Derechos

Archivado en Colectivismo , Derechos , Fuerza , Individualismo 33 Comentarios

Un “derecho” es un principio moral que define y sanciona la libertad de acción de un hombre en un contexto social. Sólo hay un derecho fundamental (todos los demás son sus consecuencias o corolarios): el derecho del hombre a su propia vida.

La vida es un proceso de acción auto-sustentada y auto-generada; el derecho a la vida significa el derecho a efectuar acciones de auto-sustentación y auto-generación – lo que significa: libertad de tomar todas las medidas requeridas por la naturaleza de un ser racional para mantener, mejorar, realizar y disfrutar de su propia vida. (Tal es el significado del derecho a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad.)

El concepto de “derecho” se refiere sólo a la acción – específicamente, a la libertad de acción. Significa libertad de compulsión física, de coerción o de interferencia por parte de otros hombres.

Así, para cada individuo, un derecho es la sanción moral de un positivo – de su libertad de actuar basado en su propio juicio, para conseguir sus propias metas, por su propia elección voluntaria y sin coacción. En cuanto a sus vecinos, los derechos de él no les imponen ninguna obligación a ellos, excepto de tipo negativo: abstenerse de violar los derechos de él.

El derecho a la vida es la fuente de todos los derechos, y el derecho a la propiedad es su única implementación. Sin derechos de propiedad ningún otro derecho es posible. Como el hombre tiene que mantener su vida por su propio esfuerzo, el hombre que no tiene derecho al producto de su esfuerzo no tiene medios para sostener su vida. El hombre que produce mientras otros disponen de lo que produce, es un esclavo.

Tened en cuenta que el derecho a la propiedad es un derecho a la acción, como todos los demás: no es el derecho a un objeto, sino a la acción y a las consecuencias de producir o conseguir ese objeto. No es la garantía de que un hombre vaya a obtener un bien específico, sino sólo una garantía de que será el propietario de ese bien si lo obtiene. Es el derecho a obtener, guardar, usar y disponer de valores materiales.

- – -

“Derechos” son un concepto moral – el concepto que nos da una transición lógica desde los principios que guían las acciones de un individuo hasta los principios que guían su relación con otros – el concepto que preserva y protege la moralidad individual en un contexto social – el vínculo entre el código moral de un hombre y el código legal de una sociedad, entre ética y política. Los derechos individuales son el medio de subordinar la sociedad a la ley moral.

- – -

El hombre tiene estos derechos, no por el Grupo ni para el Grupo, sino contra el Grupo – como una barrera que el Grupo no puede cruzar;. . . estos derechos son la protección del hombre contra todos los demás hombres.

- – -

La fuente de los derechos del hombre no es ni la ley divina ni la ley parlamentaria, sino la ley de identidad. A es A – y el Hombre es el Hombre. Derechos son condiciones de existencia requeridas por la naturaleza del hombre para su supervivencia apropiada. Si el hombre ha de vivir en la tierra como hombre, es lo correcto que él use su mente; es lo correcto que actúe según su propio libre albedrío; es lo correcto que trabaje por sus valores y retenga el producto de su trabajo. Si la vida en la tierra es su objetivo, tiene el derecho a vivir como un ser racional: la naturaleza le prohíbe lo irracional. Cualquier grupo, cualquier pandilla, cualquier nación que intente negar los derechos del hombre es incorrecta, lo que significa: es malvada, lo que significa: es anti-vida.

- – -

Dado que el conocimiento, el pensamiento y la acción racional son atributos del individuo, dado que la opción de ejercer su facultad racional o no depende de cada individuo, la supervivencia del hombre requiere que aquellos que piensan sean libres de la injerencia de los que no lo hacen. Dado que los hombres no son ni omniscientes ni infalibles, deben ser libres de estar de acuerdo o en desacuerdo, de cooperar o seguir cada uno su curso independiente, cada uno según su propio juicio racional. La libertad es el requisito fundamental de la mente del hombre.

- – -

Los derechos individuales son el único principio apropiado para la convivencia humana, porque está basado en la naturaleza del hombre, es decir, en la naturaleza y las necesidades de una consciencia conceptual. El hombre gana enormes valores al tratar con otros hombres; vivir en una sociedad humana es la forma adecuada de vida – pero sólo bajo ciertas condiciones. El hombre no es un lobo solitario y no es un animal social. Es un animal contractual. Él tiene que planificar su vida a largo plazo, tomar sus propias decisiones, y tratar con otros hombres por acuerdo voluntario (y tiene que poder confiar en que cumplan los acuerdos a los que se comprometieron).

- – -

Un derecho es la sanción de acción independiente. Un derecho es lo que puede ejercerse sin el permiso de nadie.

Si existes sólo porque la sociedad te permite que existas – no tienes derecho a tu propia vida. Un permiso puede ser revocado en cualquier momento.

Si, antes de emprender cualquier acción tienes que pedirle permiso a la sociedad – entonces no eres libre, te concedan el permiso o no. Sólo un esclavo actúa bajo permisos. Un permiso no es un derecho.

No cometas el error, en este punto, de pensar que un trabajador es un esclavo y que él realiza su trabajo por permiso de su patrón. Él no lo tiene por permiso – sino por contrato, es decir, por acuerdo mutuo y voluntario. Un trabajador puede renunciar a su trabajo. Un esclavo no.

- – -

El Derecho a la Búsqueda de la Felicidad quiere decir el derecho del hombre a vivir por sí mismo, a elegir lo que constituye su propia felicidad privada, personal, individual, y a trabajar para conseguirla, siempre que respete el mismo derecho en los demás. Esto significa que el Hombre no puede ser forzado a dedicar su vida a la felicidad de otro hombre ni a cualquier número de otros hombres. Significa que el grupo – el colectivo – no puede decidir cuál ha de ser el objetivo de la existencia de un hombre ni determinar lo que él escoge como su felicidad.

- – -

Dado que el Hombre tiene derechos individuales inalienables, esto significa que los mismos derechos los tienen, individualmente, cada hombre, todos los hombres, y en todo momento. Por lo tanto, los derechos de un hombre no pueden y no deben violar los derechos de otro.

Por ejemplo: un hombre tiene derecho a vivir, pero no tiene derecho a quitarle la vida a otro. Tiene derecho a ser libre, pero no tiene derecho a esclavizar a otro. Tiene derecho a elegir su propia felicidad, pero no tiene derecho a decidir que su felicidad está en la miseria (o el asesinato o el robo o la esclavitud) de otro. El propio derecho sobre el cual actúa define el mismo derecho de otro hombre, y sirve como una guía indicándole lo que puede o no hacer.

