Ateísmo

Archivado en: , , , Deja tus comentarios

 

ateos ateismo ninosTodos los argumentos que tratan de demostrar la existencia de Dios y sus supuestos atributos descansan en una premisa metafísica falsa. Ninguno de ellos puede sobrevivir ni un instante bajo una metafísica correcta. . . .

La existencia existe, y sólo la existencia existe. La existencia es algo primario:  es algo no-creado, indestructible, eterno. Así que si vas a postular algo más allá de la existencia – algún reino sobrenatural – deberás hacerlo negando abiertamente la razón, prescindiendo de definiciones, pruebas y argumentos, y declarando rotundamente “Al infierno los argumentos, yo tengo fe”. Eso, está claro, es rechazar voluntariamente la razón.

Objetivismo defiende la razón como el único medio de conocimiento del hombre, y por lo tanto, por las razones expuestas, es ateo. Rechaza cualquier dimensión sobrenatural presentada como una contradicción de la naturaleza, de la existencia. Eso se aplica no sólo a Dios (ateísmo), sino también a cualquier variante de lo sobrenatural que haya sido defendida jamás. En otras palabras, aceptamos la realidad, y se acabó.

# # #

“Sobrenatural”, etimológicamente, significa lo que está por encima o más allá de la naturaleza. “Naturaleza”, a su vez, denota la existencia considerada desde una cierta perspectiva: es la existencia vista como un sistema de entidades interconectadas y gobernadas por una ley; es un universo de entidades que actúan e interactúan de acuerdo con sus identidades. ¿Qué es, entonces, una “sobre-naturaleza”? Tendría que ser una forma de existencia más allá de la existencia; una cosa más allá de las entidades; un algo más allá de la identidad.

El concepto de lo “sobrenatural” es un asalto a todo lo que el hombre conoce sobre la realidad. Es una contradicción de cada punto esencial a una metafísica racional. Representa un rechazo de los axiomas básicos de la filosofía (o, en el caso de los hombres primitivos, un fallo en captarlos).

Eso puede ser ilustrado por referencia a cualquier versión del idealismo, pero limitemos nuestra discusión aquí a la popular noción de Dios.

¿Es Dios el creador del universo? No, si la existencia tiene primacía sobre la consciencia.

¿Es Dios el diseñador del universo? No, si A es A. La alternativa a “diseño” no es “azar”, es causalidad.

¿Es Dios omnipotente? Nada ni nadie puede alterar lo metafísicamente dado.

¿Es Dios infinito? “Infinito” no significa grande; significa más grande que cualquier cantidad específica, o sea, algo que no tiene ninguna cantidad específica. Una cantidad infinita sería una cantidad sin identidad. Pero A es A. Cada entidad, de acuerdo con eso, es finita; es limitada en el número de sus cualidades y en su extensión, y eso se aplica al universo también. Como Aristóteles observó por primera vez, el concepto de “infinito” denota meramente una potencialidad de adición o subdivisión indefinida. Por ejemplo, uno puede continuamente subdividir una línea; pero sean cuantos sean los segmentos que uno haya alcanzado en un momento dado, hay sólo ese número de segmentos y no más. Lo real es siempre finito.

¿Puede Dios hacer milagros? Un “milagro” no significa simplemente lo extraordinario, lo poco común. Si una mujer da a luz a gemelos, eso es poco común; si diese a luz a elefantes, eso sería un milagro. Un milagro es una acción que no es posible para las entidades involucradas por su propia naturaleza; sería una violación de la identidad.

¿Es Dios puramente espiritual? “Espiritual” significa relativo a la consciencia, y la consciencia es una facultad que tienen ciertos organismos vivos, su facultad de percibir lo que existe. Una consciencia que trascendiese a la naturaleza sería una facultad que trascendiese tanto al organismo como al objeto. En cuanto a ser omnisciente, tal cosa no tendría ni los medios ni el contenido de la percepción; sería no-consciente.

Todos los argumentos comúnmente ofrecidos a favor de la noción de Dios conducen a una contradicción de los conceptos axiomáticos de la filosofía. En cada punto, esa noción choca con los hechos de la realidad y con las precondiciones del pensamiento. Eso es verdad tanto de los argumentos y las ideas de los teólogos profesionales como de las concepciones populares.

