Contradicciones

Archivado en: , , , 24 Comentarios

 

Una contradicción no puede existir. Un átomo es él mismo, y lo mismo con el universo; ninguno de ellos puede contradecir su propia identidad, ni puede una parte contradecir el todo. Ningún concepto que el hombre forme es válido a menos que lo integre sin contradicción con la suma total de su conocimiento. Llegar a una contradicción es confesar un error en el propio pensamiento; mantener una contradicción es abdicar de la propia mente y desterrarse a sí mismo del reino de la realidad.

+ + +

[Objetivismo está de acuerdo con la formulación de la “Ley de No Contradicción” de Aristóteles]: Estas verdades son válidas para todo lo que es, y no sólo para algún tipo especial de cosas, aparte de las demás. Y todos los hombres usan estas verdades, porque son verdaderas del ser en cuanto ser. . . . Pues un principio que todo el mundo debe tener, quien entienda cualquier cosa que es, no es una hipótesis. . . . Evidentemente entonces tal principio es el más cierto de todos; qué principio es ese, procedamos a decirlo: Es que el mismo atributo no puede al mismo tiempo pertenecer y no pertenecer al mismo sujeto y en el mismo sentido.

+ + +

La Ley de Identidad (A es A) es la consideración primordial para un hombre racional que está en proceso de determinar sus intereses. Él sabe que lo contradictorio es lo imposible, que una contradicción no puede ser conseguida en la realidad y que el intentar conseguirla puede llevar sólo al desastre y a la destrucción. Por lo tanto, él no se permite a sí mismo mantener valores contradictorios, perseguir objetivos contradictorios, o imaginar que el ir atrás de una contradicción puede en algún momento resultar en su interés.

# # #

Fuentes:

Discurso de Galt, Para el Nuevo Intelectual

Aristotle, Metaphysics, IV, 3 (W. D. Ross, trans.)

“Los ‘Conflictos’ de intereses entre los Hombres”, La Virtud del Egoísmo

# # #

definitivo ebooks 1

Publicado por: April 17, 2013 2:08 pm

24 Comentarios

24 Comentarios

  • Pro-objetivista says:

    Las contradicciones existen, pero no son válidas. Cuando se presentan contradicciones puede que las dos posiciones sean falsas porque partan de premisas equivocadas. Existe la posibilidad de que dos posiciones entren en contradicción y ninguna de las dos sean válidas. Revisando las premisas que parten cada una se puede saber su grado de validez. El problema de las contradicciones es que no pueden sobrevivir. O una de las partes está equivocada o lo están las dos. Pueden alargar su existencia en la mentes pero terminan debilitándola. Una mente sin contradicciones es una mente liberada. Es una mente que sabe que A es A y que un existente no puede ser y no ser al mismo tiempo.

    Cuando se presenta una contradicción la pregunta que surge es: ¿Cual de las dos partes es la válida? Puede que una lo sea y la otra no. Pero puede también que las dos partes sean inválidas. De ser inválidas las dos partes quiere decir que la “verdad objetiva” aunque existe no está reflejada en las dos posiciones que estuvieron en contradicción. Ahora bien, ¿Qué pasaria si dos posiciones se contradicen y cada una de las posiciones tiene parte de verdad? El camino correcto es extraer la verdad objetiva de cada parte. Es decir, corregirlas. Eso puede darse en el caso de dos posiciones que no sean absolutamente antagónicas.

  • Jan says:

    Estudiando las leyes de Newton, me encuentro con la primera que dice “Todo cuerpo permanecerá en estado de reposo o en movimiento con velocidad constante mientras no interactúe con su medio”. O sea que un cuerpo sólo puede tener una de dos: o está en reposo, o está en movimiento. Pero la pregunta que surge es: ya que las contradicciones no existen, y creyendo que si no me muevo estoy en reposo, pero estoy en un planeta que está en continuo movimiento, ¿En realidad estoy en reposo o en movimiento? es uno o lo otro, ¿O depende del marco de referencia? Puedo decir que en relación de mi en el espacio que me rodea, puedo estar en reposo, pero en relación de mi respecto el sistema solar estoy en movimiento. Esa es la conclusión que llego, ¿qué opinan?

