Causalidad

Archivado en: , , , 13 Comentarios

 

La ley de causalidad es la ley de identidad aplicada a la acción. Todas las acciones son causadas por entidades. La naturaleza de una acción está causada y determinada por la naturaleza de las entidades que actúan; una cosa no puede actuar en contradicción a su naturaleza.

+ + +

La ley de identidad no permite que tengas tu pastel y te lo comas a la vez. La ley de causalidad no permite que te comas tu pastel antes de tenerlo.

Comprender el axioma que la existencia existe significa comprender el hecho de que la naturaleza, es decir, el universo como un todo, no puede ser creado ni aniquilado, no puede entrar y salir de la existencia. Independientemente de que sus elementos constitutivos básicos sean átomos, o partículas subatómicas, o alguna forma de energía aún por descubrir, el universo no está gobernado por una consciencia o por la voluntad o por azar, sino por la ley de identidad. Todas las innumerables formas, movimientos, combinaciones y disoluciones de elementos dentro del universo – desde una mota de polvo flotando en el espacio, a la formación de una galaxia, a la aparición de la vida – están causadas y determinadas por la identidad de los elementos implicados.

+++
Puesto que las cosas son lo que son, puesto que todo lo que existe posee una identidad específica, nada en la realidad puede ocurrir sin causa o por azar.
+++
La elección [humana, el libre albedrío] . . . no es azar. La voluntad no es una excepción a la Ley de Causalidad; es una forma de causalidad.
# # #

Fuentes:

Discurso de Galt, Para el Nuevo Intelectual

“Lo Metafísico y lo Hecho por el Hombre” Filosofía: Quién la Necesita

Leonard Peikoff “The Analytic-Synthetic Dichotomy” Introducción a la Epistemología Objetivista

# # #

definitivo ebooks 1

 

Publicado por: October 7, 2015 12:21 am 13 Comentarios

Comentar con:

13 Comentarios

13 Comentarios

  • Omingod says:

    “…la decisión de enfocar o no está determinada causalmente por la política vital que esa persona sigue.”

    Ayn Rand dice exactamente lo contrario. ITOE (y la explicación que da Peikoff en OPAR sobre ese tema, ya traducida y publicada en el Foro) explica específicamente que la política general y la costumbre que tenga un individuo puede *facilitar* el que enfoque su mente o no en un momento dado, pero que alguien que normalmente tiene la mente enfocada (lo cual requiere un esfuerzo constante) puede desenfocarla en cualquier momento y evadir, y lo mismo ocurre con uno que vive normalmente desenfocado: él puede voluntariamente enfocar la mente en cualquier momento.

    Las circunstancias, el cuerpo, el cerebro, la experiencia de una persona son lo que son, son la base de cualquier acción y los puntos de partida, pero esa “decisión” que el individuo toma en cada momento de mantener la mente enfocada o no es lo que constituye la voluntad, y *eso* no está determinado ni hay factores causales que afecten esa decisión, en eso consiste precisamente el tener voluntad.

  • Omingod says:

    ORIGINAL en inglés:
    “That which you call your soul or spirit is your consciousness, and that which you call ‘free will’ is your mind’s freedom to think or not, the only will you have, your only freedom, the choice that controls all the choices you make and determines your life and your character.” (Galt´s Speech, Atlas Shrugged.)

  • Omingod says:

    Adán, creo que es un error decir que hay relación de “causa y efecto” entre la formación de la Tierra y tu decisión de ir a la playa el fin de semana; por supuesto que para que tú pudieras existir y decidir “campo o playa” hubo de enfriarse el planeta en su día, pero eso no es lo mismo que “causa y efecto”.

    Las decisiones que uno toma pueden no estar relacionas con el bienestar futuro de uno, ni con la falta de conocimiento; por ejemplo, pueden pertenecer al pasado y no afectar el bienestar futuro, y tampoco veo cómo la falta de conocimiento se relaciona con la decisión que uno toma (para esto podéis usar como ejemplos decisiones simples e irrelevantes, pero que siguen siendo decisiones, como mirar a una nube o a otra mientras caminas, etc.). Cuando uno decide, lo hace obviamente dentro de la realidad, pero dentro de sus verdaderas opciones no hay nada que determine que tome una decisión y no otra; si lo hubiera, el hombre estaría siendo “determinado” y no tendría voluntad.