Este punto va más allá de la religión. Es inherente en abogar cualquier dimensión trascendente. Cualquier intento de defender o definir lo sobrenatural necesariamente ha de acabar en falacias. No hay ninguna lógica que le lleve a uno de los hechos de este mundo a un reino que los contradiga; no hay ningún concepto formado por la observación de la naturaleza que sirva para caracterizar su antítesis. Cualquier inferencia a partir de lo natural sólo puede llevar a más de lo natural, es decir, a entidades limitadas y finitas que actúan e interactúan de acuerdo con sus identidades. Tales entidades no cumplen los requisitos de “Dios” y ni siquiera de un “duende”. En cuanto a la razón y a la lógica se refiere, la existencia existe, y sólo la existencia existe.

. . .

Objetivismo aboga por la razón como el único medio de conocimiento del hombre, y por lo tanto no acepta a Dios ni a ninguna variante de lo sobrenatural. Somos a-teos, igual que somos a-diablos, a-demonios, a-duendes. Rechazamos toda dimensión “espiritual”, toda fuerza, Forma, Idea, entidad, poder, o cualquier cosa que supuestamente trascienda la existencia. Rechazamos el idealismo. Expresándolo de forma positiva: aceptamos la realidad, y eso es todo.

# # #

Fuentes:

Leonard Peikoff, The Philosophy of Objetivism lecture series

Leonard Peikoff, Objetivismo: La Filosofía de Ayn Rand

# # #

definitivo ebooks 1

 

Publicado por: marzo 7, 2014 9:38 am

Deja tus comentarios

Sin comentarios

  • Alberto says:

    “La verdad es que me deja igual, porque eterno no significa fuera del tiempo, eterno significa que no tiene principio ni fin.”

    Vale, entonces aquí el problema es simplemente semántico, creo. En este artículo (al igual que en todos los “serios” dentro del objetivismo) no se usa “eterno” como sinónimo de “infinito”, sino que su definición es la que dio Domingo más arriba.

  • Rubén says:

    La verdad es que me deja igual, porque eterno no significa fuera del tiempo, eterno significa que no tiene principio ni fin.
    Ahora, realmente lo eterno está fuera del tiempo, pero al ser eterno también es infinito por definición.
    De ahí parte mi confusión, siendo el universo eterno es infinito dado que eterno significa que no tiene ni principio ni fin (o sea que es infinito).

    Seguiré pensando en eso, voy a encontrar la falla en mi pensamiento, de cualquier manera muchas gracias por la atención.

  • Rubén says:

    Tengo una duda, es difícil para mí procesar lo siguiente:
    Comienza diciendo “La existencia existe, y sólo la existencia existe. La existencia es algo primario: es algo no-creado, indestructible, eterno.”
    Párrafos después dice: “Una cantidad infinita sería una cantidad sin identidad… Lo real es siempre finito”

    Me suena contradictorio, alguien podría explicarme esa parte?
    Es que si lo pongo de la manera que lo entiendo (que sé que debe estar mal) terminaría con lo siguiente:
    La existencia es eterna
    Lo real siempre es finito
    Entonces lo infinito no es real
    Por lo tanto la existencia no es real
    De ahí: La existencia no existe.

    Trato de repasar cada una de esas premisas pero no encuentro la errónea. Partirá mi error del hecho de igualar eterno con infinito?
    Gracias.

    • Omingod says:

      A ver si esto te ayuda:

      – eterno significa “fuera del tiempo”; el universo es eterno porque no está “en el tiempo”, o sea, no tiene edad, ni empezó en un punto específico de una línea continua que llamamos “tiempo”. El tiempo es simplemente una relación entre dos entidades que actúan (por ejemplo, la Tierra girando alrededor del sol, o las estaciones cambiando), pero esas entidades están dentro del universo. El universo no está en el tiempo; es el tiempo (ese concepto humano denotando una relación entre las acciones de dos entidades) el que está en el universo.

      – infinito significa una cantidad mayor que cualquiera que puedas pensar; pero no es una cantidad *específica*, sino una cantidad “mayor” que cualquier cantidad específica, o sea, una cantidad *sin identidad*, una mera posibilidad, la de ser la cantidad que alguien sugiera y una unidad más.

  • Alberto says:

    Hola!

