Objetivismo.org

Iron Man 2 (Película)

 En defensa de los hombres de negocios y del poder de la mente.

… Una gran película, intrigante y entretenida, con su brújula moral firmemente fijada – de forma excepcionalmente rara – en favor del individuo y sus derechos de propiedad, y de la inmensa capacidad de la mente humana.

…En la brillante novela La Rebelión de Atlas, empresarios creativos son asediados por enemigos empeñados en destruirlos para apoderarse de lo que aquellos habían producido. Entre los muchos logros de este best-seller de Ayn Rand está su original y magnífica defensa moral de los empresarios, de los hombres de negocios – de todos los que crean las ideas, los productos y la enorme riqueza que mejora nuestras vidas. Iron Man 2 también empieza con la defensa de los hombres de negocios. El multimillonario Tony Stark está prestando declaración ante el Senado de los EE.UU. para defender por qué debería mantener la propiedad del traje de Iron Man que él ha inventado (pero no para que le agradezcan el haber liberado al mundo de la guerra, como había hecho seis meses en la primera película de la serie). Mientras que la mayoría de las películas por desgracia exaltan la abnegación del altruismo como algo noble, Iron Man 2 no. En respuesta a las exigencias que le hacen, Stark dice: «¿Queréis mi propiedad? No podéis tenerla. Pero os he hecho un gran favor: he conseguido privatizar la paz mundial. Entregar el traje de Iron Man sería entregarme a mí mismo, lo que equivaldría a una vil servidumbre».

Esta defensa del individuo, hecha sin culpa y sin tapujos, es clara y conmovedora.
Y aparte de eso, ¿es una película que valga la pena ver? Sí, lo es. La trama no es particularmente brillante, pero la película es interesante. Tony Stark debe superar obstáculos y enemigos serios: el «colectivo» (representado por el Senado de los EE.UU.), Iván Vanko (que busca venganza), Justin Hammer (un inepto competidor que quiere sustituir a Stark como el principal proveedor de armas del ejército), y las limitaciones físicas de la batería que lleva en su pecho, que a la vez está manteniéndolo vivo y matándolo rápidamente. Vanko, un físico ruso cuyo carácter se ha endurecido en la cárcel, quiere que Stark muera porque cree, equivocadamente, que el padre de Stark le robó a su padre el invento del reactor de arco que le suministra energía al traje. Vanko cuidadosamente construye su propia versión de la tecnología del reactor de arco en forma de extensiones de sus brazos (como si fueran látigos), y ataca a Stark mientras éste compite en la carrera del Circuito de Mónaco; no lo consigue, y es arrestado.

Hammer le ayuda a Vanko a escapar, y lo contrata para que luche con él contra Stark. La empresa de Hammer no puede replicar el traje de Stark – ni construir nada parecido que funcione – y quiere que Stark muera y que Vanko le construya un traje similar. El conflicto entre Stark y Hammer evoca una situación similar en La Rebelión de Atlas entre el genial magnate del acero Hank Rearden y su inepto competidor Orren Boyle. Boyle no puede superar a Rearden en los negocios, por lo que utiliza enchufes y presión a través de burócratas en Washington para intentar arruinar a Rearden. Del mismo modo, Hammer no puede superar a Stark, y usa el poder de otros hombres para intentar destruirlo. Hammer no cuenta con que Vanko es más listo que él y no va a honrar su acuerdo de lealtad. La rabia de Vanko y su odio centrado en Stark no es lo que Hammer esperaba, y Vanko simplemente se aprovecha del dinero y del laboratorio de Hammer para inventar un ejército de trajes como los de Iron Man y atacar a Stark. Y mientras todo esto sucede, el gobierno de EE.UU. se apodera de uno de los trajes de Iron Man de Stark a través de uno de sus mejores amigos.Mientras sus enemigos le atacan, Stark se siente amenazado por lo que se da cuenta que puede ser su muerte inminente: la defectuosa batería que lleva en el pecho muestra que su tiempo se está acabando, pero él consigue mantener ese secreto a pesar de sentirse cada vez más indefenso. Como cualquier hombre que crea algo magnífico de lo que está orgulloso, quiere dejarlo en buenas manos, y nombra Presidente de la empresa a Pepper Potts, su asistente de mucho tiempo, quien se muestra a la vez sorprendida y honrada.

En reminiscencias de su infancia y de su relación con un padre frío e indiferente, Stark trata de descubrir alguna idea – algo, cualquier cosa – que le mantenga con vida. Y como él es realmente un genio de recursos ilimitados, ¿por qué no descubrir la existencia de un nuevo elemento para alimentar la batería? Se encierra en su laboratorio y eso es exactamente lo que consigue.

Al final, como en todas las historias heroicas buenas, Stark consigue mantener su propiedad y salvarse de Vanko, de Hammer, del colectivo y de la batería letal. Y lo consigue mediante un compromiso constante con una actividad esencial: pensar.

Hay partes de Iron Man 2 que son mediocres, y personajes y sub-tramas que son superfluos. Y cuando finalmente Stark tiene tiempo de besar a Pepper Potts y mostrar sus sentimientos románticos hacia ella, no hay nada particularmente heroico ni extraordinario en ello. Sin embargo, esta es una gran película, intrigante y entretenida, con su brújula moral firmemente fijada – de forma excepcionalmente rara – en favor del individuo y sus derechos de propiedad, y de la inmensa capacidad de la mente humana.

Ah … … y no hay que salir hasta que todos los créditos hayan pasado.

# # #

avatar
3 Hilo de comentarios
0 Hilo de respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Hilo con más emociones
2 Autores de comentarios
laerafrikiOmar Autores de comentarios recientes
  Suscríbete  
Informarme de
laerafriki

A mi me encantó! creo que la saga está super chula y Stark es el más «humano» de todos y es normal que se raye con su vida personal a veces.

Omar
Omar

Hola, solo una cosa. ¿Podrías darme el nombre de películas o libros con personajes similares? Claro, sin contar los libros de Ayn Rand.

Ayn Rand

No es en el propio interés racional de un hombre el engañar a sus clientes. Cuanto más competente es un hombre, más capaz es de planificar a largo plazo. Un empresario competente no está en el negocio de hacer una fortuna rápida y salir corriendo; su objetivo no es engañar a sus clientes una vez y luego desaparecer. Él sabe que es en su propio interés racional y práctico el hacer lo mejor que pueda económicamente: crear el mejor producto posible y venderlo al precio más bajo posible.

Objetivismo por temas

Glosario

Objetivismo en Facebook

Qué significa que la vida tenga sentido

Objetivismo explicado en 2 minutos

Más visitadas