Comentario sobre “La Rebelión de Atlas”

Archivado en: , , , Deja tus comentarios

 

[Comentario de un lector en Objetivismo.org (Octubre 2012). Publicado en versión original sin editar, con permiso del autor, Miguel Roldán.]

La Rebelión de Atlas es el mejor libro de ficción y de no ficción de la historia. Recientemente he adquirido la edición de lujo de Atlas con el fin de tener el placer de leerlo en formato estándar y no de bolsillo, y el director de la traducción, Fredy Kofman, menciona en el prólogo a dicha edición que Ayn Rand se volcó creativamente durante cerca de 13 años para elaborar dicha novela y tardó 3 años en escribir el discurso de John Galt, y sin duda es un logro sensacional.

He leído aparte de Atlas algunas otras grandes novelas filosóficas de literatura y algunas otras de reciente publicación que tienen cierto tono intelectual, pero no se acercan ni de lejos a Atlas, esas novelas a menudo tienen insertos discursos filosóficos de cierto calado e interés, pero Atlas no es sólo eso, es que Atlas a lo largo de todas sus páginas es pura filosofía, no hay nada dejado al azar en la novela, ningún párrafo estúpido ni vulgar, sino que a lo largo de las más de 1100 páginas Rand sabe mantener el elevado nivel de exigencia que ella misma se autoimpuso, pero no sólo eso, sino que creo que hasta ella sólo Platón hace más de 2500 años ha podido combinar filosofía y ficción de una forma tan magnánima.

No es que los discursos abstractos tengan un elevado nivel intelectual y sean iluminadores, sino que además ella sabe integrar perfectamente cada discurso con la trama de forma que nada queda suelto, los tres discursos que Francisco da a Rearden son necesarios en la trama para influir en la conducta de este último y para ganarse la confianza racional por parte de este último hacia el primero, todos ellos se dan en el momento adecuado. Pero además uno puede comprobar cómo la trama central de la novela se integra perfectamente con todas las subtramas que a lo largo de la novela se contienen y todas integradas avanzan hacia el final con un propósito central.

Las descripciones de los paisajes son alegorías visuales de los principios y tendencias filosóficas que dominan en ese momento de la trama, por ejemplo, compárese el paisaje soledado del capítulo VIII de la Primera Parte, La Línea John Galt, con la descripción lúgubre que se da en el Capítulo V, Los guardianes de sus hermanos, todos ellos signo indicativo de las muy diferentes tendencias filosóficas predominantes en ambos y del curso de acción seguido por los personajes de la trama.

Y no sólo eso, sino que leyendo La Rebelión de Atlas uno está percibiendo en la acción la aplicación de los principios filosóficos que la autora introduce, es un libro que debería ser como digo de estudio obligatorio en las facultades de derecho, de historia, de filosofía, de psicología, de economía y por supuesto de literatura de todo el mundo, porque es increible como Ayn Rand pudo en una novela condensar lo esencial de cuestiones tan complejas en multitud de materias tan dispares y lo increiblemente culta que era, pero poder concentrar lo esencial de esas materias es un logro superlativo: por ejemplo, sus análisis sobre los decretos y las leyes no objetivas que hace a lo largo de toda la novela es magistral, y gracias a la lectura de su novela mis capacidades para analizar el derecho y las leyes se incrementaron sensiblemente, y me soprendió muchísimo no sólo leyendo Atlas sino algunos de sus libros de no ficción, que ideas que otros autores desarrollaban en párrafos larguísimos que muchas veces no recogía bien la idea central, Ayn Rand los concentraba en pocas líneas.

Su definición y demostración de lo que es la justicia es magistral, nadie hasta entonces ha captado mejor que Ayn Rand lo que es la justicia, y decía Hans Kelsen en sus obras, y todos los profesores de derecho que he tenido en la facultad. que nadie ha conseguido jamás definir exactamente lo que es la justicia ni poder darnos una aplicación práctica de la misma, cuando Atlas se dedica a lo largo de toda la novela a mostrarnos qué es la justicia a través de Rearden.

Y no sólo eso, sino que Ayn Rand contiene la clave para la solución de muchos problemas jurídicos que hasta ahora la ciencia del derecho considera insolubles, ciencia jurídica que se construye actualmente sobre la base del filósofo alemán Inmanuel Kant. Después de Atlas, quien comprenda esta novela no podrá comprender las estupideces que se dicen hoy día y que pasan por ser verdades absolutas.