- – -

No es la sociedad, ni ningún derecho social, lo que te prohibe matar – sino el derecho inalienable de otro hombre a vivir. No es un “término medio” entre dos derechos – sino una línea divisoria que mantiene ambos derechos intactos. La división no se deriva de un edicto de la sociedad – sino de tu derecho individual inalienable. La definición de este límite no es establecida arbitrariamente por la sociedad – sino que está implícita en la definición de tu propio derecho.

Dentro de la esfera de tus propios derechos, tu libertad es absoluta.

- – -

Un derecho no puede ser violado, excepto por la fuerza física. Un hombre no puede privar a otro de su vida, ni esclavizarlo, ni prohibirle que busque su felicidad, excepto mediante el uso de la fuerza contra él. Cuando se le obliga a un hombre a actuar sin su consentimiento libre, personal, individual y voluntario – su derecho ha sido violado.

Por lo tanto, podemos establecer una clarísima división entre los derechos de un hombre y los de otro. Es una división objetiva – no sujeta a diferencias de opinión, ni a la decisión de la mayoría, ni al decreto arbitrario de la sociedad. Ningún hombre tiene el derecho de iniciar el uso de la fuerza física contra otro hombre.

- – -

No hay tal cosa como “el derecho a un trabajo” – sólo existe el derecho al libre comercio, es decir: el derecho de un hombre a aceptar un empleo si otro hombre decide contratarlo. No hay “derecho a una vivienda,” sólo el derecho de libre comercio: el derecho a construir una casa o a comprarla. No hay “derechos a un salario ´justo´ o a un precio ´justo´” si nadie opta por pagarlo, por contratar a un hombre o comprar su producto. No hay “derechos de los consumidores” a leche, zapatos, películas o champán si no hay productores que deciden fabricar tales artículos (sólo existe el derecho a fabricar esos productos uno mismo). No hay “derechos” de grupos especiales, no hay “derechos de agricultores, de trabajadores, de empresarios, de trabajadores, de hombres de negocios, de los viejos, de los jóvenes, de los que aún no han nacido”. Sólo hay Derechos del Hombre – derechos que posee cada hombre individual y todos los hombres como individuos.

- – -

Si algunos hombres pueden exigir por derecho los productos de la labor de otros, esto significa que esos otros están siendo privados de sus derechos y condenados a trabajos forzados.

Cualquier supuesto “derecho” de un hombre que requiera la violación de los derechos de otro, no es y no puede ser un derecho.

Ningún hombre puede tener derecho a imponer sobre otro hombre una obligación que éste no escogió, un deber no recompensado o una servidumbre involuntaria. No puede existir tal cosa como “el derecho a esclavizar”.

- – -

El fin no justifica los medios. Los derechos de uno no pueden obtenerse mediante la violación de los derechos de otros.

- – -

Dado que sólo un hombre individual puede tener derechos, la expresión “derechos individuales” es una redundancia (que uno tiene que utilizar a efectos de clarificación en el caos intelectual de hoy). Pero la expresión “derechos colectivos” es una contradicción en términos.

- – -

Un grupo, como tal, no tiene derechos. Un hombre no puede adquirir nuevos derechos por unirse a un grupo ni perder los derechos que ya posee. El principio de los derechos individuales es la única base moral de todos los grupos o asociaciones.

- – -

Los derechos individuales no están sujetos a voto público; la mayoría no tiene derecho a votar para quitarles los derechos a una minoría; la función política de los derechos es precisamente proteger a las minorías de la opresión de las mayorías (y la menor minoría en la tierra es el individuo).

- – -

Cuando los derechos individuales son abolidos, no hay forma de determinar quién tiene derecho a qué; no hay forma de determinar la justicia de las reclamaciones, los deseos o intereses de nadie. El criterio, por lo tanto, retrocede al concepto tribal de: nuestros deseos están limitados sólo por el poder de nuestra banda. Para sobrevivir en tal sistema, los hombres no tienen otra opción que temer, odiar y destruirse los unos a los otros; es un sistema de tramas furtivas, de conspiraciones secretas, de pactos, favores, traiciones, y de golpes de estado repentinos y sangrientos.

- – -

Una de las nociones utilizadas en todas partes para justificar el servicio militar obligatorio, es el “derecho a imponer obligaciones”. Obligaciones, ¿para quién? – E impuestas, ¿por quién? Ideológicamente, esa noción es peor que la maldad que intenta justificar: implica que los derechos son un regalo del Estado, y que un hombre tiene que comprarlos ofreciéndoles algo (su vida) a cambio. Lógicamente, esta noción es una contradicción: dado que la única función apropiada de un gobierno es proteger los derechos del hombre, el gobierno no puede demandar control de su vida a cambio de esa protección.

La única “obligación” implícita en los derechos individuales es una obligación impuesta, no por el Estado, sino por la naturaleza de la realidad (es decir, por la ley de identidad): la consistencia, que, en este caso, significa la obligación de respetar los derechos de los otros, si uno quiere sus propios derechos sean reconocidos y protegidos.

- – -

Un embrión no tiene derechos. Los derechos no pertenecen a un ser potencial, sólo a un ser real. Un niño no puede adquirir ningún derecho hasta que ha nacido. Los vivos tienen prioridad sobre los aún-no-vivos (o los no nacidos).

- – -

El concepto de los derechos individuales es tal prodigiosa hazaña de pensamiento político que pocos hombres lo comprenden plenamente – y doscientos años no han sido suficientes para que otros países lo entiendan. Pero este es el concepto al que le debemos nuestras vidas – el concepto que hizo posible que pudiéramos hacer realidad todo aquello de valor que hicimos, lograremos o experimentaremos.

- – -

Si los hombres han captado alguna tenue pizca de respeto por los derechos individuales en sus tratos privados entre ellos, esa pizca se desvanece en cuanto consideran asuntos públicos – y lo que salta a la arena política es un cavernícola que no puede concebir ninguna razón por la cual la tribu no puede hundirle el cráneo a cualquier individuo si así lo desea.