    • Omingod says:

      OK, creo que veo dónde está el error. Para “decidir” cosas como si ir a la playa o al campo un día determinado, o si mirar a un lado o a otro en cualquier instante, hay que estar pensando – es decir, usando la mente. Pero ANTES de ese acto de usar la mente, la voluntad ha de estar en acción. Según Objetivismo, la voluntad es anterior a pensar en algo concreto, a tomar decisiones, a resolver problemas o incluso a formar conceptos. Este es un tema relativamente técnico de epistemología, que Ayn Rand trata y resuelve de forma brillante:

      “Eso que tú llamas alma o espíritu es tu consciencia, y lo que llamas “libre albedrío” es la libertad de tu mente de pensar o no, la única voluntad que tienes, tu única libertad, la elección que controla todas las otras elecciones que hagas y que determina tu vida y tu carácter.” http://objetivismo.org/pensar/

  • Marcos says:

    Lo de las líneas rectas quedó algo confuso, quise decir que no está diciendo que las decisiones necesariamente tienen que poner fin a la decisión anterior. Si decidiese ir al campo en un momento dado y luego decidiese ir a la playa en ese momento dado, sí. Pero puede decidir ir después de ir al campo a la playa, o a la montaña, pues el ser humano tiene una mente que le permite tomar decisiones a largo plazo (mucho más largo plazo que eso).

  • Marcos says:

    La ley de no contradicción dice que A no puede ser A y no-A al mismo tiempo y en el mismo sentido. No puedes ir al mismo tiempo a Sierra Nevada y a una playa de Canarias al mismo tiempo. No puedes conservar el pastel y comértelo al mismo tiempo.

    Eso que dices, Faked, no tiene nada que ver con lo que dice Godmino. Lo único que está diciendo es que el hombre tiene voluntad, capacidad de decidir entre varias alternativas. No está diciendo que las decisiones del ser humano son líneas rectas que cambian de dirección en cuanto toman una nueva decisión.
    Cito la ley de no contradicción porque pone de manifiesto el aspecto esencial del tiempo, que creo que ayuda mucho a entender.

  • Omingod says:

    Creo que en esta discusión — “El hombre es libre porque no puede conocer todos los factores causales y que determinarán su decisión y manejarlos” — estáis cayendo en el racionalismo total.

    El que el hombre tenga voluntad (= libre albedrío) y no esté sometido a ningún determinismo no se debe en absoluto a que no conozca todos los factores relevantes a algo específico. En cosas tan simples como decidir si va de vacaciones al campo o a la playa, lo decide como opción, porque es lo que más le gusta, y no hay conocimiento esencial que le falte para tomar esa decisión. El que decida ir andando y dar un paso en un momento dado por el sol o por la sombra (y miles de ejemplos que cada uno de nosotros puede verificar en cualquier momento) no depende de “factores anteriores” ni de “factores desconocidos”; por introspección, él es consciente de que está tomando esa decisión y no la opuesta, y que la decisión depende exclusivamente de él.

    “La elección [humana, el libre albedrío] . . . no es azar. La voluntad no es una excepción a la Ley de Causalidad; es una forma de causalidad.”

    Ver http://objetivismo.org/determinismo/ y http://objetivismo.org/causalidad/

  • Guido says:

    “Hegel, en su filosofía general y especialmente en Ciencia de la lógica, sometió al principio de identidad a una crítica radical. El quid de su punto es que hay un pasaje desde la primera A a la segunda en la proposición «A = A». La identidad no es evidente en sí, es afirmada. La segunda A está afuera de la primera. La identidad contiene dentro de sí diferencia. La nueva lógica que propone Hegel no se basa, sin embargo, en el principio de identidad, sino en el principio de contradicción. Se establece una contradicción que no debe ser rechazada o negada, sino plenamente asumida y reconciliada. Si A es B, A depende de B, que a su vez lo niega, lo contradice. En tanto que pensado A es realizado cuando es negado por B. En definitiva esta proposición equivale a la afirmación de que A es A, en lucha con B.”

    Yo lo resumo: bla, bla, bla…bla. De eso se trata el subjetivismo

  • Miguel says:

    La libertad del hombre no es sino la capacicidad que esté de acuerdo con su naturaleza causal tiene para conocer las causas mecánicas y las acciones ajenas y reaccionar a ellas en un sentido u otro, provocando nuevos cursos causales cuyo resultado viene determinado por su voluntad al reaccionar causalmente en un sentido o en otro y por los hechos causales que él no puede modificar y que lo condicionan a tomar esa decisión.

    Naturalmente el azar no existe metafísicamente, ni puede existir una voluntad libre en sentido Kantiano o sea capaz de sustraerse al acotencer causal, aunque la voluntad de un hombre está naturalmente condicionada por los hechos de la realidad que tiene que enfrentar y el conocimiento adquirido del que dispone, naturalmente el hombre no puede conocer el futuro porque este aún no se ha producido, pero lo que si se puede saber es que las cosas que serán serán como digo Aristóteles, ahora bien, el futuro depende de los hechos mecánicos que el hombre no puede cambiar, y del conocimiento de que disponga para actuar volitivamente en un sentido o en otro.

