Llora por mí, Argentina

Archivado en: , , , 9 Comentarios

 

Quien ignora el pasado está condenado a repetirlo: de potencia mundial a paria en unas pocas décadas.

(republicado con motivo de las elecciones presidenciales en Argentina del 22 de noviembre del 2015).

Quizás hace cien años algún idealista mal informado pudiese ser disculpado por imaginar que el socialismo podría llegar a ser el sistema ideal. Después de los desastres económicos, la destrucción y la muerte de millones de personas que esa ideología nos trajo durante el siglo XX, ya nadie tiene más excusa. Los políticos de hoy son culpables de mucho más que una estupidez arrogante, son culpables de esclavizar a generaciones futuras y condenarlos a la pobreza y la miseria. Los políticos habrán desaparecido de la faz de la tierra cuando todo estalle, estarán tan muertos y fríos como Juan Perón cuando a nuestros hijos y nietos les toque pagar por su ciega arrogancia.

Hace 100 años Argentina era uno de los países más ricos del mundo. Mientras que el poderío marítimo y su extenso imperio habían llevado a Gran Bretaña a una posición dominante entre las naciones industrializadas, sólo Estados Unidos y Argentina pugnaban por ser la segunda economía más poderosa del mundo.

Argentina había sido bendecida con abundante agricultura, vastas extensiones de tierra fértil cruzada por ríos navegables, y un sistema de puertos de mar muy accesibles. Su nivel de industrialización era más alto que el de muchos países europeos en esa época: ferrocarriles, automóviles y teléfonos eran la norma.

El inicio del desastre

Justamente hace cien años, en 1916, fue elegido un nuevo presidente, Hipólito Irigoyen, que había formado un partido llamado Los Radicales bajo un lema de «cambio fundamental», con un llamamiento a la clase media.

Entre los cambios propuestos por Irigoyen: seguros de pensiones obligatorios, seguro de salud obligatorio, y subsidios para la construcción de viviendas para personas de bajos ingresos con el fin de estimular la economía. En suma, el Estado comenzó a asumir control económico de gran parte de las operaciones del país y a recaudar nuevos impuestos sobre los salarios del pueblo para financiar sus planes.

Con el creciente flujo de fondos hacia estos programas de subsidios, las dádivas del gobierno pronto se hicieron excesivamente generosas; en poco tiempo sus gastos superaron el valor de los impuestos de los contribuyentes. De esa forma, rápidamente empezaron a faltar fondos – nada diferente de lo que ocurre con programas gubernamentales de Seguridad Social o Asistencia Médica en todo el mundo.

Intervencionismo institucionalizado

La sentencia de muerte para la economía argentina, sin embargo, llegó con la elección de Juan Domingo Perón. Perón había sido educado como fascista, y él y su carismática esposa dirigieron su retórica populista contra los ricos de la nación. Pero rápidamente este grupo inicial de “los ricos” se fue extendiendo hasta abarcar a la mayoría de la clase media que tenía alguna propiedad, y así fue definido el enemigo a ser derrotado y humillado.

Bajo Perón el tamaño de las burocracias gubernamentales explotó con programas masivos de gasto social y el fomento del crecimiento de los sindicatos. Los altos impuestos y la mala gestión económica dejaron su inevitable huella incluso después de que Perón fuera destituido de su cargo, pero la retórica populista y el «desprecio por la realidad económica» continuó. El gobierno federal de la Argentina siguió gastando mucho más allá de sus medios.

La hiperinflación estalló en 1989, la etapa final de un proceso caracterizado por «el proteccionismo industrial, la redistribución de la renta basada en aumentos de salarios, y la creciente intervención estatal en la economía …».

La práctica del gobierno argentino de imprimir dinero para pagar sus deudas públicas destruyó la economía. La inflación alcanzó un 3000%, con reminiscencias de la República de Weimar en Alemania varias décadas antes. Los disturbios por conseguir alimentos se hicieron frecuentes; tiendas fueron saqueadas; el país se sumió en el caos.

Controles generan más controles

En 1994, las pensiones públicas de Argentina – su sistema de Seguridad Social – se auto-destruyó. El impuesto sobre la nómina había aumentado del 5 al 26%, pero eso no había sido suficiente; además, el gobierno había instituido un impuesto al valor agregado (IVA), nuevos impuestos sobre la renta, un impuesto personal sobre la riqueza y los ingresos adicionales basados en la venta de empresas públicas. Todo esto aniquiló al sector privado, dañando aún más la economía.

