Los Diez Mandamientos vs. América

Archivado en: , , , 5 Comentarios

 

“Si yo hablara vuestro tipo de lenguaje, diría que el único mandamiento moral del hombre es: Pensarás. Pero un “mandamiento moral” es una contradicción. Lo moral es lo escogido, no lo forzado; lo comprendido, no lo obedecido. Lo moral es lo racional, y la razón no acepta mandamientos”. Discurso de Galt (La Rebelión de Atlas).

. . .

¿Qué son los Diez Mandamientos? ¿Cuál es su significado filosófico, y qué tipo de sociedad implican?

Los conservadores religiosos claman que los Diez Mandamientos proporcionaron la base moral sobre la cual se constituyeron los Estados Unidos. Pero, ¿puede eso haber sido posible? Dejemos de lado la pregunta histórica de qué fuentes utilizaron los Padres Fundadores, que eran en su mayoría deístas. La pregunta más básica es: ¿puede una nación de libertad, individualismo y búsqueda de la felicidad estar basada en los Diez Mandamientos?

Démosle un vistazo a los mandamientos. Su gramática varía entre las versiones católica, protestante y judía, pero el contenido es el mismo.

El primer mandamiento es: “Amarás a Dios sobre todas las cosas”.

Siendo el primero, es el fundamental. Su esencia es afirmar que el individuo no es un ser independiente con derecho a vivir su propia vida, sino un vasallo de un Señor invisible. Dice, en efecto, “Yo te poseo; debes obedecerme”.

¿Pueden los Estados Unidos estar basados en eso? ¿Puede una idea tan servil corresponder con lo que América representa: la tierra del individuo libre, independiente, soberano, que existe por su propio beneficio? La pregunta es retórica.

El segundo mandamiento es una extensión del anterior, con contenido específico acerca de no servir a ningún otro dios ni adorar a “imágenes paganas” (ídolos). Las versiones judías y protestantes amenazan a los herejes con castigos contra sus descendientes – el pecado heredado – “transmitiendo la iniquidad de los padres a los hijos, hasta la tercera y cuarta generación…”.

Esta concepción primitiva de la ley y la moralidad contradice flagrantemente los valores americanos. La culpa heredada es un concepto imposible y degradante. ¿Cómo puedes ser culpable de algo que no hicistes? En términos filosóficos, representa la doctrina del determinismo, la idea de que tus decisiones no cuentan para nada, que factores fuera de tu control gobiernan tu “destino”. Es la negación del libre albedrío y por lo tanto de la responsabilidad personal.

La nación del “self-made man” no puede conciliarse con la horrible noción de que serás castigado por el “pecado” de tu tatarabuelo.

Su numeración varía entre las diferentes versiones, pero los siguientes dos o tres mandamientos prohíben tomar el nombre de Dios “en vano”, y ordenan dedicar un día especial (el sábado para los judíos, el domingo para los católicos, etc.) para alabarlo.

En suma, el primer grupo de mandamientos te manda reverenciar, adular, humillarte y obedecer. Esto es imposible de reconciliar con el concepto americano de un individuo que depende de sí mismo y es dueño de sí mismo.

El mandamiento de en medio, “Honrarás a tu padre y a tu madre”, es manifiestamente injusto. La justicia exige que honres a quienes merecen honor, el cual se han ganado por sus decisiones y acciones. Tu padre y tu madre concretamente pueden merecerse tu honor, o no – esto te corresponde juzgarlo a ti, en base a cómo te hayan tratado y a una evaluación racional de su carácter moral.

Exigir que la hija de Stalin honre a Stalin no sólo es obsceno, sino que también demuestra la demanda de irracionalidad que hay implícita en el primer grupo de mandamientos. Se te ordena, no que pienses o juzgues, sino que eches por la borda tu razón y simplemente obedezcas.

El segundo grupo de mandamientos no es objetable, pero es común a virtualmente cualquier sociedad organizada: mandamientos contra el asesinato, el robo, la mentira y demás. Pero lo que sí es objetable es la noción que no existe ningún fundamento racional – o sea, basado en la realidad – para rechazar el comportamiento criminal, que sólo el incuestionable decreto de un Castigador sobrenatural es lo que hace que actos como el robo o el asesinato sean malos.

La filosofía básica de los Diez Mandamientos es el polo opuesto de la filosofía que cimienta el ideal americano de una sociedad libre. La libertad requiere:

– una Metafísica de lo natural – no de lo sobrenatural; de libre albedrío – no de determinismo; de la realidad primaria del individuo, no de la tribu o la familia;

– una Epistemología de pensamiento individual, aplicando una lógica estricta, basada en la percepción de la realidad, no en la obediencia y el dogma;

– una Ética de interés propio racional para lograr los valores escogidos, con el objetivo de la felicidad individual en esta tierra, no el temeroso, obligado apaciguamiento de un “Dios celoso” que dicta “mandamientos”.

Más que en los Diez Mandamientos, el verdadero fundamento de los valores de los Estados Unidos quedó plasmado en La Rebelión de Atlas, de Ayn Rand:

“Si yo hablara vuestro tipo de lenguaje, diría que el único mandamiento moral del hombre es: Pensarás. Pero un “mandamiento moral” es una contradicción. Lo moral es lo escogido, no lo forzado; lo comprendido, no lo obedecido. Lo moral es lo racional, y la razón no acepta mandamientos”.