    Sí, yo la tengo (Adoro el juego Bioshock). Totalmente la razón, la gente puede creer lo que quiera. Es más, Rand misma dijo que ella luchaba a favor de la razón, no en contra de la religión (y afirmó varias veces que, aunque no aprobaba la religión, creía en el derecho de los individuos a creer en lo que deseen)

  • Toxin says:

    En palabras de Bill Mcdonagh en “Bioschock la novela” (recomendable la verdad) “yo no creo en dios pero la gente tiene derecho a creer en lo que quiera si así se siente segura”

  • G Truchuelo R says:

    100% de acuerdo. Da gusto leerte.
    Quién eres? No recuerdo haberte visto antes por aquí.

  • Person says:

    Gracias por la respuesta, creo que ya te entiendo mejor con esta aclaración. Sí, estamos esencialmente de acuerdo.

    Por ejemplo, como respuesta a “¿crees que existen los animales marinos de color rosa?” por ejemplo, lo adecuado sería decir, o querer decir algo similar a esto: “No lo sé. Nunca he visto uno. Las características que describes son posibles, por tanto es metafísicamente aceptable, aún si no puedo pronunciarme sobre su existencia o no.”

    En ese sentido, sí, la mera ausencia de pruebas no sirve para descartar ni aceptar la existencia de nada. Desde un punto de vista epistemológico, no puedes “tenerlo en cuenta” sin pruebas, porque estarías ejerciendo un pensamiento arbitrario, con gran peligro de que se convierta en una política formal muy destructiva intelectualmente. El único “mérito” que tiene o defecto que no tiene, es que no involucra características contradictorias.

    En el caso de Dios, o los círculos cuadrados, y en general conceptos que involucren características contradictorias, sí se puede rechazar, del mismo modo que se rechaza que existan contradicciones en la naturaleza (porque de haberlas, no existirían).

    En el caso de Dios, yo por ejemplo considero que cometen un error (y creo que estarías de acuerdo conmigo) muchos ateos al no aceptarlo por falta de pruebas. Es que precisamente por ser contradictorio la búsqueda de pruebas inútil; más que buscar una aguja en un pajar, es una pérdida de tiempo.

    Saludos

  • G Truchuelo R says:

    @Person, creo que queremos decir lo mismo, pero solo un apunte para confirmar (creo que yo estoy hablando mas bien en un plano metafísico y tú en un plano epistemológico); cuando uno afirma “no existe x” se tiene que entender que está afirmando que *no existe x* precisamente.

    La simple ausencia de pruebas no es motivo suficiente para descartar la inexistencia de algo.
    Podemos no tener pruebas de la existencia de una avanzada civilización extra-terrestre , pero sin embargo, no es motivo suficiente para negar su inexistencia. Digamos que esa afirmación está en “stand by” esperando ser contestada mediante el conocimiento valido.

    Como bien dices, epistemológicamente no es una arbitrariedad ya que en efecto hay varios datos que ya conocemos de antemano: que el fenómeno de la vida es posible en el universo (concretamente en la Tierra), que los elementos necesarios para la vida se encuentran por todo el universo, etc.

    Cuando yo quería decir que Dios *no existe*, esa afirmación es rotunda, no sólo por la ausencia de pruebas, sino porque precisamente es (aparte de ser una arbitrariedad, como comentas) un concepto contradictorio en sí mismo, y con la realidad.

    Desde mi punto de vista, lo veo así: La afirmación de que existe una ballena rosa voladora (o similar) en algún mundo lejano es efectivamente arbitraria, pero en cierto modo ese animal no contradice la realidad; sin embargo, el concepto de “Dios” si.

    Por otra parte, entiendo perfectamente lo que quieres decir respecto a la arbitrariedad; mi comentario no trataba de justificar el mantener la puerta abierta a cualquier cosa que se nos ocurra de forma arbitraria; por ejemplo, un planeta con un mar de mermelada de fresa. No contradice las leyes de la lógica, pero es arbitrario completamente y por lo tanto no se considera. Un saludo! 🙂

  • Person says:

    G Truchuelo, creo que lo que dices sobre la ausencia de pruebas pasa por alto algo importante, en el ejemplo que citas. Nosotros los humanos somos seres vivos y el planeta está lleno de vida por todas partes. Sabemos que la vida es posible. Es plausible pensar que haya otro planeta con vida en el Universo. Ahora bien, cuando se dice “no existen extraterrestres”, solo tiene sentido para querer decir: “no tenemos ninguna prueba de que, en efecto, haya vida en otros planetas”.