# # #

Fuentes:

“Derechos del Hombre”, The Virtue of Selfishness

“Derechos Colectivizados”, The Virtue of Selfishness

“Textbook of Americanism”, The Ayn Rand Column

“Discurso de Galt”, For the New Intellectual

“What Is Capitalism?”, Capitalism: The Unknown Ideal

“The Cashing-In: The Student Rebellion”, Capitalism: The Unknown Ideal

“The Roots of War”, Capitalism: The Unknown Ideal

“The Wreckage of the Consensus”, Capitalism: The Unknown Ideal

“A Nation´s Unity”, The Ayn Rand Letter

“Of Living Death”, The Objectivist

# # #

¿Te interesan estas ideas? Adquiere los libros de Ayn Rand y de Objetivismo traducidos al español aquí https://larebeliondeatlas.org/ebooks/

“Quien lucha por el futuro vive en él hoy” — Ayn Rand

# # #

Publicado por Omingod   @   8 May 2011 33 Comentarios
Tags : ,

33 Comentarios

Comentarios
Jan 19, 2012
11:39 am
#1 thefreebird :

Ahora mismo, acabo de leer esto a escondidas en mi movil en clase de derecho. Es curioso que la mayoria gente que sale de la universidad lo hacen recitando el codigo civil de memoria pero no son capaces de ni siquiera pensar y mucho menos profundizar sobre este texto. A partir de ahora es uno de mis preferidos en objetivismo.org y entre todas las cosas que he leido y leere en toda mi vida.

Mar 28, 2012
7:37 pm
#2 Augusto DOS SANTOS :

HOLA. EL OBJETIVISMO ME PARECE LA CORRIENTE FILOSOFICA MAS SENSATA QUE HE LEIDO EN MI VIDA DE CASI 50 AÑOS. Y ME GUSTARIA HACER CRITICAS CONSTRUCTIVAS. ACABO DE LEER SOBRE DERECHOS Y PARECE FANTASTICO LO EXPRESADO, PERO EN EL PARRAFO QUE MENCIONA A LOS NO NACIDOS SUBYACEN ERRORES. EN LA CUARTA ORACION ¿LOS NO NACIDOS NO ESTAN VIVOS? EN LA TERCERA ORACION QUE ESTABLECE EL NACIMIENTO ( EL QUE PUEDE OCURRIR A LOS 9,8,7,6 Y POR LA TECNOLOGIA ACTUAL A LOS 5 MESES) ES POR TANTO UN TERMINO ARBITRARIO. EN LA SEGUNDA ORACION MENCIONA POTENCIA Y NO REAL. UN CHICO EN LA PANZA DE SU MAMA REALIZA TODAS LAS ACTIVIDADES FISIOLOGICAS DE CUALQUIER SER VIVO REAL Y NO IMAGINARIO. y DESDE EL MOMENTO DE LA CONCEPCION NO SE LE AGREGA NADA QUE NO SEA LO QUE CUALQUIER SER VIVO NECESITA: OXIGENO, NUTRIENTES Y EXCRETA COMO CUALQUIERA. LLORA, SUEÑA, APRENDE, ETC. Y VISTO DE OTRA MANERA UN CHICO RECIEN NACIDO PUEDE VIVIR POR SUS MEDIOS O UNO DE DOS O DE TRES. y SI EL DESARROLLO ES UNA PREOCUPACION. ¿CUANDO PARA USTED DEJAMOS DE DESARROLLARNOS?. uN OJO POR EJEMPLO NO SE DESARROLLA COMPLETAMENTE HASTA LA TERCERA DECADA DE VIDA. eN ESTA CUESTION ONTOGENETICA HAY UN SER VIVO INDIVIDUAL Y COMPLETO DESDE LA CONCEPCION. eL ESTABLECER CUALQUIER OTRO LIMITE ARBITRARIO TRAERIA APAREJADO LA PERDIDA DE DERECHOS INDIVIDUALES TRASPASADA ESA LINEA QUE ¿QUIEN LA ESTABLECERIA Y CON QUE CRITERIOS O INTERESES? LA VIABILIDAD QUE YA MENCIONE Y LA MAS RECURRENTE EN ESTE AMBITO. eSO SENTARIA EL PRECEDENTE QUE LO QUE NO ES VIABLE NO ES HUMANO Y POR ENDE NO LE CORRESPONDE DERECHOS EN UNA SOCIEDAD QUE POR LO TANTO LOS ELIMINARIA POR SER UNA CARGA SI ALGUIEN CON PODER O POTENCIA LOS INCOMODASE. dEJANDO LIBRE DE RESPONSABILIDAD A MUCHA GENTE DE HACER LOS QUE SUS DESEOS LES INDIQUE Y POR LO TANTO ACERCANDOSE PELIGROSAMENTE A LAS FILOSOFIAS QUE EL OBJETIVISMO RECHAZA. PUES DE UN DESEO PASARIAMOS A UNA NECESIDAD Y DE AHI A UN DERECHO. Y POR LO TANTO NO SOLO LOS NO NACIDOS SERIAN SACRIFICABLES SINO EN EL FUTURO CERCANO LOS INVALIDOS Y VIEJOS. Y POR ULTIMO APARECERIA CUALQUIER CRITERIO COLOR, SEXO, IDEAS, ETC. FUE UN PLACER PODER COMUNICARME CON USTEDES.

Nov 29, 2012
1:48 am
#3 Marcos :

Esto no va aquí exactamente, pero bueno, ahí va. Tengo un par de dudas.

Está claro que el capitalismo es un sistema que protege los derechos inalienables de los seres humanos. Pero ¿qué hay de aquellos que buscan el dolor por dolor? Asesinos de gatos, perros, gente que es propietaria de perros y les pegan palizas de muerte, los torturan, esa clase de cosas, en general, una mente psicopática con sed de sangre (aunque sea con no humanos). He de suponer que no recibirían amonestación alguna por parte del gobierno, y nadie tiene derecho a interferir en aquello. ¿Estoy en lo correcto? La verdad me desconcierta.

Otra cuestión, estuve pensando sobre las normas de tráfico -y todo lo que conlleva-. ¿No sería “liberticida” establecer normas de circulación por parte del Estado en todo caso? Y si las carreteras son privadas, ¿qué interés podrían tener las empresas dedicadas a ello en eso?

Nov 29, 2012
2:25 pm
#4 Miguel :

Estás en lo correcto, moralmente es reprobable pero el Estado solo puede intervenir para proteger los derechos individuales y los animales no tienen derechos, por tanto es libertad de cada uno el realizar esas acciones siempre que no sean animales propiedad de otra persona en cuyo caso se estaría violando el derecho de propiedad.

Es liberticida que el Estado se encargue de regular carreteras, estas deberían ser privadas, porque son financiadas actualmente con cargo a impuestos y además no existe ningún motivo racional para pretender que las vías de tránsito deban estar en manos del Estado, por la misma razón que tampoco existe justificación alguna a que las vías de tren sean públicas cuando es posible trazar vías privadas.