  • Jan says:

    Bueno, rectificando mi último comentario, en realidad nunca dijiste que el hombre “debería” ser “libre” de escapar de su naturaleza (“El hombre tiene elección en cuanto a comer o no comer, pero no tiene elección en cuanto a esa elección.”) más bien lo afirmas y es verdad. Una disculpa por la acusación sin fundamentos que hice. En Virtud del Egoísmo recuerdo una parte en la ética objetivista que dice la idea de que “la naturaleza del ente determina su función”, nuestra naturaleza es sobrevivir mediante conceptos, por un proceso de pensamiento. Pero también por naturaleza podemos elegir si pensar o no pensar, y es allí donde comienza todo, es el punto de partida de la construcción de tu propia vida.

  • Jan says:

    “El hombre tiene elección en cuanto a comer o no comer, pero no tiene elección en cuanto a esa elección.”, no demuestra que el determinismo sea verdadero, significa la condición psicológica de querer rebelarse a la realidad y de olvidar que A es A. Nuestro organismo es un ente de naturaleza específica, la que incluye la necesidad de alimento para sustentarse, así como oxígeno para realizar correctamente ciertas funciones, de igual modo el hombre necesita filosofía. Te recuerdo que la ética o moral se aplica sólo donde hay elecciones, y que el hambre o respiración son funciones involuntarias y automáticas de nuestro cuerpo para poder seguir funcionando. Esa frase tuya que cité es como decir “no tienes elección en cuanto ser hombre” (aunque sí puedes, siendo irracional y también tienes elección en cuanto esa elección (la de alimentarse) y es el suicidio). El suicidio es la única manera porque dejarías de existir, pues la frase tuya es una rebelión contra la existencia. Y no exagero, quiero tomar los comentarios que leo como exactamente dicen, y eso es lo que “veo”.

  • Jan says:

    Pero Andisal, no intenté dar una respuesta a la pregunta “si todo está determinado… ¿para que preocuparme por mis actos?”, sino que dije lo que consiste la ética o moral, la cual no existiría en un universo determinista (la moral se aplica sólo cuando hay alternativas, si todo está determinado no hay alternativas). Pero decir que el determinismo es falso sólo porque en caso de ser verdadero la moral no existiría, no es un argumento. El argumento es que existe el libre albedrío, así como nosotros estamos interesados en Objetivismo porque mejora nuestras vidas, por nuestra voluntad basado en el interés personal; pero eso no es automático. La historia de tus antepasados no determinan tus acciones, la historia de la Tierra no determinan nuestros actos. Nuestro camino no está construido al nacer, lo vas construyendo conforme creces y te dirigirás hasta donde tu capacidad te permita llegar, pero no es una garantía que así suceda, depende de ti. A es A, el hombre es el hombre, y el hombre es el arquitecto de su propia vida.

  • Jan says:

    Veamos si te entendí bien.

    “Si tus elecciones están determinadas por la realidad, entonces no decides tú, decide la realidad”. La realidad es todo lo que existe, yo existo, yo formo parte de la realidad, si la realidad decide entonces yo decido porque formo parte de la realidad. No es como un universo skinneriano donde somos objetos moldeables por el ambiente.

    “A un león le llegan unos datos, su cerebro los procesa y da una respuesta, exactamente lo mismo nos pasa a nosotros salvo porque los procesamos de manera más compleja.”. Pero el león no tiene opción en cuanto cazar, el hombre sí puede elegir comer o morirse de hambre.

    Entonces dices que las elecciones tienen un origen práctico en beneficio de la propia vida, bueno estoy de acuerdo con ello pero creo que más que causa es una consecuencia. Actúas para obtener algo, pero ¿por qué has elegido ese algo en vez de otro algo? porque es lo que te hará más feliz dirías, de modo que has elegido algo porque así te convenía, fue por un “¿para qué?” pero para saber si algo te beneficia tienes qué hacer una jerarquía de tus valores conscientemente de acuerdo a lo que realmente mejore tu vida (fumar no mejora tu vida, trabajar sí lo hace) y eso está determinado por tu naturaleza, es decir, nuestra naturaleza nos da los medios para obtener tales fines, pero tienes que descubrirlos y hacer un esfuerzo para ello.

    “¿Y si todo es causal qué sentido tiene juzgar a la gente por lo que hace si su decisión se habría tomado de todas formas?” Eso es determinismo y sí, allí la moral no tiene sentido. La moral o ética es un código de valores que te ayudan a guiar tus decisiones y acciones (como viene en la virtud del egoísmo) ya que éstas no son automáticas, no sabes qué es lo bueno y qué es lo malo, tienes que descubrirlo. Por eso existe la ética.