    El hecho de que sepamos que exista vida es ya un indicio, es evidencia que lleva a considerar la posibilidad de que en alguna parte del universo, se repita este fenómeno (aunque no es una certeza), no es simplemente afirmar un arbitrario, como por ejemplo: “las ballenas rosas voladoras deben existir en algún planeta”. En el último caso sí que es completamente arbitrario, y se debería rechazar. Epistemológicamente al decir “no existe x” se tiene que entender que significa “no hay pruebas de que exista”, si existe o no en la realidad, no se puede ni considerar sin conocimiento de ello. Sobre los extraterrestres, creo que hay suficiente evidencia para afirmar esto: “es posible que haya vida en otras partes del universo.”

    Es decir, que no creo que este caso se sitúe apropiadamente en la categoría de “arbitrario”; sin pruebas.

  • Alberto says:

    ¡Hola Luís!

    Como ya te ha dicho Omingod es una gran obra donde se plasma toda su filosofía, así que sobre eso no tengo mucho más que decirte (excepto que ahora me la estoy leyendo en inglés por 4ª vez y me sigue encantando como la primera vez), pero te escribo para (también) darte la bienvenida a esta filosfía (y, por extensión, a esta web). Espero que sea tan capaz de estimularte intelectualmente como lo hizo (¡y aún lo hace!) conmigo, y disfrutes con todas tus lecturas de los artículos.

    Reitero mi bienvenida y te felicito por haber estado tan dispuesto a leer su libro maestro (hay mucha gente que, al ver algo diferente a sus pensamientos, simplemente se cierran y “pasan”).

    Alberto

  • Luis Abraham says:

    Hace aproximadamente una semana que descubrí la filosofía de Ayn Rand y la encuentro muy interesante. Tanto que estoy dispuesto a leer su libro la rebelión de atlas. Podrían decirme si se profundiza sobre la filosofía en este libro?

    • Omingod says:

      La Rebelión de Atlas ES la filosofía de Ayn Rand plasmada en una novela, pues ella pensaba que ideas no son elucubraciones abstractas sino algo práctico, son lo que determina el curso de la vida de cada individuo. Además de profundizar en su filosofía, Atlas es una obra de arte literaria perfectamente estructurada, caracterizada e integrada, algo para disfrutar tanto intelectual como emocionalmente. No hay nada igual. Y si puedes leerla en versión original en inglés, mejor.

      Luego hay muchos otros libros con los que puedes profundizar, según tu interés. Para una presentación sistemática y completa de estas ideas, sugiero que leas la versión electrónica del libro “Objetivismo: La Filosofía de Ayn Rand”, de Leonard Peikoff. Y por supuesto, visita el canal de YouTube de Objetivismo, así como la página de Facebook, que tratan muchos temas relacionados.

      En cualquier caso, BIENVENIDO A OBJETIVISMO…!!!

  • Alberto says:

    Me gustaría comprartir con vosotros una pequeña experiencia que puede motrar lo ciegas que mantienen als religiones a las personas… Hoy he asistido (por mera curiosidad) en una charla católica que se hacía en mi centro y he quedado muy sorprendido. Hasta hace unos añor, fuí cristiano católico bastante convencido y siempre que leía artículos aquí sobre la religión, la fe…etc me parecían exagerados (lo de que sieeeeempre esten intentando que te sacrifiques, por ejemplo, me parecía una gran exageración) pero, cual ha sido mi sorpresa al comprobar que, o el cristianosmo ha cambiado muuuuuucho o (como creo) estaba ciego. En los 20 primeros minutos no ha dejado de explicar la gran y extrema importancia del auto-sacrificio (es más, toda la charla ha sido una gran oda al colectivismo más primario que pueda imaginar). En un par de ocasiones ha mencionado lo “malvados” y “monstruos” que son los individualistas egoístas que solo ven su bien sin pensar en los demás. Nada más acabar me he puesto a hablar con el que la ha dado (no era sacerdote, era un profesor) y, a los pocos minutos de intentar razonar con él, me he puesto completamente de los nervios, no hemos llegado a ninguna conclusión porque “Dios me ha tendido la mano y la he rechazado”. No mucho más que decir, por muy tonto que suene lo considero ya mi paso de la creencia ciega al ateísmo total y absoluto, nunca haría pensado que estaba tan ciego.
    Muchas gracias por leer ^^

  • juan pineda says:

    Para el Objetivismo que es la Fe,,,, quien me puede responder,,,

  • G Truchuelo says:

    El circulo cuadrado; la ley que incumple es la ley de identidad: posee cualidades contradictorias entre sí. Una entidad es lo que es y nada más; o es un cuadrado, o es un circulo, o es una forma extraña, pero no puede poseer cualidades contradictorias al mismo tiempo.