En cuanto al interés propio de establecer normal, muy sencillo, la gente desea pasar por sitios donde no existan accidentes y riesgos para su vida, y obviamente eso es un activo valorable, la gente podría disputarse el espacio que existe y construir carreteras que aseguren mayor protección.

Pero esa pregunta debería formularse así: ¿ Qué interés podría tener el Estado en hacer cumplir normas de tráfico, yo no veo ninguno, porqué los burócratas si tienen interés en que el tráfico sea seguro y los principales implicados en la conducción que son los ciudadanos no deberían tenerlo?

El problema estriba en pensar que los ciudadanos son personas estúpidas que no saben lo que les conviene y que los burócratas son seres inteligentes que si saben lo que les conviene a los demñas.

La misma razón hay para no querer accidentes por parte de los privados que de no querer envenenarse tomando lejía o comiendo setas del campo que uno desconoce o plantas que uno tampoco conoce, interés propio, igual que yo no me tomo lejía porque no me viene bien y no me es útil tomarla tampoco me es útil a mi que haya carreteras en donde me pueda matar, y naturalmente un empresario que cobre por una carretera lo que quiere es que la gente pague por el servicio y para ello es totalmente de sentido común que trate de mejorar el servicio de transporte de carretera, porque nadie quiere sufrir un accidente que lo lesione de por vida o lo mate, o bien le destruya las mercancías.

Si estás leyendo la Rebelión de Atlas, ¿ Qué interés puede tener la protagonista de la misma en que sus trenes no sufran accidentes? Pues la misma razón tendría el dueño de una carretera. Y desde luego no hay ninguna justificación lógica para que los burócratas sí sepan que les conviene a la gente respetar esas normas, y por otra parte, ¿ Qué te hace pensar que los burócratas son muy inteligentes y saben cuales son esas normas correctas?

Mar 5, 2013
8:31 pm
#5 Rapaz :

Puesto que Ayn Rand habla del derecho a la vida como inalienable, ¿qué opina, en general, el Objetivismo sobre la pena capital? ¿Es aceptable esa idea de que un individuo desecha su propio derecho a la vida cuando viola ese mismo derecho en otro individuo?

Mar 7, 2013
10:02 pm
#6 Guido :

La pena de muerte es justa. De no existir, significa que existe el derecho a matar y que no te maten.

La verdadera justicia, para el objetivismo, es la ley del talión. No hay ninguna explicación racional a recibir una condena inferior al daño causado. Todas las explicaciones parten de caprichos, sentimentalismos y “fe”. Pero no están basadas en los hechos.

Y el hecho es que si no te condenan a muerte, seguis viviendo mientras que la víctima está muerta. Y eso se convierte en un “derecho” (entre comillas, porque no es un derecho).

Mar 8, 2013
12:00 am
#7 Rapaz :

Me gustaría recibir una explicación más clara de qué tipo de orden o equilibrio se crea o se recupera respondiendo al daño con daño.

Mar 8, 2013
12:33 am
#8 godmino :

Es muy fácil: el primer “daño” que mencionas consiste en violar los derechos de otro individuo. El segundo “daño” que mencionas es hacer justicia contra quien ocasionó esa violación; no es violar sus derechos, es darle lo que se merece por haber iniciado la fuerza y de esa forma haber violado los derechos de otro. Ese es el equívoco, que la palabra que usas es la misma — “daño” — pero el significado es diferente. “Matar” es matar, el acto en sí es el mismo, pero no es lo mismo matar a un inocente (una violación de su derecho a la vida) que matar en defensa propia (o matar a un asesino que ha perdido sus derechos al violar los derechos de otros). Nunca hay que ignorar el contexto.

Mar 8, 2013
2:05 am
#9 Guido :

Agrego una cosa más:

Las connotaciones éticas entre iniciar el uso de la fuerza, y responderle al que inicia el uso de la fuerza son extremadamente distintas.

Cualquier tirano va a tener el discurso de “cualquier cosa es violencia” o “cualquier violencia es mala”, “paremos con la violencia”. Y esa es la falacia, el término “cualquiera”. Es decir, la violencia es mala por sí misma, sin siquiera discernir cuál violencia es irracional (el inicio del uso de la fuerza), y cuál es racional (la respuesta al que inicia el uso de la fuerza). Cuando dicen “cualquier violencia es mala” es intricisismo puro. El término es malo por sí mismo, sin ningún tipo de análisis racional.

Mar 8, 2013
12:18 pm
#10 Rapaz :

Lo de no ignorar el contexto es importante, aunque partiendo de ello yo propondría no comparar a un agresor en el acto de agresión con un agresor neutralizado.

De todas formas, creo que la Ley del Talión plantea un problema, y es que habla de transacciones.
Guido ha expresado muy bien la semilla del problema, y es que según dicha filosofía, en una Carta de Afirmación de Derechos pondrían las siguientes palabras, al menos como él las ha expresado:
AFD 1. “No tienes derecho a matar y que no te maten.”
Parece lógico, pero esta afirmación implica otra de la que no podríamos prescindir:
AFD 1.1. “Tienes derecho a matar, siempre que después te maten.”
Y no creo que esto sea un non sequitur. La idea de que una persona pierde sus derechos al violar los de otros también implica que esa persona, si lo paga con sus propios derechos, puede hacer absolutamente cualquier cosa.
Al final con ambas AFD estamos legitimando un “intercambio de derechos”. Es decir, que la vida de otro se puede comprar con la propia y de forma legítima. Diría que el “ojo por ojo”, es decir, “daño por daño y vida por vida” propone eso.

Esto, por un lado (esta parte es discutible), legitimaría los asesinatos suicidas.
Y por otro lado (y creo que esto es una consecuencia lógica del “intercambio de derechos”) estaríamos afirmando positivamente que, en el mismo instante en que un asesino condenado a muerte pierde la vida a manos del verdugo, sus acciones han quedado legitimadas, expiadas, redimidas… o algo así, porque “ha pagado lo que tomó″. En tal caso ya no podríamos hablar de él como si hubiera sido un criminal, sino como un individuo que ejerció un derecho, el AFD 1.1., aunque de mala gana.

Soy de la opinión de que si apoyamos el AFD 1., inevitablemente apoyamos el AFD 1.1., que no deja de ser un “derecho a matar” o un “derecho de agresión” que se puede comprar aunque a un alto precio.
La única forma de evitar el AFD 1.1., es revocar el AFD 1., dejándolo en “No tiene derecho a matar.” Y eso iría por todos.
Yo apostaría por un derecho más sencillo, que considero mucho más coherente: “No puedes usar la violencia salvo como medio de protección.”

