Objetivismo.org

El único antídoto contra las pesadillas

El mundo entero está despertando de una pesadilla que ha durado cuatro años. El líder del país más poderoso de la Tierra, el exitoso hombre de negocios que supuestamente iba a “drenar el pantano” político en Washington, ha sido derrotado. El mundo está celebrando poder despertar cada día sin leer el último tweet del presidente americano con una nueva veleidad o un nuevo ataque al individuo, a la institución o al país de turno. Menos para los acérrimos defensores de Trump, la pesadilla parece haber terminado.

El legado de Donald Trump ha sido dividir al pueblo americano, enemistar a sus aliados, ignorar una crisis sanitaria, y dejar al país al borde de una bancarrota económica y moral.

El legado de Donald Trump —un narcisista caprichoso y un mentiroso patológico— ha sido dividir al pueblo americano, enemistar a sus aliados, ignorar una crisis sanitaria que ya ha causado cientos de miles de muertos, y dejar al país al borde de una bancarrota económica y moral. Consistente en su inconsistencia, Trump se dedica a jugar al golf, insistiendo en que él no ha perdido ni puede perder, evadiendo la realidad, y rompiendo una elegante y práctica tradición que supondría reconocer su derrota y colaborar para que haya una transición pacífica de poderes.

Pero la angustia, la ansiedad y el terror no acabarán con el próximo presidente. Sabemos que Joe Biden abordará la pandemia del COVID-19 de forma seria por primera vez, pero también sabemos que él no va a resolver los problemas económicos y sociales del país. La plataforma demócrata es abiertamente socialista, y está claro adónde llevan esas ideas: más impuestos, más deuda soberana, más controles en la economía, más pobreza… y menos progreso. La actitud del partido demócrata es: el capitalismo tuvo su oportunidad con Trump, y ha fracasado estrepitosamente; es hora de volver al socialismo.

La actitud del partido demócrata es: el capitalismo tuvo su oportunidad con Trump, y ha fracasado estrepitosamente; es hora de volver al socialismo.

Independientemente de los daños que el partido demócrata y su extrema izquierda puedan causar, la elección de Biden puede servir como un compás de espera que le permita al partido republicano reorganizarse bajo un nuevo líder y volver a adoptar los principios de los Padres Fundadores. Si el Senado sigue bajo control republicano, los daños tal vez puedan ser mitigados hasta las próximas elecciones presidenciales. Pero la pesadilla continúa.

La única esperanza, el único antídoto para acabar definitivamente con las pesadillas que asolan a los Estados Unidos y al mundo entero, es reconocer que el conflicto no es entre demócratas y republicanos, sino entre las ideas irracionales de esos dos bandos y un conjunto de ideas racionales. Como Ayn Rand certeramente apuntó, el verdadero conflicto es elegir entre individualismo y colectivismo. Los dos partidos pueden parecer diferentes, pero ambos son colectivistas, ambos promueven la intromisión del gobierno en la economía y en las vidas de sus ciudadanos, ambos están aumentando la deuda pública, ambos pretenden controlar industrias enteras apelando a excusas de desigualdad o de ecología o del “bien común”.

La única esperanza, es reconocer que el conflicto no es entre demócratas y republicanos, sino entre las ideas irracionales de esos dos bandos y un conjunto de ideas racionales.

El único antídoto a largo plazo es adoptar un sistema de capitalismo laissez-faire, un sistema en el que la única función del gobierno sea proteger los derechos individuales de sus ciudadanos. Es el sistema, por cierto, que en la medida en que ha sido adoptado es el que le ha permitido a la humanidad progresar como lo ha hecho.

Pero un sistema social no es el punto de partida, es una conclusión lógica derivada de toda una filosofía racional. Dice Ayn Rand: “No soy principalmente un paladín del capitalismo, sino del egoísmo; y no soy principalmente un paladín del egoísmo, sino de la razón. Si uno acepta la supremacía de la razón y la aplica consistentemente, todo el resto sigue”.

Sabremos que estamos despertando de la pesadilla cuando elijamos a políticos que realmente entiendan las necesidades metafísicas del hombre, cuando acepten que todas las formas de riqueza son producidas por la mente y el trabajo del hombre, que la libertad es necesaria para que funcione la mente, que el hombre que produce mientras otros disponen de lo que produce es un esclavo…, y cuando su vocabulario incluya el concepto de derechos individuales.

Estamos lejos de llegar a ese punto, pero seamos optimistas: sabemos que esa filosofía existe, sólo falta que sea debidamente comprendida y aplicada.

# # #

Publicado en noviembre del 2020 por Objetivismo Internacional

# # #


 

0 0 votes
Article Rating
Suscríbete
Informarme de
guest
1 Comment
más votados
más recientes más antiguos
Inline Feedbacks
View all comments
pedro jose
pedro jose

quien vive de iluciones muere de desengaños. la realidad es que biden es un candidato con un historial muy deplorable y trump todo lo que se le ha querido vincular el partido democrata a quedado sin ninguna prueba.

Ayn Rand

Si una vida pudiera tener un tema central, y creo que toda vida que vale lo tiene, el mío sería una religión, una obsesión o una manía, o todo ello expresado en una palabra: individualismo. Nací con esa obsesión y nunca he visto ni conozco hasta el momento una causa más válida, incomprendida, aparentemente desesperada y trágicamente necesitada.

Glosario

Objetivismo por temas

Objetivismo en Facebook

La maldad del altruismo — por Ayn Rand

Objetivismo explicado en 2 minutos

Más visitadas

1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x