    En cuanto a la ausencia de pruebas, sigo pensando que la ausencia de pruebas NO es una prueba positiva suficiente para demostrar la ausencia de algo. No tenemos pruebas de que exista vida fuera de este sistema solar, pero sin embargo, es posible, no se descarta.

    Con el concepto de Dios (el Dios al que me refiero es el ente creador de la existencia, omnipotente, omnipresente, etc.. el Dios cristiano, por ejemplo), no sólo hay ausencia de pruebas, sino que además, dadas las cualidades que se le suelen atribuir, es un concepto repleto de contradicciones con la realidad

    ¿Por qué? por poner un ejemplo; si existía antes de la existencia, entonces no puede ser el creador de la existencia (él ya existía), etc.

  • JUAN ANTONIO says:

    Tal vez me confundas con otra persona que se llame igual Omingod. Yo solamente llevo leyendo este blog un par de años, aunque casi siempre comento en los artículos. Soy una persona que admira profundamente a And Rand y su libro “La Rebelión de Atlas” me parece una obra de arte. Estoy leyéndolo por segunda vez y probablemente lo haga otra más. Pienso, de todas maneras, que aún estoy en pañales en cuanto a filosofía objetivista, pero voy camino de aprender bastante porque las ideas de And Rand, y otros pensadores, como Mises o Hayek, me atraen profundamente. En cualquier caso,estoy encantado de leeros todos los días que puedo y pienso seguir leyendo otras obras de Rand para ampliar mis conocimientos. Muchas gracias.

    • Omingod says:

      Juan Antonio: No, no te confundo, sé que llevas un par de años comentando y siempre son contribuciones muy positivas, y me alegro de tenerte con nosotros. Ciertamente Atlas Shrugged es la obra maestra por excelencia en la historia de la humanidad. Yo la he leído muchas más veces en los últimos 35 años y cada vez que lo hago encuentro cosas nuevas y fascinantes. Por cierto, si no lo has hecho aún te recomiendo que leas el libro de Peikoff para entender Objetivismo de forma completa, profunda, metódica y sin lagunas; así saldrás antes de la fase de los pañales… 😉

  • AGIS GUIPRA (DR. AGUSTÍ GUISASOLA) says:

    Respondiendo a G-TRUCHUELO: ¿Me puedes decir qué leyes de la lógica incumple un círculo cuadrado? En cambio, seguro que te será factible demostrar que no hay círculos cuadrados. La lógica por la lógica no tiene valor; es en función de su relación con la Existencia que adquiere carácter de conocimiento. Hay muchos sistemas filosóficos -como el de las mónadas de Gottfried Leibniz- que son perfectamente lógicos pero solo tienen consistencia dentro de su propio sistema. Cuando hablamos de lógica no podemos desligarla de la Realidad/Existencia si queremos hacer Conocimiento; de hecho, desde la Filosofía se ha tratado tanto el tema de Dios, precisamente por desligarlo de la experiencia. Y lo que ha sucedido es que muchas veces se ha justificado como un mero ejercicio intelectual versus real.
    Por otro lado, ¿quién dice que el concepto de Dios incumple las leyes de la lógica? el Dios de la fe sí, pero el Dios de Spinoza no, pues para éste Dios es Naturaleza, es decir Cosmos. Todo es Dios, porque no habla de un dios antropomorfo o religioso sino de un concepto de dios Panteísta. Por lo cual cuando hablamos de Dios, deberíamos ponernos de acuerdo en lo más primario: ¿Qué entendemos por Dios? porque, como decía Platón, si cada uno está pensando en una idea distinta de lo que para él es Dios, no nos entenderemos.
    Cierro aquí esta respuesta IMPROVISADA con dos aclaraciones, a saber: la primera es que no hablo en nombre de Objetivismo, sino en nombre propio, que es la única forma de hablar como individuo maduro, desde la propia palabra autorrazonada y no con palabras prestadas, aunque sean de tanto valor como las de nuestra admirada Ayn Rand. La segunda, que mi comentario no es una opinión concluyente sino el complemento a un tema al que debo invertir más horas de estudio y reflexión.