Aunque claro, los que pensamos esto tenemos que rendir cuentas ante muchas preguntas del tipo: “Y entonces, ¿qué habríamos hecho con Osama Bin Laden o Sadam Husein?”.

Mar 8, 2013
8:08 pm
#11 godmino :

Rapaz, tu “lógica” no resiste el más mínimo análisis.

Mar 8, 2013
9:15 pm
#12 Rapaz :

Bueno, explícame el primer fallo de la misma.

Mar 9, 2013
3:41 pm
#13 Guido :

AFD 1.1. “Tienes derecho a matar, siempre que después te maten.”

De la misma manera que tienes derecho a que alguien te arregle el vidrio de tu casa, después de que esa misma persona te lo rompe. Pero en realidad no es un intercambio de derechos. El hecho de romperle el vidrio a tu vecino implica que tenés una obligación moral en arreglarselo.

No hay tal cosa como “intercambio de derechos”, porque el inicio de la fuerza contra alguien forma parte de un intercambio que no es ni libre ni voluntario. La víctima de un asesinato no puede volver a vivir, ni se le puede pagar por el daño que sufrió. La única forma de pagarlo es perdiendo tu propia vida.

La comunidad no puede darte de comer en una cárcel a cambio de nada. Eso sería una expropiación por parte del preso hacia la comunidad. El victimario tampoco le puede pagar a la comunidad el daño que cometió, dado que sería una expropiación de la comunidad hacia el victimario, y además la vida del muerto no tiene un valor objetivo que pueda ser determinado por la sociedad.

La única forma de pagar por el crimen que cometiste es perdiendo la propia vida. Perdiste el derecho a vivir desde el momento en que cometiste el asesinato. Y eso significa que tu obligación racional es no vivir. No es que hay un “intercambio de derechos”.

Como dijo godmino…tu lógica no resiste el más mínimo análisis.

Mar 9, 2013
8:26 pm
#14 godmino :

“Cuando un individuo viola el derecho de otra persona (hablamos del de la vida en concreto)… ¿sacrifica el propio?”

Yo no usaría la palabra “sacrifica” pues en Objetivismo tiene un sentido diferente y se presta a confusión. Pero ciertamente, quien no respeta el derecho básico de otros individuos pierde sus derechos total o parcialmente. Ahora bien, no siempre se justifica la pena de muerte, puede que sea sólo el derecho a la libertad, etc. (como en el caso de un accidente de tráfico en el que uno mata a otros por ser irresponsable o por estar borracho), pero como digo esto es filosofía del derecho y hay que ver cada caso concreto, siempre dentro del contexto relevante.

Mar 9, 2013
9:21 pm
#15 godmino :

No tiene ningún sentido eso de: “No se da B al no darse A”, equivale a “Se da B al darse A”.

Uno de los innumerables ejemplos caseros: “No sudo si no corro” equivale a: “Sudo si corro” (??). (Falso: Puede ser que uno no sude si no corre, y que tampoco sude si corre.)

Otro: “No llueve si no hay nubes” equivale a “Llueve si hay nubes”. (Falso: puede no llover aunque haya nubes).

Otro: “No te entiendo si no hablas español” equivale a “Te entiendo si hablas español”. (Falso, puedes hablar español y yo no entenderte).

Una cosa no se deduce de la otra en absoluto, todos ellos son ejemplos de un “non-sequitur” (independientemente de que la premisa inicial sea verdadera o falsa).

Estas discusiones racionalistas son una pérdida de tiempo y no llevan a ningún lugar.

Mar 9, 2013
9:45 pm
#16 Guido :

La condena perpetua con rehabilitación implica sacrificio por parte de la comunidad.

¿Quién paga por esa rehabilitación? ¿Quién paga por la comida que recibe el preso? Respuesta: los demás individuos. El única sistema penal justo es aquel en el cuál el preso produce lo que consume, más lo que debe pagarle al damnificado.

Si eso no ocurre, hay sacrificio. Y Objetivismo rechaza completamente el sacrificio.

Mar 9, 2013
10:09 pm
#17 Rapaz :

Godmino, el teorema es:
· No puede ocurrir A, sin que ocurra B.
· Pero al ocurrir B, puede ocurrir A.

A = Derecho a matar
B = Que después te maten.

No tiene nada que ver con los ejemplos que has puesto.

Mar 9, 2013
10:16 pm
#18 Rapaz :

Quizá no lo expreso bien, pero estamos hablando de una A y una B que no pueden existir la una sin la otra.

Mar 10, 2013
10:31 am
#19 godmino :

El beneficio racional que se obtiene ejecutando a un asesino es el de hacer justicia; quienes lo obtienen son las víctimas (los parientes vivos de las víctimas, claro) y todos los demás hombres racionales. Supongo que la mayoría de la gente entiende las razones por las que fueron ejecutados los dirigentes nazis, y estaría a favor de que fuesen ejecutados los terroristas del 11 de Septiembre: por justicia. (Sólo los religiosos extremistas de cualquier religión podrían estar en contra por considerar que una vida humana tiene valor “intrínseco”). Luego llegamos a casos igualmente claros, como otras matanzas terroristas de menor envergadura aunque igualmente inmorales; de matanzas en escuelas; de violación y muerte de mujeres indefensas. Podemos ir bajando en la escala de monstruosidad, y si a la vez vamos subiendo en la escala de duda, llegamos a casos limítrofes que habría que estudiar caso a caso. Pero el principio a aplicar es el mismo.

La pena de muerte no se instituye por “venganza”, del mismo modo que no se le obliga a alguien a restituir lo robado por venganza, ni se mete en la cárcel a un delincuente o a un asesino por venganza. Las leyes tienen que ser objetivas, tienen que equiparar delito con castigo, y hay delitos que implican que quien los comete, por el mero hecho de cometerlos, pierde sus derechos: a su propiedad, a su libertad, e incluso en casos extremos a su vida.

En cuanto a la “posibilidad de error judicial”, tenemos que llevar cuidado. Esa “posibilidad” no invalida el que haya casos en los que la posibilidad quede anulada, o sea, en los que la culpabilidad del acusado sea una certeza. El que en algunos casos haya duda no quiere decir que en todos los casos haya duda y que por lo tanto tengamos que desistir de administrar justicia. Sería tan absurdo como decir que, puesto que siempre existe la posibilidad de ser atropellado, nunca voy a salir a dar un paseo.

