleo semántico de las palabras.
    Considero la vida más como una fuente de valores o un gran cúmulo de los mismos que como un valor en sí. De hecho, para mí el fundamento del respeto a la vida es: «si no respetas la vida, que es la fuente del respeto mismo, no tienes por qué respetar nada ni ser respetado».

    «¿Para qué fin debe vivir un hombre? El valor final es la *vida*.» Sospecho que esto es una explicación equivocada, pero no concibo que la vida sea un medio para un fin… que resulta ser la propia vida. Sospecho que cuando hablamos del objetivo de la vida, hablamos de la vida como medio para otra cosa que no sea la vida en sí. Igual que cuando hablamos del significado o sentido de la vida, convertimos a la vida en significante de otra cosa distinta. Yo francamente digo: si la vida tiene un sentido u objetivo, debe ser algo externo a sí misma, y no puede ser la felicidad pues no existe la felicidad fuera de la vida. En ese sentido, las premisas objetivistas no me satisfacen. Me considero bastante nihilista en ese sentido, aunque valoro mucho la idea que Ayn Rand tenía acerca de la felicidad.

    «¿Por medio de qué principio fundamental debe actuar para poder conseguir ese fin? La virtud primaria es la *racionalidad*.» Bueno, no es que esté en desacuerdo… pero pienso que la racionalidad, más que una virtud, es un requisito indispensable. Pienso que las virtudes pueden ser fines de por sí, pero creo que la razón es tan sólo la herramienta.

    «¿Quién debería beneficiarse de sus acciones? El beneficiario correcto es *uno mismo*.» Una vez más, no estoy en desacuerdo, pero lo encuentro simplista. Creo que podríamos discutir muchísimo sobre la naturaleza del ego, del beneficio y de la felicidad, que creo que Ayn Rand no terminó de resolver; de hecho creo que se quedó en los entremeses, que las tres cosas eran mucho más complejas de lo que ella llegó a plantear, especialmente el ego.

    Puesto que el anarquismo es una filosofía principalmente política, diré que la filosofía a la que soy más cercano es el Budismo. Ayn Rand no lo apreciaba mucho, aunque sospecho que sólo indagó en él como religión y no como filosofía.

  • Rapaz says:

    ¿No irás a quedarte sólo en eso, verdad?

  • godmino says:

    Premisa falsa: «El valor supremo es la libertad».

  • arturo says:

    ¿pero que sarta de incoherencias es esto?

    Para ser «objetivistas» se exceden en descripciones subjetivas…

    ¿O sea que defenderme de alguien que me ataca es inmoral? ¿debo ser un borrego de sacrificio?…

    ¿A saber si habrá mercado?… el mercado describe el hecho de comerciar, y siempre habrá la necesidad de comerciar productos o servicios puesto que no todos producen lo necesario para su propia existencia, imaginen a todos produciendo su propio maíz, sus propios vegetales, sus propias carnes, sus propios combustibles, seria excelente pero ¿sería posible?…

  • Miguel says:

    El problema que dice Adán básicamente es que él puede juzgar a alguien como malo, y ahora llega una persona que es el juez y le da la razón a la otra parte, entonces, lo que Adán considera que es abdicar de tu propio juicio y en consecuencia ser poco objetivista a su juicio es aceptar como justo una decisión ajena ya que eso sería violar lo que le dicta su propio juicio.

    Aparte de que él considera que como son hombres los que deciden, entonces lo que él no reconoce es el derecho que unos hombres puedan tener para decidir por otros, eso es lo que él considera contrario a su libertad, el hecho de que tomarse la justicia por su mano significa guiarse en la acción concreta exclusivamente por su propio juicio, ya que lo contrario sería aceptar la imposición de una autoridad que se pone por encima de su mente y de la percepción de la realidad.

    Por ejemplo, si a Adán intentan agredirlo de muerte, él se defiende, y posteriormente un Juez decide que no existen suficientes pruebas para condenarlo ya que piensa que el testimonio de Adán es interesado por ser la víctima y supongamos que Adán ya tenía cuitas anteriores con ese agresor y por tanto puede pensar el juez que su testimonio está viciado por esa enemistad, entonces no se haría justicia para Adán, y en consecuencia sería rendir su mente y su percepción de la verdad a otro hombre.

