Axiomas

Archivado en: , , , 7 Comentarios

 

Un axioma es una afirmación que identifica la base del conocimiento y de cualquier otra afirmación posterior relacionada con ese conocimiento, una afirmación necesariamente contenida en todas las demás, tanto si la persona que afirma decide identificarla como si no. Un axioma es una proposición que derrota a sus oponentes por el hecho de que ellos tienen que aceptarla y utilizarla en el proceso de cualquier intento de negarla.

# # #

La existencia existe – y el acto de comprender esa afirmación implica dos axiomas corolarios: que algo existe que uno percibe, y que uno existe poseyendo consciencia, consciencia siendo la facultad de percibir lo que existe.

Si nada existe no puede haber consciencia: una consciencia sin nada de lo que ser consciente es una contradicción. Una consciencia consciente sólo de ella misma es una contradicción: antes de poder identificarse como consciencia, tuvo que ser consciente de algo. Si lo que alegas percibir no existe, lo que posees no es consciencia.

Sea cual sea el grado de tu conocimiento, estos dos – existencia y consciencia – son axiomas que no puedes escapar, estos dos son los puntos de partida irreducibles en cualquier acción que emprendas, en cualquier parte de tu conocimiento y en su totalidad, desde el primer rayo de luz que percibes al inicio de tu vida a la más vasta erudición que puedas adquirir a su término. Conozcas la forma de una piedra o la estructura de un sistema solar, los axiomas permanecen los mismos: que ello existe y que tú lo sabes.

Existir es ser algo, a distinguir de la nada de la no-existencia, es ser una entidad de una naturaleza específica hecha de atributos específicos. Siglos atrás, el hombre que fue – no importan sus errores – el mayor de vuestros filósofos, estableció la fórmula definiendo el concepto de existencia y la regla de todo conocimiento: A es A. Una cosa es ella misma. Nunca habéis comprendido el significado de esa afirmación. Yo estoy aquí para completarla: Existencia es Identidad, Consciencia es Identificación.

# # #

“No puedes demostrar que existes o que eres consciente”, murmuran, evadiendo el hecho de que demostración presupone existencia, consciencia y una complicada cadena de conocimiento: la existencia de algo que conocer, de una consciencia capaz de conocerlo, y de un conocimiento que ha aprendido a distinguir entre conceptos tales como lo demostrado y lo no demostrado.

Cuando un salvaje que no ha aprendido a hablar declara que la existencia debe ser demostrada, está pidiendo que lo demuestres a través de la no-existencia – cuando declara que tu consciencia debe ser demostrada, te está pidiendo que lo demuestres mediante la inconsciencia – te está pidiendo que entres en un vacío fuera de la existencia y la consciencia para darle a él prueba de ambas – te pide que te conviertas en un cero adquiriendo conocimiento sobre un cero.

Cuando él declara que un axioma es cuestión de elección arbitraria y decide no aceptar el axioma de que él existe, está evadiendo el hecho de que lo ha aceptado al pronunciar esa frase, que la única forma de rechazarlo es cerrar la boca, no proponer ninguna teoría, y morirse.

# # #

Fuentes:

Discurso de Galt (de La Rebelión de Atlas)

# # #

definitivo ebooks 1

Publicado por: April 11, 2013 12:33 am

7 Comentarios

7 Comentarios

  • Oligio says:

    La idea de que la realidad se rige mediante leyes causales me hace acordar a Hume.
    Es la causalidad la que hace que la manzana caiga del árbol o es el “habito” el que nos hace pensar eso, haber visto muchas veces manzanas caerse al suelo ?

  • Alfonso Ruiz says:

    Un axioma es una verdad que es necesario aceptar antes de combatir. La existencia de la existencia… tienes que existir antes de combatir el concepto de la existencia y por ello está demostrada la existencia. Igual con la consciencia.
    El conocimiento es contextual quiere decir, por ejemplo, que la validez de la afirmación de que existen la existencia y la consciencia, no requiere de conocimientos adicionales posteriores.
    La omniciencia no es necesaria para la validez epistemológica de lo que ya sabemos. Lo que si es necesario es reconocer lo que no sabes para no confundirlo con lo que si. Darle validez al conocimiento y a la razón, te vuelve racional aunque no infalible…

  • godmino says:

    Es importante editar (varias veces si es necesario) lo que uno escribe porque estas “correcciones” confunden a los lectores y dan más trabajo para el moderador. Gracias.

  • godmino says:

    La proposición de Adán es un perfecto ejemplo de *racionalismo*, o sea, de vivir en un mundo de ideas desconectado de la realidad.