El actuar racionalmente a veces exige que privemos de derechos a otros (específicamente, del derecho a la vida). Un ejemplo es el bombardear un escondrijo de terroristas donde puede haber gente inocente, pero esa puede ser la única acción disponible para que hombres racionales puedan defender sus propios derechos. Los derechos de un individuo son inalienables, pero son *objetivos*, no intrínsecos: siempre existen en un contexto.

No recuerdo si Peikoff trata explícitamente el tema de la pena capital o en qué detalle, pero espero que todo esto quede más claro con el capítulo de la virtud de la justicia (el próximo a ser traducido en OPAR), y luego con el tema más general de los derechos individuales y el papel del gobierno.

Mar 11, 2013
12:20 am
#20 Guido :

Un castigo que es inferior al daño cometido, es necesariamente irracional. Y generalmente el origen de eso es el término engañoso de “misericordia” que la Iglesia Católica introdujo en la sociedad hace siglos.

Eso está basado en la falsa idea de que existe la justicia y la misericordia al mismo tiempo, cuando en realidad son opuestos. El derecho a obtener “misericordia” de la sociedad necesariamente implica injusticia hacia la víctima. El perdón forzado y obligado es sacrificio…

Si la familia de la víctima, o los amigos, o los que fueren deben abstenerse de retaliarse contra el asesino por motivos de “misericordia”, en contra de su voluntad, significa que el Estado está obligando a esas personas a hacer sacrificio y a perdonar a la víctima. Y a su vez, el victimario está pasando a tener “derecho” a la misericordia. Y no existe tal cosa como el “derecho a que me perdonen”. El perdón, en todo caso, saldrá de un acto libre y voluntario de la víctima.

Pero cuando el Estado no castiga al delincuente en la misma proporción al daño causado, significa que está obligando a la víctima a perdonar, en contra de su propia voluntad. Y eso es sacrificio, algo contrario a lo que sostiene Objetivismo.

Mar 11, 2013
1:17 pm
#21 Rapaz :

Lo único que yo quisiera expresar es mi rechazo por el concepto de “justicia retributiva” y el concepto de “castigo” como un fin en sí mismo, son dos premisas de las que se parte a menudo para defender esas cosas, y que yo rechazo.

Mar 11, 2013
3:29 pm
#22 Rapaz :

Con esto ya lo he dicho todo. Muy buen debate.

Mar 12, 2013
11:29 pm
#23 godmino :

@Mattthespaniard. Lo siento. El tono condescendiente y sarcástico de tu comentario no nos impresiona en lo más mínimo ni compensa el hecho de que en el fondo no estás diciendo nada.

Si crees que puedes sacarnos de nuestra supuesta “ignorancia”, adelante, por favor infórmanos y edúcanos, estamos interesados en aprender y en corregir nuestros errores. Pero si no eso lo que buscas, entonces te pedimos amablemente que no pierdas el tiempo pretendiendo estar muy por encima de las ideas de Objetivismo (sin ofrecer ningún argumento de ningún tipo), ni tratando de intimidarnos con tu actitud de “perdona-vidas”. No tenemos paciencia para eso.

Mar 13, 2013
4:19 am
#24 Juan Wedel :

Yo si estoy de acuerdo con la pena de muerte y explico el por qué.
Nuestra naturaleza como seres racionales nos permite tener derechos, según objetivismo un animal no puede tenerlos dado que los derechos derivan de la razón y estos no la poseen. Entonces, si un hombre decide actuar conscientemente como un animal, y asesinar sin justificación a alguien, el mismo abandona su derecho a la vida, al asesinar alguien está aceptando que otra persona puede hacer lo mismo con él porque él no cree en el derecho a la vida, aunque esta persona mantenga su facultad que lo caracteriza como ser humano, el esta consciente de que está actuando como un animal, por lo cual ha aceptado que no tiene los derechos de un ser humano.
Se habla acerca de los derechos inalienables, el derecho a la vida es uno, pero son inalienables gracias a su naturaleza, nuestra naturaleza de humanos con razón, si un ser humano abandona conscientemente su naturaleza, está eligiendo perder aquel derecho, que los derechos sean inalienables no significa que dios los dé, significa que depende del mismo hombre mantenerlo o no, si dependiese de dios serian derechos arbitrarios, sin causa, sin embargo la causa de nuestros derechos es nuestra facultad racional. Al condenar a alguien a la pena de muerte damos por hecho que a pesar de que aquel homicida posee una facultad racional, el la rechazó, al rechazar su facultad racional rechazo su naturaleza humana y su derecho a la vida, por lo cual no estamos condenando a un hombre, estamos condenando a un animal.

Mar 13, 2013
9:41 am
#25 godmino :

@Mattthespaniard. Bueno, gracias a ti. Por lo menos presentas una posición, si bien creemos que no debidamente justificada. Respondo a tus 6 puntos:

1) El principio de defensa propia requiere que a veces tengas que atacar y destruir a tu enemigo en su propio territorio, y eso puede implicar la muerte de inocentes como efecto colateral. El defenderse en esas situaciones es lo moral; el no hacer nada y dejar que te destruyan es lo inmoral.
Ver http://objetivismo.org/defensa-propia/

2) Una amenaza objetiva de fuerza equivale al inicio de la fuerza. Es moral defenderte y dispararle tú primero a un criminal que te está apuntando con una pistola, NO esperar a que él dispare primero. Esto se aplica a Israel destruyendo instalaciones enemigas o a los Estados Unidos atacando a Corea del Norte o a Irán antes de que ellos usen armas nucleares.
Ver https://www.youtube.com/watch?v=_Zyj6BuVzgY

3) Da igual cuál sea la razón por la que agreden; una vez identificado el agresor tu obligación moral es quitártelo de en medio. Los civiles nunca son el blanco de una operación militar, y ciertamente debes tenerlos en cuenta, pero no puedes dejar de actuar porque haya inocentes por medio.
Ver http://objetivismo.org/inocentes-en-guerra/

4) Ignorando tu ataque ad-hominem sobre Ayn Rand, la posición Objetivista es la que siempre ha sido: defenderse por todos los medios contra un agresor, no ser un “tigre de papel” como lo ha sido Estados Unidos en las últimas décadas.
Ver https://www.youtube.com/watch?v=2Juu_wGY4Hg
y http://objetivismo.org/11-de-septiembre-diez-anos-despues/
y http://objetivismo.org/la-guerra-que-hemos-malogrado/