    Pero lo que Adán no entiende es que su planteamiento conduce a pensar que nadie podría tomarse la justicia por su mano, porque dice él, todos tienes derecho a tomarse la justicia por su mano, nadie puede ser obligado a poner algo o alguien por encima de su propio juicio y de su capacidad de percibir la realidad objetiva. Si alguien impone Leyes por la fuerza en régimen de monopolio está violando el juicio de quienes no pueden hacer justicia. Ahora bien, si alguien decide tomarse la justicia por su mano está violando la misma regla y en consecuencia está violando el juicio del que sufre esa justicia por la propia mano, en consecuencia o bien nadie puede tomarse la justicia por su mano porque viola el juicio de justicia que cada uno pueda hacer o bien tomandose la justicia por su mano finalmente termina violando el derecho de otro a tomarse la justicia por su mano. Pero hemos presupuesto previamente que uno tiene que tomarse la justicia por su mano siempre. Con lo cual por reducción al absurdo, el argumento de Adán queda invalidado.

  • AlphaColumbia says:

    Vamos a ver Adán, entiendo lo que quieres decir por tomarse la justicia por su mano y lo apoyo, en el sentido que fue implicado en la segunda enmienda constitucional: todo hombre tiene derecho a usar la fuerza para defenderse, ya sea ante un ladrón de ganado, o su propio gobierno cuanto este se vuelva corrupto.

    Pero esto no implica que esté libre de responder por sus acciones ante una justicia objetiva, tendra que demostrar en cierto modo que no cometió un crimen.
    Si niegas esto, cualquiera puede fingir un ataque y liquidar a otro negandose a responder ante la justicia debido a la cuestión e «defensa personal».

    Respecto a los jueces, dices que «siempre son ellos los que van a juzgar y no las leyes, evitar admitir eso trae problemas» —; no lo admito, y te explico el fundamento: precisamente un sistema como el americano original, se trato de crear un «imperio de la ley», y alejarse del concepto de estado europeo donde precisamente como bien dices, el rey, o quien fuese, juzgaba.

    El Juez en cierto modo no ha de judgar, ha de aplicar la ley al caso concreto: Juzga? si, pero con un criterio ajeno a el, del que no puede salir.

    Esos casos concretos que dices tu, no habria mas que aplicar la justicia, la ley desde la cuspide de la piramide, es decir, los derechos individuales basicos: Vida, Propiedad, y Libertad. A partir de aqui todos los demas fluyen, independientemente del caso.

    Por si lo quieres ver aplicado, simplemente seria asi: Tu eres libre de hacer lo que quieras, siempre y cuando no entres en conflicto con los 3 derechos mencionados. Quieres formar un conglomerado de personas, y poner a todas ellas bajo ese conglomerado y llamarlo «estado» o «gobierno»? muy bien, pero no puedes obligar a otras personas a unirse, asi como tampoco ni tu ni nadie en nombre de ese conglomerado violar los derechos de los demás. Es lo unico que se te pide, respetar la vida, la propiedad, y la libertad de las otras personas, nada mas.
    En caso de que te defiendas de alquien, debes responder por tus actos, para evitar que el uso de la fuerza sea ejercido en nombre de la defensa personal con fines ocultos cualesquiera.

  • Miguel says:

    Adán, puedes hacer el intento de poner el comentario Nº 13 donde expones tu tesis, pero en vez de hacerlo en párrafos seguidos hacerlo en párrafos separados, como de cuatro o cinco líneas por párrafo y luego dos espacios, para que pueda verlo mejor y analizarlo, y en su caso comentar lo que estime pertinente al respecto. Se trata de que copies literalmente lo que pusiste en ese comentario pero separado en párrafos para poder comprenderlo mejor. Gracias.

  • AlphaColumbia says:

    Decir que es injusto que juez tenga la potestad para decidir lo que es justo y lo que no, es una critica que se cae por su propio peso: en un «anarcocapitalismo», en vez de un juez público serian unos jueces privados dedicados a impartir justicia que de igual forma tendrian esa potestad para imponer lo que creen que es justo (a menos que no quieras que se imponga justicia, y quien ha robado pueda irse libremente..? supongo que no).