    • Omingod says:

      Estoy de acuerdo con lo que dice Agustí. No es que el concepto de Dios incumpla las leyes de la lógica, porque uno podría hacer (y muchos de hecho hacen) malabarismos racionalistas y así demostrar cualquier cosa, sino que en el momento en que tratas de definir a Dios como *algo* específico – como algo concreto, con atributos, tamaño, órganos, localización, lo que sea – en el momento que haces que Dios tenga *identidad* lo estás sometiendo a las reglas del funcionamiento de la metafísica, y ello crea una contradicción: no puede ser “de este mundo” y a la vez “de otro mundo”, no puede ser limitado y a la vez ilimitado, no puede tener identidad y a la vez no tenerla (y si no la tiene, pues ya está resuelto el problema de su “existencia”).

      La contradicción no está en el concepto en sí, sino en lo que ese concepto supuestamente representa *en la realidad*. La mejor forma de discutir con alguien sobre la existencia de Dios es pedirle que lo defina, que lo describa, y lo máximo que la gente puede hacer es reconocer que en el fondo se resume en una “emoción” personal, que no pueden definirlo si no es a partir de su propio estado psíquico: “Para mí Dios es… (lo que genera orden en el universo, la energía que nos rodea, bla bla bla…)”.

      OPAR entra en más detalles sobre lo que es una metafísica correcta y cómo juzgar la noción de Dios desde esa perspectiva.

  • JUAN ANTONIO says:

    Tienes razón Omingod, he cometido una estupidez al formular esa pregunta. Me he dejado llevar por la sinrazón, en vez de por ella. Yo, que suelo seguir con asiduidad este blog, jamás hubiera debido caer en semejante comentario. Una prueba más de lo que nos cuesta todavía a algunos razonar debidamente y no dejarnos llevar por lo excéntrico, o por determinados prejuicios absurdos.

    • Omingod says:

      Juan Antonio, te pido disculpas si mi respuesta original sonó agresiva, no era esa mi intención. Sé que eres conocedor de la filosofía de Objetivismo y uno de sus promotores. Es obvio que la pregunta no has sido tú quien la ha formulado, lo que quise decir es que no es una pregunta coherente ni válida, y que tú mismo podrías haber llegado a esa conclusión sólo poniéndola en perspectiva. Un cordial saludo.

  • G Truchuelo says:

    La ausencia de pruebas no es una prueba suficiente para demostrar la inexistencia de algo.

    Objetivismo confirma la ausencia de Dios, no porque no haya pruebas, sino por que es un concepto que incumple las leyes de la lógica, de la misma forma que las incumple un “circulo cuadrado”.

  • Rubén says:

    El satanismo tiene como dios a un tal Satán, y la filosofía objetivista es realista y por tanto atea. Así pues, una filosofía atea no puede tener nada en común con el misticismo satánico que tiene por dios a Satán. La contradicción es más que evidente.

  • rex says:

    En cuarto lugar, el Objetivismo, es puramente ateo con un rechazo total del valor de un Dios en su metafísica. El punto de vista Satánico este, está de acuerdo, salvo en dos áreas. El Satanista sostiene que el significado de Dios es útil cuando se tiene que decir la persona más importante en el universo de un individuo y elige a esa persona a ser él mismo. Los Satanistas también atribuyen a Dios mágicas cualidades semejantes a sí mismo cuando cae en la visión alternativa de la realidad disfrutada en el ritual. En ambos casos, el Satanismo ve el efecto cultural de la religión y Dios, como un activo emocional para ser aprovechado en lugar de simplemente rechazada. En otras palabras, el Satanismo es una religión (con el individuo como Dios) y Objetivismo no lo es.

    Permítaseme concluir esta breve reseña, añadiendo que el Satanismo tiene mucho más en común con el Objetivismo que con cualquier otra religión o filosofía. Los Objetivistas apoyan la razón, el egoísmo, la avaricia y el ateísmo. El Objetivismo ve el cristianismo, el islam y el judaísmo como anti-humano y del mal. Los escritos de Ayn Rand son inspiradores y de gran alcance. Si el lector todavía no ha experimentado su poder, probara su Himno a la novela con gusto. Es casi seguro que regresará por más.