Por ejemplo, cuando James Taggart o Floyd Ferris dicen que todos nos aprovechamos de los inventos ajenos y que por ende nadie inventa nada, cuando leí esa frase me acordé de que constantemente eso es lo que decían bastantes profesores de Derecho que yo conocía y algunos alumnos cuando hablaban de las patentes y de su abolición. [Y lo que ahora, en 2012, le ha dicho el presidente Obama a los americanos: “You didn´t build that”, tratando de convencerles de que la contribución del individuo no cuenta, sólo la del colectivo. — nota de Objetivismo.org]

O la cuestión de la fábrica infernal y el lema “De cada quien según su capacidad, a cada cual según sus necesidades”, que describe perfectamente el absurdo inhumano del marxismo.

Después de leer Atlas uno no puede comprender cómo la mayoría de la gente acepta creencias que son estúpidas y absurdas.

El único defecto que le encuentro a Atlas es que una vez que uno asimila su contenido ya es imposible pensar que uno va a leer algo mejor, y además me da la impresión de que La Rebelión de Atlas te atrapa mentalmente y ya deja de ser posible apartarse de las ideas que Atlas sostiene y demuestra con lo cual que me pasa lo mismo que le pasaba a Rothbard, que la “independencia de tu mente” se ve en cierto modo coartada, aunque por otro lado, Atlas te da una lucidez mental que ningún otro libro de ideas consigue; es imposible una vez que uno lo lee con atención y buscando respuestas racionales decir que no a lo que Atlas contiene. Pero además la mayor influencia que tiene el libro es la de enseñarte a pensar bien; después de la lectura de Atlas mi capacidad de analizar temas que antes me resultaban difíciles e incomprensibles ahora me resultan sencillos de analizar, es increible que una novela pueda lograr todo eso pero es cierto, y es un tópico reiteradísimo decir que Atlas te cambia la vida, pero es rigurosamente verdadero, aunque en mi caso más bien ha sido redescubrir en mí un sentido de la vida que creía sepultado y me supuso la respuesta a muchos interrogantes de mi vida hasta ahora. Después de leer Atlas por segunda vez hice una reevaluación de muchos sucesos de mi vida y los examiné a la luz de los nuevos conocimientos que adquirí y no sé si a otros les ha pasado lo mismo que a mí, pero esa es mi experiencia con Atlas.

Qué pena que la mayoría de los comentarios que uno lee por ahí o bien son de detractores o bien los que han apreciado esa novela simplemente se quedan en la superficie de la misma y dicen que es sólo una buena novela liberal, pero no son capaces de analizar el profundo significado que Atlas tiene y que no se circunscribe a lo político.

Leer la Rebelión de Atlas por vez primera es una emoción indescriptible que sólo puede captarse plenamente cuando una la ha experimentado, y leer el libro por segunda vez es una emoción tan intelectual que sólo puede compararse al hecho de estar dando tumbos en una cueva oscura y luego salir de ella y alzar los ojos al Sol luminoso para gozar de una claridad total.

Me gustó más leer la Rebelión de Atlas por segunda vez que por primera vez, porque la primera estuve plenamente enganchado con la trama y no me daba cuenta de más nada, sólo de que deseaba desenredarla, pero la segunda vez es cuando pude apreciar la gran calidad intelectual y el tesoro de erudición que la novela en sí misma constituye. Si eres colectivista o socialista o simplemente estúpido (lo cual en muchas ocasiones son conceptos todos ellos que se predican a la vez de un mismo individuo) La Rebelión de Atlas te resultará pesada, aburrida e indigerible y además te llenará de una culpa indescriptible y pensarás que es malvada y que todo lo que dice no puede ser verdad. En cambio, si eres una persona honesta y racional en busca de respuestas a los complejos problemas del mundo y al sentido de la vida, Atlas es tu novela y la vas a disfrutar con la misma intensidad que la disfruté yo. Te digo: no existe en el mercado ningún libro que pueda competir por igualar y mucho menos superar la brillantez y erudición que constituye ese monumento a la mente humana que es La Rebelión de Atlas. Leerás muchos otros libros, pero Atlas es insuperado y yo casi diría que insuperable.