  • AlphaColumbia says:

    No me has entendido. No hablo de “retar” en si, o de “poner pruebas”, o de (me asombra) *difamar*.

    Te lo tomas como un ataque, como algo personal, cuando en realidad no trato ni de difamarte ni de alabarte, simplemente estaba exponiendo mi lo que creía que era tu idea. Si no ha sido acertada, no ha sido ni con buena intención, ni con mala.

    Deberías de tener un poco mas de seguridad en ti mismo, y dejar de pensar que la gente con la que conversas aquí trata de “difamarte”

    Saludos

  • Andisal says:

    @Adán Suárez Méndez :

    La respuesta de Rand no es la única a este problema.
    Actualmente he estado investigando un poco, y esto es lo que encontré en autores del siglo XVII:

    El problema de la relación entre la Ley de casualidad y el libre advedrío, está tratado por HOBBES (el autor de “El leviatan”) en su libro “Libertad y necesidad”.
    En ese libro explica por qué “todo es necesario”, y por qué eso no implica que las personas no sean libres (es decir: ve como compatibles la Ley de Casualidad con la libertad humana).

    También explica que las sanciones morales, los castigos, etc… actúan como causas, y que por eso es importante preocuparse por las acciones de los hombres: porque son las que van construyendo el futuro y la voluntad.
    Si cesaríamos de actuar moralmente las consecuencias serían desastrosas, pero si eso sucede las personas tendrían necesidad de ocuparse de esos asuntos y la moral retornaría (ésta es una demostración por absurdo).

    Por otro lado, LEIBNIZ le responde (a Hobbes) en su libro “Escritos en torno a la libertad y la necesidad”.
    Como toda la obra de Leibniz, a pesar de que muchas veces se apoya en su racionalismo y el Dios para fundamentar sus afirmaciones, hay aportes muy interesantes.

    Sobre la libertad y la necesidad aclara lo siguiente:
    1) Toda acto humano es causado por sus inclinaciones (intereses, pensamientos, etc).
    2) Que todo acto tenga una causa no significa que no tenga libertad.
    Si el hombre actuaría sin causas, entonces actuaría por azar.
    3) Los problemas de las acciones azarosas son:
    a) que no dependen del autor (el hombre), y por lo tanto no pueden considerarse voluntarios (y no es mejor que el determinismo).
    b) si no tuviera preferencias para elegir una u otra cosas, sería como el asno que, por estar a igual distancia de ambos alimentos, murió de inacción por no poder elegir entre uno y otro.

    Creo que esto puede aclarar algunas dudas surgidas, como “¿qué lugar tiene la moral en un universo determinista?”, y a la vez hace algo de historia de la filosofía.

  • AlphaColumbia says:

    Esa conversación ya no está, por que borré mi perfil de Tuenti hace ya mas de un año. Pero no es necesario retomarla cuando has expresado esa misma idea en este mismo hilo de comentarios:

    Adán Apr 23, 2013 11:52 am
    “..3.Pero piensas que las acciones de las personas están fuera de esa regla (causalidad), que el futuro de una persona no está determinado totalmente por como son las cosas, que están fuera de ese mecanismo ¿me equivoco? Eso es una contradicción.”

    Si en nuestra conversación de hace unos años te entendí mal, no era mi intención malinterpretarte. La idea que comprendí es la misma que he comprendido ahora, al menos eso es lo que quiere decir tu comentario. Piensa que quizás es que no te estás explicando bien.
    Por lo demás, no es de mi rollo eso de “retar” -ni fricadas parecidas- a otras personas con las que estoy simplemente conversando tranquilamente, así que no me tomaré en serio ese comentario.

    Saludos

  • Jan says:

    Si la ley de causalidad es la ley de identidad puesta en acción, y si la voluntad es un tipo de causalidad; significa que la voluntad es resultado de la naturaleza del hombre (del ente) ¿no es así?