# # #

Adaptado de comentarios originales de Harry Binswanger en el 2010.

# # #

definitivo ebooks 1

 

# # #

Publicado por: junio 8, 2012 12:14 am

5 Comentarios

5 Comentarios

5 respuesta a “Los Diez Mandamientos vs. América”

  • AlphaColumbia says:

    En 1800, ante la pujante fuerza e influencia que el clero ejercia sobre el gobierno americano (refiriendome a gobierno como el gobierno de las leyes basadas en la vida, la propiedad, y la libertad exclusivamente) tratando de lograr un estado con una religión oficial, Thomas Jefferson escribió…:

    «Creen que cualquier trozo de poder confiado en mí, será ejercido en oposición a sus confabulaciones. Y creen bien; porque he jurado sobre el altar de Dios hostilidad eterna contra cada forma de tiranía sobre la mente del hombre»

    …me he preguntado muchas veces que habria pasado si Ayn Rand hubiese formado parte de los fundadores de America, como habria influido en los demás.

  • Miguel says:

    «La libertad individual conlleva responsabilidad y está responsabilidad rinde cuentas a Dios y a una sociedad. Si Ayn Rand no comprendió que aún dentro de su cuerpo hubo organismos que no la obedecieron a ella sino a leyes naturales externas, como lo fué su propia muerte,esas verdades debieron obligarla a pensar en el CREADOR de todas las cosas, inclusive, de ella.»

    Aquí comete el autor del comentario Nº 1 dos falacias, una de ellas lógica y la otra una falacia en la descripción de los hechos. La primera falacia lógica consiste en decir que la libertad conlleva una responsabilidad y esa responsabilidad o deber lo es ante la sociedad y ante Dios, eso es un nonsequitur porque de que uno tenga que ser responsable de su libertad no sigue que tenga que pedir permiso a la sociedad o a Dios para vivir, según Dios es un ente fictico y en eso está haciendo una afirmación arbitraria porque parte de la idea de Dios. Segundo: luego el comentarista dice que Ayn Rand no era consciente de su muerte eso es falso como podrá comprobar si se acerca a esta web y pincha en el glosario en «muerte», además el hecho objetivo de la naturaleza de que uno muere no implica que tenga que reconocer un hecho falso para evadir el hecho de que uno muere y se acabó, eso es falsear la realidad para evadir el miedo a perder la vida. Luego además comete la falacia de primacía de la consciencia y de acuerdo global, porque confunde lo metafísico con lo hecho por el hombre y así dice que Ayn Rand tiene que respetar las leyes de la naturaleza igual que las leyes humanas y compara dos situaciones que no son comparables como es la de cruzar por donde a uno le da la gana con el hecho de violar tu mente para introducir a Dios. Y considerar que sin Dios no hay moral es simplemente de nuevo incurrir en la falacia kantiana, Dios no es fundamento de la moral, la moral se fundamenta en el hecho de que uno tiene que preservar su existenca de forma objetiva, es decir, de actuar conforme a lo que su organismo le exige para vivir, y lo que le exige al hombre es usar su mente y su razón para captar la realidad y a partir de los hechos de la realidad, valorarlos y actuar, primero el ser y luego el deber ser como corolario y consecuencia del primero.

    Invito al comentarista Nº 1 a que profundice en Objetivismo y se de cuenta de que la moral no debe fundamentarse en Dios o sea en una premisa arbitraria y errónea por contradictoria en sí misma.

    Por último su tesis de que uno debe hacer como las hormigas revela su poca valoración de sí mismo y de los demás al pedir la debilidad — en forma de humildad — como criterio rector de la existencia humana.

  • Miguel says:

    Adán eres muy mordaz explicando las cosas, es evidente que los Diez Mandamientos están hechos para hacer que la gente no piense y escape de la responsabilidad de vivir su vida y la entregue a esos voceros de Dios.

  • Conrado Marrugo Vélez says:

    La libertad individual conlleva responsabilidad y está responsabilidad rinde cuentas a Dios y a una sociedad. Si Ayn Rand no comprendió que aún dentro de su cuerpo hubo organismos que no la obedecieron a ella sino a leyes naturales externas, como lo fué su propia muerte,esas verdades debieron obligarla a pensar en el CREADOR de todas las cosas, inclusive, de ella. Si nos basamos en la filosofía de Ayn Rand, podriamos concluir que cada conductor en la ciudad de New York no tiene por qué obedecer las leyes de transito sino, que debia conducir de acuerdo con su propio criterio, sin pensar en el bienestar de los demás. Imaginemonos la anarquia. Toda sociedad RACIONAL necesita unos lineamientos, y que mejor que hacer como las hormigas que, por código genético, se conducen de acuerdo con las leyes con que Dios las creó.

    • Edgar Argüelles says:

      No has entendido el Objetivismo. No podrías conducir haciendo daño a otros, pues esto conllevaría que irrespetarias el derecho a ser dejado en paz que es justo de lo que trata el Objetivismo. Saludos cordiales desde Venezuela

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post
«
Next Post
»