5) En los términos más básicos, justicia es darle a cada uno lo que se merece. Tú puedes pensar que un asesino en serie se merece respeto, comida, y una larga vida sin problemas en un ambiente agradable — y serás juzgado por pensar eso. Juan Pablo II llegó a perdonar a quien le disparó y tuvo una reunión amigable con él, confirmando lo que la religion católica siempre ha predicado: “no juzgad y no seréis juzgados”, junto con “pon la otra mejilla”. Esa es una combinación letal, auto-destructiva e inmoral. Hay que juzgar y alabar o condenar, y la pena de muerte es para quien se la merece.
Ver http://objetivismo.org/justicia/

6) Finalmente estamos parcialmente de acuerdo en algo. Las emociones no son herramientas de conocimiento, y uno no debe actuar dejándose guiar por ellas. Pero las emociones no deben ser ignoradas, pues nos dan un resumen evaluativo relámpago sobre una determinada situación, y en el caso de “sentir” que alguien no merece vivir hay que analizar cuidadosamente si esa emoción es temporal e irracional y debe ser corregida, o si es tu subconsciente queriéndote dar información que llegará a ser una conclusión válida y racional, y sobre la cual sí tienes que actuar. Desde luego, por poner casos obvios, mi conclusión racional en cuanto a qué hacer con los líderes nazis o con los terroristas del 11 de septiembre está en perfecta sintonía con mis emociones.
Ver http://objetivismo.org/emociones/

Mar 13, 2013
9:57 am
#26 El Kapi :

Yo me posiciono en contra de la pena de muerte.

En lo personal no estoy del todo deacuerdo con la mayoría de las tesis objetivistas sobre el origen de los derechos. Entiendo que la razón es el pilar más grueso, pero diría que la mera pertenencia a la especie sí otorga un derecho, y diría que un hombre, por muchas animaladas que cometa, no deja de ser hombre; un hombre roto, pero un hombre.

Pienso que es una ingenuidad terrible creer que un ser humano violento e irracional es un ser de otra especie, además de un maniqueísmo. La ciencia de la evolución y la Historia nos han demostrado sobradamente lo violento que es el ser humano (mucho más que cualquier animal, luego la comparación de un asesino con un animal es casi un halago), y que si permitimos que la violencia dé lugar a violencia reflejada, la situación no mejora. Suena mucho a eslogan, pero es muy cierto aquello que dijo Gandhi: “Ojo por ojo, el mundo se quedará ciego”.

Además, yo diría que la falta de razón puede dar un buen motivo para un individuo sea privado, por parte de otros, de su libertad; lo contrario sería afirmar que los enfermos mentales no tienen derecho a la vida. Diría que la razón está más relacionada con el derecho a la libertad que al de la vida.
Por ello, creo que el que una persona mate no nos da a nosotros derecho a matarla.

Y lo más importante, como bien habéis dicho ya algunos: lo que a menudo entendemos por ‘justicia’ no es un fin en sí mismo, es un instrumento creado con una serie de fines concretos tales como la vida y la armonía en las relaciones humanas.
La idea de la justicia como un fin en sí mismo es puramente kantiana. Aquí habéis criticado duramente a Kant por encumbrar el deber por el deber y la abnegación por la abnegación, pero os habeís olvidado también de la justicia por la justicia y el castigo por el castigo, que son igualmente nocivos y maquinales.

La verdadera justicia no consiste en castigar sino en corregir. No se trata de eximir a los criminales de la responsabilidad de lo que hacen, pues entonces tampoco habría arrepentimiento posible. Se trata de hacer todo lo posible para ayudar al hombre a vivir como hombre.

Mar 13, 2013
10:31 am
#27 Rapaz :

Godmino, rechazar el ojo por ojo no equivale a poner la otra mejilla. Y cuando hablamos de justicia aristotélica, “a cada cual lo que le corresponde”, una vez más estamos proponiendo una vía para un logro, no un logro en sí. Hablamos de valores, de intercambio, de fruto del trabajo, de contrato.

El ojo por ojo es algo que roza el determinismo. Citando a Fredy Kofman, obedece a la misma lógica de dos niños que se pegan. A uno le preguntamos: ¿por qué le pegas? Y te dice: porque él me ha pegado primero. La traducción es: Yo no le estoy pegando, él se pega a sí mismo a través de mí.

Y con la muerte convertida en pena es especialmente ilógico, pues tampco tiene sentido que unos merzcan y otros no merezcan algo que es inevitable para todos.

Mar 13, 2013
12:55 pm
#28 Rapaz :

Un detalle: cuando Aristóteles habló de la justicia como facultad de “a cada cual, lo que le corresponde”, pienso que se refería a valores positivos en una relación de reciprocidad. No creo que pensara jamás en el daño a cambio del daño, aunque sólo es suponer.

Y me gustaría hacer una reflexión respecto al Principio de No Agresión. Hya dos opiniones diferenciadas respecto a la misma. Yo opino que la violencia sólo es lícita como medida de protección, pero no como un fin en sí en términos de represalia, venganza, devolución proporcional del golpe… Eso sería una contra-agresión.

Con estos temas, a veces parece que pretendemos ser piadosos con los despiadados e injustos con los justos, y eso es algo difícil de sobrellevar. Y además habría que diferenciar entre los distintos tipos de asesinos, pues creo que los hay más y menos conscientes de lo que hacen. Hay otra interesante reflexión de Richard Dawkins sobre ello, donde compara (qizá en un sentido desafortunado) el cerebro humano con una máquina que debe repararse y no castigarse. El problema, claro, ¿dónde entran ahí la culpa y la responsabilidad?

Mar 15, 2013
12:01 am
#29 godmino :

Por mí, adelante con cualquier argumento, me parece interesante lo que planteas. Me preocupa lo de “no es algo demasiado corto”, que puede querer decir que se extiende sin parar y va saltando de una cosa a otra.

Si puedes presentar la estructura básica de tu argumento de forma clara y concisa, y las conclusiones a las que llegas, excelente. Más adelante puedes elaborar los detalles si alguien quiere conocerlos.

Mar 15, 2013
9:46 am
#30 godmino :

@Mattthespaniard: Pues tú lo has dicho: eres “muy inocente”; lo que te salva es que otros no lo sean, porque si no fuera por ellos “el ejército invasor ya te habría agredido en tu propiedad” y no estarías vivo para contarlo (desde luego seguro que no tendrías ordenador).

Te has identificado como siendo un “pacifista”, lo que equivale a ser un parásito: un parásito de todos aquellos que sí piensan que tienen tanto el derecho como la obligación moral de defenderse de un agresor o un posible agresor. La posición Objetivista sobre este punto está resumida en http://objetivismo.org/pacifismo/.