Hubo una tentativa «privatización» controlada por el gobierno para rescatar las pensiones de los ancianos, pero en 2001 el gobierno también se había embolsado esos fondos, sustituyendo el dinero por bonos del gobierno Argentino – bonos sin fondos respaldados por un gobierno en bancarrota. En 2002 la irresponsabilidad fiscal del gobierno provocó una crisis económica nacional tan grave como la Gran Depresión en los Estados Unidos. Y lo peor es que son «incapaces» de aprender: el gobierno actual de Kirchner sigue por el mismo camino y no tiene problema con el saqueo a la vista de todos.

Pues sí. Hemos visto esta película antes. Los planes populistas de los políticos NUNCA funcionan – no sólo porque el poder corrompe y lleva a la quiebra todo lo que el gobierno toca, sino porque el uso de la fuerza paraliza las mentes productivas y con ello la creatividad, la producción, el desarrollo, el empleo. Para quienes quieran escuchar, la historia nos está diciendo a gritos y una y otra vez que no podemos aguantar las intervenciones del gobierno en la economía y un gasto público irresponsable. Los controles gubernamentales del gobierno en la banca, la salud, los negocios, en cualquier asunto económico, en cualquier época y en cualquier país, conducen al desastre. Eso es un principio.

Quizás hace cien años algún idealista mal informado pudiese ser disculpado por imaginar que el socialismo podría ser el sistema ideal. Después de los desastres económicos, la destrucción y la muerte de millones de personas que esa ideología nos trajo durante el siglo XX, nadie tiene más excusa. Los políticos de hoy son culpables de mucho más que una estupidez arrogante, son culpables de esclavizar a generaciones futuras y condenarlos a la pobreza y la miseria. Los políticos habrán desaparecido de la faz de la tierra cuando todo estalle, estarán tan muertos y fríos como Juan Perón cuando a nuestros hijos y nietos les toque pagar por su ciega arrogancia.

«Cuando las barbas de tu  vecino veas pelar. . . «

. . . pon las tuyas a remojar». Hay pocas cuestiones tan serias como esta, por las que vale la pena luchar. No es sólo un asunto político, es ante todo un asunto moral. Como dijo Ayn Rand: “El problema básico en el mundo hoy es la elección entre dos principios: Individualismo y Colectivismo”. Sí, los políticos son culpables, pero si les permitimos repetir los fracasos de la historia nosotros también lo somos.

Llora por mí, Argentina. Llora por mí, Brasil. Llora por mí, España. Llora por mí, Estados Unidos. Llora por mí, México. Llora por mí, Venezuela. Llorad por cada uno de nosotros, todos los países con economías mixtas que están aboliendo gradualmente las libertades individuales y encaminándonos al desastre.

# # #

definitivo ebooks 1

 

# # #

Publicado por: noviembre 22, 2015 12:10 am

9 Comentarios

9 Comentarios

9 respuesta a “Llora por mí, Argentina”

  • juan says:

    en cuanto al comentario de guido que le dice falso a «que había muchísimos pobres antes de irigoyen» sin dar razón valida para desmentirlo solo afirmando que en esa época mucha gente venia a argentina y no a otros países la razón se debe a que argentina estaba en proceso de desarrollo agrícola e industria pero sin ser potencia y las ofertas «trabajo digno» ofrecidas por un gobierno represivo y corrupto que fueron solo mentira para obtener mano de obra barata que condeno a muchos de los inmigrantes y trabajadores a vivir en viviendas llamadas «conventillos» o viviendas precarias precarias y a eso yo le llamo corrupción o abuso empresarial por lo que fue lógica las épocas de irigoyen y peron donde las industrias internas tenían ventajas para ,producir y distribuir en el interior e incuso exportar lo que aumento a un mas el flujo de inmigrantes por una economía creciente que se derrumbo en la «época oscura» creada por grupos empresariales corruptos como ocurrió en irán y américa latina

  • Miguel says:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Juan_Bautista_Alberdi

    Estas son las ideas que debe de nuevo recuperar Argentina.

  • Guido says:

    «Antes de Yrigoyen era un pais con muchisimos pobres». FALSO, FALSO, FALSO…POR QUE LA GENTE SE VENIA MASIVAMENTE A VIVIR A LA ARGENTINA ENTONCES ???? POR QUE NO SE FUE A VIVIR A LA RUSIA DE LA «DISTRIBUCION DE LA RIQUEZA» ? O POR QUE NO SE QUEDO EN LA ITALIA FASCISTA, QUE TAMBIEN DISTRIBUIA LA RIQUEZA Y TENIA SU PROPIO MESIAS ???