    Una persona racional – incluso un niño – observa los hechos y llega a conclusiones. Por ejemplo, por experiencia sabe que hay algunas cosas que son ciertas y que puede predecir con total seguridad: mañana seguirá habiendo aire para respirar, o su padre seguirá siendo el mismo y no se convertirá en un conejo. Sabe también que algunas cosas no son ciertas 100%, sino que tienen grados de probabilidad: puede que llueva o que haga sol; puede que su padre llegue a la hora que prometió o que se atrase, etc.

    Un racionalista ignora la realidad. Empieza con una idea abstracta que se le ocurre y que le parece obvia (“simple, sencilla, irrefutable”) como “no soy omnisciente”. Ese es su punto de partida, y a partir de él va a *deducir* su conocimiento. En vez de la observación y la inducción va a usar la deducción para llegar a sus conclusiones. ¿La realidad? No importa, si no es lo que sus conclusiones dicen entonces está equivocada. Da igual que su experiencia diga que mañana seguirá habiendo aire para respirar — o que la Tierra seguirá aquí –, él hace sus construcciones en el mundo de las ideas, ellas son su punto de partida y donde se mueve intelectualmente, prescindiendo de la realidad. Si hay algún conflicto, para él las ideas son superiores a los hechos.

  • godmino says:

    Adán, espero que otros también te contesten, pero aquí va mi respuesta: Tu segunda premisa — “no soy omnisciente” — es falsa en varios sentidos.

    En primer lugar, no es un axioma, es una conclusión de muy alto nivel conceptual, a la cual tienes que llegar a través por un proceso muy específico de lógica; tendrás que conceptualizar qué es conocimiento, cómo se consigue, el hecho de que puede haber errores, que a veces puedes estar en lo cierto y a veces no, y mil otras cosas. El poder equivocarse no es algo “obvio” para todos, como lo son los axiomas de existencia y consciencia, muy lejos de eso.

    En segundo lugar, “no soy omnisciente” (una vez que llegas a esa conclusión y la validas), significa que no puedes conocerlo *todo* sobre el universo, y en todos los sentidos, pero NO significa que no puedas conocer muchísimas cosas, incluyendo los principios que rigen el universo: por ejemplo, la ley de la gravedad; o el hecho de que los seres vivos en algún momento se mueren, etc. El que no seamos omniscientes no quiere decir que el saber sea imposible para el hombre, eso es un non-sequitur.

    En tercer lugar, “no soy omnisciente” es una conclusión que debe ser entendida en un contexto, no es algo “simple, sencillo, irrefutable”. Puedo no ser omnisciente en cuanto a saber cuándo y dónde va a ser el próximo terremoto de más de 8 grados en la escala Richter, o cuántas hormigas hay en este momento en el Himalaya, o la temperatura que hubo en el centro geométrico de la Tierra el día 31 de diciembre pasado; pero sí puedo ser omnisciente en cuanto a que mañana la Tierra no explotará, o a que en algún lugar del planeta está lloviendo en este momento, o cuánta gente estuvo en el teatro de mi pueblo ayer; y además soy omnisciente en cuestiones de principio, por ejemplo, sé que la ley de la gravedad no va a parar de funcionar mañana ni dentro de 1000 años; y lo sé todo en cuanto al hecho de que existen limitaciones para la vida humana: sé con certeza absoluta que en condiciones normales y sin equipo auxiliar un hombre no puede vivir (exageremos para que no haya ninguna duda) más de cinco horas sin respirar, o más de un año sin beber agua, o más de 30 minutos en la estratosfera (como toda afirmación, esta está hecha en un contexto; si en el futuro se descubre una inyección que hace que el hombre se convierta en una entidad diferente, entonces esa entidad podría superar esos límites, pero no sería un ser humano).

    Si realmente estás queriendo encontrar tu error, es considerar tu segunda premisa como un axioma, en mi opinión. Si profundizas, tu proposición contiene una contradicción: tú afirmas “no soy omnisciente”, así que no puedo predecir el futuro; pero, si no puedes predecir el futuro, ¿qué te garantiza que la semana que viene no vaya a haber un cambio imprevisto y que de pronto “sí” puedas predecirlo? (Este punto no lo considero un argumento, pero desde luego cometes el mismo error que quien afirma categóricamente que “sabe” que “no sabe” nada.

    Tengo curiosidad por lo que otros puedan añadir a este punto. Seguro que hay razones más profundas aún que las que he expuesto, que son las primeras que me han venido a la cabeza.

  • Alberto Gomez says:

    La segunda parte es del discurso de Galt

Previous Post
«
Next Post
»