    Al mismo tiempo, el Satanismo es “brutal”, así como una filosofía egoísta. No consideramos que, al igual que los Objetivistas que el universo es “benevolente”. Los Satanistas ven el mundo como neutrales, más allá de los conceptos de beneficencia o de traidores, bueno o malo. El Satanismo permite el Satanista codificar su vida más allá de la camisa de fuerza Ética y metafísica que el Objetivismo, lamentablemente ofrece. Esto no está escrito para atacar el Objetivismo, sino simplemente para aclarar las áreas de la diferencia.

    El Satanismo sacó de Rand, el Objetivismo, ya que incluso llamó a los demás. Ambos son, sin embargo, únicos. Ambas son diferentes de los demás.

    Este artículo apareció por primera vez en The Black Flame , Volume 6, #1 & 2, 1997
    Es propiedad de Hell’s Kitchen Productions, Inc.

    • Omingod says:

      Hay tantas irracionalidades en el artículo citado que no voy a perder el tiempo refutándolas.

      Cualquiera puede encontrar similitudes entre dos cosas totalmente diferentes. El Catolicismo y Objetivismo, por ejemplo, tienen muchísimo en común: Ambos están orientados al individuo; ambos aceptan que el individuo tiene voluntad; ambos buscan últimamente la felicidad personal individual; ambos persiguen valores; ambos tienen un código de ética claro y bien definido; ambos son sistemas filosóficos cerrados… Y sin embargo, en su esencia son sistemas de pensamiento completamente opuestos en todos y cada uno de sus aspectos fundamentales; uno proclama la moralidad de la vida, el otro proclama la moralidad de la muerte, uno lleva al progreso humano y a la felicidad individual, el otro a la Edad Media.

      La información sobre Satanismo es interesante para quien no había oído hablar de ello, como puede ser la información sobre hombres-lobo, OVNIs o brujería. Que alguien indique que lleva al Objetivismo es algo más bien curioso, creo.

  • rex says:

    Yo lo único que veo de bueno del satanismo, ya que pasé una época bastante metido en ello, es que aunque sea de un a forma estúpida e ineficaz, te lleva hasta Nietzsche y Ayn Rand, de hecho yo descrubrí Ayn Rand gracias al prólogo la biblia satánica, que la mencionaba a ella i a Nietzsceh como precursores de tan descabellada doctrina (Que en mi opinion, despues de un tiempo transcurrido, es lo mismo que el cristianismo pero en color negro y una estética oscura pera espantar a los crédulos).
    Por si queréis refutar un artículo de un satanista, aqúi os dejo un texto:
    El Satanismo y el Objetivismo
    Charles Nemo ©1997

    Objetivismo. La filosofía de Ayn Rand, es una fuente reconocida por parte de la filosofía Satánica como se describe en la Biblia Satánica de AntonLaVey. Ayn Rand fue una escritora brillante, penetrante, filósofa y sus novelas más vendidas “La rebelión de Atlas” y “El manantial” siguen atrayendo la atención merecida para una nueva generación de lectores. Yo soy un gran admirador de Ayn Rand, pero soy un admirador más fuerte de Anton LaVey, de las diferencias fundamentales entre la filosofía del Objetivismo y el Satanismo.

    En primer lugar, el Objetivismo, sostiene que la metafísica, la rama de la filosofía que se ocupa de la naturaleza de la realidad, determina la naturaleza de la epistemología (que se ocupa de cómo el hombre adquiere el conocimiento), así como la Ética (lo que se refiere a la valoración de la acción humana), la política (Ética social) y el arte. El desacuerdo filosófico actual sobre este tema aún continúa. Es, de hecho, una afirmación no probada por Rand, que nuestros supuestos metafísicos determinan la propia ética.

    Usted no tiene que comenzar con la metafísica para crear su Ética. El Satanismo no afirma que se conozca la verdad fundamental de la naturaleza de la realidad (la metafísica). De hecho, los Satanistas utilizan dos diferentes hipótesis de la metafísica sobre la realidad como se evidencia en los rituales Satánicos en comparación con el resto de la vida. En efecto, los Satanistas son pragmáticos en relación con sus creencias acerca de la realidad. Así, como los Satanistas no pretender conocer la absoluta “verdad” sobre lo que en realidad son, por definición, no “objetivistas” que sostienen que la realidad es totalmente objetiva. Los Satanistas proclaman que la duda es vital en la ausencia de la prueba. En este nivel fundamental no hay división entre los dos puntos de vista de la realidad.