    La causalidad no niega la libertad pero tampoco nos aboca a un determinismo fatalista que niegue la voluntad, naturalmente la voluntad viene determinada por los conocimientos que uno tenga para reaccionar a los hechos que se presenten.

    Lo que ocurre es que el ser humano puede modificar cursos causales en base a su conocimiento y entonces este puede hacer que se produzcan nuevos hechos causales que no se producirían si su decisión fuese diferente, ahora bien, para que ocurriera lo que dice Adán de que pudieramos saber todo lo que va a acontecer tendriamos que saber cual va ser la voluntad y la capacidad de conocimiento que los seres humanos van a tener, teniendo en cuenta que los hechos de la naturaleza son lo que son y ocurren como van a ser, si existe incertidumbre en el futuro es porque no podemos saber que conocimiento van a tener cada persona para actuar en un sentido o en otro, y por otra parte, pese a que una persona tenga un conocimiento causal concreto esta persona en una circunstancia causal concreta puede cometer un error de conocimiento, las variables son tan grandes que podemos decir que el futuro no puede conocerse, pero este futuro puede ser de muchísimas formas según la voluntad de las personas, por ejemplo, es evidente que el futuro será diferente si la gente adopta objetivismo como filosofía de vida o adopta el comunismo o la religión en su totalidad, naturalmente eso no quiere decir que haya sitio para el azar, porque puede decirse que las cosas dependen de cursos causales anteriores que van a ser que una persona decida en función de ese conocimiento, pero naturalmente teniendo presente eso cada persona es libre para actuar valorando las circunstancias de un modo u otro. Las acciones son causadas y libres a la vez.

  • omingod says:

    Miguel, muy bien entendido y explicado.

  • omingod says:

    “¿La identidad *presupone* la causalidad?” Quien entiende los conceptos metafísicos de Objetivismo nunca dirá nada parecido, es una contradicción demasiado obvia.

  • Michèlle says:

    No hay equivalencia entre identidad y causalidad. El principio de causalidad se puede enunciar como “no hay efecto sin causa” y “las mismas causas producen los mismos efectos”.

    Si dos neutrones se encuentran cerca, la existencia de cada uno es de algún modo percibida por el otro y el efecto es que se aproximan. Si se tratara de un neutrón y de un protón el resultado sería parecido; el hecho de que el protón tenga una carga positiva no parece ser percibido por el neutrón, en todo caso no produce ningún efecto. Distinto sería con dos protones, ahora además de la atracción de sus masas se produciría como efecto la repulsión por sus cargas, que sí perciben.

    Me doy cuenta de que estoy utilizando expresiones con un evidente sentido antropocéntrico. Digo que un neutrón “percibe” la existencia del otro, y dicho así tendría que atribuirle también “consciencia” en consonancia con la definición estricta. Pero también es verdad que las causas y efectos ocurren aunque ninguna persona se dé cuenta, sin nadie que perciba la “identidad” de los elementos que intervienen, y aquí ya parece excesivo atribuir al neutrón que haya identificado al otro como tal, aunque no parezca distinguirlo de un protón. Quizá sería más adecuado emplear otras expresiones. Digamos que el neutrón “es sensible a” la presencia de otras partículas, o a ciertas de sus características, o que tiene la propiedad de “responder a” determinados fenómenos según reglas que podríamos descubrir.

    Pero hay que evitar los razonamientos circulares. Sólo una vez que hayamos determinado cómo responde una entidad a los estímulos vamos a poder reconocerla como tal, como diferente a las demás entidades, porque esa identificación la haremos precisamente por los efectos que podamos observar. Y es porque postulamos que las mismas causas tienen que producir los mismos efectos, es decir, porque suponemos de partida el principio de causalidad, que podemos llegar a identificar algo que percibimos. No hay pues equivalencia sino dependencia entre identidad y causalidad. La identidad presupone la causalidad, y sólo con esta y usando nuestra capacidad conceptual podemos asignar la identidad a partir la existencia.

  • Bbb says:

    ¿Y el analisis de una accion no procede de sus resultados?
    Con estos axiomas podemos dar perfectamente the phenomenological turn, donde la naturaleza de las entidades es lo que nosotros podemos percibir de esas entidades o lo que esas entidades representan respecto a otras pero no en si mismas.

    Como dice la canción “yo soy rebelde porque el mundo me hizo así”

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *

 caracteres disponibles; mensaje será revisado por administrador

Previous Post
«
Next Post
»