    Aguardo comentarios…

  • Martin Mumbru says:

    impecable ! admirable leer este tipo de notas !

  • Miguel says:

    «Estas diciendo cualquier cosa en esta nota, que solo tergiversa los hechos historicos economicos argentinos, en la epoca de juan peron argentina se transformo en potencia mundial, antes de la eleccion de hipolito yrigoyen argentina era un pais con muchisimos pobres y una elite dominante, lo que hizo peron fue acercar a las masas trabajadoras la posibilidad de ascenso social, ademas de la posibilidad de poder estudiar gratis.»

    Mira, yo no conozco la historia de Argentina para juzgar qué gobiernos había antes de Perón, pero mira, si por elites dominantes te refieres a que el poder del Estado favorecía que determinados grupos adquirieran riqueza a costa de otros entonces ese gobierno era inmoral, pero el hecho de que un gobierno sea inmoral no convierte en moral al gobierno que le sucede y si Perón resulta que usó el poder coactivo del Estado para expropiar a las personas, para saquearlas a base de impuestos para que otros estudiaran entonces es inmoral. Tu mismo has dicho que la gente podía estudiar gratis, pues no señor, eso es mentira, gratis significa en términos económicos que un recurso existe en mayor cantidad que todas las necesidades potenciales que ese recurso puede satisfacer, por ejemplo, el aire puede decirse que es gratuito ya que existe mayor cantidad de aire que las necesidades potenciales de toda la humanidad, pero la educación y la enseñanza es un recurso escaso y buena prueba de ello era que todo el mundo no podía permitírselo y si le quitas la propiedad a unos para que otros estudien eso no supone que los que estudian lo hagan gratis, no señor, lo único que hacen es transferir la carga de pagarlo a otros que habrán pagado con su trabajo no recompensado, es decir, para que unos estudiasen sin pagar otros tendrían que ser esclavizados por el Estado para pagar, y en este caso, quienes son los que pagan, pues pagan todas las personas que trabajen porque su dinero le es arrebatado vía impuestos, y los inversores extranjeros que le prestaron su dinero a Argentina y esta por medio de políticas inflacionarias auspiciadas por el poder político ,como ocurre en todos los países semilibres hoy día, resulta que le devolvieron los préstamos en menor cuantía ya que suspendieron unilateralmente pagos con el fin de forzar a que los acreedores renunciasen parcialmente al cobro de sus deudas y se les forzó a recibir sus créditos en una moneda devaluada por la inflación que equivale en la práctica a un impago parcial de la deuda.

    Y la pregunta que yo le haría a ese señor es, ¿ Tiene alguien el derecho a influir por la fuerza en la vida, la libertad y el trabajo de otro para mantener a otras personas incapaces?, En otras palabras, ¿ Los seres humanos viven para sí mismos o tienen que existir para satisfacer las necesidades de los demás?.

    Amigo mira la riqueza de una persona y pregúntate si esa persona la ha obtenido violentamente o bien la ha obtenido en base a su propio trabajo o al trabajo voluntario de otros, es decir, si se ha enriquecido por la fuerza o por medio de intercambios comerciales voluntarios.

    » das de un estandarte fundamental en la historia economica argentina y es el golpe de estado de 1976 que hizo crecer la deuda externa argentina en porcentajes incalculables, redujo el intervencionismo y proteccionismo estatal lo que provoco la caida y cierre de las industrias locales que no podian competir con los productos importados, la aplicacion de teorias neoliberales que dispararon los niveles de inflacion haciendo disminuir el poder adquisitivo de la clase media, la desregulacion de la economia, y el disparo de los niveles de desempleo y lo peor de todo es que ni siquiera citas las fuentes de lo que pones.»

    Mira, te rebatiré en términos económicos, y te explicaré porqué la desregulación no puede generar inflación.

    Verás desregular significa que cada persona es libre para comerciar con quien estime oportuno sin que exista coacción o violencia por parte de nadie, quiere decir que toda persona retiene la riqueza que ha sido capaz de producir o de ganar por medio de intercambios voluntarios recíprocos y mutuamente provechosos.

    Dices que la industria local argentina no podía competir con el exterior porque los precios eran más baratos los del exterior respecto los de las industrias locales.

    Bien, concedamos que es así, que las industrias locales fueron desplazadas porque eran incapaces de competir por ser superior la habilidad productiva de los extranjeros.