# # #

Adquiere los libros de Ayn Rand y de Objetivismo traducidos al español aquí https://larebeliondeatlas.org/ebooks/

# # #

Publicado por: octubre 13, 2012 1:01 pm

Deja tus comentarios

Sin comentarios

0 respuesta a “Comentario sobre “La Rebelión de Atlas””

  • Maria Elvira Bensadon says:

    Que placer que haya tantos que han leído el libro.. a mi me a costado muchísimo encontrarlo en librerías, es mas, nunca lo encontré, por suerte una amiga lo tenia y ahí lo leí… Como muchos dicen.. “me cambio la vida” pero no por no pensar asi anteriormente, sino por encontrar un libro que expresara cosas que sentía de una manera que me saca lagrimas en los ojos.
    He pasado por situaciones laborales en las que no podía creer las reacciones y acciones de muchas personas, especialmente las de más poder (cuando me ha tocado estar cerca de trabajos políticos), he renunciado a trabajos por cuestión de principios y sufrí muchísimo, y todavía sufro por los “saqueadores”. Igual estoy en un momento de transición en mi vida, intentando encontrar un sitio donde sienta que se trabaja y se toman decisiones inteligentes, que aprovechen recursos de verdad, y generen más riqueza que la propia… difícil?

    • Omingod says:

      María Elvira,

      ¡Bienvenida a Objetivismo! y muchas gracias por compartir tus impresiones de la lectura de “Atlas”. Somos muchos los que, como tú, hemos sabido apreciar tanto el original contenido como la brillante literatura plasmada en esa novela. Quienes, como yo, la han leído varias veces, siguen disfrutando de ella y aprendiendo siempre algo nuevo con cada lectura.

      Espero que profundices más en Objetivismo leyendo otras obras de no-ficción de Ayn Rand, pues es la filosofía que te ayudará a lidiar con los problemas personales y profesionales que mencionas. Y, desde luego, sigue comentando aquí cuando quieras. Un cordial saludo y hasta siempre.

  • Ricardo says:

    Hola.
    Me da mucho gusto el contexto filosófico que Ayn Rand nos presento con un increíble razonamiento y lógica, algo que a mí parecer necesitamos hoy urgentemente.
    Quisiera saber y tener una respuesta acerca de las críticas que se le han hecho a Ayn Rand, sobre su amorio con Nathaniel Branden y su hipocresía con su filosofía, que a mi parecer parece más una falacia ad hominen. Ya que tengo muchas dudas sobre estas críticas y las anecdotas que hace Branden sobre Ayn Rand, espero que me ayuden con algunas respuestas, y talvez con optimismo saber la verdad

    Gracias =)

  • Miguel says:

    Si solo que yo no llamaría egoísta a un nietzscheano, en realidad, Nietzsche aceptaba la moral del altruismo lo que ocurre es que él sabía que esa moral era destructiva de la vida de uno, y por eso predicaba que el verdadero hombre era el que la practicaba con los demás en supuesto beneficio de sí mismo, pero eso es altruismo. Solo existe un verdadero egoísta que es el que Ayn Rand conceptuó en su filosofía.

  • Jan says:

    Oh, comprendo. En este caso si lo revelaria, seria un “egoista” nietzschano. Muchas gracias por tomarte el tiempo en aclarar ello. Saludos

  • Miguel says:

    El altruista es aquel que considera adecuado sacrificar seres humanos: bien a sí mismo en favor de los demás, o bien a los demás en favor de sí mismo.

    En este caso revelar la trama a alguien para perjudicarlo supone sacrificar a esa persona para obtener un valor que en realidad no es un valor sino un sufrimiento ajeno.

    Es el altruismo, el altruismo no significa exclusivamente autosacrificio, significa sacrificio en ambas direcciones, así el llamado egoísmo nietzschano no es sino una aceptación tácita de la moral altruista.

    Es la misma razón por la cual no puede considerarse egoísta a un caníbal que se alimenta de otros seres humanos en la selva, pese a que él no se sacrifica, él acepta la moral del altruismo como válida, la moral del sacrificio, por eso es altruista revelar la trama con ánimo de perjudicar a otro.