Mar 15, 2013
11:34 am
#31 godmino :

Dices que te etiquetamos mal, que no eres un pacifista. Pero quien ve gente a su alrededor preparándose para atacarle y se queda de brazos cruzados, esperando como tú dices a que “un ejército invasor venga a agredirte en tu propiedad” de hecho no se está defendiendo, está permitiendo que le ataquen, o sea, es un pacifista. Eso es exactamente lo opuesto a la moralidad que alegas tener de tu lado.

Y respondo a tu acusación contra el Ayn Rand Institute y contra Leonard Peikoff, cuyas opiniones compartimos en Objetivismo.org: ellos no son “warmongers” ni tienen “ánimo belicista” ni predican “la agresión y la guerra”; y tampoco están a favor de “la guerra contra la droga, la prostitución, etc. etc.” ni las otras cosas que citas (al contrario, estamos en contra de todas esas “guerras” absurdas). Y a los irracionales hay que bombardearlos, no por ser irracionales, sino por el principio de defensa propia: porque tu integridad física está en peligro si no lo haces.

Puede que tú estés en contra de ese hombre de paja que has creado, pero ciertamente no refleja la posición de Objetivismo, la cual obviamente no entiendes o positivamente evades. Específicamente el Ayn Rand Institute y otros Objetivistas han criticado seriamente la política del gobierno americano de “exportar democracia” que tú le atribuyes a Objetivismo, y quien quiera confirmarlo sólo tiene que leer lo que publican, leerlo con atención y honestidad. Aquí hay sólo algunos ejemplos de la posición Objetivista, tomados de nuestras páginas:

http://objetivismo.org/la-guerra-que-hemos-malogrado/
http://objetivismo.org/libertad-es-incompatible-con-democracia/
http://objetivismo.org/el-premio-nobel-por-una-fachada-moral/
http://objetivismo.org/islamistas-pisotean-libertad-de-expresion/
https://larebeliondeatlas.org/2012/09/18/palabra-de-cobarde/

De cualquier forma, te agradecemos el que hayas expresado tus ideas aquí y el habernos dado una oportunidad de aclarar la posición Objetivista. Damos por concluído este hilo de discusión.

Mar 16, 2013
12:03 pm
#32 Rapaz :

Nearly Kefka Palazzo, muchas gracias por el guiño. No tengo ninguna costumbre de escribir tanto, pero dadme tiempo.

La razón por la que rechazo la pena de muerte (entendida por ejecución, es decir, matar deliberadamente a un ser humano neutralizado) es porque la considero la máxima y definitiva expresión de una de las peores creaciones humana: la Ley del Talión, ojo por ojo, vida por vida.

La filosofía de la Ley del Talión es que si se comete una injusticia irreversible (desde arrancar un ojo hasta arrancar una vida), la única forma de “arreglar” el daño es encajarlo en una situación “justa”, es decir, un intercambio equivalente. Esto es lo que encuentro irracional, intentar hacer justicia partiendo de una injusticia irreparable.

Además, me parece un modelo de justicia terroríficamente Kantiano. El objetivismo siempre se aleja de Kant porque defendiera cosas como el deber por el deber y el sacrificio por sacrificio; Kant desechaba la idea de que cualquiera de ambas cosas pudieran ser medios para fines, debían ser fines en sí mismos.
Yo creo que con la justicia y con los castigos ocurre lo mismo. Opino que la justicia es una herramienta para mejorar la vida de los seres humanos en sociedad; por ello creo que la definición Aristotélica de “a cada cual lo que le corresponde” se refiere a reciprocidad de valores positivos, no intercambiar ni devolver ni duplicar valores negativos. Por ello no creo en el castigo por el castigo ni en la justicia por la justicia, como fines en sí mismos. Un valor negativo como una herida, un golpe, un robo o una muerte nunca pueden ser fines en sí mismos para una herramienta orientada a proteger los valores positivos, a menos que admitamos que sí brindan un valor, que es una satisfacción personal y emocional.
Diría que esto, en el 50% de los casos, es venganza. Puede ser una venganza apasionada hacia uno mismo o una venganza aludida como ‘castigo proporcional’ en nombre de alguien que no puede vengarse, que en este segundo caso se disfraza de fría y matemática. El primero es placer, en el otro es alivio. En ambos casos, diría que extraer una satisfacción emocional (que puede ser un júbilo pasajero o un alivio de vacío) del anti-valor mismo y no de un valor derivado de este, es irracional y dañino para el espíritu humano.

El resultado es aquello que se entiende por justicia retributiva. Es un reparto de placeres y alivios partiendo de que todo crimen debe responderse con un castigo proporcional. Es un reparto institucionalizado de placeres y alivios; no estoy seguro de esto, pero hay quienes aseguran que los países donde esto se ha abolido tienden a tener menor criminalidad y a ser menos violentos en parte fruto de esto, del ejemplo emocional y espiritual que el Estado le da a los ciudadanos, aunque esto puede dar a colosales debates estadísticos.
Por esa principal razón sólo creo en la justicia protectora y reparativa.

Hay partidarios de la pena capital que se esfuerzan por separarla de la venganza. Afirman que “eliminan la venganza de la ecuación”. Creo que es un autoengaño. Extraer una satisfacción emocional positiva de un antivalor físico que no da lugar a ningún valor es sólo una venganza más impersonal o incluso una venganza institucionalizada. Creo que entre la necesidad emocional (a menudo disfrazada de intelectual) del sufrimiento ajeno es en sí nociva y mezquina, aunque a menudo se practique de forma insconsciente, y aunque hay una diferencia entre el sufrimiento de un inocente y un culpable, el sufrimiento del otro es sufrimiento del otro, y el placer o alivio propio es placer o alivio propio.
Creo que sólo por eso, más por nuestro bien que por el de cualquier monstruo, tenemos razones de sobra para no sesgar vidas si pudiéramos evitarlo.

Además, creo que el factor rehabilitativo de la justicia y los códigos penales es mucho más importante de lo que la gente piensa, e irónicamente el motivo es que, en demasiados casos, la esperanza de rehabilitación,…

Apr 15, 2013
7:53 pm
#33 Marcos :

Si alguien quiere destruirte es totalmente legítimo engañarlo para preservar tus valores. Aquí no creo que se predique esa tontería de “siempre debes decir la verdad;” siempre y cuando no pretendas obtener algo por fraude de la otra persona, es legítimo mentir.

Deja un comentario

 caracteres disponibles

Previous Post
«
Next Post
»
CrossBlock designed by DeltaManual.Com  |  In conjunction with Web Hosting   |   Web Hosting   |   Reverse phone