    En todo caso, hay siempre un denominador común: en vista de una violación de algún derecho individual por parte de un criminal, a este le sera impuesta una sanción independientemente de si esta bajo un «anarcocapitalismo» o una República.

    Ahora bien, los Objetivistas pensamos que la justicia es objetiva, no hay «varias justicias» ni tampoco la justicia respecto a los derechos de los demás puede ser «voluntariamente aceptada», asi como tampoco pueden estar sujeta a determinados individuos y a otros no. De aqui la «igualdad de la ley para todos».

  • Miguel says:

    Adán, te lo repito, claramente, tienes razón con que son hombres los que deciden, son hombres los que imponen las leyes y estas tu puedes discrepar de las mismas, pero yo hablo de la necesidad de que existan leyes, no que esas leyes puedan ser injustas.

    Lo que estoy diciendo es que pueden existir leyes objetivas, aunque actualmente no las tengamos, igual que puede existir una sociedad racional aunque hoy día la mayoría de la gente sea irracional.

    Yo no estoy diciendo que tu vayas con un bate a golpear a nadie, lo que te estoy diciendo es que un Gobierno de Leyes es un Gobierno sometido a Leyes que incluso ellos tienen que acatar.

    Ahora bien, me dices, pero es que las Leyes pueden ser impuestas por unos tipos llamados Gobernantes que pueden decir lo que es injusto y fastidiarte a ti, sí bien, pero es que no sería un gobierno de leyes, eso sería una cuadrilla de sinverguenzas aupados al poder.

    Te voy a dar un ejemplo de lo más cercano que hubo en la historia a un Gobierno de Leyes: Las primeras décadas de los padres fundadores de Norteamerica, era un Gobierno de Leyes y no de hombres, porque aunque fuesen unos hombres los que pudieran aplicar las leyes, agentes del Gobierno, estos no podían privar de la libertad a las personas y saquearlas.

    y ahora lo voy a decir en mayúsculas: » HOY DÍA EN NINGÚN LUGAR DEL MUNDO EXISTE UN GOBIERNO JUSTO DE LEYES EN EL SENTIDO OBJETIVISTA, EXISTEN SOLO CUADRILLAS DE LADRONES QUE SON ELEGIDOS POR ESTÚPIDOS IRRACIONALES, ASI QUE ESPAÑA NO ES UN BUEN EJEMPLO»

    Pongo esto en mayúsculas no en el sentido de que quiera gritar, sino para dar énfasis a un aspecto que Adán cree que no comprendo de lo que él dice.

    Yo se perfectamente que Gobiernan hombres, que las Leyes son papeles, sería absurdo que yo dijera que los Gobernantes son automátas programados por unas leyes místicas caídas del cielo que tienen personalidad e imponen su voluntad a los Gobernantes, eso sería absurdo, y no lo he dicho.

    Un Gobierno de Leyes es uno que asuma enteramente y la aplique a la práctica, la Filosofía Objetivista, eso es un Gobierno de Leyes ya está.

    Nunca ha existido ninguno, pero que no haya existido concretamente no tiene que concluir necesariamente que no pueda existir, porque Ayn Rand demostró qué condiciones debían existir para que hubiera un Gobierno justo.

    Olvidate de la expresión Gobierno de Leyes, quizás es absurda, llamalo Gobierno racional y justo o Gobierno objetivista.

    Eso es lo que yo defiendo, un Gobierno enteramente sometido a los principios objetivistas 100 por 100, sin mancha, sin desviación.

  • Miguel says:

    Es muy simple, tomarse la justicia por la mano, o sea actuar usando la fuerza basándose en lo que uno cree que es justo es poner a otro a merced tuya, es declarar que sus derechos individuales están a merced de lo que tu desees hacerle violentamente en respuesta de lo que tu crees personalmente que es lo justo y correcto en cada momento dado.

    Supone que cada persona podría ser asaltada por otra sin ningún control si esta cree que está en lo correcto.