  • AlphaColumbia says:

    Esto es “rizar el rizo”. Simplemente, queriendo lo bueno para mi mismo, es decir, que mis amigos y la gente a la que yo valoro, disfruten de la novela, no revelaria la trama, nada mas. Los demas, me da exactamente igual, siempre y cuando la lean.

  • Jan says:

    Miguel, no encuentro hilación entre ser altruista y el gusto de revelar la trama y obtener un disfrute con el perjuicio de otra persona.

    Además que no consideras otros posibles factores, como simple inconsciencia al nunca pensar que pueden haber otros que no han leído o terminado de leer, resultando un pensamiento erróneo: revelo trama, luego soy altruista.
    Me entra la duda ¿un altruista podría no revelar la trama sólo por deber? sí, pues como carece de valores racionales la norma de su vida puede ser el deber.

    Yo no revelo la trama porque no me gustaría que a mi me la hubieran revelado o la haya leído sin querer. El simple pensar que otro se le arruinará su lectura me parece horrible por ser una muy grata experiencia. Por otro lado me responsabilizo si por ignorancia no comprendí lo que has dicho antes.

  • Miguel says:

    Gracias, y me alegro de que hayas disfrutado La Rebelión de Atlas tanto como yo, bueno tus hijas van a tener a partir de ahora un mejor padre, tanto tu como ellas lo agradeceran.

  • Jose says:

    Miguel, gracias por tus comentarios, son magistrales.

    Hace un año no sabía quien era Ayn Rand ni conocía la filosofía objetivista.
    En julio terminé de leer La Rebelión de Atlas (tardé 4 meses, no soy un gran lector), su lectura me ha cautivado, los valores objetivistas también me ayudan a educar mejor a mis hijas de 4 y 7 años.

    ¡¡Menudo descubrimiento!!

  • Ever Navarro says:

    Yo al momento he leído El Manantial y la Rebelión de Atlas, ahora leo Los que Vivimos.

    Admiro la capacidad de racionalidad que Ayn Rand imprime en lo que escribe, es un verdadero placer leer sus obras. La Rebelión de Atlas me hizo ordenar mis conocimientos y mis ideas, digamos que internamente tenía un conflicto entre: razón, emoción, deseo, entre otras cosas. Al leer a Ayn Rand, la balanza se inclinó y muchos de los conflictos han desaparecido, ahora vea las cosas más claras, y eso le da obviamente otro sentido a la vida.

    No puedo hablar mal de los que critican las obras de Rand, cada ser humano es libre de querer creer lo que quiera, lo importante para mí no son los otros, SOY YO.

  • Miguel says:

    Si revelaramos la trama no seríamos egoístas, seríamos altruistas, obtendríamos un placer a costa de un daño, que es el revelar la trama para provocar en vosotros un perjuicio que es que no disfruteis plenamente la novela.

    Así que ciertamente lo egoísta es no revelaros la trama, y eso es lo que haré pero se hace dificil a veces porque dado el contenido filosófico de la novela muchas veces al comentar algo tenemos la tentación de introducir un pasaje de la novela, yo diría que es recomendable leer la novela antes de empezar a bucear en el foro de objetivismo. org porque también aquí al leer los artículos puede uno encontrarse con fragmentos filosóficos de la novela, y aparte de eso mucha gente experimenta rechazo al entrar en esta web porque no se han familiarizado con la filosofía objetivista antes de entrar, a mi me pasó antes de leer Atlas en el antiguo website de objetivismo. com entré con rechazo y me sentía fatal de ver los contenidos de allí, hasta que leí Atlas y me di cuenta de que lo malo era lo contrario a objetivismo.

  • Jan says:

    Recomiendo evitar revelar datos cruciales de la novela para quien no lo haya leído o terminado no arruinar la trama. Piensen en los demás, no sean tan egoístas! (broma)

  • AlphaColumbia says:

    Mario Mont, elchangoevolucionado: Me alegro que estéis disfrutando la novela. Para sacarle todo el provecho, debeis analzar cada frase, cada palabra. Nada sobra; hasta la última letra tiene un propósito propio, una función propia. Además, requiere gran atención por parte del lector para descubrir todo el mensaje, este oculto o no! Saludos.

  • elchangoevolucionado says:

    yo tambien lo estoy leyendo voy en la creacion de la linea john Galt y en el romance de Rearden y Dagny, estoy encantado con esta obra.