    Lo que me confunde es que si conociendo todas las variables que influyen en algo, por ejemplo una bola de boliche lanzada a cierta velocidad en cierto ángulo, de cierto material en un suelo de otro tipo de material, etc (todas las variables que involucren el acto); entonces se puede deducir dónde llegará, ¿cierto? pero creo que no podemos comparar materia inerte con el hombre, pues posee una propiedad muy distinta que es la consciencia. Nuestros movimientos no están determinados por las leyes físicas (sí actúan base en ellas, pero no hacen que tu mano se dirija a tu boca al comer por sí mismas) sino que eso depende de ti y tus valores, y tus valores dependen del tipo de vida que has elegido consciente o inconscientemente, pero como cada hombre es el escultor de su propia vida, no todos tendrán los mismos objetivos ni motivaciones. ¿Qué hace que un hombre elija estar soltero o buscar pareja? hablamos de la motivación la cual es un campo de estudio de la psicología. Se puede explicar una motivación desde perspectiva biológica, genética, de temperamento o de personalidad. Por ejemplo puedes elegir beber agua porque tienes sed, resultado de tu función biológica. Pero también puedes tomar agua sin tener sed, resultado de alguna motivación no biológica. Así nosotros podemos elegir tomar agua o no tomarla, ¿de qué depende? ¿o será que la pregunta es engañosa y en realidad no depende de algo, sino de múltiples factores? pero si todo lo que funciona en el universo es por la ley de causalidad, tiene que haber una causa de tus motivaciones. Y si hay tantos factores que es imposible para procesar nuestro cerebro, no dejan de existir, es sólo que no se puede usar tantas abstracciones por el cerebro. Quizá no considero el factor más importante que es la mente humana, y la elección de pensar o no pensar, pues ello requiere un esfuerzo. Si pienso puedo elegir alternativas para actuar según mejor me convenga, entonces mis valores son la causa de mis acciones y la causa de mis valores es mi vida. Si no pienso me dejo llevar como una hoja en el río por las fuerzas de la corriente. Entonces ¿qué causa pensar o no pensar? quizá el hecho de que no es automático y que para spbrevivir, es necesario pensar. Si quieres sobrevivir, has de elegir pensar, de nuevo, tú elijes.

  • AlphaColumbia says:

    …Lo que pretende decir Adán, es que si el universo se rige por la ley de la causalidad, todas las acciones de un individuo están en cierto modo determinadas: que si un individuo decide ir a la playa, no es realmente por que el así lo haya querido, si no por que todos los pequeños detalles — desde el material de sus neuronas, las fotos playeras que esa persona veía desde pequeño, hasta la existencia de una playa en sí — hace que esa persona quiera ir a la playa.

    Adán percibe una contradicción entre aceptar la voluntad y el libre albedrío del ser humano, con la ley de la causalidad universal.
    Ya tuve con el este debate hace ya unos años.

  • Omingod says:

    Adán, gracias por intentar ser más claro, lo cual no has conseguido. No estoy de acuerdo en cómo expresas ninguno de los puntos ni en tu supuesta “lógica”, y ni siquiera en tu forma de llevar a cabo una discusión empezando por exponer “mis” supuestos puntos de vista y luego tratando de mostrar que existe una contradicción en ellos. Realmente no sé adónde quieres llegar, pero tus “razonamientos” huelen a determinismo y a racionalismo.

    Esta discusión no es un juego de palabras ni de adivinanzas. Si lo que intentas transmitir es que tienes alguna idea que muestra una contradicción esencial en Objetivismo, o que extiende y mejora significativamente las ideas de Ayn Rand, tendrás que aprender a ser mucho más riguroso, claro y preciso en tus formulaciones. Pero antes de intentar esa proeza, te sugiero que entiendas bien esta filosofía — que la entiendas a fondo, no superficialmente ni “más o menos” — y luego que desarrolles tus propias ideas y las verifiques integrándolas en el contexto de todo el conocimiento que tienes y contrastándolas con la realidad para asegurarte que son válidas. Finalmente, que las expongas de forma clara y concisa para que todos podamos entenderlas.

    La posición Objetivista sobre metafísica y epistemología la encontrarás en el glosario (contradicciones, causalidad, determinismo, conocimiento, epistemología, etc.), en artículos como http://objetivismo.org/ayn-rand-sobre-metafisica-2/, y en la exposición de Peikoff en su libro “Objetivismo: La Filosofía de Ayn Rand”, que estamos traduciendo en https://larebeliondeatlas.org/.

  • Omingod says:

    Sigue sin entenderse lo que quieres decir. Usas palabras en español, pero juntas no tienen ningún sentido. Podrías intentar mejorar tu gramática, hacer frases más cortas y más claras, tal vez así podríamos entender la esencia de lo que quieres decir.

  • Laura says:

    @Omingod Propongo que descartes inmediatamente cualquier comentario irracional o de contenido inconexo con el tema a tratar en el post.

    Los comentarios de @FaKeD13 no aportan nada, desvían el tema hacia las premisas que acepta Objetivismo y crean un ambiente de discusión absurdo -como el de que las contradicciones existen- que se termina al momento con solo levantar la cabeza y mirar todo lo que te rodea.