    La diferencia entre un Juez, un policía o un militar que actúa usando la fuerza es que detrás de él existe un conjunto de reglas o principios que los ciudadanos saben que existen y que limitan su actuación, así un policía se que no puede detenerme si no existen indicios de delito, y se que el policia en todo caso si me detiene tiene que reternerme en un plazo máximo de 72 horas, que tengo derecho a un abogado, que no puedo ser sometido a torturas ni a penas o tratos degradantes o inhumanos etc.

    En un sistema de anarquía cualquiera que diga tener un reclamo justo sobre mi me puede conducir a cualquier tipo que diga que se erige en juez, sin saber yo adonde me van a llevar, sin saber que plazo me van a tener detenido y sin conocer que proceso se va a seguir contra mi.

    Sugiero a todos los que aboguen por el anarquismo que lean El Proceso de Franz Kafka, pues bien, eso es la vigencia de un sistema con leyes subjetivas o sin leyes, que más o menos sería lo mismo.

    Esa novela implícitamente explica porqué las personas deben estar sometidas a leyes rígidas, absolutas y previsibles en un Estado de Leyes previsibles y protectoras de los derechos individuales.

  • Luis says:

    Con que facilidad los liberales clasicos y minarquistas dejan por fuera un factor importantisimo en el planteamiento de modelo de sociedad que plantean: es ese gobierno limitado que proponen financiado por los aportes voluntarios de la poblacion? O por lo contrario el Estado debe recurrir al uso de la fuerza para despojar a cada individuo en contra (o no) de su voluntad para mantener un organismo encargado supuestamente de preservar los derechos que tiene cada individuo, siendo el mas importante el derecho que tienen de hacer con su propiedad lo que le venga en gana sin causar fraude, coaccion o violencia en contra de otros? Lo que si es una contradiccion es pretender que ese organismo que se vale del uso monopolico de la fuerza para obtener mediante el robo institucionalizado los fondos necesarios para su existencia sea el encargado de proteger nuestra propiedad cuando es el primero en violarla. Perro cuidando longaniza.

    • omingod says:

      En una sociedad libre, ese gobierno limitado (que tendría costos bajísimos en comparación con el lo estados del subsidio actuales), sería financiado total y exclusivamente por los aportes voluntarios de la población. A cambio, los ciudadanos contribuyentes recibírían un servicio (policía, tribunales, ejército) que consistiría defenderles del uso de la fuerza por otros. Sobre ese servicios únicamente, y solamente para esos fines y para poder conseguirlos (defender los derechos individuales de cada contribuyente), el gobierno limitado tendría el monopolio del uso de la fuerza. Una constitución y una separación de poderes bien construidos impedirían que el gobierno usara fuerza dentro de los límites impuestos por los ciudadanos.

      Cómo se podría financiar un gobierno así sin recurrir a la expropriación o al robo (i.e., impuestos) es una cuestión práctica que puede tener muchas opciones. Personalmente creo que una lotería nacional — donde el que juega sabe que lo que «invierte» va a financiar servicios que él necesita (repetimos: policía, tribunales, ejército) y que además puede tocarle el premio gordo — sería más que suficiente para financiar los aspectos válidos de un gobierno, y aún sobraría dinero. Yo no juego a la lotería ahora, pero si fuera para financiar a ese tipo de gobierno, lo haría voluntariamente y encantado. (Esta no es única opción.)

  • El osito Teddy says:

    Omingod,

    Si a una persona racional le interesa tener una buena policía o un buen gobierno también es factible y razonable pensar que no sólo le pueda interesar «consumirlo» sino también «producirlo» y convertirse entonces en empresario; no como síntoma de querer ansiar poder, insisto, o incluso como síntoma de querer crear algo de gran valor para los hombres; sino por puro interés egoísta en que haya justicia, en que desaparezca la coacción y aflore la libertad. ¿Poca cosa, verdad? Según tú no podría hacerlo por un sencillo auto-monopolio del gobierno. Esa prohibición de libre comercio creo que es la principal contradicción de tu comentario.

  • Hola Lucas, gracias por responder. Un Estado, por mínimo que sea, SIEMPRE usa la coacción (inicio del uso de la fuerza física) contra los individuos. Para financiarse, necesita robar (impuestos), lo cual ya es una agresión en toda regla contra los derechos de propiedad de los ciudadanos.

    http://www.enemigosdelestado.com/no-agresion-libertad-propiedad-castigo-proporcional/

    Saludos.

