Objetivismo.org

Libertad para luchar contra enfermedades infecciosas

Reconozcámoslo. La respuesta del gobierno americano a la Covid-19 ha sido un desastre. ¿De quién es la culpa? Si le preguntas al columnista del New York Times Paul Krugman, es de Donald Trump y…, ¡espera!… de Ayn Rand.

La primera afirmación de Krugman es verdad. La segunda es una difamación, la cual no valdría la pena abordar en detalle si no fuese por el hecho de que esa difamación pone vidas en peligro.

Reconozcámoslo. La respuesta del gobierno americano a la Covid-19 ha sido un desastre.

Como todo el mundo sabe, la administración Trump inicialmente ignoró la amenaza; luego, consciente de la gravedad de la amenaza, le quitó importancia deliberadamente, apartó a un lado al Center for Disease Control, y dejó a la nación confiando desesperadamente en que de alguna forma el virus, en palabras del presidente, “desaparezca milagrosamente”. A pesar de las protestas de Trump diciendo lo contrario, él y su administración tienen una enorme responsabilidad.

Pero, ¿cuál es la culpa de Rand? Aparentemente, ella les ha transmitido a los americanos “un malentendido de lo que es la libertad”. Originalmente titulada “¿Cuántos americanos matará Ayn Rand?”, la columna de Krugman tiene como subtítulo: “Libertad no significa libertad para infectar a otras personas”.

Como si Rand alguna vez hubiese dicho o insinuado eso.

Esto es lo que Rand de hecho respondió en 1962, cuando le preguntaron cuál es el papel del gobierno cuando hay enfermedades infecciosas. “Si alguien tiene una enfermedad contagiosa… contra la cual no hay inoculación, entonces el gobierno tiene derecho a poner a esa persona en cuarentena”. Pero “antes de que el gobierno pueda actuar válidamente, debe haber una demostración objetiva de un peligro físico real. Poner en cuarentena a personas que están enfermas no es una violación de sus derechos; simplemente les impide hacerles daño físico a otras”.

Krugman está insinuando que la fallida respuesta de Estados Unidos proviene de estar demasiado centrados en la libertad individual. Eso es perverso. Hemos fallado porque hemos abandonado el ideal político americano de libertad.

Pero dejemos de lado la vergonzosa tergiversación de Krugman sobre el punto de vista de Rand, para centrarnos en su tema más amplio. Krugman está insinuando que la fallida respuesta de Estados Unidos proviene de estar demasiado centrados en la libertad individual. Eso es perverso. Hemos fallado porque hemos abandonado el ideal político americano de libertad.

Precisamente porque tú no tienes derecho a infectar a otros con una enfermedad como la Covid-19, los gobiernos federal y estatal deberían haberse centrado y concentrado en los portadores de Covid-19. No deberían haber privado a los residentes de Estados enteros de la libertad de moverse y trabajar, y luego repartir billones de dólares en un intento inútil de reparar el daño que sus confinamientos estaban causando. En vez de eso, deberían haberse centrado en detectar y en poner en cuarentena a los individuos que estaban propagando la enfermedad. Y a través de algún tipo de rastreo de contactos, deberían haber alertado a las víctimas potenciales que podrían haber contraído Covid-19.

En una sociedad libre, ese es el papel del gobierno para combatir enfermedades infecciosas. Ese es el enfoque que planeó el gobierno de Taiwán, con la ayuda de expertos estadounidenses, y que el país implementó rápidamente, a la primera señal del surgimiento del SARS-CoV-2. Los resultados son espectaculares. Al 30 de octubre, Taiwán reporta 554 casos y 7 muertes [datos actualizados en el enlace].

Por supuesto, para detectar y aislar a los portadores de Covid-19, el gobierno de una sociedad libre debe comprar tests y aplicar medidas de cuarentena. Pero aparte de eso, no tiene ningún papel excepto un papel negativo: dejarnos libres.