    Pero aquí olvidas parte de la realidad, olvidas que los argentinos en su faceta de consumidores obtuvieron los mismos productos a un menor coste, es decir, para obtener digamos una cantidad X de producto, los argentinos bajo las industrias locales tenían que entregar digamos una cantidad Y de sus recursos, pero cuando las industrias extranjeras pudieron libremente ofrecer sus productos a los argentinos para su compra por estos, ya los argentinos tuvieron por la cantidad Y recibieron la cantidad 2X, es decir, que por el mismo esfuerzo los argentinos obtuvieron mayor cantidad de productos y por ende su nivel de vida debió de crecer, tú al exponer ese argumento estás diciendo que los argentinos tenían que ser forzados a adquirir productos de peor calidad o en menor cantidad a un mayor precio por la fuerza del Estado.

    Ahora bien, quiere decir eso que el Estado tiene que favorecer a las industrias extranjeras, rotundamente NO NO NO NO NO, el Estado tiene que limitarse a ser un mero policía que simplemente evite la violencia o el fraude entre las personas, y el Estado argentino tenía que haber mantenido solo a la policía para proteger de los robos, asaltos violentos, estafas, asesinatos etc a los ciudadanos, el ejército para proteger a los ciudadanos de invasores extranjeros y los Tribunales para garantizar el cumplimiento de contratos voluntarios, y no intervenir manejando como un peon la vida y las propiedades de unos y de otros.

    En cuanto a la inflación esta se produce por la pérduda del poder adquisitivo del dinero motivada porque el Estado obliga a los ciudadanos a aceptar como medio de pago una moneda cuyo valor decretan los políticos de turno, en vez de dejar que los ciudadanos escojan la moneda que ellos quieran para realizar sus transacciones comerciales, por ejemplo, el Oro si es que así a cada ciudadano individual le conviene.

    Por tanto, la inflación solo es posible por la intervención del Estado en las operaciones financieras y monetarias, ya que si una moneda pierde su valor la gente es libre en un mercado libre para rechazarla y expulsarla y nadie tendría poder para imponerle a otro una mercancía como es el dinero devaluada, en cambio, el Estado sí puede ya que no puedes negarte a usar su moneda.

    El neoliberalismo como tu lo llamas no permite que exista moneda decretada por el Estado y como en argentina y en los demás estados del mundo no existe libertad de elección de moneda en argentina jamás se aplicó el neoliberalismo que en realidad sería capitalismo, lo de neo es un absurdo que no significa nada, porque neoliberalismo sería aplicar de nuevo el capitalismo aplicado en el siglo XIX pero totalmente.

  • CARLOS says:

    Excelente síntesis de la decadencia argentina. La mayoría del país, sigue sin verlo, lástima que caemos todos, pero tarde se darán cuenta que son unos descerebrados.

  • Guillermo says:

    Argentina está destruida por el intervencionismo estatal, por los corruptos políticos y los patoteros peronistas, tanto desde el sindicalismo como desde el Gobierno. El «neoliberalismo» es una definición estúpida impuesta por los enemigos de la libertad, del liberalismo. Decir que Menem era un «liberal» es una gran mentira. Menem era PERONISTA, por lo tanto, con genes patoteros y corruptos. Lo que hizo en su Gobierno fue populismo y mercantilismo, no liberalismo.

  • enrique says:

    Extraordinario artículo. No me podrian conseguir el video del mismo yo lo tenia pero se me estropeo el disco duro.Muchas Gracias ! ! !

  • nobbon says:

    estas diciendo cualquier cosa en esta nota, que solo tergiversa los hechos historicos economicos argentinos, en la epoca de juan peron argentina se transformo en potencia mundial, antes de la eleccion de hipolito yrigoyen argentina era un pais con muchisimos pobres y una elite dominante, lo que hizo peron fue acercar a las masas trabajadoras la posibilidad de ascenso social, ademas de la posibilidad de poder estudiar gratis.
    te olvidas de un estandarte fundamental en la historia economica argentina y es el golpe de estado de 1976 que hizo crecer la deuda externa argentina en porcentajes incalculables, redujo el intervencionismo y proteccionismo estatal lo que provoco la caida y cierre de las industrias locales que no podian competir con los productos importados, la aplicacion de teorias neoliberales que dispararon los niveles de inflacion haciendo disminuir el poder adquisitivo de la clase media, la desregulacion de la economia, y el disparo de los niveles de desempleo y lo peor de todo es que ni siquiera citas las fuentes de lo que pones,

    yo a esto lo saque de libros de historia argentina, buscalo y vas a ver lo equivocado que estas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post
«
Next Post
»