    En segundo lugar, el Satanismo no sostiene que: “una vida adecuada para un ser racional”, es el único criterio de derecho Ético como lo hace el Objetivismo. En todo caso, el Satanismo, sostiene que la Indulgencia en la vida o “diversión” percibidas por el individuo es el más alto nivel de Ética. Los Satanistas ven que el Objetivismo ha entronizado la razón por encima del individuo en oposición a la utilización de este único medio de conocimiento como una herramienta para lograr un propósito. El Satanismo entroniza al individuo como un todo, no la razón, como la norma suprema para determinar el valor de las acciones (Ética).

    En tercer lugar, la filosofía de Rand rechaza como Ético aceptar el sacrificio de otro para uno mismo (parafraseando el final del juramento de Galt en La Rebelión de Atlas). El punto de vista Satánico ve como la Ética de la realidad de la dominación de los débiles por los fuertes. La afirmación contenida en el Objetivismo, es que el uso de la fuerza para hacer que los demás sean sometidos a la voluntad de la persona más fuerte o más inteligente es “malo” para el individuo. Esta es una afirmación de segundo mayor que el Satanismo se encuentra probada por los Objetivistas. En consecuencia, el Satanismo es mucho más flexible en la elección de acciones disponibles que en el Objetivista que simplemente no puede aceptar sus necesidades personales como absolutamente fiables para determinar el mejor curso de acción en cualquier circunstancia.

    En cuarto lugar, el Objetivismo,…

  • Coincido con Peikoff en su argumentación atea en base a la filosofía de AR. Además, no hay ni una sola prueba seria sobre la existencia ni de Dios ni de nada sobrenatural. Cualquier alusión a los libros sagrados -incluidas, y a pesar de, las mencionadas contradicciones bíblicas- es algo totalmente fuera de lugar. Una demostración racional -es decir filosófica y/o científica- no puede basarse nunca en información no racional. Ni siquiera una hipotética demostración de la no existencia de Dios de corte espiritual sería filosóficamente válida.
    Sobre lo referido al satanismo y su relación con Objetivismo me parece una manera de desprestigiar Objetivismo malintencionadamente; una manera de boicotear una filosofía a través de unas creencias que nada tienen que ver con un sistema filosófico basado en la racionalidad.

  • G Truchuelo says:

    Juan Antonio menciona refiriendose al caso concreto de Anton LaVey, fundador de la iglesia de satán. En cierta ocasión comentó que sus ideas y su religión eran esencialmente las ideas de Ayn Rand con rituales y simbolista añadida.

    No hay que ser muy listo para concluir que no entendió en absoluto Objetivismo. Tampoco hay que ser un experto en temas arte para percibir que la simbología Objetivista y satánica representan valores completamente opuestos.
    El arte Objetivista es precisamente lo opuesto a una cabra ensangrentada estampada sobre una estrella invertida, herencia de primitivos rituales místicos y salvajes..

    Si quieres arte Objetivista, aquí tienes una muestra:
    http://www.cordair.com

    Un articulo que escribí hace tiempo:
    http://www.larebeliondeatlas.org/?s=estetica+objetivista

  • JUAN ANTONIO says:

    ¿Qué hay de cierto en la identificación de algunos satanistas reconocidos, con las ideas de Ayn Rand?. Ya sé que eso no significa nada realmente, sólo quisiera saber si existe algun punto de conexión entre supuestos adoradores de satanas y las ideas deAyn Rand.

    • Omingod says:

      Juan Antonio, creo que si entiendes Objetivismo en lo más mínimo serás capaz tú mismo de darte la respuesta a una pregunta tan absurda como la que planteas. Cualquier cosa puede ser relacionada con cualquier otra cosa, pero en este caso la propia pregunta se cae por su propio peso.

  • Alfonso Enriquez de Salamanca says:

    Como complemento a lo expresado cito un libro que a mi me resulto de gran ayuda.. Se trata del libro “The case against God”, de George H. Smith. También me ha sido de utilidad otro libro titulado “Las mentiras fundamentales de la Iglesia”. En el se destapan las contradicciones internas de la Biblia (Antiguo y nuevo Testamento). El propio Papa Francisco nos sale con una nueva religión, distinta de la que enseñaron durante siglos los Papas y Obispos.

Previous Post
«
Next Post
»