    Si yo fuera moderador, sería intransigente con este tipo de comentarios que solo expresan sentimientos e ideas espontáneas que llevan a errores básicos -errores que puede corregir la misma persona si profundiza más en ciertas lecturas o en artículos de esta página-, e impiden que se hagan aportaciones más interesantes o que se resuelvan dudas expuestas por parte de alguien que sí intenta integrar esta filosofia en su vida.

    • Omingod says:

      Laura, gracias por tu comentario, con el que estoy totalmente de acuerdo. Justo antes de leerlo, estaba pensando en cómo han degenerado los comentarios que la gente escribe últimamente, comparado con los que escribía hace tan sólo unos meses, y ya había tomado la siguiente decisión:

      A partir de este momento y hasta nuevo aviso, el criterio para publicación no será “aceptar todos los comentarios en principio, eliminando los malos”, sino “rechazar todos los comentarios a menos que positivamente añadan valor a estas páginas, a criterio exclusivo del moderador”. Esta nueva política ciertamente irritará la verborrea mental de algunos, pero beneficiará a muchos más lectores y mejorará la calidad de estas páginas, y desde luego facilitará enormemente mi trabajo.

      Gracias a todos por comentar, y suerte a los que a partir de ahora prefieran frecuentar otros lugares.

  • Andisal says:

    Sobre las contradicciones (aparentes) de la vida humana:

    Un ser humano o una sociedad, pueden comportarse contradictoriamente, ya sea teniendo leyes/principios morales que se anulan entre sí (como intentar sostener el derecho a la propia vida y, a su vez, la obligación de servir a los demás) o cuando difieren sus ideales con sus acciones (como cuando un creyente va a la Iglesia y al día siguiente miente, se aprovecha de los demás, etc.). Pero claramente esa situación le traerá consecuencias destructivas a su debido tiempo (fracaso en sus objetivos, baja autoestima, injusticias, hipocresía y sentimientos de vacío, frustración, etc.).

    Aunque parezca que tengan contradicciones, éstas son sólo mentales (errores cognitivos). En la práctica (en la realidad) siempre se actúa siguiendo una idea/principio no contradictoria/o, es ahí (en las circunstancias particulares) cuando las contradicciones no pueden existir, y donde las personas eligen (consciente o inconscientemente) qué lado del dilema siguen.

    Si dos ideas contrarias se dan en una misma acción, es porque la acción lo permite. Ejemplo de esto es cuando un país puede permitirse simultáneamente (gracias a su riqueza económica), la propiedad privada y brindar servicios públicos asistencialistas sin que se destruya, pero sólo porque ESA circunstancia lo permite.

    Eso es lo que dice Objetivismo: las contradicciones no pueden existir. Si una persona intenta vivir con una contradicción, tarde o temprano llegará a un dilema, y ahí tendrá que corregir su contradicción; en caso de que no lo haga deberá sufrir las consecuencias que le afectarán pues “Podemos evadir la realidad, pero no podemos evadir las consecuencias de evadir la realidad” (Ayn Rand), en dónde la realidad es quien impide (mediante la Ley de Identidad) que una contradicción exista. “(A o ¬A)”

    Las contradicciones son sólo razonamientos errados.

  • Andisal says:

    @FaKeD13 : Respondo a #13 y #14:

    Una cosa no puede ser lo que es, ya sea un circulo no es un circulo (A es ¬A) o un circulo es un triángulo (A es B).
    Si una cosa es otra sólo significa que es susceptible de admitir esa propiedad (todo hombre es un ser vivo, o un hombre es latinoamericano).

    Les recuerdo que Aristóteles dice que no pueden haber contradicciones “al mismo tiempo” en el “mismo sujeto” y en el “mismo sentido”.
    Es decir: Si parece que un cosa es algo que no es (que A es ¬A ), es porque en realidad sus propiedades difieren en tiempo (un hombre tiene 10 y 11 años: antes tenía 10 y ahora 11), en sujeto (Los hombre son de piel blanca y de color: algunos son blancos, otros de color), y sentido (El dueño de una casa de deportes puede ser boludo y no serlo, pero en tanto que “pelotudo” puede significar: o bien literalmente que tiene muchas pelotas, o bien en sentido despectivo que es un imbécil).

    P.D: en mi país “pelotudo” se utiliza cómo insulto, pero morfológicamente significa “el que tiene pelotas”.

