Objetivismo.org

Dinero

El dinero es el instrumento de los hombres que han alcanzado un alto nivel de productividad y un control a largo plazo sobre sus vidas. El dinero no es solamente un instrumento de cambio: más importante aún, es un instrumento de ahorro, que permite un consumo atrasado y que compra tiempo para una futura producción. Para cumplir este requisito, el dinero tiene que ser un bien material imperecedero, raro, homogéneo, fácil de almacenar, no sujeto a amplias fluctuaciones de valor, y siempre en demanda entre aquellos con los que comercias. Esto nos lleva a la decisión de utilizar el oro como dinero. El dinero de oro es un valor tangible en sí mismo y una muestra de la riqueza realmente producida.

Cuando aceptas una moneda de oro en pago por tus mercancías, tú realmente le entregas la mercancía al comprador; la transacción es tan segura como un simple trueque. Cuando guardas sus ahorros en forma de monedas de oro, ellas representan las mercancías que efectivamente has producido y que han ido a comprar tiempo para otros productores, quienes mantendrán el proceso productivo en funcionamiento, para que puedas cambiar tus monedas por mercancías en cualquier momento que lo desees.

El dinero no puede funcionar como dinero, es decir, como instrumento de cambio, a menos que esté respaldado por mercancías reales, no consumidas.

+ + +

¿Así que creéis que el dinero es el origen de toda maldad? …  ¿Os habéis preguntado alguna vez cuál es el origen del dinero? El dinero es un instrumento de cambio, que no puede existir a menos que haya bienes producidos y hombres capaces de producirlos. El dinero es la forma material del principio que los hombres que desean tratar entre sí deben hacerlo por intercambio y dando valor por valor. El dinero no es el instrumento de mendigos que claman tu producto con lágrimas, ni el de saqueadores que te lo arrebatan por la fuerza. El dinero lo hacen posible sólo los hombres que producen. ¿Es esto lo que consideráis malvado?

Cuando aceptas dinero en pago por tu esfuerzo, lo haces sólo con el convencimiento de que lo cambiarás por el producto del esfuerzo de otros. No son los mendigos ni los saqueadores los que dan su valor al dinero. Ni un océano de lágrimas ni todas las armas del mundo pueden transformar esos papeles de tu cartera en el pan que necesitarás para sobrevivir mañana. Esos papeles, que deberían haber sido oro, son una prenda de honor – tu derecho a la energía de los hombres que producen. Tu cartera es tu manifestación de esperanza de que en algún lugar del mundo a tu alrededor hay hombres que no transgredirán ese principio moral que es el origen del dinero. ¿Es eso lo que consideras malvado?

¿Has indagado alguna vez el origen de la producción? Mira un generador eléctrico y atrévete a decir que fue creado por el esfuerzo muscular de brutos insensatos. Intenta hacer crecer una semilla de trigo sin el conocimiento que te dejaron los hombres que tuvieron que descubrirlo por primera vez. Trata de obtener tu alimento sólo a base de movimientos físicos – y aprenderás que la mente del hombre es la raíz de todos los bienes producidos y de toda la riqueza que haya existido jamás sobre la tierra.

¿Pero dices que el dinero lo hace el fuerte a expensas del débil? ¿A qué fuerza te refieres? No es la fuerza de armas o de músculos. La riqueza es el producto de la capacidad del hombre de pensar. Entonces, ¿hace dinero el hombre que inventa un motor a expensas de quienes no lo inventaron? ¿Hace dinero el inteligente a expensas de los tontos? ¿El competente a expensas del incompetente? ¿El ambicioso a expensas del holgazán? El dinero se hace – antes de que pueda ser robado o mendigado – hecho por el esfuerzo de cada hombre honrado, de cada uno hasta el límite de su capacidad. Un hombre honrado es el que sabe que no puede consumir más de lo que ha producido.
. . .

El dinero se basa en el axioma de que cada hombre es dueño de su mente y de su esfuerzo. El dinero no da poder para prescribir el valor de tu esfuerzo excepto por el juicio voluntario del hombre que está dispuesto a entregarte su esfuerzo a cambio. El dinero te permite obtener por tus bienes y tu trabajo lo que ellos valen para los hombres que los compran, pero no más. El dinero no permite tratos excepto aquellos en beneficio mutuo y por el juicio no forzado de los comerciantes.

# # #

Fuentes:

«Egalitarianismo e Inflación», Philosophy: Who Needs It

«Hambre y Libertad», The Ayn Rand Letter

«El significado del dinero», For the New Intellectual – Lee el discurso completo aquí https://objetivismo.org/la-naturaleza-del-dinero/

# # #

avatar
13 Hilo de comentarios
4 Hilo de respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Hilo con más emociones
10 Autores de comentarios
Roberto SotoOmingodRicardoAlbertoana Autores de comentarios recientes
  Suscríbete  
Informarme de
Roberto Soto
Roberto Soto

Es la capitalista una forma de vida tan estúpida, que ella misma genera las enfermedades mentales. ¿Como surgió el egoísmo? Del temor a perder todo lo que te pertenece. Y como el capitalismo se basa en el latrocinio a través… Leer más »

Ayn Rand

Potencialmente, el gobierno es la amenaza más peligrosa contra los derechos del hombre: el gobierno tiene un monopolio legal sobre el uso de la fuerza física contra víctimas legalmente desarmadas. Si no está limitado y restringido por los derechos individuales, el gobierno es el enemigo más mortal de los hombres. La Declaración de Derechos no fue escrita como protección contra acciones privadas, sino contra las medidas gubernamentales.

Objetivismo por temas

Glosario

Objetivismo en Facebook

Ayn Rand: Filosofía, Razón y Emociones

Objetivismo explicado en 2 minutos

Más recientes

Más visitadas