  • Mario Mont. says:

    Estoy leyendo La rebelión del atlas, voy en la pag. 1113, precisamente en el discurso de J.G., supongan la emoción !! Saludos.

  • AlphaColumbia says:

    Conocer Objetivismo ha sido para mi el segundo hecho mas importante de mi vida, siendo el primero nacer. Es en cierto modo un renacimiento de la mente.

  • Miguel says:

    Yo diría en una frase poética que morir sin haber leído La Rebelión de Atlas, es morir sin haber sabido lo que es vivir.

  • JUAN ANTONIO says:

    He encargado la edición de bolsillo del libro. Espero que sea igual de buena que la otra. Simpatizo con muchas ideas de Ayn Rand. Cada vez que los leo a Ustedes me identifico cada vez más con el auténtico liberalismo, indisoluble del Capitalismo de libre mercado.¡Cuanto daño ha traido el socialismo y el colectivismo a la humanidad¡ Que inmensa pérdida de tiempo.

  • Jan says:

    En una parte de la novela se expresa que las máquinas son una forma congelada de inteligencia (en mis palabras), pues este libro es como ello, una gran máquina que cambia vidas. Me ayudó a encontrar un sentido en mi vida, esto es la búsqueda de mi felicidad, una felicidad verdadera, congruente, armoniosa según los valores que he elegido. Me convertí en un ser productivo lo cual me hace experimentar una gran satisfacción conmigo mismo. Me quitó la venda de los ojos acerca de lo que es el amor romántico y ahora aquello por lo que comúnmente se cree que se debe dar, o que es ajeno a la razón lo tiré a la basura. Ahora amo a mi razón y su uso, es decir, amo ser un humano y comienzo a vivir como tal. Este libro me ha hecho renacer.

    Si alguien no lo ha leído aún, recomiendo bastante que lo haga por dos razones: para profundizar en la filosofía de Objetivismo y para beneficiar tu vida al poner en práctica dicho conocimiento.

  • Lightningbolt says:

    Sin duda el número uno de los libros “de primer orden” de mi biblioteca, voy en mi segunda lectura y me parece increíble que Rand integrase todo ese volumen de ideas en un espacio tan corto de tiempo.

    Espero ver el día en que biblias, coranes, talmudes y demás sean relegados a reliquias de museo detrás de polvorientas vitrinas de cristal, y los individuos puedan afirmar: “Se acabó la Era de Cristo, empezó la Era de Rand”

  • Eddie says:

    Completamente de acuerdo, Atlas cambió mi vida… En mi caso, les comparto que después de leerlo cai en cuenta que muchas de las reflexiones de Rand las tenía presentes en mi pensar y actuar, sólo que sin concretar, después de leer el libro, supe lo que era el objetivismo y que no estaba solo en mi inconformismo acerca de cómo se manejan las cosas en este mundo… De verdad creo que es el MEJOR LIBRO DE LA HISTORIA, hasta ahora, y pasará mucho tiempo para que alguien lo pueda superar, Rand abarca todos los conceptos primordiales en la vida, desde su sentido, hasta la ética, la amistad, el amor y tantos otros. Yo le heredaré este libro a mis dos hijos, es increíble que esté tan escondido este tesoro. Si las escuelas por lo menos lo mencionaran, nuestra realidad sería otra. Pero sabemos que al Estado esto no le convendrá JAMÁS…

  • Juan Wedel says:

    Un verdadero aporte hacia la razón.

  • Arturo Alessio says:

    Me agrada el carácter incisivo con el que Miguel expone la experiencia y las consecuencias de leer La Rebelión de Atlas, personalmente me siento identificado.

  • Alfonso says:

    Es un misterio para mí el vacío que las librerías, los comentaristas de obras literarias y las editoriales hacen a La Rebelión de Atlas y demás obras de Ayn Rand y de objetivismo.

  • Lucas seimandi says:

    Muy buen comentario de Miguel, como de costumbre. Esto sólo hace que apresure más la compra de ese libro, lo cual considero como una de las experiencias intelectuales y artísticas mas ricas que tendré en mi vida (por no decir la mejor).

  • Miguel says:

    Es el mejor libro de la Historia, simplemente eso.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post
«
Next Post
»