Eso significa que la creación, la fabricación y la venta de tests no debería haber sido controlada por el gobierno. Si no lo hubiera sido, el espíritu emprendedor y la perspicacia comercial de los laboratorios privados y de las empresas farmacéuticas y tecnológicas de Estados Unidos habrían desencadenado un torrente de productos innovadores. ¿Alguien duda de que la respuesta de Estados Unidos habría eclipsado la respuesta del sector privado de Corea del Sur? Imagina el dinero que las ligas deportivas, los parques temáticos y las cadenas hoteleras habrían invertido en desarrollar y en implementar tests de resultados rápidos, si eso les hubiese permitido permanecer abiertos.

Más en general, los médicos, los hospitales y las compañías farmacéuticas no se habrían encontrado con la FDA (Food and Drug Administration) ni con otros controles gubernamentales que, en el mejor de los casos, obstaculizan su capacidad para experimentar y desarrollar tratamientos lo más rápidamente posible.

Y quizá más importante aún, las empresas y los individuos, en vez de verse obligados a refugiarse en su sitio, habrían tenido libertad para evaluar los riesgos, implementar las salvaguardias que ellos consideraran necesarias (como el distanciamiento social y el uso de mascarillas), y continuar produciendo y viviendo de la mejor forma posible ante el nuevo virus.

Poner en cuarentena a personas que están enfermas no es una violación de sus derechos; simplemente les impide hacerles daño físico a otras.

Algunos de nosotros, por ejemplo, podemos haber optado por distanciarnos socialmente hasta el punto de trabajar desde casa y no salir a menos que sea absolutamente necesario, mientras que otros pueden haber decidido que sí tenían que ir al trabajo, pero que por lo demás se quedarían en casa.

Necesitamos libertad, en parte, porque no hay dos individuos ni dos circunstancias de vida que sean iguales. Las pautas de la CDC de 2017 para una pandemia de influenza tan grave incluso como la de 1918 contienen medidas que son en su mayor parte voluntarias, y esas medidas deberían haber servido de modelo para la pandemia de Covid-19.

El resultado probable habría sido que los más vulnerables a la Covid-19, con la ayuda de sus seres queridos y de empresas a las que dejaran libertad para funcionar, habrían implementado importantes contramedidas, y los menos vulnerables habrían vivido vidas más cercanas a lo normal.

El resultado neto de gobierno centrado y concentrado en tests, en aislar y en rastrear contactos, y de ciudadanos libres para poder implementar las mejores contramedidas que pudiéramos descubrir e inventar, eso habría causado mucha menos devastación económica y muchas menos pérdidas de vidas.

He escrito un extenso artículo, “Un enfoque a favor de la libertad para las enfermedades infecciosas”, basado en la concepción de libertad de Rand, en el que exploro en mayor detalle esos temas y otros, como la capacidad hospitalaria en un sistema de atención médica controlado por el gobierno. Krugman debería haber leído ese artículo antes de publicar su difamación.

Pues el hecho es que los americanos no están muriendo a miles en esta pandemia por estar demasiado centrados en la libertad. Estamos muriendo a miles debido a gente como Trump, que evadieron la amenaza, y de gente como Krugman, que repetidamente nos instan a abrazar la idea de que el así llamado bien común es superior a la libertad individual.

# # #

Por Onkar Ghate, publicado en New Ideal el 20 de noviembre de 2020.

Traducido y publicado por Objetivismo.org con permiso del autor.

Onkar Ghate, Doctor en filosofía, es miembro senior y director de contenido en el  Ayn Rand Institute. Autor colaborador de muchos libros sobre las ideas y la filosofía de Rand, es editor senior de New Ideal.

# # #


 

0 0 vote
Article Rating
Suscríbete
Informarme de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Ayn Rand

El amor es una respuesta a los valores. Es del Sentido de Vida de otra persona de lo que uno se enamora – de esa suma esencial, la actitud fundamental o forma de encarar la existencia, que es la esencia de una personalidad.

Glosario

Objetivismo por temas

Objetivismo en Facebook

Los socialistas prefieren el coronavirus al cambio climático

Objetivismo explicado en 2 minutos

Más visitadas

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x