    • omingod says:

      No, señor. La afirmación de que el Estado SIEMPRE iniciará el uso de la fuerza no tiene fundamento; puede haber Estados que lo hagan (o intenten hacerlo), pero no está implícito en el concepto ni en la naturaleza de Estado. Esa afirmación es tan arbitraria como decir que un individuo SIEMPRE iniciará la fuerza contra otros; algunos lo harán, es cierto, pero no es una relación de causa y efecto: «individuo implica agresión». Ha habido períodos en la historia en los que el Estado ha sido mínimo, como en la antigua Grecia y en USA en la segunda mitad del siglo XIX, pero nunca ha habido ninguna sociedad anarquista que funcionara, ni la habrá.

      Tu premisa de que, para financiarse, el Estado necesita robar a través de impuestos es falsa. En una sociedad libre, los «impuestos» serían voluntarios (habría que cambiarles el nombre…). Sé que esto es difícil de concebir, porque estamos muy lejos de ello, pero piensa dos cosas: que a las personas racionales les interesaría que hubiera policía, por ejemplo, en vez de tener que vivir en constante defensa personal; y que el costo de ese Estado propiamente constituído sería tan bajo que la mayoría de la gente no necesitaría pagar nada (personalmente creo que con una lotería bien administrada se financiarían todas las funciones del gobierno). La gente que piensa que «impuestos» voluntarios son una quimera es la misma gente que piensa que las carreteras o los hospitales o las escuelas no existirían si el gobierno no las construyera y las mantuviera; en Objetivismo nos referimos a esa gente como «concrete-bound», o sea: limitados por los hechos concretos, incapaces de hacer abstracciones.

  • lucas seimandi says:

    En respuesta a: Enemigos del Estado (Los anarquistas definimos coacción como el INICIO del uso o amenaza de uso de la fuerza física contra las propiedades de otros individuos.).
    Un Estado objetivista no amenaza usando la fuerza física contra la propiedad de los individuos, lo que hace es protegerlos o defenderlos. El principio básico del gobierno según Ayn Rand, es la fuerza como represalia, para reestablecer la propiedad a quién le pertenece de quienes le amenazan o infringen.

  • Los anarquistas definimos coacción como el INICIO del uso o amenaza de uso de la fuerza física contra las propiedades de otros individuos.

  • eric says:

    Ayn Rand era anarquista. Donde está el gobierno en Galt´s Gulch? Si ella estuviera viva hoy sería amiga y seguidora de Stefan Molyneux ;P

  • i4everluis says:

    Es imposible defender los impuestos para el pago de seguridad y jueces, cuando los principios morales de tu filosofía consideran los impuestos un robo.

  • Respeto mucho el objetivismo, es parte del bagaje filosófico racionalista de muchos ancaps incluyéndome, pero tratar de negar el anarquismo libertario en base a los postulados esenciales objetivistas resulta contradictorio. Empeñarse en no salir de un error filosófico por aferrarse no a los postulados sino a una figura. Los ancaps racionalistas somos objetivistas, más algunos antiancaps niegan sus propios postulados al ser más «randianos» que objetivistas.

    Pero tampoco es de asombrarse a veces ciertas ideas se pierden al confundir las ideas con las figuras fundadoras, he visto a veces personas que más que ancaps son «rothbardistas» -que más que seguir los principios siguen toda opinión del fundador aun cuando esta podría ser refutable. No es muy común pero he visto un par de casos.

  • MDC says:

    La reflexión del tal Harry Binswanger éste, hace aguas por todas partes.
    Qué chapucilla, acostumbrado como estaba a oír a Ayn Rand y a Peikoff.

    Comentar todos los errores, punto por punto, lo dejo para otro día, o para quien quiera.

  • AlfonsoLP says:

    Acabo de escribir una crítica a este artículo en mi blog:

    http://elanarcoliberal.blogspot.com/2011/08/contradicciones-en-la-critica-al.html

    Denme su opinión, igual que yo la he dado sobre este artículo.

  • Gabriel says:

    Coercion como bien de mercado??? me parece q entendiste mal. Defensa como bien de mercado!!!

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post
«
Next Post
»