  • Marcos says:

    Faked, yo también veo mis comentarios antes de que salgan, pero solo en mi PC los puedo ver, hasta que el moderador lo aprueba, en cuyo caso salen en comentarios recientes.
    Que me corrija el moderador si me equivoco pero, creo que te pasa lo mismo, la diferencia es que tienes una cantidad bastante grande de comentarios rechazados y por ende no publicados, y de algún modo tu PC guardó esa información.

  • Jan says:

    Fake, entendido.

  • Marcos says:

    La verdad creo que uno de los méritos Ayn Rand es mostrar con especial elocuencia las consecuencias de las contradicciones, que aunque parezcan insignificantes, pueden desencadenar desastres que uno podría pensar al principio que son impensables.

    Es bastante sencillo; lo contradictorio es lo que no pertenece a la realidad, con lo cual, lo no útil. Si le llevas la contraria a la realidad, vas a salir perdiendo. Si eres deshonesto y quieres crear una nueva realidad que sustituya a la única, para que se adapte a tus emociones o caprichos varios, saldrás perdiendo.

  • Jan says:

    Fake, nos desviaríamos mucho del tema de este artículo si hablamos sobre autoestima, ¿Qué te parece si mejor lo hacemos aquí http://objetivismo.org/felicidad/? pues está más relacionado, aunque autoestima es tema propio de la psicología y no de la filosofía, si el admi está de acuerdo hablamos de ello, pero mi requisito es que investigues el tema (artículos, no wikipedia ni páginas sin fuentes) antes de comentar sobre ello.

    Saludos.

  • Guido says:

    Una contradicción no es fuente de conocimiento. Sólo es una señal de que algo está mal.

    El dibujo del artículo es perfecto. La sombra de una cuchara no puede ser un tenedor. O la sombra está mal, o la cuchara es un tenedor. El capricho de uno no va a lograr que la sombra de la cuchara sea un tenedor.

    La filosofía de Rand es la refutación perfecta a la filosofía de Kant y todos sus derivadas.

  • Jan says:

    Existe gente contradictoria, es decir, que sus acciones y sus principios son incongruentes; o bien, sus principios son incongruentes y por lo tanto, sus acciones también lo serán. Pero hablando metafísicamente, que es a lo que se refiere el artículo, nadie puede ser un hombre y una mujer al mismo tiempo, nadie puede estar en su casa y al mismo tiempo estar en Grecia, una roca no puede ser ella misma y al mismo tiempo ser agua. ¿Por qué? porque la realidad y la razón nos indican (como identificó Aristóteles) que “algo no puede ser y no ser al mismo tiempo y en el mismo sentido”, porque estarían violando su propia identidad, y la identidad es el ser que hace que los entes sean lo que son.

    Entender esto puede ayudarte en tu vida de manera increíble. Por ejemplo, una vez comprendido el altruismo y sus contradicciones con la vida humana, tú sabes que no puedes seguir tal código si quieres vivir como ser racional, es decir, como ser humano. Algo más concreto es, por ejemplo, si tienes baja autoestima, tú sabes que no puedes engañarte y fingir una alta autoestima acostándote con muchas mujeres, estando con alguien que dice amarte y con eso darte un poco de autoestima, pero en realidad esa persona no te ama y es una relación patológica en la que hay más discusiones y peleas que momentos bellos, pero ambos siguen allí porque prefieren evitar la soledad (aunque la soledad es algo muy bonito y placentero teniendo autoestima). Otro ejemplo es un estudiante, le han calificado su examen mal y tiene 10 cuando en realidad debió sacar 8, y él lo sabe pero finge que no y lo presume a todos (un orgullo falso). ¿Tu crees que estas personas son felices realmente? una de las enormes ventajas de comprender este principio y practicarlo es que puedes conseguir felicidad real, hablo de auténtica felicidad plena y armoniosa; no el “placer” del efecto del alcohol ni el de un “amor” falso. Puedes hacer la prueba tú mismo, primero esfuérzate de comprender este principio totalmente, luego practicalo durante una semana en todos los aspectos posibles. Cuando comiences a hacerlo, el universo y tú estarán en el mismo bando, ya no serán enemigos sino aliados, y no hay mejor aliado que la realidad. Dicen que el perro es el mejor amigo del hombre, yo creo que su mejor amigo es la realidad. Pero para esto tienes que escuchar a tu razón.

Previous Post
«
Next Post
»